[xyz_lbx_default_code]

Archiv para diciembre, 2012

¿Pagaron pensionados platos rotos de abucheo ante Peña?… González, primero en iniciar hostilidades

.

Creo que el 15 de enero es fecha clave para la muy apresurada visión mariana de dejar a Tlaxcala… tal vez por la embajada en España… total, soñar no cuesta nada.

La maniobra cuasi clandestina de anoche, en la cual participaron 17 legisladores (10 del PRI y el resto aliados) definió los escenarios de corto y mediano plazos.

Tras el abucheo frente al presidente Peña Nieto, en San Pablo del Monte y ante la sensible baja del estado, en calidad de vida e inconformidad cundiendo entre múltiples grupos, a este mandatario, ¿tricolor? parece que no le aguardan buenos tiempos.

Tiene encima la renovación de Congreso y sesenta alcaldías. El peor resultado operando una elección presidencial y una antipatía que, oscila entre el mismo Peña Nieto, los maestros, los jubilados, los campesinos, los orticistas, en fin, la tiene complicada.

Esta operación nocturna ha costado a todos.

Al pueblo, el enorme embute a los diecisiete particulares representantes populares.

A este sistema de complicidades entre poderes, el trabajo de aguantar la respiración porque no tiene solvencia para cumplir con el pago a los maestros, y luego, agitarla a niveles de vértigo. Repartir, manotear sobre la mesa, burlarse de los pensionados y finalmente, saborear un contradictorio triunfo.

Parece que lo estoy viendo vociferar: “muy bien… esta puede ser mi tumba… pero de que esa ley pasa… ¡pasa!… por mis h…”

Tenía que sentirse vivo.

Han sido muchos los osos. Hacía falta el papá de todos los osos. Acaso el inicio de su caída.

Es más, hay quien de sus incondicionales ha escuchado el profundo deseo marianista de irse a la voz de ya. Soñaría con algo parecido a la embajada de Beatriz Paredes en Brasil. Dicen que haría lo imposible por conseguir la de España.

¿De gobernador a diplomático?

Y no cualquiera. Uno bien rico. Con todo y crianza de toros bravos por allá. Los cabos se van atando.

La afrenta de esta madrugada debió ser muy bien negociada por los diputados, porque hasta aquí llegaron.

Permitieron que en su frente se tatuase el ícono mariano que hasta hoy nadie ha podido remover. Es sinónimo de fracaso en elecciones. Ahora, si deciden contender, sus adversarios los van a idolatrar.

Una iniciativa bien vista por la chiquillada sindical (Justo Sierra, Mártires, Juárez Blancas, etecétera) tendría el consenso de menos de la décima parte de la membresía en Pensiones Civiles de Tlaxcala (PCT)

El Siete de Mayo y su radical lideresa, Guadalupe Rodríguez, tienen ahora la causa para llegar lejos. Les hacía falta un desafío de pies de barro, como Mariano. Así, sí le entran a los cocolazos.

Y la irrupción de la Sección 55, repentina pero real, dio a partir de ayer el sesgo institucional, contra el cual quiere Mariano medir su fuerza.

Debe recordar que a su llegada removió de Educación a Miguel Ángel Islas Chío, pistolero de Elba Esther Gordillo. Y se la están guardando.

Así que los brincos que pegan Ernesto Ordóñez, Ricardo García y Hugo René Temoltzín, son de un júbilo ciego. Celebran cumplir al pie de la letra la indicación de su patrón aunque saben que han destapado la caja de los aromas.

Creo que el 15 de enero es un día clave.

Primero porque el besamanos organizado para dar una visión parcial del estado que guarda la entidad se efectuará con demasiada presión… mucha hiel entre diputados e invitados.

Segundo, porque es una fecha importante que, sotto voce, sindicatos y otros grupos indignados, aguardan para comenzar una oposición radical.

Hay la evidencia que la Segob de Osorio Chong, habría intervenido para desactivar tanta torpezas.

No le fue posible operar con los mismos de casa.

Y ahí los tiene usted, como amantes furtivos, a las dos de la mañana, decidiendo el destino de pensionados y jubilados.

De veras esos diputados y diputadas tienen mucho valor para dar la cara. Bueno, algunas, sobre todo del PRD, nacieron cínicas. Esto es pecata minuta.

El estado pobre que ahorra a costa de los más pobres para sostener la riqueza de una cúpula

.

El nivel de vida de miles se encuentra en el suelo, pero eso sí, el gobierno cumplió su compromiso de pagar prestaciones; ¿y por qué no combate la corrupción?… ahorraría diez veces más.

Cual labor estoica se nos ha querido vender la idea de formidables ahorros mediante una cruel política de recorte de personal… una gerencial visión que privilegia saldos positivos en las cuentas bancarias y no toma en cuenta, la desventura económica de miles de familias, cuyos integrantes han pasado una de las navidades más tristes, con un obscuro pronóstico para iniciar el año.

La mala vibra con la cual se han tomado esas decisiones centra en un odio obsesivo esta tendencia a lastimar el tejido social, no a resarcirlo como lo proponía el discurso original del entonces candidato y hoy atribulado mandatario, con tantos frentes abiertos que, simplemente perdió el equilibrio entre lo humanamente posible de confrontar y la constante de artillería alentada incluso en los mismos de casa… priístas o funcionarios de esos que arrojan la piedra y ocultan la mano.

La nómina adelgaza. Una pequeña porción es ocupada por grupos que han presionado bajo amenaza de rompimiento; pero a dos años de administración un porcentaje cercano a cuarenta nos tiene con menos policías en las calles, con escaso y malo, personal médico en los centros de salud, con burócratas dispuestos a paralizar al estado, confrontados con la solución propuesta al tema de las pensiones.

El ahorro existe. ¿Dónde está?

¿Por qué ahorrar a costa de la economía de las familias, y no hacerlo exigiendo honestidad a los integrantes del gabinete?

Desde un oficial mayor, señalado por el Órgano de Fiscalización Superior, de ejercer una política selectiva para dirigir recursos exclusivos para paliar la pobreza, hasta asignaciones de obra pública traficada cínicamente en la Secretaría de Obras, ya sea para empresas amigas o propias, denotan una doble moral al momento de aguantar la respiración -así lo dice el responsable de Finanzas, Ricardo García- para poder cumplir con el pago puntual de las prestaciones de fin de año al magisterio.

Hay evidencias de que el gobierno permite gastos suprefluos para financiar una errática estrategia de promoción del estado, con tantos viajes internacionales como nulos son los resultados.

Que mediante una vil ocultación de datos y franca violación a la ley, la administración repartirá 260 mil chamarritas a igual número de escolares, en la víspera del segundo besamanos, porque no es un informe de gobierno, pasando por alto que no son prendas para el frío, sino útiles escolares los que debieron ser entregados a principios del ciclo lectivo.

En el colmo de los excesos, ejecutivo y letgislativo, mochan 32 millones de pesos al nuevo presupuesto -que aún no se aprueba- para dar un millón a cada integrante del Congreso para gastarlo en obra pública, en pleno año electoral, con el grotesco uso de recursos para beneficiar la imagen de legisladores que, detentando nulo liderazgo, ahora quieren brincar a las alcaldías de sus municipios.

Así que la economía de Tlaxcala no es apremiante. Está mal administrada. La afecta una asquerosa corrupción que, en palabras del coordinador de los esfuerzos, toma un sesgo de gran hazaña. eso señores, es una vil mentira.

Cuando expliquen con franqueza por qué remodelaron la Casa de Gobierno y, quién se benefició con esa inversión, podría aceptarse esta cruel guillotina laboral para ahorrar recursos.

Bajo qué criterios se da de baja lo mismo a orticistas que a priístas o perredistas, acusados de no ser necesarios al gobierno.

¿Con qué calidad moral, el funcionario a cargo del ámbito agropecuario recibe regalos como el potro pura sangre o una camioneta último modelo que maneja su esposa -eso dicen- de parte del importador-introductor de miles y miles de toneladas de fertilizante?

Establezcamos una diferencia: el estado es pobre, pero el grupo en el poder no lo es.

Corre a miles de paisanos, pero gasta millones en consultorías externas encargadas de hacer grandes los líos que seguramente demorarán los seis años -Plaza del Bicentenario, Central de Abasto, Ortinotarios- dando más dinero a esos despachos, de por sí de gente rica.

Entonces aquello de, “ya podemos respirar”, es una vil farsa, a costa de hundir el nivel de vida del estado, siempre y cuando terratenientes y casatenientes -así como el presidente vitalicio de la feria- puedan incrementar las cajas y cajas conteniendo títulos de propiedad, mientras aquellos que van al día no tienen ni para comprar medicamentos similares, porque sencillamente quedaron al desamparo laboral.

La reacción

Además de la silbatina mariana, organizada en San Pablo del Monte-creemos- por el propio pull de Peña Nieto, existen grupos como el Sindicato Siete de Mayo, lidiando una verdadera batalla contra el Ejecutivo y el Congreso, para impedir la aprobación de la iniciativa gonzalista de ley de pensiones, por considerarla violatoria a los derechos laborales.

El Siete de Mayo parece no ser el único dispuesto a batirse hasta las últimas consecuencias. Magisterio, Universidad, el propio PRI, y sobre todo esa élite que cíclicamente se configura, con la intención de poner o quitar gobernantes, se nota exaltada, acaso planeando un golpe demoledor al proyecto este de doble facha, con términos fatales a partir de la segunda quincena de enero.

Pero hay una confianza en exceso, producto de la desinformación en tanto hábito mariano para desentenderse de críticas y mensajes.

Parece ser la misma que lo embarga en las vísperas comiciales.

También en las visitas Presidenciales.

Y al contrario, se acciona el monólogo sexenal: “estamos recuperando el rumbo”.

Eso quisiéramos, una brújula en manos del coordinador de los esfuerzos. Un poco de luz que le haga valorar la enorme y única oportunidad de inscribir su nombre en piedra maciza o seguir arriesgándose a para en el cementerio de la ignomina.

Peña en Tlaxcala, la sutil venganza contra un priísta poco útil al proyecto…

.

Fue una gira perfecta, no falló la seguridad, no fallaron los traslados y lo principal, los abucheos a Mariano se dieron en tiempo y forma… una licencia sería lo menos indigno para dejar este infierno.

Partiendo de la premisa: “Para una gira Presidencial hay un profundo trabajo de inteligencia”, ayer miércoles en la visita de Enrique Peña Nieto a Tlaxcala, el abucheo y los silbidos al gobernador Mariano González Zarur (junto con el alcalde de San Pablo del Monte y un presidente de comunidad), son el sutil mensaje de la temible aplanadora, de vuelta en Los Pinos, para un mandatario de conducta poco atractiva a los intereses superiores.

Al Estado Mayor Presidencial (EMP) y a los subalternos de Miguelito Osorio Chong (digo para ambientar esto con lenguaje tauro-mariano), no se les va una… donde tuvieron que apretar, lo hicieron micrométricamente y los detalles detectados como detonantes del estado ideal para una entidad que reclama a un priísta en el gobierno (y no que reclama la estancia de un priísta en el gobierno).

La segunda premisa podría ser: “Nada falló en la última gira Presidencial de 2012”. Esto nos lleva a reflexionar sobre la asintonía mostrada por el mandatario Mariano González Zarur en esta, que pudo ser una batalla lidiada con cacumen para reivindicar sus escasos bonos peñistas, y para mostrarse ante la nación -creo que no detectó los reflectores nacionales- como un elemento pensante del nuevo PRI.

Los expertos en la dulce y fría venganza guiñeron entre ellos discretamente sus ojos… ¡misión cumplida!

A ellos el marianismo no les dio batalla alguna. Al contrario, colocó en charola de plata las inexplicables incoherencias de un político con algo en su interior, tal vez una deficiencia de carácter hormonal o neurológico que lo llevan a exaltar los errores tácticos.

La conclusión de ambas premisas no es dificil de descubrir: “Luego entonces, la inteligencia del EMP y la SEGOB, plancharon al raro gobernador tlaxcalteca”.

1.- Mariano debería estar convencido que no se gobierna con ocurrencias. En nada lo benefician. Ayer miércoles probó un poco de sopa de hiel, producto de la conducción errática… hilarante para los profesionales en destruir gente sin delatarse.

2.- Usar la tribuna frente al Ejecutivo Federal y los ojos de la nación, no es para elogiar la escasísima obra en los dos años de su gobierno. ¿Le interesa al país esta miseria? ¡No!, ¿Era el momento para sacar su falta de compromiso con el PRI, aludiendo a los colores azul, amarillo y verde en su administración? ¡No! ¿Le habría convenido enfundarse en traje de estadista y tocar con pies de plomo y altura de miras, los problemas más apremiantes de México, y proponer soluciones? ¡Por supuesto que sí! ¿Lo hizo? ¡Por supuesto que no!

Tal vez solicitar una prolongada licencia sería una salida medianamente digna para dejar de destruirse, arrastrando a un pueblo que nada tiene que ver con sus yerros y conflictos existenciales.

Lo malo es que, registrados los abucheos en su memoria de corto plazo, de seguro la emprende contra la gente… “pinche perrada ingrata, cómo fue capaz de gritarme y chiflarme, pero van a ver, ahora los dejo sin comer… que chillen pa’que se les quite”.

Peña Nieto vino a Tlaxcala a comenzar el cobro de facturas. Se dejó querer por los ¿dos mil? asistentes a San Pablo del Monte, y así sin deformar su copetote de Riqui Ricón, hasta ofreció ensuciarse los zapatos para ir a los pueblos a enterarse de viva voz de los problemas reales, vamos, haciendo a un lado interlocutores de mala monta, como ha resultado el actual ejecutivo local.

¿Dos mil personas?

¿Y por qué tan poquitas en pleno despertar del presidencialismo? ¿No ha visto el gusto que siente don Quique Gaviota al activar el aplausómetro, o en chuleómetro?, ¿Por qué no le juntó 10 mil?

Por una sencilla razón. La miseria, que es la médula marianista, genera un permanente sentimiento de venganza en su contra. Y los primeros que la sienten son sus maltratados operadores.

Por enésima vez falló Mario Armando Mendoza.

¿Falló?

¿No será que en su ámbito, utiliza la intligencia del gobierno para acabar con su jefe? o, ¿como fue capaz de engañarlo con las encuestas que lo hicieron confiarse y lo enviaron al sótano en la elección federal de julio?

Falló Noé Rodríguez, el secretario de utilería.

¿Falló?

¿No sería él uno de los más contentos funcionarios -como Ubaldo Velasco- porque a su rasposo amo le fue como en feria en la última visita Presidencial de 2012?

Insisto, una licencia libraría de este infierno al señor que no nació para ser jefe,

La elección en puerta, ¿candidatos?… Tlaxcala y su hato de vacas flacas

.

Los grupos en disputa dividen su entusiasmo entre unos, con el ícono de la derrota tatuado en la frente… a los otros los perjudica el exceso de confianza que les ha despertado el errático marianismo.

Unos por sentirse oposición infalible, aunque ya no cuenten con el Peje y la fuerza de su campaña que todo arrastró… hasta la basura; otros porque tatuaron en su frente el ícono de la derrota y los más por la soberbia que les anima a pensar en el éxito como su único destino, lo cierto es la cercanía de enero, el mes para definir las propuestas y, créame, las vacas están flacas y llenas de moscas.

He aquí algunas consideraciones:

1.- En el PRI, los arranques en falso y sobre todo los desplantes del gobernador Mariano González Zarur, sembraron la desconfianza de aquellos grupos con alguien a la cabeza, para quienes la única alternativa ha sido conformarse con el papel de peones dentro del rancho donde nada más el patrón, puede comer y beber de lo mejor, mientras los demás… nada más mirando. Hoy, ser un candidato priísta es de pensarse. Para empezar hay que tener mucho dinero y estar dispuesto a perderlo, nada más para cubrir una especie de derecho de admisión a la fiesta de don González. Bueno, viera usted la desesperación de priístas, por ejemplo de Apizaco, que han llegado al extremo de apoyar al matador de toros Rafael Ortega, para aventarlo a un ruedo lleno de víboras, tepocatas y otras gracias (como Chente las describía).

2.- En el PAN, entre la improductiva y falsa pureza ideológica impulsada por la senadora Adriana Dávila Fernández, y la tremenda merma de Héctor Ortiz, al padrón del partido, el albiazul devino en una especie de torrecita de Babel, donde los conflictos son más grandes que su edificio de Independencia. Los panistas son pocos y demasiado peleoneros. Unos, los adrianistas le tiran a ganar una o dos posiciones, aislados, videntes de la miseria de instituto al que le tiran. Otros, los formados en la fila de la diputada federal Aurora Aguilar Rodríguez, están dispuestos a asirse de cualquier posibilidad, así sea aliarse con sus enemigos ideológicos de toda la vida, los perredistas, con tal de alimenta la obsesión de no alejarse de la nómina.

3.- Para los perredistas hay tantos escenarios como líderes dicen ahí existir. Y tiene usted a los institucionales, esos que al no tener chamba espantan con el petate del muerto de las movilizaciones, como el minúsculo Narciso Xicotencatl (hoy bien atendido y comiendo con manteca), o el caso supremo de la humillación ideológica a cambio de detentar a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, con una Gisela Santacruz, como sacada de una producción de Televisa, donde algún grande pero ya viejo ha de convivir con la bola de inútiles actorcitos cocidos al vapor. Hay otros casos como el de Mariano Andalco, el peón de confianza… el mayordomo del rancho, encargado de atender el negocio de los toros desde la oficina del gobierno y también de meter su cuchara para sugerir, verdad, candidatos que, aunque perdedores, dentro del selecto grupo de los tapetes, para usarlos cuando pase su alteza (no) serenísima…

4.- Ah, y qué decir de los indefinidos orticistas. Hoy amanecen con ganas de seguir asidos al PAN y mañana pactan con Manuel Espino (el desesperado y converso peñista que vende franquicias de su inminente partido como pizzas de Dóminos). Ha sido más el ruido que las nueces y de no ser por activos como el apizaquense Reyes Ruiz (el zar del wc) y Alejandro Aguilar (el ex alcalde huamantleco urgido por regresar), pues no veríamos que lleven un rumbo claro, a no ser que pensemos en la enorme confianza que les asiste al ver las torpezas, una tras otra del coordinador de los esfuerzos de todos, a quien parece brillar cada día más la estrella de la derrota anticipada.

No hay más opciones. Casi estoy seguro que en estas cuatro bandejas caben todas las propuestas, las que seguro pierden y aquellas entre las que veremos a nuestras próximas autoridades.

Es frustrante ver que en todos ellos, el común denominador es la guerra sucia, la descalificación y el aislamiento -como si Tlaxcala fuese para ellos solitos-, a ninguno veo, por más que me esfuerzo, haciendo una oferta basada en la preparación, en los buenos resultados obtenidos en proyectos exitosos con pruebas tangibles que su ansia de poder no se limita al terreno de pugna entre grupos.

Se olvidaron de las pésimas condiciones en que se encuentra nuestro estado, en materia de seguridad, empleo, inversión, infraestructura.

Y vemos diputados de tercera inaugurando obra pública, como parte de una campaña para brincar de la curul a una alcaldía dentro de eso que suelen llamar carrera política, bajo la creencia de que sus ridículas barbas o sus pelo encanecido, son los valores que buscan los ciudadanos para otorgar su voto.

Las vacas famélicas, yo diría tuberculosas, dominan en el escenario de la política barata en que ha devaluado la cosa electoral en Tlaxcala. ¿Dónde están los jóvenes inquietos, con iniciativa y con conocimiento?

Es fácil descubrirlo: bajo el yugo de la generación de viejos que se empeñan en seguir detentando el poder. ¿Nombres? Mariano, Héctor, Alfonso, Beatriz.

¿Otros? Pues no tan viejos, pero casi: Lorena, Aurora, Adriana, el eterno Adolfo, en fin.

En eso acabó nuestra clase política. Y falta así de poco para las definiciones.

Con razón el único ganador es el absencionismo.

Bienvenido Presidente

En medio de la desinformación inducida, el presidente Enrique Peña Nieto, realiza su primera gira a Tlaxcala, un poco para evaluar la obra de Mariano González Zarur, pero en el fondo, para decirle que lo tienen en la mira como a otros gobernadores con rendimientos tan bajos como el suyo.

Nunca se supo el itinerario. Se especuló que llegaría a San Pablo del Monte. Hay un miedo atroz de posibles irrupciones de grupos inconformes con la política de González. Integrantes del Siete de Mayo anunciaron que lo interceptarían en la vía corta.

El bajísimo rendimiento y escaso liderazgo de Mariano, hoy le quita el sueño, pues la visita no es para menos.

Haga lo que haga, de todas formas su sinodal, el Presidente, sigue de cerca, vía Videgaray, cada movimiento de la familia empoderada y, según lo podemos apreciar, dispuesta a dejar seca la chequera antes de claudicar en el gran proyecto conseguido a base de las más inenarrables fallas y traiciones.

Peña en Tlaxcala, el encuentro de dos priístas con marcadas diferencias

.

Mientras Peña Nieto gobierna enarbolando la bandera de la Presidencia Democrática, su compañero de partido, Mariano, ha abierto tantos frentes que ya perdió la cuenta.

Tras las múltiples apariciones del gobernador Mariano González Zarur, lo más cerca posible del Presidente, mañana, en la primera gira de Enrique Peña Nieto, veremos si a nuestro hacendado-gober le han levantado el castigo tras el oso aquél en la elección de julio, cuando sus promesas de cientos de miles de votos para el priísta, se convirtió en la más vergonzosa derrota, casi absoluta, contra el candidato de las izquierdas, Andrés Manuel López Obrador.

Digamos que el primer mensaje de la frialdad tricolor, en su recuperada figura presidencial, fue el haber desechado el proyecto de tren ligero entre Apizaco y Puebla. Un poco para poner quieto al tembloroso Moreno Valle, el ex priísta cuyos días de jauja pueden haber terminado con la llegada de Peña al gobierno federal, pero por qué no decirlo, también por el mohín que despierta el personaje quizás más bocón del priísmo en pleno, el mismo que en su haber tiene la célebre frase no tengo ni partido político como tampoco tengo madre (y precisamente fue un diez de mayo).

Un borrón y cuenta nueva es lo que conviene al estado de Tlaxcala. Un solo personaje no puede ser el obstáculo para el desarrollo de la entidad, paralizada en repetidos conflictos legales, ya sea con el antecesor panista, Héctor Ortiz (que en esencia tan priísta con estos dos), como con empresarios de peso completo, como los Zambrano, de Cemex, a quienes se arrebató la cuchara de albañil con la cual edificaban, con su lana, la Central de Abasto de Tlaxcala (CAT).

Nos urge afinar nuestras notas para incorporarnos a ese pacto, recién firmado por todos, pero cumplido a medias por esta gobierno y su muy particular modo de mezclar la democracia con los negocios, con el único resultado de las más dramáticas pifias, en el ejercicio del poder y en las pruebas de fuego… a saber, los procesos electorales.

Mariano no puede argumentar falta de experiencia al Presidente. Se trata de un viejo político ante un joven con un status muy superior que, creyó en aquél, le dio confianza, consintió sus ofrecimientos y a final de cuentas hubo de hacer un entripado porque el viejo le falló.

El priísta que nos gobierna localmente no puede presumir de encabezar una administración modelo. Ha hecho de Tlaxcala un lugar inseguro, despidiendo policías; falto de atracción para inversionistas privados, pues los ahuyenta (como a los Zambrano) y dedicado a adjudicar obras a su arbitrio, no le hace que haya decenas de constructores aguardando el prometido repunte del sector.

Destina una parte importante del presupuesto al pago de despachos externos, como un contrasentido a esa política de austeridad que tiene pendiendo de un hilo a miles de burócratas, muchos de los cuales ganan salarios realmente bajos… uno de los contrastes más marcados en el actual régimen marianista.

Bajo este escenario llega Peña a Tlaxcala.

Y será recibido por cientos de trabajadores adheridos al Sindicato Siete de Mayo, molestos por lo que interpretan como una postura autoritaria del gobierno de González Zarur, respecto a la política de pensiones, tema sobre el cual el mandatario tiene también una frase célebre: “pagar a los jubilados es tirar el dinero al caño”.

Será interesante ver el encuentro de generaciones distintas de priístas con modos de pensar heterogéneos. Mientras el Jefe del Ejecutivo ve con optimismo el inicio de su administración y exige eficiencia a sus colaboradores, el mandatario local da muestras de un anticipado cansancio cuando a penas va a cumplir dos años en el poder. Mientra Peña Nieto defiende su proyecto de una Presidencia Democrática, aquí el gobernador sostiene incontables frentes de batalla, contra los maestros, los jubilados, ancianos, policías, alcaldes, constructores, ex funcionarios, en fin, es larga la lista de enemigos y corta la mecha de quien habrá de poner su mejor cara para recibir al Jefe de las Fuerzas Armadas del pais.

Abre Tlaxcala las puertas a la inversión marroquí a represora… son los únicos interesados

.

Del planteamiento de campeones en inversiones pública, privada e internacional, pasamos a los coleros en la materia, desesperados a recibir lo que sea… ¡lo que sea!

Es encantadora la candidez de la secretaria de Desarrollo Económico, Adriana Moreno Durán, al mostrarse tan segura respecto a futuras inverisones de Marruecos en Tlaxcala porque al embajador de esa nación, Abderramán Leibek, le latió llegar a tierras de Xicohtencatl: “no habló al respecto, solamente les gusto el estado y vamos a estar al pendiente para darle seguimiento”.

Dos detallitos, nada más:

1.- Un gobierno local que ha viajado insistentemente al extranjero y que dispone de recursos como si de veras trabajara, comete una grave falta al especular sobre una inversión por el solo hecho que el visitante en cuestión nos favoreció con comentarios positivos tras la acogida que en cualquier estado las autoridades darían a una representación diplomática.

2.- La funcionaria con más millas acumuladas podría irse de bruces cuando conozca el historial, no negro… digamos entre intolerante y persecutor de la monarquía marroquí en contra de los derechos humanos y quienes los pregonan, utilizando precisamente al profesional de la violencia -como lo es Leibek de acuerdo con su expediente- quien entre otras cosas fue puntal del rey Hassan II en la ocupación militar del territorio sahauri.

O, deberíamos entender este mensaje como: “bienvenido el represor a las tierras de la represión (de petatiux), donde a los trabajadores se les premia dejándolos sin chamba y a los subalternos se les castiga a zapes pero no a latigazos.

En 2009, siendo el cónsul general de Marruecos en las Islas Canarias, el señor Abderramán Liebek, jugó un infausto papel en la persecución de la defensora sahauri de los derechos humanos, Aminatou Haidar, quien se convirtió con el concurso de Canarias y España en foco mundial de las miradas, al encabezar reiteradas protestas pacíficas, en aquellas islas y en el país ibérico.

A Haidar le prohibieron viajar a su país y la consideraron una chantajista por el hecho de iniciar múltiples huelgas de hambre ante la impotencia de reunirse con sus dos pequeños hijos, confinados a vivir con su abuela en Marruecos y sin posibilidad de encontrarse con su madre, cuyo peor pecado ha sido pensar y su peor acción instruirse.

Basta decir que a Aminatou Haidar se le conoce como la “Ghandi de Marruecos”, que ni Marruecos, ni el gobierno español, ni Canarias por supuesto, imaginaban que la mujer recibiría el impresionante de activistas, académicos, artistas, vamos al grado que el escritor José Saramago, la visitó en una de sus huelgas de hambre y se solidarizó con ella, como decenas ya lo habían hecho.

Pero cuando el señor Liebek pisa tierras tlaxcaltecas, donde vivimos en un desierto, en el tema de la inversión internacional, a las autoridades les enciende la pequeña flama de justificar los millones tirados al caño en viajes internacionales y, con resultado nulo en materia de arribo de euros, yenes, dólares u otra moneda.

Y en el peor escenario, la seño titular de Sedeco, habla de una inversión marroquí, sin conocer un ápice, ya sea respecto a los estilos del actual monarca marroquí, Mohamed VI, y su visión internacional, digamos tlaxcalizada merced a los “buenos oficios” de la señora Adriana.

Beatriz aplicaría su máxima: “es usted tan pen… pero tan pen… que no se da cuenta de lo pen… que es”.

Y, ¿cuando llega la primera recua de camellos?

Peña, el inexorable encuentro

Ojalá la visita del presidente Enrique Peña Nieto a tierras tlaxcaltecas, no se acompañe de aquél espantoso culto a la figura presidencial, apenitas llevada al extremo en una gira por el Estado de México, para conmemorar el aniversario luctuoso de Don José María Morelos y Pavón. Ahí a Peña lo menos que le hicieron fue chulearlo al cansancio, elogiarlo hasta el límite, y ¿para qué?, pues para nada porque en nada de eso se fijó, mucho menos en las loas de Eruviel Ávila, el gobernador que no alcanza a convencerlo aunque se coloque como alfombra cada vez que pueda.

Aquí, Peña se va a ver la cara con los portentosos promotores de su persona. Los mismos que garantizaban una cantidad brutal de votos pero a la hora de la verdad se fueron a la lona. Los mismos que aseguran a enero como la hora cero para dejar el rancho y sumarse al gran equipo peñista (aunque aquí hayan sido cabeza de león y allá deban conformarse con ser cola de ratón)…

No es una visita en el mejor momento.

Significa que Tlaxcala está en la agenda, pero no por quien la gobierna, sino por su gente, por su enorme necesidad y por su ubicación estratégica.

Ojalá nos vaya bien con él. Y aquella suspensión del proyecto del tren ligero entre Apizaco y Puebla, pueda ser revivido entre los escombros de la mala fe a nuestra región, ganada por cierto a pulso por el gobernador con el sino de la ineficiencia en los dos ámbitos: el de gobernar y el de hacer política.

Viene en los meros fríos. En la temporada de la promesa de chamarritas a cambio de útiles escolares, no le aunque haber empeorado el status de rechazo popular porque de todas formas el responsable de todo esto ha quedado mal.

Bienvenido Presidente, de todos modos lo recibimos con gusto.

¿Se va Fragoso?… dejando solo a Mariano ante la jauría… es de pensarse

.

Cierto, la procuradora no aguanta más presión de su jefe (¿?), del presupuesto miserable y de la delincuencia pero contra lo que no puede es contra la ética a la que solía acatar.

Si dos años tuvo que tardar la procuradora Alicia Fragoso Sánchez, para darse cuenta que en el gobierno anterior maquillaban los registros de delitos, pues qué falta de reflejos para no haberlo denunciado en los primeros días de su gestión.

Semejante tardanza la hace corresponsable de aquellas cifras irreales que según ella se daban en el orticismo y no aminora la carga en el ineficiente desempeño de ella y su personal.

Una nota de Reforma, detalla que la abogada de Tlaxcala hizo en 2011 un comparativo de los últimos cuatro años de la incidencia delictiva documentada en los archivos de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) con los reportes presentados ante el SNSP, y se detectó que las cifras no coinciden.

Fragoso Sánchez lo expuso así en la 40a sesión del Consejo Estatal de Seguridad Pública, encabezada por el gobernador Mariano González Zarur. Bueno, se trataba de aportar justificaciones porque, sabe usted, a partir de 2011 se registra un delicado incremento en la incidencia delictiva.

Hoy se multiplican los delitos como la extorsión, el robo con violencia, el secuestro y lamentablemente las ejecuciones. Todo esto en un marco de desesperados ahorros logrados despidiendo a cientos de policías, y ante la incipiente inestabilidad social detectada entre otros por el, “sensible” alcalde tlaxcalteca, Pedrito Pérez Lira, a quien los jalones de oreja y reclamos le abundan en esta víspera que el PRI truene como ejote en la próxima elección. Al menos esa es la lectura fina del jovenazo edil, único gemelo con poder en el cuadrante del Revolucionario Institucional.

Dice dona Licha: “Después de realizar una exhaustiva revisión, encontramos que en 2009 y 2010 no se reportó el total de delitos”. En 2009 se ocultaron al SNSP el 32.18 por ciento de ilícitos, teniendo como total real una cifra de 5 mil 778, mientras que en el 2010, el Gobierno estatal no reportó el 7.68 por ciento de acciones delictivas, ocultando 428 delitos.

(En cambio) A partir de 2011, se presenta la incidencia delictiva al SNSP “sin ocultar cifras”.

¡Snif… la jefa nos va!

Es un distractor sentimentaloide aquello de: “muchas gracias por haberme permitido trabajar con ustedes”, expresado ante emepés, ministeriales y administrativos, ahora sí que sacados de onda por el blandimiento de quien hasta antes de esto se había mostrado de una sola pieza. “es el momento de la reflexión, es el momento de hermanarnos y es el momento de decirles que Dios los bendiga siempre, que Dios bendiga su trabajo, que Dios bendiga sus bolsillos y que Dios bendiga a su familia”.

¡Madre mía!, la mujer fuerte del marianismo. Compañera de mil batallas, abogada de cabecera, consejera de imposibles, evoca ahora al Supremo, inerme ante la presión del tirano-inculto, pero realmente vencida ante cuadros como el de la familia chiautempense, rota, destruida por las asquerosas manos de una banda de secuestradores que presuntamente asesinaron a Ramsés, el jovencito que apareció sin vida en el estado de Hidalgo tras privarlo de su libertad saliendo de la escuela.

Estamos ante las primeras manifestaciones auténticas de una subordinada (indebidamente) castigada por la ética a la que, sabe, debería anteponer a la miserable sumisión ante don González su jefe, cuyo papel invertido del Rey Midas lo ha llevado a corromper y a destruir a quien había luchado con denuedo por no caer a las garras del infierno de la corrupción.

¿Cómo actuar en su papel de conductora de la institución rectora del monopolio de la violencia en manos del Estado, si antes fragmentó la cimiente sobre la cual construiría después los muros, a los que hoy vemos cuarteados y a punto del desplome?

Lo peor es que la destacada abogada se asuma con el mismo cinismo al que varios marianistas recurren cuando se han dado cuenta que su permanencia en la nómina es directamente proporcional a la manipulación del astado salido de la caja, embistiendo todo cuanto tenga enfrente, así sea su propia estructura.

Mi percepción personal es que la señora Fragoso no dejará la Procuraduría. Se ha doblado pero el miedo de quien la manda no permitirá que se quiebre.

Tan sólo ante bichos en su papel de pseudo subsecretarios, de encargados de finanzas, de raterazos en el agro.

Para algunos el fin del mundo era hoy.

No ha pasado nada. Ni obscuridad, ni cataclismos. Sí en cambio queda demostrado que ningún servidor público puede tomar el pelo al pueblo. Que pese al enorme compromiso asumido ante instituciones como la Procuraduría y los pésimos resultados registrados, un engaño tan pueril como echar la culpa al anterior sólo marca el nivel contradictorio del actual gobernador, para quien: “mirar atrás lo expone a convertirse en estatua de sal”.

No dudo que el anterior haya maquillado los registros. Pero porqué hasta hoy lo suelta la señora procuradora. Se trata de un mensaje a su jefe para adevertirle que lo puede dejar, que no está dispuesta a seguir recibiendo castigo y a plantearle lo mal que se siente porque su ética de abogada sencillamente fue conculcada por este estiramiento, demanda y presión, pero sin un presupuesto decente, sin un trato humano, sin el respeto a su investidura y reconocimiento a su independencia.

Enero, vienen mejores tiempos

Al menos así lo percibe el rostro más joven de la política a niveles compulsivos en Tlaxcala. Verán, dijo a un pregonero del marianismo, en enero me les pinto de colores para la capirucha, tal vez a una chamba que el mismo Videgaray va a envidiar.

Dolorosa sumisión del IET a quien hace unos meses pedía su desaparición

.

Puede que sea del poco parque conservado para hacer la guerra con visible desventaja ante verdaderos pelotones de artillería, listos para entrar en acción.

Lejos de expresar su absoluto respeto a los nuevos integrantes del Consejo General del Instituto Electoral de Tlaxcala (IET), dejó ver la sinigual influencia que sobre ellos ejerce, conminándolos a actuar, “por el beneficio de Tlaxcala”.

Se escucha muy bien. Pero últimamente la palabra Tlaxcala comenzó a usarse como un concepto de cuya profundidad se apropió el ciudadano, dándole varias acepciones. Algo así como: si me conviene a mí y a mis negos, le conviene a Tlaxcala.

Digo, a los tlaxcaltecas no nos ha convenido que más de setenta por ciento de los despedidos seamos oriundos de aquí de la capital. En cambio, al apoderado de la palabra Tlaxcala le ha convenido adelgazar el aparato burocrático sin reparar en el daño, el profundo daño a las familias. Ajá, y de los ahorros, pues nos seguimos preguntando qué ha sido de su destino… “somos un estado pobre… dar a los pensionados es tirar el dinero al caño… no va a haber disminución de salarios, pero sí de personal”.

Conclusión de ambas premisas es, si le conviene a Tlaxcala, me conviene a mí, y si invito a los del IET a pactar con ese Tlaxcala, al que manejo a conveniencia, tenemos pues la muy anticipada cobranza de facturas para que los elementos enjaretados en los puestos clave, la puedan hacer cansada a los adversarios del coordinador de los esfuerzos, incluso del propio PRI (ya ve usted con qué sorpresas nos sale).

Así que el solo hecho que el nuevo Consejo General del IET haya ido a rendir pleitesía a don González, ya les restó así de credibilidad, como ocurrió con el complejísimo proceso de elección de consejeros, más aparatoso que efectivo para lograr eso de la imparcialidad, credibilidad, institucionalidad, independencia y todas las virtudes incluidas en sus principios rectores.

La seño Orta y su inventor (creo que dicen que el muchacho su cónyuge) comenzaron, una a hacer como que actúa como presidenta de un Consejo, y el otro como que cumple con la instrucción dictada desde la oficina del subsecretario parásito de factura michoacana.

¿El pronóstico? Un instituto subordinado.

Como que incomoda, verdad, que hace seis meses quien ahora los conmina a servir a Tlaxcala, pedía desaforadamente su desaparición mientras hoy, enfoca sus frases de la siguiente forma: “ustedes no tienen compromiso ni con los partidos políticos ni con el Congreso”. Y ya así, por no dejar suelta lo que habría sido su obligado enunciado inicial: “ah, y tampoco conmigo (jeje) para acabar pronto…”.

La inseguridad y sus consecuencias

Los tres ejes que operan en torno al resguardo de los tlaxcaltecas y su patrimonio, juegan un papel de plano rebasado por los criminales.

1.- La Procuraduría y sus escandalosas ineficiencias a la hora que el Ministerio Público fundamenta las denuncias, lo que ha dado pie a los (mañosos) magistrados para cuestionar su trabajo, liberar a delincuentes confesos, pero sobre todo, demostrar a la administración González una de sus terribles puntos vulnerables. (y el coordinador de los esfuerzos también pone de su parte, ya ve cuando se ofreció para arreglar las averiguaciones previas aplicando sus conocimientos de abogado ¿?).

2.- El C-4, sometido a conflictos de carácter burocrático, privado del servicio de decenas de operadores con amplia experciencia, para dejar el lugar a personal del equipo marianista. Hata ahora, entre la encargada de despacho, la ausencia del muy delicado Benito Hernández, y la falta de compromiso de los nuevos operadores, esta institución ha sido rebasada, juzgamos, por extorsionadores, secuestradores, chantajistas, grupos de rateros y demás. Acusaban al ex mandatario Ortiz, “el gobernador de los excesos” de usar esta herramienta para espiar a sus enemigos políticos. No lo dudo. Pero en este, el sexenio del cambio, ni para eso sirven. Tal vez ese aparato rendiría resultados nada más a la oficina del sub parásito y, este la usaría nada más para su conveniencia (al menos eso dicen ciertos agentes cercanísimos a él).

3.- La propia oficina de don michoacan, sitio de reunión para todo menos para tratar los temas importantes para los tlaxcaltecas. Ahí se regañaba, por ejemplo, a Joaquín porque no hacía campaña, se ordenaban y pagaban encuestas pato con resultado idem y se filtraba la información que se enviaría a don González (de hecho es ahí donde se alcanzan los altos niveles de desinformación gracias a los cuales el gobernante debe recurrir a las ocurrencias, para no quedarse callado, o a las graciosas huídas, como le ocurrió en Santa Ana, cuando llegaba con su tradicional risa, de oreja a oreja, sin importarle que las familias de ahí tenían la peor pena de la vida luego del asesinato del pequeño Ramsés.

Y sus consecuencias

Una de las cosas descubiertas por el alcalde de Tlaxcala, Pedro Pérez Lira (el del interminable rollo familiar en el ejercicio del poder) son los barruntos de inestabilidad política en el municipio capital. ¿Por qué será? Sostengo que a causa de la grave inseguridad. Comerciantes, sus familias, ciudadanos, parroquianos, en fin, todos quienes aquí convivimos, tenemos ahora que supeditarnos a la constante amenaza de que un día amaneceremos con diez o más empistolados tomando nuestras cosas, hiriéndonos y en el peor de los casos asesinándonos.

La consecuencia electoral es que la capital está prácticamente perdida para un PRI demolido por la operación del coordinador de los esfuerzos de todos (así se hace llamar). Y por primera vez podrían verse colores distintos en la oficina sede de la comuna tlaxcalteca.

Además, Pedro y su cuestionada administración han tenido buena parte de culpa en esto que, en perspectiva se avizora como una dolorosa derrota… esa es la percepción a la que nos envía la pérdida de la estabilidad política, alegada por el singular alcalde.

Beatriz y su Loco Afán, a miles de millas de Peña, pero muy cerca, con operadores reestrenados

.

Ya la veo, ahogando con caipirinha la pena de no haber sido Presidenta, pero con una libertad de acción que solo los conscientes de las redes pueden comprender en toda su magnitud.

El Loco Afán de Beatriz Paredes Rangel, por realizar el sueño de su vida -convertirse en Presidenta- ha quedado hoy a considerable distancia, en tierras cariocas, donde adelantadamente una serie de notas, pagadas o inducidas, daban cuenta del beneplácito del gobierno de Dilma Rousseff, por recibir a tan agraciado personaje, algo así como bordada en oro, dado el elevado antecedente discursivo contenido en la antología, “Acaso la Palabra”, o más en la intimidad en el rítmico maridaje poesía-entrevistas periodísticas, muy enfocadas en: “Con la cabeza descubierta” al culto propio del que siempre ha sido víctima la estimada paisana.

A partir de ya congelará con caipirinha los ánimos que, no crea usted quedaron tan agrestes. Ahí tiene a Pedro Joaquín (su loco afán muy personal) brillando con la luz propia de toda una vida entregada al PRI, pero quién podría negara que, también impulsado por la sinergia de la ex embajadora en La Habana, es dirigente del partidazo y hasta ex gobernadora de nuestro hoy maltrecho estado.

Seguro, el más contento con la partida de la Paredes, es don González,a quien nunca le ha de perdonar el papel de carnala mayor de la camada constituida por políticos, unos malitos y otros… peores.

Pero el presidente Enrique Peña Nieto, ha sido afable impulsor del nombramiento beatricista que seguramente ratifica el Senado y cuanto antes se halle a miles de millas al sur, mucho mejor. Al fin que con esto de la Internet y demás adelantos tecnológicos, ahora en manos de los jovenazos Javier García González (a) el conejito y Ernesto García Sarmiento (a) el gavilán, seguramente seguirá la tenebra de grupo que, al día de hoy, por un pelito y se sale con la suya… si no hubiera sido por el grupo misógino patrocinador de Peña y su más grande ficción, de nombre Chayo Robles (con todo y los ojitos de regalo…)

Hay otros, en plena renovación generacional como Antonio Velásquez Nava, que en ausencia de una de sus formadoras (ya sabe verdad, el otro es Héctor Ortiz) retorna a Tlaxcala curiosamente el día en que Bety se va. Es una coincidencia que tendría un factor parecido más, como la antítesis de la labor de inteligencia a cargo de un Mario Armando viviendo en un mundo paralelo y virtual, digo si se quiere jugar un poco con las comparaciones lo que en manos de el cachorro del orticismo fue el manejo de la misma subsecretaría, de donde hoy sale la más escasa, amañada y torcida información para Mariano.

Sí, parece que la funcionalidad de esa áreaa en las manos del hoy de vuelta aquí, contrastó con el bicho este michoacano, único responsable de la política sin rumbo del estimado don González, a quien no le llegan ni los tips, ni los análisis y mucho menos los mensajes que obligadamente deberían generarse en ese tipo de órganos, de chequera ilimitada bajo una presión permanente.

Habría que recordar los mimiquis marianistas cuando el entonces diputado local, “priísta” Velázquez Nava, junto con el chaparrito Víctor Hugo Cahuantzi, provocaban aparatosos sangrados intestinales al güerazo coordinador de ese poder, Noé Rodríguez Roldán, quien desde esos ayeres sentía ya la tiesetud de la diestra marianista porque cada acuerdo se caía, y con ellos el PRI en manos del hoy hiperpoderoso se hacía los mismos añicos que con un poco de tiempo logró de la otrora infalible locomotora.

Ahora que vino Manuel Espino, que el orticismo compró una franquicia más: Concertación Mexicana, así como para poder hacer cocteles con el local Alianza Ciudadana (PAC) y que el más poderoso del Rancho vivió severo portazo de parte de Don Peña (sí con mayúscula) vía un cabisbajo retoño, receptáculo del célebre: “hay lugar para los que trabajaron, para usted y su pá, no”, pues se anticipa un proceso electoral tan, pero tan apasionado que, hasta las campañas improvisadas y erráticas como la fallida adelantada de Lorena, han de verse rebasadas por los intereses superiores dispuestos a batirse en la mami de todas las batallas.

De un lado el PRI, pero no el devaluado marianista, sino el rescatado peñista, con el antecedente edomexano de no dejar títere con cabeza en las elecciones, y del otro, el orticismo, beatricismo, sanchezanayismo, reunidos para evocar aquellas mesas en la CNC cuando había poco qué comer y mucho qué hacer. Esos mismos tiempos cuando el jovenazo hoy mandamás aquí no se aguantaba ni él con sus largas conversaciones, su frenética diestra y sus explosiones que hoy me recuerdan a un león con una caries demasiado avanzada (jeje).

Se  pone interesante, señores.

Hay que ver las apuestas, los tapados, el trabajo de Betty a distancia y también la reacción de los tempranamente avejentados marianos, de los cuales se esperaba por lo menos un desgaste menos marcado pero, ya ve, así es esto del poder cuando llega treinta años más tarde.

Autoridades, reclaman a policía excarcelado pagar daño moral… omiten hablar del caos

.

Están de moda las ruedas de prensa para dar explicaciones tendientes a defender una postura, esa sí, visiblemente facciosa sobra la impotencia para detener al crimen.

Cómo no recordar la incómoda ocasión en que el gran y poderoso invitado dejó, raspado, la casa donde la comunidad española de Santa Ana le reclamó por el insoportable crecimiento de secuestros y extorsiones… “hágame favor de salir de mi casa”, dijo al incrédulo Mariano, una abuela, seguramente lastimada como muchos en este municipio, y a salvo de las loas con las que hay que dirigirse a los sujetos enfermos de poder y vanidad.

No era injusto lo que pedían esos avecindados aquí hace generaciones, empleadores de miles de nosotros y hasta iniciadores de esa cimiente mestiza que no se blande a las crisis, a no ser que se trate de la insensibilidad de quien estuvo tomando las advertencias a la ligera y hasta hace unos días debió retirarse de las calles pues las familias lo molían a reclamos.

Por cierto, en el gobierno más modesto, aquél desaguisado a don González, se habría prevenido mediante el trabajo de inteligencia, pero como aquí los dedicados a esa rama son encabezados por el michoacano Mario Armando, su calidad de parásitos los tiene viviendo en un mundo paralelo.Al grado que mejor reaccionó el vocero de chiautempan… así de desorganizado están estos, “rumbo a la consolidación del tercer año”.

La zona, desde Totolac hasta Contla, y de Tepeyanco a Apizaco, comenzó a registrar elevados índices de inseguridad. Extorsión y secuestro en primera instancia, pero el robo con violencia no es menos latente.

Mientras las familias, comerciantes y grupos claman una tregua de parte de los malhechores, en la administración no faltan los conflictos. Cientos de policías son cesados y las calles quedan por largos períodos al desamparo. El tema de la inseguridad se politiza y pasa a formar parte de la ausencia de lógica como bandera mariana para demostrar que la razón le asiste, porque así lo mandan sus polvorientos cánones, ni siquiera compatibles con los renovados argumentos del dinosaurio de regreso al poder.

Enmedio del caos, los jueces comienzan -mañosamente o no- a cuestionar el trabajo de la Procuraduría, y realizan escandalosas liberaciones como la de un proxeneta confeso y sentenciado, pero sin acusaciones de peso jurídico… varios niveles de perversidad y corrupción arriba de lo que los mortales alcanzamos a comprender. La institución se tambalea, la titular se retira una semana, humillada por el trato que le da, ¿su jefe?, el raro sujeto que alardea de ser abogado, como para arreglar las inconsistencias, ¿acaso parte de complot urdidos, en esas zanjas de impunidad a las cuales aludo aquí arriba?

Otro detalle, enmedio del infierno, es la riña legal con el ex policía Guadalupe Ballesteros, quien logra aminorar su condena y abandona la cárcel, en la dinámica de los jueces, ya en pleno desencuentro con las instituciones del Ejecutivo.

En una conferencia de prensa, y conformados en tribunal de las buenas conciencias, Alicia Fragoso, Noé Rodríguez y Orlando May Zaragoza, condenan al tal Ballesteros a liquidar la deuda moral con el Estado, pero pasan por alto hablar del incremento de asesinatos, secuestros, robos, extorsiones.

Les preocupa negar la vulnerabilidad del Estado, en las manos suyas. Alzan la voz, dan explicaciones no pedidas y se siguen hundiendo en un mar de justificaciones en torno a una sencilla maniobra: el desmantelamiento burocrático para atesorar nóminas, aunque las calles queden sin vigilancia.

Los criminales, con la vía libre, tomaron en sus manos la delicada humanidad de Ramses, un niño de primaria por cuya liberación pidieron doscientos mil pesos. No sé qué pasó en el inter, el caso es que lo asesinaron. El cuerpo apareció en Tulancingo y las autoridades lograron apresar a la presunta banda de secuestradores.

Doscientos mil pesos costó la tranquilidad de una familia, pero como puede usted ver, un sinnúmero de detalles, inconsistencias, alardes, sinrazones y necedades estuvieron tras este espantoso desenlace que me lleva a contemplar la sabiduría de la abuela aquella, con cuya rasposa crítica al coordinador de los esfuerzos, culminó con la invitación a este para dejar, por poco eficiente, el hogar donde reunida la comunidad hispana, esperaba encontrar otra actitud y no la del peleonero y malmodiento político a quien se le hizo chica la puerta para atravesarla sin mirar atrás.

Sigue la violencia

Anoche, en el estacionamiento de la tienda Oxxo de Ocotlán, dos ejecutados a balazos, al más puro estilo del exterminio entre grupos del crimen organizado: dos sujetos descienden de un auto negro y sin mediar razones desenfundan y ultiman a dos objetivos, dentro de una camioneta van con placas de Tamaulipas.

Tras los hechos, una movilización impresionante. Medio cuartel de la policía llega y el estruendo quita el sueño a las familias.

Pero al momento de la ejecución no alcanzó a pasar por ahí la presencia de la autoridad, ya sabe, temible, sobre grandes camionetas, con el rostro cubierto y las armas cargadas y apuntando a discreción. No, esta vez esos artistas de la impresión brillaron por su ausencia.

Visitas inexplicables

Pero casas de gente relacionada con el ex gobernador ha recibido la visita más indeseable. Nos dicen que uno de esos casos corresponde a Juan Gabriel Sánchez, cuya morada habría sido saqueada por manos criminales. Lo mismo pasó con una hermana de Pedro López, directivo del Sepuede en los tiempos orticistas, y hasta una académica de la universidad pública sufrió el saqueo de su vivienda. Al llegar reclamó a presuntos ministeriales el que se hubiesen metido a su propiedad, pero estos, con las formas menos amables le dieron un usted disculpe tras haber saqueado sus cosas de valor.

También nos dicen que las oficinas de varias facultades de la UAT han recibido la visita de los amantes de lo ajeno, aunque dejen cosas de valor y busquen como información, como documentos incriminatorios… ¿de qué?, eso lo tendrá que explicar la autoridad.

Destape infortunado

Hace poco en una posadita, de las primera por cierto, fue destapado en Apizaco un aspirante panista a la alcaldía. Nos dicen que el vocero estatal del PAN, convocó y hasta pidió coperacha (algo así como 600 varos per cápita) para la celebración que, sería formidable y llena de aguinaldos y piñatas.

Cuál sería la sorpresa de los convodados que, a la hora buena les fue destapada la intención de un González para hacerse con la candidatura del PAN  a alcalde. Los abucheos no esperaron y como ve usted, esto fue parte de un infortunado engaño mal planeado y peor ejecutado.