[xyz_lbx_default_code]

Archiv para agosto, 2012

Teoría de, somos muchos, para confrontar al crimen; despoja Mariano de su policía a Tlaxcala

.

Comenzó a ser innegable la influencia del crimen organizado en Tlaxcala; supuestos montajes exaltarían la eficiencia parcial de la autoridad pero pasarían por alto hallazgos realmente macabros.

Por fin la autoridad tuvo que reconocer los delicados niveles de inseguridad que privan en la entidad completa y, en una de tantas medidas desesperadas volvió a concentrar a los elementos de la policía municipal de Tlaxcala.

Entre eventos de alto impacto que podrían ser montajes -San Matías, Apizaco- lo que en realidad preocupa al gobierno es la innegable presencia del crimen organizado, de lo cual da cuenta la angustia de una comunidad pudiente sometida a la extorsión y el robo, pero molesta porque la respuesta oficial había sido, hasta ayer, que hechos delictivos aislados, incluso perpetrados fuera del territorio tlaxcalteca, no tenían porqué preocupar a la población.

Los argumentos eran poco creíbles: «encontramos restos humanos, pero seguramente eran de gente de fuera y los vinieron a depositar aquí».

Ese fue el intento de tapadera a hallazgos de personas sin vida, con aparentes muestras de tortura por diversas regiones del estado.

Por ejemplo en días recientes, información no confirmada describe sendos hallazgos de cadáveres, dos cerca del centro comercial El Patio, en Apetatitlán, y otros dos sobre la misma rivera del Zahuapan, pero más en dirección al Jardín Botánico.

Así que al enterarnos de sucesos como la desaparición de una recién nacida en el Hospital de la Mujer, y su pronta recuperación, percibimos que la información fluye de manera parcial. No deja de estar presente la inquietud respecto a que pudiera ser la acentuación de rotundos éxitos para minimizar lo que hoy comienza a reconocerse como, «la manifestación de la delincuencia en las últimas semanas, en toda la entidad», según lo consigna la nota de El Sol de Tlaxcala relativa a la forma como el gobierno estatal despoja al ayuntamiento capitalino de los cien elementos de su policía, para concentrarlos en la Secretaría de Seguridad Pública (SSPET).

Entonces aquellas informaciones calificadas de mitos en torno a actos de violencia no serían tan descabelladas.

Una de esas creencias refiere la captura de un presunto convoy procedente de la zona de Pachuca. Ahí habrían sido incautadas droga y una suma muy importante de dinero.

Horas después aparecería sólo parte del cargamento. Y los autores intelectuales juraron venganza porque se supone que se trataba de una cifra escandalosa.

Si se trató de montajes o, si las fuerzas policíacas son tan eficientes, lo real es que los operativos se multiplican, los rondines también y hasta el Ejército Mexicano se ha sumado a la lucha contra esa delincuencia que, aparentemente ha recorrido desde hace tiempo nuestra demarcación y tendría motivos para cobrar afrentas como la expuesta en párrafos anteriores, no sin antes generar las atrocidades a las cuales ya no es posible seguir ocultando.

La mediocridad en órganos clave

A Benito Hernández Fernández, titular del C-4 lo carateriza su don de gentes.

Formidable, pero hay que ver la mezcla de pusilanimidad y debilidad con las cuales se dirige a los personajes con el encargo de mantener viva la estrategia de inteligencia del gobierno estatal contra los delincuentes.

Convertida en una cena de negros, una reunión emergente de dicha instancia motivó que Hernández Fernández tomase la palabra, mas no con la esperada autoridad sino con esa actitud de buena gente para llamar a sus compañeros funcionarios a trabajar unidos, como una familia, sin conflictos, sin desacuerdos (con mucho amor ¿no?).

De poco sirve el sofisticado equipo de espionaje si se encuentra deteriorado.

Así que no son sino buenas intenciones las de un personal determinado a combatir al crimen organizado, pero con un jefe que haría más falta en el departamento de motivación personal o en el área de cursos de Programación Neurolingüística (muy al estilo de Pancho Barrio en Shihuahua…) a lo único que aspiran es a seguir como viles testigos maniatados, inermes y conformes con la mediocridad que les tocó encarnar.

Arrancar la policía al municipio de Tlaxcala

Al alcalde Pedro Pérez Lira, la noticia le cayó como balde de agua fría. Su ayuntamiento ha quedado sin policía.

La angustiosa estrategia marianista recurre a lo que sea, así se trate de despojar de ese eficiente cuerpo a la capital del estado.

Parece obedecer a la teoría de no somos inteligentes, pero somos muchos, así que sáquense de aquí, delincuentes.

Mariano echa al caño un importante convenio con el gobierno federal para cubrir los honorarios de esa policía municipal. Pero es evidente que sus preocupaciones son fundadas.

Habrá que establecer parámetros. ¿Qué le interesa realmente, custodiar la integridad y bienes de los tlaxcaltecas, o nada más los propios?

Hemos tenido oportunidad de conocerlo. La lógica nos lleva a aceptar la segunda parte de la pregunta de aquí arriba. El miedo no anda en burro. Son tantos los enemigos y los adversarios creados en tan poco tiempo que ahora los temblores obedecen a sospechas de que fuerzas infernales tienen un blanco definido.

La ocurrencia al extremo

Pero quien piense que ante esas presiones retorna el buen juicio puede cometer un yerro.

Desde trasladar la capital a Apizaco, hasta desmantelar al ayuntamiento de Tlaxcala, como la combinación de aquellos temores como el omnipresente odio por el alcalde Pérez Lira, nos dibujan ese modelo del que los priístas, por citar un caso, están hasta el copete.

Llamadas léperas

Hay que ver por las que ha pasado el vetusto constructor-articulista, estrella de otros sexenios pero maltratado al extremo en el actual, cuando sus reiterados intentos por conseguir una audiencia, tal vez para exigir alguito de obra, desencadenaron una impublicable cadena de ofensas ordenadas por aquél a quien suponía como su amigo.

Al enénsimo intento de aquélla solicitud, se le prendió el foco de usar el teléfono.

Mejor no lo hubiera hecho porque se enteró que aún no nace el tlaxcalteca que sea capaz de presionar al altísimo para conseguir una audiencia.

Es hora de cambiar de planes.

La matahari de petatiux

Con formas de crimen organizado una muy extraña joven se ha dedicado a extorsionar a funcionarios con dos plazas y a presidentes municipales rabos verdes. Se dice periodista. Aguas. Ataca como los cánidos de ciertas regiones del Continente Africano: en jauría.

Puede que por un lado el macho del grupo se adelante a exigir una especie de convenio. Tiempo después llega la hembra alfa. Y ya como para remachar el asunto puede llegar la protagonista, hasta acompañada por  una igual de la camada.

¡Cuiidado!

Beatriz, a ritmo de samba

Tras el descalabro de hace poco, pero sobre todo ante el pánico que despierta entre los grupos empoderados, por ser la mujer con uno de los mejores discursos del país, nuestra paisana aparentemente hace maletas para poner distancia de por medio, ya que el sueño de su vida: ser candidata y Presidenta, no se le cumplió.

Así que ha pedido la embajada en Río de Janeiro, donde puede poner en práctica la importante experiencia diplomática adquirida en La Habana.

Enhorabuena a la de Tizatlán. Allá estará mejor que, cerca del líder del club de machos anti mujeres.

Arrivederchi!

Bilis en el CEN y también a nivel local… la tragedia tricolor y sus perspectivas (para ASA)

.

El ex gobernador Sánchez Anaya resultó ganador por donde le busque… ayudó a su prima Lupe a ganar… y ganó; convenció a su primo de ahorrar porque el Peje iba a ganar, y lo consiguió, ya nomás le falta  enjaretar a Alfonso Brito para que el éxito sea rotundo.

Tras la histórica reprimenda a coordinadores de campaña tricolores y a los propios candidatos perdedores en la pasada elección, se ensanchó el distanciamiento entre el gobernador Mariano González y su partido.

¿Bajo qué lógica actuó el coordinador de los esfuerzos de todos?

Considerando que la mejor defensa es el ataque.

Crecía el malestar al interior del PRI. Y la sospecha de aquellos 50 millones de pesos enviados por el CEN, pero retenidos en algún lugar, llevaba a candidatos y los grupos de su lado a exigir una explicación creíble de  ese vulgar acto de latrocinio que fue el meollo de la tragedia del Revolucionario Institucional

El señalamiento era directo. Aseguran que lejos de irrigar con esa cifra (a la que al menos virtualmente se sumarían otros cien melones de parte del hoy indignado) a los mandos medios, bajos y en general a la estructura que habría logrado aquél carro completo prometido, la actitud fue de aguantar… aguantar, de tal forma que en la proximidad del evento electoral, la riqueza quedara sólo en un par de manos.

Quedó en consecuencia, la duda de que el otro coordinador, el inexperto pero no menos codicioso sujeto, conservaría para su hacienda más o menos 95 por ciento de esas talegas enviadas desde el centro para afianzar el triunfo que nunca llegó.

Y claro, más tardamos usted y su servilleta en comentar el particular que el tiempo en que la noticia llegó al edificio de Insurgentes.

El partido no había tenido semejante descalabro. La expectativa generada era demasiado alta y tras el análisis de rigor se llegó a la conclusión de que tal acto nada más reafirmaría el estilo de actuar el grupo del cual se desprenden los empoderados del momento… los Duarte, los Marín…

Lógico, los nuevos mandos compartidos del salinismo -Beltrones/Gamboa- sumarían su indignación a la sentida por el ex gobernador del Estado de México, cuyos tres cuartos de cuerpo en Los Pinos, también van de la mano con ciertas medidas ejemplares en contra de los operadores-ficción, esos que fueron capaces, como unos que usted y yo cada día conocemos más, de hacer los grandes anuncios, de culpar a todo el mundo, de humillarlos, pero a final de cuentas, de quedarse el botín en un acto de vulgar saqueo bajo el supuesto de la ausencia de testigos.

Olvidan que vivimos los tiempos de Luis Videgaray, el poder tras el trono a quien no se le va detalle. Tal vez el elemento más vengativo de este peñanietismo indignado ante el cinismo detectado en el estado más pequeño del país.

Y ahora que nos enteramos de otros viajes, como el de hace poco a Londres para disfrtuar de la final entre México y Brasil, sin reparar en gastos, pues la cortina de esta etapa de impunidad ha comenzado a abrirse y a permitir la contemplación de la abyección en dos generaciones.

Atemos cabos

1.- La única ganadora tricolor de la elección, tal vez animada por el vértigo placebo que no se le separa, ha sugerido ser el mecanismo áureo para retener en 2016 la gubernatura para el PRI.

2.- Su triunfo ni siquiera provendría de un apoyo selectivo del ex cuñado, sino de la abierta apuesta hecha por su primo Alfonso Sánchez Anaya, quien de ese manera no nada más cerró el paso al igualado ese de Víctor Briones Loranca y su insuperable minervismo, sino que se convirtió en el operador de facto de la elección.

3.- Es factor para el triunfo de Andrés Manuel, de paso suma miles de votos a la dupla Cuéllar Cisneros-Palafox Gutiérrez, quienes se instalan en la parte más elevada del medallero con sendas senadurías.

4.- Aprovecha el tremendo voto de castigo en contra de su cousin, el rasposo Mariano y ve cómo en los distritos dos y tres el pejismo se afianza como consecuencia de aquella campaña persuasiva al coordinador de los esfuerzos de todos, para conservar ese dinerito enviado desde el centro, ante lo improductiva que sería la lucha para imponerse al Huracán de Macuspana.

5.- No conforme con haber encabezado la redistribución de los distritos ha de insistir en una forma más de influir en las decisiones del altísimo con oficina en el mundano palacio de gobierno tlaxcalteca. Y para eso ha sido también factor de mantener cerca al operador que se pone de moda en el mundo de Mariano conforme pasan las semanas: Alfonso Brito.

Así que el inútil… el funcionario de tercera (dicho por su propio jefe) que despacha en avenida Juárez tiene una razón más para mantenerse alerta, por aquello que en cualquier momento le cantan las Golondrinas, para que Brito retorne al edificio remozado durante los años que fielmente sirvió, ¿a quién creen?… pues a Alfonso Sánchez Anaya.

Como el aún vocero está tan deteriorado no alcanza a dimensionar la operación de quien probablemente lo supla tan pronto como se acabe la chamba con su amigo-jefe, Marcelo Ebrard, a quien por cierto, Enrique Peña Nieto le echó el ojo para invitarlo a encabezar la Secretaría de Gobernación, y de paso hacer lo mismo con Juan Ramón de la Fuente, para ofrecerle la Secretaría de Educación Pública.

Ánimas -ha de decir- que lo Peña lo jale para alejarl a Brito de Tlaxcala… síscalo, síscalo!!

Ha usted de saber que uno de sus primeros consejos fue no mandar al diablo al ex consejero jurídico, sí… el que no desaprovecha oportunidad para afirmar que a su jefe le falta un tornillo.

Lo delicado

Y mientras esto ocurre aquí en el rancho, por allá en Insurgentes se analiza a temperaturas gélidas si conviene o no tomar la decisión más dura en contra de un supuesto amigo, el de Tlaxcala.

Ha de ser por ahí de enero cuando los demonios se desaten y vengan a esta modesta tierra a ejecutar la sentencia tomada en el oráculo instalado en el salón presidentes del CEN.

Hay que ver eso.

¿Milagrosa acción de la Procuraduría?

Nos indignó saber de la desalmada mujer que haciéndose pasar por enfermera sustrajo a una recién nacida del Hospital de la Mujer, en San Matías Tepetomatitlán.

Pero al conocer la noticia de que los ministeriales ya encontraron a la bebita, nos regresó el alma al cuerpo.

Ah, pero qué eficiente es la Procuraduría en manos de Lichita; a veces hasta me sorprende por la rapidez con la que actúa… como si contase con una ayuda divina que la dote de las claves del éxito.

Lo bueno es que la recién nacida ya apareció y, que su familia estará feliz.

Y siendo un tema tan sentido, cómo no habría de ganar indulgencias para el gobierno que, no me lo crea mucho, pero de veras tiene sus preocupaciones.

Danzan los millones a Apizaco… las razones de la súbita preferencia marianista

.

Desde madrugar al municipio hasta tapar como los gatos los cansados protocolos de la roña Adriana para ahuyentar las inversiones, todo eso contuvo la gran historia del próximo emporio comercial

La emoción de las nuevas inversiones que tienen como destino a Apizaco endereza jorobados, alisa cacarizos y hasta cura viejas heridas contraídas en elecciones pasadas (2004).

Y créame que vale la pena.

Dos puntos estratégicos de la Ciudad Modelo van a dar un nuevo rostro a este portento de centro comercial, geográfico, de grilla, ah… y tierra que vio nacer al gober.

Hacia el oritente: La Ciénega, un vasto predio bordeado por la carretera 136, justo a la salida a Huamantla, y la vía del tren y, hasta un pasado ecológico que en manos de autoridades menos emocionadas por el promisorio futuro sería cuna de especies en extinción.

Aunque eso sí, con un subsuelo castigado por las descargas de la planta productora de químicos Rohm & Hass, una de las 221 firmas asentadas en 24 municipios tlaxcaltecas, como legado de aquél histórico crecimiento logrado cuando nuestro estado era castigado por la más extrema pobreza y falta de empleos, allá por la época de don Emilio Sánchez Piedras.

Pero hasta esos inconvenientes se pueden superar cuando hay personajes dispuestos a involucrar sus propias empresas (curioso verdad, dentro y fuera del gobierno) como según nuestras fuentes ocurre con un señor, creo que de apellido Lima, pero eso sí muy activo en la Secretaría de Obras, así como para cobrar 75 mil pesos por un estudio se subsuelo que llenase los requisitos para que el gobierno federal cambiara de la tradicional oposición de instancias como la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), y desde luego su cabeza de sector, la Secretaría de Medio Ambiente (Semarnap).

Nos dicen que tras una larga gestión el Grupo Mouriño consiguió el beneplácito oficial para poder erigir en ese terreno un portento de centro comercial, para arrendarlo al poderoso Grupo Chedrahui.

Y para conseguir ese visto bueno danzaron los miles. Cuentan que aquél funcionario que le platico condicionó la entrega hasta de 250 mil pesos para otorgar el necesario dictamen que a la postre significaría el alisamiento de un camino bien hoyudo.

Ah, pero su jefe inmediato también sacó tajada. Al grado de pedir su correspondiente rebanada de pastel… algo así como la adjudicación de la mitad de la construcción de dicho complejo.

Y hasta salieron a relucir nombres de las constructoras de moda: Equipo Pesado S.A., que por gracia del santísimo señor de los negocios tiene una relación con la descendencia del constructor del sexenio.

Romano sería el estilo con el cual se planean los nuevos negocios, rebosantes de ingresos y un monte alegre como testigo centinela muy al modo del Cuatlapanga (inche jueguito de palabras para citar el nombre del mero chipocles en la Secoduvi).

¡Ya caigo!

Con razón las chirriscas visitas del apizaquense más distinguido.

Se trata del olfato más fino para detectar el nego.

Al anterior alcalde, Alex Ortiz, le habían dado con la puerta en la singular nariz. Federales y estatales vieron serios inconvenientes tras la venta de la Ciénega hecha por el hoy alegre vendedor de lámparas.

Mas el progreso es inevitable. Y la modernización de Apizaco también ha consistido en nuevas y mejores gestiones, al grado que la política para facilitar la apertura de nuevos negocios dejó atrás los obstáculos y, licencia de construcción en mano (con todo el expediente necesario para hacerla una realidad) fue posible dibujar una sonrisa en los labios de los Mouriño (muy a pesar de las tajadotas exigidas por Romano).

¿De ello qué resultó?

El anuncio de una de las inversiones más importantes en el centro del estado, con la creación de cientos de nuevos empleos y el nuevo rostro de un emporio comercial en que se ha convertido la otrora nostálgica comunidad forjada por ferrocarrileros, sede de uno de los templos cuya perfección es reconocida en el mundo entero.

A propósito de los bellos ferrocarriles y sus talleres, «derivado de las gestiones del Gobernador Mariano González Zarur para detonar el desarrollo de la entidad», una inversión más está en puerta.

El entrecomillado de las gestiones de Mariano, obedece a destacar aquella política de agilización para instalar nuevas empresas. Claro, hablamos de una estrategia muy efectiva, pero de carácter municipal.

Se lo digo porque ha usted de saber que los empresarios de City Express, el hotel que construirá cien cuartos en el amplísimo predio que albergó los talleres del extinto Ferronales, ya estaba hasta la coronilla por las trabas impuestas por la funcionaria con más millas acumuladas (hoy ataviada muy al estilo de las chamacas de macdonald’s, aunque con muchas millas, decíamos, en el odómetro).

Así que un buen día, desesperados por los protocolos de roña Adriana (je), encabezados por Federico Muñoz (de la inmobiliaria A5) buscaron alternativas para canalizar sus 110 millones… y qué creé: las hallaron.

La verdad no cualquiera tiene la capacidad económica para comprar a Ferrosur los miles y miles de metros cuadrados de vías, terminales, talleres, andenes y todo ese legado pletórico de recuerdos de lo que inexplicablemente desapareció: el ferrocarril.

Y cuando te encuentras con un estorbo de la talla de la seño de Sedeco, pues tienes que ver cómo le haces para superar esa prueba.

Digamos que los de Apizaco rescataron la inversión sometida a la dilación de la roña Adri.

Y la víspera de darlo a conocer, ándale la Sedeco se puso activa, ahí sí la vimos trabajando y la van boletinando como gestión propia, bueno para ser más precisos lo difudieron así: «derivado de las gestiones del Gobernador Mariano González Zarur para detonar el desarrollo de la entidad».

Mandaron a traer al secretario de los cuentos, digo al de turismo… el delicado mister Mena Rodríguez para difundir en la radio local y por todos los medios que les dieran chance el asunto de la llegada de City Express y Macdonalds y un montón de fanquicias para lograr un concepto muy europeo, sin grandes almacenes pero eso sí, muy a modo para ir a tomar el cafecito y a gastar el aguinaldo.

Total… todo sea porque las inversiones no se vayan.

Nada más hay que tomar en cuenta las tremendas lajas en que se han convertido instancias como Secoduvi y Sedeco.

La buena intención de Mariano, hombre pues es de aplaudir. Los millones gastados en viajes internacionales y los cuentos chinos (japoneses y alemanes) que nos dicen, deberían guardarse para momentos de jauja, y esos honestamente no los tenemos. Al contrario, andamos bajísimos en la creación de empleos, al grado que las estadísticas de las plazas logradas pueden compararse con aquellas conseguidas en la temporada esa de la influenza ó para ser precisos, como dice la maistra Elbita el virus A-H-D-R-Z-1-23-55 X-Y-Z.

Enhorabuena al ombligo del estado por las buenas noticias.
Globalización deportiva

¿¡Quién sería el junior que pagó 60 mil pesos por una entrada a el estadio de Wembley para ver la final entre México y Brasil!?

Digo, hay que tomar en cuenta los pasajes, los de los cuates, las cervezotas, las cuentas en los restaurantes londinenses y todo lo que acontece cuando cruza uno el charco para ver a la oncena del Flaco Tena darle un baile a la selección carioca.

Y la última pregunta ¿¡De quién es la empresa constructora que ya trabaja en la edificación de Ciudad Judicial en el municipio de Apizaco!?.

Ojalá la señorita transparencia nos responda.

Desacato a una orden federal, primer contacto marianista con el riesgo de desafuero

.

Sus enemigos ya no son los mismos tipos contemplativos que otrora se dedicaron a aceptar incondicionalmente sus decisiones, por atropelladas que fuesen.

La persistencia extralegal del gobernador hacia los notarios orticistas se hizo más compleja. Estos presentaron un incidente de inejecución de la sentencia dictada por la secretaria del Juzgado Segundo de Distrito, María Guadalupe Alviso Murillo, quien el 27 de julio anterior ordenó y estableció un plazo del 2 al 7 de agosto al gobierno de Mariano González para cumplir con la sentencia de amparo que obtuvieron nueve de los dieciséis fedatarios.

Ahora, la petición a esa instancia se amplía a solicitar la destitución del propio mandatario estatal, Mariano González Zarur, de su secretario de Gobierno, Noé Rodríguez Roldán y del director de Notarías, Cuauhtémoc Lima López, decisión en manos de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ante la configuración de desacato a dicha orden.

En Palacio, esta novedad -sin embargo- se toma con aparente calma.

Trascendió que en una medida de doble propósito el mando superior analiza la remoción del secretario de Gobierno, Noé Rodríguez Roldán, como parte de una rara estrategia, aparentemente incomprensible pero, al fin y al cabo, parte de la medida dilatoria sugerida por el bisoño consejero jurídico, Héctor Maldonado Bonilla.

Nuestras fuentes afirman que esa maniobra enrarecería el pleito entre el marianismo y el orticismo, dando tiempo al primero para agotar los términos de la medida dictada por el Juzgado de Distrito, para sí dar paso al proceso de cancelación de las patentes.

De acuerdo con el artículo 151 de la Ley de Notariado del Estado de Tlaxcala, son once las causas por las cuales el gobernador puede cancelar patentes de notario.

Dicho marco legal abarca temas como no presentarse a laborar tras alguna licencia solicitada, impedimentos físicos o mentales, por laborar en estado de ebriedad o bajo el influjo de otras drogas, por no ejercer personalmente su encargo, por el bajo número de escrituras (24) tramitadas a lo largo de un año o, por ser sujetos de alguna sentencia condenatoria al comprobarse su participación en un delito doloso.

Ninguna de ellas establece causas de carácter político.

Pero la causal más factible es el involucramiento de los notarios orticistas en algún hecho delictivo, por lo que tendrían seguimiento personal y una afanosa búsqueda de historiales que permitan la intervención de la Procuraduría y, en consecuencia haya una razón de peso para proceder a la cancelación.

Remover al secretario de Gobierno en este proceso tendría entonces el fín de obnubilar el de sí complejo intercambio de autos ante la Justicia Federal, aunque en los hechos permitiría al ejecutivo deshacerse de un elemento que parece estar ya de sobra desde que hizo públicas sus intenciones de participar en procesos electorales.

Aún peor, sería la venganza por aquél atrevimiento de conformar un grupo afín a los planes de largo plazo del todavía secretario de Gobierno, quien lo hizo público a un supuesto grupo de incondicionales durante una convivencia en un bar localizado en la ciudad de Puebla.

Tal vez esa es la razón por la cual la medida marianista resulta de difícil comprensión para aquellos que no llevan un seguimiento estrecho del altibajo dictado desde Palacio.

Es de recordar el considerable incremento en los adversarios fabricados por la presente administración, incluso dentro del mismo Partido Revolucionario Institucional (PRI) parte de cuya militancia está en desacuerdo con estar atados de manos ante medidas crueles que, los condenaron a ser únicamente contemplativos en los procesos electorales y en el peor de los casos los privaron de los recursos envíados por la cúpula nacional para llegar con solvencia a la pasada elección.

Llegó el tiempo en que el propio gobernador enfrenta la primera situación de riesgo que considera el desafuero.

Por una causa menos aparatosa en tiempos del foxismo fue llevado a ese extremo el entonces Jefe de Gobierno de la ciudad de México, Andrés Manuel López Obrador.

La permanente actitud de desafío a sentencias dictadas por la Justicia Federal tiene el primer aviso de que las cosas se tornaron en un verdadero peligro para su permanencia en el poder.

Declararse ajeno a los ceses en el Cobat

Es bien conocida la sumisión del secretario de Eduación Pública, Tomás Munive Osorno, a las disposiciones de su jefe el gobernador.

Más todavía que cuanta decisión tomada en el ámbito laboral pasa por el filtro marianista.

Así que arrojar las cabras al vetusto servidor público en el caso del cese fulminante del director de dicho sistema es un acto de simulación hecho, suponemos, para no mostrar que su tiempo no es destinado a cuestiones de tan escasa factura.

Eso es muy dificil de creer.

Cobat: el precio de la ignorancia superior y de la voracidad de los mandos medios

.

Como llegan se van… dos nombramientos en la dirección del Cobat muestran que la opulencia del sistema ha enloquecido a quienes hoy yacen en el cementerio de cartuchos quemados del marianismo.

Es un clamor general que la disciplinada y seria profesora Josefina Espinosa Cuéllar, recupere el respeto para el Colegio de Bachilleres de Tlaxcala (Cobat), donde hacen falta atributos extraordinarios para superar el legado orticista.

Por el momento dispone del factor sorpresa ante el repentino cese del tepeyaquense Baltazar Lumbreras como director, cuya caída arrastró a Angélica Juárez Texis, quien se supone fue la iniciadora de la tremenda limpia desde el área contable de la institución -donde fungió como directora administrativa.

La institución es una valiosa barca que pesca en aguas abundantes… pero cuidado con el canto de las sirenas, porque es tal la esplendidez que a Enrique Padilla Sánchez y a mister Lumbreras, les dio por vislumbrarse al frente de un portento de grupo político.

Entonces hicieron a un lado la esencia de su nombramiento: la academia, la administración y la buena política.

De aquél primer avistamiento a la robusta institución, en ambos casos sobrevino el caos.

Creyeron posible la complicidad mutua para fingir acción pero sacando beneficios para sí y para los suyos. Claro, se trataba de ir creciendo a los incondicionales en puestos clave para hacerse invulnerables.

A Padilla lo embargó su creencia de ser un político de altura. Con su habitual frescura antepuso la cínica sonrisa a cuanta modificación estructural, o bien propuso, o bien acató por provenir de Palacio, desde donde se lo ordenaba el as michoacano, Mario Armando Mendoza Guzmán.

Como puede usted ver, el Cobat comenzaba su deformación. Mandos hipócritas y perversos le metían mano a placer.

Llegó el momento en que Padilla se hizo a un lado, viéndose ya todo un diputado federal y en la antesala de la candidatura a gobernador de Tlaxcala. Y tal vez así hubiera sido de no haberse presentado un imponderable: Padilla es sinónimo de perdedor. Tronó como ejote en las elecciones de julio.

Luego, regaría la versión de ser el candidato natural a la alcaldía de Tlaxcala. Y no se hizo esperar la reacción, también ordenada desde palacio, al Órgano de Fiscalización Superior (OFS) para filtrar graves anomalías en su administración, al grado de considerarlo sujeto de cárcel.

No es su tiempo. Deberá aguardar por lo menos a que concluya el marianismo. Y si aún le quedan ganas y sigue en el ánimo de Beatriz Paredes, entonces podrá aspirar a seguir son sus sueños de grandeza.

Por cuanto a Lumbreras, ni siquiera hizo falta la intervención del OFS. El propio sistema administrativo, adverso a él provocó la filtración de información delicada. Tome usted nota: Lumbreras cobró otra percepción como profesor, según el recibo de nómina de fecha 30 de mayo de 2012.

La esposa de lumbreras, María Esther Muñoz Soto, quien ingresó a la nómina del Cobat el 16 de noviembre de 2011, percibe un sueldo como catedrática de tiempo completo.
El ex alcalde de Tepeyanco no tuvo escapatoria. Fue pasado por el hierro marianista sin oportunidad de esgrimir explicación alguna. No había duda, cayo en la misma tentación que su antecesor. Vio la oportunidad de fortalecerse de manera personal y antepuso ese interés al encargo original, nada complicado por cierto: recuperar el buen nombre del Cobat.

No pudo.

Paradógicamente el lugar por donde se filtraron los datos, fundamentales para estas remociones también comenzó a hacer agua.

Dígame usted si esto no tiene cara de harakiri: la ex directora Administrativa, Angélica Juárez, benefició a sus sobrinos Miguel Ángel Tecuapacho Juárez –ingresó a la nómina el 16 de marzo de 2011- y Miguel Juárez Tecuapacho, su cuñada Violeta García Montiel, a su hermano Luis Juárez Texis y un recomendado de nombre José Luis Reyes Piedras.

En febrero de este año solicitó al líder del sindicato de trabajadores académicos, Eleazar González, el cambio de su categoría de la CBIII a la CBIV (la más alta en el Cobat), procedimiento que es irregular porque el personal directivo por ley no puede pedir ese tipo de beneficios.

Es obvio que de todos estos enjuagues, la nueva directora, Josefina Espinosa Cuéllar, debe estar muy alerta.

Sabemos de su lealtad a Mariano. De los buenos resultados -en su momento- en la dirigencia de su partido, el PRI, pero este es el reto de su vida. Ni más ni menos que se trata de apaciguar los demonios internos de quien por suerte llega a estar al frente de este importante sistema de bachillerato, donde abunda el dinero y las posiciones se ganan mediante puñaladas.

Su jefe, Mariano, debe estar consciente de las barbaridades cometidas a su nombre desde Palacio, a través de su asesor estrella, Mario Armando Mendoza, cuyos intereses extraoficiales en la institución lo han llevado a cometer acciones de lo más sucias, siguiendo el consejo de cupido.

El michoacano debería saber que las hormonas tienen que estar a buen resguardo porque en la política suelen desencadenar tramendos líos.

De lo perdido, lo recuperado y, si tras este susto conserva lo más importante, pues que se aplique a fondo y deje de pasarse de listo.

Espinosa Cuéllar es la esperanza de muchos para limpiar esa imagen de crueldad ignorante, ese pragamatismo silvestre de su patrón que, tan roto tiene al tejido social. Y para muestra, el botón del Cobat.

Como quien dice: más estudio y menos grilla.

Genial coartada de Mariano: perdimos por no comprar el voto; el PRI, ¡más indignado que nunca!

.

Al gobernador le ha dado por contar cuentos chinos que no solo tienen la intención de hacer mofa de adversarios y hasta amigos… hay que ver el enojo de sectores como el empresarial y cómo no, del propio PRI.

Hay una diferencia bien grande entre la pasividad mostrada por el PRI de Mariano durante la elección del uno de julio y el cinismo con el cual intenta tapar que a sus candidatos los perjudicó, al grado de bloquearles los recursos enviados por el CEN de su partido.

En una nota de Guadalupe de la Luz, publicada por La Jornada de Oriente, es posible contemplar la coartada: «si hubiera sido así (la compra de votos), nunca se hubiera perdido el poder, se hubiera ganado en todos lados y hay muchos estados donde ganó la izquierda, como es el caso de Tlaxcala”.

Es una ofensa a la inteligencia de los mismos tricolores.

Es cierto que en el capítulo de los senadores hubo miles de boletas anuladas porque los electores cruzaron los emblemas del PRI y del Verde. Fue una grave falla de comunicación; en el lenguaje de los operadores priístas esto se expresaría de la siguiente forma: «no bajamos la instrucción a las bases, y las bases pos… ¡la regaron!».

Sin embargo Mariano nos sale con un cuento chino que sugiere pulcritud en el proceso. Ni siquiera se excusa por haber seleccionado cartuchos quemados… ni siquiera ofrece disculpas a los abanderados que quedaron colgados de la lámpara, aguardando la entrega puntual del efectivo o las tarjetas de Soriana, o los monederos de Monex, con los cuales  se pagara a la burocracia tricolor encargada de organizar las tamalizas, los acarreos, los carruseles, ya sabe usted, esas acciones infalibles que por decenios mantuvieron al PRI en la cúspide.

Otra expresión dura de creer se plasma de la siguiente manera en la nota que le platico: «… acusó que fue otro partido el que utilizó la tarjeta de débito en un proceso comicial y aseveró que este caso deberán revisarlo las instancias correspondientes. “Pero lo que no podemos hacer es enconar, incitar a la violencia ni azuzar a la gente, porque necesitamos guardar equilibrios”.

Oiga, estas son vaciladas, ocurrencias… pifias.

Con razón sectores como el empresarial comenzaron a mostrarse intolerantes ante los marianismos, como el ocurrido la semana anterior, cuando fueron convocados por Adriana Moreno Durán (la secre con más millas acumuladas) al Centro de Convenciones de Tlaxcala, a una reunión para dar apoyos al gremio.

Pero, ¿y qué pasó con los prometidos apoyos?

Tras una larga espera aguardando la presencia de don González, sobrevinieron discursos con una maquila semejante a la registrada ayer jueves durante la sesión ordinaria del Consejo Estatal de Seguridad Pública (CESP).

Entonces los líderes empresariales, uno a uno abandonaron el aquelarre. Se veía molestia entre la cúpula de la Coparmex, de la Canirac, de la Cámara de la Industria de la Construcción…

¿Para esto nos convocaron?, ¡Esto es pura simulación!

Le decía, de uno en uno los empresarios dejaron vacía el área ocupada del Centro de Convenciones. Bueno no totalmente, permanecieron como diez, y no por hacerlos menos pero su facturación es, ¿cómo decirlo?… ah sí, bajita…

Cómo no van a mostrarse molestos si, por ejemplo los constructores le reclamaron por la crisis en la mayoría de las firmas locales, sentenciadas a la política de adjudicaciones directas, y por lo tanto a la inexistencia de concursos donde gane el mejor…

Eso a Mariano le causó incomodidad, al grado que los incitaría a formalizar su queja en la procuraduría, si es que contaban con las pruebas para respaldar su dicho.

A los del sector patronal no les parece la inseguridad que se vive aquí, y menos que se intente convencer a la gente de que son casos aislados o generalmente de fuereños que se vienen a morir aquí. Lógico esos argumentos para esos empresarios son un cuento chino más.

Y no es cosa de echar la culpa al medicamento.

Tomarlo o no a tiempo no tiene que ver con los grados de perversidad que a leguas se notan.

Pero, algunos cables andan sueltos en esa azotea, y con el viento hacen corto, y se desencadenan los marianismos como a últimas fechas.

Litigar con difuntos

Este es un caso escalofriante. Generalmente cuando uno fallece, también pierde interés en asuntos mundanos. Uno yace en la morada eterna y nada tiene que ver con pleitos promovidos por cierto tipo de abogados, que suelen cruzar espadas con fantasmas.

Esto es parte del argumento:

«AL C. PABLO BENITEZ CUATIANQUIZ, su hermano Ponciano Benítez Cuatianquiz le vende una fracción del terreno de sitio para construcción denominado “La Serna”, ubicado en el  primer callejón de la calle Diez de Mayo  del Barrio de Texcacoac, Municipio de Chiautempan, con fecha 6 de diciembre de 1976».

«Poco después de morir éste último (28 de mayo de 1993), su yerno  Fidel Polvo Meléndez promueve un juicio de usucapión (año de 1994) en contra del fallecido, por lo que éste no pudo comparecer a juicio, llevándose en rebeldía y todo para quedarse de manera fraudulenta y engañosa,  mediante hechos falsos con ese inmueble».

«Por este motivo el Sr. Pablo Benítez Cuatianquiz  a su vez, promueve una  Nulidad de Juicio Concluido por Fraudulento en contra del propio Fidel Polvo Meléndez quien nombra como su abogado patrono al Lic. Tito Cervantes Zepeda».

Si ignorásemos la posición actual de don Tito esto no nos llevaría a pensar mal.

Era lógico, las instancias que juzgaron el caso declararon la nulidad del mismo. Pese a ello, mire usted lo que nos narran a continuación: «A partir de ese momento el citado Magistrado tuvo conocimiento del asunto, en el que asesoraba (como abogado patrono) a  Fidel Polvo Meléndez, teniendo la obligación de excusarse, por encontrarse impedido para conocer de dicho asunto y sin embargo no lo hizo, por lo que conoció y participó en la emisión del asunto favoreciendo a su cliente».

Así no se juega, eso no es ser derecho.

Peo aún hay más: «Tal situación orilló al señor Pablo Benítez C. a recurrir al amparo, impugnando, entre otras cosas,  el indebido conocimiento que tuvo el Magistrado Cervantes Zepeda de la mencionada apelación, y es precisamente por este motivo fundado que el Juez de Distrito le concede el amparo y protección de la Justicia Federal para el efecto de “ que la Sala Civil del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Tlaxcala deje insubsistente la sentencia de 24 de noviembre de 2009, dentro del toca civil de apelación 32/2009 y previa excusa del Magistrado Tito Cervantes Zepeda y la designación del

supernumerario correspondiente resolviera…”. Lo que causó al quejoso un perjuicio patrimonial para él incalculable.

Por lo antes narrado, el C. Pablo Benítez  Cuatianquiz, ocurrió a la Procuraduría General de Justicia del Estado de Tlaxcala a denunciar la conducta ilícita del Magistrado Tito Cervantes Zepeda, pero casualmente retardaron la radicación, haciéndole dar vueltas y poniendo pretextos para no hacer la radicación correspondiente al grado tal que fue necesario recurrir al amparo y protección,  nuevamente de la Justicia Federal a efecto de darle trámite a la denuncia presentada y por tal motivo se radicó pero solo como A.C. (acta circunstanciada) número 682/2011/Tlax-2, para posteriormente, dictar un acuerdo que lo remitió al archivo evidentemente a fin  de no continuar con un procedimiento en contra de dicho funcionario dejando en claro  que a todas luces trataron de favorecer al multicitado Magistrado.

Conste que se ha pasado por alto a la justicia federal, que hay una red de complicidades denunciada que afecta incluso a la procuraduría, pero el caso es largo y si me lo permite por falta de espacio

Por la mañana, vanguardista, con Peña Nieto; luego a seguir con el método de las ocurrencias

.

Si el ejecutivo de Tlaxcala apoya con seriedad las tres iniciativas propuestas por Peña Nieto, acabará por atarse las manos pues ya no habrá posibilidad de seguir manejando a placer los recursos presupuestales.

Pudiera ser una falla en la memoria de corto plazo, o la intervención de factores externos que afectan su conducta. Los altibajos que detectamos ayer son dignos de colocarse sobre la mesa de la discusión.

Por la mañana, reunión con el candidato a la Presidencia Enrique Peña Nieto. Asisten quince gobernadores priístas más en funciones, tres electos y no llegan otros tres que, se aplican a fondo a atender la demanda en el sureste, del paso del huracán Ernesto.

De acuerdo con información oficial del tricolor, la reunión sirvió para impulsar tres iniciativas del ex mandatario del Edomex: la conformación de una Comisión Nacional Anticorrupción, dotar de mayores facultades al Instituto Federal de Acceso a la Información Pública (IFAI) y la iniciativa de una Ley de Publicidad Gubernamental, tras una “instancia ciudadana y autónoma supervisora de la contratación de publicidad entre los gobiernos y los medios de comunicación”.

Su sola presencia en esa mesa avala tres de las acciones que marcan el necesario cambio. Aplica por lo menos un poco de maquillaje al sistema presto a tomar las riendas del país a contracorriente de una abundante porción de mexicanas y mexicanos en franca actitud de desamor.

Mas las buenas intenciones mañaneras vivieron un rotundo cambio horas después. Por la mañana: sí a medidas vanguardistas. Al rato, en un informe presentado por Adrianita Moreno Durán (la funcionaria con más millas acumuladas) una jornada de contradicciones.

«Pude seguir con la construcción de la Plaza Bicentenario, pero se judicializó». Es es uno de los enunciados… raritos verdad, porque siendo honestos, el gobierno de Mariano fue el ente que inició la judicialización de dicha obra.
La edificación fue condenada por tener un teatro para mil quinientas personas, «en el casco urbano de Tlaxcala» sin contar con estacionamiento.

Creo que los cajones son subterráneos. Y encima, la explanada que pese a judicializaciones ajenas a la gente, ha comenzado a usarse.

Micrófono en mano. Abierta la llave por donde fluye la verborrea, fueron expuestas más frases con ese diseño.

«Impera el desorden, la impunidad y la anarquía, debido a que así se ha trabajado en el pasado, lo que ha generado un estancamiento en el desarrollo del estado».

¿Acaso nos sigue rigiendo el pasado?, Ya transcurrieron dos años de la nueva administración y, siguen desorden, impunidad y anarquía. Y así lo reconoce el gobernador del estado.

Según avanza el flujo de palabras se nota que es un hara-kiri de un político al que le falta ilación en el discurso. (la memoria de corto plazo colapsa con la de mediano y largo plazos).

Una tras otra: «no nos prestaremos al chantaje de grupos»… ¿cuáles?, ¿el orticismo?, ¿el sanchezanayismo? Estimo que a ellos se refería pues Mariano habló de una parálisis en Tlaxcala desde 2000 hasta 2010, tiempo en el que partidos distintos al PRI gobernaron a Tlaxcala.

Entonces, entre tantos juicios de valor aparece el peine: justificar que en lo que va del régimen, a penas se han creado cinco mil empleos. Pero, a qué costo. Ahora, por cada empleo generado, ¿cuántos son sepultados bajo argumentos estrictamente partidistas?, aun peor, dentro del propio PRI, ¿cuántos han perdido su empleo por no pertenecer al grupo incondicional?

Un apunte: el marianismo condena cada que puede a su antecesor. Estaría en lo justo si no ruecurriese a las mismas estrategias en materia de fomento. Durante el informe de Adrianita Moreno, tuvieron que aparecer varios temas que la delataron. Por ejemplo un tal foro automotriz, nada nuevo pues fue creado en el pasado, y con un costo visiblemente menor.

Y mientras existe un notorio veto de numerosos grupos del empresariado que invierte, han comenzado a surgir pruebas del pago por aparentar interés en la plaza, aunque sea de dientes para afuera… tú declaras como que tienes lista una inversión y nosotros nos ponemos la del Puebla.

Eso es un despropósito.

El veto es vigente y obedece al pésimo trato a los empresarios.

Ya entiendo el porqué de la rara verborrea que combina lugares comunes, conflictos creados, derrotas en los tribunales, pero, en cuanto se puede hay que culpar a Sánchez Anaya o a Ortiz.

En el fondo hay una grave desorganización interna. Las ideas chocan entre sí. Nos encontramos ante verdaderos cuadros de epilepsia politica, donde el desorden neurológico sacude a un sistema, lo convulsiona en la incongruencia y en la abierta falla de las memorias, de corto, mediano y largo plazos.

Habría quien vea en esta crisis una terrible dosis de narcisismo.

Es lo que más conviene creer. Auto adoración en lugar de desquiciamiento. En resumidas cuentas es lo mismo, pero prefiramos lo menos bochornoso.

Una de Tito

Anarquía, la que se da en cierto poder, donde la intervención de un magistrado ha permitido litigar contra los muertos para ganar terrenos.

Y yo que pensaba que el asunto de pelear contra fantasmas sólo existía en las mentes enfermas, pero no, hay pruebas de lo expuesto. ¿Sabe quién promovió contra un muerto? Un señor de nombre Fidel Polvo Meléndez.

Y contó con el beneplácito de un magistrado cuya historia completa nos reservamos para la próxima entrega.

Apizaco, del súbito crecimiento a las preferencias del gobernador

.

Pese a no ser del mismo origen político, alcalde y gobernador se entienden a todas margaritas, aunque esto no fue así siempre, vale ver los detalles que anteceden esta productiva relación.

Algún encanto tiene Apizaco que seduce a Mariano, al grado de presumirlo como lo mejorcito de la entidad y con él aplasta a plazas como la misma capital, no le aunque el particular origen tricolor del alcalde.

Esa ha de ser causa de fondo para planear la descentralización del aparato gubernamental, mirando hacia el municipio ombligo, portento comercial, sede alterna de la grilla y uno como mundo paralelo dentro de la geografía estatal con el nivel de vida propio del lugar al cual ha llegado una cantidad impresionante de nuevos vecinos.

Ayer martes, de gira por las tierras donde alguna vez brillaron los ferrocarriles -hoy son un gran recuerdo- el gobernador anunció la construcción de Ciudad Judicial, precisamente en una plaza con evidencias de un importante movimiento del crimen, por más negaciones al respecto y por más arrojar la pelota a los fuereños cuando aparece algún muertito o los polícías tienen alguna estruendosa persecución.

Y la danza de los millones para nuevas obras tiene su primera parada en Apizaco.

Y con esa sinergia, a muchos se les hace tarde para apuntar su nombre. Es amplia la lista, pero me llama en particular la atención el nombre de un González… Juan Antonio para ser precisos, por cierto hoy al frente de la delegación de la Secretaría de Gobernación en Puebla.

Pues ha de ser porque Apizaco es la tierra natal de Mariano, pero parece de los pocos lugares donde lo reciben bien, donde su popularidad se mantiene, donde toleran sus desplantes porque lo han visto desde que era el chamaco travieso que andaba tirando botes a los lecheros (a lado de su inseparable compañero de mil batallas, hoy un pródigo empresario periodístico), hasta convertirse en el exitoso empresario taurino, criador de ganado bravo y con el tiempo, coordinador de los esfuerzos de todos…

Hay que ver la química entre el mandamás y el alcalde apizaquense, Orlando Santacruz. Cierto, de distintos orígenes políticos pero con el compromiso de la tierra a flor de piel.

Ahí los ve, haciendo planes… tolerándose… midiendo el agua a los elotes, pero eso sí, decididos a no dejar títere con cabeza cuando se trata de aprovechar cuanto recurso o programa se puedan aprovechar.

No todo ha sido miel sobre hojuelas. Hubo momentos de harta hiel en los cuales entraba en conflicto el concepto de poder… ya sabe usted cuestiones territoriales.

Y sin embargo hoy, Apizaco acapara miradas por ser el destino consentido de quien finalmente tiene en su mano la pluma con la que firma cheques y respalda proyectos. Como podemos ver, no todo es un tango en el desempeño del apizaquense del momento.

Dilación con los notarios

Los plazos se cumplen y los libros no llegan.

No hablamos de libros y mochilas y demás útiles escolares, sino de los legajos de pergaminos donde se asientan cientos de transacciones realizadas ante notarios suplentes tras aquella suspensión registrada desde septiembre de 2011.

Ante las variaciones en los autos promovidos por los afectados, las fechas son dinstintas, pero algunas han vencido y no se ve acción, tal como se había ofrecido, luego que la justicia federal concedió diversos amparos a los afectados.

Ayer siete de agosto de 2012 algunas de esas fechas llegaron al límite. Y el ejecutivo entraría en desacato. Desde luego el riesgo de comprar un pleito de dimensiones catastróficas ante la decisión tomada por la autoridad federal.

Hay que estar atentos para ver los pormenores. Y conscientes que las fechas ya son historia.

Esto pudiera ser reflejo de una especie de novedosa etapa donde los números permitiesen la división del botín entre grupos. Con la debida precaución así lo veo. Los dos grupos en disputa se plantean ni ganar todo ni perder todo.

Me parece una interesante política de llegar a acuerdos respetando la fuerza de cada cual.

Pero nos encontramos en el limbo de las fechas. Pasado un poco más de tiempo podremos ver cómo se va hilvanando esto que parece ser el principio del prolongado conflicto entre los ortinotarios y los manchiabogados.

Reconocer errores

Conmueve el reconocimiento marianista de los errores cometidos por funcionarios de tercer nivel, como su vocero Raymundo Vega Crespo, en el errático manejo de sus diez informes regionales.

Yo creo que aquí cabe una investigación a fondo efectuada por el Órgano de Fiscalización Superior (OFS) porque con aquello de la duda surgida en torno al despacho con la cuchara grande de convenios a empresas o amigas o del mismo origen, casi estoy seguro que algo bien chueco irá apareciendo conforme se descorra el telón de estas anomalías.

El plazo para entregar libros a ortinotarios no tiene mañana, debe ser hoy, hoy, hoy…

.

En caso contrario el Ejecutivo estaría contra un incidente de inejecución de sentencia, atendido por la Corte, como el inútil precedente de un gobernador priísta a quien gusta desgastarse ante la más alta instancia.

Hoy martes siete de agosto es un día importante para el notariado tlaxcalteca. Se nota en dos momentos: la entrega de los correspondientes reportes a cargo de los notarios sustitutos -encargados de finiquitar las gestiones interrumpidas desde septiembre del año anterior- y también la entrega de los correspondientes libros para que al menos nueve de estos reinicien actividades.

Pasar el mandato de la justicia federal por el arco del triunfo como se hacía en tiempos del anterior consejero jurídico, sería auto infligirse serias heridas por parte del ejecutivo.

Completaría el cuadro de incidente de inejecución de sentencia, con una terrible responsabilidad del secretario de Gobierno, Noé Rodríguez, a quien parece haber afectado la sobreproducción de adrenalina, lo mismo para desafiar sentencias, que acariciar escenarios perversos en los que no aparece su inventor, a la sazón, el que lo maltrata.

En esto consistía llevar a la administración a una correcta conducción jurídica. Cumplir tiempos y acatar mandatos era el trabajo que el anterior no pudo hacer.

Sobre todo en momentos de apremio como el actual. Hoy vence el plazo otorgado por un juzgado de distrito. De no acatarse, la inejecución irá con entrega inmediata a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y se habrá sentado el precedente de una desgastante rebeldía de un gobernador priísta hacia un tema insuperable.

Es un día intenso, ni quien lo dude.

Bueno, hasta hay versiones en el sentido de posibles diálogos entre el mandatario en turno y su antecesor, sobre todo hoy, que las matahataris versión huasteca se pusieron de moda…

Lo real es que un problema nada simple como la disputa por dieciséis notarías (y su posible solución hoy mismo) podría detonar el tratamiento serio de un montón de pendientes que, fueron haciendo de esta una administración demasiado básica y afecta a los problemas y a las sanciones.
Si la confrontación iniciada en automático madurase en el reflexivo ejercicio a cargo de los nuevos valores del marianismo hay la posibilidad de mejores tiempos. Insisto, este asunto de los notarios pudiera detonarlos.

El otro lado de la moneda consta del deteriorado altorelieve confrontado ahora con instancias de riesgo para la misma permanencia del ejecutivo en cuestión.

Hay que ver los razonamientos válidos del PRD en un asunto que involucra el papel del Órgano de Fiscalización Superior (OFS) para condenar el uso de recursos públicos en la financiación de aquellos informes regionales, atípicos y fuera de protocolo… ilegales en consecuencia, cuyo tratamiento extremo pudiera configurar el primer juicio político al que se enfrente el priísta que con su llegada al poder prometía cambios de fondo, positivos claro.

Y de la especulativa comunicación entre Mariano y Ortiz, pudiera derivarse una etapa interesante, donde no estuviese vigente el toma todo o el pierde todo, como el la perinola, sino el conveniente reparto de un botín -fíjese nada más- en el cual el pueblo de Tlaxcala es el que en realidad pierde, pues los grupos políticos en dlisputa, hasta nos causan emoción por el papelazo alcanzado.

Más pendientes como el de los notarios aguardan un tratamiento menos apegado a intereses de corto plazo y de grupo político.

Deben ser vistos, no como el legado indeseable del anterior régimen, sino como el cajón de difunto que sostenido por dos… pesa menos.

De la solución del problema de notarios, a la conclusión de la Plaza Bicentenario, de la Central de Abasto y de otros proyectos no menos importantes como el Puerto Seco, por el rumbo de Atlangatepec, dejarían de ser el pleito sin solución entre dos voluntades necias.

El gran error del PRI

Vale la pena el análisis de Federico Berrueto en Milenio (http://www.milenio.com/cdb/doc/impreso/9155123) que explica a detalle la tragedia electoral ocasionada por la parcial configuración de alianzas, con el Partido Verde y con el PANAL, de cuyas diferencias sobrevino la anulación de más de millón y medio de votos.

Dice el autor de este análisis: «Si la dirigencia nacional del PRI hubiera suscrito acuerdo con el PVEM y el Panal, como fue su primera intención, el tricolor hubiera sido la primera fuerza en Baja California en lugar de la tercera y Tlaxcala tendría Senador del PRI».

En esa misma dinámica, también hubiera ingresado un Senador más de representación proporcional y el PRI habría ganado la elección de Senadores en Aguascalientes, Coahuila, Morelos, Querétaro, Tamaulipas y Yucatán.

«El hecho no solo tiene qué ver con la representación política de los estados, también con un asunto fundamental para el futuro del país y del gobierno de Peña Nieto: la mayoría absoluta en las cámaras».

El valor de la familia (González) y el pachangón del sábado: ¡la dinastía!

.

Entre copitas y mixiotes, entre paliacates naranjas, rojos y azules y bendiciones obispales, se reunió la parentela del señor gobernador (todavía no enseñan los recibos de pago por el uso de las instalaciones públicas)

Ah qué rico. Luego del arrocito rojo, los mixiotes de carnero y los tremendos pulques, vino lo que muchos invitados aguardaban: el discurso del González del momento, todo un mandamás hecho y derecho. Creo que ni la presentación del árbol genealógico fue tan polémico como el mensaje de Mariano.

Habló de los valores familiares, de cómo los inculcó a sus dos chamacos (aunque ya ve usté… son tan rebeldes, sobre todo el muchacho, y cómo no… travieso como su pá, incluso hasta intentó ser un destacado matador de toros) y, entonces aprovechó para recomendar a todas las familias presentes verse en ese espejo de unión y solidaridad, chance y algún día alcancen la felicidad plena, como ya lo hizo el del micrófono…

Me conmovió de aquél mensaje aquello de que ya le intelige a la cuestión esta de las redes sociales (no como antes que ni la computadora sabía encender); antes habló de su capacidad de diálogo y el trato personal a las gentes como únicos caminos para tener éxito.

Ahora, aquí entre nos no había mejor oportunidad para apantallar a la parentela. Así que sacó sus palabras domingueras y como que generó confusión pues no se sabía si el rollo era para presumir que ya sabe usar el mail -y hasta una cuenta se acaba de crear el solito- o se refería a una iniciativa que ha de mandar a los señores esos complicados que tienen sus oficinas en Allende número 31, para que la analicen y para que la voten.

Al final con tanta complejidad, la parentela dividió opiniones. Unos aplaudieron la intervención marianista y otros guardaron silencio (ora, no crea usted que fue por falta de liderazgo con sus mismos parientes, aunque mirándolo bien… pero no, lo que pasa es que unos venían cansados y a otros les andaban cobrando los 300 varos de la comida, porque ya sabe usted, después es un lío para andarles exigiendo el pago).

Y como dice el más principal del fandango, la historia de esta familia se tiene que contar a través de textos bajo las premisas de: conocerse es un deber. Investigar su historia también es un deber. Luego entonces, nada de que los boletos se queden a deber… bueno por ahí va no cree usted?

Antes y después de esta formidable cita el desempeño de Tlaxcala ha sido el mismo. Los problemas, cada vez más agudizados. Pero nadie nos podrá negar que aunque sea a una pequeña porción de tlaxcaltecas nos ha interesado conocer a la dinastía González de Silva Fernández de la Horta.

Claro, nunca va a faltar el opuesto, el que nomás anda diciendo que no, que el tejido social esta bien roto y que esto no aporta gran cosa a la recuperación, pero yo creo que puede ser porque no lo invitaron a la gran Gonzalada, a la gran foto en la plaza de toros y a inscribir sus nombres en letras de oro en los anales de esta segunda reunión familiar (la primera fue en 2007).

Enhorabuena a cada miembro de la dinastía.

Un reconocimiento por sus valores familiares, y votos porque sean legítimos. Coscorrón a los que se andan portando mal… ahí de deshonestos, rabos verdes u ojialegres afectos lo mismo al table que al chip&dale. Y muchos deseos porque después de cumplir como ciudadanos de bien -sobre todo el que tiene la gran encomienda de gobernar a su estado- pues se den tiempo para estas fiestas re lindas, donde nunca falta la parienta que echa habladas o el sobrino al que se le suben las copitas.

Ya saben, el estado espera.

Cuando quieran eh. Al fin adamos rete bien…

Nos vemos en la próxima reunión de la dinastía.

No olviden sus paliacates. Camisa Blanca con un distintivo ( paliacate o mascada): Rojo,1ª Rama, Mariano

Gonzalez y Ma Cresencia Muñoz. Azul 2da Rama, Maria Antonio Gonzalez y Jose Guadalupe Lucio

Muñoz. Naranja,Tercera Rama: Dolores Gonzalez y Jose Maria Galindo; Verde, Cuarta Rama: Jose

Gonzalez y Rosa Lopez. Amarillo, Quinta Rama: Maria de Jesus Gonzalez y Francisco Merchan.

Quique Padilla, de mal en peor

Además de tronar como ejote en la elección del pasado uno de julio, el ¿priísta? Enrique Padilla Sánchez, arrastra graves pendientes a su paso por la dirección general del Colegio de Bachilleres de Tlaxcala.

Dicen que puede ser un mensaje a su inventora y protectora, Beatriz Paredes Rangel, gracias a cuya necedad, el señor Mariano tuvo que hacer a Quique candidato a diputado federal por el segundo distrito.

Pero gracias a su modorra para la campaña, y a la creencia que por ser bien parecido (ejem) como su tocayo Peña Nieto, entonces las seños iban a votar de forma masiva por él. Y sí, logró una mayoría, pero en contra.

Pues ahora, con ese mal sabor de boca al conocido político don iguano, se le pasó el tiempo para responder al proceso OFS/DAPEOA/0105/2012, del Órgano de Fiscalización, que le dio hasta el pasado marzo para aclarar desde adquisición chueca de combustibles, pagos irregulares al personal, liquidaciones por las mismas y otras gracias, solo posibles a conductas perversas y ciertamente corruptas.

Mire que tras la derrota electoral, tener que enfrentarse a esta bola de madrazos, ni su madrina doña Bety lo va a poder evitar.

Dicen las malas lenguas que así como al ex gobernador panista lo tienen en la mira y no han de parar hasta verlo tras las rejas, al mero mero de Tlaxcala le anda por hacer lo mismo con algún priísta ajeno a su grupo, ya sabe usted para poner quieta a la bola de revoltosos del partido que andan ahí protestando porque en la campaña les rasuró sus prerrogativas y de plano los dejó morir solos a la hora de la verdad.

Salió el peine en el PAN

Adolfo Escobar Jardinez y su intachable trayectoria por el PAN (o yea) viene siendo como el coco que se opone a la llegada de Adriana Dávila Fernández, a la secretaría general.

El ex secretario de Gobierno y actual diputado local rechaza, sin embargo que sea él el personaje idóneo para ocupar dicho cargo.

En otras palabras, esta es la despedida de un panista que llegó a ser autoridad de primer nivel en la étapa de bonanza de su partido, cuando hubo un mecenas que los metió en la onda esta del poder, pues antes no pasaban de ser una oposición bien débil (lugar al que finalmente retornaron).

Ni siquiera es sugerir que Adolfo sea como un cero a la izquierda, sino poner el dedo en la llaga del conflicto permanente que, por los odios inexplicables de quienes disputan el control y los centavos de lo que queda de su partido, este se encuentra destinado a desaparecer.

Su malquerencia se funda en sentirse con derecho a palomear las candidaturas y si se puede, a seguirle metiendo mano a las delegaciones federales… digo, si el nuevo régimen aparentemente peñanietista se los permite.

Ah qué ganas de seguir pegados a la ubre.