[xyz_lbx_default_code]

Archiv para marzo, 2013

Sale del Congreso la primera entrega de diputados chapulines

.

Ojalá ninguno regrese, ya sea porque hayan tenido éxito en sus empresas electorales o porque antepongan la dignidad en caso contrario.

La Ley no los inhibe de andar de aquí para allá, en la aventura que para cada uno de ellos significa la política a la tlaxcalteca. Tuvieron el privilegio de contarse entre los representantes del pueblo, pero su necesidad de idear nuevos mecanismos para no dejar la nómina los lleva a pensar que los envuelve un tipo especial de piel.

La Ley debe cambiar. Aquél que llegue, por la voluntad popular o por las facilidades matemáticas tendría que concluir la encomienda.

Como representantes populares, el pueblo debería tener la facultad de evaluarlos, para amonestarlos cuando por la magia de la multifacética relación, sobre todo con el Poder Ejecutivo, se vuelven raros. Los envuelve un halo de excesos. Su palabra se hace ambigua. Ni el dinero, ni el poder se les sube, sino lo pen… otra característica del que no ha tenido y llega a tener.

Comienza el desmantelamiento de la Legislatura. ¿Qué dejan tras sí quienes se van?

¿Un verdadero equilibro entre poderes? No. ¿Una ejemplar fiscalización? No. ¿Una participación constructiva para solidificar los pilares legales sobre los cuales el estado se afianza? Para nada.

Entonces, ¿a qué se dedicaron?

A ser diputados (a la tlaxcalteca)

Bueno, por lo menos, ¿dejaron una contribución para los afectados por la explosión en Natívitas? Menos… no les toque el asunto de dinero porque se cambian de nombre.

¿Serán bien recordados por el papel desempeñado como miembros del Honorable Congreso del Estado? Pues eso depende de la dignidad de cada uno. Hoy, que han comenzado su nueva aventura, que disponen de tiempo para reflexionar sobre la obra realizada, podrían hacer por escrito, nada más para ellos, una lista de sus fallas como legisladores. También de sus aciertos.

Montados en el buen momento económico que viven, y con el apoyo de grupos diversos que algo les ven como para alentarlos en esta nueva empresa, sus actos deberían obedecer al bien común y no sólo a saciar el apetito de dinero y poder que generalmente los mueve.

Estos que se van por ejemplo, dejan a la deriva la auditoría a la Secretaría de Fomento Agropecuario (Sefoa), cuya gravedad desembocó en un horrible asesinato, el de la mujer policía desarmada, que enfrentó los intereses bastardos de quienes la tuvieron enfrente cuando se disponían a sustraer algo, muy delicado, claro.

Decidieron seguir sus ascendentes carreras (¿será?), pero dejan tras de sí la burla de los informes parciales del Ejecutivo, bajo la sospecha de haber sido hojas sin contenido. Hasta llegaron a integrarse al grotesco festejo-besamanos del acto irrelevante de informar que nada hay que informar.

Se van con esa carga sobre sus hombros.

Uno, el del verde llamado diputado 23, pasó sobre los acuerdos PRI-PVEM a nivel central, y de todas formas desafió a su jefe temporal por conveniencia, y con ello reactivó, dicen, los procesos legales en su contra.

Esa es la estela que dejan los legisladores chapulines. De ninguna manera es positiva.

Lo peor es que amenazan con regresar en el caso que la suerte electoral no los asista.

Pues que les vaya bien y que no regresen… Digo, si tienen que regresar, pero que sea algo en efectivo, bienvenido porque hace falta para reparar múltiples problemas de carácter social.

Moreno Barrón, un gesto de nobleza

Cuatro acciones claras puso en marcha el Obispo de Tlaxcala, Francisco Moreno Barrón, para dar alivio a la desvalida comunidad de Natívitas luego de los funestos acontecimientos del pasado 15 de marzo.

1.- Reunir las limosnas del Jueves Santo para el fondo económico de apoyo que se entregará el 1 de abril a los presbíteros Eloy Muñoz Hernández, ecónomo diocesano, y Reynaldo Osorio Nava, párroco de Nativitas.

2.- El decreto para que sacerdotes de parroquias donde haya hospitales que alberguen a los heridos, vayan a visitarlos para ofrecerles “los auxilios espirituales”.

3.- En las celebraciones eucarísticas del Domingo de Resurrección se hará una oración especial por las víctimas de la tragedia.

4.- Cuando se cumpla un mes del accidente, el jerarca católico de Tlaxcala, concelebrará con los demás sacerdotes una solemne eucaristía por el descanso eterno de las 17 personas que perdieron la vida y quienes se encuentran en recuperación. Será el lunes 15 de abril a las 13:00 horas en la calle Segunda de Zaragoza, Santa Ana Portales, entre Jesús Tepactepec y Nativitas, justamente a la hora y en lugar donde se suscitó la desgracia.

Privaba la confusión. Cada familia afectada agotó sus fuerzas. Se sintieron abandonadas, incluso el alcalde desvió recursos para atender la emergencia.

Unos ojos seguían atentos estos acontecimientos. Los de Moreno Barrón. Y tenía que llegar el momento adecuado para poner manos a la obra. Y la comunidad de Natívitas recibirá ese apoyo cuando más le hace falta.

Hoy es cuando, esos diputados que se van, y los que se quedan, y los funcionarios, comenzando por al gobernador, Mariano González Zarur, tienen que seguir el ejemplo del pastor de la Iglesia Católica en Tlaxcala. No pueden seguirse haciendo… que las Virgen los llama.

La danza de las encuestas

En lospróximos días empezarán a circular diferentes estudios de opinión sobre los aspirantes a los diferentes cargos de elección popular. Los datos son contundentes y demostrarán que la realidad mediática es muy diferente a la percepción de los ciudadanos.

Por ejemplo, el aspirante a diputado por un distrito de Tlaxcala a través del PAC, Lincon Rodríguez, crece cada día en sus niveles de aceptación, por lo que no dude que podría meterse de lleno a la competencia por llegar al Congreso.

Lo mismo sucede en el municipio de Santa Ana Chiautempan, donde el PAN como partido encabeza las preferencias, pero por candidatos se ubica un perredista que también acumula varios puntos negativos.

Comete peculado alcalde de Natívitas para paliar sufrimiento de víctimas de explosión

.

Y seguramente lo veremos en indescriptibles problemas legales por haber dispuesto de recursos para obra pública, pero el sujeto se encuentra solo… estado, federación lo dejaron a su suerte, ni la Mitra que tanto jugo saca a Natívitas se ha conmovido.

Esto parece argumento de una de esas cintas del cine mexicano, dedicadas hundir la mexicanidad, resaltando corrupción, crimen, crueldad… pero así es. Cada institución, cada grupo, ha aprovechado la oportunidad para salir en la foto o hacer declaraciones respecto a los muertos y los lastimados en Natívitas, el pasado 15 de marzo, pero les toque usted el bolsillo porque, como dice la voz popular, “ahí la puerca torció el rabo”.

¿Entonces a qué fue a Natívitas el gobernador Mariano González?

A dar el pésame. Se agradece. ¿A soltar una lágrima?… bueno, pero, yo pensaba que su presencia obedecía a poner a la disposición de la autoridad local o directamente de los afectados, del fondo de contingencias que, seguro tiene previsto su gobierno para casos como este.

Tengo la pena de comunicarles que no fue así.

Sabedor de su correponsabilidad en la tragedia -¿a qué se dedica su personal de Protección Civil?- el presidente municipal, Javier Quiroz Macías, tomo la grave decisión de cometer peculado, afectando partidas para financiar obra pública. Con ello, reveló el problemón legal al cual se enfrenta, pero expuso una crisis aún peor: la administración estatal dio la espalda a un pueblo herido, al cual le urge ayuda.

Nadie quiere que los suyos se lastimen. Lo sucedido nadie lo puede reparar. El futuro inmediato es muy duro: aceptar que la mamá, el papá o un hijo, murieron en la explosión, pero, bueno, nos dicen que ni en la adquisición de los féretros hubo solidaridad oficial.

¿Y los amputados?, ¿su tratamiento, constantes viajes de familiares a los hospitales?, ¿aquellos que perdieron la vista, el oído?

¿Acaso cree el gobierno que ellos no comen?

Juntemos los inútiles gastos realizados en viajes por distintos países. Los traslados en helicóptero. Los informes ciudadanos (aunque el último se cebó, pero de todos modos hubo derroche), las brutales comisiones que van a dar a las cuentas de funcionarios de Oficialía Mayor, Salud, Secoduvi.

¿No alcanza para mandar una cantidad en parámetros de dignidad? Yo creo que sí.

Pero nos agobia la codicia de quienes no tenían poder y lo llegaron a tener… y locos se quieren volver.

¿Donde están los ahorros tras el despido de cientos de empleados, mil 500, reconoce el mandatario estatal?

Se lo pregunto porque la cuenta bancaria, “aperturada” (como dicen los ejecutivos del banco) para captar donaciones, a dos semanas de la tragedia ha captado la irrisoria cifra de 6 mil doscientos pesos.

¿Para qué sirve la coordinación de información?, El titular, Raymundo Vega Crespo, no difundió el número y el banco (0192260719, Bancomer). En cambio, se dedicó a enviar fotos muy sentidas con rostros compungidos, tristes, pero de gente avara que en cuanto pudo zafarse del compromiso no lo dudó.

Con el respeto que nos merece, la Mitra ha sido incapaz de mover un dedo para tender la mano a una de las comunidades de donde obtiene miles y miles y miles de pesos (ya viene el 29 de septiembre, cuando hacen falta cajas de cartón de este tamaño para llevar el efectivo producto de las limosnas).

No me gusta comentar esto, pero el Obispo, Francisco Moreno Barrón es, según nos hemos enterado, material y frío a la hora de hacer cuentas. ¿Una misa presidida por él?: Siete mil pesos, constantes y sonantes. ¿No hay dinero?: No hay misa. ¿Está incompleto?. No hay bendiciones. No hay confirmaciones.

Conste que los cohetes los llevaban a bendecir. O sea, la venta de ideas para preservar e incrementar a la feligresía, abarcan acciones de alta peligrosidad, como lo vimos el 15 de marzo.

Ni ello los mueve a motivar a su clientela empresarial, para compartir su generosidad con un pueblo, que ya se está cansando de estas actitudes insensatas.

Y, el presidente Enrique Peña Nieto, ¿por qué no da a Natívitas el mismo trato que dio a Pemex, cuando aquella extraña explosión de un raro gas, acaso extraterrestre en la Torre de la paraestatal?

Igual en Natívitas somos mexicanos. Igual se habría visto como el estadista que pretende ser, sensible a amonestar la incompetencia de las autoridades locales. Pero Peña Nieto no tiene ojos para este desvalido municipio tlaxcalteca.

De no ser por la ayuda enviada por Puebla, el Estado de México y hasta Hidalgo, nuestra inopia habría sido rotunda.

A 15 días de los sucesos en Natívitas, es hora de remover las lagañas que a nuestras autoridades impiden ver con claridad el reto al cual se enfrentan.

Hasta hoy, no hay una lista oficial de muertos, desaparecidos, amputados, sordos, ciegos o con otra discapacidad. Hasta hoy no se cuenta con trabajadores sociales encargados de medir el nivel de pobreza de las familias afectadas para poder tenderles la manos de acuerdo con el nivel de necesidad que muestren.

Fragoso, desandar en el proceso democrático

La crítica formulada por la diputada Lilia Caritina Olvera Coronel, al papel desempeñado por la procuradora Alicia Fragoso Sánchez, no sirvió para sensibilizar a la funcionaria respecto a la expectativa no satisfecha, pero sí para exhibir el grotesco nivel de sumisión con el gobernador, Mariano González Zarur.

El proceso de democratización de la entidad vislumbra a una instutición de la Procuraduría de Justicia, actuando de forma expedita, pronta, eficiente, pero jamás bajo el yugo del gobernador en turno.

Para ello, el Congreso aprueba o rechaza a los integrantes de la terna propuesta por el Ejecutivo.

Pero una funcionaria de este nivel, esperando que su jefe el gobernador la instruya para acudir al Legislativo a cumplir con el llamado a comparecer, me parece un terrible retroceso en la etapa de la Tlaxcala que se dice moderna.

Autorrobo, auditoría, asesinato; urge que la Procuraduría las descifre

.

La Ley, por igual a todos los que la vulneren, autores materiales e intelectuales de escandalosos asuntos gracias a los cuales, somos referencia de toda la nación.

La hipótesis del autorrobo, expuesta por el diputado Fortunato Macías (PAC), obliga a la procuradora Alicia Fragoso Sánchez, a apresurar el esclarecimiento del horrendo feminicidio que, de nueva cuenta nos ha puesto en boca de toda la nación.

No es para menos. La sangre fría de quien o quienes hayan perpetrado ese asesinato (al parecer degollaron a la víctima) exhibe los niveles de psicopatía y perversidad, bajo cuyo acero cualquiera, hoy lo atestiguamos, puede ser pasado, y eso nada más no cabe en una entidad federativa cuyo gobernante invoca con frecuencia el Estado de Derecho.

Macías plantea el siguiente cuestionamiento, yo diría que temerario, mas en el marco del fuero constitucional que lo arropa: “¿les parece que es algo lógico que se haya muerto una policía y que se hayan autorrobado porque se les está haciendo una auditoría?”.

En el universo de sospechosos, unos cuantos -por cierto, tienen su jerarquía- tienen en sus manos la información que liberará, “al coordinador de los esfuerzos” de esa insoportable carga moral mientras dure la incertidumbre, porque un pueblo entero le demanda nada más la verdad.

Consideraciones, para nadie

Así lo expuso el gobernador Mariano González Zarur, al opinar sobre el linchamiento perpetrado en Mazatecochoco, en contra de dos presuntos ladrones, uno de los cuales murió a consecuencia de la tremenda golpiza recibida por sedicentes miembros del pueblo, pero con aficiones homicidas… con un placer especial por mostrar el lado diabólico a los suyos.

Pues esas nulas consideraciones para aquél que vulnere el Estado de Derecho no son exclusivas de los linchadores de Mazatecochco. También aplica en los autores materiales e intelectuales del autorrobo de La Aguanaja, según lo llama el legislador Fortunato Macías.

Es factible trasladar cada declaración de González Zarur a los terrenos del, “autorrobo”: “debieron recurrir a las instancias correspondientes para castigar a los infractores, pues además ese tipo de acciones repercuten negativamente en el desarrollo social, económico y turístico de la entidad”.

Burlar a la inteligencia colectiva

Pese a ser una conducta retrógrada, “la justicia por propia mano” es vigente -como seguido lo advertimos en distintas plazas”.

Requiere el seguimiento puntual de las autoridades y el estudio, profundo de cada caso, pues seguramente tendrán sus particularidades.

Es decir, los organismos del gobierno con la facultad de analizar los distintos comportamientos de los grupos sociales, deben concentrarse en la delicada encomienda, porque errores, omisiones o falta de atención, redunda en tragedias, con altísimos costos, legales para los responsables y psicológicos para los ciudadanos de bien y niños que, queriendo o no, atestiguaron esos actos de barbarie.

¿Cómo cree usted que reaccionará un menor, si ve a un familiar suyo tundiendo a golpes a un presunto ladrón?

Son secuelas permanentes.

Y así como el 15 de marzo, marca una fecha tristemente inolvidable por la explosión de pirotécnia en Natívitas, el 20 del mismo mes no puede archivarse, porque fue cuando unos 300 pobladores desbordaron su ira contra dos de cuatro presuntos maleantes, sorprendidos en posesión de una estufa y un aparato modular.

Entonces, esperamos no ver anuncios como el hecho por el secretario de Gobierno, antes de la elección pasada, revelando que tantos elementos dedicados al capítulo de la Inteligencia, habían solicitado licencia para sumarse a trabajos de proslitismo.

Eso es irreponsable y, como podemos ver, tiene sus consecuencias.

En las declaraciones del mandatario, algo nos ha llamado la atención: “No habrá consideraciones con nadie… ni con mi familia, ni con mis amigos”.

He intentado leer con seriedad estas palabras. Y no he podido. Les noto ese sarcasmo de quien, despreciativamente lo expresa hacia un pueblo sin más alternativas que soportar esta terminología decadente.

Pérez Lira, a los políticos se les sube…

El tronco del grupo del cual se origina el actual alcalde tlaxcalteca, Pedro Pérez lira, solía atribuir a su padre una frase, dura, pero ad hoc con su comportamiento: “A los políticos no se les sube ni el dinero ni el poder… se les sube lo pen…”

Es poco serio esa autoburla respecto a sus obras… disfuncionales, afirma. Vaya.

La indignación por el brutal feminicidio de la agente de policía en La Aguanaja

.

¿Qué obscuro fondo se oculta en este espantoso asesinato, cuyo esclarecimiento debe ser prioridad de las autoridades?

El gobierno estatal va a indemnizar a los deudos de la oficial de policía, asesinada brutalmente al cumplir con su turno, ¡desarmada! en la caseta de vigilancia del ex rancho La Aguanaja, donde manos furtivas sustrajeron un vehículo y, trascendió, dos viejas computadoras con información aparentemente delicada.

¿Qué delicados datos contenían esas computadoras, que derivaron en la privación de la vida de una vigilante sí, pero también madre de familia, y vecina del rumbo, donde crecen indignación y miedo?

¿Acaso se trata de datos, de los cuales tenían que deshacerse ante la probable o, inminente llegada de personal de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), donde detectaron, entre otras cosas movimientos inusitados de fertilizante?

¿Aclarar este infame feminicidio, será prioridad de las autoridades encargadas de procurar justicia y de buscar la transparencia, congruentes con el discurso que, en ambos capítulos dibuja a un estado vanguardista y sin razones para ningún tipo de ocultamiento?

¿A quién tratan de proteger que, no les importó destruir la vida de una familia y sumar una muerte más a una cadena que medios como Proceso tienen detalladamente contabilizados?

Quien o quienes hayan sido los autores materiales e intelectuales de la presunta sustracción que se complicó con la muerte de la vigilante que debe haberles opuesto resistencia, deben estar seguros que sus días en la calle están contados, porque seguramente el esclarecimiento de este caso es, desde el mismo momento de su perpetración, tema de alta prioridad para toda la estructura gubernamental, comenzando por la procuradora, Alicia Fragoso Sánchez y el secretario de seguridad pública, Orlando May Zaragoza Ayala.

Nuestro más sentido pésame a los deudos de la oficial María de Jesús Reyes Sánchez. Hacemos votos porque en homenaje a su memoria, los responsables de tan vergonzoso acto reciban todo el peso de la ley.

Enhorabuena a la disposición cultural de los diputados

Con un bello montaje presentaron en el patio del Palacio Legislativo el Popol Vuh, “el Libro de la Comunidad”, cuya sabiduría expuesta a través de leyendas y enseñanzas, seguramente impregnarán los muros de la Casa del Pueblo de Tlaxcala.

Ojalá legisladores y legisladoras guarden para el bien de la entidad, la inagotable fuente de sabiduría y buen juicio, expuestos en el Popol Vuh, y los inunde la vergüenza al dejar botada la responsabilidad adquirida mediante el voto popular o por la gracia de las matemáticas electorales.

Qué dificil ha de ser desempeñar tan honroso cargo sin estar pensando en las próximas formas de roer el presupuesto, sino entregarse de tiempo completo al altísimo papel de contrapeso de los poderes Ejecutivo y Judicial, así como a la puntual acción de corroborar el buen destino de los dineros públicos, entre tantas facultades otorgadas por los ciudadanos.

Mazatecochco, ¿justicia propia mano?

Es complejo el tema, mas reclama de la autoridad una concentración plena y de los ciudadanos la disposición e elevar su nivel como personas. Uno de los presuntos delincuentes capturados y linchados en Mazatecochco murió, debido a la terrible golpiza propinada por ese concepto desviado de pueblo, en el momento crítico de la arenga tumultuaria a descargar en semejantes, la ira incontenible mezclando el placer de la dominación con el de exhibir su salvajismo ante chicos y grandes de su comunidad.

Instantes de múltiples mensajes:

-“no te metas conmigo porque mira como me pongo cuando me enojo”
-“conoce mi lado incontrolable, mi rostro de asesino, ¿verdad que es impresionante?”
-“maldita pobreza, que las autoridades sepan que en cualquier momento son incontenible”

Ahora, la procuraduría tiene que dar con los responsables. Pero, ese polvorín colectivo está activado. Y seguramente lo tomarán como causa para confrontar la aplicación del Estado de Derecho.

Pues es en esos instantes en que priva el descontrol cuando la inteligencia del Estado debe intervenir. Pienso que los distraen temas como el electoral y no se desempeñan como es su deber.

Entre una autoridad ágil, con el don de la ubicuidad y con el buen juicio como constante, y aquella con la cual debemos conformarnos hay un trecho creciente.

Es sosa y timorata. Contestataria, no previsora. Y con la violencia genera más violencia.

Así funciona la inteligencia que parte de la oficina de Miguel Moctezuma, pasa por la de Mario Armando Mendoza, y cuenta con un amplio aparato técnico y humano. Se deben actualizar; es evidente su torpeza. O deben hacerse a un lado porque los intereses que representan chocan con los intereses del estado.

Pérez Lira, en la mira de las redes

Me llama la atención la estrepitosa ruta devaluatoria del alcalde Pedro Pérez Lira, a quien esa especie de liviandad política le origina el alejamiento de la gente, como puede verse en las redes sociales, donde no solo  súbitos aspirantes lo vapulean, sino que lo hace una comunidad creciente.

El puesto de alcalde se convirtió en una moneda para arrojarla desafiante al aire, como pensando le pese a quien le pese, ese estatus, el de presidente municipal nadie se lo quita.

Bueno, si ese es su concepto. Pero, se ha puesto a pensar en que será recordado como uno de los peores alcaldes, tan osado que fue capaz de pitorrearse de su propio partido, y hasta pretender gracia cuando lo indignó la reprobación de sus cuentas públicas: “no soy burro para que me reprueben”.

Pérez Lira, cae como plomo. Y parece no importarle. Algo raro hay porque ninguna autoridad con un mínimo de dignidad puede tener semejante comportamiento.

Protección Civil, reacción tardía

Tras el penoso saldo de la explosión de pirotécnia en Natívitas, las autoridades de Protección Civil, analizan la posibilidad de proponer la regulación del uso de los explosivos.

Si tardan más rompen el record Guiness.

Junto con diputados, tienen que proponer reformas inmediatas a la Ley Federal de Uso de Explosivos y Armas de Fuego, para prohibir el uso de estos productos si este se da al margen de las autoridades.

Vale decir que entidades de la República ya nos toman como ejemplo de lo que no debe ocurrir, hablando de explosiones de este tipo. Que en la Ciudad de México, la supervisión es rotunda, como también ocurre en la capital de Puebla, en Veracruz y en el Estado de México.

Aquí, estamos pensando en proponer la regulación.

Pues qué atrasados andamos. Qué insensibles somos.

Nada más que hay muchos testigos para impedir la inacción oficial que redunda en luto y tragedia.

Oposición de miras cortas, música para los oídos del dinosaurio tricolor

.

Los dirigentes del PRD y PAN, dejaron ir la oportunidad de coaligarse para ofrecer resistencia ante un PRI-PVEM, determinado a crecer, no importa a qué precio.

Hay un trecho muy amplio entre la expectativa de las militancias opositoras en Tlaxcala y el comportamiento de sus dirigentes, seducidos por proyectos personales, de miras cortísimas, las cuales jamás habrán de abrevar en la fuente ideológica implícita en los emblemas con los cuales aparecen en las boletas de la próxima elección.

Salvo una o dos excepciones, panistas y perredistas prefirieron ir cada cual por su lado al compromiso del siete de julio. Antepusieron afianzar la chamba para unos cuantos y mandaron al relleno sanitario la posibilidad de llegar, robustos al siete de julio, impulsando un proyecto de amplia envergadura, capaz de competir contra el pseudo priísmo que en cambio sí se sirve de la élite de ciertas tribus amarillas y compromete los votos que estas puedan generar.

Los dirigentes de PRD y PAN, Salvador Méndez Acametitla-Cristobal Luna y Sergio González Hernández, respectivamente vivieron momentos de flirteo y, hasta se dejaron ver juntos en sitios públicos, como analizando sus capacidades mutuas para llevar al amasijo sus pobres propuestas, tratando de obtener -horno de pormedio- algo parecido a una alianza, bajo la mirada de pragmatismo a la cual dificilmente pudieron conceptualizar.

Tenían la cabeza puesta en otras empresas.

No podían desconcentrarse de las acciones mediante las cuales cíclicamente se destruyen, como el preámbulo habitual de sus etapas de limado de asperezas. Pero, ¿qué liman si sus enfrentamientos se limitan al terreno personal de unos cuantos?

Se trata de aquellos, apoderados de instalaciones y sellos, que ven en las prerrogativas el paliativo a la descomunal hambre y en las candidaturas la oportunidad de conseguir empleo los siguientes tres años.

¿Planes de largo plazo?, ¿qué es eso?, la política en la oposición tlaxcalteca es el aquí y ahora, es el efectivo en la bolsa, así haya que besar los pies de su alteza (la de ellos), la que autoriza cheques y envía propios a negociar los nuevos escenarios.

Bajo esa tónica, de vergonzosa inacción aparece Salvador Méndes Acametitla, feliz de su segundo lugar en las listas de candidatos plurinominales. Ex presidente del sol azteca, hábil para la declaración al estilo Jesús Zambrano -todo lo venden- y ladino, bastante, aprendió a jugar el: engarróteseme ahí… y ahí lo tiene, como conejito mañoso que aguarda en silencio su oportunidad para hacerse con la codiciada zanahoria.

¿Y el partido?

Pues que se lo lleve el diablo, mientra él asegure un lugar en el Congreso. Oigan, ya son años de no cobrar como su dios manda. Chance haya algo que negociar con el ejecutivo y entonces: ¡adiós pobreza!… hasta guapo se va a poner.

¿Y en el PAN?

Les ha llevado años aprender a odiarse.

Y lo hacen muy bien. Si se disponen a destruirse, no desperdician la mínima oportunidad, hasta que al osado y estorboso compañero o compañera de partido no le quede un hálito de vida.

Ese desamor lo prolongan elección tras elección. Ah, pero cuidado. Cuando se acerca un cotejo en las urnas -como el del siete de julio- esas hormonas filicidas de plano se desbordan.

Si alguna vez, Sergio González Hernández y Adriana Dávila Fernández, se condujeron hacia un mismo rumbo, hoy no solo se desprecian… hacen lo que sea para perjudicarse.

Es la democracia interna panista… tan de ellos… pues ni para aplaudirles, verdad.

El asunto que nos ocupa es la línea central que permitía alianzas con el PRD. Fíjese como antepusieron pretextos mil para posponer minicumbres con sus potenciales aliados, fingieron demencia, tomaron vacaciones y… ¡se les fue el tiempo señores!

No concretaron esa alianza.

En cambio, los priístas -¿curioso verdad?- si formalizaron su alianza con el partido verde. Para diputados y para alcaldes.

Y pese al reguero de escombros en que se ha convertido esta administración, sus pasos son consistentes. No le hace que desfonden al Congreso -como si no hubiera otros prospectos-, o que la gente los llame chapulines. Creo que en esos momentos utilizan la centaviza obtenida por la prestación de servicios y favores a la autoridad, necesitada de un coro mañoso para conseguir lo mismo la aprobación de leyes impopulares como la de Pensiones, que en la defensa de lo indefendible que resultan el amo y los peones de moda en la muy maltratada patria chica nuestra.

¿Qué sigue?

La lógica nos dice que al coordinador de los esfuerzos lo deberían ocultar, para no iniciar nuevas fracturas al ritmo de sus habituales pifias habladas. Y creo que así va a ser.

Que entes con más maña que fuerza -no crea que la llegada de Cavazos Lerma fue fortuita- van tomando una verdadera postura de poder.

Y claro, con la tremenda ayuda de panistas y perredistas para no conformarse en un proyecto re respeto, el resultado ya lo puede usted avizorar: va a ganar la impunidad… nuestros políticos apostaron al cortoplacismo y renunciaron a su legítimo derecho de asumirse en el contrapeso de un sistema impune, cuya panza no resiste un abuso más, pero ante la estrechez de sus adversarios, lo único que le queda es usar agua fría para bajar la hinchazón… y seguir devorando al estado.

Hace el feo Mariano a Sectur y Conago… no asiste a inicio y clausura del Tianguis Turístico

.

Por unanimidad fue elegido en agosto de 2012 como presidente de la Conago en materia turística, pero ni él ni su argüendero ex secretario de Turismo, ni su nueva encargada, tuvieron la fineza de asistir.

Debido a los excelentes resultados que en materia turística manejaron tanto el ex secretario de Turismo, Marquitos Mena Rodríguez, como el gobernador, Mariano González Zarur, a este por unanimidad lo eligeron para presidir el Grupo de Trabajo para el Turismo Interno de la Comisión (GTTIC) de este ramo de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago).

Oigan, pues qué distinción que nuestras autoridades hayan recibido semejante honor verdad… salvo por ligeros, casi imperceptibles detalles:

1.- Considerado un extraordinario secretario de Turismo, Marco Mena Rodríguez, recibió elogiosos conceptos de los hombres más poderosos del país (o sea los gobernadores) pues les anduvo contando que aquí en el estado registramos un incremento superior al 11 por ciento en ocupación hotelera y otros beneficios de la industria sin chimeneas.

¿Cómo decirlo para no causarle bullying?… bueno, Mena Rodríguez dejó tirada la chamba; el relevante papel ante los mandatarios, se fue al caño, y todo por renunciar a uno de los escasos puestos en el gobierno que daba muestras de un crecimiento real. Hoy anda buscando que su partido, el PRI, sea benévolo con el grupo político al cual pertenece y lo haga candidato a diputado local por Tlaxcala, a ver si gana…

Uno no puede entender semejante nivel de irresponsabilidad… mire que dejar botada la chamba y hacer semejante desplante a gobernadores y a la secretaria de Turismo… nada más lo puede hacer alguien enfermo de la cabeza.

2.- Tal vez la franca y generosa sonrisa de nuestro gobernador, fue una de las causas para que sus colegas lo hayan designado presidente del grupo dedicado al tema turístico en la Conago. La neta es muy agradable apreciar la alegre mazorca mostrada por Mariano a plenitud, cada que hay algo que le causa contento. Pero, óigame, eso de no ir ni a la inauguración ni a la clausura del Tianguis Turístico de Puebla, al cual asistieron todos, todos los personajes del poder en el país que, algo tienen que ver con este sector, sencillamente no tiene nombre.

Ahora en manos de Adriana Moreno Durán, lo que queda de la Secretaría de Turismo de Tlaxcala, se hizo como una charamusca, desatendió la obligación de dar continuidad a los trabajos de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) y, nos mandó del fabuloso lugar de privilegio, con 11 por ciento de incremento en el sector, a un sótano obscuro y maloliente, donde puede apreciarse esa actitud despreciativa hacia el esfuerzo colectivo de los mandatarios estatales y el Gobierno Federal para echar la carne al asador, precisamente hoy que comienza la temporada grande en lugares como el nuestro, con atractivos incomparables en el capítulo del llamado turismo religioso.

Ni modo, nos la perdimos.

Entiendo que la tragedia ocurrida en Natívitas nos ha enlutado, mas ese saldo trágico no puede ser utilizado como pretexto para dejar de atender una obligación adquirida que sin duda, atraería visitantes a nuestra plaza, esos bienvenidos clientes de hoteles, restaurantes, tiendas de artesanías y demás servicios.

Así nos la gastamos en materia turística.

De la reunión en el CEN del PAN

El CEN del PAN está entrampado en la designación del candidato a la presidencia municipal de Apizaco.

El martes anterior acudieron a las oficinas de la dirigencia nacional del partido los cuatro aspirantes a la candidatura a la alcaldía más importante del estado de Tlaxcala.

Juan Antonio González Necoechea, ex delegado de Gobernación en Puebla llegó puntual, lo mismo que el diputado Justo Lazona Tovar, el empresario José Luis Hernández Hernández y el delfín del alcalde de Apizaco, Jorge Luis Vázquez Rodríguez.

Los recibió Juan Manuel Oliva para después dejar la conducción de la reunión a Dolores del Río, encargada de los procesos internos del PAN para elegir candidatos, quien estuvo acompañada por el líder estatal del PAN en Tlaxcala, Sergio González.

Ahí, los presentes conocieron los resultados de las últimas encuestas realizadas en Apizaco. Les informo que el alcalde Orlando Santacruz Carreño está muy bien evaluado y que en las intenciones del voto de los ciudadanos las preferencias las encabeza el petista Reyes Ruiz y el PRI.

Tales revelaciones generaron muchas interrogantes a los presentes, pues en su mente se preguntaron cómo la administración municipal de Apizaco y su edil son bien evaluados y en las preferencias electorales el PAN está en el tercer sitio.

Sobre el nivel de posicionamiento de los cuatro candidatos no se manejaron cifras.
Pese a que los datos eran contradictorios, nadie cuestionó los resultados del estudio demoscópico.

El bisoño político González Necoechea, sobrino del gobernador Mariano González, intervino para decir que el PAN no necesitaba alianzas para ganar y que el podía garantizar el triunfo sin ningún problema, lo cual fue puesto en duda cuando alguien le recordó que nunca ha participado en una cmapaña y que no tiene idea de lo que es ganar una elección.

Por su parte, Jorge Luis Vázquez, hijo de un influyente funcionario de la Secretaría de Salud y el aspirante que apoya el edil Orlando Santacruz, resaltó los logros de la actual administración en Apizaco y lamentó que el alcalde no estuviera en esa mesa para designar al abanderado panista, propuesta que avaló Dolores del Río.

Sin embargo, el diputado panista Justo Lozano dijo que él tenía mas derecho a participar en esa mesa que Orlando Santacruz. El edil logró en todo Apizaco 7 mil votos en los comicios de 2010 y yo tan sólo en la mitad del municipio sume 9 mil votos, de ahí que tengo calidad para participar en el proceso de designación del candidato, expresó.

Les cuento lo anterior porque en unos momentos tendrá que salir humo balnco en Apizaco.
Dolores del Río les pidió a los cuatro aspirantes que se pongan de acuerdo y decidan quién de ellos debe ser el candidato panista a la alcaldía de Apizaco. El cuentro para tal fin será hoy a las 10 horas en el Hotel Del Angel.

La consigna es que logren un acuerdo porque sino el CEN del PAN hará la designación.
Para mi que el engrudo ya se le hizo bolas al CEN del PAN, pues es obvio que los aspirantes no cederán a sus pretensiones y que la división en el partido en el municipio de Apizaco es inminente.

Apasionantes posicionamientos previos… PRI al alza, Reyes bien, Loncha ganando terreno a Necoechea

.

Si en el PAN persiste la improductiva costumbre de destruirse en luchas fratricidas, dejarán libre el camino al un PRI bien posicionado pero sin candidato o a un ex alcalde, Reyes, loquito por regresar al que fue su escritorio.

Creo que hoy, la convocatoria de la senadora Adriana Dávila Fernández, ha dejado de acaparar multitudes. Su patrocinador número uno, Felipe Calderón, brilla hoy por su ausencia… bueno, en realidad anda por Harvard, tratando de convencer a las multutides para que lo quieran aunque sea tantito.

Luego, pues ya no tiene control sobre delegación federal alguna. Y usted sabe que si los engranes de la grilla no se lubrican… truenan.

Por consecuencia el mapa es distinto. La agenda es otra. Y el tener la mira puesta en Apizaco, puede que ya no esté al alcance del grupo adrianista.

Otros viven un buen momento.

José Antonio González Necoechea, el ex delegado de Gobernación en Puebla, con bastantes relaciones y de oficio político incuestionable, no pudo escindirse a tiempo de la mala vibra que le significó la figura de la hoy presidenta de la comisión contra la trata de personas en el Senado de la República.

Estaban seguros que en el Comité Ejecutivo Nacional del PAN, el espaldarazo a ellos era inevitable. Pero Juan Manuel Oliva, que los recibió el pasado martes, tuvo que actuar con base en las encuestas que al día de hoy colocan en envidiable sitio al alcalde Orlando Santacruz Carreño. Y eso, su recomendado, Jorge Luis Vázquez Rodríguez, el popular Loncha, sencillamente lo colocan también en el mismo nivel.

Es más, a aquella reunión también asistió el empresario José Luis Hernández, quien igual que el resto de los apizaquenses presentes, tuvo la información de primera mano.

Era lógico que la Dávila iba a poner el grito en el cielo. Es más, González Necoechea, levantó la mano y pidió la oportunidad, garantizando que por disciplina, por porra, por proyecto, en el PAN no se preocuparan pues con él era seguro el triunfo.

Nada más que hoy, ni Calderón, ni delegaciones… y a lo más que llegaron es a llamarlos a un acuerdo que satisfaga a ambos grupos, o de lo contrario aplicarían una nueva encuesta y designarían a quien apareciera con mejores resultados, aunque a su contraparte, ello le ocasionara agruras.

Lo malo de los panistas es el concepto de democracia, tan de ellos que lo defienden a morir, así les acarree las peores consecuencias. Veamos el ejemplo de Ernesto Cordero contra Josefina Vázquez Mota.

Acabó con ella.

Eso sí, concluida su labor destructiva, se le acercó e intentó levantarle la mano. ¿Para qué? El daño estaba hecho. Los dejaron en un penoso tercer lugar, y tenían todo para ganar.

Si Adriana y su delfín, persisten en esta actitud, corren el riesgo de facilitar el retorno de Reyes Ruiz Peña, el zar del WC, y virtual candidato del PRD-PT.

El tipo no pierde el tiempo. Ha colocado propaganda por todos lados y no deja de recorrer la cabecera, comunidades y colonias. Sabe que de esta lucha fratricida en el PAN, él puede sacar raja. Y no va a desperdiciar la oportunidad.

La discreción guardada por Orlando y su apuesta, Jorge Luis la Loncha Vázquez, es lógica. Ni modo que vayan a ufanarse de aparecer bien posicionados, sobre todo el alcalde.

Así que bajo el visto bueno del marianismo, pues la Loncha a la que nos referimos es hijo de la Loncha original, es decir, Jorge Luis Vázquez Soto, compadre del gobernador Mariano González Zarur, pero compadre en todo lo que uno pueda imaginar (lo bueno, lo productivo, cash).

Por tanto, la habilidad y la sangre fría con la cual Orlando ha ido tejiendo este nuevo prospecto ha utilizado dosis de orticismo, en bajas cantidades, de marianismo, digamos que con un poco de más intensidad y el sello propio para rubricar lo que podría ser el nuevo grupo, con planes realmente ambiciosos que, en la medida de lo posible lo catapulte, usted sabe a mejores derroteros.

Eso sí, el combativo Justo Lozano Tovar, alzó la voz y reclamó el trozo de parcela que estima le corresponde. Oigan, yo soy lo justo para Apizaco, es lo que anda diciendo. Y como panista alega derechos albiazules que, en realidad lo que tratan es de jalar a sus terrenos lo que se pueda, para alzarse con la candidatura del Partido Alianza Ciudadana (PAC), que por cierto, se suponía ya en manos de Reyes Ruiz.

El asunto también involucra al PRI.

En aquella reunión de la cúpula panista, quedó de manifiesto que el PRI goza de aceptación entre los apizaquenses.

Y aunque nadie ha asomado las narices, salvo el grupillo este de aspirantes de medio cuño (Ramírez Conde, Rafa Ortega y anexos) pues les asiste la alegría que los puede respaldar un partido son sino ganador.

De la médula que cada uno imprima al sueño de su vida depende que en el lapso restante puedan alzarse con la candidatura, primer paso al real desafío, en julio, cuando miles de apizaquenses evalúen la chamba de Orlando, pasen por la báscula el desempeño tricolor y, también consideren si el adrianismo puede seeguir sintiéndose de casa en Apizaco.

Una tonelada de pólvora en Natívitas, la mitad estalló, ¿lo detectó la autoridad?… No

.

El chofer de la camioneta que no estalló reveló que llevaba 75 gruesas de cohetones, cuyo peso bruto supera los quinientos kilos. Este es el tráfico de muerte en un estado que se tambalea.

Según declaraciones recogidas por un medio digital, el chofer de la camioneta que no estalló (suponemos que hubo dos vehículos, este es el que según el gobernador se había dado a la fuga), de nombre Marcos Sampedro Jiménez, reveló la cantidad de pólvora que llevaba en la batea: 75 gruesas de cohetes, es decir diez mil 800 unidades y dos bultos de bombas de luces.

Eso fue lo que no estalló.

Con un peso bruto aproximado a los 500 kilogramos, de pólvora, suponemos que los explosivos que estallaron, serían otros quinientos kilos.

Una tonelada de pólvora. La llevaban a bendecir. Feligreses de tres barrios que año con año se reúnen en el templo de Jesús Tepactepec, habían conseguuido esta impresionante cantidad de explosivos.

Mil kilos de pólvora traficados clandestinamente. Suficientes para matar a diecisiete personas, desaparecer a un número desconocido y causar terribles quemaduras y pérdida de miembros a decenas más.

¿Hay o no responsabilidad de las autoridades?, ¿hay o no responsabilidad del clero?

Tres barrios cuyos feligreses competían entre ellos para conseguir la mejor fiesta: la de más cohetes y luces, la de más comida, la de más bebida.

No es casualidad que en el Congreso del Estado consideren que hubo negligencia. Por supuesto que la hubo.

Y las autoridades tienen que responder. La Ley los obliga. Lo menos que debe hacer Miguel Moctezuma, de la Secretaría de Gobierno, Mateo Morales de Protección Civil y Jesús Fragoso, de la Secretaría de Salud, es renunciar, como el primer gesto de congruencia del gobierno. Deben disponerse a responder por su irreponsabilidad.

¿Conocemos el número de desaparecidos?

No. Mire que hay familias que desde el día de la explosión no volvieron a ver a un ser querido. Sencillamente desapareció. ¿Acaso en el espantoso fuego generado en el centro del desastre?

Lo ignoramos. Pero es el momento en que no hay un censo de muertos, desaparecidos y lesionados.

Hoy, piden dinero a la gente. Explotan su lástima. ¿Por qué? No, el gobierno dispone de millones de pesos, y los gasta en conciertos mal organizados, en viajes internacionales sin resultados, en subvenciones a firmas para que afirmen haber creado nuevos empleos sin que tal sea cierto. El dinero se gasta a manos llenas, en viajes de helicóptero, pese a las advertencias a inicio de gobierno para no caer en esa tentación. En recompensas a diputados para aprobar leyes.

¿Cómo es que no se ha anunciado la acción más justa y solidaria con deudos y familiares de víctimas?

Para eso no hay dinero.

Ese es el tejido social roto. Por el que este gobierno garantizó trabajar para resarcirlo. Aquí está la prueba.

No podemos seguir comportándonos como un estado de quinta. Nos hemos dedicado a administrar la abundancia enviada por la Federación. Y lo hacemos muy mal. Nos peleamos con la gente. La despedimos. No reaccionamos a tiempo para atender emergencias.

Para eso es el dinero. No para respaldar campañas políticas en medio del caos. ¿Para qué conservar el poder si lo hacen tan mal?

El diputado Víctor Morales Acoltzi (PS) reclamó información de los recursos federales empleados para atender esta contingencia. Nada habría más despreciable que algún funcionario, de esos que no faltan, medrara con el dolor de todo Tlaxcala, principalmente del municipio de Natívitas.

Seguimos como al principio. Sin una claridad en la conducción de las acciones tras la desgracia.

Minuto de silencio en el Senado, en el Congreso local. Luto permanente mientras la crisis no se supere.

Directo contra la procuradora

No ha habido maquillaje. Lilia Caritina Olvera, la diputada panista se fue a la yugular de la procuradora, Alicia Fragoso Sánchez, de quien aún conservamos recuerdos de un férreo activismo en el marco del compromiso social.

Mas hoy, la señalan como factor que ha permitido el crecimiento del crimen, organizado y el de siempre dentro de la demarcación tlaxcalteca. No hay combate. Pudiera haber el control. Pero el avance de aquél no se detiene. Y las familias tienen miedo.

Cualquiera sufre una extorsión. Llegan los malos, rompen los negocios, lastiman a la gente.

Cuando la autoridad se entera, así, así de rápído dirigen la mirada a Puebla… vienen de allá… allá hacen de las suyas y nos vienen a dejar a sus víctimas… vienen y nos roban, nos espantan.

El señalamiento no es para menos. Ha fallado la procuración de justicia.

La legisladora albiazul cuenta con elementos de peso.

¿Qué falta para reaccionar?, ¿Una matanza, equivalente a la tragedia de Natívitas?, ¿Que los cuerpos cuelguen de los puentes, como ocurre en Tamaulipas?, ¿Que las cabezas aparezcan en la plaza de la Constitución, como sucede en Guerrero?, ¿Que asesinen a un periodista?.

Ojalá no tengamos que volver a levantar nuestras naguas para dejar ver la miseria dentro de la cual sobrevivimos. La inseguridad es histórica.

Fragoso tiene que responder.

Si no lo hace, estará aceptando los señalamientos.

No la tiene fácil. Vive momentos de más en la administración pública.

La responsabilidad involucra a muchos, pero van tras alguien de carne y hueso, débil, vulnerable

.

Es un coctél que mezcla a varios personajes, los cuales hoy se hacen los espantados, los sorprendidos, verdad… ¡ay, qué bárbaros, cuántos cohetes detonan! Pero bien que les gusta….

Pareciera que a las autoridades les urge encontrar un culpable de la tremenda explosión de pirotécnia en Natírivas que, según datos oficiales ha cobrado la vida de diecisiete personas.

Creo que la tragedia se enmarca en un coctél de responsabilidades. Se alienta la versión que apunta a señalar a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) como primera instancia que habría incumplido con su obligación de regular el tráfico de pólvora en el estado, pero quienes estarían a la mano son los fabricantes y los organizadores, algunos de los cuales, lo lamentamos, perdieron la vida, o se encontrarían en la lista de lesionados.

Qué fácil, verdad. Se toma a una persona de carne y hueso, se le responsabiliza, encarcela… ¡y se terminó el problema!

La cosa es un poco más compleja. Y la cadena de responsabilidades podría comenzar desde los propios religiosos, cuya megalomanía mesiánca los coloca en entradas triunfales, con la quema de lo que la feligresía llama: “cargas de cohetones” (consistentes en la detonación de múltpiles gruesas de estos artificios) (una gruesa equivale a doce docenas, es decir, ciento cuarenta y cuatro cohetones).

No ha llegado un personaje solidario con su rebaño… llegó el rey, camina sobre alfombra roja y cobra siete mil pesos por adelantado para oficiar una misa con confirmaciones. Si los organizadores no cuentan con el efectivo, puede -y así ocurre a menudo- que sólo haya misa, mas ni confirmaciones ni saludos.

Afuera, los manojos se detonan (un manojo generalmente es una docena). A veces las varas despegan de la mano de algún experto, saturado de ron y con olor a cigarro corriente. Otras, timoratos encargados utilizan artefactos de herrería, con seis orificios para colocar los cohetones. Personas más diestras tienen a su cargo el cañón, por cuya boca ascienden las bombas de luces. Hay dos detonaciones. La primera impulsa a esa como bola de cañón, llena de polvos que, al estallar producen millones de chispas.

Y si la comunidad tiene el privilegio de recibir a su jerarca, entonces las cargas se multiplican. No a diario se tienen visitas de ese tamaño.

Y al jerarca… le encanta ese trato.

El gobierno municipal

Claro que es corresponsable. Dispone de un cuerpo edilicio exigente y atento a la actividad del municipio. Entre sus integrantes no falta un regidor encargado de atender a la creciente feligresía. En sus manos está la seguridad. Jerárquicamente se coloca sobre el director de Protección Civil. Ambos son responsables.

Y obedecen las órdenes de un alcalde, el mismo que ha prometido un coche una vez por semana para llevar y traer familiares de lesionados, en hospitales de la Ciudad de México. El que reparte sobrecitos con billetes, tratando de hacerse menos odioso. ¡Es responsable!

El gobierno estatal

Dispone de un complejo sistema de inteligencia, investigación, relaciones, Protección Civil, así como de un presupuesto amplio y suficiente como para supervisar cada fiesta donde hay concentraciones de feligreses.

De su decisión depende que siga la producción indiscriminada de pirotécnia, cierto un arte del que dependen varias familias, ¿pero a qué costo?

Las dantescas imágenes comentadas por testigos, algunos de los cuales también son víctimas de la explosión del pasado quince de marzo, nos hacen tomar una decisión rápida y firme: ninguna fiesta por encima de la integridad de la gente, así lo ordene un mandamás de la Iglesia, o un grupo de animados feligreses, en cuyas decisiones muchas veces abunda el agravante del licor, en cantidades brutales.

Hoy, el gobierno estatal busca culpables. Y no se ve a si mismo.

¿No hay evidencias de haber actuado de manera negligente?

Sobran.

No hay capacidad de prevención. La respuesta fue tardía. Y se requirió de gobiernos como el de Puebla para que reaccionáramos. No prestamos los helicópteros, ni las ambulancias de terapia intensiva, ¡para nuestra gente! Y tuvieron que llegar, mucho tiempo después, las ayudas de Puebla.

El coordinador de los esfuerzos quedó paralizado. No disponía de información. Tampoco de recursos. El viejo secretario de gobierno, sencillamente quedó superado. El formidable subsecretario técnico estaría en cualquier parte, menos acopiando información. El director de Protección Civil… como siempre. La procuradora integrando averiguaciones contra periodistas.

Todos ellos, señores, por dignidad deberían renunciar para enfrentar como ciudadanos las acusaciones de negligencia que, ¿interpondrán los diputados?, ¿serán capaces?, o les temblarán las corvas, recordando los tremendos compromisos económicos que aún no concluyen y que al día de hoy los han hecho hombres y mujeres ricos, copartícipes de la prosperidad nacional…

¿Cómo es posible este tráfico de pólvora en territorio tlaxcalteca?. Notas periodísticas hablan de más de 3.5 toneladas de explosivos detonados nada más en Natívitas. ¿Y Zacatelco, Hueyotlipan, Huamantla, Chiautempan?

Oiga, qué cantidad de explosivos van y vienen.

Insisto, y el coordinador de los esfuerzos de todos y todas, ¿cómo la ve?

La acción de gobernar no se limita a planear erráticamente su participación en elecciones.

También hay que trabajar, fíjese.

Velar por la integridad de la gente… ese también es su deber. Sería prioritario, pero parece que lo ha hecho a un lado.

Lo veo llorando en Natívitas. Me conmuevo, pero me rebelo. Esas lágrimas no lavan el desgobierno que, la explosión del viernes anterior nos sacudió, como al adormilado le ocurre con un balde frío de agua.

Peña Nieto, ah, ya se dignó a enviar a la secretaria de Salud, a preguntar por los lesionados.

Pero no se ha dado tiempo de asistir personalmente.

Ni modo.

Estamos solos.

Termina el luto y viva la fiesta en el Cobat

Los coordinadores y directores de los plantes del Colegio de Bachilleres aprovecharon que terminó el luto decretado por el gobernador Mariano González Zarur por la tragedia registrada en Nativitas, para llevar la mañana de este martes mariachi a la directora general de ese subsistema educativo, Josefina Espinoza Cuéllar.

El motivo fue festejarle a la funcionaria su cumpleaños. Es una lástima que los coordinadores y directores lejos de preocuparse por la eduacación aprovechen cualquier pretexto para quedar bien con Espinoza Cuéllar.

Y si cree que la directora general no tiene trabajo, debería poner atención a lo que hace el cooordinador de la zona 3 del Cobat, Miguel Ángel Tapia Munive, quien desde hace meses adeuda la cantidad de 60 mil pesos al proveedor de uniformes deportivos.

El mala paga, como se le conoce a ese personaje, recibió el dinero de los directores de los planteles de la zona 4(Huamantla, Ixteco, Altzayanca, Cuapiaxtla y Xaloztox -donde antes era coordinador- para liquidar la compra de uniformes, sin embargo Tapia Munive no entregó al proveedor el recurso y es la fecha que no cumple con el compromiso.

Se sabe que ya antes había recurrido en una práctica similar, pero como se dice amigo de Josefina Espinoza y del gobernador Mariano González, pues simplemente nadie puede hacerle nada.

Ni hablar. Felicidades Josefina.

La explosión del viernes nos desnudó: solos, sin capacidad de respuesta, con crisis en el sector salud.

.

Pese a que contamos con helicópteros y ambulancias de terapia intensiva, nos los tuvo que enviar Puebla, porque aquí nada más no reaccionamos.

¿Por qué el presidente Enrique Peña Nieto, no vino a Natívitas, a solidarizarse con los deudos de las diecisiete víctimas fatales de la explosión del pasado viernes 15 de marzo?… el secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, tampoco vino. Pese a la magnitud de la tragedia, dieron la espalda a Tlaxcala y a su gobernador, Mariano González Zarur.

El mandatario estatal, sólo, pero con su habitual contrariedad, se limitó a dosificar una deficiente información y, a ver a gobiernos, como el de Puebla, reaccionar enviando helicópteros para el traslado de heridos, ambulancias con equipo de terapia intensiva, bomberos, personal de apoyo.

La explosión nos tomó por sorpresa y evidenció las graves carencias en el sector salud. No había medicamentos. Por más esfuerzos del personal médico, ¿qué podían hacer si carecían de lo necesario para responder a la gente que gritaba de dolor.

Y ante el colosal desastre -aquí van 17 muertos; en PEMEX la cifra llegó a 33- sobrevino el shock de la autoridad. ¿cómo fue que se abrió el telón y dejó ver la miseria en el sector salud; así como nuestra respuesta tardía para reaccionar (la gente debió aguardar agonizantes y eternos lapsos para que llegaran, primero ambulancias y luego las autoridades).

Hubo bajas al bloquear la ayuda ofrecida por la Fundación Michou y Mau, gestionada por la senadora Lorena Cuéllar, cuyo nombre, genera un rechazo en automático en la política local, agudizó la crisis.

A partir del 15 de marzo, nuestro comportamiento no puede seguir siendo el mismo. Cohetes, cohetones, bombas de luces y otros artificios de riesgo, sencillamente no pueden adquirirse en forma indiscriminada y menos almacenarse cerca de la gente. ¿En qué cabeza cabe llevar estos productos de pólvora en la batea de una camioneta? En una, que inicia una cadena de irresponsabilidades, desde los religiosos que estimulan la formación de comisiones ciudadanas para recaudar fondos con los cuales se paguen estos materiales de altísimo riesgo, hasta los propios feligreses, capaces de reunir importantes sumas, con las cuales habrán de adquirir la pólvora, siempre en el clandestinaje.

Tomo con mucho respeto algunas frases escritas por el sacerdote Ranulfo Rojas Bretón, a propósito del 15-M (15 de marzo): ” Es muy probable que se critiquen las fiestas religiosas e incluso lleguen a críticas jacobinas de agresión contra la religión e incluso acusen de ignorantes e idolatras dichas prácticas. Sería normal en mentes demasiado cerradas a las realidades de la cultura. Accidentes de este tipo suceden en muchas partes y no solo por motivos religiosos puesto que no es la única ocasión en la que se detona pirotecnia”.

Rojas Bretón -quien llegó a autopromoverse como candidato a obispo- pone sobre la mesa esa especie de obligada relación entre religión y cohetes, y como religioso poco aporta al desarrollo armónico aludiendo a las críticas jacobinas de agresión contra la religión, así lo llama.

Con el tema de las críticas jacobinas, el prelado Rojas alude a la Revolución Francesa y el acceso de los pobres al poder. Los coloca en una bandeja y victimiza a la religión católica. (aquí entre nos, poca falta le hacen defensores de este nivel).

Pero omite referirse a la extraordinaria capacidad organizativa de los ciudadanos, quienes al conformar una comisión para la compra de fuegos artificiales, llega a reunir cantidades entre los 200 mil pesos o más.

Doscientos mil pesos para comprar un gravísimo riesgo, y aunque Rojas seguramente lo hace a título personal, no deja de mostrar ese cobre religioso al minimizar este tipo de eventos: “suceden en muchas partes y no solo por motivos religiosos”. ¿Recibe acaso una comisión de fabricantes de cohetes y cohetones?

No señor Rojas Bretón, la vida de las personas vale más que las interpretaciones mañosas y arbitrarias expuestas por usted. Creo que que los sacerdotes mucho tienen qué hacer en sus homilías y reuniones con los feligreses, para desinsentivar el uso de pólvora en las celebraciones con alta asistencia de personas.

Y esas comisiones deben anteponer la seguridad de los fieles. Ningún cohete vale más que el bienestar de la gente, pero hay que sortear a las voluntades como las del señor Rojas Bretón, y su sermón de, la vida no vale nada, mucho mejor si lo acompaña con música de mariachi y otras canciones de José Alfredo.

Cantinfleando

Peña Nieto nos dio la espalda. Osorio Chong, también. Moreno Valle no. Ex secretario de Finanzas de Puebla, sabe en qué consisten los momentos de apremio. De hecho él atiende el proceso eruptivo del Popocatépetl, allá por los dificiles últimos días de diciembre de 1994.

Pero créame, ante la ayuda ofrecida, hacía falta una reacción mariana dentro de la lógica.

Veamos esta declaración a Milenio. Se trata de un asunto serio en extremo… que causó la muerte a 17 personas y heridas a más de ochenta:

“En entrevista con Héctor Diego Medina, para Milenio Televisión, reveló que no existían los permisos para el uso de la pólvora, por lo que ya la delegación estatal de la Procuraduría General de la República comenzó la averiguación previa para deslindar responsabilidades”.

“Alguien dice que uno iba fumando, otros que un cohete hicieron que subiera y que pegó en un cable y regresó, otros que una bomba, por lo que la PGR está haciendo las averiguaciones, por lo cual lo conveniente es que no hagamos conjeturas”, sostuvo.

– ¿Entonces cual sería la línea?

– Vamos por que fue un cohete, sin embargo te aclaró que se encontraron más cohetones que no explotaron. Lo importante ahorita es atender a la gente”.