[xyz_lbx_default_code]

Archiv para febrero, 2013

La capital… viejos y no tan viejos tratan de arrebatársela; a todos los domina la voracidad

.

La derrota priísta, augurada por el mismo alcalde tricolor y el primer regidor, Erick Hernández Xicohtencatl, algo traen oculto… como que buscan su expulsión pero, no se les ha hecho.

¿Se vale que los propíos priístas del municipio de Tlaxcala descalifiquen a su partido? Algo traen entre manos. No son todos los que lo hacen. Es un grupo que se va haciendo grande en la medida en que se descorre la cortina de la imposición de un personaje perteneciente a una estirpe siniestra y corrupta que quiere retornar a ser la dueña del municipio, como alguna vez lo fue.

Pero, ¿qué es eso que tran ente manos? Sospecho que se trata de un pleito ratero que ha de buscar la fractura en el tricolor. Esto permitirá pintarlo de amarillo Lorena, y hará frente a la aplanadora marianista que, vía su fiel escudero José Luis González Sarmiento, se empeña en colocar como abanderado del PRI a Aldo Lima.

Tres momentos:

El primero. Tras ser alcalde tlaxcalteca, más gris que la suela de su zapato, Ariel Lima Pineda, de la vieja guardia priísta, se apoderaría de los negocios que se pueden hacer con el agua potable. Y créame, construyó una fortuna a partir de ese feudo, combinado con las ayudadotas de sus amigos tricolores, como Joaquín Cisneros y el propio Mariano González, dispuestos a tenderle la mano, como quien le da más poder a la bestia.

Segundo. Ariel fue desplazado de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Tlaxcala, por las huestes de Lorena Cuéllar, quien desde entonces comenzaba a ser incómoda, antipática y hasta peligrosa para el grupo apolillado del tricolor que, antes la había visto alzarse con sonoros triunfos electorales, precisamente cuando al PRI en manos de la beatricista Linda Marina Munive Temoltzin, le fue como en feria… todo lo perdió, menos el municipio capitalino, en manos de la hoy senadora perredista.

Tercero. Los juniores han tomado la batuta y resultan la versión corregida y aumentada de lo que sus papis han sido en eso de hacer negocio, sacar jugo y ganar hasta hartarse con prendas como la alcaldía tlaxcalteca o la comisión de agua. ¿Nombres?: el propio Aldo Lima… Marquitos Velasco, hijo del tristemente célebre apizaquense oficial mayor, Ubaldo Velasco Hernández (hay que cuidar sus manos plis).

Y con este escenario poco halagüeño, hasta cuando Carlitos Bailón Valencia, asoma sus antiestéticas mejillas (bueno, los cuates lo llaman cariñosamente cachetes de bombilla, jeje) surge la esperanza de que algo puede cambiar en este golpeado municipio, donde el apetito de cisneristas o lorenistas (claro que no son lo mismo), de marianistas o limistas, todos tienen algo en común: poco ofrecen para hacer próspera a la capital y al contrario, en cuanto pueden asestarle una mordida, lo hacen sin rubor alguno.

Así que el surgimiento de alternativas como la representada por el campeón de las pluris, el panista Fito Escobar Jardínez, quien hoy cuenta con el respaldo del orticismo (digamos, el otro grupo más poderoso en el municipio de Tlaxcala) las cosas se ponen color de hormiga para el tricolor, su dirigente balín González Sarmiento, y el portento de discursos motivadores, el extraño viejito tamaulipeco, Manuelito “el iluminado” Cavazos Lerma.

Falta ver si el dócil Paco Hernández, termina por ser la apuesta de Lorena o, si esta se conforma con el verdadero perredista, Víctor Briones Loranca (y lo apoya, claro, no lo traiciona), como propuesta del Sol Azteca… sí al que su ex dirigente, un tal Acametitla, lo dejó colgado de la brocha cuando se dijo a sí mismo: chaparro, es hora de sacar provecho por tanto sacrificio, tantas juergas, y tantos fracasos como presidente del amarillo, y dejar temporalmente la batuta al superratón, Cirstóbal Luna (el único perredista-marianista-orticista y madrador de panistas cuando fue diputado local, jeje)

He aquí el escenario en el cual cada vez más fulanos se disputan al municipio capitalino. Unos con lana, otros con maña, los más viejos con una antipatía a flor de piel, pero lo más simpático: el alcalde priísta, Pedro Pérez Lira y sus etílicas declaraciones, el primer regidor, Erick Hernández Xicohténcatl, y otros que son un montón, ya le encontraron la hebra a esto de la descalificación de su partido a priori, para culpar al gobernador Mariano González Zarur, de lo que ya ven como fracaso tricolor en Tlaxcala capital.

Hasta hoy, no han conseguido que los expulsen. A leguas se ve que ese es su propósito. Así se harán las víctimas y más jugo sacarán a las descalificaciones. O sea, qué malos, ¿verdad?. pero al ver que en el fondo adelantan su cara de fuchi a Ariel Lima y su prole… ups, uno no tiene más que darles la razón… así de graciosa está la crisis en el partido aquí en la capital de Tlaxcala.

Una historia del corazón

Hace unos meses, cuando las influencias de los más prencipales consiguieron el divorcio más rápido de la comarca, pos todos créibamos que lo que seguía era pura miel para unos tórtolos que primero se querían reteharto, pero luego como que se enfriaron, hasta que en lugar de quererse, comenzaron a malquererse.

Él, bien parecido, matasanos y matailusiones, vio con el tiempo y la “rompida de mecate” que andar como perro sin dueño, en materia de amores, es más entretenido que montarse en la cabalgadura de echar ráices verdá… como quien dice de sentar cabeza…

El muy tarugo (yo digo que más que tarugo es pen…) cuando le dijeron, oye cabrón pos cumple con la promesa, y este se hizo como que la virgen le hablaba, en ese momento labró su destino, un inche destino bien furris porque de la que era dueño de su corazoncito, calzonuda y poderosa le juró por esta: te voy a acabar, cabrón.

No digo que el despecho no haya mediado en este pleito tan sentido, pos el ex cónyuge su original compita no hace mucho que se matrimonió al verse más solo que una trucha en el Zahuapan. Tons, la susodicha (bueno no la hemos mentado mucho) decidió hacer efectivo el convenio por medio del cual, verdá, le habían degüelto la libertá al zonzo ese matasanos, pero como este quiso hacerse pato… ándale, dentro de poco vamos a ver como unos bien canijos van a comer adobo de pato, con todo y lo barbazul que resultó el muy gandalla.

Moraleja: si lo “desapartas” de los suyos porque tienes planes para él, no lo descuides mucho, porque lo más seguro es que se atasque en algún lodazal, como las mulas atascadas (jeje), a las cuales bien que les está el dicho ese que reza: la miel no se hizo para el hocico de los burros… o mulas, como usté quiera….

Otra de la graciosa democracia interna tricolor

Será dentro de unos días cuando aparezca la convocatoria para que, a nivel nacional se inicie el proceso de palomeo, claro, tras la escrupulosa búsqueda a nivel local de las mejores propuestas… o las imposiciones mejor operadas (que al caso vienen siendo equivalentes).

Y bajo esta lógica, en Tlaxcala, hay una dilación que a los múltiples militantes con la creencia que pueden aspirar a ser candidatos a diputados en la próxima legislatura local, habrán de ceñirse a atestiguar cómo, de repente aparezca una lista palomeada, sobre la que se podrán decir muchas cosas, menos que se trate de un asunto serio, en un marco de democracia interna.

Vienen esas listas palomeadas, y a quien no le guste que se aguante. Ese es el nuevo PRI, en manos de un dirigente tan malito como con el sino de perdedor dibujado en la frente.

Aún más, a esos palomeados, los verdaderos dirigentes del PRI en Tlaxcala (el michoacano y el jovenazo) ya habían aprovechado para plantearles que, ni apoyo para gasolina habrán de contar.

Digo con esos malos augurios, quién podrá sentirse sorprendido si es que el PRI truena como charamusca en julio.

15 de enero: afecto suplicante a Elba Esther; 26 de febrero, júbilo por su encarcelamiento

.

Sólo con las pastillas del olvido se puede conducir por los caminos del cinismo y creer que más de un millón de tlaxcaltecas no advierte su caótica ruta.

Parece que Mariano consume consuetudinariamente pastillas para el olvido. Sus afectos y sus odios se alternan, y así como fue ayer el mandatario más efusivo en la reunión de Miguel Ángel Osorio Chong, por la detención de la presidenta del SNTE, el pasado 15 de enero no regateó muestras de afecto hacia Elba Esther Gordillo, aprovechando la presencia de esta, en el informe de gobierno del elbista Rafael Moreno Valle Rosas. Vaya hasta boletinó la fotografía que se tomó con la maestra.

Ve lo que desea y actúa casi por inercia. Por enésima ocasión lamento la mixtura de los instintos con la farmacia en el timón del estado.

¿Es la mala suerte que nos acompaña sexenalmente aderezando con excesos las actuaciones de nuestras autoridades?

Del etílico gobierno de Tulio y sus constantes recaídas en la inconsciencia cada que saturaba con pulque su tanque personal, a las interminables fiestas de género en la etapa de Beatriz; de los escándalos conductuales alvarezlimistas con todo y sus discretos hostigamientos, a las aparatosas discusiones de alcoba del matrimonio Sánchez Anaya-Ramírez García, con sus graves consecuencias para el estado y la clase política…

De los cuadros maniaco depresivos de Héctor Ortiz y la casi grúa en que se convertía su compañera para alzarlo en tiempos de crisis, a las pastillas marianistas del olvido, los zapes, el prosac como caramelo, los sueños de horror que derivaron en su desplazamiento al DF porque aquí, dicen, corre peligro…

¿Pues qué maldita falta cometimos para merecer este castigo que salta de la frivolidad al exceso, y de la simulación a la pachanga?

Puede ser nuestra dependencia absoluta (nuestra aportación de 3 por ciento es una miseria) al recurso proveniente de la Federación.

Cuando Sánchez Piedras, reclamó en el centro un trato distinto a Tlaxcala y su pobreza, “no se trata igual a los desiguales”, bordó la crisis de quienes lo sucedieron para administrar la inacabable riqueza presupuestal venida de allá, a cambio de comportarnos con un mínimo de decencia.

Hoy, los desiguales -como nos llamó Sánchez Piedras- somos el estado pobre y pequeño, pero condenado a financiar los vuelos marianos en helicóptero para sentir se importante y poderoso. Los viajes al extranjero, de placer con el recurso público, que no de promoción, porque del dinero tirado a manos llenas, no veo sino justificaciones no pedidas… responsabilidad manifiesta de que seguimos en las mismas.

Peor, porque hoy nos damos lujos no pensados en aquellos años de la colocación de los cimientos de la Tlaxcala moderna: pintamos manchigrecas en las escuelas, recibimos miles de chamarritas promocionales, pero no útiles escolares, presenciamos el enriquecimiento brutal, ofensivo, de quien se hizo con los talleres del Ferrocarril en Apizaco, y operó la clausura de su competencia en la Ciénega, también en ese municipio.

Sólo sedado se es capaz de cometer semejantes excesos.

El 15 de enero, desesperado porque iniciaban los movimientos del magisterio de reprobación a una ley de pensiones impuesta de forma primitiva y corrupta, el mandatario tlaxcalteca se procuró el encuentro con la lideresa del SNTE. La gráfica al inicio de esta entrega es elocuente. No fue sólo un saludo cordial… no, se trató de un suplicante estrechar de mano que no acabó en indigno beso, sí a esas mismas manos, porque la pastilla había menguado su efecto…

El peñanietismo y su creciente necesidad de legitimación requería de un golpe espectacular para demostrar a propios y extraños que la perversidad estaba de vuelta en Los Pinos. No intento minimizar el aparatoso paso de Fox, su monstruosa Martita, y Calderón, con más muertos que obras en su turno. No… este es otro tipo de operación. Es el terror, el simbolismo, el cobro de afrentas del lector de tantita Biblia, del presidente incapaz de hilar más de dos frases sin caer en equivocaciones graves o aparentemente leves.

Hoy, sabemos de los movimientos escandalosos de Elba Esther… de su tarjeta de crédito con saldos cubiertos por tres millones de dólares, de la triangulación pasando por bancos de Suiza y otros países.

El mensaje a los maestros muestra a una lideresa que los engañaba, que en promedio desviaba un millón y medio de pesos al día.

El gobierno de Peña ha sido incapaz de mostrar tolerancia contra el incómodo gremio magisterial y tejió esta maniobra para recuperar a ese enorme colectivo que , aprendió a direccionar su voto según sus conveniencias.

De paso, exhibe el gaso de Elba para practicarse cirugías estéticas.

Peña no habla sin embargo, de la locura de corrupción en el Sindicato Petrolero, donde el líder, Carlos Romero Deschamps, como usted ha visto es capaz de hacer regalitos de tres millones de dólares a su junior, un auto deportivo fuera de serie. Pero sobre Romero no se ha dicho la mínima palabra. Es mas el hijo del líder petrolero y el hijo del gobernador tlaxcalateca, Mariano González Aguirre presumen su amistad.

A Andrés Granier le descubrió su sucesor Arturo Núñez, una barbaridad a costa de la miseria de los tabasqueños. Y el gobierno de Peña tampoco se ha pronunciado.

No vayamos lejos. A Mariano lo tienen en la mira. La Auditoría Superior de la Federación ha encontrado evidencias de un manejo azaroso de las finanzas. Y no por montos despreciables. Ya van mil millones. Más lo que se acumule.

Este estilo discreto, insisto, lleno de simbolismo, y con claros mensajes a los delincuentes políticos que medran con el país, puede ser un eficiente freno a sujetos como varios que usted y yo conocemos y que desearíamos ver o tras las rejas, o por lo menos con el juicio popular de decirles en su cara el nivel de porquería al que los llevaron sus conductas atestadas de calmantes… esas pastillas para el olvido, generadoras del más despreciable cinismo visto en una autoridad.

Un código penal de vergüenza, pero aprobado por unanimidad… pero los erreroes nacen del Ejecutivo

.

Hoy MGZ lo devolvió a los legisladores con la intención de echarles la culpa, pero en realidad pronto saldrá a la luz pública las contradicciones del mandatario.

Resulta extraño que aun disponiendo de grandes sumas para pagar asesorías de lujo (como la percibida por el enterrador Trevi-Andrade) y diputados a modo, el nuevo Código Penal, haya sido aprobado por unanimidad con una serie de fallas que, pa’su mecha, nos hace merecedores de la orejas de burro más grandes que existan.

Lo más gracioso es que entre esas mediocridades ha surgido la diplomacia. De acuerdo con La Jornada de Oriente, el documento al cual nos referimos (hecho con las propuestas de todos y aprobado por unanimidad) se acompañó de una atenta nota:

“Sin el ánimo de cuestionar la voluntad democrática que le corresponde al Poder Legislativo, el Ejecutivo a mi cargo aprecia cuestiones que el decreto aprobado por esta soberanía contiene y que no corresponden a las finalidades propuestas, ni tampoco a los acuerdos para el mejoramiento de la legislación en el ámbito penal”.

Oigan, pues sin el ánimo de cuestionar los liderazgos de quienes despachan en el Palacio Legislativo, ¡pónganse las pilas porque de veras nos hacen quedar mal!… son nuestros representantes, pero por lo menos lean lo que aprueban.

Qué va… en este momento, así de legisladores hacen maletas, organizan fiestecitas y eso sí, supervisan que les hayan pagado todos los meses posibles (incluso el aguinaldo) para largarse a hacer campaña, porque sabrán ustedes, sus ascendentes, brillantes y estruendosas carreras políticas no pueden detenerse. Ya cobraron dos años en el Congreso… bueno, pues ahora hay que ver nuevos horizontes… ¡la perrada los reclama como sus nuevas autoridades! (sí cómo no).

Pero en todo este problema, hay evidencias que demuestran que el principal responsable de los errores que supuestamente tiene el nuevo Código Penal tienen su origen en la iniciativa que envió el mandatario estatal, mismos que en breve serán documentados y nuevamente el hacendado quedará como un mentiroso.

Tuu-tuu… ¡el tren no sale!

Una serie de evidencias y una bola de indiscreciones, apuntan hacia el tremendo ganón del proyecto para hacer un centro comercial en la antigua estación del ferrocarril, en Apizaco. ¿Quién?… ahhh, pues a ver, dígame, ¿de quien son los principales negocios en este sexenio?, ¿quién mandó a suspender la construcción del otro centro comercial en Apizaco?, ¿Manchis?… ustedes lo dijeron (y creo que le atinaron).

Pero cuando todo era una creencia de impunidad absoluta, resulta que los bárbaros constructores (a cargo de Robarto (jeje) Romano Montealegre (Secoduvi), cometieron la burrada de demoler muros en los talleres del Ferrocarril, y hacer remodelaciones como quien se cambia de chones.

Eso no lo permitió el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y, ¡zaz! que clausuran la obra.

Y será para mejores momentos la reanudación de tan importante inversión, por lo pronto, cientos de obreros de la construcción verán que su chamba se detiene, y aunque no les explican las causas, ha de ser suficiente con ver los sellos de clausura mandados a colocar como sanción a tantas irregularidades.

Ahora sí que como les pasa a los del crimen organizado, por una tontería pueden salir a relucir las cochinadas que sirven de cimientos a semejante inversión, donde se habla del Hotel City Express, de la Panadería El Globo y de tantos comercios en condominio que detonarán la economía de Apizaco, pero sobre todo de un apizaquense, mitad local, y la otra libanés… que nos ha salido fino pa’l nego…

Si las manchichamarritas lo escandalizaron, espere a ver lo que viene

Nos dicen que ante la insoportable temporada de calor que se avecina, los muy mañosos del sector salud, ya mandaron a pedir casi todos los ventiladores del país, para colocarlos a lado de las camitas de pequeños pacientes y aquellas destinadas a personas de la tercera edad.

Oiga, pero se trata de miles y miles de esas piezas… tantas que juntas le andan llegando a los ¡cien millones de pesos!

Con el frío, el negocio correspondería a Tonchis… casi 300 mil chamarritas (bien feas y más corrientes), pero con el calor, quién cree usted que será el ganón?

Nos dicen que un médico… el as del bisturí… el cuñado no incómodo, al contrario, próximo diputado local (bueno, al menos candidato pluri, junto con su subrino… ese muchacho inquieto tan parecido a su papi Manchis).

Al cirujano Fernando León Nava, le fue bien climatizando su hospital (bueno, donde chambea, porque creo que es de su seño) y entonces se diría a sí mismo: inche Fer, pos qué esperas para aprovechar el calorón que se avecina… it’s now or never… y ándale, ahí es donde dicen los indiscretos empleados del doctor Fragoso (a veces su empleado y otras su socio) que ya comienzan a ver dónde ponen semenante cantidad de ventiladores.

Tal vez no hay medicamentos, ni aparatos de Rayos equis. Pero de que cada enfermo va a estar bien fresco con los nuevos ventiladores, eso no lo dude usted.

De armas y funcionarios descontinuados

A Miguelito Moctezuma le ha causado molestia aquello de los grupos ciudadanos de autodefensa. Los ha llegado a tapar con las lonas que hace un chorro de tiempo llevan colgadas en municipios como Zacatelco, en las cuales se advierte a los delincuentes que están siendo observados por hombres y mujeres dedicados a dar vida a esas comunidades.

Así que lo mejor sería pedir a don Mocte, que sea parejo. Si condena… bueno ni siquiera le da el beneficio de la duda a los grupos de ciudadanos armados, que comience por revisar las licencias de la bola de guaruras dedicados a cuidar a ricos, funcionarios, diputados y otros potentados.

Verá usted, desde las famosas empresas de seguridad privada hasta los guardaespaldas, de ojo verde, rubios y altos (jejeje) tienen la obligación de mostrar que cuentan con autorización de la Secretaría de la Defensa Nacional para la portación de armas de uso exclusivo para el Ejército y Fuerza Aérea.

No se vale que mientras a los ciudadanos sin posibilidades económicas, el señor Moctezuma les señala el camino del desarme, vamos ni siquiera acepta su existencia, otros tipos, armados hasta las cachas, prepotentes, mamones y protegidos por sus influyentes patrones, anden intimidando a la gente de a pie, como usted y como yo, que ni tenemos presupuesto, ni ganas, de comprar ni siquiera una pistola de chupones de plástico.

Pero qué tal los potentados eh… cuidado con sostenerles la mirada, y menos devolverles algún desplante, porque mínimo una madriza.

Así que el vetusto secre de gobierno, debería comenzar por comprobar que el crimen organizado no comienza con los custodios personales de cientos de empresarios, diputados, funcionarios, el mismo gober, alcaldes y otros poderosos.

Cinismo, la reacción a las observaciones de la ASF

Desde Octubre de 2012 publicamos información del Órgano de Fiscalización Superior (OFS) relativo a las cuentas reprobadas del Poder Ejecutivo. Muchas de ellas por cifras escandalosas, el uso de recursos etiquetados para otros fines (como ocurre con mucha frecuencia en el sector salud) y a veces con descarados actos de corrupción.

Para el secrertario de Finanzas, y buscador de inmunidad, convirtiéndose en diputado plurinominal, Ricardo García Portilla, aquellas observaciones, pues no nos son exclusivas… otras entidades andan igual o pior que nosotros…

A esa filosfía de, “mal de muchos, remedio de tontos”, le debemos que las finanzas de Tlaxcala estén de cabeza.

Sabe, en estados como Tabasco, la persecución de ex mandatarios como el priísta Andrés Granier, va tan en serio que, ya lo ven como el primer dino tras las rejas.

Pues aquí no cantamos mal las rancheras. En todo tiene que ver el más rico y poderoso del momento. Pero el poder ni es eterno, ni puede ejercerse en un contexto de impunidad, con las ganas que tiene el PRI de Peña de hacer de este el primero de muchos, muchos sexenios tricolores, a base de aparentar transparencia.

May Zaragoza, terminante: no hay retenes ciudadanos. C-4, ya emitió la alerta: sí los hay

.

Es la más improductiva discusión entre una servidora pública que detectó grupos ciudadanos de autodefensa y otro mando superior, empeñado en negarlo, por quién sabe qué extrañas razones.

Lo malo de ser un funcionario fuereño en el gobierno de Tlaxcala, es que se ignoran los antecedentes de las regiones, usos y costumbres y la necesidad de contar con  -como ha ocurrido en comunidades cercanas a la Malintzi- Policías Rurales, o con organizaciones de ciudadanos armados y hostiles, como las hay en Tepetitla de Lardizábal, donde comerciantes y empresarios están hartos de ser atracados en esta, “zona caliente”.

Eso ocurre con el secretario de Seguridad Pública, Orlando May Zaragoza Ayala. Tlaxcala no nada más es irrumpir en el Congreso y agredir a diputados. No dudo de las capacidades tácticas del militar con licencia, pero seamos honestos… le faltan años de experiencia aquí, así como para poder ponerse rasposo con la prensa local: “No señorita, entienda que en Tlaxcala no hay (grupos de autodefensa)”, revela una nota de Gerardo Santillán, presente en una entrevista May Zaragoza.

El super guarura de Tlaxcala debería estar enterado que en comunidades aledañas a Texmelucan, los policías han llegado a combatir con pistolas de copas de plomo a la delincuencia, ágil, agresiva y con fusiles automáticos de asalto, nada más por mencionar algunas de las armas que portan.

Así que, ignoro las razones de May Zaragoza, para negar tan rotundamente la existencia de grupos ciudadanos de autodefensa.

Hace poco tiempo, al realizar un reportaje por municipios sureños, este que escribe fue retenido por varias personas armadas, que le dieron alcance tras haber obtenido algunas fotografías de talleres de maquila de pantalones de mezclilla.

Fue entonces cuando nos enteramos, primero que en la zona impera la ley del más fuerte (mejor dicho, del más armado) y luego, que los policías de Tepetitla, han llegado a portar pistolas tipo escuadra, pero nada más para aparentar que están armados, no para enfrentarse al crimen organizado, tan vigente en esta parte del estado, y mucho menos para someter a sus miembros.

La revelación de grupos de autodefensa no pudo tener mejor fuente: el C-4, cuya encargada de despacho, Victoria Ramírez Solano, ya cumplió con dar la alerta. Dependerá de la sensibilidad de May Zaragoza y su superior, el aplicarse a fondo para actuar caso por caso; para negar lo dicho por aquella funcionaria; o para auto promover, “el elficiente diálogo con los ciudadanos, al que recurre un funcionario de su nivel”.

Mucho ojo con carreteras estatales como la que va de Texoloc a Xoxtla, vía Natívitas o por Liconsa; con el camino que comunica a la Autopista México-Puebla, Concordia, San Miguel del Milagro, y las zonas arqueológicas de Cacaxtla y Xochitecatl. Aún más, con los caminos que circundan a la Malintzin, donde cientos de turistas recorren a diario los hermosos pero inseguros paisajes.

Sabe, los retenes también alertan el nivel de desempleo, de hambre, de falta de esperanzas, ante una administración que ha hecho de todo, menos procurar el resarcimiento de ese tejido social, tan presente en sus discursos, pero tan alejado de sus acciones.

Un retén, en el fondo alienta a quien lo hace a condicionar a los automovilistas al pago de alguna cuota. Así de seria es la crisis que vivimos en Tlaxcala.

¿Lo sabrá el golpeador secretario?

Pues, aquí le aportamos un poco de lo que seguramente habrá de acopiar para poder considerarse un verdadero factor de seguridad para la entidad. Como puede usted ver, a May le faltan años, para covnertirse en el experto que nos hace falta.

Llegó el iluminado al PRI

El arribo del ex gobernador de Tamaulipas a desempeñarse como delegado del CEN del PRI, se esperaba con un poco más de seriedad. Pero al notar la irrupción del añoso pitoniso, del motivador de masas, cantante desafinado, émulo de Piporro y triunfador a priori de Manuel Cavazos Lerma, uno entiende el porqué del desencanto de la militancia.

Se fue un vividor. Un bueno para poco (para gastar lo que no hay) de Enrique González y González. Y llega el bárbaro de las pecas, el Mad tamaulipeco, el peloncito que se transforma en el micrófono y todo lo ve color de rosa… hasta el sino de derrota que tiene su partido, y que es producto del voto de castigo a las decisiones autoritarias, arbitrarias y muchas veces en un entorno de corrupción, tomadas en la oficina, “más prencipal del Palacio” (donde de veras está el mando del ¿partidazo?).

Cavazos, seguramente capacitado en Televisa, por adivinos del futuro, lecotas de carta, tarotistas y otra suerte de impostores, ha venido a empeorar las cosas, en el tricolor, por cierto recién abierto al pseudo liderazgo de José Luis González Sarmiento, luego de haber echado de la dirigencia a un presidente que cobraría candiaturas por adelantado y ahora se hace el que la virgen le habla.

Ni modo, otra temporadita en manos simuladoras, pero eso sí, más que puestas para encabezar a la madre de todas las campañas, con la directriz michoacana, la delegación tamaulipeca y el destino…pues ha de ser a España, verdad…

Injusticia en el Cobat

Por qué la señora Josefina Espinosa Cuellar, se niega a pagar el seguro de vida al ex trabajador del Colegio de Bachilleres, Juvenal Cruz Temalatzi, si laboró más de 20 años en el plantel de Chiautempan, si puntualmente le fue retenida una cuota de sus percepciones.

No me lo explico. ¿Acaso Espinosa Cuellar es tan insensible que así permanecerá ante el clamor de los deudos de hoy finado?

Me parece una de las peores injusticias de esta administración, solapada por sus superiores y confrontada contra ese tejido social, del cual hemos hablado tanto que a veces ya no me motiva.

Detecta ASF daño patrimonial por 71 mdp en Salud de Tlaxcala, ¿y la caja de cristal?

.

Es probable que la corrupción sea tan ofensiva que el Gobierno Federal se introduzca a Tlaxcala a través de la rendija de corrupción detectada en el OFS Salud de Tlaxcala.

5

A don Jesús Fragoso Bernal, le pasó lo que a muchos… su administración se le hizo bolas, pero no crean que por mucho… nada más 71 millones de pesos, detectó la Auditoría Superior de la Federación, según lo publica este martes La Jornada de Oriente.

Eso es un escándalo de dinero, fuera de los códigos de la caja de cristal prometida por el coordinador de los esfuerzos de Tlaxcala, a quien siguen sin salirle las cosas como nos las había pintado cuando recién había tomado el control del timón.

¿Será porque ya se instaló en la Ciudad de México, porque en Tlaxcala, como que no se siente seguro?, o será que a la hora de planear el destino del estado, al más prencipal le da por enojarse y sonreir, por repartir zapes y burlarse de sus subordinados y, entonces aquello se vuelve caótico, con los resultados como el que hoy sale a la luz, producto de la chamba de la ASF.

El fondo afectado, de Aportaciones y Servicios para la Salud (Fassa) es administrado por la Secretaría de Finanzas y el OPD Salud de Tlaxcala. Así que ese dinero, parte del 97 por ciento el presupuesto enviado por al Gobierno Federal, pudo destinarse a asuntos ajenos a los fines por los cuales lo enviaron.

Y eso llevó a los auditores del gobierno federal a iniciar un arqueo al OPD Salud de Tlaxcala, nada más porque omitió comprobar la retención de 35 millones 832 mil 900 pesos del Impuesto Sobre la Renta “por el pago de medidas de fin de año del ejercicio fiscal 2011″… digo, a cualquiera le pasa eso, verdad…

Nada más que las medidas de la ASF son elocuentes: “se presume un probable daño o perjuicio o ambos a la hacienda pública federal por un monto de 46 millones 690 mil 360.46 pesos, más los intereses generados desde su disposición hasta su reintegro a la cuenta del fondo, por destinar recursos del Fassa para el pago de nóminas de personal homologado y regularizado de plazas precarias superior al monto autorizado”.

Entonces, la administración de carácter gerencial a la cual ha sido sometido el estado de Tlaxcala, carece de la eficiencia con la cual nos la vende un sistema de gobierno implacable con cientos… miles de trabajadores, para quienes ya no hay cabida en el gobierno pues le resultan onerosos, pero a la hora de rendir cuentas, nos salen con estas barbaridades.

Conste, el OPD Salud de Tlaxcala tiene una supervisión permanente de parte de la Federación. Dependencias como la secretaría de Obras (Secoduvi), o como la Oficialía Mayor, actúan prácticamente en la impunidad, según reportes del propio Órgano de Fiscalización Superior (OFS). Allí, la corrupción puede ser peor.

Está en las manos de quien prometió la caja de cristal, demostrarnos un poco de voluntad para cumplir con su palabra… palabra de hacendado.

Listo comité de recepción para Cavazos Lerma

El nuevo delegado del CEN tricolor llega a Tlaxcala de un momento a otro. Ya está lista la banda (de música) para interpretar la música que tanto llega al añoso bailarín, ex mandatario tamaulipeco, de gusto el viejo, alegre y con la encomienda de enderezar este barco con el agua a la medida que lo dejó el vividor, digo, el delegado que se va, Enrique González (al cuadrado).

Quizás sea bueno el momento para comentar el aviso, sutil detalle, de Presidencia al señor don Manchis, quien tendrá las manos libres para organizar la elección de julio.

¿Y qué carajos significa eso?

Que si vuelve a tronar como ejote, será solamente responsabilidad del ciudadano gobernador, quien puede quedar sin el vital apoyo en el nuevo Congreso. Y, como pintan las cosas, es a él, a Mariano, a quien menos le conviene quedar al garete en un entorno hostil, tanto como él mismo se encargó de generarlo.

Bienvenido Cavazos Lerma, le espera bastante chamba, comenzando por explicar al recién electo lider estatal que en el PRI no funciona eso de la Programación Neurolingüística (“sí podemos… tomemos nuestras manos y veamos al cielo…”), no… el partido tiene documentos básicos que convendría a Güicho memorizarlos, o por lo menos conocerlos.

Por cierto, el lema tricolor es Democracia y Justicia Social… no sentido de pertenencia, como lo expresó en el discurso de su presentación, discurso que seguramente le escribió el portento intelectual (jeje) llamado Richie García Portilla (el mismo que hoy tiene un problemón con la ASF).

Policías Comunitarias… ¿dentro de un Estado de Derecho?

Sin precisar lugares, la encargada del C-4, Vicky Ramírez Solano, soltó la bomba respecto al surgimiento de fuerzas civiles armadas, realizando vigilancia por su cuenta, y desde luego con la aplicación de su muy particular criterio, ante la llegada de miembros del crimen organizado, provenientes del vecino estado de Puebla.

Nos dicen que las autoridades de la Procuraduría poblana, hacen cara de fuchi, como quien dice, tuercen la bocota, cada que escuchan leyendas urbanas inventadas por sus pares tlaxcaltecas (“los criminales siempre son poblanos y aquí nos vienen a dejar a sus víctimas).

A reserva que en la vecina entidad inicie un reclamo formal a las acusaciones de funcionarios de Tlaxcala, lo dicho por Ramírez Solano, es una terrible realidad, los civiles tomaron armas y sustituyeron a policías municipales y estatales que fueron rebasados por los criminales.

Nada más que, este tipo de grupos suele aprovechar la cara cubierta y el tumulto que les da un espantoso poder, para cometer fechorías a nombre de lo que llaman pueblo.

Cierto, es un síntoma de ingobernabilidad que, en palabras del senil secretario de gobierno, Miguelito Moctezuma Domínguez, ni es preocupante y sólo existe en las mentes calenturientas de los medios y ciertos grupos enemigos del gobierno.

En Guerrero, este tipo de grupos detiene a decenas de transeúntes, los encierra y no los suelta hasta que, o cumplieron el castigo arbitrariamente impuesto, o el gobierno los reclama, medianta una negociación (supongo que pecuniaria).

Angel Aguirre, el mandatario guerrerense se asumen mañosamente respetuoso de los usos y costumbres, pero pasa por alto ese valor: el monopolio de la violencia en manos del Estado, del cual él es representante.

En Michoacán, grupos semejantes causarán alta en las policías del estado. Solo así podrán seguir operando.

No sé como la vea Miguelito Moctezuma en Tlaxcala. Acaso planteará no hacerles caso porque son un invento… una leyenda urbana inventada por funcionarios nerviosos, como la encargada de la central de espionaje institucional (C-4), o de los antipáticos periodistas, buenos para nada más estar jodiendo a funcionarios que en realidad prefieren una casa de descanso y un buen masaje en sus maltrechas patas.

El intenso combate por la alcaldía de Tlaxcala, los que se suman, los que ya estaban

.

Creo que el PRI peca de ingenuo al permitir el paso de personajes con una larga cola en el ámbito de la corrupción, sobre todo tras el cuestionado papel de Pedro Pérez Lira, al frente de la alcaldía tlaxcalteca.

Hay una cantidad importante de tiradores a la alcaldía de Tlaxcala. Saben bien que es el añorado trampolín para saltar a la grande, claro, para aquellos que tienen detrás un trabajo considerable… digamos, una obra aceptable y patrocinadores sobresalientes.

Y en esa dinámica, vale la pena ver lo que ocurre en el PRI, donde el ex alcalde y eterno operador de la feria de Tlaxcala, Ariel Lima Pineda -cuya imagen no es precisamente la de un personaje transparente- se empeña en meter a su hijo, Aldo Lima, a la pelea por la candidatura tricolor.

Aquí hay que ser muy precisos pues, el Revolucionario Institucional, rema contra corriente en la capital tlaxcalteca. Para empezar, el desempeño del alcalde Pedro Pérez Lira, que según varios analistas, es uno de los factores que hoy lo ponen contra la pared, ante una cantidad grande de suspirantes.

Y luego, pues las medidas impopulares del “más prencipal”, dejar sin chamba a tantos, imponer su manchiley, agarrar a macanazos a los tiras y otras acciones, para nada son bien vistas por la exigente raza de la capital en cuyas manos se hallan los votos.

Por eso no le hallo con aquella insistencia de acomodar a los juniores como el que les platico, Aldo Lima, o el otro, Marquitos Velasco (retoño de Ubaldo… el simpático oficial mayor).

Oigan, puede haber otros cuadros que garanticen al PRI un papel menos indigno en esta, la más importante elección que se habrá de celebrar en el manchisexenio.

Mire, no vayamos lejos: el eterno candidato a candidato, Carlos Bailón Valencia, podría ser el eslabón perdido del priísmo municipal. Su disciplina, liderazgo en la dirigencia municipal. Su destacado papel como diputado local y sobre todo, la ingratitud que ha sufrido por parte del manchisistema, lo hacen uno de los prospectos con buen grado de factibilidad, digo, para no permitir la infamia de derrotar a priori al partido que hace por levantarse de la lona.

A veces, cuando pienso en las ganas desbordantes del diputado local, Héctor Martínez, creo que su firme beatricismo sería uno de los impedimentos para obtener un éxito regular. Yo creo que por eso ha sido malquerido por la manchilínea, omnipresente en el palacio de Allende 31, donde hace constantes demostraciones de que no somos un estado pobre (¿con tanto embute?).

El lorenismo en pleno

Quien no quiera ver la hegemonía de Lorena Cuéllar Cisneros, en el muncipio capitalino, sencillamente se niega a una realidad latente. A veces los cálculos le salen mal y, como en el caso de Pedro Pérez, se lleva cada sorpresa… sin embargo se trata del evento que unifica criterios en los grupos afines al lorenismo, interesados en impulsar a alguien como Paco Hernández, el fiel escudero de la Cuéllar, leal, y sin ambiciones como para declararse tirador a la grande, en la eventualidad de sentarse en el escritorio del palacio municipal.

En el PAN, sube de tono la competencia

Con la incorporación del ex diputado local Antonio Velázquez Nava, al cuarteto de prospectos panistas a la candidatura a la alcaldía, el asunto se torna más que interesante.

Sin duda es una guerra de nervios en la cual, el paso del tiempo desgasta a los menos avezados en estos oficios. Pero, haga usted la siguiente consideración: al no hallarse dentro de esos cuatro panistas un elemento ligado directamente con Héctor Ortiz (más claro, su hermano el ex rector, Serafín Ortiz), el también ex secretario de Fomento Agropecuario del orticismo, no tendría frente a sí a un hueso tan duro de roer que, le ocasionara jaqueca y conflictos con su pasado reciente.

Sabemos que la apuesta orticista, en alianza con el grupo de la diputada federal Aurora Aguilar, lo representa el eterno candidato y campeón de las pluris, Adolfo Escobar Jardínez. Digamos que es un cuate dispuesto a disciplinarse en cualquier circunstancia, pero no me negará usted que en popularidad al interior del PAN, sencillamente no acapara las voluntades de los ciernto cincuenta y nueve consejeros en cuyas manos está la toma de la decisión más importante, electoralmente hablando.

La recomendada de la senadora Adri, ex delegada de la Secretaría del Trabajo, Martha Elena Durán, bueno, ocupa un sitio importante, pero no definitorio, pienso. Y también insisto en que no debería ser a través de ese limitado colectivo de panistas. Es más, cabe la posibilidad que el CEN albiazul, recurra a su facultad de basarse en resultados de encuestas para designar a quien encuentre con mayores posibilidades.

Ello se debe a la innegable posibilidad de cualquier prospecto, ajeno al PRI, de irrumpir en las oficinas del Portal Grande, insisto, ante los pobres resultados del PRI como gobierno en Tlaxcala.

El verdugo de Andrade, responsable de la pifia con el nuevo Código Penal

Pese a los 300 mil gastados por el congreso para pagar a Javier Pineda Arzola, el juez chihuahuense cuya mayor mérito fue hundir a Sergio Andrade y Gloria Trevi en aquél polémico pleito, y pese a la supuesta millonada aportada por el Ejecutivo a dicho personaje para sacar adelante un código de avanzada, vimos hace poco en una sesión cómo nuestros representantes populares aprobaron un documento plagado de errores, que a lo mejor era para encender el boyler de la oficina del bohemio ex coordinador del tricolor, el tlaxqueño Silvestre Velázquez Guevara (compañero de andadas de Pineda Arzola).

¿Pero quién es ese portento de abogado, que ha venido a Tlaxcala a dejarnos sin dinero ni para lo básico?

Una ficha que conseguimos por ahí, señala lo siguiente: “además del papel protagónico como juez del caso Trevi-Andrade, estaría casado con la procuradora de Chihuahua ligada con el narco… de hecho su situación laboral en Tlaxcala obedecería a una serie de pendientes en su natal Chihuahua, de la cual hoy lo separan varios cientos de kilómetros…. más su gusto por la buena vida y por trabajar poco y cobrar mucho lo llevaron a cultivar una productiva amistad con el medianito ex coordinador tricolor, el ex orticista y hoy marianista en la congeladora, Silvestre Velázquez Guevara. (dicen que son memorables sus visitas a ciertos tables dances y otro tipo de antros, cuyos nombres por falta de espacio nos reservamos para una próxima entrega).

En esas manos estuvo reformar nuestro código penal.

Aún peor. Esas manos fueron las que fotocopiaron, distribuyeron e hicieron que se aprobara un ducumento más bodrio que el acta de defunción del mar muerto.

Una pequeña equivocación: aprueban Código Penal en borrador… ¡ríen los criminales!

.

Los diputados tienen activada la aprobación automática. No piensan, no leen, solo aprueban… al no haber embutes, no se cuenta con una visión analítica y que cuide las apariencias.

Es sólo un pequeño error cometido por los señores diputados de Tlaxcala, pero resulta que se trata del reformado Código Penal, documento rico en yerros y omisiones, acaso enviado en esas condiciones por el Ejecutivo, para que los huéspedes de Allende 31, se emplearan a fondo.

Será que al no haber embutes en esta ocasion, a los diputados no les atrajo analizar con lupa el contenido de dicha iniciativa y, en automático la enviaron al horno del Pleno, para aprobarla con una mayoría que, ni siquiera se ha tomado la molestia en ojear las páginas de los documentos que pasan por sus manos.

Mientras los magistrados del Poder Judicial, se hallan en una sesión permante de risas ante esta nueva pifia en el Congreso, se ha hecho notoria la trasmisión automática activada al grupo tricolor y sus convenencieros aliados, todos ellos más preocupados por pedir licencia a tiempo para seguir buscando el éxito de sus respectivas carreras políticas, que cumplir con la encomienda por la cual despachan como representantes del pueblo de Tlaxcala.

Me da pena reconocerlo pero, de no haber dinero de por medio y una clara orden del personaje investido indebidamente en el jefe de dichos legisladores, pues estos hacen como que se presentan a las sesiones, ¿pero en qué condición?… ya lo imaginará usted; hablando permanentemente por celular o por radio e intercambiando miradas de una sobrada capacidad, como para atender al mismo tiempo lo presentado en la tribuna y la interesante conversación a través de alguna de sus orejotas.

Descuido, el brutal ataque al alcalde de Chiautempan: Segob

Según Miguelito Moctezuma, el comando que robó y baleó al alcalde chiautempense, Ángel Meneses Barbosa, aprovechó un descuido de la guardia personal de dicho personaje, quien por cierto estaba durmiendo en su recámara, sin pensar que aquí hay criminales de alta escuela capaces de hacer boquetes en los muros como si estos fueran de papel.

Moctezuma Domínguez, pretende hacernos ver ese espantoso problema a través del cristal de ineficiencia con el que suele contemplar los puntos neurálgicos del estado, a los cuales se empeña en no llamar focos rojos.

La etapa preelectoral, abundante en conflictos, tiene ahora el plus del crimen organizado, con una larga lista de empresarios en las manos, a quienes de alguna forma ya comunicó las cuotas a las que asciende la venta de protección: entre 200 y 300 mil pesos por cabeza.

Nos dicen, familias alarmadas -porque ya fueron emplaszadas- que esa lista puede llegar a 150 empresarios y microempresarios, desesperados porque si al un presidente municipal le robaron joyas, autos, dinero y hasta se lo llevaron, qué destino aguarda a quienes carecen de una seguridad personal o familiar, con la capacidad de respuesta suficiente para repeler el ataque de un comando como el que visitó a Meneses Barbosa.

Está muy clara la salida fácil y sencilla por la que optó el responsable de la política interna del estado: si al alcalde lo perjudicaron los criminales, es su problema y el gobierno se lava las manos.

Supongo que el número dos en Palacio, debió haber garantizado hacer hasta lo imposible para garantizar el resguardo de la integridad de las autoridades, de sus gobernados y sus bienes.

Pero es más divertido dejar a la gente a su suerte.

Oigan, no hay dinero… somos un estado pobre… a penas alcanza para pagar la seguridad personal de los principales en el gobierno estatal y, quieren que les procuremos protección a los alcaldes, ¡pues qué equivocados están!.

Moctezuma no es un portento de información. Entrevistado por representantes de medios, reconoció ignorar en qué consiste el Mando Unico en materia de seguridad, propuesto por el presidente Enrique Peña Nieto; pero eso sí, si lo dijo Peña, ha de ser bueno. Así que la respuesta fue: “cuando hay una uniformidad, las órdenes aterrizan con mayor prontitud, eficacia y eficiencia”. Moctezuma invoca a Cantinflas, en su divertida cinta: “Si yo fuera diputado”. Nos hace reír. Nos quiere ver una letra P en la frente. Y todo para no reconocer que ya los años se llevaron sus mejores momentos y su capacidad de reacción no solo es lenta, sino recurre al cinismo para tratar de evadir su responsabilidad.

No esperaban viejos notarios el súbito cobro del favor de protegerlos… ¡a trabajar sin cobrar!

.

Tienen que hacer 36 mil escrituras sin recibir un solo peso, lógico, preguntaron por qué no están involucrados los ortinotarios y la respuesta fue simple… porque los odian (pues bendito odio jeje)

Ni la cabeza habían asomado pues se la pasaban contando sus millones, contentos, digamos satisfechos por la manchi-protección que hasta el día de hoy les había permitido acaparar escrituras, testamentos y otro tipo de servicios, generalmente carísimos que prestan a un público demandante de hacer movimientos, pero sin más alternativa que caer en sus garras.

Pero les llegó. La semana pasada, el joven Sergio Cuauhtémoc Lima López -director de notarías- convocó a esa parte del gremio notarial a un sabroso desayuno… bueno no tan sabroso porque en cuanto les peló la piña, todos supieron que las intenciones no eran precisamente buenas.

En pocas palabras este fue el mensaje: … manda el amo a decir que nomás ustedes siete se van a aventar el registro de 36 mil predios, sin cobrar un centavo, porque, ustedes saben, estamos en plenos tiempos electorales y así, pues hay 36 mil familias cautivas para exigirles el voto.

Claro, los siete hicieron una cara de fuchi que ni les cuento. El simpático Cuau, ofreció un libro nuevo a cada uno para poder hacer eso de los predios. Pero uno de los siete alzó la voz: “con un libro no alcanza”.

Bueno, Cuau rectificó y les ofreció cinco libros.

Pero otro de los dino-tarios damnificados por esta manchi huracán, reclamó: “¿y por qué no incluyen a los notarios orticistas?”.

La respuesta fue muy simple: “porque el patrón los odia”.

Naturalmente, convidarles de ese montón de escrituraciones equivaldría a reconocer su calidad de fedatarios y por ende tendrían que cesar los ataques para despojarlos de sus patentes… oiga se trata de 36 mil escrituras.

1.- Los notarios viejos, divos, millonarios y flojos, enfrentan ahora el precio de la protección no pedida de parte de quien hoy les cobra el favor, con intereses y, ni siquiera solicitándoselos de manera decente. Ya lo vio, mandó a su tipludo y gracioso representante a avisarles lo que tienen que hacer. A aquéllos no les queda más que acatar la indicación, cuya principal característica es la gratuidad.

2.- Un juez federal está a punto de otorgar el último amparo a los ortinotarios, con lo cual el litigio para desconocerlos será historia. En el momento en que veamos la petición, favor, orden o indicación del señor don Manchis a esos subalternos del Ejecutivo, sabremos ambas cosas… que sus notarías son inamovibles, y que van a tener que compartir carga de trabajo electorero, hoy en manos de unos aún impresionados fedatarios a quienes nunca había ocurrido una sacudida como esta (pues es que estaban acostumbrados a ganar mucho… aplastadotes, nada más contando el dinero).

Airado reclamo

Saraí es una joven desempleada que hasta hace poco formaba parte del C-4, pero ya ve usted que los despidos en masa son de lo más socorrido.

Pues hace poco, el nueve de los corrientes, se topó con Marianito en el antro conocido como Gran Hotel. A los dos les dio por ir al mismo tiempo a los servicios.

No’mbre, si le dijera, en el pasillo le llovió al jóven González. Le reclamó airadamente (eres un ca… le dijo) el haberla dejado sin trabajo.

Haga usted de cuenta un conejo espantado porque aquella muchacha, tal vez animada por algunos copetines pasó por alto que se encontraba hablando con el director adjunto del Fonden (¿y eso qué), quien, pelando chicos ojotes y blanco como una cera nada más alcanzó a decirle: “pero yo no te corrí… te corrió mi apá… ve y reclámaselo a él”.

Verá usted la falta de solidaridad del muchacho, rey del antro, y hoy, de la impopularidad.

A José Alfredo no le importaba todo el dinero del mundo, si es que ello impedía que a la gente le gustasen sus canciones. Pero aquí es al revés… hay una acumulación brutal, aparentemente no importa que la gente los vea con esa mirada de enojo-desprecio-impotencia… y digo aparentemente porque bien que les cala.

Sobre todo hoy que estamos en la víspera de la elección más importante… ni más ni menos que la renovación del Congreso y las sesenta alcaldías.

Maldito dinero… maldito poder, de qué sirven si hacen infeliz a la gente que los detenta (sin estar preparados para ello).

Bueno, así será la preocupación que la creencia de muchos es que habría una automática y obligada renuncia en el puesto más importante con sede en Palacio, en caso de registrarse una derrota escandalosa en la elección de los nuevos diputados.

Ah, pero para eso tenemos trabajando a los expertos brujos de la grilla (oiga, no dan una) Mariano chicho y Mario Armando.

Para eso tenemos a un nuevo líder priísta que hace como que defiende al partido pero en realidad deja que le metan gol por donde quiera.

Y enmedio de toda esta crisis tricolor ya se anunció asi, frío… quieren apoyo los próximos candidatos… ¡no hay, no hay… no hay…!

Cavazos Lerma, enviado por Peña a arreglar el tiradero en el PRI local

.

El viejo ex gobernador de Tamaulipas no sabe si su designación como delegado del CEN en Tlaxcala, es el castigo de su joven jefe, el Presidente.

Febrero de 2012. El precandidato del PRI a la Presidencia, Enrique Peña Nieto, levantaba la mano al ex gobernador tamaulipeco, Manuel Cavazos Lerma, en abierto respaldo a su candidatura a senador de la República. El viejo tamaulipeco enfrentaba una investigación de la PGR, junto con sus homólogos Tomás Yarrington y Eugenio Hernández.

Peña sólo metió las manos al fuego por Cavazos Lerma. Un año después, él, Presidente y aquél, senador, lo premia enviándolo como delegado del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de su partido, el PRI, a Tlaxcala, ¿acaso a poner quieto al frenético gobernador Mariano González Zarur, quien va que vuela para igualar o, aumentar la catástrofe electoral de 2012, cuando fracasó su operación a favor de Peña Nieto y solo pudo conservar un escaño en la Cámara de Diputados?

El ex mandatario tamaulipeco es una especie de Tulio Hernández, pero a lo bárbaro. Adora el baile, la buena vida y los negocios. Los combina con un discurso de efectiva victimización ante los bárbaros del PAN, que en el sexenio de Calderón, ningún delito le pudieron probar, pero dibujar como narcos y corruptos a los tres últimos gobernadores, dio a los albiazules jugosas ganancias. Eran los tiempos en los cuales el dicho de un testigo protegido servía para hundir altos jefes militares o bien, políticos icónicos, como ocurrió con esta trilogía del tricolor en aquella norteña entidad federativa.

Cavazos Lerma viene a encontrarse con el saqueo perpetrado por Enrique González González, bueno para ganar lana, pero malo para conseguir un mínimo resultado positivo. Eso sí… inaccesible, endiosado, beneficiario de un estado donde el PRI devino en débil oposición que, sin embargo, es capaz de enriquecer a sus líderes, a niveles no imaginados.

Con un ex presidente, Arévalo, corrido feamente del partido por, supuestamente, vender candidaturas por adela. O sea, en lugar de dar a los aventurados aspirantes, les quitó. Hoy, despacha como delegado en el Registro Agrario Nacional. Tras él quedaron cientos de víctimas laborales del tricolor y otros tantos, engañados con la garantía de arroparlos en cuanto hubiese triunfos electorales. Pero al no haber, ni les pagaron el salario devengado porque laboraron día y noche en aquella elección arrastrada por el ciclón del sureste, López Obrador, sobrado triunfador en todo el estado de Tlaxcala.

Y lo peor… con dos seudo operadores en quienes cabe toda la culpa de la estrepitosa derrota de Peña Nieto en Tlaxcala: Mariano González Aguirre y Mario Armando Mendoza Guzmán.

Del primero, dicen sus íntimos que se encierra en una oficina del Comité Directivo Estatal (CDE) tricolor, a palomear candidaturas. Al segundo lo volvieron a designar coordinador electoral. No da una, pero ahí está, presto a dorar una vez más la píldora al más engañado e improductivo de todos: el gobernador Mariano González Zarur.

Los candidatos en general han expresado su inconformidad con la intervención de Mario Armando, quien además de perdedor, es un operador caro, que se mete con las mujeres de sus compañeros, se quejan, y que quiere cobrar dinero excesivo para la gente que trae desde Michoacán, denuncian.

En realidad quien llevó la voz cantante de una reunión celebrada en un hotel de Apizaco hace unos días, fue ese señor michoacano y el líder del PRI fue un expectador más. como siempre, un podre diablo… un cero a la izquierda.

Supimos que el recién incorporado al gobierno federal, a una semana de irse, se la pasó en el PRI y él junto con Mario Armando Mendoza tomaron las decisiones sobre el proceso electoral que enfrentará el PRI en breve.

Incluso los spots que el IFE les solicitó para iniciar la promoción del PRI en los espacios oficiales en radio y televisión, fueron palomeados por ambos personajes, nos aseguraron.

Hechos, fechas, lugares…

El viernes de hace un par de semanas, en el Hotel del Ángel, de Apizaco, Mendoza y González Aguirre, convocarían a una serie de precandidatos, todos palomeados por ellos. Les venderían la idea de que eran beneficiarios del dedo celestial en el priísmo local, y por ello, tendrían que hacer solitos su campaña, pues ni para gasolina había dinero.

Esos palomeados protestaron aún contra su misma convocatoria. Esta vez el sino de la derrota se adelantó. Esto es un negocio desde el mismo momento del palomeo… “a fulano sí le sacamos la $$$, y al otro, pues más $$$”. Ganen o pierdan, es irrelevante.

Con ese panorama se va a encontrar Cavazos Lerma.

Una de dos: hace una verdadera revolución, corriendo a bola de ineptos y corruptos, o se integra a esa pachanga, soterrada pero bien pagada, a cuenta de la obra pública que no se entregará.

El levantón al alcalde de Chiautempan… un escándalo nacional

Efectivamente, la forma como un comando levantó al alcalde de Chiuautempan de su propia casa, cuando aquél dormía confiado en la labor de dos custodios, debió haber activado un código rojo en toda la entidad… Y muestras de solidaridad de priistas, de alcaldes y del mismísimo gobernador, pero no fue así.

Pero sobrevino un coordinado enfriamiento.

Para el secretario de Seguridad Pública, Orlando May Zaragoza Ayala, no hay de qué procuparse.

Conste que se trata del alcalde del segundo municipio más rico y poblado de Tlaxcala (tal vez el primero).

En forma lamentablemente parecida a casos registrados en demarcaciones fronterizas -donde los alcaldes despachan en México pero viven en Los Estados Unidos para que no los maten- aquí hemos preferido omitir por enésima vez la presencia del crimen organizado.

A lo más que llegamos es a probables montajes, donde afirmamos que los delincuentes son de Puebla, vienen a Tlaxcala a tirar a sus víctimas y luego se van.

En el sexenio de Alfonso Sánchez Anaya, dos personajes (ambos ultimados tiempo después de su paso por Tlaxcala) se supone que sembraron el terror con una ola de secuestros, por cierto, familias de Chiautempan quedaron marcadas con ello para toda la vida.

Cuando esos dos sujetos: Eduardo Osorno Lara y Enrique Bayardo del Villar, salieron de Tlaxcala, acabaron los secuestros.

Al parecer la alta tecnología y el poder de esos funcionarios, les servían para saquearnos mediante el terror de los secuestros. Así sería nuestra crisis que ellos mismos se encargaban de informar respecto al avance en pesquizas o rescates.

Me pregunto quiénes serán el Osorno y el Bayardo de este sexenio. Hay evidencias que los hunden. De lo que sí estoy seguro es que: son gente de fuera que viene a Tlaxcala sin el mínimo escrúpulo, a saquearnos, a aterrorizarnos… a burlarse de nosotros.

En una plaza caliente, que parece haberse vendido simultáneamente a dos o más cárteles, de la noche a la mañana la policía disminuye dramáticamente, y los delitos suben como la espuma.

Hace poco tocó al alcalde de Chiautempan. ¿Mañana a quién?

Informan… ¡valientes!

Fíjese, en Prensa de Gobierno, así respondieron una solicitud de un medio digital, para conocer el monto empleado por la administración González para difundir su obra mediante un pasquín con un tiraje de 12 mil ejemplares:

… “los gastos de Comunicación Social se ajustan a las directrices que establece el titular del Ejecutivo, bajo criterios específicos de racionalidad y en apego a las leyes, así como a la normatividad e impacto de resultados. En tanto que la erogación debe reducirse, sin afectar la difusión del trabajo”.

Ups, nos queda muy claro. ¿Qué carajos dijeron?.

Adolfo, el humo blanco en la capital que vuelve a unir a panistas y orticistas

.

Disciplinado, conocedor del código orticista, Escobar es ungido la apuesta a la capital por dos de los grupos protagónicos del momento: la contraparte de Adriana Dávila en el PAN y el orticismo.

Parece que tras un prolongado lapso de reflexión, dos grupos afines en la grilla local se pusieron de acuerdo en la unción del diputado panista Adolfo Escobar Jardínez, como su apuesta a la alcaldía de Tlaxcala.

Por un lado, el ala contraria a Adriana Dávila Fernández, encabezada por Aurora Aguilar (conste, antes eran las chicas superpoderosas) y llevando como apuesta al diputado albiazul, Adolfo Escobar Jardínez, campeón en ascensos vía pluri, pero hoy con la posibilidad de hacerse de la gran perla en disputa en que se ha convertido el ayuntamiento capitalino.

En la otra esquina, al orticismo le debe haber parecido conveniente el nombre del Fito Escobar, sin duda un panista que se sabe alinear por la derecha, conoce el código orticista para no hacerla de tos, hacer como que trabaja y tener en su currículum el grado de secretario de Gobierno, durante aquella productiva participación suya en la política tlaxcalteca.

Pensar en una alianza PAN-PAC (Alianza Ciudadana=orticismo) más los que se quieran sumar a ese proyecto, equivale a convertirse en el enemigo a vencer en la muy próxima elección juliana.

Y como en el PRI no hay quien levante la mano para decir esta boca es mía respecto al municipio tlaxcalteca, pues el ya no tan joven diputado Fito puede treparse a un caballo de hacienda que deposite sus botas y todo lo demás, en la oficina principal del palacio del ayuntamiento, allá en el Portal Grande.

En el PRD se les ha ido en puras acciones especulativas… que si acomodan al chofer de la senadora Lorena, un tal Carlitos Hernández (híjole creo que nadamás lo conocen en su casa), que si al zonzo líder estatal, mister Acametitla le había dado por asumirse en el primer zombi del chuchismo versión local para dejar botada la dirigencia y tirarle a una diputación, en fin, la pseudo izquierda tlaxcalteca, ha preferido mantenerse en un constante caos interno, digo para no salir de sus auténtico parlamento.

Crimen organizado, ¿montajes?

Tras la espantosa irrupción de un comando en la casa del alcalde de Chiatempan, para robarlo y luego llevárselo pasando por encima de sus custodios personales, ha quedado de manifiesto que la plaza se calentó, y hay una persona de indiscutible peso político, que daría la vida por irse de Tlaxcala, no sé a alguna embajada, a la que sea pero lejos de este riesgo, ¿generado por él mismo?

Un raro robo perpetrado por tres maleantes en Tlaxcala, vino ayer a complicar las cosas. Luego de haber atracado un oxxo ubicado en el bulevar Ocotlán, decidieron introducirse a la densa circulación del centro de la ciudad.

¿Fue acaso un montaje?

¿Quién lo podría afirmar, o negar?

Lo cierto es que tras registrar ese incidente, peligrosísimo por cierto, con muchos balazos en medio de un 14 de febrero en pleno centro histórico, dos funcionarios, May Zaragoza, el aún secretario de Seguridad Pública y la procuradora, Alicia Fragoso, acapararon los reflectores con sendas versiones contrarias, respecto a lo sucedido.

Mientras el corpulento primer guarura de Tlaxcala, sostenía con su tipludo acento que esos hechos no revestían mayor relevancia, aquella, la procu, mostraba su profunda preocupación, porque mire, no hay que ser… estamos cundidos de criminales, de todos los rangos… rateros de poca monta y maleantes capaces de horadar la casa del alcalde chiautempense, más como un mensaje a las autoridades estatales, que como un estilo muy personal para perpetrar un cuantioso robo.

Extorsión, robo, secuestro, homicidio y otros, tienen a los chiautempenses asolados desde hace mucho tiempo. Lo han denunciado los pobladores. víctimas de esta crisis, pero los gobiernos, municipal y estatal, se habían resistido a dar crédito a semejante nivel de gravedad.

No podemos olvidar cómo una abuela de la comunidad española de Chiautempan, reclamó hace poco al gobernador, su pésima estretegia de seguridad. Obvio, la respuesta fue violenta de parte del mandatario, quien así de rápido fue invitado a dejar aquella residencia.

Vemos que la abuela aquella tenía razón. Que una comunidad con uno de los comercios más impresionantes de la región, es ahora plaza caliente del crimen organizado.

Mire las obviedades de los raterillos del oxxo, detenidos frente a la Escuela de Policía: placas de circulación de Puebla, originarios de Puebla, recién habían cometido un delito en Puebla. Pero resulta que Puebla tiene al día de hoy un nivel mucho más bajo de violencia e inseguridad que Tlaxcala.

Tampoco descartemos que a la casa de dicho alcalde pudieron haber dejado un mensaje, para generar sicosis, claro no en todos… May Zaragoza, frío, impasible. La procuradora, aterrada. El pueblo, deseperado. y el mandamás, dispuesto a dejar la plaza, para ir adondequiera, pero irse ya.