[xyz_lbx_default_code]

Archiv para julio, 2012

Imbatible record de denuncias motivadas por la conducta del marianismo

.

Lo malo es que, para superar tantas acusaciones hace falta un régimen autoritario y aplastante. Lo peor es que la misma moneda le aguarda con el peñanietismo, pragmático y dependiente de la estadística… como Fox.

Pasar a la ley por el arco del triunfo se hace, para infortunio de todos, afición del marianismo. Y bajo el supuesto de encarnar a la propia norma hay, en lo que va del régimen un interesante acumulado de faltas; unas más escandalosas que otras.

La lista es amplia. Y podríamos comenzar por la denuncia presentada por el PRD ante el Instituto Federal Electoral (IFE), cuyos consejeros se aplican a fondo para fijar la multa motivada por aquellos raros, improductivos y extraordinarios informes regionales, en los cuales por cierto, nada se informaba como en cambio sí se daba rienda suelta a la loa sin causa fundada.

Ya ve usted la pena que carga la familia de Leslie Luna Morales, despojada del sitio donde solían vivir, y de los bienes en su interior, en un grave esquema de impunidad.

Nos dicen que sobre los hombros del secretario de Obras se halla la responsabilidad de pagar una millonada (más de 300 mdp y lo que se ha acumulado) a una filial de Cemex, constructora de la Central de Abasto en Xaltoncan.

Hay fallos judiciales muy delicados pero un caso nulo a esa urgencia, bajo la idea de no pagar un centavo al reclamante, por más órdenes de la justicia federal en ese sentido.

Con el riesgo de caer en desacato a una orden de la justicia federal se encuentra la maniobra dilatoria para reinstalar a la mayoría de notarios orticistas, los cuales se defienden como bestias acorraladas pero no ven claro por más sentencias favorables tienen de aquél lío ocasionado por la náusea que le motivan al mandatario estatal.

A veces creo que en sus fobias flota un ámbito racista.

Y lo mismo pasa en el tribunal laboral.

Como se lo comentaba al principio, está de moda el deporte de pasar a la ley por el aro de la impunidad.

Y como no han transcurrido dos años de gobierno, imagino lo que se avecina con esta autoridad, aficionada a colocar diagonales cada media docena de violaciones.

Salvo una política autoritaria y aplastante no veo manera de soportar este “ritmo de trabajo”.

Compañeros del mismo dolor

Pero advirtamos que el sexenio por comenzar nos presenta a un copetón con resentimiento de sobra como para aplicar generosas dosis de un autoritarismo semejante, para apachurrar a estos gobiernos problemáticos, estorbosos y molestos para el partido.

Es más, al haber en Tlaxcala un registro non por cuanto a perder casi todo en la elección, hay motivos de sobra al peñanietismo para llamar a este extraño régimen a alinearse por la derecha o atenerse a las consecuencias.

En una especie de sobreactuación del marianismo, las acciones básicas que deberían coronar al priísmo de vuelta a palacio, ha fracasado cuanto proyecto se ha iniciado en ese sentido.

En otras palabras, para Peña Nieto y su eventual presidencia repudiada, no hay gobierno menos confiable que el encabezado por don Mariano González Zarur.

Y con el record de denuncias, tropiezos y fracasos en contra, no han de ser mejores los tiempos por venir.

A este desolador esquema le aguarda una nueva prueba en la elección intermedia. Dicen que esta si va a ser la buena. Lo malo es que no se sabe si el concepto de bueno aplica al partido en el poder o a su adversario.

Secoduvi

Puede que sea verdad lo que crece como bola de nieve en los dominios del piromaníaco Romano. Nos aseguran que ya no firma los documentos, pero eso está por verse, porque como debe usted saber, la brutal comisión de 3X8 nada más existe en esta escandalosa oficina.

Lo más gracioso es el reparto de esos tres ochos. Un ocho para los mandos superiores. Un ocho pa’cá… y el restante ocho… pos también (jeje).

Lorena, el enemigo creado por Mariano para regular su conducta ingobernable

.

De qué manera volverá a ver a los pobres como la despreciable capa social a la cual nomás le da por pedir, si ahora tienen a quien recurrir.

Pues Lorena Cuéllar y su muy anticipada campaña a gobernadora, disponen de tiempo suficiente para actualizar el espectáculo ochentero encabezado por la nostálgica Arianna. Ya ha de estar en fila Napoleón, para completar su mancuerna de cantantes de cabecera.

Pero aún con ese espectáculo retro, la Cuéllar consiguió mantener encendida la veladora en el altar de una buena cantidad de seguidores, a los cuales aprovechó para decirles que el PRI ya es un recuerdo en su carrera.

Ahí estuvo Lola Padierna, la secretaria general del PRD, a quien no deja de sorprender lo valioso de su adquisición desde el ámbito electoral. Ni mandada a hacer… la hoy senadora electa por Tlaxcala cayó en blandito con esta izquierda que no quita el dedo del renglón en su reclamo por el cínico fraude mediante el cual no nos va a quedar otra que aceptar en Los Pinos al Presidente de la ignorancia.

Lorena y su sueño de convertirse en la Evita Perón del Altiplano de México, asistiendo a los viejecitos (una de sus más efectivas estrategias de promoción), haciendo lo mismo con los niños pobres y las mamás solteras, y las personas con alguna discapacidad.

Como puede usted ver, la clientela es amplia.

Además de ser un golpe en pleno rostro al gobernador Mariano y sus frustrados intentos por sepultar la carrera política de quien hoy es su declarada adversaria, hay un personaje más a quien las circunstancias obligan a aplicarse a fondo: Mariana González Foullón, la presidenta honoraria del DIF a quien la pasada elección dejó el reto más serio de su carrera falta de inspiración.

Sin proponérselo tiene ahora una gran competencia: la senadora Cisneros a quien le falta tiempo para meterse en el ánimo de los tlaxcaltecas.

Es una tremenda cuña para que el gobierno marianista se ponga a trabajar. Y deje de lado el conflicto. Y deje de culpar a todos por su falta de éxito.

Joaquín, obligado retiro

Sería lo mejor. Como torero aficionado que es, sabe de los tiempos que ha de darse al bicho.

Hay evidencias de sobra que lo llaman del otro lado de las tablas. Su protagonismo se apaga. Ha llegado el tiempo de vivir una vejez digna. Es cruel, pero el cambio generacional hace lágrimas entre los políticos.

Pero en este mundo aparte de las familias millonarias por herencia, queda claro que puede legarse el poder y los bienes, pero el talento… ese no sabes en manos de quién va a quedar.

Ojalá quien hoy toma el micrófono incluso para propagar su desafinación pudiera alcanzar la felicidad completa. Pero no. Hay razones de mucho peso que ha de llevar en lo más profundo de su corazón.

Mariano… para que la cuña apriete

Números alegres de la secretaria de Desarrollo Económico, cacarean un crecimiento promedio de cinco por ciento en la más reciente lectura del INEGI.

Y yo le pregunto a usted. ¿siente su familia los beneficios de ese presunto crecimiento económico?

Teniendo Mariano el gran reto de aminorar el impacto social de la senadora esta incómoda de Lorena, su política hacia “el tejido roto”, tiene que modificarse así de pronto.

No habrá más opción que dominar a esos demonios internos, por meses apoderados de cada acto, de cada frase pronunciada, de cada desplante hecho.

Llegó el coco, mejor dicho, la coca, y el lobo estepario tendrá que aprender a socializar pues el estilo de hombre maduro, raposo, que fuma cigarrillos sin filtro (bueno en realidad no lo hace… no debe) y que consume el licor más fuerte (tampoco), pasó de moda, como no ha ocurrido con la trilogía de Batman.

¿Qué veremos?… el mismo enfrentamiento que culminó en tragedia para el PRI, o un mandatario consciente que sus fuerzas flaquean de tanto rencor acumulado, al grado que no tiene más opción que modificar sus formas esquizofrénicas.

Lo segundo es más productivo.

Significa madurez, esa que no se alcanza con el paso de los años (al menos en casos como el del señor que nos gobierna).

No tiene opción.

Él mismo generó al enemigo que le hacía falta para detener su conducta ingobernable.

De otra manera no puede funcionar.

Criminales agobian al tejido social… la autoridad, en un mundo paralelo

.

Según el seretario técnico del Consejo de Seguridad, Benito Hernández, aquí en el estado vivimos tranquilisisísimos… su humor es intolerante.

La negación reiterada del agobio padecido por ricos y pobres en Tlaxcala, ubica a las autoridades en un mundo paralelo, donde los criminales no existen, y en los remotos casos en los cuales negarlos sería ofensivo, entonces nos enfrentamos -dicen los jefes de la seguridad- a fuereños que, “circunstancialmente vinieron aquí a cometer sus fechorías”.

Su problema es presupuestal.

Y por no alzar la voz, temerosos que los corran, entonces inventan historias inverosímiles… cuentos chinos que contrastan con las versiones de las víctimas, a quienes la cultura de la denuncia va en caída libre porque a resumidas cuentas da lo mismo enterar o no hacerlo, de su sufrimiento a los responsables de cuidar la integridad y el patrimonio de los tlaxcaltecas.

Atribuir los males del estado a gentes de fuera, dilapida en voz de los funcionarios el acentuado amor que sentimos por la patria chica.

Se trata de exacerbar una especie de chauvinismo aislante -¿se acuerda de la isla beatricista de la fantasía?- y de culpar a los medios de comunicación de infundir miedo a las masas, pues si muchos no supieran de la desgracia de otros, realmente viviríamos bajo el manto de esa, “altísima tranquilidad” a la que alude el secretario técnico del Consejo Estatal de Seguridad Pública, Benito Hernández Fernández.

Sabemos de la pésima condición de los equipos con los que se apoya la inteligencia del gobierno. De las preferencias de Hernández por privilegiar asuntos de carácter partidista, pero asumiendo actuaciones que nos harían pensar en un preocupado y aplicado funcionario. Y eso no es cierto.

A la procuradora Alicia Fragoso Sánchez, también la agobia la falta de presupuesto. Lo pudimos ver con el titubeante y errático operativo de ministeriales para rescatar a una mujer de la turba en El Carmen Aztama.

Si el equipo humano de esa institución tuviese capacitación constante y los recursos necesarios para actuar en casos como el descrito, no se habría dado la tremenda y escandalosa golpiza a uno de ellos, en imágenes que le han dado la vuelta al mundo, exhibiendo la barbarie de esta provincia mexicana, donde a las autoridades, o les falta compromiso o les sobra ineficiencia.

El secretario de Seguridad Pública, Orlando May Zaragoza, oscila entre el ideal castrense para formar a sus batallones de policías preventivos y la pobreza desbordada de ellos, en su mayoría empleados en otros trabajos que les permitan sortear el hambre y los inacabables gastos para sostener a su familia.

Los valores infundidos por May Zaragoza, no quitan el hambre a sus elementos.

Entonces, hace lo que puede con lo que le dieron.

Igual que Fragoso Sánchez, igual que Benito Hernández y su señorial flema, igual que el secretario de gobierno Noé Rodríguez Roldán y el conformismo que lo copa, como le ocurre a sus sienes y zonas aledañas, con ese encanecimiento que debiera demostrar sapiencia… debiera.

Así que en este sistema no se hace lo que se debe, sino lo que se puede.

Pero al hablarlo con el tejido social -roto- los funcionarios intentan jugar sus índices en las encías de aquél.

Y, ¿sabe?, ese tejido social roto ya está harto de semejantes demostraciones.

Por eso, el trato duro de la abuela -matriarca de la comunidad española hacia el coordinador de los esfuerzos de todos.

Gobernar no es vociferar.

Ni justificar.

Menos simular que las cosas van viento en popa, sabiendo de los huecos a través de los cuales nos hundimos.

Hay crimen organizado en Tlaxcala.

Las autoridades lo tienen que asumir.

Y no disponen de más opción que enfrentarlo, encarcelar a los criminales y sentenciarlos.

Pero, si se pasan la vida platicando que la criminalidad es circunstancial en la isla que habitamos, lo mejor sería que cambiasen su trabajo.

¿Qué tal montando una obra del teatro del absurdo?… o de humor negro.

Ah, ya sé, nuestra sugerencia podría ser la venta de pensamientos positivos a través de hot line, así como lo hacen los bodrios de Televisa, dedicados a adivinar el futuro.

Happy birthday

Para finalizar, le cuento que el miércoles de esta semana un grupo de priistas invitó a Mariano González Aguirre a una comida de agradecimiento por el trabajo realizado en los pasados comicios, sin embargo la reunión era una fiesta sorpresa por el cumpleaños del hijo del gobernador.

La reunión que se llevó a cabo por el rumbo de la PGJE no sólo fue aprovechada para celebrar el cumpleaños número 28 de Mariano González, sino que además para pedirle su intervención para que en las elecciones locales del próximo año no se cometan los errores que se tuvieron en los pasados comicios respecto a la designación de candidatos y la falta de apoyo económico para movilizar a sus seguidores.

Fue entonces que los priistas animados por el festejo del cumpleañero lanzaron el grito de guerra. En 2013 viene la revancha y ganaremos todo. Salud.

Reconoce Obispo papel de la autoridad para apaciguar a Aztama… pero no oculta resistencias

.

En un mensaje ambiguo, Moreno Barrón, agradeció a las autoridades su intervención para calmar a sus feligreses en El Carmen Aztama, pero los alienta a los juicios sumarios, llamando a la condena de los delitos y no a la denuncia de ellos.

De aquél episodio de ira colectiva que puso en riesgo en la comunidad de El Carmen Aztama, la vida de una presunta ladrona sacrílega y, la de los policías ministeriales que le rescataron de la turba, hoy hay una especie de cruda moral, también colectiva… hoy, el temor a ser aprehendidos por el abuso cometido usando una causa religiosa, llevó al pueblo entero a resguardarse en sus casas.

Las calles, sede del juicio sumario que salió de control, quedaron sin gente.

La tragedia se asomó a causa de unos aretes hurtados en el templo a la imagen de la virgen de El Carmen.

Desde Santiago Tetla, el obispo Francisco Moreno Barrón, aprovechó ayer miércoles el micrófono para lamentar los hechos en Aztama, según lo consigna información de El Sol de Tlaxcala.

Su mensaje sin embargo se dio en un marco de ambigüedad: “todo atentado contra las imágenes, objetos de arte sacro y los mismos espacios santos hay que condenarlos quien quiera que lo haga y en cualquier condición, cuando se dan estos hechos hay que someterlos a la autoridad correspondiente de tal manera que la comunidad nunca se haga justicia por su propia mano”.

El llamado a la condena y no a la denuncia podría mostrar el beneplácito de los juicios sumarios.

No debemos olvidar que los templos son una propiedad de la nación. Así que el concepto patrimonial infundido a una feligresía dispuesta en todo momento a aplicar castigos ejemplares a ladrones con cierta elevosía, nunca dejará de ser un delito que pone cosas materiales por encima de la vida humana.

Es muy cierto que verdaderas bandas de traficantes de piezas antiguas, muchas veces veneradas en los templos, se mantienen a la expectativa para sustraer a la primera distracción estatuillas, cálices u óleos de gran valor.

He ahí donde debe intervenir la Procuraduría General de la República, como garante del patrimonio federal, y valerse de las policías preventivas locales para hacer un equipo robusto, capaz de enfrentar a las mafias de traficantes, por cierto no en pocas ocasiones integradas por sacerdotes.

En eso debe invertir la autoridad.

Tenemos el caso de la basílica de Nuestra Señora de Ocotlán, donde una serie de robos obligó a las autoridades a colocar cámaras de seguridad. Desde entonces los robos desaparecieron.

La entusiasta participación de los feligreses y su gran capacidad para reunir cantidades importantes por concepto de limosnas, debería destinarse a la adquisición de este tipo de equipos, para resguardo de ese valioso patrimonio.

Pero el dinero tiene destinos marcados, sobre todo durante las fiestas patronales, en las cuales el Obispo Moreno Barrón encabeza actos litúrgicos para realizar confirmaciones.

Las talegas de dinero se dirigen a la diócesis. ¿Para qué?, ¿acaso el ritmo de vida de sus integrantes demanda tal cantidad de efectivo?

¿Ese dinero regresa de alguna manera al pueblo que lo reunió? Sí… en forma de indulgencias.

Las indulgencias no detienen a los ladrones de arte sacro.

Es claro que todos deben poner de su parte.

Los mayordomos tienen la oportunidad de organizar con un mayor humanismo las celebraciones, eliminando costosos riesgos como los cohetones y los ríos de ron corriente. Mire que todo templo puede tener un eficaz sistema de vigilancia, conectado a la PGR y a la Secretaría de Seguridad Pública.

Entonces, la tranquilidad será plena.

Aunque los lujos purpúreos habrán de tener ciertos sacrificios, emulando la humildad de ese Dios que es su inspiración.

Creo que monseñor Moreno Barrón, antes de incitar su nutrida feligresía a la condena automática de los robos sacros, debe pensar en esos niños, muchos niños, que presenciaron la descontrolada euforia hecha un acto de violencia masiva.

Esas pequeñas conciencias deberían ser su prioridad, para iluminarlas con un ejemplo que a todos nos cauce admiración.

Se trata de un principio de orden.

La crisis del PAN

Duele la frustración de la militancia panista ante los intereses de quienes disputan la secretaría general de su partido. Nada tiene que ver el estatuto albiazul con los apetitos voraces de Adriana Dávila, por apoderarse del instituto, y de Sergio González Hernández, por no permitirlo.

Y mientras el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) ha visto esta crisis y no descarta nombrar a un delegado especial para sancionar el proceso de elección de candidatos a alcaldías y diputaciones locales, Dávila y González, no desperdician la oportunidad para hacerse daño.

Aliados ayer y enemigos hoy, demuestran su ausencia de principios.

Los mueve el interés, de seguir regenteando delegaciones y de tener manga ancha a la hora de palomear candidaturas. Eso suele ser productivo… todo tiene un costo, ¿qué quieres, ser diputado, alcalde?… te cuesta tanto.

Esa conducta tiene que ver con el pragmatismo tan de moda en el calderonismo.

No importan los medios, en cambio sí el fin. Así que nadie se avergüence por las atrocidades cometidas a nombre del PAN, pero con la particularidad de una causa… el adrianismo.

La intervención del CEN es lo mejor.

El apetito de Adriana es insaciable. Su calidad de nueva rica gracias al sistema que encabezó el michoacano, requiere seguir con el elevado ritmo de vida adquirido.

De lo contrario, su desempeño no tendría la menor gracia. Al menos así lo contempla.

Los consejeros nacionales del partido estarán en Puebla, en los trabajos que encabeza al líder nacional Madero.

Se trata de posponer la asamblea para la toma de decisiones, más allá de la partida de Felipe Calderón, es decir, por ahí de diciembre, y no con la proximidad que se manejaba.

Veremos de qué manera se conserva algo del partido que llegó a ser gobierno en Tlaxcala, pero hoy, hundido en la tercera posición.

Ahí la llevan.

Pueden seguir descendiendo. De eso se encarga la nueva rica.

Exigen seguridad familias españolas en reunión con Mariano; luego, ¡le piden retirarse!

.

Se escuchó el siseo de la matriarca al dirigirse al invitado: “hágame favor de salir de mi casa”; el invitado no aguantó la urgencia de, ponerse a trabajar, y tampoco las comparaciones con su antecesor.

Sucedió el pasado miércoles

Nos dicen que tras el atraco a una de las plantas chiautempenses productoras de tilmas, cobijas y cobertores, la comunidad española acordaría girar una atenta invitación al gobernador de Tlaxcala, Mariano González Zarur, para instarlo a ensanchar las capacidades de su administración, pues no se puede vivir en medio de la angustia.

Me parece que la empresa afectada sería Manofil y, como le decía, las familias de propietarios de estas factorías recibieron cálidamente al coordinador de los esfuerzos de todos…

Y con la confianza a la que suele llegarse en este tipo de reuniones, con semejante invitado, comenzaron las quejas y las sugerencias, debido a la amenaza latente de extorsiones, secuestros, robos y asesinatos.

La respuesta se tornaba dentro del parámetro esperado… he puesto mi esfuerzo… no me presionen de esta forma… a veces le pierdo la fe a mis colaboradores…

Más o menos así habrían sido las respuestas, dicen los que asistieron.

Sin darse cuenta, el ambiente se caldeaba, sobre todo cuando una de las respuestas, primero ocasionaría un silencio y luego… ya verá…

– “En lugar de tanto reclamo, díganme qué hago, pues yo ya me desgasté”

Y vendría , según nos platican, un clamor general entre la concurrencia: “pues ya póngase a trabajar”.

El ambiente, decía, se hizo denso.

El invitado comenzaba a pasar del estado amable al incipiente colérico que tan recurrente le es.

En eso andaban cuando el tono sereno e impasible de la abuela -yo diría, una de las matriarcas de esa comunidad- sin el menor rubor, sin el mínimo asomo de culto a quien tenía enfrente, pronunciaría en forma muy clara y con el siseo que ameritaba el haber dejado a medias la fabada y demás viandas que aguardaban en la mesa.

“Hágame favor de salir de mi casa…”

Y quien recibió la orden… se fue.

Otra fuente, también nos dice que el malestar del invitado se dio cuando en confianza, varias voces hicieron comparaciones entre lo que en ese momento veían como una errática administración en ciernes, y lo conseguido por su antecesor.

La molestia del invitado fue suprema.

Entonces vino aquello que ya le expuse aquí arribita: “Hágame favor de salir de mi casa…”

¡Zaz!

Obispo, responsable solidario en caso Aztama

Tras la ira colectiva suscitada ayer en El Carmen Aztama -como en otras comunidades tlaxcaltecas, y del país- hay una grave responsabilidad de las autoridades.

Para nadie es ajeno el creciente rencor social, generado por la pobreza, por la inseguridad, por la crisis económica y, por si fuera poco, por autoridades civiles corruptas, autoritarias y mentirosas.

Entonces, entre la gente hay una potencial ira, que detona al toque de las campanas como si viviéramos en la edad media, y justifica en la fe el inexplicable placer colectivo de descarnar cuerpos de presuntos ladrones sacrílegos.

Y en el caos, cada quien mira a través de cristales de muy difícil comprensión.

Si la autoridad civil tiene gran culpa, la eclesiástica y su perversa capacidad para dosificar la llave con la que activa a la masa violenta y luego no la puede detener, no puede ni debe ocultarse en las mullidas butacas de una curia a la cual anima demostrar su influencia al gobierno.

Cada cual cobra sus pasivos. En la magnífica foto de Cesar Rodríguez (El Sol de Tlaxcala) se observa la saña con la cual varios sujetos golpean a un agente ministerial. El momento capta a un hombre robusto, calvo y con el atuendo propio de quienes han regresado de los Estados Unidos.

¿Es justa esta golpiza utilizando el nombre de la virgen de El Carmen (Aztama)?

Creo que no. A la virgen y el robo del que fue objeto, se le usó para descargar una ira contenida por años, según puede apreciarse por el odio manifiesto.

Ante estas muestras de barbarie, el vocero de la Iglesia Católica, Cristobal Gaspariano Tela, concluye con la siguiente tesis: así lo pagan quienes atentan contra la fe de los católicos.

La Iglesia Católica tiene que actualizarse. El obispo, Francisco Moreno Barrón, es responsable solidario y debe, como el jerarca de fe que es, proponer un nuevo pacto con su feligresía: “nadie, por muy devoto puede violar la ley”.

Nada tiene que ver la doctrina católica, con la desmedida inclinación por la fiesta, muy particular, donde corren galones de ron barato y se hace el gasto a las cervecerías, donde a contrapelo de la autoridad, se queman cohetones, aunque muchas veces cobren la vida de inocentes o los mutilen, en honor a un culto que un verdadero líder espiritual no debería pasar por alto, gustoso por cierto, ante las talegas repletas de limosnas.

Lo más doloroso de este evento violento es la presencia de niños en la primera fila.

Es el tiempo de su formación. Ver a un paisano suyo dando puntapiés a un agente ministerial no lo podrá olvidar. Escuchar del tumulto que la ira se justifica porque una presunta ladrona sustrajo joyas a las que se atribuyen poderes milagrosos, requiere una inmediata atención psicológica pues su futuro no debería construirse sobre estos raros afectos materiales, sustituyendo valores como la honestidad y su derecho al conocimiento.

Esperamos ese nuevo pacto, de condena a la violencia y de dar a las autoridades su lugar.

Nos impresiona el poder de las campanas. Llaman a la misa, doblan por la muerte de alguien, celebran la pascua, pero también convocan a los feligreses en medio de una peligrosa incertidumbre, pues la urgencia de repiques a horas extraordinarias es tan efectiva como las alarmas que se adelantan a los sismos o que alertan por la presencia de fuego.

Aquí es donde cabe la inteligencia del gobierno. No como extensiones de un autoritarismo inútil. Y menos como miserables peticionarios del voto, eso es humillante y vergonzoso.

Su labor es el análisis permanente y profundo para asomarse a la complejidad de cada pueblo.

Mire que las cámaras instaladas en templos que albergan tesoros de gran valor estimativo, de creencia y hasta económico, se toman como gesto atento de una autoridad preocupada por resguardar semejante patrimonio.

Pero si el dinero se malgasta, inexorablemente se da el rencor social y se manifiesta con golpizas como la recibida por el agente ministerial, por cierto fuera de peligro y si acaso con magulladuras en todo su cuerpo por el castigo recibido al conformar un torpe operativo para rescatar a la presunta ladrona sacrílega, acción en la que los comandantes desenfundaron sus armas y las apuntaron a la gente.

Peor escenario no hay, se lo aseguro.

Constructora daría tremanda comisión a Secoduvi por pavimentacción que, se desmorona

.

A la deficiente intervención del constructor del sexenio, se suma el atropello al que se somete a una población incapaz de ser escuchada, con sus caminos interrumpidos y hoy, decepcionados por la pésima calidad de las cacareadas reparaciones.

Vértice es el nombre de la constructora que en presunto contubernio con la Secretaría de Obras de Tlaxcala (Secoduvi) usa materiales inadecuados y en cantidades insuficientes. El desastroso resultado puede verse en obras como el reencarpetamiento de la carretera que comunica a Santa Inés Tecuexcomac y Santa Justina Ecatepec, en Ixtacuixtla.

Casi seis millones de pesos costó la obra. Personal de Secoduvi la cerró, no dio alternativas a los vecinos y, a la voz de abre vereda por donde puedas, tapó por meses los accesos con maquinaria pesada, según una nota del periódico El Sol de Tlaxcala.

Vértice tiene mucho que explicar porque su trabajo presenta evidentes fallas, a las cuales -según trabajadores de esa firma- se pudo haber evitado mediante la compactación y nuevos niveles de los tramos más deteriorados. Sólo así se evitan los consabidos encharcamientos que, hoy muestran el grave deterioro de una obra cara por donde se le quiera ver.

Vértice podría ser alguna de las firmas de reciente creación, sometidas al tradicional 8 por 3.

¿Qué significa esto?

Existen evidencias y testimonios del presunto cobro de una comisión que podría llegar al 24 por ciento.

Abundamos: un ocho por ciento del total presupuestado iría a mandos superiores (usted sabe, esto del gobierno es un negocio y hay que cumplir con los jefes); el otro ocho se quedaría con don Robert (Romano, sí, el titular de Secoduvi); ah, y el restante ocho… ¡también!.

¿Sabe?, un político pobre es un pobre político.

De ello está muy bien enterado mister Romano. Y dispuesto a ahuyentar a toda costa al fantasma de la miseria. Sí señor, este es un sistema de jauja… la abundancia sobre las miserias que significan administrar el recurso con un mínimo de honestidad.

Las marranadas (perdón por la expresión, pero se trata de un término ingenieril) permitidas por la Secoduvi hicieron que el presidente de Tepetitla, Pánfilo Pérez, pusiese el grito en el cielo, pues a su vez tiene sobre sí la presión de sus gobernados, dispuestos a torcer el rabo al responsable de haberlos engañado con semejante saña.

Por cierto, el gobierno estatal dispone de un área encargada de investigar este tipo de, “marranadas”. Claro, es la Secretaría de la Función Pública, a cargo de un titular que parece un cerillo… así de rápido se enciende, es bravo y delicado… implacable con sus enemigos (hasta dicen que hay antecedentes… delicados).

Pues esa instancia debería intervenir de inmediato para sancionar al responsable de la merma bajo la norma 8 X 4, atribuida al secretario a quien sus íntimos conocen como el chavo del ocho (por cuatro).

Si somos un poco más perspicaces, caeremos en la cuenta de que la conducta de el secretario, “chavo del ocho” tiene algo de amañada en otros temas (no nada más en la carretera de Tepetitla).

Tenga usted presente este dato: 50 millones de pesos en butacas y demás enseres de la Plaza Bicentenario se están pudriendo en bodegas de la Secoduvi. ¿Que hace la SFP?… hasta ahora nada.

El propio edificio de la Plaza Bicentenario ha sido presuntamente saqueado en su interior, bajo una táctica hormiga.

Así que no continuar esa obra mezcla el interés de algún particular, beneficiado con el latrocinio, y la inflexibilidad política del gobierno hacia su adversario, autor de dicha obra.

Lo que no entiendo es la pasividad de la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UAT) para reclamar el bien sobre el cual tiene potestad mediante el comodato asignado por el gobierno anterior.

A estas alturas, gobierno y universidad pecan de pasivos en la reactivación de una obra exageradamente cara, social y económicamente. Viera usted que a la gente poco le importan los intereses de uno y otro grupos involucrados en este lío de carácter grupal.

Pero no son las única quejas contra el constructor del sexenio.

Recordemos la destrucción del cuarto de máquinas del Hospital General de Huamantla, cuya reposición habría tenido la ligera equivocación de un cero, pero a la derecha, elevando presuntamente su costo, de ocho millones de pesos, a ochenta millones de pesos.

Como puede usted ver, habría razones legales de peso y suficientes como para meter a la cárcel al responsable de esta pachanga en el ámbito de la construcción.

Mas he de decirle que es uno de los consentidos del sexenio.

Será su eficiencia para la el cobro y distribución del 8X4. O será la confianza de venir del jurásico priísta a reencontrarse con los grandes negocios a costa de un estado saqueado y un pueblo lastimado.

Con un contralor a modo, estas muestras de cínicos robos tienen en su contra a la carabina de ambrosio.

Todo a cuenta del erario.

Grito desesperado de los empresarios

Con justificada razón, la clase pudiente de Tlaxcala está inquieta y temerosa. La extorsión se multiplica y los secuestros son una amenaza que desconcentra, angustia y decepciona.

Sin embargo nos seguimos llamando el estado más seguro del país.

Esto es incierto. No somos el estado más seguro, sí en cambio una entidad con una tremenda simulación que, a los empresarios ya colmó.

Vivimos la temporada de los decapitados, de los robos, de la extorsión.

¿Somos un estado seguro?

Claro que no.

El PAN… intenta salvar lo que le queda de partido pese a los apetitos de sus líderes

.

La doctrina albiazul seguro quedó bajo algún mueble del edificio de Independencia, hoy los códigos que lo rigen son: división y trampa; van en caída libre.

Es la última jugada en el panismo tlaxcalteca antes que la nostalgia ocupe el lugar de los activistas de ese partido, cuya caída a la tercera posición en los recientes comicios no permitió ubicarse a quienes hoy pelean por las cenizas del gran proyecto que fue.

Adriana Dávila, del grupo de pragmáticos a quienes poco interesan los medios, siempre y cuando les permita llegar al fin perseguido cambió doctrina por conflicto.

Se asumió proxeneta de delegados, empleados y otros personajes, y justificó entonces la cena de negros en que devinieron asambleas cuya esencia democrática fue rebasada por la supervivencia personal de ella, aunque el partido se fuese al infierno.

Sergio González Hernández es otro beneficiario de la jauja albiazul.

Ahí donde lo ve, se desempeñó como titular de Secoduvi y, hasta secretario de gobierno en la administración de Héctor Ortiz, pero en cuanto pudo, hundió una daga a quien antes veneró, e hizo equipo con el torbellino albiazul, Adriana (que todo lo tira a su paso).

Como si se tratara de mafiosos, cuando hubo que planear nuevos atracos los afectó el reparto del botín.

Al emblema albiazul lo usaron y desecharon cuantas veces han podido. Cuando hubo cazuelas llenas de mole se atragantaron antes de repartirlo entre la ganosa concurrencia, pero en cuanto las copitas del poder se les subieron a la cabeza, pues simplemente se dejaron llevar… y riñeron. Es su naturaleza.

Desde la semana pasada la hoy flamante senadora electa del PAN, realiza una seria de movimientos y negociaciones para garantizar la sobrevivencia de su grupo y no del partido que le abrió las puertas.

Lejos de buscar la unidad y la suma de los diferentes grupos políticos se ha dado a la tarea de negociar, por llamar su acción de una manera, su llegada a la Secretraria General del Comité Directivo Estatal de su partido.

Después de las diferencias que en las últimas semanas tuvo con el líder estatal del PAN, Sergio González Hernández, a quien la panista lo llamó traidor por no respaldar sus decisiones, Dávila se dio a la tarea de convencer a sus seguidores que ella y sólo ella puede garantizar que ellos ocupen las principales candidaturas a los diferentes cargos de elección popular que estarán en disputa en los comicios de 2013.

Con precisión no se sabe cuántas delegaciones controla Adriana Dávila. Hay cuarenta posiciones de ese tipo y se calcula que por lo menos la mitad son administradas por la hoy senadora electa.

Llega al extremo que, ya habría comentado a sus principales seguidores que negociará muy caro su voto con el virtual presidente de México, el priista Enrique¨Peña Nieto.

“Si quiere mi voto me tendrá que respetar las posiciones que controlo en las delegaciones federales de Tlaxcala”, es lo que palabras más, palabras menos expresó la “lideresa moral del blanquizaul”, sin saber que entre su público había uno que otro indiscreto, que no dudó en difundir el proyecto de la diva.

Por eso, su desesperación para llegar a la secretaria general del partido… de esa forma operará e impondrá a sus amigos y seguidores como candidatos a alcaldes, diputados locales y presidentes de comunidad.

Claro, ese riesgo tiene ya a Héctor Ortiz con un pie afuera del PAN.

Y parece que la mudanza de los activos orticistas a Convergencia, y la revitalización de su partido, el PAc, son inminentes maniobras del ex gobernador, a quien se agotó el interés por seguir en el instituto político que devaluó en botín para una sola cuenta, y todo indica que es la de la Dávila.

Por cierto, ya comienzan los tiradores panistas a dirigir su mira al los ayuntamientos. Tan sólo en Tlaxcala el primero en levantar la mano es Adolfo Escobar.

Con intención semejante anda Abel Hernández, esposo de la senadora Minerva Hernández, y hay hasta quien llega a mencionar a Leonor Romero Sevilla (lo más inverosímil pues quién pensaría en dejar su diputación federal para venir a contender con Adriana como árbitra interna).

Mencionan también a Edgar Carbajal Espino, secretario de Gobierno del CDE del PAN, (de quien quedó registrado que en los comicios pasados apoyó a su sobrino el verdeecoligista a Daniel Espino y no a los abanderados de su partido).

Aristarco Cortés Martín, ex delegado de la Secretaría de Economía en Tlaxcala y hoy con la misma responsabilidad pero en Puebla. ( no lo cuente en voz alta pero este personaje podría ser la carta que pretende jugar Adriana).

Un panista muy especial

Tal vez recuerde usted el nombre de Alex Ortiz, el polémico ex alcalde apizaquense tras quien hay cuentas pendientes. Pues ese mismo personaje olvidó las formas y supuso que sus críticos harían lo mismo con su papel de tirano en la alcaldía apizaquense.

Hoy hace los grandes negocios a nombre de una empresa productora de luminarias, la misma con la que se le relacionó en el desfalco que no olvidan las autoridades.

Violencia en Huamantla

Es tan arraigada la rivalidad de bandas de jóvenes violentos en esta demarcación que este fin de semana se escenificó una batalla con varios heridos y hasta armas detonadas contra la policía municipal.

Creo que las autoridades deben analizar el fondo de esa manifestación social, pues no es cosa sencilla pensar en pacificar a cientos de muchachos y muchachas, en condiciones de grave pobreza, y con la debilidad de drogarse para alivianar el estrés que les causa lo que ven como su desgracia.

Reprimirlos parece lo más simple. Pero, ¿quién se va a cansar primero?, ¿ellos, y el entorno desdibujado que se agrava con autoridades corruptas y autoritarias?, ¿la policía, y el riesgo de recibir un tiro o ser lastimado por algún muchacho convertido a energúmeno, bajo el efecto de tequila corriente, marihuana o thiner?

Lo cierto es que los vecinos ya no aguantan.

Ahí hacen falta los señores que se auto promueven como los grandes operadores y ases en materia de inteligencia. Pero, ya ve usted, no se cansan de mandarlos a pedir el voto.

Aunque pierdan.

La criminalidad nos despertó del letargo… hoy, por decreto se quiere frenar su incidencia

.

Eso de que somos el estado más seguro es una frase ofensiva, incierta y simuladora; me recuerda al dogma beatricista, cuando gobernaba a Tlaxcala como si fuese una isla… no pasaba nada, nada…

Qué más quisiéramos que el nuestro fuera el estado más seguro. Pero no es así. Nadie invitó a la violencia, mas llegó y no se va. Con más frecuencia hay asesinatos con saña, secuestros, extorsiones; el sexocorredor de la Vía Corta Santa Ana-Puebla, se alza con tributo al desafío a una autoridad que debe aceptarlo: fue rebasada.

Es una de las grandes razones para ser buenos administradores.

La autoridad, en lugar de pelear hasta con su propia sombra debería dedicarse a atraer mayores recursos para respaldar al monopolio de la violencia, constitucionalmente en manos del Estado.

Pero nuestros policías, ministeriales, ministerios públicos y demás mandos, hacen milagros. Comen como pajaritos porque sus ingresos son de risa. Muchos de ellos optan no tienen más que corromperse. Con lo poco que les pagan no pueden sostener familia y procurarse una vida digna, para ser buenos servidores públicos.

En la Procuraduría el esfuerzo es de reconocerse.

Alicia Fragoso hace lo que puede con el presupuesto miserable del que dispone.

Y hasta en el C-4, Benito Hernández Fernández, se enfrenta a equipos de inteligencia y espionaje en pésimas condiciones, por falta de mantenimiento o porque les vendieron gato por liebre.

Nos seguimos hundiendo.

Con negarlo no ganamos nada.

No es cierto que seamos el estado más seguro. Somos el más castigado.

Parece que Mariano lo ha aceptado. Por eso reunió a sus colaboradores y los instó a poner enjundia en la defensa de la plaza.

Pero, ¿con qué armas, general?

Si el único con acceso al pastel del presupuesto, a veces (¡!), nada más a veces le da usos que no podemos aceptar.

Viajes al extranjero sin el mínimo resultado, conciertos pagados, helicópteros para usos con intereses políticos. Hasta a sus propios candidatos los pasaron por la báscula.

Por eso perdieron. Bueno, no todos, a una no la pasaron por la báscula. Esa ganó.

No se vale ver la apuración y dedicarse a hacer declaraciones inverosímiles.

¿El estado más seguro? Sí chucha…

Bueno, cómo estarán las cosas… dicen que un funcionario puesto feamente en la banca anda desempolvando una horrible averiguación. Involucra a un potentado, del círculo rojo. Creo que muy, muy agresivo, peleonero gustoso de las cachetadas. Pero un día se pasó y mató a un cristiano.

Eso no corresponde al estado más seguro.

Por el rumbo de El Carmen Tequexquitla, los camioneros saben que van bajo su propio riesgo. Así lo advierten agrupaciones como la Cámara Nacional del Transporte de Carga.

Y nosotros… necios con que somos como la isla aquella, tan famosa bajo la pluma de un crítico al que le costó no volver a ser bien visto por Beatriz, pues siendo ella gobernadora a Tlaxcala la cubrió el manto de los dogmas priístas. “No pasaba nada”.

Hoy estamos en las mismas.

El letargo previo a asumir como gobernador fue un tiempo precioso tirado al caño (ese sí, a diferencia de la lana a pensionados).

Fiestas, corridas de toros, vamos un exceso de tirar rostro, como diciendo a la perrada, ya ven, yo soy lo máximo, déjenme gozar este lapso sintiéndome el príncipe sin compromiso alguno que le moviera el tapete.

Qué tal a la hora buena.

Nos olvidamos del nepotismo, y la corrupción comenzó a carcomernos.

Aquél tiempo de oro desperdiciado tan miserablemente, hoy lo queremos reponer con reuniones de emergencia para que, por decreto se acabe la inseguridad.

Pues falta que los miembros del crimen organizado que compraron esta plaza sean tan gentiles de comprender que, las órdenes de arriba se acatan… sin alegación.

¿Por qué al personal de la Secretaría de Gobierno lo pusieron a pedir el voto, cuando desde el principio debieron concentrarse en diagnosticar la presencia de grupos armados en territorio tlaxcalteca?

A la fecha tenemos un grave pasivo con el tejido social.

Lo queremos hacer guaje. Y eso no se le hace a los paisanos. Eso es ser chueco.

Basta de anunciar operativos exitosos gracias a cuya ejecución proxenetas y trabajadoras sexuales se fueron a otras latitudes.

No es cierto.

Tiene que haber, de inmediato una inversión histórica en equipo y presupuestos. La procuraduría debe ser la primera en recibir ese verdadero gesto del tlatoani para que las cosas cambien.

El secretario de Seguridad Pública, militar, acostumbrado a obedecer y a disponer de equipo de verdad, está limitado a hacer milagros con lo que tiene. No puede dedicarse a encabezar ceremonias cada lunes, mientras la criminalidad lo tiene bien localizado y la autoridad, atado de manos.

Las reuniones de emergencia sirven para dos cosas. Primero, permiten a los delincuentes aquilatar su avance y, segundo, para comentar los pésimos resultados de la elección.

Mientras el alto mando no disponga del recurso amplio y suficiente, producto de un verdadero esfuerzo, en el cual vaya implícito controlar los arranques de ira y los desplantes para no tratar con gente contraria, seguiremos repitiéndonos: “somos el estado más seguro”, mientras los ministeriales nos asisten porque los criminales de alguna forma nos dañaron.

Se define Lorena, ya es la primera adversaria de Mariano; comienza a atacarlo

.

Es la campaña más anticipada a la gubernatura que, por lo pronto recluta grupos humillados por González, comenzando por pensionados y jubilados.

Faltan cuarenta y dos días para que la LXII Legislatura del Congreso de la Unión inicie actividades. Ese es el tiempo que la senadora perredista electa, Lorena Cuéllar Cisneros, convertirá en la más adelantada campaña a la gubernatura.

Por lo pronto metió a pensionados y jubilados a su morral, y a manera de fuero adelantado instó al gobernador Mariano González Zarur, a ver cómo le hace para solucionar la incapacidad económica de Pensiones Civiles de Tlaxcala:

“El Ejecutivo del Estado tiene la obligación de buscar los medios de solución, sin afectar por ningún motivo los derechos de los servidores públicos”.

Esta es parte de una carta abierta con destino a empleados de gobierno y maestros afiliados a Pensiones Civiles: “les reitero mi compromiso de defender sus logros y conquistas que les permitan contar con una pensión digna y merecida, que ha sido y es garantía de una mejor calidad de vida para sus familias”.

Creo que la lista de grupos agraviados es larga. Que haber comenzado con pensionados y jubilados es parte de una eficiente estrategia de auto promoción que no podía disponer de un mejor momento.

Y así, Lorena formalizó su calidad de primera adversaria de Mariano González, a quien con el texto que le platico anticipa estos cuarenta y dos días de limbo:

“Mi tarea como integrante de la LXII Legislatura del Senado de la República, será entre otras, la de coadyuvar a que se generen los mecanismos legales que sean necesarios para respaldar los derechos laborales de los trabajadores del Gobierno de nuestro Estado, incluido los del magisterio estatal, con la firme convicción de ayudar a la solución de sus justas demandas”.

Le decía, esta es la mejor etapa que Lorena pudo escoger para emular Andrés Manuel a la hora de llamar a ex-trabajadores de Luz y Fuerza y a personal de Mexicana, entre otras luchas que sumó a una gran causa.

Ya veo haciendo antesala en la casa de Lorena a policías perseguidos, personas de la tercera edad maltratadas, ex empleados despedidos en condiciones humillantes, en fin la lista puede ser tan larga como las fobias marianistas hacia los sectores que le provocan náuseas.

¿Ve usted una mejor manera de aprovechar circunstancias y medios para la auto promoción?

Y eso que aún no recibe su primera quincena.

A Mariano le aguardan tiempos difíciles.

Detalles en el PAN

La noche del primero de julio una llamada del CEN acabó con la pachanga de delegados adrianistas y demás simpatizantes de la Dávila, a quienes pasaban por el arco del triunfo el rotundo fracaso de Josefina y la frustración orticista por la anunciada derrota de Héctor.

Al menos dos visitas previas de personal de Presidencia a la entonces candidata al senado, Adriana, condenaron la contracampaña hacia Ortiz, y con base en encuestas internas ya veían el triunfo de las abanderadas de las izquierdas y el riesgo de no alcanzar ni el segundo lugar en la votación.

Mas la respuesta de Adriana sería la misma: su tiempo estaba dedicado a cobrar venganza, planeando los escenarios posibles para fraguar la derrota de Héctor Ortiz.

Y se le hizo.

Nada más que su inventor, el Presidente tiene un pie afuera.

Salvo eficientes acciones destructivas agravadas por su antiorticismo, Adriana es incapaz de remontar la caída de su partido, y también de evitar la partida de su mecenas, con quien midió fuerzas para sembrar tantas minas como le fue posible, no le hace que con ellas hiriese a terceras personas que, llegaron a verle cualidades para justificar inversión y apoyo, ofrecidos en forma generosa.

Adriana acabó sola, acariciando el trofeo de su vida: la senaduría con tal costo político que se le ha de ubicar como el inicio de la debacle panista en Tlaxcala.

Qué capacidad destructiva más impresionante.

Insisto, nada más que hoy, el que la alentaba a superar sus terrible errores pasó de líder panista a dócil y adelantado lamedor de pies de Enrique Peña Nieto.

Tal vez Adriana tiene que aprender a hacer lo mismo que su protector.

La tragedia en la Malinche

No sé qué espera el gobernador para tomar a Mateo Morales Báez y mandarlo lejos. Sé que lo ha jaloneado, como pasó en Atotonilco ante cientos de damnificados y del director de Conagua, José Luis Luege Tamargo.

Y cómo no si el funcionario andaba en campaña cuando el estado completo depositaba en él la esperanza de no quedar a la deriva ante los reiterados castigos de la naturaleza.

En la Malinche volvió a hacer de las suyas.

Impediría el uso de todos los recursos para rescatar y trasladar con la urgencia que ameritaba a uno de los extraviados, quien hubo de aguardar horas y horas su turno para que Morales diese la esperada orden de su traslado.

A sus escasos signos vitales se sumó la insensibilidad de quien al enterarse de su fallecimiento en el Hospital Betania, diría: “murió de lado poblano… no es nuestra responsabilidad”.

Superada por la experiencia y movilidad de Protección Civil de otros municipios, la del estado, la comandada por el torpe Morales Báez, inmovilizó las maniobras de rescate en la Malinche y luego se lavó las manos cuando sobrevino la tragedia.

El Instituto Estatal de Protección Civil (IEPCET) no es lugar para Mateo. Debería irse. Debería evitarnos la pena de seguirlo viendo en funciones.

Con dos intervenciones suyas fue suficiente para generar daños irreversibles.

No puede haber una tercera.

Adiós don Jesús

El gastroenterólogo estrella, el bisturí más rápido de Apizaco, se nos va de la Secretaría de Salud y deja su lugar al yerno de moda. Bueno ese el el rumor que crece cada hora.

Además del nepotismo se da otro fenómeno que, involucra nuevas relaciones laborales en lo que ha sido la constante de afectos de género, casi casi a modo de la política de cofradías, con todo y sus detalles vergonzosos e indescriptibles.

Enhorabuena por las nuevas autoridades de Salud.

Ahí la llevan.

En el Cobat

Los enterados de las intrigas en el Cobat ya nos informaron los motivos reales que motivaron el cese del subdirector académico, Pablo López Sánchez. Resulta que dicho personaje también cobraba en la UAT y que éste se negó a presentarse junto con la diputada federal Perla López, quien acusó en una conferencia de prensa a la institución de algunas irregularidades tipificadas como delitos electorales.
Pablo López fue invitado a la cita conferencia y nunca llegó. El reporte de su ausencia llegó a la oficina del hacendado gobernador y de inmediato vino la orden. Despidanlo. O está aquí o está con los enemigos.

Y fue como el subdirector académico dejó su chamba en el Cobat por andar jugando con la tropa a los soldaditos.

El constructor de moda y la devolución de cuotas a empresarios locales… el escándalo

.

Falló la memoria y de aquellas cuotas embolsadas, nada queda… porque han tenido que ser devueltas o porque de plano, ¡se las gastaron!

Ah con las formidables historias plasmadas en ciertas propiedades de Apízaco, municipio muy de moda ahora que el gobernador Mariano González, fijó su vista en la tierra que lo vio crecer -y hacer sus travesuras de chamaco- y que hoy se perfila como la ciudad, sus colonias y barrios con un apabullante despegue.

En la calle dos de abril hay una esquina donde un añoso restaurante -hoy con nombre de tanguero- nos permite degustar cortes argentinos, casi viendo a los fantasmas (unos idos y otros que ahí andan) en poses y actitudes por lo menos, inquietantes.

Allá cuando las gracias de Tulio Hernández, pisoteaban la solemnidad y revaluaban las vulgaridades, quién no ha de recordar en esa esquina de la calle dos de abril la mesa que entonces ocupaba un constructor, tal vez con la mejor compañía del establecimiento y lo perturbador que resultaba ver al formal consorte de dicha compañía, allá solito en la mesa del rincón, con la mueca de los casatenientes resignados a soportar la milonga de la deslealtad conyugal.

Eran tiempos en que el mismo poderoso donjuan perdía una casa en el paraje Otongatépetl, escriturada a nombre de un socio suyo (prestanombres para ser precisos) quien dispuso de ella cuando Hacienda les cayó en movidas bien chuecas.

Ah… qué recuerdos.

Y hoy, escuchando los acordes de, por una cabeza (esa joya escrita por Le Pera y hecha himno por Gardel), veo que muchas cosas han cambiado, a excepción de los gruesos muros y la nostalgia y, el cinismo del añoso donjuan, a quien el paso del tiempo lo hizo el constructor del sexenio.

Momento dos

Ah con el paquete de obras que despierta al león dormido. Con el cual Tlaxcala dejará la inacción y, al contrario, detona el crecimiento aguardado más de año y medio por todos.

En la víspera, el que las consiguió ordenaría a su constructor de cabecera, palomear a las empresas locales con las cuales el negocio marchara sobre ruedas, bajo los cálculos del controvertido chavo del ocho, hoy del veinticuatro (dicen que triplicó a los constructores la cuota, de ocho a veinticuatro… como un diezmo a lo cabrón).

Mas la memoria, cuando falla provoca cosas como esta, a saber:

El paquete de obras ya está listo para comenzar a repartirlo, dediquémonos al reparto de la misma, claro con su correspondiente gesto recíproco (diezmo para ser más claros).

– ¿Reparto, patrón?, pero si ya la repartí, y hasta impuse cuotas para los aspirantes… eso me ordenaste…

– Estás turulato, yo no te ordené ni maiz… aquí el único que reparte soy yo…

Ahí tienes al constructor de moda, devolviendo las entradas. Bueno, al menos lo empezaría a hacer con aquellas cuya cuota guardó. Otras, las que se gastó, ¿pues de qué forma verdad?

Lo mejor (peor) de cada momento

El lugar ese de los cortes y la milonga es donde, a decir de ciertos constructores locales, se realiza “la repartición de promesas.

Por eso le decía lo interesante que hoy resulta ver que algunas mesas si acaso cambiarían las tablas y los manteles, pero no el contenido y la ubicación. Siguen iguales, con las mismas prácticas puestas de moda hace bastantes años por el hoy constructor de moda, el mismo que ha perdido casas como quien deja olvidadas las llaves y quien ha tenido que devolver las entradas a la función porque el dueño del circo así se lo ordenó (y conste que la indicación previa fue distinta, pero ya ves, así es esto del poder).

Y ahora que Apizaco está de moda, bajo los estilos de Orlando Santacruz (puede que este sea el elegido para el cambio orticista generacional), no deja de sorprendernos la transformación a la que Mariano refiere cuando se trata de zarandear al alcalde de Tlaxcala, Pedrito Pérez Lira… también con su estilo, pero al margen de los gustos del mandamás.

Unos apuntes del Cobat

El que anda que echa lumbre haciendo honor a su apellido es el director general de este sistema de bachillerato, Baltita Lumbreras Tehózol pues el martes pasado sin escuchar razones, despidió al sub director académico de la institución, Pablo López Sánchez, quien llegó ahí nada más por las pistolas de Mariano.

Esto aconteció la semana anterior cuando el funcionario hacía intentos sobrehumanos por girar la llave con la que antes solía entrar a su oficina. Nos comentan que quien gozó el momento fue la directora académica Gladys Flores Sánchez, quien nunca pudo ocultar su risa burlona.

Nadie sabe porqué lo despidieron.

Lo que quizá no sabe la seño Gladys, es que Lumbreras no se ha cansado de decir que es muy probable que deje la dirección del Cobat, pero que con él se irán los malos funcionarios de esa institución empezando por Gladys y la actual directora administrativa Angélica Juarez.

Crece la versión de que Lumbreras ya tiene candidata para que ocupe la dirigencia del Sindicato de Trabajadores Administrativos y de Servicios del Colegio de Bachilleres de Tlaxcala (Sitacobat), ahora que las autoridades despidieron a su dirigente Enrique Portillo Cisneros.

Su carta para intentar dar un golpe de estado en ese gremio es Hortencia Briones, una secretaria mecanógrafa que con apoyo y recursos ya recorrió varios planteles. Sus aspiraciones son alentadas por Gladys y Angélica, pero lo mejor sería que Hortencia no hiciera caso, porque está probado que esas dos mujeres son pésimas operadoras, sobre quienes pesa buena parte de la culpa del truene de Quique Padilla, ahora que la gente nomás no votó por él.

Sigue la violencia

Insistimos en que la mejor inversión que puede hacer el gobierno es en el ámbito de la inteligencia. Ya pasaron las elecciones. Hicieron lo que pudieron y creo que desperdiciaron un importante capital.

Pero hoy se trata de librarse del efecto AMLO para dedicarse en cuerpo y alma a atender las necesidades de la gente.

Mire que las muertes violentas registradas en Huamantla y Chiautempan, principalmente, nos colocaron así de rápido en la estadística nacional.

Quien nos siga promoviendo como el estado más seguro está fuera de contexto.

No ha de ser la policía preventiva, ni los ministeriales, altos, güeros y de ojo azúl (je) los encargados del diagnóstico y aplicación de una estrategia efectiva, sino el personal más calificado, al cual hace unos días se le dio la encomienda de andar promoviendo el voto.

No hay excusa. Pónganse a trabajar.