[xyz_lbx_default_code]

Archiv para 2 febrero, 2012

Adriana, notó de súbito su preferencia por Josefina, y negó a Cordero-¡Felipe Calderón!

.

Veremos si Héctor Ortiz actúa de manera parecida con la Vázquez Mota, de visita mañana viernes… esta democracia interna mal enfocada, hunde a Acción Nacional y hace más incierto que nunca quién de los dos se hará con la primera fórmula al Senado.

El que Adriana Dávila Fernández anteponga la ingratitud con el sistema que todo le ha dado, evidencia el pragmatismo con el cual se decidió a actuar, autosuficiente como suele ser y aliada de Josefina Vázquez Mota, tan de nuevo cuño como cruel fue dar la espalda a Ernesto Cordero, en su visita de ayer miércoles a Apizaco.

Su adversario en la interna panista por la candidatura al Senado, Héctor Ortiz Ortiz, intuía el predecible desdén de la ex candidata al gobierno; entonces no dudó en recibir cálida y multitudinariamente al débil ex secretario de Hacienda, más como un acto de cortesía al presidente Felipe Calderón que, esperando el milagro para remontar la inalcanzable ventaja de la ex secretaria de Educación Pública (SEP) sobre Ernesto Cordero y sobre Santiago Creel.

Adriana dilapida la preferencia y protección calderonistas quedando bien con la Vázquez Mota, en cuyas tarjetas informativas aparece claramente el convenencerismo recurrido por la apizaquense. Pareciera un básico razonamiento: “Felipe ya se va… entonces hay que mostrarse complaciente con Chepina”.

Tal vez el desdén podría costarle la primera fórmula en la candidatura. Tal vez el detalle aprovechado por Ortiz, podría influir en la decisión cupular que defina el orden de la mancuerna, pero a tres días de las votaciones internas no debería faltar la diplomacia… eso que los panistas ponen por debajo de sus reglas de juego y que tantos fracasos les ha acarreado a lo largo de su haber cotizante en el círculo del poder.

Veamos cómo reacciona Ortiz ante la visita de Josefina, mañana viernes.

Puede repetir la movilización de sus huestes para tener presencia ante la virtual ganadora del proceso. Lo juzgarían todo un convenenciero pero, ¿acaso no es ese el estilo fiel mediante el cual lo mismo compra partidos en calidad de franquicias que demuestra su flema priísta para actuar en momentos políticos de apremio?

Y lo que son las cosas al interior del PAN. Adriana notó una repentina preferencia por Josefina. No le importó desplazar a Aurora Aguilar, la original impulsora e incondicional de Vázquez Mota en cada lugar donde se encuentre haciendo grilla.

Nada más que hoy, ambas son precandidatas. Y así como se cuecen las cosas en un partido que se precia de su democracia interna, Dávila podría caer a la segunda fórmula y ver frustrada su ilusión de una curul en la Cámara Alta.

Bueno y qué tal si la que llega al Congreso es Aurora, con todo y lo accidentado de su desempeño del que, sin embargo nadie podrá regatear lealtad a Vázquez Mota.

Esa es una de las posibilidades que hoy, día de la Candelaria, viven con intensidad los militantes de Acción Nacional.

Tanta democracia nos partió la madre…

Esas son palabras de Tulio Hernández Gómez, el viejo ex gobernador priísta que teniendo vigencia en Tlaxcala y en su partido, ya veía venir la inconveniente etapa en la que la gente sería superior a la impasibilidad de los partidos.

Hoy, Mariano González, heredero de ese legado, tomó por asalto la democracia interna de su partido, la arrendó y para sorpresa de muchos ha conseguido al día de hoy una dupla disciplinada y sin protesta alguna en la mancuerna Joaquín Cisneros Fernández-Anabel Ávalos Zempoalteca.

La estrategia retro en su partido rinde resultados positivos. A diferencia de las hostilidades entre orticistas y adrianistas en el PAN, o de la amenaza de ruptura en el PRD si se insiste en imponer a Lorena Cuellar.

Y no es la única disciplina donde la intolerancia marianista ha podido contener el desbordamiento de otros grupos, como el de su primo Poncho Sánchez Anaya en el Poder Judicial.

Hoy, en un ambiente no de respeto o disciplina, sino de pánico porque en el Tribunal Superior de Justicia (TSJET) se vive el marianismo con intensidad, Justino Hernández fue reelecto presidente, como premio a su pasividad ante la reforma mutilante de magistrados herederos de la reforma sanchezanayista que en su momento se planteó como algo inaplazable (el incremento de magistrados).

Justino, sin embargo enfrenta la oposición de magistrados como Tito Cervantes, dispuesto a dar la batalla hasta las últimas consecuencias al comprobar que la imposición de estos tiempos va más allá de cualquier carrera en el servicio público o del derecho que da el tiempo a quienes mediante la constancia reclaman algún tipo de canonjía.

Pero, irremediablemente vienen los excesos

Roto el equilibrio al que la clase política suele llamar correlación de fuerzas, Tlaxcala atiende a una sola voluntad: la del mandamás.

No puede haber, en consecuencia, quien cuestione que al number one le asiste el derecho de contar con asesores de renombre, de cuyo, “sabio consejo”, se aspire a la mejor decisión.

A lo mejor por eso es que toma fuerza la versión que pondera la generosidad del estado más pequeño de la República para atender a cuatro ex presidentes del CEN del PRI como se merecen.

De aquí saldrían con esmerada puntualidad los estímulos a dos pares de esos dinosáuricos líderes, por la módica cantidad de 150 mil pesos mensuales. Ninguno de ellos es mujer (o sea Beatriz y María de los Ángeles no se cuentan) pero la escandalosa financiación va a retumbar en el salón presidentes del CEN, en cuanto se enteren que, “la cuantiosa beca a los ex dirigentes del CEN”, empobrece a un pueblo al cual hoy se niega la asistencia, sobre todo si la piden campesinos o personas de la tercera edad.

Okey, los beneficiarios de esta generosa, ¿beca, mesada, retribución, asesoría?, pertencen a la tercera edad, pero oiga usted, hay de senectos a senectos… ¡carajo!

Los grandes trechos en el ámbito de los consejeros

Mientras aquellos ex líderes del partido tienen resuelta su economía por varias generaciones, los soldados rasos de este régimen sobreviven a través de la intriga y la ineficacia.

Los dos jóvenes abogados del marianismo (uno peloncito y el otro cachetoncito) han llegado al extremo de ocultar información respecto a las consecuencias de sus pifias de litigios.

Tres ejemplos: el pleito contra notarios ha resultado un fracaso; la disputa por la Plaza del Bicentenario, también.

Pero la conseja para inhabilitar a Héctor Ortiz, como medio infalible para sacarlo de la jugada electoral, fue la gota que derramó la paciencia de un gobernador que aguantó hasta lo indescifrable, en tratándose de soportar las equivocaciones de su secre de la Función Pública y su también ¿secre?, de la consejería legal.

Ambos, tirándose todo el estiércol posible antes de reconocerse como los malitos de la película, siendo que todo lo han tenido para desempeñarse por lo menos como funcionarios eficientes.

Lo peor es que hoy, no hay de quien echar mano para sustituir a este par… de acuerdo, a los despachos externos les resultaron el negocio de la vida, pero, ¿y qué hay del proyecto marianista para sancionar la tremenda corrupción detectada en su antecesor?

El escándalo del nepotismo

Una de las sugerencias de aquél par, fue exhibir a los carnales de Ortiz inscritos en la nómina. No tardó en aparecer la veintena de supuestos parientes de González haciendo nego o viviendo de las quincenas oficiales.

Mas tendría que venir el bombardeo que ha generado inquietud en el sir comandant, al extremo de tener en puerta un viaje más a Japón, para atender –eso comentan- esos males neurológicos de los que tanto se ha hablado.

El legislador Justo Lozano Tovar, configura no una veintena de ejemplos actualizados de nepotismo, sino cien de ellos.

El protagonista del mando en Tlaxcala jaló tanto las ligas del poder, hasta que una a una comenzaron a reventar. Y el ciento aquél que le platico puede ser la goma más aparatosa de la cual no quiero ni pensar en el reforzado escándalo en puerta.