[xyz_lbx_default_code]

Archiv para febrero, 2012

¿Aplican los recortes de los nuevos tiempos en el desempeño de la universidad?

.

Fiel a su teoría de doblegar a ricos y pobres privándolos de toda suerte de recurso, el mandatario estatal siembra en la preparación regateada de las nuevas generaciones de profesionistas, cuya percepción de él no les animará a erigirle un monumento.

El trecho entre el tema de la educación superior y, el gobierno de Tlaxcala creció exponencialmente este año. Es cuestión de números, pues mientras el Congreso autorizó un presupuesto de 89 millones de pesos (mdp), la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UAT) fue capaz de captar más de 101 mdp a través de servicios prestados e ingresos propios.

La institución había solicitado un incremento de 25 por ciento, pero lo autorizado fue de 1.06.

Es notoria la falta de voluntad para respaldar la economía de la máxima casa de estudios de la entidad.

Va implícito el enojo causado por el comodato de cinco años en la Plaza del Bicentenario. También la imposibilidad de introducirse a las instalaciones con un discurso atractivo. Sencillamente no hay química entre la avanzada académica de la institución  y las marcadas limitaciones del titular del ejecutivo local en ese rubro.

Práctico como suele ser, el gobernador pretendió sustituir a la UAT por un proyecto localizado en la región de Apizaco y con ello rubricó el distanciamiento de la fuente generadora de más de sesenta mil profesionistas a lo largo de 35 años de existencia.

Como si fuese posible hacer una analogía de la arbitraria y llena de opacidad, función del Hospital Central de Apizaco como sede alterna del Hospital Infantil de Tlaxcala, el mandatario estatal enfocó sus reflectores a la Universidad del Valle de Tlaxcala (UVT), para aliviar la nostalgia que le causa la puerta cerrada por el mismo en la UAT.

Fiel a su estilo asfixiante con el recurso económico, optó por cerrar la llave a la educación superior.

Eso no habla bien de un gobernante. Ni siquiera es en detrimento de la imagen universitaria, pues la mayor parte de sus ingresos proviene de programas de carácter federal, en cuya gestión sobresale consistencia y puntualidad.

Tal vez con entes inferiores son efectivas esas formas que buscan la dominación. Creo que con la universidad pública de Tlaxcala, el gobernador Mariano González Zarur, comete un delicado error.

Ni mujeres y hombres en busca de su formación académica van a desistir, como tampoco les animará construir algún tipo de monumento a quien los disputa para llevarlos al raro feudo, donde su influencia es perturbadora.

Al presentar su primer informe de actividades, el rector de la UAT, Víctor Job Paredes Cuahquentzi, puso el dedo en la llaga de aquella medición muy de provincia para racionalizar el recurso en tanto supuesto método infalible para someter a las gentes y a las instituciones.

Así, no puede haber educación superior de calidad. Y quién pierde más  con esta falta de voluntad:

¿La universidad?; realmente no. Mejor optó por aplicar creatividad a la búsqueda de ingresos propios.

¿El estado de Tlaxcala?; creo que tampoco, pues habrá quedado de manifiesto que este mal momento culminará en el mediano plazo, para no volver a presentarse.

¿El gobierno de Tlaxcala?; dígame, ¿con qué ánimos alardeará nuestro ejecutivo ante sus colegas, respecto a eso que llamó resarcimiento del tejido social, esta vez en el rubro de la educación superior?, ¿Acaso les dirá que sustituyó a la universidad pública por un proyecto particular de sus paisanos apizaquenses?, o, ¿de plano reconocerá su incapacidad para meterse en la vena universitaria con la madera de líder que al día de hoy se le ha negado?

El mandatario González Zarur, debería tomar en cuenta que están de por medio las próximas generaciones de egresados de la UAT, y las distintas percepciones que de él se formen como parte fundamental en la creencia esa transexenal que suelen padecer los gobernantes más o menos a partir del segundo año de su administración.

En el Teatro Universitario

La convocatoria de la institución y del rector Paredes Yauhquentzi, siguen acaparando grupos y liderazgos, pues no es menor el propósito en la mira: “al margen de filiaciones partidistas o colores, la sociedad espera respuestas y soluciones que generen, a través de la educación, otras alternativas de bienestar y estabilidad social, que tanta falta nos hacen en estos tiempos”.

Es precisamente hablar de estos tiempos un complejo desafío que obliga a quienes encabezan a la institución a buscar mejores derroteros: “tengan la certeza que no nos quedaremos de brazos cruzados. Recurriremos a la creatividad y al conocimiento, a las alianzas y al consenso, para seguir en esta lucha incesante de mejorar nuestros servicios educativos”.

Cinco ex rectores, diputados federales, senadores, alcaldes y, en general una parte importante de la clase política, superaron la pretendida demostración marianista de escasa preocupación en su quehacer temático. Como representante del Ejecutivo llegó un funcionario menor, de apellido Islas (pero no del clan Islas Chío) con mirada entre incrédula, pero sobrada; al contrario de austero atavío personal, como mensaje de esos nuevos tiempos (otra vez) destacados por el reparto de miseria que, gustosos la disfrutan aquellos bajo el nuevo yugo de cuasi esclavismo, propio del estilo retro de aplicar hoy el poder.

Los pluris del PRI… sólo uno seguro, Junior: ni prestigia al PRI ni ha dado la vida por él

.

Conste que así lo condiciona la convocatoria y lo sanciona la comisión política permanente del Consejo Político Nacional… ahora que ser nini tiene sus ventajas, porque ni te expones a andarte adhiriendo al PAN para luego andar tronando tus dedos, por lo que viene…

Mañana miércoles 29 de febrero es un día importante en la vida de Junior. Su nombre quedará inscrito entre los cuatrocientos aspirantes a diputaciones plurinominales.

Cueste lo que cueste tendremos el orgullo (ejem) de contar con un legislador tricolor jovenazo, buen mozo, novillero, rico, con habilidad para el nego, ah y eso sí, con muchas horas por las aulas (digo, no necesariamente prestando atención a los profes).

Como lo deja muy claro la convocatoria del partido: la comisión política permanente del Consejo Político Nacional (del cual forma parte nuestro paisanito) vigilará que en la integración de las listas plurinominales nacionales, los candidatos prestigien al tricolor, que se valoren los servicios prestados al partido en elecciones y en los procesos de organización de los mismos.

Bueno, y quién dice que el joven novillero no llena los anteriores requisitos. ¿A usted le consta que así sea, o mejor dicho, que así no sea?

Por favor, no me conteste.

Pero la convocatoria tiene otros requisitos. Y para superarlos hay que disponer de mucho dinero, porque viene lo difícil: se deben seleccionar perfiles profesionales para cubrir las necesidades del trabajo legislativo, de comisiones y en el debate.

Oiga usted, y qué… ¿acaso no le ve capacidad a nuestra propuesta?… digamos que puede debatir sobre… cuál es el mejor antro (ese es un tema actual), cómo hacer dinero fácil durante la feria de Tlaxcala (ah eso sí), ¿cuál es el videojuego más caro?, o ¿cómo conseguir boletos de primera fila para el Superbowl?

Lo siguiente que apunta la convocatoria es muy incómodo… mantener los equilibrios regionales en función de los votos que se aporten al PRI, cuidando la representación de todas las entidades federativas en las cámaras e incluir las diferentes expresiones del partido y sus causas sociales.

Bueno, y entonces por qué a nuestro amiguito lo quieren hacer diputado por la circunscripción que incluye a estados del sureste… qué, allá no hay gente capaz, ¿o se trata de meterlo a toda costa, no importa desplazar a gente con méritos de sobra?

Mañana mismo, decíamos, se habrá de efectuar el cónclave tricolor en una hacienda hidalguense. De ahí saldrán, pésele a quien le pese, los nombres de quienes calculadora en mano aguardarán los resultados de la elección de julio, para ver si serán parte de la próxima legislatura.

Todo el mundo tricolor tlaxcalteca está intrigado sobre el nombre de quien será la propuesta para el Senado… no pues hay muchos nombres, pero todos… calladitos pues saben que con la actual política de, el que se mueve no sale, caro pagarían la osadía de adelantarse… ya ves cómo le fue a Lorena Cuéllar y a la otra seño, sí la de las guantadas… la verdad no me acuerdo de su nombre, pero se parece bastante a Paquita.

Lo bueno de ser nini

Cuando uno forma parte del ninimundo, pues ni estudia, ni trabaja, ni es gente de provecho…pero tampoco se expone a cometer algún error, pues porque simplemente nada le anima.

La intensa búsqueda del papi del nini por definir su situación partidista rumbo a la elección de 2010, lo llevó a hacer pactos con todos… hasta con el diablo.

Desesperado porque en el tricolor le daban pocas esperanzas tras la dolorosa derrota de 2004 ante Héctor Ortiz, se dijo a sí mismo: mi manchis, ¿y por qué no probamos como panistas?.

Digo, si el tal hetor pudo, yo por qué no… y el cuatro de diciembre de 2009 se convirtió en adherente de Acción Nacional (PAN) bajo la clave de afiliación GOZM490403HTLNRR00.

Nombre si te digo que en cuanto esta información se hizo pública pues, luego luego brincó Humberto López Torres, el añoso y rojillo vocero tricolor con la güeva de siempre, para quien la supuesta adhesión de Mariano González Zarur al PAN pues, sencillamente es absurda y hasta la atribuyó a la guerra sucia debido a la cercanía del cotejo electoral.

Bueno, no es hacer menos a López Torres, pero el delegado del CEN y el presidente del Comité Directivo Estatal, pues para qué les pagan eh… ¿para dejar morir solo al gobernador, su jefazo?

Lo más probable es que confirmaron la información y decidieron no desgastarse tratando de defender lo indefendible… total, el tal Humberto no tiene nada que perder… pues entonces que desquite los siete mil pesos mensuales…

Por cierto, la niña Mariana también causó alta en la lista de adherentes albiazules, en la misma fecha, cuatro de diciembre de 2009 y la clave: GOFM750326MMCNLR00.

Y esa es la razón por la cual te digo que a veces es bueno ser nini. A final de cuentas ni te expones, ni te quemas, ni tienes por qué estar tronándote los dedos ahorita que estás a punto de ver tu nombre en la maravillosa lista pluri.

Además, por ser nini, sus mentores también pasan por alto que ni prestigie al partido, ni cuente con un expediente que respalde su trabajo en el terreno electoral a favor del tricolor.

Ya para terminar me surge una duda. Si Mariano y Héctor, son panistas con corazón tricolor, ¿por qué se odian tanto?

Padilla Sánchez, un mal recuerdo para el Cobat, culpable de inminente conflicto gremial

.

Era el vínculo entre la deteriorada relación entre Mariano González Zarur y Beatriz Paredes Rangel. Con sus acciones tuvo que destruir el poco afecto de Mariano hacia la ex gobernadora y así, acabó con la única posición de esta en el marianismo.


Tres semanas duró a Enrique Padilla Sánchez, olvidarse de varios pendientes dejados en el Colegio de Bachilleres de Tlaxcala (Cobat), no solo en temas académicos –donde las contrataciones arbitrarias del pasado nada más cambiaron de nombre- sino en la relación gremial, respecto a la cual esperaba más tiempo en la acción evasiva que le permitió esfumarse sintiéndose a salvo del emplazamiento a huelga.

La justicia federal falló a favor del Sindicato Independiente de Trabajadores del Cobat (Sitacobat). Y la papa caliente se reservó a una institución acéfala que, dado el enfrentamiento entre grupos (marianismo-orticismo) parece ir a un inminente paro.

¿Cómo hará la autoridad para superar este conflicto?, ¿acaso por la vía de la violencia?

Un eventual error de operación en este contexto es lo que esperarían los trabajadores sindicalizados para vender caro el retorno a la sana relación institución-sindicato.

La negociación, una de las acciones que menos alienta la actual administración será la única alternativa. Y el papel de quien hoy detenta un visible avance en el proselitismo en busca de la diputación federal por el segundo distrito electoral quedará confirmado como la amañada estancia en la principal oficina de la institución, sabiendo de antemano que fallaría a quien le otorgó la oportunidad de encabezarla.

Si el Cobat fue una especie de tregua en el vínculo entre el gobernador Mariano González Zarur y Beatriz Paredes Rangel, a través de Padilla, hoy esa causa común obliga al primero a pagar los platos rotos, y a la ex gobernadora a considerar perdida una de las escasas posiciones en el actual régimen, que desconoció el pacto original con su otro aliado, Alfonso Sánchez Anaya, para entregarla a la señora su cónyuge, Maricarmen Ramírez García, quien desde el inicio de la administración observa estos acontecimientos con la frustración de no formar parte de los principales niveles, limitada a ocupar la dirección del plantel del Colegío de Bachilleres en Apizaco.

¿Quién es el guapo o la guapa que se anima a enfrentar la papa caliente dejada por Padilla?

El efecto Peña Nieto a estas alturas

Y es el ex director del Cobat, uno de los principales beneficiarios de la fuerza Peña Nieto, en la etapa preparatoria a la campaña en pleno. Al igual que sus colegas Guadalupe Sánchez Santiago en el primer distrito y Emilio Minor Molina, en el segundo, la popularidad alcanzada por el formidable lector (a medias) de la Biblia (pero nada más en la adolescencia, y algunos pasajes).

De hecho, en estos momentos el segundo distrito parecería ser el único seguro para el PRI según encuestas del partido, cuya dirigencia no deja de presionar a la hija de don Emilio Sánchez Piedras, para sustituir linaje por triples jornadas, pues una segunda derrota como le ocurrió hace dos contiendas, solo demostraría su apego a las ganancias fáciles, sin inversión económica y humana.

La chica fresa del PRI ha tenido que despojarse del asquito que le daba saludar a la perrada, sabedora que su enemigo a vencer es el chepinista Humberto Alba Lagunas, a quien sólo una tragedia podría frenar en su paso firme rumbo a julio.

El caso de Emilio Minor, en el tercer distrito es distinto. Parece aprovechar el bajo perfil tanto en el discurso como en su autopromoción, tratando de robar cámara a la panista de nuevo cuño Minerva Hernández Ramos, para la cual el factor perredista Edilberto Algredo Jaramillo, significa un plato de papas a la francesa.

Senado, riesgo de ruptura en el PRD

De lo más reciente trascendido en las izquierdas, la eventual imposición de Lorena Cuéllar Cisneros como candidata de Morena al senado de la República, plantea un grave rompimiento en el perredismo tlaxcalteca, al grado que ya surgieron versiones en el sentido de abandonar la fórmula a la suerte de Lorena y de la petista de reciente ingreso, Martha Palafox Gutiérrez, a ver cómo se las arreglan sin grupos, tribus y liderazgos.

Atribuyen a las prisas de la Cuéllar la descomposición en el partido al que irrumpió. De no haber adelantado vísperas y permitido que Manuel Camacho Solís, la presentara en la ciudad de México, como inminente abanderada de Morena al senado, el haber aguardado un par de días le habría significado el arribo a las izquierdas en condiciones inmejorables.

Ni era tan popular, y mucho menos los desplazados le conformarían un comité de recepción, pues su llegada se debe al rechazo tricolor y no a la militancia.

Si Lorena y Palafox llegasen a conformar la propuesta de Morena al senado viene lo bueno: el financiamiento. ¿Quién dice yo para convertirse en patrocinador de esta dupla? Y no hablamos de minucias… se necesitan millones –entre quince y veinte según cálculos conservadores- para dar vida a este proyecto amorfo y falto de energía, a causa del desencanto que significó la tan comentada irrupción.

En San Miguel La Presa

Es impresionante el despliegue ocasionado a solicitud de la procuraduría local, para traer desde costas del Pacífico mexicano la barcasa operada por la Secretaría de Marina, con la cual se realiza la penosa búsqueda de los restos de la menor, Itzel Vázquez Ríos, de quien sus familiares sospechan que fue arrojada a este cuerpo de agua.

Plagiada desde 2009, Itzel (de 13 años) se convirtió en el más añorado deseo de localización por parte de familiares y amigos. Sabedores que el éxito en las labores de búsqueda sólo confirmarían la mala noticia, por lo menos acabar con la incertidumbre es una causa de la que nos hacemos humildes partícipes.

Nuestra solidaridad para la devastada mamá de Itzel, incansable motor de búsqueda que no conoce el descanso desde aquél fatídico día en que desapareció su pequeña. Y enhorabuena por las autoridades que con el traslado de la draga desde Chiapas, no han escatimado recursos para dar un poco de alivio.

En cosa de instantes… asumirse como el gobernante más violento del país

.

Perder la vertical como ocurre con más frecuencia con el mandamás tlaxcalteca es materia de análisis serio y profundo pues, esto puede convertirse en el régimen con más desapariciones  o encarcelamientos, según una agenda siniestra cada vez más vigente.

La ira no debería campear en las decisiones de la autoridad; la acorrienta… la devalúa y de plano rompe con el pacto acordado democráticamente entre pueblo y gobernante.

La ira invadió Palacio como la humedad. En este trecho avanzó tanto que es imposible combatirla. No hay sesión sin golpes a la mesa. No hay oportunidad de diálogo, porque el iracundo pierde los sentidos del oído, por supuesto del tacto, y cae en el precipicio de las ofensas, sigue con amenazas y… puede acabar cumpliéndolas porque la violencia comenzó a la voz de ya, a presentarse sin invitación.

¿Qué hace pensar a quien gobierna en el terror, como el método infalible para tratar con pobres, ricos, altos y chaparros?

¿Domina a Tlaxcala una agenda que pasó de la inacción a la agresión, como última parada para la desaparición?

Que lo digan aquellos intimidados por el hoy carente de equilibrio.

Los subordinados obligados a modificar su nombre (el secre de finanzas puede ser el caso más conocido) pueden dar cuenta de la violencia supliendo al diálogo y de los golpes en tanto lenguaje corporal de novedoso código al cual hay que entender si se quiere seguir en este calvario con sede en el palacio de gobierno.

Hace días subió de tono el lenguaje (para variar). Del otro lado de la mesa (la de los golpes) notarios con el pecado de ser padres de otros notarios, pero con patente orticista, vivirían en carne propia –según crónicas palaciegas- la pasión del maltrato, con palabras tan impublicables como violentas (claro, dicen que las amenazas de muerte y de cárcel no se hicieron esperar).

¿Qué gobernante en sus cinco abre la puerta al desequilibrio para demostrar su poder?

Para los que pensaban en traer el sanchezpiedrismo a los años actuales evocando el don de mando y rebeldía de don Emilio… pues cometieron el error de su vida. No hay tal, y sí en cambio la recurrencia a libertades en el espejo del desquiciamiento, marcando el tiempo de poder pleno.

Dichas libertades erizan al más atrevido, pues a nadie se amenaza de muerte como emplazamiento para cumplir una orden. Y a nadie se le muestra la hiel de perder la libertad como seguro escenario en caso de incumplir las órdenes giradas.

Bueno, eso es para los que piensan en autoridades con un mínimo de compromiso social. Para los que se la creyeron con aquello de resarcir el tejido roto.

De un tiempo hacia acá a la palabra la suplió el insulto, a la inversión el dispendio y a la ideal actitud de gobernante que sabe escuchar, los golpes sobre la mesa… tremendos, aterrorizantes.

Qué será de su vida cuando se tope con verdaderos profesionales del desquiciamiento. Como los que actualmente operan en Huamantla.

Entre ellos destacan los apellidos Malacara y Arredondo.

No quiero ni pensar en la energía negativa que se dé al encontrarse el dueño del mando absoluto con estos particulares líderes del desorden.

¿Habrá que dar paso a la desaparición de alguno de ellos (o los dos) porque el señor de los arranques de ira decida borrarlos de un plumazo, en honor a la minusvalía que le representan?

De no poner un freno a los frecuentes desquiciamientos, nos encontramos en los albores de un régimen de terror, donde se habrá pasado de la censura a la persecución. Donde las voces disonantes corran el riesgo de pasar a formar entre los muertos.

Volviendo al asunto de aquellos notarios con sello orticista, habrían sido convocados los retoños de Gonzalo Flores (Marcela Flores), Carlos Ixtlapale, (Carlos Erick Ixtlapale), para exigirles la renuncia de sus hijos. Las condiciones del “diálogo” las hemos citado al inicio de esta entrega (cárcel… muerte).

Días después los aludidos se presentarían ante su alteza (je) para proceder a dicha renuncia. Al ser recibidos y como testigos dos secretarios del gobierno marinista, serían centro de ofensas, recordatorios maternos y hasta la advertencia de desaparecer al notariado del mapa nacional, cosa que agradecería el mismísimo presidente de la República (según el amohinado).

Con ojos desorbitados, los notarios condenados a su extinción intercambiaron miradas, se encogieron de hombros y vieron como el de los regaños desapareció entre los muros forrados de madera y muchos, muchos ademanes ofensivos, acompañados por ese creciente temblor en la diestra.

A esa cita también acudiría Selena Cabrera, sobrina de María del Rayo Cabrera Guarneros –notaria de Tlaxco. Lo presenciado es para no platicarse, pero ha de permanecer en la caja de los malos recuerdos, porque no es posible tanta violencia verbal.

Decíamos al principio, es devaluatorio y conforme pasan las semanas y los berrinches se tornan en agresiones vulgares muy fuera del contexto vigente de la política dentro y fuera de Tlaxcala.

Estas son apenas muestras del cotidiano desquiciamiento. Conste que es el inicio del segundo año, el panorama se torna sombrío.

Demandan izquierdas claridad en informe sobre desaparición de dirigente petista

.

Habría condiciones de enrarecimiento en este fatal accidente que hace una semana cobró la vida a uno de los dirigentes más destacados del Partido del Trabajo, Juan José Piedras Romero… * ¿Tumbará Tito Cervantes a Justino Hernández de la presidencia del Tribunal?

La dolorosa pérdida que enlutó la semana pasada al Partido del Trabajo (PT) en Tlaxcala, tendría un trasfondo al que las izquierdas, dentro y fuera de la entidad están dispuestas a descubrir.

Un fuerte golpe en la parte trasera del Audi 2010, donde viajaban Juan José Piedras Romero y una mujer, generaría crecientes sospechas respecto a la causa del accidente, registrado al filo de las dos de la madrugada en el kilómetro 29 de la carretera Tlaxcala-Apizaco.

Crece el rumor en el sentido que el ex director de Servicios Médicos de la Secretaría de Salud, habría en la víspera sido emplazado a dejar el cargo para poder dedicar su tiempo a impulsar a los candidatos del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Según esta versión de pasillo, la idea no gustó al mando superior y la relación con el petista se desmoronó.

El fondo de aquella discusión –aseguran- bastante agria por cierto, consistía en quién habría de ocupar la vacante. Y mientras uno insistía en un médico militante del PT, el otro tenía otros planes… dicen que para el yerno del momento, un médico beneficiado con la magia de un agilísimo divorcio dado el apremio para formalizar la relación  con alguien de la corte.

De entonces a la fecha una vorágine de acontecimientos trastocó  la apacibilidad del rumbo, comenzando con el espantoso accidente que, decíamos hoy tiene a las izquierdas más decididas que nunca a conocer cada detalle de lo ocurrido, por insignificante que fuera, pues la muerte de un dirigente de las hechuras de Piedras Romero (y la persona que lo acompañaba) no es para menos.

Habrá que ver quien ocupa la dirección de Servicios Médicos, algo así como la manzana de la discordia. Estaremos muy pendientes de los detalles.

Tito Cervantes, duro contra Justino

Casi nada, son nulos los actos de Justino Hernández Hernández, en tanto presidente del Tribunal Superior de Justicia, esgrime el magistrado Tito Cervantes Zepeda ante la justicia federal, solicitando el amparo que detenga esa ilegalidad iniciada en el proceso para reelegir, muy a la fuerza a Hernández, en el alto puesto que desempeña.

Recordemos, el presidente del TSJET no objetó aquella reforma mutilante, cuyos resultados son, menos magistrados y más trabajo para cada uno de ellos. Ah, también la nueva y extrañísima Sala Unitaria Electoral Administrativa, donde nada más cuenta el voto de uno, el presidente y deja para mejores momentos el trabajo colegiado que otrora dio credibilidad a la institución.

A cambio, el poder superior de Tlaxcala no vería mal en verlo como presidente del TSJET.

Era un asunto de ganar-ganar.

Pero pasaron por alto el ojo avisor de Tito, la contraparte de Justino en la disputa por la presidencia.

Y se dedicó a reunir los elementos que hoy mantienen en jaque al Poder Judicial, aguardando la respuesta del juzgado de distrito, respecto a la señalada ilegalidad en el proceso de reelección.

Como suele ocurrir con asuntos de relevancia, las crisis destapan vicios ocultos por años.

Hoy, por ejemplo queda de manifiesto el terrible tráfico de influencias entre magistrados, la vigencia de despachos de abogados con el gane asegurado (siempre y cuando convenga a la firma) y todo cuanto chanchullo exista en esos juzgados con olor a baño tapado.

Siendo una de las principales peticiones recibidas por el entonces candidato tricolor al gobierno de Tlaxcala, la reforma al Poder Judicial era un capítulo inaplazable.

Lo ideal sería apercibir a magistrados y jueces a despojarse de la tentación del negocio fácil de la asquerosa venta de protección (casi casi como miembros del crimen organizado) y pugnar por un necesario aseo permanente en estos ámbitos.

Mas al término de un año de esta nueva administración tal parece que el motor que todo lo puede, desistió de aquella empresa titánica, de poner orden.

Creo que lo interesante era cambiar destinatario a los negocios que, siguen igual que antes nada más que ahora obedecen a otros intereses.

“Brillamos en opacidad”

Mire que esas dos estrellitas conseguidas por Tlaxcala en el rubro de transparencia en el manejo de recursos para comunicación social nos deberían de llenar de vergüenza.

Sencillamente no hubo informe del recurso aplicado en 2011, como lo respalda el análisis de Article 19, Fundar y Open Society Foundations.

Hay entidades como Colima, Sonora y el Estado de México, donde la información está tan clara que alcanzaron cinco estrellas. Otras, como Puebla, Querétaro, Chiapas, Guerrero y Coahuila, que ni siquiera una méndiga estrellita alcanzaron.

Ya verá cómo nos encontramos… casi casi reyes tuertos en tierra de ciegos.

¿No será que los recursos se pagan a despachos en los cuales hay un interés particular porque llevan la misma firma de los jefes?

Recuerde que estamos en los tiempos de hacer negocio a costa de lo que sea, sobre todo si hay la posibilidad de desbalijar al gobierno.

Mariano a sus subordinados… acabaron los compromisos; la relación en su peor momento

.

La enésima lectura de cartilla del gobernador a su gabinete ampliado señala al culto a la persona del líder, como el obstáculo que condena las individualidades y reserva cualquier éxito a la figura del gobernador.

Una reciente reunión entre el gobernador Mariano González Zarur y su gabinete ampliado, mostraría que la relación entre el mandatario y sus subordinados no atraviesa por su mejor momento.

En esencia fue planteado a esta élite del gabinete que atrás quedaron los compromisos de campaña, lo que en otras palabras reafirmó la postura en el sentido que nadie tiene seguro el puesto por más marianista que pretenda asumirse.

El lobo estepario volvió a señalar sus preferencias de ir sólo en este pedregoso camino donde el temor es infundido de diferentes maneras a su equipo, bajo el esquema de sumisión que castiga cualquier intento de protagonismo, y en consecuencia inhibe, casi prohíbe, las individualidades porque el único con derecho a brillar procura hacerlo en todos los ámbitos, aunque al día de hoy resulte francamente insuficiente.

Es una especie de castración en tanto círculo vicioso que desactiva a aquél elemento con iniciativa, lo emplaza a pasar por alto cualquier crecimiento de popularidad y, en reuniones como la descrita le plantea de manera contundente su minusvalía en el colectivo a cargo de ejercer el poder.

Por lo menos dos áreas estratégicas, la Secretaría de Gobierno y la de Seguridad Pública, se han topado con esa inconveniencia.

Y los resultados saltan a la vista. Al menos en doce municipios hay conflictos de una complejidad tal que pensar en su solución aplicando métodos que no se ciñan al criterio del mandatario, es prácticamente imposible. Entonces los problemas se apilan y deben aguardar a la atiborrada agenda del único capaz de tomar decisiones para pensar en su solución.

Ese tiempo perdido complica las cosas, pero aquellos que deberían aplicarse a fondo deben aguardar a que el jefe decida el rumbo de las cosas.

Al no haber confianza en los responsables de áreas como las que hemos citado, los grupos comienzan a ver en el Congreso la única alternativa de solución, pese a que superarlos pudo haber sido una realidad con una operación oportuna, sobre todo de aquellos encargados del análisis (subsecretaría técnica) dedicados de lleno a la grilla interna, mas no a reaccionar como se esperaría.

Transcurrió más de un mes de aquél informe ciudadano donde se reconocieron yerros, pero lejos que el equipo marianista se fortalezca, aparece la incertidumbre en la misma proporción  que se desdeña la posibilidad de la cohesión.

El llamado al Ejecutivo, hecho en tribuna por el diputado Fulgencio Torres Tizatl, tiene más fondo que la crítica en sí, pues se ha encargado de descubrir el desbalagamiento del gabinete, que da paso a una franca descomposición del desempeño de la entidad.

¿Ortiz, por la vía plurinominal?

Tras la catástrofe electoral interna registrada por el orticismo el domingo anterior, vendría un respaldo cupular que lo mismo da un respiro al panismo a punto de romper con la corriente encargada de proporcionar cuatro de cada diez sufragios, según el resultado obtenido en la jornada de la que Adriana Dávila Fernández, resultó clara triunfadora.

El hecho es que Ortiz logró colarse a la lista plurinominal, en una maniobra que descubre varios escenarios:

1.- Abandonar al PAN equivale a prescindir del apoyo del gobierno federal que al día de hoy ha sido fundamental para los sonoros éxitos legales, en la disputa con el gobierno de Mariano González Zarur.

2.- De ocurrir lo anterior, el ex mandatario sería realmente vulnerable, sobre todo su se considera la tendencia nacional del PRI para aprovechar cuanta posibilidad haya en el país que les permita contrarrestar la campaña del gobierno federal contra tres ex gobernadores de ese partido en Tamaulipas.

3.- Ortiz y el PAN concluirían que lo mejor para ambos es superar las diferencias; qué mejor forma de iniciar esa etapa que, incluir el nombre de Héctor en la lista pluri, y de esa manera evitar la abrupta caída del panismo hasta una tercera posición, ante la eventual ruptura con el orticismo.

Otros personajes del panismo el ex gobernador de Guanajuato, Juan Carlos Romero Hicks, el ex mandatario de Baja California, Ernesto Ruffo Appel y el ex gobernador de Oaxaca, Diódoro Carrasco, incluyen esa lista que en al día de hoy demuestra la dependencia orticista al PAN y al presidente Calderón.

Atrás quedó la autosuficiencia que otrora permitió al hoy político en crisis, saberse dueño del escenario, y hasta con la posibilidad de juegos dobles en contra de quien hoy se alza como su única ruta de salvación.

Un despacho más, este al servicio del CEN del PRI, a Tlaxcala para buscarle a Ortiz

.

Y también a la bárbara funcionaria federal que utilizó la fuerza de las delegaciones para obtener el peor triunfo de su vida política… la cosa va muy en serio, al grado que en Michoacán, por ejemplo, ya fue denunciada la “Cocoa” por menos de lo que Adriana Dávila movió aquí.

Habría llegado a Tlaxcala un equipo de abogados enviado por un despacho al servicio del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI, a investigar cuanta pista le permita fincar responsabilidades al ex gobernador Héctor Ortiz Ortiz.

Al interior del tricolor se maneja la versión de que dicho bufete de abogados forma parte de un sólido apoyo enviado a la entidad por el líder nacional de ese partido, Pedro Joaquín Coldwell, ávido de razones para denunciar a ex gobernadores panistas, ya sea ligados al crimen organizado –como ocurre con Ernesto Ruffo y Eugenio Elorduy, en Chihuahua- o inmiscuidos en el contexto de corrupción como ocurre con Héctor Ortiz en Tlaxcala.

El PRI está convencido que el gobierno federal prepara una elección de Estado, “para contrarrestar el avance de Enrique Peña Nieto y prolongar el régimen de pobreza e inseguridad”,  parte de su estrategia es encontrar eco en los Estados Unidos para satanizar a ex gobernadores priístas de Tamaulipas, encabezados por Tomás Yarrington, señalado de recibir sobornos del cártel del Golfo, y de los zetas.

Incluso, en la Unión Americana se incautaron cinco millones de dólares y varias propiedades a Antonio Peña, supuesto prestanombres de Yarrington.

Los enviados del CEN tricolor no advertían que en Tlaxcala llegarían a encontrar tan importante beta, al grado que según sus primeras investigaciones sería equiparable o superaría al manipuleo de programas federales detectado en Michoacán, y que motivó una denuncia contra Luisa María Calderón ante la Fepade.

Aquí se toparon con una coordinadora de delegaciones que colocó al esposo en Oportunidades y dispone de múltiples incondicionales en otras áreas.

Este domingo, tras el despliegue de recursos económicos y humanos de las delegaciones federales en el proceso interno para elegir candidatos a las cámaras alta y baja, los enviados del CEN tricolor comenzaron el acopio de pruebas en contra de Adriana Dávila Fernández, para presentarlas ante la Fiscalía Especial de Delitos Electorales.

Como se puede observar, entre PRI y PAN no habrá tregua en el trecho que falta para el cotejo, sólo que en la dirigencia nacional tricolor no había puesto suficiente atención en Tlaxcala, donde el gobierno encabezado por Mariano González Zarur, acusa los efectos de una débil y errática defensa legal, que a la fecha le ha hilvanado sonoros fracasos ante tribunales (Plaza Bicentenario, Tribunal laboral, Central de Abasto).

Desde el año anterior, la administración marianista habría advertido la vulnerabilidad, no solo en el terreno legal. La falta de profesionales exitosos en otras disciplinas lo llevó a contratar con despachos como el encabezado por el hermano del ex dirigente tricolor, Genaro Borrego Estrada, a cuyos especialistas se deberían las iniciativas de reformas, unas en proceso de ser votadas y otras, como la del Poder Judicial, aprobada por unanimidad.

Por lo menos cuatro ex dirigentes nacionales del PRI –con presuntas igualas mensuales de 150 mil pesos- abultarían al grupo de asesores externos con la mira muy bien puesta en dar fortaleza al proyecto encabezado por el hacendado Mariano, para quien a últimas fechas hizo crisis el enfrentamiento con el ex gobernador Héctor Ortiz Ortiz.

Serían dos conferencias de prensa con carácter contestatario ofrecidas por el panista, lo que detonó la llegada de los abogados tricolores. Relacionado con la inhabilitación por cinco años a causa de acciones de nepotismo, Ortiz aparecería primero diciendo: “a la administración de Mariano le faltan pantalones para meterlo a la cárcel” y, en una segunda oportunidad hizo mofa de lo que encontró como delicado caso de ignorancia en los abogados del actual régimen (refiriéndose en particular al secretario de la Función Pública, Hugo René Temoltzin Carreto).

Mare… de la Península al meritito Tlaxcala… ¡bomba!

Será ineludible librar el proceso de emplacamiento vehicular en este régimen (a ver si ahora sí pueden cobrar, señores de Finanzas), así que el gobierno se declaró abierto para recibir propuestas.

Oye lindo-hermoso, cosa más curiosa, que la única empresa registrada, es de la tierra de la mismísima Ivonne Ortega, la gobernadora tricolor que suele intercambiar suspiros con el de aquí y no pierde tiempo en enviar charolitas con papatzules y harto relleno negro.

Pues han de ser unas placas muy buenas las maquiladas por la empresa peninsular esa que le platico porque, apoco aquí en Tlaxcala o por aquí cerca no hay troqueladoras capaces de dibujar toritos a la mitad de un trozo de lata…

Pues en lo que se descubre si hay comisión oculta de pormedio, digamos al uni sono (unísono)… ¡Bomba!

El alcalde rabo verde

Un presidente municipal, por cierto priísta ocasionó en su plaza, Texoloc, un vergonzoso escándalo que confrontó a su esposa con la reina del carnaval.

Conocido por su afición al ron y al brandi, sobre todo si están de oferta, el edil en cuestión habría dado razones a la señora su cónyuge para abrigar sospechas de un coqueteo infame, con la jovencita de dieciséis años que por alguna razón aceptó formar parte de la singular corte carnavalesca.

Y aquella esposa, cegada por los celos la emprendió a puñetazos en contra de la menor. Mientras, el nada agraciado político de cuarta, veía entre espantado y orgulloso (¡se pelearon por él!) cómo se destruía su familia y, cuánto lamentaba la de aquella jovencita el haber aceptado semejante invitación.

El triunfo adrianista que orilla al PAN a una tercera posición en julio

.

Eso de hacer menos de la mitad de boletas para senador, y de invitar a los amigos de Adriana a votar tempranito, exhibe a un dirigente estatal del PAN, parcial y tramposo, supuestos actos mapacheriles contra los que lucha ese partido, verdad…

El proceso interno del PAN para elegir candidatos a senadores y diputados federales, dejó fracturas tan graves que, la caída de este partido a una tercera posición en el cotejo de julio es un escenario muy probable.

Adriana Dávila Fernández y simpatizantes exhibieron todo con lo que cuentan para ir a las urnas, comenzando por el activismo generado con la permanente amenaza de perder el trabajo, tan dentro del esquema aquél de: “si no ganamos, los corro”, difundido por la Fiscalía Especial para Delitos Electorales (Fepade), por tratarse de un grave delito.

¿Acaso con este particular triunfo supone posible la Dávila una operación cicatriz con su adversario Héctor Ortiz, para ir muy de la mano a enfrentarse a los que llaman sus verdaderos enemigos, en las votaciones del uno de julio?

1.- Aunque Ortiz cuenta con un registro adverso en procesos internos –en 1998 perdió un proceso semejante en el PRI con Joaquín Cisneros- la capacidad de promoción de su equipo demostró tamaños en 2004 para doblegar al tricolor y su a abanderado, Mariano González Zarur, quien jamás pudo aceptar semejante humillación.

2.- Esa influencia sobre sus operadores permitiría en 2010 restar votos a Adriana y, claro sumarlos a la causa marianista para impedir el triunfo de la calderonista. Fresco aún ese triste recuerdo, ayer 19 de febrero quien sufrió aquél tremendo descalabro echó toda la carne al asador para eliminar cualquier posibilidad de nueva sorpresa contraria, aun contando con la estructura que conforma la creciente burocracia de dependencias federales.

Entonces comenzó el fin del idilio entre orticismo y PAN que, mientras duró  fue capaz de ganar la gubernatura. Ortiz, tiene ahora en sus manos la posibilidad de dejar la contienda y redireccionar la intención del voto de sus huestes, tal vez a un nuevo proyecto (el PANAL es una posibilidad), o tal vez a apoyar otro proyecto como pudiera ser el de Lorena Cuéllar Cisneros.

Tomemos en cuenta que cuatro de cada diez votos panistas proceden del orticismo. Prescindir de ellos garantiza la derrota.

Volvamos a la elección de 1998. Joaquín Cisneros sufrió en carne propia la merma orticista en votos que, lo llevó a perder el gobierno de Tlaxcala ante el ex priísta Alfonso Sánchez Anaya, propuesto por una alianza con el PRD a la cabeza.

La crisis que vive Adriana no es simple. La celebración de su triunfo interno podría significar que mediante una votación constitucional no consiga llegar al Senado. Y si en reserva cuenta con su registro en la lista pluri, pues tendrá que colocar su nombre debajo de otros panistas como Ernesto Cordero y otros tantos con mayor cartel.

Falta ver si hay denuncias ante la Fepade por el cínico despliegue de recursos federales a favor de Adriana. Si Ortiz impugna el proceso ante la rara reducción de boletas para senador, de 44 mil a 20 mil y con el concurso del dirigente estatal, Sergio González Hernández, para “recomendar a los amigos salir tempranito a depositar su voto”… pues sí, por eso los de enfrente no alcanzaron boleta cuando llegaron a la urna.

Siendo una de las mapacherías más viejas, la reducción de boletas a senador demuestra la mala leche en contra del grupo orticista, a cuyo mero mero hoy le tocó ser chamaqueado.

Por lo anterior, la celebración de Adriana por el triunfo interno debería ser mesurada.

¿Qué tal si al salón Los Globos, hubieran llegado muy del brazo los dos contendientes, como suelen hacerlo las mancuernas a tan importante cargo?

Para nada. En lugar de ese comienzo de la operación cicatriz pudimos ver rostros iluminados en cuarto menguante, como el de Víctor Fernández Ordóñez, sabedor de la volatilidad que implica un gane en las condiciones en que lo hicieron este domingo los amigos de Adriana Dávila Fernández.

¿Se le hace a Lorena?

Pues parece que sí. Los resultados de la encuesta aplicada con ese propósito y la voluntad cupular por impulsar a la ex diputada local priísta estarían por confirmar este mismo lunes la unción de la Cuéllar como candidata perredista al Senado en la primera fórmula.

Interesante el panorama que se dibuja, aunque también con inminente riesgo de fractura en el perredismo tlaxcalteca, realmente molesto porque una muchacha, “de la alta” habrá llegado para desplazarlos.

Habrá que poner en una balanza, de un lado la inconformidad del perredismo ante la virtual imposición de la Cuéllar y, en el otro extremo a los orticistas en franco mohín por el sucio triunfo adrianista de ayer domingo.

El resultado que tendremos es qué grupo consigue enterrar a su partido, como consecuencia de sus desacuerdos.

¿Cómo irían?

Como van las cosas, la mancuerna conformada por Joaquín Cisneros Fernández y Anabel Ávalos Zempoalteca, tendrían las mayores posibilidades de triunfo.

Lo difícil es adivinar si PRD o PAN conservan la segunda posición (porque se ven muy empeñados en ir a la tercera).

A final de cuentas da resultado la estrategia autoritaria del gobernador Mariano González Zarur, abierto enemigo de eso a lo que se llama democracia interna (y también externa), a cambio de lo cual hasta este momento le ha sido posible contener a los inquietos grupos tricolores.

Temoltzin Carreto, el de la Función Pública… el enemigo en casa

.

Lleva el record de fracasos legales en perjuicio de un mandatario excesivamente confiado en los limitados alcances de quien se esfuerza, le echa ganas, pero… ya ve usted…

¿Qué afectará más al secretario de la Función Pública, Hugo René Temoltzin Carreto: el pitorreo que de él hace Héctor Ortiz, la petición del diputado panista Adolfo Escobar Jardínez, para su comparecencia, o la discreta respuesta del vocal del Instituto Federal Electoral, Marcos Rodríguez del Castillo, tras recibir la misiva marianista cuyo contenido es la inhabilitación del ex gobernador?

Creo que la institucional, pero clara respuesta de Rodríguez del Castillo, volvió a exhibir la desesperación de los subordinados marianistas para llevar la verdad a medias dicha a su patrón, hasta las últimas consecuencias, así sean ellas su misma destrucción.

Y esta consistió en: “… bueno, pues primero que su partido lo registre”.

De qué otra forma podía responder a aquello de: “nos vemos obligados a notificar al vocal ejecutivo del Instituto Federal Electoral sobre la resolución del acuerdo”.

Es un dato no pedido y descontextualizado en tiempo y lugar. Confirma el involucramiento de un alto funcionario estatal en el terreno político, precisamente el ámbito del cual más debería guardar sana distancia.

Y no queda más que preguntarnos: cómo el gobernador González Zarur, confía semejante tema a un extraño estratega suyo, notorio por su desatino y con un rol protagónico en una especie de cinta chafa donde el poderoso y lego patrón confía en el arte locuaz de su escribano… y acaricia su tupido bigote tras acomodarse la tejana, no le aunque los reveses –uno tras otro- que recibe del tribunal de su conciencia.

Mariano devalúa su figura porque odia pagar a la gente que sí sabe. Y teniendo en sus manos lo suficiente para lograr la hombrada de poner a Ortiz tras las rejas, vuelve a depender del calvo jardín, del cual solo brotan cactáceas.

Y veo a mi patria chica montada en el tablón de las necedades, a la voz –marianista, of curse- de, “al quien disgusten las coles, que le recopetíen el plato” (o sea… sigan creticando a mis esclavos preferidos que, entre más me los señalen, más cerca los he de tener… nomás por llevarles la contraria).

Por eso surgen marianismos de antología: “cómo le voy a decir mis estrategias contra el crimen… es como confesarle mis pecados y usted no es sacerdote…” ¡hágame el favor!

Si Mariano no fuera tan apuesto (ejem), si lo acompañara una gracia como la de Laureano (el galán de doña Paz, de la maravillosa serie los Polivoces), estas locuacidades respaldarían al gran humor del político-ranchero cuya exquisita ignorancia, a veces contarían con desenlaces a su favor.

Mas haber nacido en 1949 tiene ya sus consecuencias.

Y son parecidas al genio y figura de Tulio Hernández Gómez, quien de creador de frases célebres en sus mejores tiempos acabó perdiendo la razón, según lo confiesan sus íntimos, a quienes sus actuales ofensas ya no causan la gracia de aquél sesudo estilo de ejercer… con saliva y pulque.

Charola de plata

Hubo que ver a Héctor Ortiz en compañía de Juanito Méndez, en el portal grande de Tlaxcala (por cierto con tremendo aunque discreto aparato de seguridad) contestando preguntas a la prensa, desbordando su sarcasmo en la humanidad del titular de la Función Pública, pero eso sí, empacando varios platos de enchiladas, acompañadas por lo que a él le resulta el delicioso ingrediente de la ignorancia del régimen mariano.

Con el de ayer, ya son dos los desafíos en plena capital de Tlaxcala (la primera constó de un: les faltan pantalones…) y a la luz de un día hábil, pleno de gente, reporteros y turistas.

Una más de estas y la figura libanesa-apizaquense no podrá detener su caída libre porque un gordito y nada agraciado académico se encargó de propiciarla en la mismísma víspera de medirse internamente en su partido con otra torre de ignorancia (pero eso es harina de otro costal).

Lo del domingo

Tal vez esa torre de la que hablábamos aquí arriba, no perciba su cercanía con el precipicio del que escasos pero valiosos puntos le deparan una más, historia aciaga contra todo pronóstico de la crisis calderonista ficticia… cuando el desaire a Ernesto Cordero, por cierto, de los primeros en la lista pluri, a la cual esta muchacha se empeñó en apuntarse.

Y seguro va a ganar el (o la) mejor.

Porque ahora, los electrodomésticos y los Rotoplas ya no impresionan a los pobres, como tampoco se dan a diestra y siniestra como antaño, cuando cualquiera ponía cara linda a los tipos esos que hacían campaña tirando el dinero pese a estos tiempos de escasez.

Hoy, esta es una especialización.

Para ser mapache, debe contarse con muchos talentos y no nada más el de actuar como buena gente ante la espantosa y creciente pobreza. Como suele ocurrir con los miembros del crimen organizado (¿a pues qué estos no lo son?) hoy se manejan estadísticas que muestran el rendimiento. Y a la falta de esta… para afuera.

De aplastar a dos, a hacerlos sus más destacados adversarios; Mariano-Ortiz-Lorena

.

Desbordar toda la fuerza de su régimen en dos personajes de la política local, perimitió a estos alcanzar una importante popularidad, mediante la polarización que empuja la obsesión-compulsión de Mariano, generalmente sobreactuado.

Dos actores de la política tlaxcalteca parecen haber entrado en una etapa de victimización a causa del actuar marianista obsesivo-compulsivo que, buscando removerlos de su perspectiva electoral alienta la polarización de grupos y entra de lleno en escenarios riesgosos, antes de la unción de ambos como adversarios formales en el cotejo del uno de julio.

Lejos de mantener la sangre fría, consciente de los atributos del poder, el gobernador Mariano González Zarur, accionó de nueva cuenta al mazo calvo de su limitado arsenal en una maniobra más para hundir al ex gobernador Héctor Ortiz Ortiz, a tres días de la elección interna de candidatos panistas al Senado.

El plazo es efímero pero apuesta a él, una reacción en cadena de instancias gubernamentales locales, federales y del mismo Instituto Federal Electoral (IFE), advirtiéndoles la clase de pillo inhabilitado que es Ortiz por contratar familiares durante su gestión como mandatario.

En un ámbito legal, hay por lo menos tres casos de jurisprudencia consistente en partir de la inhabilitación para ocupar cargos, hasta conseguir la imposibilidad de participar en una elección. Ese es el riesgo en el que se halla Ortiz.

En su defensa, el ex gobernador podría alegar el respaldo del que lo dota la justicia federal, a través de los amparos que lo siguen cual imagen de San Judas Tadeo, o de la Santa Muerte, por cada rincón adonde se dirige.

Desde una perspectiva moral (ejem) el mandatario en turno tendría que justificar la parecida debilidad de contratar o hacer negocios con familiares y amigos, tal vez en la misma proporción que su antecesor y, hasta más, según lo afirma el cuñado (jeje) de Ortiz, el legislador Justo Lozano Tovar, apurado a documentar por lo menos cien casos de este tipo.

Las campañas de descalificación supuestamente orquestadas y financiadas por el gobierno actual, saturaron del nombre Ortiz a medios locales y nacionales, interesados en dar seguimiento a esta disputa. El resultado tiene dos vertientes:

1.- La imagen de Héctor Ortiz, está por los suelos. Es una especie de forajido que compartió las riquezas de Tlaxcala con sus familiares, y ahora pretende inmunidad resguardándose en una curul de la Cámara Alta.

2.- El pavor que Ortiz despierta al marianismo es de tal magnitud, que no han de ser suficientes las demandas y las notas periodísticas para neutralizarlo.

Habrá que ver si estas maniobras cumplen con su cometido, pues en la eventualidad que el efecto se remontase, hablamos de mucho dinero invertido en juego sucio que, a final de cuentas alcancen el efecto contrario, es decir un posicionamiento inmejorable del objetivo a destruir, por causa de litigar sobradamente en medios y muy medianamente en tribunales.

El otro personaje es Lorena Cuéllar Cisneros.

Ha sido tanta la saña para aplastarla que los resultados pueden tener varios desenlaces.

1.- A los ojos de una creciente porción de la opinión pública, esta ex priísta quedará como víctima de la misoginia imperante en el actual gobierno.

2.- La publicidad gratuita obtenida en este juego, sería determinante para justificar la imposición cupular de la diputada tlaxcalteca con licencia, dotando a esta versión de las izquierdas del concepto de candidato que generalmente les resulta un buen negocio, con el triunfo electoral como coronación.

¿Y de los dos casos, qué puede venir?

La alianza entre los perseguidos.

¿Qué le haría más daño al marianismo… que siga Ortiz, o que desista?

Que tal si el ex mandatario ve mayores ganancias en ser derrotado en la contienda interna del PAN.

Adriana Dávila Fernández y su autosuficiencia irían sin el orticismo a una batalla donde la harán trizas.

Entonces la verdadera lucha se daría entre PRI y Morena.

De los candidatos tricolores, el talón de Aquiles responde al nombre de Joaquín Cisneros Fernández, no solo por añoso, sino por la opinión adversa que genera pelear contra su propia sangre, máxime tratándose de una mujer… Lorena, claro.

La labor para Anabel Ávalos Zempoalteca, se torna dos veces complicada y, de su operación dependería procurar la primera posición para su partido.

Ya metidos en estos escenarios, no es nada extraño que el orticismo impulse a la figura de la Cuéllar y que esta funja como una especie de delegada de Héctor, cuyo respaldo a través del voto diferenciado en la constitucional no se daría sin el compromiso lorenista para ser en lo sucesivo algo así como su ángel de la guarda.

Así que los resultados de la persecución de estos dos no se limita a las conferencias de prensa dictadas por el mazo calvo del marianismo… viene acompañado de un arte de guerra que pudo haberse lidiado sin mostrar todas las armas antes de llegar al campo de batalla.

Y con el antecedente de fracasos legales que acompañan a ese de la voz en dichas conferencias ante medios, pues la complejidad campea en este tremendo agarrón entre dos pupilos de Beatriz Paredes que, hace algunos ayeres compartían espacios en la mesa de consejo de la CNC, acompañados por cierto de un Alfonso Sánchez Anaya, jacarandoso como él solo, e incapaz de advertir que con el tiempo jugarían un interesante papel en la rebatinga tricolor disfrazada de alternancia.