[xyz_lbx_default_code]

Archiv para septiembre, 2012

Irrumpe Mariana González Foullón, en el sórdido escenario protagonizado por su padre el gobernador

.

Celebra la consumación de la Independencia con un discurso basado en el libre pensamiento. ** Cuéllar y Dávila, brillan en sendas comisiones senatoriales.




Así que decidieron dar reflectores a Marianita González Foullón, y ándale, en pleno sexenio retro la guapa y talentosa hija del gober expresó su legítima formación basada en la libertad de pensamiento, algo que en este gobierno sencillamente está prohibido, aunque como vemos no para todos pues, para que la cuña apriete debe ser del mismo palo.

Mariano, en consecuencia, se topó con sangre de su sangre que le mostró lo sencillo que es ser congruente con el tiempo. Claro, estos son tiempos de democracia, igualdad y verdadero compromiso social y no precisamente de pasársela evocando los tiempos de un PRI avasallante.

En el domo del auditorio del Centro Expositor, González Foullón fue oradora principal. Ante cientos de estudiantes de nivel medio-superior y superior, la presidenta honorífica del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) consiguió lo que a su papá sencillamente le es inalcanzable: una pronunciación enmarcada en la humildad, pero eso sí con el contenido suficiente como para despertar el aplauso sincero de los asistentes. Algo que no abunda en este gobierno.

He aquí una de las partes medulares de ese discurso:

“La vida independiente de México se expresa en la libertad de pensar, de trabajar, imaginar y proponer para que, unidos, recordemos nuestras costumbres y tradiciones”.

Presentes en la ceremonia, el vetusto secretario de Educación, Tomasito Munive, y el enigmático titular de la Segob, Noé Rodríguez Roldán, se dedicaron a intercambiar miradas, como diciendo en sus adentros: “a ver si no se enoja el patrón”.

Algo de razón les asistía, pues una de las máximas marianistas es impedir el surgimiento de liderazgos… nadie por encima de la desgastada imagen del mandamás.

Sería bueno que de hoy en adelante Mariana fuese el nuevo rostro de este gobierno.

Nunca las comparaciones serán buenas pero, juzgue usted, las palabras de la González, y luego haga lo mismo con el mensaje destructivo con el cual el secre de Finanzas, Ricardo García Portillo, pretendió repartir zapes (eso es contranatura) ni más ni menos que a una integrante del Senado de la República: Lorena Cuéllar Cisneros, cuando en tribuna abordó el tema de la quiebra de Pensiones Civiles.

Enhorabuena a las senadoras tlaxcaltecas

La distribución de comisiones en el Senado de la República tomó en cuenta a dos representantes tlaxcaltecas, quienes a partir de ayer tienen en sus manos sendos desafíos de singular tamaño.

La perredista Lorena Cuéllar Cisneros, preside la Comisión de Desarrollo Social y la panista, Adriana Dávila Fernández, la Comisión contra la trata de personas.

Cuéllar Cisneros se asume con su nueva responsabilidad como uno de los factores fundamentales en el sistema de pesos y contrapesos en el ámbito obligadamente cuidado por el presidente Enrique Peña Nieto, cuya impopularidad con la mitad de los electores del país lo ha de mantener a raya de caer en la tentación autoritaria, tan socorrida en los priístas pero, condenada en aquél decálogo, carta de presentación de la Presidencia Democrática, por la que pugna.

De la noche a la mañana, la Cuéllar ha capitalizado el compromiso con las clases menos favorecidas: “a mí, mis viejitos”, nada más que ahora, sus alcances son de carácter nacional, vamos, lo que se espera es que se mueva como pez en el agua con semejante oportunidad.

Una de sus primeras intervenciones, relativa al destino de los pensionados y jubilados de su estado, dejó de ser un tema aislado para el colectivo parlamentario y, sin duda tendrá eco en las 32 entidades federativas, todas con algún tipo de problema en el financiamiento de sus sistemas de pensiones.

La política, llena de sorpresas y a veces desengaños, demostró al dúo conformado por el gobernador Mariano González y su sicario de Finanzas, Ricardo García Portilla, la cortedad de sus respectivas miras, luego de sus desafortunadas intervenciones críticas, pero rayando en la imbecilidad, a quien ahora ocupa un nivel contra el cual lo aldeano de sus mensajes, quedó inscrito en el listado de pifias, esas que han sido una constante en el desempeño de la actual administración.

Por cuanto a Adriana Dávila Fernández, quedó de manifiesto que es una preocupación de alta prioridad combatir la explotación de las personas mediante la actual suerte de esclavitud: la prostitución.

El mensaje del Senado es muy claro. Que una tlaxcalteca se encargue de encabezar esta lucha, sobre todo porque de nuestra entidad federativa son la mayoría de proxenetas y grupos del crimen organizado, dedicados a la trata.

Para Adriana terminó la luna de miel en el Senado. Su responsabilidad no se compara con los nombramientos en el contexto calderonista, ofrecidos en bandeja de plata a quien fuera, por el sólo hecho de formar parte de sus incondicionales.

No, lo que el destino le depara es una actuación con el brillo como única alternativa y con un compromiso social (ese sí de a deveras, no como el que sugiere sentido de pertenencia) para mantener a salvo de explotadores a los grupos vulnerables.
Sin duda, la Dávila tendrá que aplicarse a fondo. Sin duda, la vida le regala una oportunidad más, sin patrocinadores de por medio, y sí en cambio bajo la mirada escrutadora del nuevo gobierno federal.
Acabaron los días de regentear delegaciones y meter grillas miserables en el su partido (a nivel local). Y comienza la etapa más productiva de su carrera política.


Un bello paisaje tlaxcalteca, al alcance de todos los mexicanos


Vaya desde este espacio un fuerte abrazo al maestro Antonio Delmar Ayala Gress, una de cuyas obras aparece plasmada en el billete del Premio Mayor de la Lotería Nacional. Su título: “Cantos de Tlaxcala” nos comparte una bellísima estampa tlaxcalteca con la Malinche al fondo e infinidad de detalles en un colorido entorno. Resaltan el campanario del Ex convento de San Francisco, la Parroquia de San José, varias casas de muros encalados y rojísimos tejados, todo entre el follaje propio de la región, coronado por un maguey de cuyo corazón brota un impresionante y florido pispiote, tan erguido como el sentimiento de orgullo al contemplar semejante estampa que, por cierto, todos podemos tener adquiriendo al menos un cachito, le decía, del Sorteo Premio Mayor de la Lotería.


Enhorabuena a Delmar Ayala Gress y felicitaciones a nosotros los tlaxcaltecas por contar con artistas de talla internacional con un trabajo más que, labra el nombre de nuestro estado en un contexto de sobresaliente originalidad.


El pintor nace el 9 de julio de 1961 en la ciudad de México D.F. en una familia de artistas, iniciando los estudios de pintura con su padre el Mtro. Carlos Ayala Vallarta, posteriormente con su hermano Carlos Ayala Gress y finalmente con el Mtro. Armando Ahuatzi. Desde el año 1975 se dedica profesionalmente a la pintura. Ha expuesto en más de 130 muestras colectivas y en más de 30 individuales. Actualmente promociona su obra por las más prestigiadas galerías y museos de Europa, Estados Unidos y Canadá.Mostrar forma romanizada.

Estallan Mariano y su sicario de Finanzas contra Lorena, desafían al artículo 61 constitucional

.

Exhibieron protagonismo, ignorancia y falta de respeto al marco legal.

El gobernador Mariano González Zarur, es sensible en exceso a las referencias que desde el Senado ha tenido la ex priísta, Lorena Cuéllar Cisneros, respecto a su administración, particularmente al tocar el tema de Pensiones Civiles.

Acompañado por un hilarante retórico secretario de Finanzas, Ricardo García Portilla, se dedicó ayer a establecer arbitrarios parámetros respecto a lo que debe ser el papel de la senadora, sobrina de su gran amigo Joaquín Cisneros Fernández, y a quien esta delicada piel del mandatario es de nueva cuenta la más efectiva campaña de posicionamiento para el proyecto político de aquella, aniticipada candidata a la gubernatura de Tlaxcala.

Para Mariano, el Senado no debe utilizarse para criticar a los gobernadores. Y se pone como ejemplo, describiendo su ejemplar conducta en la Cámara Alta, cuando Héctor Ortiz detentó aquí el poder: ” “nadie puede dudar que durante cinco años yo nunca ni siquiera emití una critica al gobierno anterior”.

En ese momento tuvo el reflector nacional para exigir rumbo a quien después se convertiría en uno de sus peores pesadillas. Mas optó por un silencio cómplice.

Narrado en voz del afectado es tema soberbio para los humoristas: “ojala y la tribuna del senado de la República de quien yo me precio de haber sido integrante de la 58 y 59 legislatura y en donde nunca la utilice para algún asunto personal ni electoral”, describe una nota de Roberto Nava, durante la cobertura del Congreso Internacional sobre el Derecho a saber, a instancias de la Comisión de Acceso a la Información (Caiptlax).

¿Qué quiere el ejecutivo local?, ¿Generar una condena colectiva por el atrevimiento de Cuéllar Cisneros para demandar solución a Pensiones Civiles?

Hay evidencias para pensar que esa pretensión resultó frustrada y, al contrario, colaboró para propagarla, para lo cual fue secundado por el boquiflojo García Portilla, quien exhibió ayer su versión personal de las grandes dotes de orador con las que cuenta, aunque con ello consiguiese su boleto para hacerse cliente de la oposición en el Senado de la República, ante su estúpido atrevimiento de reconvenir a una integrante de la LXII Legislatura.

He aquí algunas frases acuñadas por este cándido funcionario, cuyo protagonismo lo animó a ponerse los guantes de box: “nunca más el Senado de la República debe ser usado para asumir o dirimir asuntos particulares, de facción, y mucho menos de mentiras y palabras falsas ya que su prioridad debe ser tratar los grandes temas de México”.

Pensiones Civiles y su crisis de corrupción y falta de fondos no es un asunto particular, no obedece a una visión facciosa, no es una mentira y, viéndolo con realismo, forma parte de los grandes temas de México.

García Portilla, un simple subordinado de una administración estatal desafía con su actitud al artículo 61 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos: ” Los diputados y senadores son inviolables por las opiniones que manifiesten en el desempeño de sus cargos, y jamás podrán ser reconvenidos por ellas.

El Presidente de cada Cámara velará por el respeto al fuero constitucional de los miembros de la misma y por la inviolabilidad del recinto donde se reúnan a sesionar”.

No dudo que la intervención de nuestro cajero local obedece a ese protagonismo propio de quien se ve a Cuéllar Cisneros como su adversaria para contender por el gobierno de Tlaxcala.
En su simpático afán, tampoco dudó en usar frases del desaparecido Alonso Lujambio: “jamás dejemos que este gran cuerpo colegiado, el Senado de la República se convierta en un simple cuartel de invierno de las nimiedades políticas, démosle todos luz a una institución importante para la democracia mexicana”.

¡Caracoles!, este muchacho acusa los efectos de una humildad muy corta y una lengua muy larga.

Pero, ¿qué expresión de Cuéllar Cisneros, estimuló a esta aldeana artillería?

Uno de los párrafos de las consideraciones entregadas al Presidente del Senado dice lo siguiente:

“Los 8 mil 944 trabajadores en activo, los mil 328 pensionados y jubilados y los 260 pensionistas del gobierno del Estado de Tlaxcala, están siendo afectados en sus derechos laborales que son producto de una lucha incansable de muchos años, a los cuales de manera pública, el titular de dicho organismo de pensiones, se ha referido como “canonjías o prebendas, carentes de legitimidad”.

Esto no es una nimiedad política, parafraseando la opinión que el extinto panista tuvo para criticar a esos intereses obscuros dedicados a entorpecer el desempeño del país.

Lorena también juzgó con severidad la intervención del hoy gobernador en su carácter de secretario de finanzas: “… de esos acuerdos que se habían cumplido cabalmente desde su otorgamiento hasta antes de la llegada del actual Titular de Pensiones Civiles del Estado, algunos fueron incluso suscritos por el actual gobernador de esa Entidad Federativa, actuando entonces como Secretario de Finanzas y representante del Ejecutivo en turno y formando parte del Consejo Directivo y por tanto conoció, avaló y reconoció los acuerdos antes referidos, mismos que no pueden ser trastocados, limitados o restringidos injustificadamente”.

El gobernador Mariano y su sicario deben someterse a un intenso curso de actualización.

Ven a la política a través de un cristal muy empañado.

No dudo que entre la cúpula cortesana de la que se han rodeado sea unánime el aplauso a semejantes despropósitos, pero resulta que son autoridades constitucionales, con las facultades y obligaciones que, pese a su disgusto deben cumplir al pie de la letra.

La intervención marianista de ayer mezcla ignorancia, mala leche y protagonismo.

Que la Cuéllar se defienda sola.

Pero ofrecerle estas frivolidades en charola de plata es la inmolación de aquellos en un marco de inconsciencia, tan lesivo para el estado y para sus intereses partidistas que, el silencio sería una magnífica actitud a tantas patrañas, por cierto, ya con implicaciones legales y a punto de desembocar en una verdadera temporada aciaga para el gobierno tlaxcalteca, cuya debilidad visual solo es comparable con su incontrolable expresividad.

Despido de policías, decenas de familias al desamparo; mientras, los altos mandos se despachan con la cuchara grande

.

Los cachorros del team marianista mejor conocida ya como el relevo generacional, son tan malos como sus impulsores.

La calidad moral del oficial mayor, Ubaldo Velasco Hernández, tras ejecutar el despido de 239 policías estatales y 24 ministeriales, digamos que no abunda.

Y mientras la pretendida restauración del tejido social, en tanto el discurso marianista para solidarizarse con los pobres entre los pobres ha resultado una vacilada, hay ciertas familias, como esta, que disfrutan el sexenio de la bonanza, ese donde no habría negocios entre familiares, y menos actos de nepotismo.

Se trata de un sistema de gobierno que a buen resguardo de la congruencia, donde los cachorros de las eminencias subordinadas viven con intensidad la transformación que cada día los acerca a ser los nuevos ricos de Tlaxcala.

Uno de los ejemplos más escandalosos lo vive Aldo Lima Carrillo, junior del controvertido ex alcalde priísta, Ariel Lima Pineda, quien lo mismo se desempeña como coordinador general de Ecología que, como titular de la Comisión Estatal del Agua (CEA).

Aquí, el renuevo generacional se da con el estilo particular del viejo PRI… hay que hacer ricos y poderosos a quienes en el futuro encarnarán las candidaturas y reafirmarán en el poder al partidazo. Si la gente preparada y con méritos lo ve con recelo, pues ese es su problema porque no todos cuentan con un papá vigente en el ánimo del gobernador.

Tal vez ese fue el motivo para la romántica conferencia de prensa donde se dio a conocer el cese masivo de elementos de Seguridad Pública y de la Policía Ministerial. Quienes encabezaron este acto, procuraron curarse en salud, ofreciendo una especie de créditos PYME, “y la oportunidad de aprender a hacer algo”, a los desdichados desempleados, además sentenciados a dos años de navegar pasando hambre sin la mínima posibilidad de encontrar trabajo en toda la República Mexicana, pues sus nombres fueron boletinados.

Nos dicen que los rigurosos exámenes a los que fueron sometidos no ofrecieron tregua. Es más, ni siquiera se hallan bajo la directriz del gobierno estatal, sino a través de la Secretaría de Gobernación.

Claro que los jefes de estos descamisados pudieron pedir nuevas oportunidades para poner en forma a los policías pasados de peso, dotar de anteojos a aquellos con deficiencias visuales y hasta argumentar lesiones en el cumplimiento del deber a consecuencia de las cuales, sus movimientos son lentos e inseguros.

Pero no. Prefirieron utilizar las grandes tijeras aprovechando la insistencia del gobierno federal para depurar a los cuerpos policíacos.

Ello les ha permitido desmantelar el aparato policíaco, hasta llegar a la meta de contar con sólo mil policías (bueno eso sería el proyecto porque aún faltan unos cuantos para alcanzarla). De esa forma, el peso de la nómina es más ligero. Vaya, hasta hay quienes se esmeran en destacar esa, según ellos, inmejorable decisión.

Es curioso, mientras otros estados de la República pelean más recursos para agrandar su plantilla de policías, aquí, sin mediar oposición se les echa a la calle.

¿Y cómo cree usted que tomen esta información los potenciales inversionistas?

Creo que la lógica los llama a mantenerse a salvo de traer sus riquezas a un estado con una vigilancia mermada.

He aquí donde entran al rescate los municipios, con sólidas corporaciones de policía, cuyo pago puntual y equipo competitivo es el gran reto de los alcaldes.

Municipios como Chiautempan y Zacatelco, suman más de ciento cincuenta elementos en su corporación. Apizaco lo eleva a más de doscientos.

Entonces es obligada la pregunta: ¿mil policías estatales para resguardar sesenta municipios?

Y la otra: ¿para eso despojaron de su policía municipal a la capital del estado?

Los capataces de Mariano aseguran que pese a ser pocos, se les exigirá mucho. No hablan de mejoras salariales, pero sí de ubicarlos en sitios estratégicos para retenes más efectivos y patrullajes intensos.

Mas el fantasma del hambre se ve en las mulas del vecino, o sea en las familias de esos policías que no dieron el ancho.

La parcela propia está asegurada. Hay cheques quincenales para los hijos y tal vez para las esposas. En otras palabras, para esta burbuja, el gobierno es un éxito.

Las promesas sacadas de la manga

Hace varios cabildos, en Apizaco, una declaración del gobernador generó expectación entre regidores, alcalde y demás presentes.

“Vamos a construir aquí la Ciudad Judicial”.

Tal vez lo recuerde. Fue la pequeña temporada cuando hasta se hablaba del traslado de la capital a ese pujante municipio.

¿Qué ha pasado con Ciudad Judicial?

Nos enteramos que el día de su presentación, quien lo hizo (o sea el gober) tenía en sus manos una serie de anuncios de obras chiquitas… ya sabe usted, guarniciones, banquetas, pequeñas construcciones; nada congruente con el tamaño de quien lo anunciaría.

Así que a algo tenía que recurrir. Y lo primero que se le ocurrió fue hablar de la Ciudad Judicial.

Sepa usted que no existe proyecto y mucho menos se le contempla en el ámbito presupuesta.

Se trató de una mera tomadura de pelo.

En plena etapa de inseguridad, revive despido de 263, el desmantelamiento de las policías

.

Lejos de analizar por separado cada caso de los elementos reprobados en control de confianza, sobreviene el despido colectivo.

El despido masivo de policías, 239 de la Estatal y 24 de la Ministerial, se configura como una nueva pifia faraónica, pues, pudiendo hacerlo en forma paulatina, el gobierno decidió acaparar los reflectores mostrando  simultáneamente dos caras: la cruel, insensible a la crisis que inician decenas de familias, cuyo pilar es despedido e impedido por dos años para que lo contraten en otros estados; y la generosa, ofreciendo a estas alturas enseñarles un oficio distinto al que por años han realizado.

Pero el pretexto del despido masivo no puede ser mejor. Reprobaron los exámenes de control de confianza y, constitucionalmente -según el consejero jurídico, Héctor Maldonado Bonilla- existe una causa justificada para concluir el compromiso laboral.

Hay que sumar estas 263 bajas, las registradas durante aquel movimiento, el año pasado, cuando noventa y un efectivos fueron encarcelados y, liberados la mayoría de ellos tras cubrir elevadas fianzas.

Al parecer, la administración de Mariano González Zarur, tiene la intención de adelgazar la nómina de la Secretaría de Seguridad Pública, de un promedio de mil 800 elementos a mil, lo que significa un considerable ahorro.

Lo malo es que esta acción se realiza cuando la inseguridad ha alcanzado niveles de riesgo, sobre todo en presuntos delitos de robo, extorsión y secuestro, a los cuales las víctimas ni siquiera se animan a denunciar por estar bajo amenazas de muerte. En Ocotlán, en días pasados, diecisiete sujetos prácticamente vaciaron una casa, ante la mirada impotente de la familia propietaria. Casos similares también se registran en Chiautempan.

Una acción más enrarece estas medidas. Más de cien elementos de la policía municipal de Tlaxcala, fueron reincorporados a las filas de la Secretaría Estatal de Seguridad Pública. Con ello se afectaron recursos del Programa de Subsidios para la Seguridad de los Municipios (Subsemun) y se privó a la capital tlaxcalteca de un equipo identificado con cada colonia y pueblo,  al grado que los delitos eran atendidos mediante actuaciones personalizadas que permitían dar seguimiento en un campo bajo un profundo conocimiento de parte de los elementos.

Los funcionarios encargados de dar a conocer el despido masivo, Ubaldo Velasco Hernández (oficial mayor), Benito Hernández Fernández (secretario ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública) y el consejero jurídico, Héctor Maldonado Bonilla (y otros de menor rango), no explicaron la metodología aplicada para la severa sanción, como tampoco abundaron en la facultad de la superioridad a la que representan para analizar cada caso de los uniformados sin aprobar el examen de control de confianza.

La decisión fue rotunda pese al marco de precipitación bajo la que fue tomada.

A decir del oficial mayor, Velasco Hernández, la autoridad previó que los elementos cesados no sean candidatos a ser reclutados por el crimen organizado, pues además de una liquidación más allá de lo que les permitía su relación laboral con la administración estatal, se les ofrecen créditos para proyectos productivos y hasta capacitación para aprender otros oficios.

Pero el golpe a 263 familias es demoledor.

Un hombre dedicado buena parte de su vida al manejo de las armas como parte de una corporación, tendría que vivir un cambio radical en su rutina, dedicando su tiempo primero a capacitarse y, luego de acabar con su formación de vigilante, conformar la  abundante oferta laboral, llena de técnicos o profesionistas con la ventaja de ser recién egresados y sobre todo, de ser jóvenes, una condición antepuesta por las empresas que llegasen a contratarlos.

Les esperan dos años de calvario, porque su nombre ha sido boletinado a cada corporación policíaca.

De manera muy extraña la seguridad se desmantela en un estado donde suben los índices de robos, asesinatos, extorsiones y otros delitos cometidos con violencia.

Visto en perspectiva, de una manera fría, pareciera que la plaza se entrega al crimen organizado. Y para eso se aprovecha la coartada de adelgazar al aparato burocrático.

Esto no es ajeno a los estados vecinos.

Por ejemplo, el procurador de Puebla, Víctor Antonio Carrancá Bourget, ha manifestado en distintos medios su indignación y extrañeza por la insistencia de sus colegas tlaxcaltecas por insistir en que diversos asesinatos registrados en este territorio, se achacan a la supuesta elevada inseguridad en demarcación poblana.

Recientemente la bancada hidalguense en la Cámara de Diputados, protestó ante lo que llamaron un alza alarmante en atracos en carretera, según reportes de la Cámara Nacional del Transporte de Carga (Canapat) y en otros, no menos, casos de atraco, robo, siempre en un marco violento, en los que se han visto afectados, empresas y particulares oriundos de esa entidad federativa.

Con el ilógico adelgazamiento de la plantilla de policías, crecen las evidencias de una conducta por lo menos extraordinaria de parte de una autoridad determinada a cuidar su presupuesto, aunque en ello vaya un grave perjuicio a la integridad de las personas y sus bienes.

La nueva agrupación priísta

El ex candidato del Partido Socialita (PS) a diputado local por el primer distrito, Jaime Montiel Coto, cuyo orticismo es imposible de ocultar, funge como representante del llamado Consejo de Dirección de la Fuerza Peñista Tlaxcalteca (FPT), es decir, lidera este movimiento cuya causa es aglutinar a los múltiples críticos del gobernador Mariano González Zarur, dentro y fuera del PRI.

Es a todas luces el montaje de acciones cuyos autores intelectuales han calculado la creciente antipatía hacia el mandatario estatal y vieron un potencial negocio ante la aceptación de incorporarse de varios elementos, algunos de los cuales en su momento apoyaron activamente a Mariano, pero o no los contrató o los corrió. Otros, ajenos al partido del gobernador, sencillamente el proyecto no los disgusta.

Información de e-consulta revela los nombres de quienes integran el mencionado Consejo de Dirección de esta pretendida corriente tricolor: Felipe Ramírez Mote, Félix Bonifacio Gómez Carpinteiro, Reynaldo Acoltzin Conde, Mariana Pérez García, Emeterio Piedras Ramírez, Jorge Siles Serrano y Eduardo Palafox.

Habría que sumar el nombre de Héctor Josep Cid, cuya representación civil en una organización que pretende el rescate de la laguna de Acuitlapilco (Curla) intentaría, nos dicen, agrandar la puerta de inconformes con la administración de González Zarur.

Para este grupo, ha sido inaplazable montarse en el nombre de Luis Videgaray, poderoso ex coordinador de la campaña del hoy presidente electo, Enrique Peña Nieto.

Según nuestras fuentes, el movimiento no cuenta con el respaldo del ex gobernador Héctor Ortiz Ortiz.

En caso contrario, estaríamos ante una abierta agresión al feudo marianista, dilapidado, desaprovechado y llevado al límite del fracaso, como de ello dan cuenta la escandalosa derrota de julio anterior, cuando sólo una candidata, la del distrito uno, Guadalupe Sánchez Santiago, alcanzó el triunfo gracias, dicen, al apoyo económico y de operación del ex mandatario, ex perredista, Alfonso Sánchez Anaya.

De cuajar esta fuerza peñista los daños al partido del gobernador serán irreversibles.

Serían la avanzada de la revolución requerida en el PRI local, para librarlo de la ¿deliberada?, operación errática ordenada por el primer priísta de Tlaxcala y ejecutada por el asesor de lujo del gobierno, Mario Armando Mendoza Guzmán.

Tampoco, nos añaden fuentes consultadas, Beatriz Paredes está tras esta intentona rebelde en el PRI.

Pero el momento es inmejorable.

Jaime Montiel Coto, ex funcionario de Turismo en tiempos de Ortiz, activo miembro del neopanismo y finalmente abanderado del Partido Alianza Ciudadana (PAC) tiene que explicar las verdaderas causas que lo mueven a realizar este atrevimiento en contra del marianismo.

En una entrevista con e-consulta, Montiel Coto, atribuye a lo siguiente la medida emprendida: la ausencia del desarrollo en la entidad, es lo que motiva a este grupo de jóvenes políticos que pretenden unificar a los tlaxcaltecas y buscar el bien común de la sociedad… lo peor que nos puede pasar es que nos vaya bien en Tlaxcala.

Bueno o malo el montaje. Ya se verá.

Quita Mariano lastre en Finanzas, culpable que no funcione Rayos X en el Hospital General

.

Posponía pagos a placer, hasta ocho meses. hoy está fuera de la nómina.


Con la llegada de Alejandra Carreño Luna, a la dirección de Egresos de la Secretaría de Finanzas, también lo hace un poco de esperanza de cientos de proveedores del burocratismo de Jorge Sanchez Jasso, a quien los funcionarios pueden considerar como el modelo que ha de evitarse a toda costa, para bien del gobierno y sobre todo de la gente.

Mire si ese burocratismo no va a ser nefasto. A Sánchez Jasso, se atribuyen gravísimos retrasos sin justificación. ¿Ejemplos?… ahí le va uno de los más graves. Muchos al interior del gabinete lo consideran responsable de la falta de funcionamiento del equipo de radiología en el Hospital General de Tlaxcala, pues hace más de ocho meses, no ha sido capaz de liberar el recurso para el mantenimiento o sustitución de varios aparatos que, en suma dan al traste con el funcionamiento de este nosocomio.

Nos dicen que hace unos días, llegó un jovencito al área de urgencias. Lo había arrollado un vehículo y era vital tomarle una serie de placas de rayos equis, dentro del proceso de valoración hecho por el personal médico que lo recibió.

¡Con la novedad de que Radiología no funciona!

Con esa vil respuesta se topó la madre de ese menor herido. Imagine usted el cuadro. Tuvo que tomar a su retoño y salir de ese sitio a buscar los servicios de un hospital serio, aunque fuese de paga. No faltó quien le recomendó acudir al Humanitas, propiedad del ex gobernador Héctor Ortiz. Aunque esos mismos que se los sugirieron, también le dijeron que ahí, no cobran poco, sino al contrario.

De ese mismo grupo al interior del gabinete, había una especie de fiesta porque el gobernador, Mariano González Zarur, llamó a Roberto Armas Arámburu (ex director de Ingresos de Finanzas), a ocupar la secretaría particular del despacho del mandatario. Así que la pachanga entre los miembros del team encabezado por García Portilla, fue a medias.

A partir de ese momento, el capulalpense titular de Finanzas (quien según sus íntimos se ve con posibilidades de ser el sucesor de Mariano), supo que no es invulnerable y mucho menos intocable, pues como a todos, le dio por mezclar el lado afectivo con el de la responsabilidad.

Si han sido capaces de fallar en algo tan sensible como pagar el mantenimiento y reparación de los equipos de radiología, qué otras atrocidades tendrán en su haber.

Ahora, uno se explica el porqué el gobierno llega a comprar a sobreprecios escandalosos… pues van a jinetear meses el dinero que en una administración seria fluiría con la agilidad propia de quien quiere ejercer un verdadero cambio en el rumbo de Tlaxcala.

Otro que cae del agrado

Varios invitados a la celebración del Grito de Independencia, nos comentan sobre la frialdad de Mariano hacia su superasesor, el michoacano, Mario Armando Mendoza Guzán, hoy por hoy el gran responsable de la derrota priísta de julio pasado.

Ello indica que el enviado de Chon Orihuela, puede estar llegando al final de su vida útil dentro del gobierno estatal.

¿Cómo no verlo así, si no da una?

Fallaron sus encuestas, que daban un margen favorable de dieciocho puntos a los abanderados priístas; si poco a poco trajo a los suyos a esta especie de tierra prometida, donde lo que abunda es el dinero a cambio de desempeñar como Dios le da a entender una de las responsabilidades más importantes del gobierno.

¿La inseguridad?, ya ve, anda desatada.

¿La coordinación entre instituciones?, en un momento de descomposición.

Con razón, esos invitados a la noche del Grito, aseguran, en Mario Armando se concentraron las miradas que el mandamás suele enviar a lo que sencillamente ya le estorba.

Apizaco, es vigente el cambio generacional

La disputa por la alcaldía de Apizaco, se acompaña por el plus que significa no pertenecer a la vieja guardia de políticos con demasiados kilómetros recorridos.

Eso, al oficial mayor, Ubaldo Velasco Hernández lo tiene sin cuidado. Nos dicen que insiste en ser la mejor carta del marianismo para contender en la elección intermedia por la alcaldía de la llamada Ciudad Modelo.

Se sentirá con fuerzas para competirle a un Jorge Luis Vázquez Rodríguez (hijo de Vazquez Soto, mega compadre de Mariano y mando real en SESA); a  Francisco Javier Tobón Solano, coordinador de Desarrollo Económico del ayuntamiento, pieza fundamental en la promoción que por millas deja muy atrás a Adriana Moreno Durán (bueno aquí hablamos de un personaje multimillas, pero no eficiente).

A José Antonio González Necoechea, de la alianza entre Adriana Dávila y el propio Mariano González Zarur (principal apuesta de la primera, sobrino de los afectos del hacendado); a Justo Lozano Tovar, cuya actual campaña pese a haberse desinflado no deja de señalar sus orígenes entra la carnala, Guadalupe y, la presión de esta al ex gobernador Héctor Ortiz, para volcar en su apoyo a su corriente política.

Vamos, hasta al zar del WC, Reyes Ruiz, cuyos niveles de popularidad en su pasada oportunidad al frente de la comuna comprobaron que en Apizaco, la fuerza de comerciantes y clases medias, está por encima de cualquier dedazo, por muy oficial mayor de gobierno y muy papá de funcionarios cínicos de doble moral y también de doble plaza.

A propósito; ocurrió en Apizaco

Varios papás de la Secundaria Técnica 2, localizada en Loma Verde (más conocida como Camaxtli) vieron hace unos días cómo el director, Juan Ibarra Pérez, les comentó alarmado sobre la presunta presencia de drogas en la institución.

Creo que una de las estrategias de Tomasito Munive Osorno: la operación mochila, está dando excelentes resultados, porque así fue como presuntamente descubrieron esa sustancia que le platico.

Lo malo es que el director no dio aviso a las autoridades. Siendo del fuero federal, esto de la droga en la Secundaria Camaxtli de Apízaco, lo debe atender de inmediato personal de la Procuraduría General de la República.

Hombre, no se vale que siendo este uno de los planteles más seguros de la región, hoy se enfrente al terrible mal de los estupefacientes.

Mucho ojo, porque esa operación mochila puede ser molesta, pero ha demostrado su efectividad.

Anabell, con nuevos bríos

La ex candidata tricolor al senado, Anabell Ávalos Zempoalteca, retornó por fueros propios a los escenarios de la política. Ha desestimado entrar al equipo de asesores del gobierno, con la misma determinación con la cual cumple a sus seguidores, a muchos de los cuales da seguimiento en el ámbito de la asistencia, pese a que los resultados en las urnas no le fueron favorables.

Mas su convocatoria está vigente. Y su estructura, intacta. No hay que perderla de vista. Seguro trae algo entre manos.

Noé Rodríguez y sus raras llamadas

Para el actual secretario de gobierno, Noé Rodríguez Roldán, es miel para la oreja, aquello de que Mario Armando ha caído de la gracia del hacendado mandamás. Ello lo coloca de nueva cuenta en el candelero. Al menos así lo aprecia su equipo.

Hay que recordar cómo Noé, dejó correr la versión de pertenecer al equipo más cercano de Peña Nieto, al grado que en reuniones con la estructura de Mariano, tomaba su celular luego de timbrar, y lo contestaba – según su mitomana versión- a un tal Enrique… Peña.

Sí cómo no.

Con el tiempo, a la hora de palomear nombres, el suyo fue proporcionado por las gentes del PRI al entonces candidato a la grande.

¿Noe..Noe?, pos quién es ese tipo, preguntaría Peña.

– Pos dice que es tu íntimo, le respondieron.

– “Para nada eh”.

El resto de la historia ya usted lo conoce. Nunca fue candidato, ni a senador, ni a diputado y creo que tampoco a dejar el gobierno tras el imperioso llamado del copetón.

Es un asunto de mitómanos.

No se vuelvan a equivocar, clama Mariano ante priístas invadidos por la desconfianza

.

Mariano rechaza ser el responsable de la escandalosa derrota electoral de julio.

El gobernador Mariano González Zarur, rompíó el silencio en relación al estruendoso fracaso electoral de julio pasado: “no se vayan a equivocar de nuevo”, dijo a cientos de campesinos a lo largo de una gira donde entregó implementos agrícolas.

Para él esa derrota estuvo en manos de otros. No en las suyas. Y sin un poquito de rubor se animó a hacer una serie de declaraciones consignadas en una nota de Guadalupe de la Luz (La Jornada de Oriente).

El acto no fue de menor importancia. Entregó apoyos por 131 millones a tres mil proyectos productivos.

Según el texto, “frente a campesinos, comisariados ejidales y funcionarios de los tres niveles de gobierno, el mandatario ratificó: ‘voten por quien quieran, lo único que les digo es que abusados porque ya se han equivocado, no se vayan a volver a equivocar, es lo único que les pido, nada más’.

Queda en el aire la duda, si la convocatoria adelantada para la elección intermedia tenía como objetivo promover a su partido, el PRI, o a la causa de su primo, Afonso Sánchez Anaya que, en esta pasada elección todavía pertenecía al PRD.

Lo que sí quedó muy claro es el llamamiento a rechazar a su adversario, el ex gobernador Héctor Ortiz y su franquicia panista, la cual pese a los malos resultados en la elección presidencial consiguió un par de escaños por la vía plurinominal (Leonor Romero Sevilla y Aurora Aguilar), así como la senaduría, en manos de Adriana Dávila Fernández.

“Y luego hasta ganan partidos que son franquicias familiares o de grupo, que no tienen ni estructura, ¡abusados!, lo que pasa es que nos dividieron con premeditación, alevosía y ventaja. Divide y vencerás, yo no divido; todos los días sumo”…, añade la nota de De la Luz.

Aquí es menester hacer ciertas precisiones.

Mariano atribuye al llamado voto verde la equivocación de partidos. Claro, no asume la responsabilidad.

En el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del tricolor tienen una versión distinta. Por cierto, obtenida de manera directa. Se sustenta en una deficiente y tardía financiación a la burocracia y estructura de ese partido, cuyos integrantes quedaron paralizados, aunque sus contrarios disponían de tráileres de electrodomésticos y otras viandas, esas sí entregadas casi en condiciones dictadas por el manual del Revolucionario Institucional para ganar elecciones.

Para la ola roja, damnificada y maltrecha, las palabras de su ¿líder?, suenan a burla.

A causa de esa muy rara operación priísta, hoy tenemos dos senadoras de oposición: Lorena Cuéllar y Martha Palafox.

Entonces, ¿qué valor tuvieron las encuestas en manos de Mario Armando Mendoza, el asesor de super lujo, a través de las cuales se tuvo siempre la certeza de una ventaja promedio de dieciocho puntos?

Las evidencias nos dicen que se trató de una brutal farsa aceptada por la versión marianista del PRI, cuya consecuencia fue la derrota más escandalosa de Enrique Peña Nieto, en una plaza donde se ofrecían votos de sobra para hacerlo presidente.

Y también muchas ganas para ser llamado a incorporarse al nuevo gabinete.

Sólo una revolución al interior del PRI podría salvarlo de una nueva crisis.

Testigo mudo de estas circunstancias, Beatriz Paredes y su leal corriente priísta, han decidido tomar cartas en el asunto, conscientes que bajo la batuta de González, ese partido está condenado a la tumba.

Me llama la atención que a últimas fechas, una incipiente participación de Anabell Ávalos, la candidata perdedora al senado en el PRI, activaría la desconfianza del alto mando y, de inmediato -nos dicen- fue retirada de ese intento y presuntamente incorporada como asesora a la nómina del gobierno.

Si a un elemento de casa se le pone a buen resguardo, qué no esperarán los García Sarmiento, los García González y demás militantes tricolores realmente interesados por su lideresa, en recuperar la parcela sacrificada en aras de un candidato que, en cuanto pudo, como San Pedro, los negó tres veces.

Pues esa inquietud al seno del partido a penas comienza.

Y el llamamiento de Mariano a los campesinos: “no se vuelvan a equivocar”, parece haber activado la indignación de esa militancia, dispuesta a hacer equipo con quien sea, siempre y cuando no los vuelva a encabezar el verdugo.

Ahí tiene la lucha interna del PRI. Unos, los empoderados y con el recurso en las manos, dispuestos a no ceder la franquicia un centímetro. Los otros, a quienes ha tocado el peor momento de su vida política, determinados a no dar tregua en la recuperación.

Seguir con el marianismo en el partido conlleva el estigma de derrota. El pésimo negocio al aceptar la representación tricolor para ir a la intermedia.

En manos de la que llamaremos disidencia tricolor, las cosas no están mejor, pero al menos tienen bien puesta la camiseta para defenderla con estoicismo en el próximo cotejo, cuando el truene tricolor siga creciendo de acuerdo a estimaciones serias, sobre todo en municipios con autoridades frívolas, escandalosas y corruptas.

¿Ejemplos?, sobran.

A eso súmele el intento de burla que hoy, “el lic. Mariano” ha comenzado y parece estar dispuesto llevar hasta sus últimas consecuencias.

El negocio de la fiscalización en medio de la disputa de grupos; urge su real autonomía

.

Pero lo que más interesa es el compromiso de los fiscalizadores para cuidar el patrimonio de los tlaxcaltecas.

Mientras el Órgano de Fiscalización Superior (OFS) no logre una real autonomía y su comportamiento se libere de los grupos políticos a los cuales debe el origen de sus integrantes, la transparencia en Tlaxcala no pasa de ser un paquete de buenos propósitos.

Dispone de múltiples mecanismos para retrasar las cuentas públicas, o aprobarlas así de rápido, según la consigna dictada por su superioridad, o de acuerdo con la generosidad del ente auditado. Y he aquí donde la venta de protección mediante auditorías paralelas, acerca o aleja la aprobación.

Es corrupción pura.

Ayudada por un montón de tesoreros irresponsables al servicio de alcaldes más apasionados que capaces.

Entonces entra al quite la Comisión de Fiscalización, una especie de arbitrario mesías lo suficientemente mañoso -como su titular, el panista Alejandro Aguilar López- para incidir moralmente (¡!) a través de declaraciones, propuestas y hasta puntos de acuerdo presentados según se trate y cuente con el beneplácito del ejecutivo local.

Hay que ver la falta de compromiso del ex alcalde huamantleco y su disposición a bailar al son que le toque su superioridad.

Así, se da la actuación completa. Los primeros se asumen en exigentes fiscalizadores a los cuales seduce la idea de enloquecer a los tesoreros, mientras el segundo se convierte en paño de lágrimas.

Entre uno y otro la transparencia se va manchando… va y viene como teibolera fichando en esta mesa y en la otra y, en la de más allá.

Ah, pero hay que ver la verborrea del titular del OFS para justificar las toneladas de papel exigidas sobre todo a los alcaldes, en plena etapa de la digitalización.

La farsa se inicia en el propio OFS, al aceptar tesoreros con títulos falsos de contadores.

Son sus primeros clientes. Aceptarlos en ese marco apócrifo es una inversión de mediano plazo. Ya en funciones, esos servidores públicos de los municipios, tarde o temprano caerán en crisis. Y su primera prueba no superada es la falta de cédula profesional.

Si hubiese una verdadera intención fiscalizadora, las autoridades comenzarían siendo intolerantes con los cuentos chinos tras los cuales aparecen títulos tramitados en Santo Domingo.

¿Qué tal si los auditores del OFS revisaran dependencia por dependencia y, con base en el contenido de la ley de los servidores públicos, removiesen a cada titular o alto ejecutivo en calidad de auto sin verificación?

¿Sabe?, nos quedamos sin burocracia.

Esto es una pachanga. Y la sospecha mayúscula recae en el mismísimo titular del poder ejecutivo, cuya cédula profesional de licenciado en Contaduría Pública, no ha sido mostrada desde el decreto aquél, de no volver a dirigirse a su majestad con el título de contador, sino de licenciado.

Si las escaleras las barremos de arriba hacia abajo, pues ya verá usted que lo mismo en el gobierno estatal que en los municipales existen los suficientes elementos humanos como para asegurar el negociazo en que se ha convertido la acción fiscalizadora. Nada más le rascan tantito y encuentras minas de oro para explotar.

Es una locura. Para donde los fiscalizadores dirijan su mirada hay potenciales negocios. Haga usted de cuenta que se trata de un lobo dentro del gallinero, dondequiera hay gallinas para devorar.

¿Que necesitamos?

Nada más ser honestos. Aceptar autoridades con solvencia moral. Plantear un nuevo pacto anticorrupción, así como el propuesto por Peña Nieto para cuidar la uñas de sus colaboradores priístas, finos en el oficio de enaltecer la falta de transparencia.

Hay que liberar de grupos políticos al OFS. Darle autonomía, cuidarle, procurarle esa solvencia que tanta falta nos hace, en medio de este gobierno de viejecitos nostálgicos por retornar a sus tiempos de faldas largas y bigotitos recortados.

Nuestra nueva imagen

A punto de cumplir diez años de existencia en Tlaxcala, e-consulta presenta hoy el nuevo formato de su portal, al cual hemos procurado herramientas para una lectura más ágil, imágenes presentadas de una forma más agradable y los contenidos más profesionales, para seguir siendo la referencia obligada.

Lo hacemos con mucho gusto, y creo que eso se nota en nuestro nuevo formato y desde luego, en el gran número de lectores que a diario nos favorecen y nos estimulan para seguir renovándonos.

Ojalá sea de su agrado.

Artes y Oficios, faenas y faldas largas, la visión marianista para la educación media superior y superior

.

Hoy, la comunidad estudiantil vive con intensidad la democracia, la equidad y seguramente la etapa de mayor iniciativa que, pasados por este filtro retrógrado, dibujan el choque de culturas distintas en tiempo y fondo.

Ayer martes, ante instituciones de nivel medio-superior y superior de Tlaxcala, el gobernador Mariano González Zarur y el secretario de Educación, Tomás Munive Osorno, hicieron el enésimo llamado a los nostálgicos tiempos del esplendor que les correspondió, como a cinco sexenios de distancia.

Resulta curioso escuchar el llamado marianista a modificar los programas federales con las cuales se rigen varias de las instituciones convocadas, para meterlas en una bandeja local, una especie de catafixia chabelesca que antepone los Artes y Oficios, a la cibernética propia de planteles de última generación.

Hoy, en las escuelas de dichos niveles campea la democracia entre el estudiantado. Hay una equidad ejemplar y una tremenda iniciativa de los jóvenes, eso sí, castigados por una de las crisis económicas más crueles de las que se tenga historia.

Llamarlos entonces a cambiar su visión de avanzada por el sometimiento que, juntos y de las manos los lleve a la alegre faena, acompañada claro por cánticos como los de los siete enanos, de Blancanieves: I hope-I hope…

Eh, campeones… vamos a lavar los sanitarios… y después, a paso veloz vayamos a nuestros cursos de macramé y taquimecanografía… de paso, asistamos a la cooperativa para presenciar un viejo pero lindo video de don Gustavo Díaz Ordaz, y su gustosa actuación de sometimiento estudiantil, en la víspera de la Olimiada de 1968.

¡Ya caigo! Nuestras autoridades son las que apoyan la hipótesis de que en la dolorosa tragedia del Dos de Octubre, lo negativo consistió en no haber exterminado a la bola de revoltosos esos bajo el clamor de democracia y libertad… pos esos.. ¡qué se creían!

En pleno siglo XXI atestiguamos la visión retro de los dos integrantes más viejos del sexenio.

¿Saben qué?, retroceder como cangrejos es una atrocidad que, nomás de imaginarla causa pereza.

¿No hay correspondencia entre los egresados de tantas escuelas de nivel medio-superior y superior y la demanda de mano de obra en la planta productiva estatal?

¿Cómo reclama eso la autoridad, si a través de la funcionaria multimillas, Adrianita Moreno Durán, el gobierno se encargó de erradicar la Educación Dual, cuyos millones de dólares de presupuesto financiado por Alemania, fueron bien recibidos en el Estado de México?

Artes y Oficios, señoritas con faldas abajo de la rodilla, caballeros con casquete corto y bigotito a la Arturo de Córdoba. Esa es la nueva cinta propuesta por Mariano y el más antiguo de los secres de Educación en Tlaxcala.

Oye, entonces qué opinarán de los tatuajes y los pircings, del internet como un derecho de todos, del nuevo aire de libertad que será vigente a pesar del intento retrógrado que, propone generaciones agachadas y no la irrefrenable generación para la cual hasta el Facebook ya es historia.

Una frase de Beatriz que muy bien podría enmarcar estos intentos retro se la dijo una vez a uno de sus voceros, por cierto ya no presente en este mundo. Ante una serie de confusiones, más o menos como las planteadas  aquí arriba, la entonces omnímoda seño gritó a su subordinado: eres tan pendejo, tan pendejo que no de tas cuenta de los pendejo que eres…

Regresemos al escenario de la alegre faena que a estas alturas se da, claro, pero bajo reglas como la de la Normal Rural Benito Juárez, de Panotla, donde las alumnas son capaces de la autosuficiencia, pero hay de aquél que ose irrumpir en su entorno de libertades pues, corre el riesgo de salir trasquilado.

Sacrificar el trabajo de varias generaciones para perfeccionar reglamentos, actuales a la realidad actual, pensando que serían bien vistas esta suerte de granjas-aula, narradas por el portentoso Manuel Bernal y por supuesto, en blanco y negro, no es otra cosa sino el rechazo a la época en que les ha tocado tomar el timón… su mejor momento quedó muy atrás.

Crisis de personal en el HIT

¿Por qué hoy los tlaxcaltecas hacemos fila con nuestros hijos en hospitales ubicados en la Ciudad de México, o de plano en el del Niño Poblano?

Porque el fabuloso Hospital Infantil de Tlaxcala (HIT) se demorona.

Tome nota: al menos quince renuncias de especialistas -cardiólogos, nefrólogos, transplantistas, odongólogos con especialidad en tratar a niños con cáncer, anestesiólogos y otros- dibujan el nuevo panorama del otrora ejemplo regional de avances médicos.

Nos dicen que a la fecha el HIT sólo conserva el área oncológica, mas la plataforma de traspantes y otras intervenciones con elevada demanda, nada más llegó a su fin.

De aquellas instalaciones de tercer nivel queda el recuerdo. Está subutilizado bajo una sola frase: lo que no cuesta, se hace fiesta.

Réquiem por el fabuloso HIT, inaugurado por el presidente Vicente Fox.

Ah, por cierto, la aparatosa metida de pata de un servidor (me ocurrió en una alcantarilla destapada) me llevó con todo y mis dolores al Hospital General de la Secretaría de Salud.

Tras una penosa espera, el médico general que revisó mi maltrecho tobillo llegó a una sabia conclusión: “urge una radiografía”.

Así que me dirigí al área de radiología, donde me dieron la noticia: “¡Vamos a cumplir un año sin servicio de Rayos X¡”.

Ahí me tiene, subiendo a la combi para trasladarme a cualquier negocio privado, donde sí toman en serio eso de las radiografías, aunque las ofrezcan a precios exorbitantes.

Me quedo con mi dolor, no nada más del tobillo, sino de ver al más importante hospital de Tlaxcala que se cae a pedazos.

Otro réquiem, esta vez por el General.

El largo pleito contra notarios orticistas, un rotundo fracaso legal de costo millonario

.

El gobierno invirtió millones de pesos para apuntalar una decisión tomada con los ánimos exaltados; es la consecuencia del autoritarismo, descontextualizado en estos tiempos de democracia e instituciones.

Ayer lunes diecisiete de septiembre, gobierno de Tlaxcala y notarios orticistas, acordaron una tregua a propuesta del primero: aguardar al fallo de la Justicia Federal y en el inter, procurar una relación civilizada.

Es que no hay opción.

La ausencia del gobernador a lo que sería una audiencia solicitada por los notarios incluyó a un nuevo personaje: la procuradora Alicia Fragoso Sánchez, como la esencia de esa solicitud de tregua que ha visto en el lapso de espera a la sentencia de instancias superiores, una especie de cuenta regresiva en el marco de un rotundo fracaso a los reiterados intentos por despojar de sus patentes a este grupo orticista.

Retirado de este litigio, Rubén Flores Leal -se supone que mudado a Jalapa- es un hueco que hoy se llena con otro notario orticista: el ex procurador Leopoldo Zárate, quien pese a tener mayor tiempo como notario, también le fueron retenidos los libros y pasado por un filtro hostil que llegó a consistir en amenazas veladas, “en perjuicio de las familias de los trece”.

Doce meses de lucha estéril. Dos despachos externos y millones de pesos invertidos en el pretendido desmantelamiento. Antes, la sobreactuación del consejero jurídico, cuyos aires de grandeza lo llevaron a iniciar el pleito colectivo aparentemente sencillo y de escasa duración, aunque en ese intento le fue su relación laboral con la administración. Hoy, congelado como director del Registro Civil, debe el no ser un desempleado a la protección de un tercero, suplicante para que al mencionado no lo agobie la crisis económica.

El perjuicio patrimonial a particulares, ese sí es incuantificable. Primero sus trámites colapsaron. Luego, debieron acudir a notarías de otros estados (Puebla, Hidalgo, Edomex), pese a la efímera exclusividad en que notarios viejos, sobre todo Macías, creyeron haber eliminado a sus competidores.

Nos dicen que al primer despacho interno se le estimuló con un pago de más de diez millones de pesos, pensando en un triunfo asegurado, primero por la fortuna entregada y luego, por el supuesto prestigio, el cual se topó con un muro infranqueable cuando la Justicia Federal falló a favor de los orticistas.

Vendría un segundo despacho. Tal vez la cantidad entregada fue similar, pero los resultados no variaron.

Y una vez aceptado este entorno de derrota, el gobierno volvió a quedar como al principio: aguardando el fallo de la instancia que según vemos, acabará por demostrar al ejecutivo de Tlaxcala que su fuerte no es el litigio y que usar dinero a manos llenas para respaldar decisiones tomadas con el ánimo exaltado no lleva a buenas conclusiones.

Las últimas advertencias del marianismo en contra de los notarios para corregir ineficiencias, incluyeron a los notarios viejos. Y en eso quedó, en una estruendosa amenaza de cancelación de patentes si era preciso, a aquellos interesados en borrar del mapa a sus adversarios.

Pero de esa amenaza nada queda.

Cobran vigencia las condiciones en que hace poco el gobernador González Zarur, dijo a los reporteros: “ibamos a tratar de acabar con la corrupción, el chantaje, el lastre y la colusión”.

“Íbamos”, me suena a un, “ya no vamos”.

Este parece ser el primero de varios y escandalosos fracasos. Costaron millones de pesos, y según se ve, van a acabar en un: “ustedes disculpen”.

¿Estrategia equivocada, falta de capacidad, interpretación sesgada de las atribuciones de un gobernador?

Parece que es el precio de las decisiones autoritarias.

Con la misma vehemencia de hacer la guerra, hoy se da la intención de acabar cuanto antes con este lastre, que requirió el concurso del titular de la Función Pública, Hugo René Temoltzin; del propio consejero jurídico, Héctor Maldonado Bonilla; del director de Notarías, Cuauhtémoc Lima López; claro, el secretario de Gobierno, Noé Rodríguez y, ese nuevo elemento, siempre presente en este pleito de la sinrazón: la procuradora de Justicia, Alicia Fragoso Sánchez.

Veremos qué sigue y, quién va a pagar los platos rotos. Hubo daños irreparables que no se pueden quedar en aquella expresión dicha por uno de los ortinotarios: “no somos rencorosos”.

Ha sido el peor pleito que dio pie a un rotundo triunfo político. Al menos al día de hoy así parece.

Procuraduría bajo sospecha

Tras la dolorosa desaparición de una joven mujer y su hijo, registrada en Tlaxco la primera quincena de agosto de este año, las autoridades detuvieron y presuntamente torturaron al esposo, dentro de un esquema de culpabilidad que, los familiares de la víctima rechazan de manera rotunda.

El caso ya llegó a medios nacionales. En el programa de Rocío Sánchez Azuara, “Cosas de la Vida”, dieron a este asesinato una amplia cobertura. Y la conclusión, a partir de una serie de propuestas de video es que pudo tratarse de un montaje, que se salio de control y concluyó con el brutal asesinato de María del Cármen Hernández.

Tras esa grave sospecha, la procuradora, Alicia Fragoso Sánchez, debe demostrar que la institución a su mando, tuvo siempre una actuación diáfana.

Hay una familia en desgracia.

Y no caben dudas ni medias tintas. Es la peor crisis de Fragoso que debería concluir con su dimisión de persistir el silencio o de anteponer argumentos fuera de la realidad.

Dislate de Moreno Durán; acusa a malos caminos la decisión de Audi para no instalarse aquí

.

Entonces, los cientos de millones de pesos invertidos para hacer de cuatro carriles todas las carreteras que surcan al estado, es más o menos dinero tirado al cesto de la basura, desde la perspectiva de la secretaria de Desarrollo Económico.

Obra en la secretaria de Desarrollo Económico, Adriana Moreno Durán, una suerte de asincronía, respecto al gusto de su jefe, el gobernador Mariano González Zarur, quien el viernes pasado inauguró junto con Bruno Ferrari, secretario de Economía, la ampliación de la firma Ownes Corning, donde habrá cuatrocientas nuevas plazas de trabajo.

Por un lado Bruno y Mariano celebraban dicha inversión, y por otro roña Adriana, relevaba que el exceso de topes y nuestra desventaja en el terreno educativo, fueron factores de peso para que Audi no decidiera instalarse aquí.

En entrevista, la funcionaria con más millas acumuladas dijo lo siguiente, vea usted: “la industria automotriz no puede permitir que la carga pesada ande en tope en tope”.

¡Caracoles!

Yo creo que la emoción de la secretaria la llevó a tener semejante resbalón. Imagino, un pueblo polvoriento con tal clase de topes que, los camiones de carga se ven precisados a realizar peligrosas maniobras. Y la industria automotriz no puede permitirse esos riesgos.

Oiga usted, ¿no sería esa respuesta el resultado de los tequilas, propios de la temporada septembrina?

También se voló la barda al abordar el tema educativo, mire usted: “reconoció que la falta de una infraestructura integral en servicios y educación impide que los grandes capitales consideren al estado de Tlaxcala una posibilidad para asentarse”.

Si mal no recuerdo, una cadena de desatenciones con otros alemanes, pero aquella vez enviados de la Embajada, desplazaron el sistema de Educación Dual al Estado de México. Aquí disponíamos de ese novedoso estilo de instucción académica a los técnicos o futuros ingenieros, a quienes se llevaba a las mismas empresas para reafirmar con prácticas sus conocimientos.

Le decía, hay testimonios de la falta de interés de la Sedeco para seguir impulsando ese esfuerzo teutón que, acompañado por cientos de miles de dólares permitía que año con año los nuevos profesionistas contasen con las bondades de esa educación Dual.

Así que al escuchar de la propia funcionaria multimillas que la falta de una infraestructura integral en servicios y educación inhibe las grandes inversiones, no me queda otra que estallar en un ataque de indignación.

Por un lado, provoca la partida de la Educación Dual y por otro, se queja de la falta de una estructura integral en el rubro. No la comprendo, y le juro que hago esfuerzos por lograrlo, pero ni máiz.

A propósito de la falta de infraestructura integral en servicios, digo, contamos con Ciudad Industrial Xicohtencatl I, II y III. Pero para que Moreno Durán también se queje por falta de servicios, únicamente nos revela que:

1.- El fideicomiso Ciudad Industrial Xicohtecatl (CIX) pasó de importante patrimonio estatal, equipado con gasoductos, electricidad de alto voltaje, caminos, seguridad y otros servicios (restaurantes, tiendas) a predios semi abandonados, donde los adquirentes de predios para instalar sus empresas perviven a la buena de Dios.

2.- Se encuentra haciendo méritos para que la corran.

Una promotora de inversiones para el estado no debería limitarse a la organización de los viajes internacionales de su jefe, sino a entregarse en cuerpo y alma a hacer lo humanamente posible con la infraestructura de la cual disponemos.

La señora Moreno Durán, debe reconocer que le faltó una estrategia con los enviados de Audi, porque dónde acomodarlos nos sobra. Le decía, tenemos tres ciudades industriales y por si fuera poco, el gobierno tiene en sus manos más de 750 hectáreas expropiadas por el rumbo de Atlangatepec, cuyo propósito era el famoso Puerto Seco que, aquí entre nos, debería ser otra de las preocupaciones de esta administración.

No crea usted que la visita de los ejecutivos de Audi fue fortuita. Saben que contamos con terrenos suficientes y la red más amplia de caminos, reconocida a nivel nacional como una inigualable ventaja para llevar y traer mercancías.

Ahora resulta que, los cientos de millones de pesos invertidos en hacer de cuatro carriles las carreteras que surcan al estado, no es sino falta de infraestructura y exceso de topes.

Con el debido respeto a la funcionaria, comete un gravísimo error, propio de alguien opuesto a la promoción del estado.

No puede culpar a las carreteras y sus grandes topes, por los topes que ella padece pero en el ámbito de estrategias para atraer inversión.

Y no puede anteponer la sumisión a su patrón como el mayor mérito para detentar el título de secretaria de Desarrollo Económico.

Hay pruebas de que no puede… pero no vemos que renuncie… Lo mejor es solicitárselo en el mejor plan: Renuncie usted estimada Adriana, deje de causar daño al estado.

El grito del 15

Bendito Tlaloc y la lluvia que permitió la noche del Grito, cuando cinco binomios de francotiradores, haga usted de cuenta que eran unas ratas mojadas ahí, tiradas en las azoteas, tiritando de frío, pero eso sí, teniendo en la mira a cada potencial revoltoso.

Bajo estrictas medidas de seguridad y con el ojo de ese Gran Hermano, reportando cualquier incidente al secretario de Seguridad Pública, de apresurado lenguaje y dificil comprensión, no hubo sino unos cuantos integrantes del Sindicato Siete de Mayo, mostrando pancartas demandantes de solución al problema en Pensiones Civiles de Tlaxcala (PCT).

Lo único extraordinario fue la presencia de tres integrantes del Consejo de ex gobernadores: Samuel Quiróz de la Vega, José Antonio Álvarez Lima y Alfonso Sánchez Anaya.

Tal vez asistieron a la ceremonia para aclarar al mandatario en turno que su calidad de integrantes de dicho Consejo no tiene la intención de andar dando consejos, sino de representar un importante patrimonio para el estado, por cuanto experiencias, conocimientos y decisiones tomadas en sus momentos.

Verlos caminar por los pasillos, verlos contemplar sus rostros en los lienzos de Palacio y echar uno que otro suspiro, equivalía -créame- a presenciar un desfile de autos antiguos, todos ellos interesantes y con una larga historia que compartir con el pueblo de Tlaxcala.

Enhorabuena a ese Consejo de ex gobernadores.