[xyz_lbx_default_code]

Archiv para noviembre, 2012

¿Que veinte años no es nada?, ahí lo tiene, con la frente marchita, en el último lugar de popularidad

.

La nieves del tiempo platearon la sien de un gobernador que se ha esforzado por ir hacia abajo, y todavía le falta camino por recorrer.

Hay quienes opinan que Mariano González Zarur, llegó al poder cuando el gusto por ejercerlo ya no es prioridad en su agenda… nada más veinticinco años más tarde, cuando ya se había apagado el entusiasta mandón con la tradicional expresión que mostraba una alegre dentadura y daba a sus rebosantes mejillas la facultad de escoltar la tremenda risa de sus ojos.

El agotamiento es notorio. comparte con Andrés Granier, gobernador de Tabasco en sus últimos días de mandato, los últimos lugares en la encuesta del Gabinete de Comunicación Estratégica. Ambos ostentan los registros más bajos en confianza, conocimiento de los problemas, voluntad para solucionarlos y, en contraste, los indicadores más altos en el ámbito de pesimismo social.

Le decía, el tabasqueño está a punto de entregar la batuta a Arturo Núñez, por lo que el desgaste sería lógico, pero el nuestro debería estar en la cúspide, en la plenitud de su régimen… en el corazón de sus paisanos.

La realidad es distinta.

Porque tenían que aparecer, diversos promocionales elogian la obra en este segundo ejercicio: Seiscientos kilómetros de carreteras. ¿Seiscientos kilómetros?, perdón, pero no los veo. Tal vez parte de ellos sean los más de ocho mil metros cúbicos de asfalto con los cuales actualmente se construye el camino casi particular a una de las haciendas del patrón, hay cómo se llama… ¿La Soledad?… ¿Rancho Seco?

Cacarean, porque lo tienen que hacer, el haber propiciado al ciento por ciento los exámenes de control de confianza a todos los policías del estado. Bueno, a los que quedan, porque cientos de ellos hacen ahora intentos por aplicarse en otros oficios, ajenos a lo único que sabían hacer bien. Digo, el gobierno no los podía dejar morir así, verdad… tenía que humillarlos.

A lo mejor por ese motivo, algunos de los policías todavía con chamba han llegado a decir, quedito: “si llego a tlachiar (del verbo ¡ya te ví eh!) robando a alguno de los compas, me voy a hacer que la Virgen me habla, porque no es justo esto que nos están haciendo. Pero es cuestión de actitud. Visto desde la perspectiva de los nuevos potentados, como Ubaldo Velasco Hernández, el sinigual Oficial Mayor, la administración hasta se ha pasado de buena gente con esos… tiras que nunca han usado desodorante…

Trescientas setenta y ocho aulas de medios. ¿Qué es eso?, ¿378 escuelas? No, aulas, salones, poco más grandecitas que un cuarto, ¿entiendes?. ¿Ah, ya caigo?, es parte del negociazo en manos de un tal Homero Barocio, el mismo que pintó las manchigrecas con un presupuesto espantoso y luego borró algunas de ellas… con otro presupuesto, también espantoso.

¿Esa es otra gran obra?, ¿es obligatorio sentir orgullo por ella?, ¿no será por eso que la confianza se perdió?

En esta fiesta, se nos habla de nueve mil nuevos empleos formales creados. Qué bueno, lo celebramos, porque frente a los trabajos perdidos, cerrados o desaparecidos, hablar de una cantidad definida de nuevas chambas, por lo menos aliviana.

Con estos registros, con esta popularidad -la más baja en sus dos años de gobierno- no sé cómo le va a hacer para rendir su segundo informe de gobierno.

Pienso que ahora sí lo debería presentar en el Palacio Legislativo y no gastar más -porque ya no hay- en organizar otro montaje en el Centro de Convnciones, al que aunque usted no lo crea, van los diputados a hacer el caldo gordo, en un asunto que se sale del protocolo y pasa por el arco del triunfo lo señalado por la Constitución del Estado Libre y Soberano de Tlaxcala.

Y, ¿con ese agotamiento va a ser posible informar en segundas nupcias al pueblo de Tlaxcala, lo que no se ha hecho, o lo que se cacarea en términos de burla a la inteligencia de quienes cada día muestran mayor hartazgo ante este pitorreo?

¿Más michoacanos? ¡Piedad!

Hace unos días, en una reunión de gabinete, el mandatario Mariano González Zarur adelantó que en breve traerá a su administración a políticos ajenos de Tlaxcala, pues está decepcionado de sus paisanos que no pudieron cumplir con las expectativas.

Mi intención, les dijo, era trabajar con puros tlaxcaltecas, pero a casi dos años es evidente que no funcionaron y los cambios en el gobierno son inminentes.

Después de ese comentario, las apuestas se dejaron venir en cascada. ¿Y quién cree que ganó la posición número uno para abandonar el actual modelo de administración?. El inepto Noé Rodríguez Roldán, quien se ostenta como secretario de Gobierno.

Lo malo de la noticia es que si el hacendado gobernador va a traer a otros michoacanos pues estamos jodidos, ¿no lo cree?

Delegaciones a la vista

De no existir cambios, anote usted como próximos delegados federales a Anabell Ávalos, Joaquín Cisneros, Emilio Minor, Enrique Padilla, Perlo López y hasta a Edith Galdina Padilla Bañuelos (asistente de Beatriz Paredes y muy vigente en esto del reparto)

La primera llegaría a la Sedesol, el segundo a la Secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, el tercero la Secretaría de Economía, el cuarto aún no se precisa y la quinta al Instituto Nacional de Migración.

Sobra decir que el gobernador sólo ha sio un espectador en el proceso de designaciones de los futuros funcionarios federales, al grado que al conocer los nombres antes mencionados el hacendado asegura que el compromiso del próximo presidente será mantener a los ex candidatos perdedores del PRI un año en sus cargos para después quitarlos.

Los palomeados del PAN

Resulta que el martes anterior, el CEN del PAN mandó a traer a los que considera los precandidatos con más posibilidades de alcanzar las nominaciones para presidentes municipales de Tlaxcala y Apizaco.

A la primera reunión asistieron José Abel González y la aún delegada de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Martha Elena Durán. A la cita no acudió el diputado local Adolfo Escobar ni el médico Guillermo López, el primero por tener sesión en el Congreso y el segundo porque recibió la invitación al cuarto para la hora.

Por el municipio de Apizaco y acompañado del edil Orlando Santacruz Carreño, hizo acto de presencia Jorge Luis Vázquez Rodríguez, Secretario Técnico del Ayuntamiento.

De esa forma se despeja la duda y ya se sabe que el alcalde panista se la jugará con su pupilo, quien es ni mas ni menos, hijo de la Loncha Vázquez Soto, el poderoso funcionario de la Secretaría de Salud y compadrito de grado del gobernador mariano González.

No se sabe si a esa reunión llegó la senadora Adriana Dávila Fernández, quien al parecer busca que su amigo Juan Antonio González necoechea sea considera para la candidatura de alcalde de Apizaco.

El pueblo de Tlaxcala, con la confianza más baja en su gobernador, el peor evaluado del país

.

Amigos de Mariano, como la yucateca Ivonn Ortega, fácilmente duplican los factores de aprobación en sus estados.

Si algo perdió con los tlaxcaltecas el gobernador Mariano González Zarur, es la confianza. A ningún mandatario en el país la gente lo ve con semejante recelo: 16.8 por ciento según la Encuesta Nacional 2012 levantada por la empresa Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE).

¿Por qué se pierde la confianza?

Bueno, su discurso inicial propuso, por ejemplo, una caja de cristal a su administración y ningún negocio o involucramiento con familiares y amigos y, al momento lo ha incumplido, por eso a los tlaxcaltecas nos despierta desconfianza.

Puede usted compararlo con los 42.2 por ciento de sonorenses que confían en su gobernador, Guillermo Padrés Elías, o el 36.4 -lo doble- del nayarita Roberto Sandoval Castañeda, vamos, es evidente que con 16.8, el hacendado-gobernador de Tlaxcala es un indicativo nacional de cómo no debe un político alejarse de su pueblo.

La certeza del GCE, bajo la batuta del colosista Liébano Saenz, es una frecuente cachetada con guante tricolor a los propios políticos con esa militancia, preocupados por la imparcialidad de una empresa que debería en todo caso ver vigas en los ojos de la oposición.

Hoy, Liébano descorre en Tlaxcala la traslúcida cortina a través de la cual una creciente popular ha visto el cobre mostrado habitualmente por su malhumorado mandatario, a quien no le faltan frentes abiertos, sobre todo por lo temperamental y apasionado que es, aunque estadísticamente es notoria su frecuencia a ir al sótano.

Pero la desconfianza no es el único factor de distanciamiento con su pueblo. Pese a los muchos recursos destinados para solemnizar cabildos con su presencia, la forma no correspondió con la médula deseada de esa maniobra, pues su presencia no tendría el objetivo de solucionar problemas, sino de sentir las miradas de autoridades municipales y sus comunidades.

Lo sostenemos porque según el trabajo de Liébano, el mandatario tlaxcalteca tiene apenas 48.4 de conocimiento de los problemas que aquejan a su estado, escandalosamente reprobado.

Así que los múltiples foros, con especialistas y ciudadanos, allá por los inicios de la campaña y la constante itinerancia del gobierno no han sido sin paja porque los sobresaltos a los que nos enfrentamos: inseguridad, desempleo, bajos niveles de vida, se viven con la misma intensidad de antes, con el agravante que hoy aplica una política persecutoria y selectiva, muy contrastante con el conocimiento requerido de los problemas más sentidos.

Hay que dirigir la mirada hacia Yucatán o Campeche, donde sus respectivos gobernadores, Ivonn Ortega Pacheco y Fernando Ortega Bernés, respectivamente, observan 67.3 y 66.5 de conocimiento de la problemática a la que se enfrentan sus gobernados. Son ellos los mejor calificados por este trabajo, los resultados saltan a la vista.

Vale la pena echar un vistazo al comportamiento observado por nuestro vecino, Rafael Moreno Valle Rosas, quien en Puebla alcanzó una calificación de 59.3 por ciento respecto al conocimiento de los problemas. Ciertamente no alcanza los mejores promedios, pero ni en su peor escenario cae tan profundo como su buen amigo Mariano González Zarur y su 48.4 de calificación en este rubro.

Hace poco, don Mariano asistió al último informe del gobernador tabasqueño Andrés Granier. Ya los veo charlando sobre un tema fundamental: el valemadrismo para arreglar los problemas de sus respectivos estados, porque si el tlaxcalteca reprueba en el conocimiento de los mismos, no tiene comparación a la hora de poner manos a la obra. Por cierto, es el único rubro en el cual Garnier lo supera.

La encuesta del GCE sostiene que en el rubro solución de problemas el de Tlaxcala alcanza 33.6 por ciento, contre 30.6 por ciento del tabasqueño. Como lo puede usted notar son cifras para no sentirse orgullosos.

En cambio, mandatarios entregados a la solución de esos problemas: José Calzada Rovirosa, con 66 por ciento (el doble de Mariano) o, Guillermo Padrés Elías, de Sonora con 64.1, y hasta el poblano Rafa Moreno con 57.1, digo pasa de panzaso, pero no hace el oso como el nuestro, con 33.6.

Así que cuando González Zarur, declaró que se había preparado para ser el mejor gobernador en la historia de Tlaxcala, seguro nos estaba bromeando, porque tal vez nos quería comunicar lo contrario, estaba a punto de iniciar la peor administración en la historia de este pequeño estado de la federación.

Conste que el juzgamiento lo hace el ex secretario particular de Ernesto Zedillo y quizás la gente más cercana a Luis Donaldo Colosio Murrieta.

Que el análisis del Gabinete dirigido por Liébano, consta de parámetros obtenidos con la mayor seriedad y que los mandatarios mal evaluados, como el nuestro, deberían darse cuenta que el papel alcanzado los obliga a verdaderos cambios de timón.

Seguramente por este motivo, hace unos días nuestro gober se dijo tan decepcionado de sus subordinados tlaxcaltecas y no dejó de advertirles que traería gente de fuera, mejor capacitada y con un concepto amplio del ejercicio del poder… más o menos como el michoacano que cobra como subsecretario técnico pero tiene un desempeño como de agente de gobernación, de quinta, aunque con un sueldo de secretario de estado.

Y ya para seguir con malas noticias, le cuento que la supuesta elección transparente de los consejeros electorales quedará en una pésima obra de teatro. Silvestre Velázquez, diputado del PRI y ya conocido como El Rey de la Chaqueta, confirmó que el procedimiento estaba arreglado desde el principio y que llegarán al organismo los recomendados de Maria Armando Mendoza. Lastima.

Adriana Dávila, acabó su patrocinio calderonista, hoy se adueña del PAN

.

Como el Principito de Saint-Exupéry, la senadora Dávila comenzó a habitar en el Asteroide B-16 y la concurrencia exclusiva de una incipiente membresía.

La senadora Adriana Dávila Fernández, vive un lapso de euforia tras su, ¿triunfo? de julio con sabor a venganza. De entonces a la fecha aprovechó el paulatino desinterés del ex mecenas de su partido, Héctor Ortiz Ortiz, cuyo pacto de fondo para portar la camiseta albiazul se agota en la misma proporción que el presidente Felipe Calderón, regala galletitas y escucha golondrinas porque su sexenio concluye este viernes último de noviembre.

Adriana se apropió del PAN, humilló a sus compañeros adversarios de partido, Adolfo Escobar, Aurora Aguilar y hasta a Sergio González Hernández (la lista es larga) y, de la noche a la mañana se halla como el principito de Antoine de Saint-Exupéry, desentendida de pactos… opuesta al brillo de otros en un concierto de éxito electoral.

Es curioso. Dávila y el nuevo PAN echaron de la sede de Independencia (cuyo origen nunca fue aclarado) al autor del mismo. Lo conservan como un activo al cual prefirieron por encima del grupo que lo edificó. Y lo ha destinado a interminables sesiones de culto a ella, por cierto conformadas por ex delegados federales y ex funcionarios de menor rango en ese ámbito.

La legisladora organizó la venta de garash en la cochera de la casa azul y tiró a la basura lo que no regaló.

Con ello dio el golpe más espectacular a lo que llama, su carrera política.

Sin las armas ni los tamaños se codeó con los grandes gracias al patrocinio calderonista. Otro culto lo hizo de la tarabilla en que suele convertirse al expresar en puras semifusas las ideas aglutinadas en la azotea de alguien a quien el método se ha negado como la gracia para quitarse las zapatillas en eventos clave de su… carrera política.

Viene la prueba de fuego. El PAN en su expresión más pura se enfila a la elección de 2013.

Echó al caño la posibilidad de aliarse con el PRD.

Privilegia, según vemos, la exclusividad. ¿Acaso busca llevar a su partido a la virtuosa expresión de sus orígenes?

En tal caso le aguardarían años de formación para concluir en la inconveniencia del estatuto a cambio del pragamatismo calderonista, gracias al cual hoy es senadora.

Un reto a su tamaño.

Por cierto hoy miércoles, Calderón se despide de Tlaxcala. Viene a inaugurar la Zona Arqueológica de Tecoaque -aún en proceso- pero inmejorable por su cercanía a la Ciudad de México para sumarla a la cauda de éxitos como la portentosa autopista Durango-Mazatlán, el mensaje del agonizante Ejecutivo respecto a su versión de dominar, con actitud política, a los accidentes de la naturaleza por muy pétreos o profundos que estos sean.

Pero todo se acaba. Y su poder hoy es historia.

La nueva etapa orticista

Al adquirente de franquicias en condiciones de apremio, como en su momento lo hizo con el PAN, lo guía el ánimo oposicionista dejado por AMLO, para cultivarlo como un buen negocio con frutos electorales al enfrentar al líder moral priísta y gobernador de la sinrazón, Mariano González Zarur.

Si el Peje la hará cansada a Peña Nieto y el PRI en el contexto nacional, ¿por qué no emularlo en la aldea si aquí cuenta con la impopularidad de un gobernador a quien se fue de las manos meterlo a la cárcel tanto como impedir su resurgimiento a través de las múltiples enemistades labradas con el tesón, destinado exclusivamente a personajes con el grado de autoritarismo alcanzado por el señor don Mariano.

Una de las voluntades maltrechas y, por tanto susceptibles de pactar alianza es Alfonso Sánchez Anaya, nada más el detentor de la marca del Peje en Tlaxcala y buena parte del país. Maltrecho porque su primo le propinó hace poco un golpe en el trasero, echándolo de la ex hacienda San Manuel, donde despachaba bajo un contrato de comodato.

Esa expulsión parece haber liberado al ex gobernador de la carga de conciencia por guiar a su primo el gobernador a la más escandalosa derrota de su partido el PRI en la elección observada con lupa desde el centro del país, tras los extraordinarios ofrecimientos marianistas, más emocionados que efectivos.

Entonces, como ocurre con los cardúmenes de sardinas comenzaron los movimientos estratégicos para incorporar a otras manchas de esos peces, maltratados por un tirano Júpiter de petatiux y trasladados a una curiosa formación en su contra.

Marianismo y sanchezanayismo dispondrán pues, de las rebanadas grandes del pastel en el Congreso y las alcaldías. Los maltrechos priístas no lo pueden evitar. Por un lado tienen al gran enemigo en que se ha constituido el líder-amo, y por otro, la consecuente miseria en la que se encuentran pese a ser el partido en el gobierno.

De esta alianza básica veremos infinidad de combinaciones: PAC-Morena-PT, PAC-PRI-PAN, PAC-PRI, PAC-Morena, PAC-PRD-Convergencia, en fin, una gama amplia que, como verá usted, podría tener mayores posibilidades de triunfo electoral si la comparamos con don Mariano y su aislamiento, o Adriana y su asteroide B-612, o sea el pequeño mundo de El Principito, al cual ya nos referimos hace rato.

Las senadoras no se quedaron calladas

Una grabación a la que e-consulta tuvo acceso muestra cómo las senadoras Adriana Dávila y Lorena Cuéllar, discreparon con el gobernador Mariano González Zarur, en la reciente reunión temática, porque nada más se abordó el asunto de Pensiones Civiles.

En pocas palabras las legisladoras pidieron el menor daño hacia pensionados y jubilados, para otorgar su voto de confianza a la iniciativa de ley para reformar a la vigente de Pensiones Civiles de Tlaxcala.

Antes fue un hombre de desplantes, pero ante senadoras y diputados federales se convirtió en el ejemplo del fracaso: “no tenemos dinero”. Y las comparaciones marianistas no se hicieron esperar: “es como en el matrimonio… tiene que haber ruptura cuando las cosas no pueden seguir”.

Mire si no es preocupante que hoy, cuando Mariano tiene la mesa para hablar de compromiso social, saque a relucir sus amargas experiencias con el divorcio.

He ahí la clave, algo sólo detectable en el subconsciente marianista lo obliga a exigir el divorcio con cada capa social, los pensionados (pagarles es tirar el dinero al caño), los policías, los ancianos, los burócratas… ¿caracoles, de quién no se ha divorciado el fabuloso amo?.

Recibe Mariano a senadoras y diputados; si no lo hacía lo quemaban a nivel nacional

.

A periodicazos entre ellos mismos se comunican… bastó que las senadoras advirtieran a Mariano, te vamos a tatemar a nivel nacional para que este las recibiera en Palacio.

Tal vez recuerde usted aquél cafecito en el Hotel Posada, en el cual tiraron rostro nuestras senadoras. Fue por ahí del doce del presente mes. Pues desde entonces, por escrito pidieron reunirse al gobernador Mariano González Zarur. Pero este, ya sabe de qué pie cojea, les mandó contestar que, pues ahora no había tiempo y sería después cuando alguien en su representación las recibiese.

-“Gracias”, dijeron aquellas, y también le mandaron un mensajito. “Vamos a declarar a los medios nacionales que al mandatario tlaxcalteca le valen gorro sus representantes ante el Congreso de la Unión”.

¿No que no los recibía?

Oiga, no es fácil lidiar con un colectivo tan animado de senadoras y diputados federales. De todos ellos, nada más la ex cuñada, Guadalupe Sánchez Santiago, sostiene una relativa comunicación con el que fuera tesorero de su pá, don Emilio Sánchez Piedras.

De manera escueta ayer lunes, la oficina de prensa de gobierno distribuyó una foto y un texto, dando cuenta de la repentina reunión, en la cual tuvo -según el comunicado- la iniciativa el mandatario tlaxcalteca. Y para no hacerla más cansada le diré que nada más tocaron el tema de Pensiones Civiles y, la urgencia del gobierno local, de acceder al fondo nacional en ese ámbito para sacar la nariz en este que, es un empantanado problemón.

¿Y los despidos masivos?, ¿y la inseguridad?, ¿y la falta de empleo?, ¿y las cuentas públicas que tronaron como ejotes?

Según el comunicado gubernamental, nada de eso te abordó en el desayuno presidido por un Mariano seco -según lo apreciamos en la foto- y un secretario de Finanzas, Ricardito García Portilla, pues con la misma cara de nerd, y un director de Pensiones Civiles, Neto Ordóñez Carrera, con la mirada de me doblo pero no me quebro…

1.- Lo que más me inquieta es el silencio de las senadoras. ¿Acaso la parafernalia con la que suelen andar devaluó tanto que, ya entraron en el selecto grupo de paleros de don Mariano, y de repente se dieron cuenta que deben ser institucionales?

2.- ¿Qué ocurrió con Lorena Cuéllar y, el resentimiento aquél… que Mariano no cumplió con el convenio signado en El Vaticano, que se hizo ojo de hormiga a la hora de dar chamba a sus recomendados, que la anduvo persiguiendo como los chamacos lo hacen con las ardillitas del zócalo?

3.- ¿Es tal discreción senatorial el despreciable gesto de complicidad cupular que suponíamos distante, primero por la pluralidad y luego por la natural adversidad?

4.- ¿Le salió a la mayoría el corazón priísta (de donde provienen, no todas eh) y optaron por aguantar vara en lo que rinde Peña protesta por la puerta chica del Congreso?

Considero que la solvencia moral asignada por el respetable público, sobre todo a las senadoras, no debería ignorarse mediante ejercicios de, “se me subió lo Cisneros hoy que me demandan ser más Cuéllar”; “me inquieta la conformación del consejo panista, por eso ando absorta”; “entre el senador Barttlet y mis retoños se me va la vida”, pues son ellas la última esperanza de contrapeso para una administración sin rumbo, dedicada a correr gente, ahorrar mucho dinero con una nómina 40 por ciento más chica, pero sin un detalle del que el pueblo puede expresar orgullo por su gobernador.

No deberíamos reprimir nuestros deseos de ver resultados tras semejante reunión, por ejemplo a la llegada del periódico Rumbo, ese boletín impreso por la senadora Cuéllar, como quien comienza la campaña en automático, sin reparar en los momentos que realmente le demandan mente alerta y dispuesta, y no nada más el mecanismo para pregonar su actuación -que es su obligación en la Cámara de Senadores.

Ah, pero si de lado de los legisladores esta pasividad es exasperante, qué me dice usted de la anfitrionía marianista a huevo y del papel vomitivo de sus pregoneros, los orticistas que un día amanecieron marianistas.

Mire que atribuir a su amo la iniciativa para sentarse a tratar asuntos de estado con las senadoras y diputados, es una ofensa a la inteligencia de los miles de tlaxcaltecas que se dieron cuenta de aquél cafecito, donde Cuéllar, Dávila y Palafox, se manifestaron como el espíritu chocarrero al interior de un gobierno al cual le urge un exorcismo.

A resumidas cuentas, uno y otras nos han dejado frustrados.

Le temen a tratar abiertamente los asuntos que interesan al pueblo.

En otras palabras, hoy que nos hace falta compromiso social de uno y otras, nos salen con una institucionalidad que se desborda, y todo porque les preocupa más el proceso electoral que viene, que cumplir con el compromiso constitucional ante los ciudadanos, muy pendientes por cierto de cada movimiento que dan.

Una de inseguridad

Mientras este fin de semana un solitario atracador quitó el dinero a un despachador de gasolina en La Aurora, municipio de Tepeyanco, y después agujeró la pierna al dependiente de la tienda OXXO ubicada ahí mismo, veinte patrullas nuevecitas parecen exhibirse como si estuvieran en la agencia automotriz equis, en las instalaciones de Bomberos, en Antonio Carvajal.

La gente de Orlandito May Zaragoza (el matón del gobierno) que todo lo dice, nos asegura que esas patrullas no se mueven mientras no rinda protesta Enrique Peña Nieto.

En otras palabras, una vez en marcha la nueva administración federal, esas patrullas que le platico van a comenzar a funcionar.

O sea, el gobierno marianista pretende ganar popularidad para Peña desde el primer día de su gobierno, como no lo pudo hacer durante la campaña para que los tlaxcaltecas votasen por él y su partido el PRI.

Los medios son lo de menos en la guerra contra Mariano; la sorprendente mancuerna PAN-PRD

.

Una expresión más del concepto ese creciente de: Todos Unidos Contra Mariano (TUCOM)

¿Hasta qué punto será efectiva una eventual alianza entre partidos ideológicamente antagónicos? Aunque la decisión de la cúpula panista no es exlusiva para Tlaxcala, aquí casi estaríamos hablando de una alianza con dedicatoria a la lucha sin cuartel que, desde diversas trincheras organizan grupos y partidos en contra del gobernador Mariano González Zarur, y su odioso estilo de operar para unificar criterios en contra, incluso los de casa.

Si por un lado las tres senadoras, Martha Palafox Gutiérrez (PT), Adriana Dávila Fernández (PAN) y, Lorena Cuéllar Cisneros (PRD), iniciaron reuniéndose en público -y hoy en privado con el mandtario tlaxcalteca-, el desbordamiento de antipatías en contra del gobernador priísta, es el orticismo que coloca al ex rector de la Universidad Autónoma de Tlaxcala, Serafín Ortiz Ortiz, a la cabeza de múltiples posibilidades de otras alianzas, partiendo del Partido Alianza Ciudadana (PAC), un activo local del ex mandatario que hoy multiplica adhesiones incluso de políticos vigentes, como el diputado local Fortunato Macías Lima, para quien Acción Nacional es ya públicamente nada más el mecanismo de acceso al poder, mas no el instituto político al que deba lealtad.

Hoy conocemos la libertad decretada por la cúpula nacional del PAN para acercarse con sus pares del PRD en estados como el nuestro. Tal vez, el ejemplo exitoso de una alianza semejante lo podemos ver en Puebla, donde PAN y PRD apoyaron a Rafael Moreno Valle Rosas, a quien respaldó de manera particular el SNTE y su partido, Nueva Alianza.

He ahí la clave. Para que la unión entre dos ideologías contrarias surta efecto, debe contar con un liderazgo como el asumido por el hoy gobernador poblano, un expriísta de cepa para quien la debilidad de la propuesta de su ex instituto político fue pan comido en las urnas.

Veamos el ejemplo Apizaco, donde la desesperación de los priístas ha llegado tan alto que numerosos militantes se acercaron a Mariano a proponerle al matador de toros, Rafael Ortega, si bien un ciudadano susceptible de encabezar al tricolor en la elección de 2013 en busca de la alcaldía, con una desventaja notoria ante adversarios de la talla del petista-orticista Reyes Ruiz Peña, o el panista-adrianista, Juan Antonio González Necoechea, o el orlandista, Jorge Luis Vázquez Rodríguez.

Pensar en la alianza PRD-PAN en circunstancias como esta que acabamos de comentar, es pues, potenciar a aquellos elementos a salvo de ser tocados por la lesiva mano marianista, cuyos desgaste y deterioro, son la terrible factura que ha de pagar, colocándose como objetivo del creciente -y multifactorial- concepto llamado: Todos Unidos Contra Mariano (TUCOM).

Indignación de los magistrados

Humillado -pobre, verdad- porque el odio marianista lo arrolló, el magistrado Mario Jiménez, pintó solitariamente su raya con el poder ejecutivo local, llamándolo a la cordura a la hora en que descarga odios sobre aquellos no responsables del pésimo papel -insiste el juzgador- de la procuraduría en el caso particular del proxeneta sentenciado a once años, cuyas acusaciones se desvanecieron al estar tan mal integradas por el Ministerio Público.

He ahí la clave: ¿de qué manera falló el MP?

1.- Cuando los magistrados Mario Jiménez y Francisco Flores Olayo, detectaron eso que consideran una actuación deficiente de la procuraduría, ¿fue ético dejar que el tiempo corriese y los cargos se disciparan?

2.- Deben señalar con precisión dónde falló el MP, pues esto nos podría llevar a los peores pensamientos, imaginando que dichos emepés y magistrados, actúan en contubernio, labrando atrocidades como la mencionada liberación del padrote de apellido Rojas.

3.- En ese momento es cuando acaba la confianza. ¿Es un magistrado tan insensible que aun consciente de la lucha desplegada contra la trata de personas, en todos los ámbitos, aguarda fríamente la nulificación de toda prueba, sabiendo que nunca fue integrada correctamente?

Así que tanto los magistrados en contra de quienes pidió el gobernador juicio político a los diputados, como la ineficiente procuradora, Alicia Fragoso Sánchez, tienen la obligación de enmendar sus faltas, en el caso del padrote Rojas y tantos más que seguramente irán saliendo.

La actuación de todos ellos es vigilada por muchos. No pueden robar como antes. Acabó su temporada de impunidad. Pero no olvidemos estos detalles:

1.- Mariano aprovechó la coyuntura de odio contra estos dos magistrados para cobrar a Flores Olayo aquella tremenda mordida a Tulio Hernández Gómez, cuando este involutariamente fue involucrado en delicados delitos propios del crimen organizado.

2.- Mario Jiménez fue, “afectado solidario”, pero su desempeño está tan lleno de cochinadas -según un interminable expediente que ha comenzado a ver la luz, que el gobernador destapó sin ser esa su intención inicial, una verdadera lápida bajo la cual la gusanera es abundante.

3.- Mario Jiménez, exige respeto a la autonomía entre poderes. Está en su derecho. Pero a los ojos de los ciudadanos, ¿tiene la solvencia moral para asumirse como víctima, cuando en su haber, casos como este que despierta sospechas de corrupción, engrosan un expediente negro?

Autonomía, señores no es impunidad. Y es aquí donde nos urge una reforma a la Constitución, donde se reitere el pacto de respeto entre poderes, siempre y cuando haya una actuación nítida de los involucrados en casos como este, vergonzoso, que nos exhibe al mundo como la entidad donde los jueces son protectores de explotadores de mujeres, aunque aleguen mil situaciones e intenten liberarse del lodazal en el que acostumbran retozar.

De las nuevas propiedades

Hoy, que Los Encinos -de los hacendados Martínez Urquidi- tiene tanta popularidad debido a la bravura de sus toros, Tlaxcala no podía quedar cruzada de brazos.

Pero no porque los ganaderos hagan por mejorar sus hatos -la pobreza de divisas otrora buenas como Coaxamalucan y Atlanga, es evidente como la maleza que las invade- sino por la capacidad que cierto hacendado poderoso tiene para comprar donde se ha puesto de moda.

El mismo que pudo haberse hecho -después de las elecciones, ¿por qué será?- de una ganadería en España, anda también estrenando rancho en los Querétaros.

Eso señores es progresar.

No como la mayoría de desventurados tlaxcaltecas, condenados a la constante tijera en la nómina.

Mientras otros tejen y tejen alianzas, el PRI se desgasta haciendo un IET a modo, ¿para qué?

.

Gobernador y operadores se aprestan a colocar a la mesa, vajilla y cubiertos de plata pero, ¿y la sopa y el plato fuerte?

A la esperada trapacería tricolor en la elección del nuevo Consejo General del IET -existe la sospecha que el sinodal Mecinas favorece a dos aspirantes vinculados con Mario Armando Mendoza- se suma la habitual ironía de un legislador priísta al que a veces los supera un comportamiento como de hiena, entre risueño y perverso, pero eso sí, acostumbrado a burlarse de la gente como parte de su formación. Y así aspira a ser presidente de Tlaxcala.

Héctor Martínez es un extraño híbrido. Activa su profundo beatricismo cuando hay que contrariar al gobernador Mariano González, pero lo encarna cuando hunde la puntilla en el morrillo de sus amigos panistas, como a menudo ocurre a la también especial, Caritina de la Purísima Concepción, patrona de los negocios enarbolando una agujerada bandera panista.

Enmedio de esta cumbre borrascosa paralamentaria, se fragua la conformación del renovado órgano electoral en un contexto de vil mascarada, con múltiples filtros y finos casimires, pero con la seguridad de que al final habrá de quedar según lo planeado en la mesa tricolor, bajo el auspicio de su patrocinador omnipotente, pero eso sí, con el consejo del errático e ineficiente mega consejero michoacano, un cuate que todo lo pierde sumido en encuesta pato seguramente hechas por él mismo para manipular a su patrón.

¿De qué sirve esta parafernalia en el labrado del nuevo IET si lo que falla es la fuerza del partido, a causa de campañas miserables, candidatos equivocados y una lucha en condiciones más desventajosas que si se tratara de abanderados de la oposición?

¿Para eso quieren manga ancha en el IET?

Qué frustrante ha de ser para este grupo que todo lo tiene -hablando de dinero e influencia- carecer del elemento primordial en todo proceso electoral: el triunfo.

Mientras la cúpula tricolor gasta sus horas y sus activos en el teatro para renovar al Consejo General del IET, otros preparan menudos tacos placeros, en tanto rito inicial de lo que ya es el resurgimiento del orticismo, al cual Mariano no ha podido hundir como se lo dicta el chivo en cristalería que carga como estrategia personal para dirigir sus finos movimientos en el arte de la guerra (política of cors).

Ahí tiene usted al ex rector Serafín Ortiz Ortiz, al frente de múltiples procesos conformantes de candidaturas a diputados locales y alcaldes, partiendo de la plataforma llamada Partido Alianza Ciudadana (PAC), desde el cual tienen tiempo ya de tejer alianzas, lo msimo con el Partido del Trabajo en Apizaco, con un inquieto Reyes Ruiz, que con Morena en otros tantos municipios y distritos, conscientes en estas alianzas están vigentes otros institutos como el otrora Convergencia y la expresión más activa del PRD.

Así que mediante alianzas con elevados niveles anticipados de triunfo inicia este proceso en el cual, los marianistas colocan vajillas en una mesa ya equipada con los cubiertos, pero sin la sopa ni el plato fuerte para servirlo.

Moldean un IET bajo un proceso caro, frívolo, mamón y pletórico de apariencia, cuando lo vital en toda elección: los candidatos, son donde menos tienen influencia.

He ahí el resultado de los altos niveles de aislamiento de Mario Armando Mendoza, circulando a veinte kilómetros por hora en la carretera del proceso electoral por venir, debido a la incurable soberbia que lo hace vulnerable, en las mismas proporciones que a su patrón le pasa con la ira.

Instalados en sendos pecados capitales, también en la política, estos dos podrían otorgarse un premio a las tremendas sesiones de lisonja, más en sentido de alivianar el estrés adelantado de saberse tan débiles rumbo a la elección que marca la permanencia de su causa en el poder o el rotundo fracaso (que no será sino la consecución de tantas fallas y errores imperdonables en quienes disponen de todo el dinero y todo el aparato para hacerla en grande, pero se pierden de tanto ver sus imperfecciones en el espejo).

Ahora, hay que ver a los pregoneros de quienes pierden y luego buscan culpables, sus análisis -harto interesantes- son congruentes con el midas de Palacio, cada tema que tocan lo hacen mierda. Ese es su ámbito y su compromiso. Aplausos.

Olvidaba decir. En aquél aquelarre en la sede orticista conocida como la Finca, reapareció la erguida (je) figura de Alejandro Aguilar López, decidido a dar la vida por volver a las andadas en su natal Huamantla, donde no pierda usted de vista las alianzas que vienen.

En Apizaco, le decía, el zar del WC acaba de estrenar sede petista y está que tiembla para encabezar una causa realmente opuesta al marianismo, de cuyo protagonista afirma que ninguna falta hace a los municipios. Seguramente se refiere a sus desgastadas incursiones en los cabildos, donde ni lleva cosas que valgan y nada más llega con la creencia de que su visita es bien vista por ciudadanos e integrantes de los cabildos, nada más porque es el señor gobernador.

La lista ideal de aspirantes al Consejo General del IET

.

Pasar todos los filtros es más que interesante, pero hay que ver de qué manera lo lograron.

La selección de los nuevos integrantes del Consejo General del Instituto Electoral de Tlaxcala (IET) se hizo compleja, a veces densa y exhibió paso a paso, el interés de grupos, del ejecutivo y de los gurúes de este para armar un organismo que garantice a cada cual resultados satisfactorios en la elección de alcaldes y diputados a la nueva legislatura.

Para aquellos involucrados que suponían a la verdad a medias en términos de efectividad hay un vicio de origen: la oriundez apizaquense del sinodal Juan Manuel Mencinas Montiel, imponente carta de presentación: investigador visitante de Harvard, no es suficiente sin embargo para solventar el impedimiento legal de la parcialidad por su ciudadanía tlaxcalteca, por muy poblano que ha dicho sentirse y por mucha afición a que le sirvan la sopa en platos de talavera.

Recordemos la conformación del sínodo: Mecinas Montiel, tras quien existiría la recomendación del metiche e ineficaz subsecretario técnico, Mario Armando Mendoza aún, dicen, ante la incredulidad de quien lo sigue tolerando pese a los pésimos resultados entregados en la pasada elección federal (lo de pésimos es en serio).

Ni qué alegar de los demás sinodales: Eva Barrientos Zepeda, de la Universidad Veracruzana; Pablo Javier Becerra Chávez de la Universidad Autónoma Metropolitana, unidad Iztapalapa; Roberto Duque Roquero, abogado especializado en derecho constitucional; así como Cesar Iván Astudillo Reyes, investigador asociado de tiempo completo en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM.

Bueno, tras una serie de filtros infranqueables, ese trabajo bajo presión al que alude con frecuencia el presidente de la Comisión Electoral, Gelacio Montiel Fuentes -con la mancha de Mecinas, lo tiene que reconocer- el abultado cúmulo de solicitudes se depuró, de los cientos que eran, a un puñado, en el cual, sin embargo se siguen viendo preferencias y un largo y costoso direccionamiento para llevarlos a San Manuel a como dé lugar.

Nos parece que los impedimentos a los cuales se enfrentan, ya sea por lazos familiares o ligas con funcionarios, dejarían en el camino las aspiraciones de:

1.- Raúl Pluma, hermano del diputado Ramiro Pluma, mas lorenista que priista.

2.- Toribio Moreno, porque no se sabe si tiene su residencia en Puebla o Tlaxcala.

3.- Ana Delia Domínguez, ex secretaria particular de la ex consejera presidenta del IET, Mary Cruz Cortés Ornelas.

4.- Alberto Hernández, por sus nexos con el OFS y Florentino Flores Xelhuantzi.

5.- Leonel Lara Mena, primo de Fabricio Mena, director administrativo del Congreso.

6.- José Conrado Delgado,ex secretario particular de Enrique Padilla Sánchez.

7.- David Olvera, primo de la diputada panista Lilia Caritina Olvera.

8.- Eunice Orta Guillén, esposa de Ángel Espinoza, considerado como uno de los operadores electorales del gobierno estatal y cercano a Mario Armando Mendoza y Silvestre Guevara y por ser la directora jurídica del ayuntamiento de Totolac, lo cual viola la convocatoria.

Y con base en los resultados obtenidos en las pruebas aplicadas hasta este momento, la escrupulosa lista que ha pasado cada filtro, nos lleva a vislumbrar un ideal Consejo General del IET, integrado por:

1.- Óscar Lobatón Corona, Mario Cervantes Hernández, Máximino Hernández Hernández, Juan Antonio Carrasco Martínez, Lino Noé Montiel Sosa, Dulce María Angúlo Ramírez, Claudia Acosta Vieyra y Juan Antonio Escobar Mendieta.

Todos reúnen el perfil y darían credibilidad a un organismo que hoy por hoy está desacreditado.

¿Alianza sorprendente?

Cuando al ex gobernador Alfonso Sánchez Anaya, lo echó su primo el gobernador de la ex fábrica San Manuel -donde funcionaba su bunker- este también firmó un acta de desahucio, pues prescindía de uno de sus principales aliados (a Mariano le cayó el veinte del pejismo a toda prueba de ASA, por tanto era un hecho que el consejo de dejar a la deriva a la causa peñista ha sido uno de sus peores errores que caro está pagando).

No imaginaba que con el tiempo, ASA pudiese entablar pactos ni más ni menos que con Héctor Ortiz Ortiz, quien puso los ojos en el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) para, “impulsar a triunfos electorales a algunos de sus amigos”, según lo ha hecho público.

1.- No movió un dedo al detectar la presencia orticista en la corriente del Peje.

2.- En consecuencia, quedó aislada una expresión perredista a modo (con liderazgos como el de Mariano Andalco y Felipe Sánchez Lima), pero los activos de ASA quedaron impolutos en este nuevo izquierdismo, digamos radical, pues obedece a los estilos de López Obrador.

3.- Ya se barajan nombres de orticistas como posibles candidatos de Morena: Justo Lozano Tovar en busca de la alcaldía de Apizaco, el ex alcalde apizaquense Reyes Ruiz Peña por la diputación del distrito XV; en Chiautempan Jesús Hernández George (con una alianza encabezada por Morena).

4.- El papel de Ortiz es interesante pues, es el nexo entre ASA y la senadora Lorena Cuéllar. Susceptible de intensificar o enfriar según convenga a quien encabece su proyecto a la gubernatura (que puede o no ser Lorena) Y qué tal si ASA y Ortiz van viendo factible a otro sujeto, y dejan en el camino a la anticipada sobrina de Cisneros… ¿qué tal?

Pues don Mariano no contaba con la astucia de los dos ex mandatarios, cuyo pragmatismo alcanzó un máximo al no desconocerse por existir entre ambos en esta circunstancia las razones necesarias para engrosar las filas del TUCOM (Todos Unidos Contra Mariano).

En las mesas políticas del PAN

Al protagonismo de la senadora Lorena Cuéllar Cisneros, no le hacen bien las tempraneras loas de personajes de la talla de Aurora Aguilar Rodríguez, la diputada federal que propuso ante sus compañeros de partido a la sobrina de Cisneros como único proyecto para impulsarla hasta sacar al PRI de palacio. Y como primer paso el PAN debería entregarle a la ex priista y hoy perredista la decisión de designar a la persona que debe ser el candidato a la presidencia municipal de Tlaxcala en una alianza entre panistas y perredistas.

Claro que la propuesta cayó como cubetada de agua fría al panismo.

¿Y Adriana Dávila dónde escribe?

Puede que el momento de Lorena no sea este. Lo cierto es que proponer a una perredista a los panistas es un grave error de la ex delegada del ISSSTE. No sólo golpea innecesariamente a Adriana, sino que parece obedecer a una amistad poco productiva en estos momentos de definición.

Apizaco… de nuevo el riesgo de un rockstar

Para los priístas apizaquense la situación de su partido no puede ser peor. El eterno José Luis Ramírez Conde, está más choteado que las manifestaciones en el Centro de Tlaxcala y de plano han tenido que recurrir a un personaje de elevada popularidad para proponerlo al tlatoani.

¿Y quién ese popular personaje?

Ni más ni menos que el matador de toros Rafael Ortega.

A Mariano no le gusto para nada la idea. Es más, respondería a dichos militantes, “es asunto del partido” y, tomó las hojas de la encuesta pato que respaldaba al matador y banderillero y casi se las arroja a la cara.

¿No se dan cuenta del fracaso que resultó el cantante? (Se refería a Jorge Domínguez, el perredista que tronó como ejote cuando quiso conquietar el voto cantando sus éxitos gruperos).

Por si fuera poco, hay que ver la relación de los Ortega con Mariano.

Han sido sus empleados (y los ha de ver como sus peones)

Othón, hermano de Rafael, administró -dicen que con maña- los negocios marianistas en la fiesta brava y en pocas palabras, cómo se dice, a sí, lo llevó al baile (insisto, eso dicen los que los conocen).

Entonces, qué carajos hace el popular Rafa en un ámbito totalmente fuera de su competencia.

“Es como si yo quisiera ser banderillero”, dijo don Mariano, de veras encabronado.

Por otro lado. No es que a Rafa le falte preparación, pero los éxitos en los ruedos no son para demostrar vocación y capacidad, cualidades que urgen al PRI para no volver a tronar como chinampina en este municipio donde es prácticamente un hecho la candidatura de Justo Lozano Tovar por Morena.

Y todo esto se lee mejor escuchando Cielo Andaluz, interpretado por la banda de la Plaza México.

Activa SESA la tijera laboral, al desamparo 400, pero faltan más.

.

El secretario Jesús Fragoso suele ser bueno, bueno, pero le es imposible retener esa venganza que lo rebasa y lo utiliza como maso verdugo.

Aunque el recorte de personal en la Secretaría de Salud (SESA) afectará un promedio de seiscientos trabajadores, los primeros cuatrocientos ya probaron la hiel de quedar en el desamparo laboral, a un mes de las fiestas navideñas, como víctimas del bizarro gusto de la mano que goza en la medida en que acentúa la contradicción de su personalísima interpretación de las palabras: compromiso social.

Sin más explicación que, ¡hágase a un lado”, sin más forma que: “quedaste fuera por indicaciones de oficinas centrales”, y sin más esperanza que enfrentarse a los insensibles pseudo funcionarios del área jurídica, de oídos sordos y arterias sin sangre, ha comenzado el éxodo de una parte importante de la plantilla burocrática, más o menos igualado a la crisis con el inservible equipo de Rayos Equis, y los quirófanos incompletos y las sillas para inválidos a las cuales, nada más les falta una rueda.

Hay gozo en una élite, empoderada y con sus ingresos asegurados, no nada más en la quincena sino en los negocios que genera la industria del miedo mediante la oferta de medicamentos recetados por médicos afines, en farmacias que conforman el ciclo de las ganancias en manos de siniestros personajes con el impresionante título de, ¡compadre del señor gobernador! y, hasta con ganas de asegurar para el hijo un promisorio futuro, al frente de otro negociazo como es para este grupo el municipio de Apizaco.

Es este el sexenio de la crueldad. No le basta con aplicar inoportunamente un arbitrario programa de ahorros bajo el lema: “si eres de los consentidos gana lo que puedas medrando y regodéate viendo a sufrir a los mugrosos miembros de la perrada laboral”. Pues ya se habían tardado para desencadenar esa mezcla de vendetta en el esquema del gobierno con perfil de gerencia.

La condición especial del pueblo tlaxcalteca, demandante de chambitas en el sector público como herencia de un ataque a la pobreza con la arenga sanchezpiedrista: “no se puede tratar igual a los desiguales”, se fue al diablo con el ascenso del constante evocador de aquella corriente política que, en los hechos la cita cada que puede para hablar de sus beldades, pero también lo más frecuente en su agenda, actúa con la maldad que Don Emilio no habría consentido.

Con razón a diario le revisaba las manos y las cuentas, cuando fungía como el tesorero del estado que con el paso de los años se convetiría en, ¿el mejor gobernador de la historia?… pues ahí sí puede haber divergencias verdad.

Y mientras a los diputados cómplices de sus rapacerías ya les preparan los arcones más cargaditos del sexenio, con latería de ultramarinos y güisqui del bueno, a los jodidos desempleados de Sesa, de Seguridad Pública, del C4, vamos de cuanta dependencia estatal u órgano público descentralizado quiera usted, les aguarda una amarga temporada, enmedio de una histórica etapa de inseguridad que los priva hasta de lo humildemente conseguido.

Pero resulta ilógico que por un lado se den despidos y por otro se regalen computadoras y tables a los reporteros que cubren la fuente de gobierno y en especial las actividades del secretario de Finanzas, Ricardo Garcia. Dinero para obsequios hay, pero para pagar a trabajadores se agotó.

Dejaron su coche sobre ladrillos

El viejo y humillante truco de despojar de las llantas al auto y dejarlo en ladrillitos le sería aplicado al mismísmo apá del jefazo doble pechuga que da las órdenes en la Secretaría de Seguridad Pública, mejor conocido como Orlando May Zaragoza Ayala.

Según dice, lo visitó su familia y fue víctima de esos criminales que no se conforman con causar daño, sino de alcanzar elevadas dimensiones a un determinado objetivo.

Ya se tenía registro de “desllantamientos” similares, hasta a la suburban usada por el bigotón más influyente de la aldea cuando el atascado chofer la dejó ahí abandonada en plena avenida Lardizábal, como suelen hacerlo los gatos de angora sabedores que nadie se les puede poner enfrente.

En otras palabras, debe haber un ojo vigilante que avisa a los malhechores el momento propicio para actuar casi como cirujanos, no para obtener unos pesos por la venta de las refacciones hurtadas, sino para intimidar a sus víctimas, sin importar su nivel económico o de poder.

Y así como esos viles pero audaces rateros fueron capaces de desarmar la camioneta de Mariano y el coche del apá de May Zaragoza, pues usted y yo, que ahí andamos jalando nuestro carrito, qué nos esperamos en este clima de inseguridad, despidos masivos y discursos de estruendo.

Inseguridad en pleno corazón de Tlaxcala

Pero si lo del apá de don doble pechuga no le fue suficiente, ahí tiene usted el episodio violento que sufrió el personal al frente del Italian Cofi de la Juárez esquina Lardizábal.

Nos dicen que hace unos días, ocho sujetos entraron como Juan por su casa, y se llevaron 35 mil varos, no sin antes maltratar a las chamacas y jalar las orejas a los mocosos esos a cargo de las mesas.

Insisto, ese tipo de robos, pasando por alto cámaras de seguridad y cercanía del cuartel general de la policía, tienen una especial significación: demostrar la vulnerabilidad de una autoridad, por cierto empeñada en debilitarse cada día más, ya sabe usted, con despidos de policías y ahorros, no innecesarios pero si inoportunos, pues mientras en el país entero las entidades se blindan contra la delincuencia, aquí nos damos el lujo de correr a los tiras y hasta de quererlos convertir, a estas alturas de su vida, en técnicos de algo a través de las instituciones de capacitación en el trabajo.

En teoría suena bien, pero cuando uno se entera de los latrocinios por ejemplo en la Oficialía Mayor (sí, donde se pudre el cemento porque no lo reparten, pero si lo pagan a precio de oro y a cuenta del erarrio) no tiene más que lamentar la triste situación que vivimos los tlaxcaltecas, tan cerca de los ricotes hacendados, y tan lejos de la justicia que debería traernos la Revolución.

El Honoris Causa a Héctor Ortiz

Ahora que ha estado en ayuno de reflectores el ex gobernador Héctor Ortiz Ortiz, fue reconocido por el rector de la Universidad Autónoma de Tlaxcala, Victor Job Paredes Cuahquentzi, como un estudiante sobresaliente y un universitario que cuando ha estado arriba, procura buenos momentos para la institución.

La distinción ocurre en el mismo lapso -unos cuantos días de diferencia- en que Rubén Flores Leal, anunció en plena cara del gobernador Mariano González Zarur, la conformación del TUCOM (Todos Unidos Contra Mariano) entre el propio Héctor, y las senadoras Adriana Dávila y Lorena Cuéllar.

Hasta le adelantó lo animados que están con su política de despidos y cuentas reprobadas (pero palomeadas a un gran costo) para hacer una empeñosa selección de candidatos a diputados y alcaldes, de tal forma que le ganen el Congreso en la elección que está por venir.

A esto, el gober contestaría moviendo los hombros y haciendo puchero: “y qué… yo estoy haciendo bien las cosas… ¿sí?.

Adriana Moreno, la llaman al gabinete federal; Mariano no la autoriza

.

De todas formas, nos dicen, la aún titular de Sedeco estaría haciendo maletas

Entre despidos, complicidad de poderes para aprobar cuentas torcidas, y hasta la disputa entre magistrados y gente de la Procuraduría para ver a quién le toca colocarse las orejas de burro en la vergonzosa liberación de un proxeneta, transcurre en Tlaxcala un aniversario más del inicio de la Revolución Mexicana que, según puede palparse, es víctima aquí de un retroceso al cual se ve cuando el autor del mismo acerca, mezcla y da su propia interpretación a los conceptos: “compromiso social” y “sentido de pertenencia”.

A semana y media que reinicie el priato en nuestro país, entidades como la nuestra viven lo que podría ser el final crítico de los vendavales sin rumbo que, a partir del primero de diciembre han de disciplinarse a la orden del tlatoani encopetado, bajo el protocolo presidencialista del que proviene su estirpe, reacia a la extinción.

Esas nuevas formas de relacionar a los gobiernos aldeanos con la fabulosa super administración, de regreso a secretarías con poder infinito como la Segob, planeada para Luisito Videgaray o Miguel Ángel Osorio Chong, iguales de perversos y brutalmente saturados de ganas de reestablecer el régimen con un ayuno de doce años seguiditos, desde que un locuaz empleado de la cocacola tuvo la audacia de sacar al PRI de Los Pinos.

Una llamada en la isla

Contesta don Mariano alguno de los celulares equipados con mil y un filtros. Del otro lado, Adriana Moreno Durán, con una de esas noticias entre trágicas e incómodas pero, con enormes recursos para colocarla en el contexto de la misoginia desbordada en los casi dos años de topones.

“Señor, recibí una llamada del gobierno federal para incorporarme”. Al parecer se le hizo realidad que la llamaran de la Secretaría de Economía. -“¿Ajá y qué quieres?”. -“Pues le aviso señor, verdad, para que me autorice porque verá, me anduve moviendo por allá y al final fue chicle y pegó”…

– “¡Pues no hay permiso!…

Fin de la conversación. ¿Qué le animaría a la secretaria con más millas acumuladas a realizar semejante llamada, incómoda, inoportuna, lastimosa para un político que ya quisiera que el gobierno federal se fijara en él para llamarlo, y así poder dejar a medias este desgarriate que, sí deja lana, un montón de lana, pero ya ves cómo se anda enojando con todos a cada rato?

Nuestras fuentes nos dicen que tras haber colgado, la seño roña Adriana, al tiempo que hacía caras de frustración y coraje, encogía la nariz y jalaba el moco. Se diría a sus adentros: “pero ni crea mi jefe que me voy a quedar aquí para vestir santos… yo me largo a la capital, a ver si cambia mi suerte”.

Pues lo de la nula administración lo pasó por el arco del triunfo. De todos modos se va. Al menos es lo que se maneja en las cómodas instalaciones de la Secretaría de Desarrollo Económico, donde ya estarían listas las quinielas: 1.- para ver quién llegaría; 2.- para ver qué tiempo tarda en regresar dolida y regañada como nunca (y ya se pone a trabajar); 3.- se anima a reconocer que Hyunday, la armadora de carritos medio corrientes pero baratos, también se nos fue, más o menos por las mismas causas que pasó con Audi.

Cisma en la Función Pública

Se supone que ya estamos en el momento para conocer un tramendo despido masivo en la Secretaría de la Función Pública, por cierto -nos dicen- con la más amañada defensa laboral que incluiría al carnal del titular… ni un pelo de tontos tienen estos dos (y tampoco de los otros).

Ah, pero se atravesó un imponderable.

El truene entre Ruben Flores Leal y don Mariano, dado en la mesa de la Cabaña en plena temporada de feria, cuando el conocido peseta rechazó seguir colaborando con su ex amigo, desde fuera, para ayudarlo a controlar el próximo Congreso. Al contrario, le anunció que la legislatura por elegirse se la van a ganar con singular facilidad los integrantes de la perversa alianza TUCOM (que es la nueva versión de Todos Unidos Contra Mariano, sí porque antes era Contra Madrazo), Adriana Dávila, Lorena Cuéllar y Héctor Ortiz.

Ajá, ¿y luego?

Pues nada, que una de las primeras reacciones del gober sería advertir a su compañero de mesa que el más sentido de sus recomendados, “el muchacho ese Temoltzin de la Función Pública… puros problemas desde que llegó”, acto seguido vino lo esperado, o sea el anuncio de que el susodicho no tardaría en salir como tapón de sidra de esta administración.

Así que el plan para hacer negocio como muchos lo han podido lograr, es decir cobrando diezmo a los despedidos que logran su liquidación, se quedó trunco. Ni modo, se les fue el nego.

El apasionado proceso de renovación del IET

Da gusto ver a gente tan preparada integrando el jurado que definirá a los nuevos integrantes del Consejo General del Instituto Electoral de Tlaxcala: el maestro Roberto Duque Roquero, profesor de la Facultad de Derecho de la UNAM; De la Universidad Veracruzana, la doctora en Derecho, Eva Barrientos Zepeda;Pablo Javier Becerra Chávez, académico en la Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades de la UNAM.

Ojo con el que sigue. Nadie pondría en tela de duda la capacidad de Juan Manuel Mecinas Montiel, doctor en derecho por la Universidad Complutense de Madrid y profesor visitante de Harvard. Al contrario, de lo que tratan es que no les coma el pastel.

Oriundo de Apizaco, egresado de la UAT, Mecinas, trae bajo el brazo el beneplácito del metiche de Mario Armando Mendoza, subsecretario técnico de la Segob, y de Hectitor Maldonado Bombilla, el consejero jurídico, encargado de insistir en lo importane que es la llegada del apizaquense, pese a la abierta violación a la convocatoria que, inhibe a los paisanos tlaxcaltecas de participar.

Es obvio que su presencia tiene la jiribilla de facilitar la llegada de ciertos personajes comprometidos con sus patrocinadores en el gobierno. Una de ellas sería Eunice Orta Guillén, esposa de Ángel Espinoza, considerado como uno de los operadores electorales del gobierno estatal y cercano a Mario Armando Mendoza y Silvestre Guevara.

Otro que estaría siendo beneficiado por los acuerdos sería Francisco García Montes, auxiliar del diputado Rafael Zambrano.

Digo, si se trata de conformar el órgano de defensa de la democracia, encargado de organizar la próxima elección, pues qué les pasa. Muy preparado el doctor Mecinas, pero su presencia además de incómoda es ofensiva a semejante nivel de académico.

Le deben una disculpa.

Rompería Flores Leal con Mariano, y le anuncia el bloque antimarianista

.

Con un pie afuera: Temoltzin Carreto, de la Función Pública y ¿Alicia Fragoso, la procuradora?; yo creo que por eso hay planes para dejar Tlaxcala por… ¿Navarra?

Hay la creencia de que ciertas transacciones a la madre patria -cuantiosas eh- se habrían utilizado para adquirir una ganadería brava, como plan de cierta familia en el largo plazo, no se, por lo que pudiese venir… ya ve que en ocasiones las circunstancias fuerzan a la gente a necesarias mudanzas, a tener la tierrita allá en tierras mediterráneas ahora que la economía penisular anda de cabeza y en el mejor de los casos, tener hacia donde emprenderla.

En una especie de reconquista se habrá dao (el verbo este así, con sabor sevillano) la inversión para adquirir alguna de las divisas, por cierto de muy reciente creación, aprovechando las condiciones inmejorables del apremio de este gremio y sobre todo pues, que se tiene verdad, el cerro de billetes y, pues hay que darles salida, porque juntos son una tentación y un peligro, por aquello de esa maldita inseguridad local.

¿Cuál divisa mercar? Uy, no es que abunden, pero “with money dancing the dog”, como esta de Toros El Poblao (Conde de la Maza con semental de Marqués de Domecq. Actualmente se está adquiriendo el semental n.º 4, de nombre «Ingeniero» y un lote de eralas de D. Apolinar Soriano, ganadería perteneciente a la UCTL, eliminando todo lo anterior); La Corraliza (de José Antonio Martínez Uranga), Zubiria Hermanos, en Carcastillo, Navarra. Bueno, la lista es larga: Vicente Magallón, en Fustiñana, Navarra; Los Chiricos, de Don Juan Manuel Simón Canfranc, en Murchante, Navarra, En fin, qué comprar hay, la cosa es tener los euros para convencer, facil por cierto, a estos urgidos ganaderos.

Cerca de la Exposición Ganadera

Como a cuarenta metros al norte estaba la muestra del avance pecuario. Pero eso es de acá pa allá; ahora bien, si lo vemos de allá pa acá, llegamos a la Cabaña, donde pudiste comer unos cortes sensacionales (y dejar la quincena).

Por eso el lugar no era para cualquier mortal pinche, de los que por desgracia abundamos, sino para esa casta que firma (antes era la casta divina) y a veces ni firma porque ni falta que hace.

Bueno para acabar pronto los comensales de los que le platico combinaron los chorizos blancos con chicos trozotes de nalga de toro que Dios guarde la hora…

Convocado por aquél a quien nadie puede decir que no (ya ves a los diputados de engorda que tenemos, nomás esperan que les diga mialma…) dicen que llegó Ruben Flores Leal, a una de las mesas más visibles, así como para demostrar a la demás clientela y a los que nada más se tenían que conformar con aspirar el aroma de las carnes a las brazas, que seguía bajo el yugo marianista (primero lo apoyó, luego se dejó quitar su notaría y al final, nada que lo hicieran secretario de Gobierno).

Como el anfitrión, hoy por hoy el más poderoso de la aldea, no se anda con rodeos (nos dijo un comensal muy pendiente de los detalles), se la suelta sin rodeos: “quería que me ayudes a dominar el Congreso, pero desde fuera”.

Hombre, pues el otro creía que ya le iban a dar el hueso añorado en lo que va de este desparpajado gobierno, y le salen con una oferta como propia de amantes clandestinos…

“No mi amigo… desde afuera no te ayudo”.

Cuando la gente está hasta el copete reacciona así. Echa la carne al asador y no le importa correr los riesgos que haya ante el tlatoani que todo lo ha desconocido, es más, que atribuye a su apostura los votos dados a madres en aquella elección de 2010, tras la cual vino el desconocimiento de compromisos, al partido, a los grupos que le tendieron la mano, vamos hasta a su jefecita, con aquella ¿célebre frase?: “no tengo madre…”

El rompimiento se dio.

Y vendría la reacción de Flores Leal, con palabras más o menos de las de acá:

“Sabes, mi amigo… ya hablé con Lorena y, de una vez te adelanto que ella, Adriana (Dávila) y Héctor (Ortiz), ya se unieron… ¡y te van a ganar el Congreso!”.

Pues ni modo que don Mariano se quedara callado, si ya ves que parece un cerillo:

“Pos de una vez entérate… el muchachito ese Temoltzin (se refería a un jovenazo peloncito que todavía está en la Función Pública) que se vaya despidiendo porque desde que está aquí, puros problemas con él”.

Ya se imaginará usted. De este rompimiento se ve venir la salida del señor Temoltzin Carreto y de una pléyade de colaboradores, sin dejar de considerar a la seño de las faltas de ortografía y sintáxis en las averiguaciones previas, la procu Lichita Fragoso.

O sea, aquella carne en La Cabaña, a cuenta del presupuesto les supo a hiel…

Tras el escandaloso rompimiento, dicen, el del bigote más influyente de Tlaxcala volteó a ver a su hijo y le dijo de las de acá: “ora ve a este pinche delincuente, me quiere intimidar… pero si estoy haciendo bien las cosas”… O sea, es de interpretarse que tras haber pactado, con el tiempo le dio por olvidarse de aquellos convenios, como no se debe hacer en el ámbito de la mafia, porque eso desataría el beso de la muerte (nomás faltaba que se lo dieran, a la vista de todos los asistentes).

Antes que comenzara el encuentro (mejor dicho desencuentro) uno de los temas se refirió a un tal Ubaldo, sí, al que se le endurecen los tráileres de cemento porque no los reparte, el mismo que quería ser candidato a la alcaldía de Apizaco y luego candidato plurinominal (y ninguna de las dos).

El gober comentaría en corto a Ruben lo que a veces ve como un juego doble. Lo grave fue la respuesta que encontró: “pues a quien, Mariano, crees que obedece, a tí o a Beatriz?… pues a ella… y la puntilla quedó clavada donde hace tiempo se genera la pus.

Ya después que se fue el mandamás, en la mesa el tal Ubaldo, como quien dice llegándole a los chorizos y cortes recalentados, se dedicaría a tirar madrazos al que le acepta sus cochinadas… “así es… manchis nunca cumple…”

¿Otro en capilla?, por lo menos en un concepto muy por abajo del que siempre había cuidado, que se hizo grande cuando compraron infladísimo el terreno para construir el nuevo Senado, que ha vivido a la sombra de quien hoy ha visto crudamente que la comunicación de aquél con Beatriz, nunca ha dejado de ser una constante, pese a la vida misma, que le debe como político y como funcionario… en fin, esa es la naturaleza humana… las lealtades a medias… el priísmo en pleno….