[xyz_lbx_default_code]

Archiv para abril, 2012

Quitan prestaciones al magisterio, lo indignan y provocan su airada marcha

.

Pese a una especie de prohibición oficial para efectuar manifestaciones en el primer cuadro de Tlaxcala, las secciones 31 y 55 se preparan para reclamar una pretendida desaparición de bonos, como parte de la política de austeridad a la que no le entra ese gremio.

Maestros de las secciones 31 y 55 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) van a marchar mañana primero de mayo, para reclamar la posible desaparición del estímulo económico con motivo de su día, el 15 de mayo, y también del bono de productividad, tan importante para el gremio como lo es el aguinaldo.

La política de austeridad impulsada por la actual administración consideraría una serie de ajustes a los ingresos de los maestros, una vez que el presupuesto para ese sector podría ser menor –en promedio ocho por ciento- en relación con el del año anterior.

De esa forma, se busca aminorar o desaparecer ciertas prestaciones bajo el supuesto equivocado de contar con la aprobación de los afectados.

Para sorpresa de muchos, en abril se anunció una especie de prohibición a las manifestaciones en el Centro Histórico de Tlaxcala, por orden de la dirección de Cultura, Recreación y Deporte, considerando las molestias que el cierre de calles y consecuente afectación a la circulación vehicular, causan a vecinos y comerciantes de esa zona de la capital.

Sin embargo, inhibir las manifestaciones no libra al gobierno estatal del descontento del magisterio ante los inminentes recortes y sí en cambio está abriendo una vieja herida, como en su momento fue el haber arrebatado la USET a Elba Esther Gordillo.

A inicios de esta administración y sin más argumento que el natural relevo, Tomás Munive Osorno sustituyó a Miguel Ángel Islas Chío, ex diputado federal hidalguense y colaborador directo de Gordillo Morales.

Pero en ese momento no hubo reclamaciones. Al parecer estas se reservaron para momentos más oportunos.

Y parece que la hora llegó.

Víspera de la elección, amenaza de recortes a los bonos y hasta la prohibición para manifestarse en el Centro Histórico de Tlaxcala.

Con un parecido extraordinario a lo ocurrido con la inoportuna quiebra de Pensiones Civiles de Tlaxcala, el cambio en la relación con el sector magisterial sólo demostró que su acercamiento inicial con el titular del ejecutivo local fue un intento serio por contener la inconformidad de sendas secciones sindicales a las cuales a las cuales pretendió estrangularse como ha ocurrido con otras áreas de la burocracia.

Si González Zarur pudiera desaparecer plazas en el magisterio, con los criterios gerenciales que le movieron a hacerlo en dependencias del ejecutivo, no habría dudado en aminorar el número de agremiados y desde luego la carga económica que representan.

Esa eventualidad es impensable. El blindaje del SNTE lleva a su relación con el gobernador de Tlaxcala al momento más crudo.

Usar a la sección 55 para ahuyentar a la Coordinadora fue un ejercicio permitido por el magisterio institucional al mandatario estatal, pero meterse con sus ingresos es una falta no sujeta a negociación.

Las reuniones de las secciones 31 y 55 del SNTE, pasaron de la aparente pasividad hacia las acciones del gobernador priísta de Tlaxcala, a la franca molestia por las constantes decisiones equivocadas, según se nos informó.

La relación se trastocó y las consecuencias pueden ir más allá de simples manifestaciones a contrapelo de un gobierno en el supuesto que prohibirlas lo libra del incumplimiento de compromisos.

Lo peor es que este conflicto en ciernes se da en plena víspera de la elección federal.

Al parecer, lo que los maestros ven como una burla es el doble lenguaje de un gobierno que incluyó sin su consentimiento a este gremio en un programa de austeridad, pero no aplica la misma regla para su conducta.

Desde la sospecha de desvío de recursos para apoyar la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto, hasta un comportamiento contrario a aquella pretendida política de ahorro, los maestros de Tlaxcala rechazan que los sacrificados sean ellos, en sus ingresos.

Y todo parece indicar que ya se encuentran preparados para poner manos a la obra.

Una extraña relación laboral

La duplicidad de actividades de quien dirige a la Sala Miguel N. Lira, llevó a sus subordinados a verla con recelo.

No importa la hora que sea, ni la actividad que se desarrolle. Si dicha directora es llamada por la esposa del coordinador de Radio, Cine y Televisión (Coracyt), aquella se trasladará a la brevedad a cumplir con el encargo.

¿Y qué de extraordinario tiene ello, si en esa coordinación quien lleva los pantalones es una seño conocida como la che boluda?

Pues nada, que los constantes llamados urgentes, son a su casa para encargarse, dicen, de las labores domésticas.

La Secretaría de la Función Pública y su dinámico titular, no deberían pasar por alto esta irregularidad.

Tiene cara de explotación con maña… te doy esta chamba en el gobierno a cambio de que seas, insisto, dicen, mi sirvienta y no me cobres un centavo.

Pues qué chuecos.

Estaremos pendientes de la reacción de la Función Pública.

Peña Nieto evadió aquí responder a los ataques de sus adversarios

.

Fue una gira más bien tibia, sin la fanaticada vista por ejemplo en Monterrey, pero eso sí, aprovechada al máximo por los candidatos a diputados federales y senadores, a quienes bien que levantó el reflector del atlacomulquense.


Algo ocurre en el equipo de campaña del candidato priísta a la Presidencia, Enrique Peña Nieto, quien de acuerdo con la encuesta de Reforma cayó tres puntos en abril, y se ubicó en 42 unidades, 13 puntos arriba de la panista Josefina Vázquez Mota –quien también descendió tres puntos en abril- y a quince de Andrés Manuel López Obrador, quien contrario a sus dos contendientes subió cinco, al pasar de 22 a 27 en las preferencias.

Tal vez ello influyó en su tibia presencia de ayer jueves en territorio tlaxcalteca, donde no pudo verse la algarabía femenina registrada en sus giras por Monterrey o Guadalajara. En una maquiladora de Calpulalpan, por ejemplo, para las obreras recibir al bombón encopetado no fue cosa de otro mundo.

Claro, esta vez les dieron dos horas de comida –no los acostumbrados treinta minutos- pero, lo tedioso de la espera demostró que las mujeres trabajadoras de Tlaxcala no son, en absoluto presas fáciles de la campaña seductora impulsada por el PRI, con un despliegue impresionante de recursos –ya lo dijo y lo denunció ante el IFE AMLO- y con estrategias alentadoras básicas para obtener el voto, como aquello de tomarse la foto con el guapo ex mandatario mexiquense.

Algo nuevo tendrán que inventar los creativos del tricolor porque el Peña Nieto guapito que en tele se promueve recordando los charales con huevo que le preparaba su abuelita en la mansión de Atlacomulco, por si no se han dado cuenta va cuesta abajo.

Haciendo ayer números alegres, Chepina Vázquez Mota, dijo estar a menos de un dígito para alcanzar y rebasar al del copete de gel, según las encuestas de que dispone en su cuarto de guerra.

Si no fuera porque en abril, la panista también cayó debido a la azarosa campaña, la cual hoy puede sentirse  a salvo con la (des) agradable irrupción de Vicente Fox, sus besos en la mano y sus acostumbrados comentarios de pésima factura, con el abandono de Francisco Ramírez Acuña y Gustavo Madero, aquello de estar a punto de alcanzar y rebasar a Peña, sería medianamente creíble.

En cambio AMLO, con todo y el spot donde presume el vigor tabasqueño que le ha permitido ser papá a sus setenta y tantos, se hizo con cinco puntos en estas últimas cuatro semanas, exigiendo al IFE mayor holgura para el debate del seis de mayo, y hasta dándose el lujo de abordar el metro para alcanzar su vuelo de ayer, tras sostener su acostumbrada rueda de prensa mañanera y hasta un desayuno, donde se dio el lujo de pedir chilaquiles dobles.

La gira por Calpulalpan y Huamantla

Digo, el contraste era notorio entre el agradable rostro (por eso le gustó a la Gaviota) de Peña Nieto y la carota de Enrique Padilla Sánchez, quien mañosamente se colocó atrás del abanderado, tantito para robar cámara y tantito para llenar el hueco que dejaron Luis Videgaray y demás integrantes de la burbuja peñista.

A la izquierda de Padilla estaba Marianito, el movido coordinador de la campaña de Peña en Tlaxcala. Ahora procuró salir sin los estragos de las tremendas jornadas de planeación y análisis del proselitismo peñista, pero acompañadas con güisqui del caro y cervecitas hasta que el cuerpo aguante.

Igual aprovecharon el reflector los candidatos al senado, Joaquín Cisneros  Fernández y Anabell Ávalos Zempoalteca, a quienes no les vino mal la foto con el abanderado que aquí contestó a sus detractores que no va a abonar a la división del país.

Peña, a diferencia de AMLO en la elección de hace seis años, responde con estrategia a las acusaciones hechas por sus adversarios, lo que no hizo el tabasqueño, confiado en que aquella holgada ventaja se iba a mantener hasta el último momento.

Aprovechando también el reflector pudimos ver a Emilio Minor, el abanderado a diputado federal por el tercer distrito.

Lupita Sánchez Santiago no caminaba ayer en la jornada de Peña… más bien levitaba, y con cara de fuchi ante la horda de nacos que se atrevieron a interrumpir su gracioso andar (si con esos desplantes se ganara una elección…)

Por fin, Peña Nieto accedió a venir… en plena etapa de manifestaciones

.

En una especie de ingenuidad oficial, pensando que el tiempo es adecuado para rasurar mesadas a líderes sindicales, también se abrió la puerta al candidato a la Presidencia, para quien no cabrá duda que aquí la operación política está un poquito descontextualizada.

De hoy en adelante hará falta al gobierno de Tlaxcala mucha sangre fría para que no le afecten manifestaciones como la de ayer miércoles, protagonizada por  maestros y burócratas, molestos por las nuevas políticas de Pensiones Civiles.

Y la pregunta obligada es: ¿no habría sido mejor trasladar este conflicto a una fecha posterior a la elección de julio?

¿No se le hace rara una movilización en plena víspera de una gira encabezada por el candidato del PRI a la presidencia de la República?

Hasta la defensa hecha ayer por Cristina Díaz Salazar, a favor de Marianito –el coordinador estatal de la campaña de Peña- sonó como forzada… como dicha en un ambiente complejo y poco propicio para la familia real, atenta a despacharse con la cuchara grande no le aunque las miradas de frustración y molestia de priístas y no priístas.

La mañana caótica de ayer llevó a muchos a maldecir la inoportunidad oficial para ponerse los guantes y medir fuerzas con sindicatos, algunos de los cuales eran sus aliados y hasta ayudaron a despojar de su sede a la Coordinadora (CNTE), llamada aquí Bases Magisteriales.

Pero Ernesto Ordóñez Carrera, el director de Pensiones Civiles de Tlaxcala (PCT) tuvo que aportar su granito de arena para recordarle a su patrón las causas que en su momento lo llevaron a mantenerlo lejos lejos del PRI, cuando le dio por seguir los pasos de Rubencito Flores Leal y hacinarse en el Partido Naranja, ajá, poco antes de salir peleados, con todo y amenazas y persecuciones (raro, verdad).

Su valentía (ajá) le va a costar la chamba. Es más, ya apareció el peine entre los mañosos dirigentes sindicales volcados este miércoles en las manifestaciones que le platico: quieren manejar Pensiones Civiles, como si se tratara de una cooperativa… algo así bajo el régimen de empresa social, pero alimentada con el erario del gobierno.

¡Genial, verdad…!

Ni mandada a hacer esta especie de ingenuidad oficial, propia de un gobierno confiado en que su destino cambiará en cuanto se haga efectiva la ventaja del abanderado tricolor a la Presidencia, y hasta el mandamás hacendado pueda dejar estas polvorientas tierras, enfundarse en el traje nuevo que recién mercó en niuyork y hacerse presente en la eventual versión tricolor recuperada de Los Pinos.

Otro gremio inquieto

Antes que estallara la inconformidad de los sindicatos molestos por la intentona de rebajar sus mesadas en Pensiones Civiles, el secretario de Gobierno, Noé Rodríguez Roldán, sostendría una intensa mesa de diálogo con representantes de transportistas de materiales de construcción.

Este gremio amagó con paralizar al estado colocando sus camiones en los accesos para estorbar el tránsito como protesta porque en la Secretaría de Obras, al titular Robertito Romano Montealegre, le ha dado por asignar obra a puros cuates suyos.

Los transportistas revoltosos platicaron al (¿todavía?) responsable de la política interna del estado que esta tremenda crisis de chamba en el gremio tiene su origen en una malaya sugerencia planteada al gobernador Mariano González Zarur, por el titular de la Secoduvi.

“Jefazo… en lugar de contratar a empresas para levantar edificios y hacer caminos, cómo ves si nosotros mismos en el gobierno contratamos de manera directa esos servicios y, las ganancias que se habían de ir… que para crear fuentes de empleo y esas cosas, pues se quedan aquí cerquita, donde les podamos dar buen uso…”

Dolorosa cancelación de la embajada alemana

Mientras al Estado de México, el gobierno de Alemania le procura subsidios superiores a los cien millones de pesos para impulsar la Educación Dual, a Tlaxcala le cancelaron ese apoyo por varias razones reunidas en una compleja y amañada iniciativa.

Al parecer la funcionaria con más millas acumuladas (o sea Adrianita Moreno Durán) propondría al representante de la embajada teutona cacarear a la actual administración como la creadora del modelo Dual.

Como ya había antecedentes de la alta tecnología lograda gracias a la dedicación de planteles como el Tecnológico de Tlaxco y otras instituciones de nivel superior interesadas en que sus alumnos combinasen el aula con la nave, a los alemanes se les hizo falto de ética colgar el milagrito al actual gobierno.

Así que la respuesta a la subordinada del gesto adusto no fue menos amarga.

“Nos llevamos nuestras canicas de aquí pues no nos parece ético aquello de quererse parar el cuello con acciones que comprometen el dinero del gobierno alemán”.

La hubieras visto… sus pequeños ojos negros (como su suerte), se pusieron vidriosos… y cómo no, si nada más a nuestros vecinos gobernados por Erubiel, los inventores de la VW les mandan 100 millones de varos.

Ni modo, nos la perdimos.

En defensa de Marianito

De gira por Tlaxcala, la guapa y talentosa regia Cristina Díaz Salazar, pidió un voto de confianza para el joven coordinador de la campaña de Enrique Peña Nieto en Tlaxcala, ni más ni menos que Mariano González Aguirre.

Dijo que su juventud y las muchas ganas que le pone se van a convertir en excelentes resultados para el proselitismo del ex gobernador del Estado de México.

Cristina hizo campaña con Anabell Ávalos Zempoalteca y Joaquín Cisneros Fernández, los abanderados del tricolor al Senado de la República.

Díaz Salazar y Manlio Fabio Beltrones, coordinan las campañas del PRI al Senado.

Ignoro la razón por la que Manlio no vino acompañando a la secretaria general de su partido; puede que la crueldad pragmática de Mariano lo haya movido a hacer el desplante de no asistir.

Lo que son las cosas, verdad… apenas hace menos de un año, el sonorense era algo así como el grupo al que el gobernador de Tlaxcala todo le debía. Con el tiempo las cosas cambiaron y el vetusto sonorense quedó  nada más como un amigo que fue de Mariano… nada más.

La quiebra de Pensiones, y el insostenible ritmo de vida que la ocasionó

.

Si no hubiera tantos gastos injustificables, desde caros conciertos pagados en dólares, hasta homenajes a un culto personal de plano muy avanzado, hoy no tendríamos por qué tronar los dedos ante una caótica ciudad de Tlaxcala, en plena etapa de campañas políticas.

El desorden que nadie quería en las calles de la capital muestra una nueva etapa de confrontación, ahora con pensionados y jubilados quienes, con razón o sin ella han encontrado una causa para malquerer al gobierno marianista.

A quién asiste la razón, ¿acaso a aquellos líderes con abultados cobros mensuales –dicen que superiores a los 40 mil?

O a una administración de carácter gerencial, enfrentada a una conducta irresponsable que, hoy obliga al responsable de los dineros a declarar la quiebra, pues no hay de donde echar mano para tapar el agujero, cada vez más grande.

Aquí se refleja el saldo de los tremendos gastos no planeados.

Fíjese que un tren de vida con frecuentes viajes al extranjero, el pago en dólares de actuaciones como la de Plácido Domingo, otra suerte de inversiones a fondo perdido con amigos beneficiados que para nada pertenecen al grupo de pensionados y jubilados… en fin, quince meses de una conducta manirrota reventaron en la fecha menos oportuna el reto del gobierno para estirar su presupuesto con el fin de contener la crisis en el ámbito de las pensiones.

La suma de gastos fuera de lo proyectado es grande.

Recordemos las carretillas de dinero enviadas con toda puntualidad a despachos de abogados que han tenido que corregir la página a los de casa… malitos, pero muy, muy grillos.

Otras, pagadas a los asesores de lujo, ex líderes nacionales del PRI (por lo menos 150 mil mensuales a cuatro ex líderes del CEN).

Y los recorridos sin mayor provecho por Japón, Nueva York. Y el uso indiscriminado de helicópteros para ir y venir, insistimos, si el menor beneficio en metálico, salvo sostener una expresión que al día de hoy me parece ofensiva por la connotación: “pues entonces, para qué soy gobernador”.

Todos esos actos tienen un precio, hoy vemos que muy alto.

Hoy quebró Pensiones Civiles. Pero los riesgos de colapso en otras instancias son latentes.

Tiene que acabar ese ritmo frenético de dilapidación que: “crece exponencialmente”, como dice Ricardo García Portilla, quien ha tenido que reconocer la inexistencia de fondos como para mantener una creciente demanda de recursos, para tapar el pozo sin fondo de las pensiones.

¿Quiere una mejor razón para perder el equilibrio entre las fuerzas capaces de paralizar al estado?

Pues hoy tendremos el botón de muestra.

Integrantes de todos los sindicatos cuyos pensionados convergen en las oficinas bajo la batuta de Ernesto Ordoñez Carrera, tomarán hoy las calles y nos harán maldecir esa circunstancia a la que son ajenos, vecinos, comerciantes y prestadores de servicios.

El gobernador Mariano González Zarur, debe pagar hoy una de sus primeras cuentas que generaron un rechazo de tumulto a su errático y manirroto estilo de afianzarse en el poder cuando se ha llegado a el ostensiblemente acotado.

Este es el saldo de la inacción de meses y meses, antes de después de iniciada la administración.

Qué otro destino podría tener un estado a cargo de un señor pasivo cuando debió aplicar a fondo aquellos foros pletóricos de proyectos y buenas intenciones, pero muy activo a la hora de sentirse igual o superior entre los poderosos.

Los homenajes como el del Centro Libanés, cuestan, y bastante.

¿Qué hacer cuando el Estado comienza a quebrar?

Pues esto que vivimos también es el saldo ocasionado por el millón aquél a cada diputado local para aplicarlo en obra pública.

¿En calidad de qué?, el legislador tiene muy claras sus funciones y le aseguro que ninguna de ellas es andar actuando como empleado de la Secretaría de Obras.

¿Qué otras quiebras pueden registrarse?

Desafortunadamente las más sensibles: la salud y la educación, temas, los dos, sometidos a una latro persión (es un término nuevo… molesto que bien que se entiende).

Y ahora, con qué cara reclaman aquellos personajes obligados a aplicar la ley cuando la gran pachanga en que devino la administración del estado ha comenzado a enfrentar lo que nadie quería ver: el doloroso fracaso.

Ocurre en plena etapa de campañas electorales.

No hace falta ser opositor para sentir angustia porque las cosas no se están haciendo bien.

Hoy, el centro histórico convertido en un caos, sin esperanzas de hallar una solución, va a multiplicar a los críticos de una administración sin ganas de ser creativa cuando se trata de solucionar un gasto al cual, comienza a ver como oneroso.

¿Qué pasa con el genio de las finanzas de apellido García Portilla?

Ojalá no colapse él.

Que qué… según Ortiz, el voto de castigo a Mariano, de los principales activos del PAN

.

Se trata de la ironía como arma infalible de Ortiz, para provocar al gobernador de Tlaxcala, cuyas constantes acometidas contra el ex mandatario se convirtieron en la mejor campaña de prosilitismo involuntario a favor de Acción Nacional.

El gobernador de Tlaxcala, Mariano González Zarur, abrió demasiados frentes de lucha en lo que va de su administración.

Creemos que tres de ellos son de particular interés, pues se trata de los odios desatados entre los otrora muchachos del Partido Revolucionario Institucional (PRI), convertidos hoy en añosas aunque distintas expresiones de poder.

En un abrir y cerrar de ojos, esos dinámicos miembros de una clase política tan intensa que no cupo en el tricolor, pasaron de los simpáticos y eficientes pupilos de Emilio Sánchez Piedras a la cantera cenecista.

Hoy, esos muchachos cambiaron las austeras sesiones de formación echeverrista, por el asiduo intento de contener sus apetitos de poder. Cada cual encabeza su corriente y mantiene frescos los recuerdos de aquél PRI hegemónico… el que no aceptaba cuestionamientos… el del dogma presidencialista al cual deben su profundo culto a sí mismos.

Esos tres frentes de los que hablamos al principio de esta entrega son los encabezados por Beatriz Paredes, Alfonso Sánchez Anaya y Héctor Ortiz.

Que Mariano ayuda a la causa panista… ¿será?

Comencemos abordando a Héctor Ortiz, y su obsesión por usar la energía del contrario como el medio que justifica el fin.

A decir del ex mandatario, múltiples acciones de Mariano, unas crueles –como desmantelar sin provecho el padrón de personas de la tercera edad- y otras con odios personales inmersos, hacen del marianismo una especie de aliado panista involuntario.

Y a su parecer, ello será factor de un creciente voto de castigo este primero de julio.

No olvidemos que los participantes en esta guerra se valen de todo para hacerse de los acariciados botines: tres senadurías, tres diputaciones federales y una relación que puede ser de lujo, con aquél o aquella que se convierta en Presidente de la República. De pilón van las posibles diputaciones plurinominales.

Llamar aliado del PAN a un gobernador tricolor es una ofensa superlativa en la política, pero no es casual.

Es pura ironía provocativa. Ortiz usa la máxima de, el que se enoja… pierde. Y sacar a Mariano de sus casillas es relativamente sencillo. He ahí la prueba, llamarlo aliado del PAN describe el nivel orticista de perversidad. Sabe que sus palabras calarán.

Hasta hoy han sido un fracaso los intentos de encarcelarlo. De impedir su participación en la elección de julio. De enterrar la obra pública heredada.

Y cada vez que algún representante del marianismo sale a escena a tirar lodo al ex gobernador, este responde con sonoras burlas a su falta de oficio.

Si se impone en la elección de julio, además de contribuir a la llegada de Adriana Dávila Fernández, al senado, se convertirá en una constante pesadilla para el marianismo.

Beatriz y el movimiento subversivo en el tricolor local

Parece que a Enrique Peña Nieto, nadie lo frena para llegar a la Presidencia. Lo que sí es posible, es reclamar la relación del priísmo tlaxcalteca con el ¿inexorable?, encopetado ex mandatario mexiquense.

Parece que detrás de la iniciativa tomada por Linda Marina Munive, Noé Rodríguez Roldán y Silvestre Velázquez Guevara, está la poderosa influencia de la señora Paredes.

Y ese será parte del reclamo al interesante acto de sacrificio en el DF bajo la siguiente hipótesis planteada a Peña Nieto: no ganamos a la Izquierda el gobierno de la Ciudad, pero les quitamos tantos millones de votos, por lo tanto, merezco un buen lugar en el gabinete y que mi buena relación contigo se reconozca en mi estado.

¿Cómo?

Seguramente con las delegaciones federales, el botín que desde hoy es motivo de discordia entre el mandatario tlaxcalteca y la paisana Beatriz, haciendo su lucha en el DF.

Imagino la desesperación de González, quien no tiene más hijos para quedarse con la Sedesol, con Sagarpa, con el IMSS… vamos, hasta con la Profepa.

Alfonso: cumple primo… cumple

Bueno, y ¿cuál fue el pacto entre Mariano y Alfonso, que ha llevado al primero a reclamar cumpliento al segundo?

Acabar con Héctor Ortiz.

Nada más.

Cabe hacer una evocación a los tiempos citados al principio de esta entrega, cuando los muchachos (hoy bastante viejos) disputaban el afecto de una secretaria general de la Liga de Comunidades Agrarias, y para ello su expresiones eran más o menos así: “a mí me estima más”… “de ninguna manera, a mí es a quien quiere”.

Semejante diálogo lleno de profundidad dominaba sus largas horas de conversación.

Allá, lejecitos de la mesa, un Héctor Ortiz, chaparro y con muchos kilos de menos, no descuidaba agenda y libreta para tomar nota de la indicación de su jefa… Beatriz.

Quién lo diría, verdad… casi hermanos bajo el sol de Echeverría y hoy, nada más quiero verlos encontrarse en una calle… ¡se matan! (jeje) .

Rebelión adelantada en el PRI… otro desplante de Mariano ya no lo aguantan

.

Ya ven venir aquello de… nada debemos a los ofrecidos por el triunfo de Peña Nieto; entonces hay quienes ya se adelantaron a defender su derecho de disputar alguna delegación u otro encargo de los muchos que eventualmente se darán con el encumbramiento del PRI.

Hay quien ya vislumbra niveles inaceptables de poder en el gobernador Mariano González, ante el probable triunfo de Enrique Peña Nieto, en la elección del primero de julio… si en la víspera acabó con los sueños de varios –como Noé Rodríguez Roldán- basados en  la buena relación con el equipo del abanderado tricolor, consumado el supuesto gane, el ambiente será insoportable.

Tanto castigo no podía sino generar una rebelión.

Hay indicios, muy fuertes, de un movimiento surgido de las mismas entrañas del PRI y del gobierno que, buscaría la parte del botín de la que se siente merecedor.

Conscientes que por la vía de la disciplina partidaria y el respeto ciego al estatuto, prácticamente será imposible sobrevivir limitados a observar como Mariano se despacha con la cuchara grande, varios tricolores pulen el gran proyecto de escisión del marianismo, pero conservando un par de valores: el PRI y Peña Nieto.

Los precursores

Suenan los nombres de:

1.- Linda Marina Munive Temoltzin, quien parecería andar ocupada en la Ciudad de México, haciendo talacha para la causa que encabeza Beatriz Paredes Rangel. Consciente que Mariano, ni un saludo le regala, la ex dirigente tricolor estaría convenciendo liderazgos para reafirmar la lealtad a Enrique Peña Nieto, pero deslindándose de Mariano, cuyas muestras de querer el pastel para él solito y sus muy allegados, son motivo de más para pintar una larga raya.

2.- Noé Rodríguez Roldán, seguramente el más vapuleado de los priístas, a quien Mariano despojó en primera instancia de la largamente aguardada candidatura a senador y su principal proyecto: contender por la gubernatura de Tlaxcala.

A través del maltrato psicológico y laboral (dicen que hasta a cachatadas y coscorrones) Noé tendría que entender que sus aspiraciones llegaron en mal momento.

Entonces recordó que uno de sus valores, antes de entregarse en cuerpo y alma al marianismo, pues fue la promoción de Peña Nieto, con cuyos operadores mantuvo –antes de la elección ganada por Mariano- un permanente contacto e inmejorable ubicación a través de encargos hechos por el entonces gobernador del Estado de México.

Las cosas le pintaban de maravilla, hasta que sus alcances con Peña causaron discordia con su nuevo jefe: Mariano.

Entonces vino el despojo de la coordinación de la campaña peñanietista. Y Mariano la entregó a Marianito. ¿Hacen falta más muestras de esta codicia sin límites?

3.- Silvestre Velázquez Guevara, el camaleónico personaje que es leal a los personajes del momento.

Presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, el ex alcalde de Tlaxco guarda así de hiel debido a la frustración ocasionada por el dedo impasible de Mariano, quien además de impedirle cumplir con su sueño de contender por una diputación federal es el responsable de repentinas enfermedades nerviosas a causa de los tremendos golpes sobre la mesa cuando alguna de sus arbitrarias órdenes deja de cumplirse al pie de la letra.

Orticista cuando le convino –hay más de 20 invernaderos gestionados por él, en ruinas- no dudó en dar la espalda al panista cuando González Zarur lo llamó a hacer campaña.

Pero hoy que ha visto impedido su crecimiento en la política por la limitación impuesta por el mandatario, su jefe, se apresta a darle la espalda, porque ahora hay que trabajar nada más para Peña Nieto.

El común denominador

Pues sí, es un hecho que entre estos personajes domina la influencia de Beatriz Paredes Rangel, cuya inminente derrota en la Ciudad de México no será impedimento para dar a Peña unos dos millones de votos, suficientes como para incrustarse en el nuevo gabinete.

Y hay que planear con toda oportunidad el reparto de las delegaciones federales.

Ya se ve venir, al primer minuto del eventual triunfo peñanietista la declaración de Mariano: “en esta nueva conquista, no le debo nada a nadie… ni al partido, ni a la bola de ofrecidos que trabajaron sin que nadie los llamara”.

Otra de esas ya no aguanta el priísmo de Tlaxcala.

Funcionario de tercera pero con iniciativa

Ahora que Pensiones Civiles atraviesa por la enésima etapa de riesgo de colapsar, el vocero Raimundo Vega, ordenaría a varios sicarios suyos de la pluma lanzar metralla contra los sindicatos con líderes acostumbrados a ganar mucho.

Ello causa orgullo al añoso Vega, quien asegura a su jefe –el que ya lo corrió no menos de dos veces- que a golpes mediáticos va a acabar con esos sindicatos aprovechados y sus representantes voraces.

Este tipo pertenece a los hatos del marianismo que procuran dar problemas a su amo para mantenerlo distraído y evitar que se fije en la porquería en que tiene convertida la coordinación a su cargo.

Así, por lo menos gana tiempo antes de una nueva reprimenda con carácter de despido.

Quien litiga contra Cemex

Nos dijeron que el despacho de Mariano Palacios Alcocer, el ex líder nacional del PRI, es el encargado de pelear contra los abogados de Lorenzo Zambrano, contra quien intentan librar a la administración de González Zarur, de pagar la mega indemnización de 320 millones de pesos por suspender la construcción de la CAT.

Ajá, y cuánto cobra ese despacho… porque oiga usted, si intentan no pagar la millonada a Cemex pero de todos modos tienen que hacerlo, y además desviar otros millones al negocio del político de Querétaro, bonita maniobra la del marianismo para salir adelante.

Opiniones divididas: ¿Debe el Congreso prolongar la licencia a Lorena?

.

Desde la perspectiva de quien firma los cheques de algunos (caray, casi todos) legisladores, hoy mismo deberá tomarse la protesta al suplente de Cuéllar. Pero la otra parte del Legislativo no baja la guardia, defendiendo la curul que puede anexarse a su grupo parlamentario.

Dejar fuera del Congreso a Lorena Cuéllar Cisneros, además de una perversa maniobra con el sello marianista, exhibe el gozo de este cuando consigue afectar el patrimonio de su contraparte, sobre todo si se trata del personaje que con el tiempo podría sucederlo en el cargo.

Pero Mariano no advierte que su imagen del poderoso y ventajoso gobernante ocupándose de aniquilar a la sobrina de su incondicional amigo Joaquín –a quien hizo candidato a senador para ganar la elección para el cuñado de aquél, Fernando León Nava- corresponde a la de un individuo cuya misoginia lo remonta al contexto autoritario del cual proviene.

Casi podría garantizar que en el Congreso se impondrá una mayoría –la de los compromisos de centavos- para eliminar el nombre de la Cisneros de la lista de diputados. ¿Cómo?, pues tomando la protesta a su suplente, Ramiro Vázquez Ramos.

Entonces la ganancia se plantea doble, porque el nuevo diputado, lo será no sin antes humillarse ante quien le ofrece la oportunidad de su vida: convertirse de simple suplente a legislador en funciones, aunque para ello deba dar la espalda a Lorena y a las mil batallas lidiadas dentro del equipo de la hoy abanderada de las izquierdas al senado.

La consigna es despojar a Lorena de su diputación para que, ante su eventual derrota en las urnas desaparezca totalmente de la política… así solo será un mal recuerdo de quien con el tiempo podría convertirse en su sucesora. El sólo pensarlo agudiza los temblores.

Conmigo o contra mí

Semejante saña podría desatar la solidaridad entre la oposición.

¿Qué dirá la panista Caritina, defensora de los derechos de las mujeres y presidenta de la Comisión de Concertación y Conciliación del Congreso?

Vaya reto, verdad. Sustituir la buena relación entre los altos mandos por un necesario posicionamiento. Pues ahí tiene la prueba de fuego. Apoya a su compañera de género o, sigue ceñida al mandato de quien aparentemente la domina desde el edificio de enfrente.

Será acaso la respuesta a la denuncia recién presentada por la dirigencia nacional perredista ante el IFE, buscando constituir una comisión de vigilancia del uso de los recursos públicos en el estado donde el coordinador de la campaña de Enrique Peña Nieto se llama igual que el gobernador en funciones.

Como sea, deja ver el fundado temor de quien puede verse perseguido por las atrocidades consumadas y las que faltan. Entonces mejor corta  esa posibilidad con años de anticipación. Creo que así lo hizo con su ex cuñada Guadalupe Sánchez Santiago, cuando la hizo perder pues, la veía con posibilidades de crecer y hacerle competencia en sus planes de convertirse en gobernador.

Y qué tal si panistas, perredistas y de partidos con menor representación –no todos verdad- se unen para impedir la protesta de Ramiro Vázquez, apoyando la prórroga de Lorena, ahora como nuevo miembro de la bancada perredista.

No se necesita ser experto para darse cuenta del error cometido por Mariano, ensañado con la hoy candidata progresista al Senado. Para ver que dicho exceso podría sumar simpatías a la ex priísta bajo la repulsión causada por el perro grande que muerde al perro pequeño.

Ya veremos la que se arma en sesión.

¿Quién ganará, la línea que obliga a los diputados a desquitar las mesadas o, aquellos dispuestos a defender una diputación que podría engrosar a su grupo?

Ernesto Ordoñez… pensiones, a la baja

Entre la multitud de pensionados con percepciones muy modestas y, la cúpula que recibe cómodamente cada mes un jugoso cheque, hay así de paz cuando el actual titular de Pensiones Civiles del Estado, muestra crudamente la imposibilidad del gobierno para seguir solventando el mencionado gasto.

Unos y otros aseguran tener la razón. Unos por atribuir a esa percepción el derecho ganado tras una vida entregada al servicio público. Los otros, nada más dicen… no hay dinero.

Y el truene está a la vuelta de la esquina.

Y ya comienzan las previsiones, la primera de las cuales es prohibir marchas en el Centro Histórico de Tlaxcala.

Parece tener dedicatoria a quienes planean hacer pública su indignación el primero de mayo.

¿Acaso no entienden que hoy se acabó la tolerancia a expresiones de esa naturaleza?

La no actualización marca límite a Mariano, para no estorbar a Marianito

.

Al mandatario estatal le dio por iniciar anticipadamente la campaña negra contra sus adversarios; en consecuencia su fuerza se diluyó. Hoy ve como los expertos del PAN en destruir, están causando un terrible daño al mito llamado Enrique Peña Nieto.


La campaña negra contra Enrique Peña Nieto, apenas inició y, los daños ocasionados ya son perceptibles. Se desvanece el mito creado en los foros de telenovelas bajo el calificativo de: “mentiroso”, y si no fuera por la pésima campaña de Josefina Vázquez Mota, con un titubeante y confrontado inicio, la distancia entre ambos a estas alturas no alcanzaría los dos dígitos.

Para bajar al ex mandatario mexiquense los expertos panistas en la descalificación –comandados por Juan Ignacio Zavala, cuñado del presidente Felipe Calderón y gerente de la edición global de El País- hacen el intento por superar el babelesco caos entre su partido, el PAN y el equipo de la temperamental Josefina “la jefa Vázquez Mota”.

Y la atropellada mesa de la verdad realizada ayer martes en Tlalnepantla, mostró la artillería tras la jefa, combinando la inflexibilidad de Roberto Gil (y sus 120 pruebas de compromisos de Peña incumplidos como gobernador del Edomex), del presidente del albiazul Gustavo Madero (ahora sí, clavado en la campaña de Chepina) y del propio carnal de Margarita Zavala, cuyo principal mensaje a la contraparte priísta fue que cuenta con una caja de pandora para seguir mellando la imagen de Peña Nieto.

El equipo tricolor, comandado por el líder nacional Pedro Joaquín Coldwell y por Luis Videgaray, coordinador de la campaña peñanietista, tuvo que retirarse al percibir un ambiente hostil en el los ataques de sus contrarios se acompañaron por viles agresiones de simpatizantes supuestamente acarreados y por vecinos de Tlalne, molestos por la obra inconclusa que tantas molestias les ocasiona.

Solá al acecho

Es tan amplia la ventaja de EPN que aun con la campaña negra panista podría conservar la distancia, a decir de expertos que observan a detalle el comportamiento de los candidatos.

Sin embargo, el apuesto político de Atlacomulco tiene ante sus ojos las experiencias del pasado, cuando suponer al silencio como respuesta adecuada a la descalificación fue el peor error cometido por el entonces puntero Andrés Manuel López Obrador, a quien acabó por reventar el famoso: “es un peligro para México”, bajo la autoría de Antonio Solá, presente por cierto en la reciente reunión de Cartegena y, sin duda muy atento a ofrecer sus servicios en Puerto Vallarta, aprovechando por cierto, que viene en la comitiva del presidente del gobierno español, Mariano Rajoy.

Guardando proporciones

Es evidente que en Tlaxcala, la falta de orquestación y la ausencia de buenas individualidades, aportó pésimos resultados a la campaña negra desatada por el gobernador Mariano González Zarur, en contra de aquellos a los que casi considera enemigos a muerte.

Los nombres: Lorena Cuéllar y Héctor Ortiz.

Contra los dos, los ataques fueron anticipados, faltos de una coordinación y acabaron por aislarse ante un cúmulo de fracasos legales ocasionados por la inexperiencia de su equipo, sometido a la más terrible presión imaginada en su vida para dar el ancho a la expectativa de alguien como Mariano, que visualizó el desgaste de sus oponentes mediante la descalificación, pero que ahogó esos intentos con el aislamiento en el que ha sido planteada su metralla, parte fundamental del narcisismo que al día de hoy lo tiene en una suerte de burbuja distante de la realidad.

Ese estilo, pasado de moda corre el riesgo de estorbar a su propio hijo Marianito, cuando este deba bregar en consonancia con la directriz de Luis Videgaray, y a salvo de las acometidas setenteras de alguien tan parecido a Vicente Fox y su locuacidad incontrolable, al grado de ser tema de los mismísimos analistas de El Vaticano, que así lo plasmaron en el argumento para desconocer el matrimonio con Lilián de la Concha, para dejar el camino libre a Martita Sahagún.

Es buen tiempo (setenta y tres días) para que el mandatario reserve sus ímpetus de jovenazo a mejores propósitos que no sean seguir dañando las campañas.

Comenzó mucho antes de la fecha indicada, y como nadie le puede hacer la mínima observación, se recetó a sí mismo el amargo sabor que proviene de la sabia voz: “nadie experimenta en cabeza ajena”.

Si hoy fuera la elección

Vale la pena echar un vistazo a los resultados de Demotecnia, firma encuestadora que encuentra los siguientes resultados:

Acudiría a votar 53% de los electores y la elección para Presidente la ganaría Peña Nieto con 39% de los votos, el PAN obtendría 31%, López Obrador 29% y Quadri apenas alcanzaría 1%.

Puedo decir que es un escándalo la diferencia entre este ejercicio –publicado en unotv.com- y las encuestas que dan a Peña una diferencia de dos dígitos. Los autores de este trabajo sostienen lo siguiente:

“En la encuesta de Demotecnia, al igual que en todas las otras encuestas publicadas, las respuestas directas a la pregunta “si tuviera que decidir ahorita ¿por qué partido o candidato votaría para Presidente de la República?” fueron 23% por JVM, 37% por EPN, 23% por AMLO y 1% por GQ. El resto respondió que no votaría por ninguno, que no sabía por quién votaría o de plano dijo que su voto era secreto”.

“Si realmente fueran a votar todos los que nos dijeron el nombre de un candidato, tendríamos una participación de 84%, lo cual, dada la historia electoral, es una cifra muy poco probable de alcanzar, sobre todo si consideramos que sólo 61% estaban conscientes de que habría elecciones en julio, es decir, que de entrada hay 23% de electores que nos dijeron por cuál candidato votaría, pero no sabían cuándo”.

Las placas no llegan; enésima pifia del marianismo y justificante de los coscorrones oficiales

.

Se necesita el concurso de funcionarios de la talla del secretario de finanzas, de la titular de Secte y del director del C-4 para hacer que el gobernador quede mal, de veras mal ante una multitud de causantes cumplidos que reclaman la entrega de sus nuevas placas de circulación.


El entusiasmo de unos 160 mil automovilistas por recibir sus nuevas placas de circulación se ha visto opacado por la tardanza de las autoridades para entregar el producto por el cual ya cobraron 591 pesos más 236 por concepto de refrendo.

¿Cuál es la causa de la demora, si el esquema de gobierno es gerencial?

Teóricamente las indicaciones del contador-gobernador a sus subordinados fueron muy claras: limitarse a administrar. Sin mayor complicación.

Ah, pero hay que ver la indescriptible capacidad de la burocracia subordinada para perjudicar cada proyecto encargado. Es una habilidad fuera de este mundo.

De las nuevas placas, por ejemplo, la secretaria de Comunicaciones y Transportes, Gisela Santacruz, asegura que ahora sí contarán con un chip, más inteligente que el promedio de los funcionarios marianistas, capaz de lanzar mensajes codificados a las antenas de primer mundo, adquiridas, con el único fin de interpretar ese avanzado lenguaje que le platico.

Pues qué bien, verdad.

Pero, ¿y las placas… y las antenas para localizarlas?

Nada más nos las imaginamos gracias a las formidables descripciones hechas lo mismo por Ricardo García Portilla, el secre de Finanzas que por la propia Gisela, quien a su vez involucró a Benito Hernández Fernández, titular del C-4 para cerrar el círculo de beldades respecto a las famosísimas matrículas mandadas a hacer a Yucatán (tal vez en uno de los románticos encuentros al más alto nivel).

¿Se ha dado cuenta que crecen los fenómenos como el de las placas?

Y el gobierno pierde credibilidad.

Clausuró el Tribunal Laboral, y ha tenido que recular. Hizo lo mismo con la Central de Abasto de Tlaxcala y, hoy se apresta a pagar una fortuna por concepto de indemnización y otras penalizaciones.

Clausuró la construcción de la Plaza Bicentenario y hoy no sé qué espera para retirar los sellos y así permitir que los trabajos se reanuden, pues la justicia federal concedió un amparo a la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UAT) para seguir con el comodato otorgado por el gobierno de Héctor Ortiz Ortiz.

Basados en la cauda de pifias en estos primeros quince meses de gobierno, las fallas son una constante.

González Zarur, debe dar un golpe de timón para dejar de perder terreno ante los ciudadanos.

No se trata únicamente de la impuntualidad en la entrega de las nuevas placas de circulación.

Tiene que ver con las heridas causadas a su propio partido en mayo del año anterior, cuando gritó a todo pulmón no tener deuda alguna, ni siquiera con el instituto político con cuyos colores contendió y ganó al PAN la pasada elección.

Lastimar, humillar, dañar, desconocer, son acciones que con el tiempo se convirtieron en deporte, y aunque generalmente tuvieron desenlaces adversos no han salido de esa percepción de la colectividad, en la que va incluida la propia burocracia a su servicio.

Mire usted, a propósito de las placas y el incumplimiento en su entrega, en este espacio revelamos acciones de maltrato a los servidores públicos… algo que no tiene nombre, ni registro en la historia moderna no sólo de Tlaxcala, sino del país.

El dato pretendió verse como un atrevimiento de parte nuestra y nos costó ser llamados por la procuraduría ante la queja de los personajes, hasta ese momento supuestamente maltratados por su jefe el gobernador.

Hace unas semanas, durante los informes regionales de don Mariano, este reveló ser asiduo golpeador con sus subordinados: “yo les doy sus coscorrones”, confesó riendo ante ciudadanos incrédulos.

Se nos advirtió que para evitarnos problemas sería causa de sanción volver a mencionar el término: “el secretario de los zapes”… pero ya ve usted, el propio autor de esos zapes se encargó de echar abajo las acusaciones de su secretario de finanzas.

¿Qué va a pasar hoy, cuando el proceso de emplacamiento es un rotundo fracaso?

¿Quién se esmera en recibir dosis de zapes?

Gisela Santacruz, aseguró que ya pagó 80 por ciento de los 200 mil automovilistas. Es decir, 160 mil han desembolsado 827 pesos por las latas y el refrendo… pero no vemos para cuándo lleguen las llevadas y traídas nuevas placas.

Como puede usted observar, se necesita del concurso de muchos para lograr las pifias.

Hoy los responsables comienzan con la titular de Secte, Gisela Santacruz, pasan por finanzas y hunden a Ricardo García Portilla, y dan la bienvenida a Benito Hernández Fernández, del C-4.

Sin embargo el que queda mal es Mariano.

Y los que ya pagaron, oiga pues están justificadamente molestos.

Adiós a Arzaluz

Para el temperamento marianista sencillamente personajes de la talla de Arzaluz Alonso, no prosperan.

Al frente de la Coordinación Estatal de Ecología tuvo un papel demasiado modesto. No queremos decir que no hizo nada, pero sinceramente no veo que haya disminuido la contaminación o, que la corrupción en los centros de verificación vehicular haya desaparecido.

Lo que me preocupa es que a dicha coordinación llega un señor de apellido Lima, no tanto en atención a sus capacidades –de las que nunca dudaré- sino como cuota en el reparto del pastel a uno de los personajes más siniestros de la política tlaxcalteca.

Si Mariano considera que premiar a Ariel Lima Pineda, colocando a uno de sus hijos al frente de una instancia harto sensible a los ciudadanos es una forma adecuada de manejar ese capítulo en la víspera de la elección, siento decirle que se halla en un craso error.

Atrapan a ex colaborador orticista… huy qué miedo

Ciertos medios a modo maginfican notas que, no dejan de ser delicadas pero denotan el hambre de quienes lo firman.

Resulta que el secretario particular del anterior titular de Sefoa, fue encarcelado como resultado de una denuncia penal.

El hecho no es para menos, pero la receptividad de blogeros y gentes con tecnología de vanguardia nos lleva a pensar en lo chafa que resultan en el largo plazo (y en el corto también).

Cargar con el rechazo por las pifias… apelar al tema Peña Nieto para no profundizar

.

Cuando a los candidatos del PRI les llueven reclamos debido al cruel y a veces errático estilo marianista de ejercer el poder, hábilmente se opta por el tema Peña Nieto y su inigualable éxito estadístico… es mejor que entrar en improductivos detalles.

Sería impensable separar la mala influencia del gobernador Mariano González, de los candidatos de su partido, pero como nunca es necesario.

Y hay de aquél abanderado sin estructura propia para promoverse. Creer que el respaldo de su partido es suficiente para obtener buenos resultados en la urna es un rotundo error.

¿Habrá entre los candidatos algún valiente que presuma logros del actual régimen para ganar simpatías?

Yo creo que no. Un impasible voto de castigo sigue a todos lados a los hombres y mujeres del PRI. Y si alguno de ellos confía en su partido y en el sincronizado sistema de antes para impulsar su proselitismo le aguarda la amargura, al darse cuenta que los ladrillos colocados en cada jornada, van a dar al suelo con las frecuentes pifias del marianismo y su singular equipo de asesores.

Viene entonces el necesario efecto Peña Nieto. Con él se logra equilibrar la pesada sombra local, pero insisto, aparece la necesidad de contar con puentes y carreteras propias si se tiene un mínimo de sentido común.

La deformación es de fondo. Inicia desde el mismo palomeo. Unos resultan beneficiados con el dedo/yerro y otros han de ser sacrificados. Tuvieron la mala suerte de confrontar los estados de ánimo antepuestos a cualquier análisis con tantita seriedad.

Así, unos con mérito de sobra y otros, sorprendidos por alguna ocurrencia de carácter cupular que acabó por mandarlos inermes a la batalla, han tenido que surcar los raros caminos, con todo para un triunfo holgado, pero precisados a escuchar toda clase de improperios, por causas ajenas a ellos.

Es el precio del equipo conformado por puro segundón. Desde el michoacano que ve nada más por su beneficio, hasta el médico con título de secretario, bueno para la compra inflada y para la grilla interna, pero negado a la demasía vital tan necesaria a los políticos con el sueño de no ser macetas incapaces de superar el limitado corredor al que pertenecen.

Aquí se abre la brecha. Estos, de naturaleza cortoplacista, codiciosos y profundamente egocéntricos, carecen de cualquier doctrina –salvo la seguridad que les hace sentir el dinero, fácil y abundante gracias al sistema que ellos mismos han formado-.

Los abanderados, en cambio, cargan adonde quiera que vayan con este lastre, y han de inventar métodos para saltar el tema local del poder. Mejor hablan de Peña Nieto y su inmejorable estadística.

De ello resulta el nuevo lenguaje entre potenciales votantes y aquellos que demandan su sufragio.

En este brinco no ha sido ajena la distancia –cada día más grande- entre el pull de Peña y la arrogancia local, capaz de inducir con sus desplantes la suspensión de eventos como aquel anunciado para el pasado diez de abril en Calpulalpan, cuando aquí anduvieron Josefina y el Peje, haciendo los honores en sendas plazas de Apizaco.

No dude usted que vengan cambios.

La campaña del PRI no ha prendido como suponían. Y si no fuera por el esfuerzo de algunos, esto ya habría tomado visos de tragedia.

No son casuales los focos prendidos en el primero y tercer distrito electoral. Menos lo es la amenaza orticista en el segundo, en contra de un Enrique Padilla a quien esa corriente política considera un traidor.

Y el lío con de la CAT, ¿cómo va?

A la mucha tinta gastada en torno de la indemnización de 320 millones de pesos que el gobierno de Tlaxcala tiene que pagar a Cemex, por incumplir el contrato suspendiendo la construcción de dicha obra, hay una situación embarazosa.

Es muy claro el clausulado de penalización que obliga al gobierno tlaxcalteca a entregar de manera directa el recurso al que ya nos hemos referido.

Pero los bellos de cualquiera se erizan al ver una parte más de las mencionadas cláusulas, muy claras al anunciar la afectación de las participaciones para asegurar las obligaciones adquiridas mediante un contrato signado con una filial de la empresa cementera más poderosa del país.

Tomemos en cuenta la cercanía de la elección.

Imagine el golpe a las finanzas de Tlaxcala y a los compromisos asumidos. ¿Y si la afectación de los más de 400 millones de pesos se da de cara a diciembre, cuando habitualmente Tlaxcala se las ve complicadas para asegurar el pago de aguinaldos y prestaciones al poderoso gremio magisterial?

Acusa Ortiz lanzamientos de lodo a la cara

En entrevista con agendatlaxcala, el panista –por conveniencia- Héctor Ortiz Ortiz, instó al electorado a comparar los perfiles de quienes aspiran a una curul, y se quejó por aquellos representantes tlaxcaltecas del pasado que, ni leían ni escribían, y en consecuencia nunca participaban en las sesiones.

Como si se tratara del cariñoso Peje, el abanderado albiazul perdonó a quienes antes lo tildaban de ratero y con el tiempo hasta se convirtieron en sus aliados. Caso concreto, la senadora Minerva Hernández, quien lo traía marcando el paso y hasta le adjudicó un castillo en Inglaterra, afirmación que según Ortiz, “es una tontería”.

Llamó a Adriana Dávila a aceptar sus errores como causa de fondo para perder la elección de 2010 al gobierno, pues uno busca culpables antes de aceptar la responsabilidad.

Tras dicho ejercicio catártico, el ex mandatario se declaró impulsor de las reformas estructurales en materia laboral y de justicia, tal como lo pregona Josefina Vázquez Mota.

Tal vez la diferencia estructural entre el marianismo y el orticismo, es el tema electoral del momento, pues mientras el ex rector conserva a sus valiosos mapaches, Mariano debe bregar contra la candidez e ignorancia de sus subordinados.