[xyz_lbx_default_code]

Archiv para diciembre, 2011

Flores Leal, se diluye su sueño de llegar a la Segob, ahora va tras la SECTE

.

Como puede verse, los grupos que aparentan lealtad a Mariano González Zarur, tienen tan copado al gobierno que, pensar en el ingreso del ex notario Rubén Flores Leal, es tarea compleja y difícil… en ninguna posición cabe.

En estos momentos la eventual incorporación de Rubén Flores Leal, al gabinete marianista se daría con una química demasiado escasa y, en condiciones visiblemente desventajosas para el rasposo ex notario, cuya patente orticista se fue al bote de la basura junto con la promesa de hacerlo secre de gobierno.

Cobró fuerza la versión de que a principios de este mes (todavía diciembre de 2011) Mariano recibiría al célebre peseta, para hablar sobre aquella oferta laboral a cambio de dimitir en la lucha por conservar su estatus de notario.

Como al actual titular de la Segob, Noé Rodríguez Roldán, se le queman las habas para dejar el palacio de sus tormentos y llegarle con toda intensidad a labores menos estresantes como aquella de ver lo de su candidatura a senador, al abogado Flores Leal casi le pasa lo mismo con los deseos de ir a depositar su humanidad en la segunda silla de más poder en la casa grande de Tlaxcala.

Pero no toma en cuenta el avance de Mario Armando Mendoza, para controlar esa posición (digo, no tarda en echarse a dos secretarios de gobierno, Anabel Ávalos y Noé Rodríguez) desde la cual es posible concentrar recursos y resortes para activar la conquista de Tlaxcala a cargo de los amigos y colaboradores de fuera (Carlitos Rojas y el propio michoacano con la complicidad traicionera de Ricardo García Portilla).

Siguiendo la lógica marianista –rara, ¿verdad?- la Segob no es destino adecuado para mister peseta, porque afectaría a los trapecios del mal que tanto daño han hecho a la imagen del gobernador-ganadero.

Hubo que pensar en alternativas. ¿Qué tal la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, donde Gisela Santacruz y Rafa Molina ya se hartaron de ganar lana?

Puede ser… ¿qué mejor forma de eliminar del clandestinaje a las tantas unidades pirata del sur, nada menos que administradas por el ex notario y eterno aspirante a secre de gobierno?

Bueno, antes de echar las campanas a vuelo hay que advertir el rompimiento de compromisos con Alfonso Sánchez Anaya (el inventor de Gisela Santacruz y Rafa Molina). Y yo creo que difícilmente el amo tomaría la decisión de dar la espalda a su querido primo el ex mandatario perredista… compañero de tantas batallas, de generación y de formación sanchezpiedrista.

Entonces, ¿cuál es el destino de Flores Leal?

Bueno, lo que podemos decir es que tras aquél encuentro de principios de mes entre Mariano y Flores Leal, comenzó a sonar el rumor de la llegada de este último a la hasta hoy secretaría en manos de la perredista Gisela Santacruz.

A propósito de notarios suspendidos

Hace poquito se dejaron ver tomando café y con una plática muy amena, Marianito, “el nini mayor” (o sea el novillo y muy probable próximo diputado federal) y Francisco Velázquez Nava.

¿De qué hablarían?… sólo ellos lo saben, pero de que es un acercamiento entre dos personajes protagónicos en la novela del desencuentro orticista-marianista, ni quien lo dude. Y tomando en cuenta el reciente amparo concedido a 14 de los dieciséis notarios, así como la debilidad del litigio iniciado por uno de los peores funcionarios del marianismo, pues uno se imagina cosas, verdad… como aquello de hacer a un lado las diferencias y comenzar una nueva relación bajo la premisa de: “si somos tlaxcaltecas, para qué hacernos tan cansada la vida”.

¿Qué contiene el expediente 156?

Ya sabe usted cómo permea la información, sobre todo cuando es muy importante. Resulta que tanto en la Procuraduría de Justicia (PGJET) como en el Tribunal Superior de Justicia existe el proceso 156/2011, resguardado con enorme celo y discreción, pues contendría serias denuncias en contra de varios funcionarios del gobierno de Héctor Ortiz.

No deja de causar curiosidad la existencia del proceso aquél que le comento, sobre todo cuando por otras fuentes nos enteramos de presuntas órdenes de aprehensión en contra del ex mandatario estatal panista, así como los malísimos augurios respecto al destino de José Guadalupe García, el ex secretario particular de Ortiz.

Héctor Martínez… los porqués de su truene con la coordinación tricolor

Ver más allá de actitudes radicales como principal condición para coordinar a la bancada tricolor, debe ser la causa de los enojos del golpeador de mesas por excelencia (pues quién más… el gober) para que las cosas le salgan al pie de la letra pese a los muy frecuentes e imperdonables errores de los que suelen acompañarse iniciativas y otras menudencias del Ejecutivo al Legislativo.

La seguridad con la que actúa Héctor Martínez García, un tipo con carrera y con nombre propio, son consecuentemente, de las cosas inaceptables por la estrella de la película y único con derecho a recibir reflectores, para poder esconderse a gusto… o en casos peores, salir de vacaciones.

Puede que Silvestre Velázquez Guevara, lo sustituya en el cargo. Orticista en su momento (cuando era alcalde de Tlaxco) y hoy marianista capaz de dar la vida por el proyecto, este tricolor del norte de la entidad habrá de definir si coordina a sus compañeros de legislatura ó se lanza a la aventura electoral de 2012.

Como sea… lo único seguro es que Héctor Martínez, se quitará una tremenda carga al dejar que busque su propio camino el dividido grupo del Revolucionario Institucional, el cual, a su salida ahondará diferencias y pondrá las peras a catorce al guapo o guapa que como el borras se quiera aventar al ruedo, sabiendo la clase de bravura del astado que suele embestirlos cada vez que se le ofrece.

Feliz año nuevo

A todos nuestros lectores y también a nuestros críticos, vaya un sincero deseo de bienestar para este 2012.

¡Felicidades!

Del gobierno cercano a la gente al goce de funcionarios a costa de los pobres

.

Interminables rollos oficiales describen once meses de gobierno, de andar de aquí para allá, jalando a una bola de panzones funcionarios que en la vida imaginaron comunidades como a las que llegan, a saquear como si anduviesen descubriendo un México Insólito.


Si consideramos el diezmo (a veces doble) que las agencias automotrices dan a los gobiernos que les compran patrullas, las sesenta unidades adquiridas y repartidas entre municipios, generaron una ganancia de por lo menos seis patrullas.

Así que asignar sólo una a municipios de la talla de Apizaco, por tener un alcalde panista, suena a desquite marianista.

Aquello del gobierno solidario adquiere una resonancia hueca pues pese a ser dicha demarcación el ojo de actividades comerciales en el centro del estado, y por si fuera poco la tierra del gobernador Mariano González Zarur, no puede sino interpretarse como la víscera antepuesta a decisiones tomadas en el marco de la Tlaxcala transformada (para conveniencia del grupo en el poder).

De eso se trataba: concentrar las decisiones en una sola persona en tanto poderoso señor –hoy de merecidas vacaciones- actuando de acuerdo con sus muy personales intereses, con una nula planeación y sin considerar criterios poblacionales, movimiento registrado y por tanto, requerimiento de equipo.

Hay de inversiones a inversiones

Por ejemplo, una nueva pavimentación –tal vez era suficiente un buen bacheo- se observa en Ciudad Industrial Xicohtencatl. Y uno se admira de la cantidad de material utilizado en esta obra.

A los empresarios les pareció de lo mejor, aunque ellos mismos tenían una opinión distinta: “hacían falta otras acciones, inversión en seguridad, en el tratamiento de aguas residuales, y no el tremendo gasto millonario que significó reencarpetar una vía que va a dar derechito a las tierras del señor gobernador”.

Tienen razón. Ese es el camino a Rancho Seco. Pasa por Coaxamalucan y por todas las propiedades de los González.

Pues qué bueno, verdad… al fin y al cabo se trata de apizaquenses destacados (y muy ricos) con quienes el gobierno de Mariano se mostró solidario.

No entiendo entonces por qué a Apizaco, nada más le tocó una patrulla.

Se trata de los nuevos criterios del marianismo y difícilmente los vamos a entender sin antes saber del profundo resentimiento que data de la época del reparto agrario, cuando los terratenientes –hoy en el poder- tuvieron que vender miles de hectáreas al gobierno federal para que este equilibrase el ofensivo feudo que era Tlaxcala… completito, en manos de unas cuantas familias.

Por cierto, el encargado de realizar esas compras fue uno más de la lista de ricos, entonces todo un junior con dinero y poder: Joaquín Cisneros Fernández.

La plática con el espejo

Por eso, cuando la oficina de prensa de gobierno envía larguísimos rollos que hablan de la corresponsabilidad y la solidaridad, se da uno cuenta del diálogo de sordos en que ha devenido la relación entre autoridad y pueblo.

La primera, repite hasta el cansancio –y hasta se lo cree- que Tlaxcala ha recuperado el rumbo, que lleva una dirección adecuada y que, el gobierno como nunca está cerca de la gente, porque Mariano pasea a sus botijones subordinados por todo el territorio estatal.

Lo que no se advierte es que esas curiosas giras son algo así como un picnic para la gente en cuya cabeza ni siquiera se asomaba la mínima idea de la existencia de esos pueblecitos, a cuyos habitantes, llenos de necesidades se les maltrata o de plano se les toma el pelo.

Recordemos como en uno de esos paseos, el patrón repartió pelotas a los alumnos de un plantel educativo. Como no eran más de diez, advirtió a los niños que las recibían que, pues las pelotitas, verdad, eran para compartirlas con sus demás compañeritos.

¿En eso consisten las giras?

No. Además les dijo que nunca como hoy, las escuelas lucen tan bien pintaditas, con la greca de MGZ… hecho con un profundo significado:

1.- Uno de los gustos del criador de reses bravas es observar a sus esclavos colocando el hierro de su ganadería a los hatos de su propiedad.

2.- Si usted compara la greca en las fachadas de las escuelas con las cicatrices en la panza de los toros de Rancho Seco, hay una tremenda similitud.

3.- Por lo tanto, observar sus iniciales en las fachadas de los colegios, es uno de los gustos, bizarro si quiere usted, pero al fin gustos caros del amo, cuyos recorridos por el interior de Tlaxcala, acompañado por los barrigones de sus súbditos funcionarios, tiene como propósito revisar sus planteles-reses. Y luego si hay modo, hasta gorrear la comida a algún miembro de la perrada (así suelen llamar a los pobres), con el gusto de recibir en su casa al señor gobernador y gañotes que lo acompañan.

Empeora crisis en Zacatelco

Ahora resulta que Rubén Darío Domínguez y guajiros que lo acompañan en la ordeña de este maltrecho municipio, exigen tres millones de pesos a la alcaldesa priísta Blanca Águila Lima, para organizar la feria anual, parte del botín logrado tras el caos que a punto estuvo de costarle el cargo a la química-enfermera.

Y ante la falta de recursos para darlos a semejante camarilla cuasi delincuencial, entonces otro conflicto está en puerta, ese sí emanado de la molestia del pueblo zacatelquense: mayordomos y demás estructura social que año con año se esmeran en los festejos a Santa Inés, se encuentran atados de manos ante la inacción de los ladrones esos que le platico, quienes a su vez ponen cara de, ¿y yo de dónde?, porque el ayuntamiento no los financia, sencillamente porque no dispone de lana para tirarla de esa forma.

Trascendió

–          Que habría sendas órdenes de aprehensión en contra del ex gobernador Héctor Ortiz Ortiz, y del ex titular del Tribunal de Conciliación y Arbitraje, Silvano Báez García.

Tlaxcala, para los amigos de fuera, a los de acá les toca su ración de acero

.

Lo más interesante del estado financiero de la Feria, no es la predecible opacidad, sino dos protestas a modo de tierno reproche cisnerista: los fraudulentos eventos taurinos y, el concierto de Plácido Domingo… en los dos metió la mano Rafael Herrerías.

Dicen que entre gitanos no se leen la mano… y menos si son gitanos del PRI, compañeros de mil batallas, identificados con la versión más radical, casi de ultraderecha y enemigos declarados de Beatriz Paredes Rangel.

El ex senador Joaquín Cisneros Fernández, publicó en El Sol de Tlaxcala, el informe financiero de la Feria. En medio de una inquietante parquedad, detalla lo siguiente: ingresos 19 millones 525 pesos. Egresos, 19 millones 818 mil pesos. Hasta existió una ganancia de 106 mil varos.

¡Nombre… qué exactitud para calcular el dinero que entró, y empatarlo con el que salió!

Eso se llama eficiencia.

Claro… ahí con unos detallitos casi sin importancia… usted sabe, de esas cosas en las que nada más se andan fijando los cuentachiles.

Ni tanto eh…

Resulta que en el informe quedó en blanco el renglón denominado, “eventos taurinos”. Y eso me lleva a hacer estas reflexiones:

1.- Siendo el organizador de las corridas el doctor (en ciencias ocultas) Rafael Herrerías, algo así como brody mayor del gobernador Mariano González Zarur, pues sólo a él se permite informar lo que quiera o de plano no informar por una razón de peso: pues nomás porque se le hincharon para no hacerlo ¿y?

2.- Si el informe de Cisneros, de plano hubiera omitido el asunto de los toros, chance el tema pasa desapercibido, pero como dejaron el tremendo hueco, uno se pregunta pues qué tan efectiva es la comunicación entre estos tres personajes, verdad, ya entrados en años (y en mañas) pero sobre todo ejemplos de la arrogancia priísta que nos ha de volver a gobernar (si ellos mismos dejan llegar a Quique Peña Nieto).

Si las corridas fueron un rotundo fracaso porque la gente no acudió, lo legal habría sido anotar en el informe de don Joaquín, el monto de los números rojos. Nada más un detalle, las corridas rebosaron de afición y los encierros fueron de lo peor. O sea, el empresario Herrerías, vino a hacer negocio a  la tierra de su brody, lo perjudicó y como dicen en San Luquitas, “se dejó largado”.

3.- De manera sutil, casi imperceptible, las finezas de Joaquín Cisneros, convirtieron el vulgar latrocinio de Herrerías en una suerte de, “cariñosa protesta al amo”, ordenando dejar el hueco en el informe al que ya nos referimos, y en dicha acción estableció que si el estado financiero publicado es un monumento a la opacidad, hay otros en peor situación pues, como el tal Herrerías que hizo de las suyas y no nos dejó ni un recado en una servilleta de papel.

El otro pequeño detalle

Un día de tantos ya con el tiempo encima, Rafita Herrerías dijo a su carnal Mariano. “oye tú, y por qué no organizas algo chingón aquí para la perrada… no esos desfiles corrientes y bailecitos baratos… mira… traemos al Plácido Domingo, cobramos la entrada, te luces y hasta le puedes decir a la bola esta de mugrosos quién es su verdadero padre”…

Hemos de reconocer que la conversación no se dijo con las mismas palabras, pero el fin fue el mismo. El resto usted lo sabe porque puntualmente se lo narramos… si el tenor cantó con vil desgano… si el escenario y la sonorización fueron fatales… si los boletos más caros nomás no se vendieron y tuvieron que regalarse.

1.- Queda claro que el concierto se dio al margen de la Feria. Si acaso, los organizadores, puede que encabezados por el delicado secretario Marco Antonio Mena de Turismo (je) enviaron unos cuantos boletos a Joaquín, pero no tantos como los pudo tener Adriana Moreno (la funcionaria con más millas acumuladas).

2.- ¿Cuántos boletos fueron pagados y cuántos regalados? Eso, le aseguro nunca lo vamos a saber… pues ahí está la tranza… si Herrerías puso el ejemplo con las corridas de toros, de guajes se ponen a dar detalles de los ingresos por el concierto.

3.- Pero los gastos ocasionados por este inolvidable espectáculo no tienen parangón. Cientos de anuncios espectaculares por todo el país, miles de mensajes radiofónicos, desplegados en periódicos, lo de la orquesta, lo del mariachi, lo del escenario (bastante feroz) el alquiler de las sillas y hasta el costo de los boletos.

4.- En el informe, Cisneros ni siquiera mencionó el asunto de Plácido Domingo. Nada más lo dejó a la conciencia del responsable, primero de andar escuchando las sugerencias-órdenes dadas por su alter ego, don Herrerías (acostumbrado al poder convocante de Televisa, no a los desfiguros en el Tlahuicole y a las camaritas de Héctor Parker) y segundo, por no pensar bien las cosas… tan pichicato que es para pagar a los trabajadores (si puede los deja sin chamba) pero eso sí, tratándose de una sugerencia del concesionario de la Plaza México, vemos de dónde sacamos… pedimos lana a los alcaldes, enjaretamos hartos talonarios a las presidentas del DIF, a los empleados de gobierno con cargo a su quincena, pero no quedamos mal.

En conclusión

–          La Feria de Tlaxcala refleja la conducta de este sexenio. Mucho para los de fuera (Herrerías, Carlos Rojas, el michoacano) y acero para los del rancho (Cisneros, Noé Rodríguez, el partido)

–          En medio de la peor opacidad pese a la expectativa de la caja de cristal, se reparte dinero para lograr reformas sin más perspectiva que saciar los odios personales de Mariano, aficionado a ver como ruedan las cabezas, tal vez embebido por la sangre de cada corrida donde generalmente hace negocio.

–          A las clases medias y a las vulnerables les llama tejido social lastimado, el gobernador ofrece resarcirlo; a final de cuentas lo ha puesto contra la pared alegando la peor escasez  económica. Pero al tratarse de cuentas, gastos o consumos de esos que aprovechan nuestra nobleza, entonces hay crédito abierto.

¿Quién a estas alturas ejercerá el contrapeso a las decisiones de un ejecutivo sin más rumbo que el señalado por sus amigos?

¿El Congreso?… ¿cómo?

Por cierto, hoy el singular gober inicia sus merecidas vacaciones… hombre once meses de tanto esfuerzo lo valen, con eso de que ya recuperamos a Tlaxcala….

La terrible lista negra de magistrados cuyos días están contados

.

La urgente reforma al Poder Judicial, además de atacar una gravísima corrupción permitirá también el corte de cabezas a enemigos naturales del marianismo… desde el magistrado que extorsionó a Tulio Hernández, hasta aquellos opuestos respaldar la desaparición de notarías.

Tras la repartición de treinta y dos bolsas (ya sabe… de millón cada una) comenzarán a caer las primeras cabezas de magistrados que por alguna causa se encuentran en la lista negra del gobernador Mariano González Zarur.

O sea, la reforma al Poder Judicial habrá de aminorar de manera temporal la estructura orgánica, con aquella justificación del ahorro de recursos.

En los hechos es el cobro de pendientes… vamos la venganza con cada uno de los cinco magistrados que ya sienten alrededor de su cuello lo rasposo de la cuerda de la que penderán.

Cierto, en campaña el entonces candidato del PRI a la gubernatura solidificó la urgencia de cambios de fondo en el ámbito judicial. El tráfico de influencias y el doble papel de los juzgadores, superaron los límites del escándalo… así que una de las primeras acciones del marianismo en este campo sería un rotundo éxito y al mismo tiempo le permitiría aplastar en paquete a probados enemigos, a quienes la reforma hizo vulnerables.

Flores Olayo… la venganza

Creo que en este concurso de malquerencias va por delante el (aún) magistrado Ángel Francisco Flores Olayo, quien, “habrá de vomitar” –así lo expresó Mariano- una cantidad monstruosa de dinero que arrancaría al ex gobernador Tulio Hernández Gómez, en serios problemas con la justicia debido al involucramiento de uno de sus hijos con el robo a tracto camiones.

La frágil economía de Tulio sufriría un tremendo revés cuando el magistrado que le platico cobraría algo así como 700 mil pesos por acceder a la petición de la abogada defensora de aquél, ni más ni menos que Alicia Fragoso. Sólo así pudo evitarse la detención del icónico priísta, al cargar con toda la responsabilidad de tan delicado delito debido a la desaparición de aquél hijo que le platico, quien huyó al ser descubierto el millonario botín en una hacienda propiedad de Hernández Gómez, por el rumbo de Calpulalpan, por cierto estos hechos se dieron en medio de una lluvia de balas entre criminales y policías ministeriales.

A propósito, un agente del ministerio público, hijo de Flores Olayo, fue despedido de su chamba por órdenes directas del mandatario priísta.

El caso Popocatl

En esta lista de indeseables, otro que puntea es Jerónimo Popocatl Popocatl, sobre cuya conducta corren versiones de una tremenda corrupción, al actuar como juez y parte.

Este sería uno de los ejemplos más viles de despacho de abogados con largos resortes. ¿quiere más datos?, bueno se ubica en La Loma Xicohtencatl y al frente se halla el abogado Domingo Tetlamatzi, de quien hay quien puede jurar verlo prácticamente a diario en el despacho de Popocatl, ¿arreglando asuntos, contando dinero, calculando maniobras?

¿Y los otros tres?

Quienes completarían el cruel listado marianista para quedar sin trabajo son los integrantes de la Sala Electoral Administrativa (SAE).

Qué cosas, verdad… Silvestre Lara Amador, sería el primero en salir, pese a la inacabable lista de presuntos servicios al marianismo. Su edad, sin embargo lo obliga a dejar el negocio, perdón el cargo, donde por cierto se aventó la puntada de firmar, nada más él, la controvertida sentencia aquella que desconocía las dieciséis patentes notariales entregadas en el último trecho del gobierno de Héctor Ortiz Ortiz.

Los otros dos integrantes de la SAE, Mariano Reyes Landa y Pedro Molina, pues también serían mal vistos por González Zarur, a causa de su rechazo a participar en el proceso de desconocimiento de las mencionadas patentes de notario.

Sin embargo, el nombre de Pedro Molina podría darnos la sorpresa de quedar al frente de este tribunal, como al modo de un monólogo cuando haya que validar elecciones o ventilar alguna inconformidad.

El nervio de verse sin chamba

El pasado jueves, en el Café Avenida pudimos ver, por cierto bastente nerviosos a los magistrados Tito Cervantes, Jerónimo Popocatl y Elsa Cordero Martínez, desayunando con la diputada Mildred Murbatián.

Dada la buena relación de la panista con el marianismo no dudamos que dichos magistrados le hayan encargado hablar bien de ellos… ya sabe para no pasar a formar parte de la amplia comunidad de desempleados tlaxcaltecas.

Acierto en el ámbito cultural

El muralista y escultor de talla internacional Martín Rojas,  fue nombrado director del Museo de Arte de Tlaxcala, una de las acciones más acertadas del mandatario estatal.

Sin duda, tendremos las mejores exposiciones del mundo y al mismo tiempo el trabajo de los creadores tlaxcaltecas no cesará de recorrer el orbe, a través de la talentosa e incansable gestión del artista de origen texmeluquense, pero tlaxcalteca por vocación.

Enhorabuena a Rojas y también a Willebaldo Herrera Téllez, director del Instituto Tlaxcalteca de la Cultura (ITC) quien seguramente mucho tuvo que ver en esta valiosa selección.

¿Qué pasa presidente Calderón, sabe de la pachanga de Vivir Mejor, en Tlaxcala?

.

Duele, Presidente, utilizar a los  pobres entre los pobres para hacer un degenere con los programas sociales de su gobierno, cuya franquiciataria aquí, lo mismo coloca al señor su cónyuge en el Programa Oportunidades que a su amigocha Clarita en la Sedesol.

Para vivir mejor, es una frase que toma tintes de cinismo en Tlaxcala.

Clara Torres López, recién rindió protesta como nueva delegada de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol). ¿Algún mérito? Ser incondicional de Adriana Dávila Fernández. ¿Su nivel académico?: Licenciada en informática (desde 2009). ¿Licenciada en qué?

Como quien dice, para dirigir a la cabeza de sector de las extensiones del gobierno federal dedicadas a atender a la gente, es suficiente con presentar un título expedido por algún instituto de computación que nos respalde como todos unos expertos en el manejo de Windows y capaces de lograr una conexión de terminales en red.

Creo que es necesaria la sustitución de la señora Clara al frente de la Sedesol. Con respeto le decimos, no da el ancho. A juzgar por su licenciatura (muy respetable) se encuentra al margen de políticas sociales para asumirse en incansable gestora de recursos, imparcial –según lo reza la advertencia al final de todo mensaje del Gobierno Federal- sensible y ágil para refrenar mediante un infinito acervo teórico los índices de pobreza que, con la ayuda del gobierno estatal, hoy nos tienen en el fondo del pozo.

Me avergüenza ver al ejército de especialistas en la materia bajo el mando de un elemento cuya función es cuidar el negocio (porque así lo ve) de la ex candidata panista al gobierno de Tlaxcala.

Eso sí, con las capacidades de remover a cualquiera que se atreva a cuestionar su medianía intelectual.

Dispuesta a seguir por el camino selectivo para la aplicación de programas condicionados por la Federación a pasar por alto intereses partidistas.

Lo peor es el nombramiento en pleno proceso electoral.

No me cabe la menor duda que la insistente frase “Para Vivir Mejor”, ha devaluado a los niveles de la seño Adriana, un raro caso con derecho de picaporte en el Gobierno Federal, capaz entre otras bellezas, de impulsar a su propio esposo para colocarlo en el Programa de Desarrollo Humano Oportunidades.

Millones de pesos allegados a tierras tlaxcaltecas deben, por consecuencia, pasar por la mira parcial del grupo adrianista.

Y la pregunta obligada es: ¿nota usted una disminución en los índices de pobreza en nuestra entidad gracias al empleo a fondo de semejante pandilla?

Si por el lado local tenemos a un gobernador reconociendo a un año de su gobierno que Tlaxcala está muy mal, y por el otro atestiguamos a una bola de amigotes aplicando sus particulares criterios al manejo de recursos, no hay duda que nos encontramos en la orilla del precipicio.

Es doloroso que a los pobres entre los pobres, les toque cargar sobre sus hombros con esta horda medrante, una de cuyas cartas credenciales es contar con el beneplácito del presidente Felipe Calderón Hinojosa.

¿Qué ocurre, señor Presidente, no nota usted acaso la pachanga en que devino –al menos en Tlaxcala- su estrategia para atender a los pobres?

El aiga sido como aiga sido, en su máximo nivel de desvergüenza.

Disponer de los recursos del Estado para alentar la actuación de verdaderos criminales de cuello blanco portando la bandera del calderonismo.

¿Nota usted alguna diferencia entre los llamados miembros del crimen organizado y estos otros, factores del crimen coludido con el poder?

Me duele decirlo. Pero son igualitos.

Pedro y el lobo (yo diría la hiena)

Los claroscuros del alcalde de Tlaxcala, Pedro Pérez Lira, agudizan cuando al cuarentón tricolor le da por entregarse a los deleites pedales y pasa por alto los generosos conflictos –en grado y cuantía- en medio de los cuales pervive su administración.

Si la hermanita dispone y el cuñado descompone… si lo sorprenden en plena movida carnal al interior del solemne salón donde suele despachar, consciente o no; si la enorme mayoría del Cabildo ignora las convocatorias a su informe de labores…

Y lo peor:

La impuntualidad para cumplir con el pago de aguinaldo al personal sindicalizado y de confianza.

¿Pues en qué mundo vive el alcalde de la capital tlaxcalteca?

Tal vez en Disneylandia.

Bueno, para ser puntuales, hay que comentar el próximo y muy merecido (ajá) traslado de tan importante personaje de la política tlaxcalteca al mismísimo mundo Disney, con todo y familia, para pasar como debe ser este período de asueto con motivo de las fiestas decembrinas.

Allá se las verá con Mickey y Minie, Pluto y Tribilín (ojalá no salga peleado)… pero aquí, los empleados pueden esperar al cumplimiento del pago al que por ley tienen derecho.

Digo, si todo el ayuntamiento no se puede trasladar a Miami para acompañar al señor alcalde en su paseo, pues qué otra le queda sino aguardar como las esposas maltratadas a que aquél sacie su sed de divertimento y opulencia, mientras estos siguen lamiendo sus heridas, ocasionadas por la deficiente administración y peor actitud de quien no quita el dedo del renglón, en el asunto aquél de contender por la gubernatura en cuanto se pueda…

La reforma al Judicial, la unanimidad lograda, ¿y los opositores?… ¡nuevos ricos!

.

Como puede usted ver, un poder superior cambió críticas por apoyo… imagine usted: un millón de pesos para obra, en manos de los legisladores. ¿Para obra?, sí, aunque constitucionalmente corresponde al Ejecutivo, hoy así se cuece la política en Tlaxcala.

Con la controvertida reforma al Poder Judicial, aprobada este martes por unanimidad en el Congreso, lo más sorprendente no es la reducción en el número de magistrados, o el que sólo uno detente el poder en la Sala Electoral… no, aquí lo escalofriante es la unificación de criterios en el Legislativo, a través de la presunta compra del voto de cada diputado y diputada, a quienes harían llegar un millón de pesos, “para obras”.


Así que los integrantes del legislativo tienen ahora la facultad de financiar guarniciones, banquetas, redes de agua potable, drenaje, electrificación… oiga, cuántas cosas se pueden hacer con un millón de pesos, pero esas facultades corresponden al Ejecutivo, verdad… dígame que no estoy soñando porque jamás en la vida había sido testigo de semejante deformación constitucional en el capítulo de equilibrio entre poderes.

¿Qué ha pasado con los panistas y los perredistas y, aquellos legisladores con un criterio propio?

Temo decir a todos ustedes que, sucumbieron ante el cañonazo de un millón (otrora de 50 mil), pero,  ¿dónde quedó su representatividad?, ¿dónde está el sistema de pesos y contrapesos, parte fundamental del llamado equilibrio entre los integrantes del gobierno?

Ya entiendo. La falta de obra a lo largo de estos primeros once meses de administración obedece a un tema ajeno al progreso del estado.

Ante la pasividad de los demás poderes, se permitió al que ha resultado más astuto de lo pensado, caer en una espiral de retroceso, tan dañina para la democracia, tan cínica y autoritaria, pero tan determinada a no dar tregua en sus afanes depredatorios que, aquellos en posibilidad de oponerse fueron seducidos por el sonar de las monedas, y aceptaron formar parte del juego que hemos de recordar como la etapa de la disonancia en pleno concierto nacional y global coronados por la modernidad.

Si en otras latitudes caen los regímenes autoritarios, aquí por el contrario sólo hizo falta activar el mecanismo del reparto de millones para aplaudir de pie cuanta deformación sea propuesta a la ley suprema que, habrá de quedar como rebozo parchado, muy a pesar de la historia que le precede para llegar a ser lo que hasta hoy pudo, día en que comienza su horadación.

Hay opiniones que coinciden, por ejemplo con la falta de actividad en la Sala Familiar, de tal forma que al fusionarla con la Penal, habrá un ahorro sustancial de recursos.

Desde luego, ver el monólogo en que devino la Sala Electoral, con un solo magistrado tomando ahí las decisiones, es de lo más vergonzoso.

La reforma es compleja, cruel y despiadada. Hay que estudiarla a profundidad para entenderla.

Aquí lo abyecto tiene que ver con la forma en que se aprueba. Mire que romper con la armonía entre poderes aprovechando la insaciabilidad de quienes ahogaron su activismo y su manera de pensar a cambio del millón ese que le platico, y así permitieron la unanimidad, me tiene con la boca abierta y creo que algunos paisanos míos estarán en las mismas.

Ni modo, se echaron nuestros caballos.

Y respecto al régimen autoritario en ciernes, ojalá no despierte esa creciente inconformidad social que, según vemos, optará por pasar por alto a quienes se dijeron sus representantes.

¿Qué sigue?

Pues ya lo vimos, verdad. Elevar a rango de Secretaría de Asuntos Jurídicos, el escritorio de donde han salido tantos yerros. Probablemente silenciar, por ley, a quienes detentan alguna forma de hacerse escuchar, en fin lo propio de los regímenes concentradores de poder, donde hay un mando superior asistido por un incondicional. Y de ahí hacia abajo, todo es mirar al tejido social por encima del hombro.

La transformación del estado es un hecho.

Que sea para bien, pues ahí están los asegunes… ya ve lo que ocurre en el Poder Judicial gracias al concurso del Legislativo.

Si no hay obra, por lo menos ya sabemos adónde se dirigieron esos recursos que en otras circunstancias habrían servido para levantar los cimientos del Tlaxcala que todos deseamos.

Según lo podemos ver, la historia es muy distinta.

El dilema del PRI, seguir bajo el yugo de Mariano o… dar el estirón y renunciar a él

.

Para el mandatario tlaxcalteca habría dos proyectos: el triunfo de Peña Nieto y la llegada de Marianito al Congreso… fuera de ello, al partido se lo puede llevar el diablo. A esto no son ajenos los militantes, quienes ahora cocinan acciones que pueden sorprender a todos.

En la eventualidad de resultados adversos al tricolor en el próximo cotejo federal, hemos escuchado versiones –del propio PRI- dibujando el éxodo de Mariano González Zarur, de tierras tlaxcaltecas. Sencillamente no lo soportaría pues, de la amplia expectativa de su campaña, su quehacer se limitó –y así lo reconoce- a la construcción de guarniciones, banquetas y limpieza de barrancas.

Para que siga este decrecimiento estatal sería necesario un respaldo mayúsculo, de alguien como Enrique Peña Nieto, viendo en el agotado amigo gobernante de la entidad más pequeña de la República, la oportunidad de volcar esa especie de sentimiento que en muchos despierta el Teletón (valga la comparación con este proyecto de tan legítima y bondadosa existencia).

Sería una especie de tolerancia-complicidad-protección del vetusto camarada un poco desfasado de los estilos actuales del PRI, aunque no tanto como ocurre con las recurrentes crisis retro, para recuperar escenarios vívidos en una memoria que se obstina en dar vigencia a los setenta y ochenta, cuando vivió sus capacidades con intensidad plena.

En el PRI de Tlaxcala es una creencia que procura taparse el distanciamiento de su líder, falto de motivación en vislumbrarle un partido triunfador, a no ser por las dos causas  principales en su desempeño: la primera, el triunfo del ex gobernador del Estado de México (para prolongar esta constante de ocurrencias, sin planes, sin evaluaciones, sin congruencia) y, la segunda, el legado de poder a su vástago, el consejero nacional sin mérito que ha de integrarse a cualquier coste en la próxima legislatura federal.

Para los activos militantes esto es un suplicio.

Jamás han perdido la esperanza en el tricolor y se resisten a advertir los acuerdos cupulares fuera de un contexto de lealtad, pero sólidos en el aseguramiento de un opulento porvenir para el individuo que copa nuestras líneas, su máxima ilusión peñanietista y el cotoso descendiente a quien ni con sangre la letra entra (de veras, ni a madrazos obtiene buenas notas en los cursos y posgrados faltos de licenciatura).

Duele la autosuficiencia mostrada por personajes de relleno en crónica adelantada de un terrible truene a la hora de medirse con sus iguales en la urna.

Pero el partido no se destruye.

Aun sin la bendición de quien debiera consentirlo y procurarlo, el colectivo tricolor dispone de varios planes B para activarlos con oportunidad, consciente del vértigo del poder que merma al capitán de la nave… desorientado pero más orgulloso que en otras épocas, afines a sus estilos de ejercer el mando.

Vamos del sobresalto a la incredulidad con la crisis a partir del cinco de diciembre (una más) fecha de entrega del primer informe de gobierno. Días después, el abierto reconocimiento de lo mal que se encuentra Tlaxcala. Al mismo tiempo, se anunciaba un informe ciudadano en el cual serían exhibidos los faltantes del informe original, llevado por un funcionario de tercera al cubículo de un diputado.

Los vuelos en helicóptero que, antes eran motivo para destruir a su antecesor, hoy se convirtieron en la forma habitual de traslado, sobre todo a eventos de relevancia como los encabezados por Enrique Peña Nieto… hay que estar presentes en las fiestas valiosas, estar en el pueblo, con los inconformes y respondones paisanos, ni es emocionante, ni alcanza la altura de semejante estadista (ejem).

¿Y a qué se limitan los alcances logrados por este singular personaje?

A guarniciones, banquetas y limpieza de barrancas.

Y si esto tiene en shock a los tricolores, es música para los oídos de panistas, perredistas y chiqullada, sabedores que por lo menos el partido en el poder es casi un enemigo menos para el compromiso de julio.

Es de mucho mérito el atrincheramiento del PRI.

Sin armas, sin mando superior, pero sometidos al peor castigo: la incertidumbre.

Saben que sólo el efecto Peña Nieto podrá arrastrar a los abanderados tricolores a eventuales triunfos… aquella esperanza de sentar sus reales mediante el reavivamiento del sanchezpiedrismo, tiene hoy al Revolucionario Institucional ante el doloroso dilema de, seguir sometido a la falta de compromiso marianista (pero eso sí, absorbente y atemorizante) o, dar el estirón, haciendo a un lado al tirano que tanto les estorba, con tal grado de talento que ni aquél ni siquiera lo note.

¿Y a la feria cómo le fue?

El ex senador Joaquín Cisneros Fernández, garantizó que en veinte días… un mes a los sumo, presentaría a detalle un informe de la gran feria de Tlaxcala. Hoy veinte de diciembre se cumple un mes de esa oferta. Lo menos que debe, el también aspirante a senador, es cumplir con su palabra y decirnos cómo le fue a las familias encargadas de restaurantes, antros, palenque, toros, el concierto de Plácido Domingo, en fin de todo lo que divirtió por un mes a los tlaxcaltecas y a miles de visitantes.

Dos cosas. Entre la partida de Yolanda González Hernández, hoy delegada del CEN tricolor en la Cuauhtémoc para impulsar la causa de Beatriz Paredes, y este tremendo pendiente, tan lleno de malos negocios para el presidente, como de corajes porque muchos metieron mano pero sólo uno es responsable, tienen al dos veces alcalde de Tlaxcala realmente preocupado.

Pues al mal tiempo darle prisa, verdad. Ojalá cuanto antes podamos conocer desde cuántos visitantes tuvo la feria, hasta la intención (o no) para participar en el cotejo electoral de julio próximo.

Hoy los protagonistas son otros

La emisora de Apizaco rompió sus ataduras del sanchezanayismo al que Rubén Contreras la tenía sujeta. Empresario camaleónico, supuso que la llegada de Mariano González al poder, le permitiría gozar de sus simpatías, con sólo activar su cautivadora sonrisa y buen trato (como suelen hacerlo los radiodifusores que nunca pierden)

No contaba con el protagonismo alcanzado por Guadalupe y Emilio Sanchez Piedras Santiago, quienes tras la dolorosa partida de su señora madre, heredaron la mayoría accionaria de la empresa, al día de hoy ni marianista y mucho menos sanchezanayista, sino con el sello de su creador.

Vale recordar las intenciones de Guadalupe, por contender –ya sin la traición del entonces líder priísta, ¡Mariano!- como candidata de su partido, el PRI en el primer distrito electoral federal, y lo útil que le será el medio de su pertenencia para cerrar la puerta a quienes de ella se servían sin la retribución justa, y sobre todo a aquellos que en su momento quedaron fuera de la familia tras la vida frívola que prefirieron, en lugar de responder como lo esperaban, al trato demostrado hasta el último día en que se le recibió en la casa.

Deja Beatriz sin Yolanda González al PRI local… Mariano, enardece

.

Pedro Joaquín Coldwell, por muchas razones el principal promotor de Beatriz Paredes para el DF, despojó de la eficiente operadora política, Yolanda González, al priísmo tlaxcalteca y puso las peras a catorce a un despechado Mariano y desesperado Joaquín Cisneros.

Si resulta interesante la llegada del queretano y activista del sector popular del PRI, Enrique González González, como delegado del CEN, también lo es advertir la reubicación de Yolanda González Hernández, en la delegación Cuauhtémoc, también con la representación de la cúpula tricolor, pero con la encomienda de labrar un enorme ejército electoral para apoyar a Beatriz Paredes Rangel, en su gran proyecto de contender por la jefatura de gobierno de la Ciudad de México.

A Enrique González, lo ubican en su partido dentro de la corriente de Manlio Fabio Beltrones –la línea dura del tricolor- y su encomienda es encabezar la operación política del gobernador Mariano González Zarur, con la mira puesta en igualar por lo menos, lo conseguido por su antecesora, quien a decir de los priístas locales, deja una estela de éxitos, los cuales por cierto no pasaron desapercibidos para el líder nacional interino del Revolucionario Institucional, Pedro Joaquín Coldwell.

Así que sin perder tiempo –su mandato fenece en febrero de 2012- el quintanarroense, promotor del beatricismo por antonomasia (en realidad Pedro Joaquín es el único y gran amor de la paisana) convocó a Yolanda a sumarse al equipo de operadores en las delegaciones políticas del DF (recordemos que en Milpa Alta, Linda Marina Munive Temoltzin ya también es delegada del CEN).

Por tanto, el reto del nuevo delegado del CEN en Tlaxcala, es acabar con la incipiente creencia de algunos sectores del partido, en el sentido que el cambio del domingo anterior obedecería al desmantelamiento de una estructura tricolor, obligada a remar cuesta arriba ante las resistencias que despiertan las demostraciones marianistas de compromiso con su propio partido.

La ausencia de González Zarur durante este cambio de estafeta robustece una hipótesis poco halagüeña, respecto al papel de los abanderados de su partido en la elección de julio de 2012.

Abona por consiguiente, la creencia que el apoyo marianista es selectivo y depende de los candidatos, en cuya nominación solamente quien goce de las simpatías del mandatario podría aspirar al necesarísimo respaldo económico para hacer frente a adversarios bien armados y sobre todo bien dotados de dinero.

No pierda usted de vista a personajes como José Carmen Corona, líder de la sección 31 del SNTE y apuesta de Nueva Alianza, ó del perredista-sanchezanayista Rafael Molina Jiménez, el primero como candidato a diputado federal en el tercer distrito y el segundo, por el segundo.

Ya vio como la ausencia de Mariano en la toma de protesta (aunque haya enviado a Ubaldo Velasco y a Noé Rodríguez) reafirma la creencia de que el mandatario limita sus simpatías a dos proyectos en el PRI: el triunfo de Enrique Peña Nieto (ayer estuvo con él en Boca del Río, Veracruz) y la eventual llegada de su hijo Marianito al Congreso de la Unión, a través de la vía plurinominal.

En estos reacomodos, si alguien se sintió incómodo es el ex senador Joaquín Cisneros Fernández, quien quedó muy sólo tras la partida de Yolanda González Hernández, con quien cultivó además de fuertes vínculos partidistas, un afecto muy especial, al grado que la clase política tricolor llegó hasta a pensar en una posible boda.

Claro, hay que anticipar que el largo y retorcido colmillo del también ex presidente del Patronato de la Feria de Tlaxcala, veía en Yolanda a una aliada incondicional para aumentar las posibilidades de hacerse con la candidatura al Senado de la República… todo estaba calculado, todo marchaba sobre ruedas… pero de repente Yolanda se fue a la ciudad de México. Y lo peor de todo… para engrosar las filas de Beatriz Paredes, malquerida en toda circunstancia y momento por el hoy solitario político de setenta que se siente como de cincuenta.

Y en esos vuelcos, sin perder el tiempo aparece la diputada local Lorena Cuéllar Cisneros, recordando a Mariano el compromiso aquél, signado en el mismo CEN tricolor, donde el hoy gobernador aceptaba y se comprometía a impulsar la carrera lorenista a cambio del apoyo de esta en esas fechas, llenas de incertidumbre y soledad para el temperamental criador de reses bravas, quien gracias a esa deferencia pudo colarse a la contienda y contar con la suerte del respaldo beatricista (como no lo tenía originalmente) y finalmente saborear el triunfo electoral en julio de 2010.

Mariano no puede desconocer ese pacto. Mal se vería ante su partido y ante un estado, muy enterado de la jugada maquiavélica que alentando al viejo ex senador Cisneros, supuso refrenar las intenciones de Lorena, dispuesta incluso a cambiar de partido político de persistir la cerrazón ordenada hasta hoy por el gobernador de Tlaxcala.

Vaya tomando nota. Tal vez uno de los lugares en la dupla para el senado lleve al ex gobernador José Antonio Álvarez Lima.

Y ni siquiera con el beneplácito de González Zarur, sino con la bendición de Pedro Joaquín Coldwell, quien en su momento estrechó grandes vínculos con el ex mandatario tlaxcalteca, abriendo la puerta de Quintana Roo a quien en el mediano plazo sería un exitoso empresario de la radiodifusión, y después, beneficiado con millones de dólares por la venta de aquella concesión, Radio Pirata, de lo más popular en el sureste mexicano.

¿Quién cerraría la pinza?

Si lo hace Lorena Cuéllar, el priísmo tlaxcalteca podrá presumir de candidatos fuertes y comprometidos con un triunfo en las urnas.

Pero también se halla el nombre de Anabel Ávalos Zempoalteca, mancuerna natural de Álvarez Lima, a quien Mariano picó la cresta al tratar de nulificarla como secretaria de Gobierno, aunque luego haya tenido que suplicarle su incorporación a la secretaría general del partido, sabiendo de su intenso ritmo de trabajo y compromiso para superar retos con buenos resultados.

En conclusión, se palpa el distanciamiento entre partido y gobernador. El primero se organiza para hacer el mejor papel que pueda, y el segundo no deja de verlo con el acostumbrado desdén de quien ha vislumbrado derrotas y tal vez hasta pactado triunfos con aquellos como el perredista Alfonso Sánchez Anaya, compañero de mil batallas en aquellos años de subordinación a Bratriz, pero hoy dispuesto a darle una batalla sin tregua, aunque ya comenzó a sentir el desmantelamiento, con la partida de Yolanda González.

Adriana, no podía quedar fuera de las equivocaciones

Mire que confundir al desaparecido tenor italiano Luciano Pavarotti, con el español Plácido Domingo, retrata a la panista de cuerpo entero y resalta la política destructiva a la que recurre como mala imitación de su inventor, el presidente Felipe Calderón, a quien hay que reconocer el talento para destrozar, traficar con miedo, y calificar de buenos o malos a los personajes en una contienda.

Para el diablo del patrón, esa yegua del potrero… Elba Ester… por la USET

.

Ni los organismos de inteligencia en Tlaxcala perciben el juego perverso de ambos extremos del magisterio, institucional y disidente, con la firme intención de recuperar a la USET para el vasto patrimonio de Elba Esther Gordillo.

A las molestias y las pérdidas económicas que ocasionó ayer el nuevo cierre de la avenida Juárez (la única que atraviesa a la ciudad capital) podríamos considerarlas como el principio de una larga historia entre maestros, disputando –con la venia del poder superior- una casa que durante dieciocho años fue una especie de botín de la disidencia.

Hastiados de este despreciable acto simulatorio, vecinos, comerciantes y visitantes, imploraron un poco de cordura y el traslado de las mentadas y reproches entre integrantes de Bases Magisteriales y del SNTE, a un mejor sitio, como la explanada de la Plaza del Bicentenario.

Tienen razón, ese espacio es amplio y suficiente como para ser declarado –en lo que acaban la tremenda obra- reserva exclusiva para manifestaciones, bloqueos, marchas, cachetadas, puntapiés y piquetes de ojos y demás formas de sacar coraje e indignación por las causas que usted considere.

Decíamos que es un acto simulatorio fundados en la predecibilidad de los actos comandados por  el señor Reyes Rojas Cruz, cumpliendo una especie de pacto para ahogar a sombrerazos durante la última quincena del año, el valor social que durante su existencia llegó a representar el Movimiento de Bases Magisteriales (MBMT).

¿Qué general, medianamente cuerdo delata los movimientos de su ejército?

Pues el general Reyes Cruz, planteó al enemigo… “vengo a exigirte que me devuelvas el botín del grupo al que circunstancialmente encabezo… y te aviso que en cuarenta y ocho horas, tomaré las mismas medidas que tú, la noche en que me despojaste… ¿te quedó claro?, ¿oíste bien?, ¿quieres que te lo repita?… a lo mejor hasta entablamos una mesa de diálogo… ¿qué te parece?

Ojalá este incipiente conflicto no pase de las graciosas exhibiciones del líder disidente light, conocido como Reyitos Rojas (el RR), y secundado por maestros que a pesar de este cínico charrismo, siguen creyendo en el dirigente, que es completamente distinto al movimiento en sí, parte activa de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), con activistas de sobra como para maldecir el día en que gobierno y SNTE planearon desaparecer a cachiporrazos a los representantes del capítulo violento del magisterio en nuestro país.

Hasta hoy el convenio entre las partes oficial y la rebelde, se lleva al pie de la letra. Unos hacen como que gritan consignas y pintan con espray barato y, los otros como que nada más los ven desde la azotea.

Y qué pasa con los organismos de inteligencia al servicio de la administración estatal. ¿No han calculado los daños ocasionados por esta provocación a la CNTE?, ¿Carecen de un mínimo de sensibilidad para advertir a su jefe sobre los posibles escenarios en tierras tlaxcaltecas, cuando aparezcan de la nada una especie de maestros-guerrilleros ó, guerrilleros-maestros?

En la bandeja de ocurrencias en que se convirtió el cuarto de mando de Tlaxcala, además de los malos tratos, la dominación (a quienes se dejan), el retroceso, la opacidad y la inacción, se dispone de un espacio importante la subvaloración de la estabilidad social.

1.- El actor que ha vislumbrado un papel estelar en este naciente conflicto se llama José Carmen Corona Pérez, líder de la sección 31 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación. Puede ser que el plan de mediano plazo consista en hacer de su gremio un aliado insustituible del gobierno para refrenar potenciales acometidas de la CENTE.

2.- Los modestos entes de inteligencia locales, no alcanzan a ver el juego planteado por la maestra Elba Esther Gordillo, quien sin inmutarse vio como a su llegada al gobierno, Mariano González Zarur, colocó a Tomás Munive Osorno en la posición que históricamente detenta el SNTE, o sea en la USET. Entonces, solo fue cosa de esperar la ocasión.

3.- La oportunidad se dio. Testigos de la obsesión del mandatario local por quitar carga a las nóminas (¿usted sabe para qué), los maestros institucionales plantearían a su alteza (je) la desaparición del MBMT, de tal forma que el gobierno ahorraría muchos centavos que le pagan a esos grupos, ¿cómo los llamó González?… ah, sí: de chantaje y corrupción.

4.- Qué mejor tiempo… ¡seis meses antes de la elección federal!, el SNTE echó al gober a su morral. Y una perversa llamada telefónica, no sé, a lo mejor hasta hecha por la propia Elba Esther, será recibida por la verdadera disidencia magisterial, no los remedos estos que muy bien encarnan en la persona de Reyitos Rojas (el RR), quien cambió sus actividades de líder del MBMT por la de organizador de viajes de placer y administrador caótico de las prebendas entregadas al movimiento.

Da coraje hacer el trabajo a los inútiles que se la pasan viéndose en el espejo a ver cómo lucen vestidos de candidatos, a diputados federales o locales, a alcaldes, a senadores… pero la entrega de la USET al SNTE está a la vuelta de la esquina.

Va a ser como quitar un caramelo a un chamaco… por cierto un chamaco voluntarioso y lépero, pero ya ves, fácil presa para el elbismo, cuya mera mera un día llamó a Tlaxcala y comentó a su amigo, el panista Héctor Ortiz: “oye, me está esperando afuera un tal Mariano”

Parece que aquella espera fue larguísima e infructuosa, pero en la rueda de la fortuna ese sujeto resultó gobernador de Tlaxcala. Y la maestra, algo tenía que hacer para ponerlo quieto.

Y ya lo está haciendo.

Ortiz y Dávila… pues ya aventajaron los muy pillos

Mientras el PRI aguarda a febrero para comenzar un tremendo proceso interno, y el PRD retira las lagañas de sus ojos cansados de tanto dormir, los panistas Héctor Ortiz Ortiz y Adriana Dávila Fernández, ya se formaron en la marca de arranque de esta carrera que culminará en las urnas, en julio del próximo año.

Dicen que conservan dinerito de lo ahorrado en sus mejores tiempos, y ni modo que no lo utilicen para dar la batalla al gobernador cascarrabias que insiste en regresar a Tlaxcala a los años setenta y ochenta, cuando según sus recuerdos se vivieron los mejores tiempos de la política.

Nada más falta que Ortiz y Dávila, no se pongan de acuerdo en quién ocupará la primera posición en la mancuerna al senado. Vamos hasta el oneroso Adolfo Escobar Jardínez, dejó de ser un obstáculo (apoco) para los planes de largo plazo de esta pareja, en cuyos ojos se encuentra recuperar al gobierno de Tlaxcala.

El ex secretario particular, en la cuerda floja

¿Cómo está eso de llegar con una mano adelante y la otra atrás, y salir con suficientes propiedades como para comprar una isla en el Caribe?

Pues así se las gastó José Guadalupe García, el ex hombre de las confianzas del ex gobernador Héctor Ortiz Ortiz, quien de modesto locutor de la XETT se colocó en los cuernos de la luna, decidiendo que o quién pasaba o, cuáles documentos eran o no motivo de lectura para el entonces mandatario estatal.

Lo cayeron en la movida. Detectaron su tremendo movimiento, y preparan el sambenito para colocárselo y hasta puede que entambarlo, como primer logro del marianismo dentro de la afanosa búsqueda para vengar el coraje que le dio haber perdido la elección de 2004 frente al PAN.

El 14 de enero, ¿un informe ciudadano?, ¿y ora?

No sé que mosco picó al mandatario estatal, pero ya anunció que el 14 de enero de 2012, además de entregar los pendientes al informe por escrito (o sea todo), va a presentar un informe ciudadano.

¿Ciudadano?

¿Acaso es el presidente de la sociedad de padres de familia de la Técnica Uno?

No, el gobernador va a dar un mensaje político tras cumplir a medias con la entrega, el cinco de diciembre, del primer informe sobre el estado que guarda la administración estatal, según se lo mandata la Constitución.

Lo del informe ciudadano me suena a un acto de culto a su persona, en el Centro de Convenciones, con una multitud de aplaudidores y sin la posibilidad de que diputadas y diputados lo increpen por la creciente de ocurrencias en que se convirtió este primer ejercicio del sexenio.

Por cierto, ¿ya lo invitaron?

Los porqués el 1er informe de gobierno no se ha repartido a diputadas y diputados

.

En medio de la derrota a priori en este primer año, de la lucha contra estructuras chantajistas y corruptas, apareció el peine: al informe entregado le hacen falta un chorro de pendientes… a lo mejor por eso lo entregaron a escondidas y lo guardan con celo.

Tlaxcala está muy mal… cuatro palabras con las que el gobernador Mariano González Zarur, resume la situación actual de la entidad, y atribuye a estructuras de chantaje y corrupción el paso lento de su gobierno, “nos tardamos pero ya hay obra en toda la geografía estatal”.

Percibimos la derrota a priori.

A estas alturas sería deseable un líder con el ánimo elevado, pues está en la parte inicial de su administración, tal vez le hace falta una retórica estimulante por encima de la abierta aceptación de, “les fallé… pero la culpa es de esos grupos chantajistas y corruptos”.


¿Un gobierno chantajeado?

Pues los chantajistas deberían estar en la cárcel… son unos delincuentes. ¿Cuáles son sus nombres?

¿Acaso Héctor Ortiz chantajea al gobierno de Mariano González?, ¿lo hacen Adriana Dávila, Minerva Hernández, Rosalía Peredo, Julián Velázquez, Sergio González, Oralia Hernández?, ¿Son los propios priístas quienes chantajean, extorsionan, amenazan?, ¿Es Alfonso Sánchez Anaya, Beatriz Paredes?, ¿quiénes son?, tenemos derecho a saberlo.

Si esa va a ser la expresión constante en el líder –de quien deberíamos tener una luz permanente- pues estamos ante la muestra de cómo se ejerce el poder sin ganas… a destiempo. Y volvemos a insistir: González Zarur, debió ser mandatario desde hace por lo menos 25 años, cuando no lo acompañaba la derrota a priori… la peor lucha porque no la hace…

Hay acciones, como la discreta entrega de un documento de 200 cuartillas conteniendo el informe que guarda la administración en sus primeros once meses, que nos llenan de dudas, sobre todo cuando el gobernador anunció allá en algún hueco de sus declaraciones de media semana: “los pendientes serán entregados”.

¿Los pendientes?

1.- Inferimos por el lenguaje apagado del mandatario que, los pendientes aludidos dominan al informe.

2.- No distribuir el documento entre diputadas y diputados, ha sido el ocultamiento más canalla, y ha levantado una mayor suspicacia respecto a las hojas en blanco de las cuales consta (por llamar de alguna forma la falta de sustancia… los pendientes aludidos).

3.- Luego entonces, el paquete entregado por el señor Marco Antonio Díaz Díaz, al diputado Silvestre Velázquez Guevara, puede ser una ficha más del rompecabezas de mediocridades, correspondiente al grupito bien identificado de subordinados, a quienes realmente queda el mote aquél de chantajistas y corruptos, pues no se pueden cobrar las perlas por el, ¿trabajo?, que hoy tiene a su jefe narrando de varias formas la derrota en que se halla.

Y ya tenemos el ofrecimiento del peor afectado en esta cadena de chantajes, de proporcionar el informe completo el próximo catorce de enero (pues sus achichincles se encargaron de mantener en blanco las hojas entregadas al Congreso.

La cosa era cumplir con esa entrega el día cinco de diciembre.

La cosa es que, los diputados difícilmente van a conocer el contenido del misterioso paquete al cual llamaremos, “el informe de los pendientes”… lo que equivale a, ¡nada!

La cosa es que a algún diputado que ya tuvo acceso al contenido del bodrio, perdón, del informe en cuestión, filtró a algunos de sus compañeros su muy legítimo deseo de no abrir esa caja de esencias por las razones, a saber:

1.- Si a ese informe entregado el cinco de los corrientes, nada más lo conoce uno, su escasez de contenido puede guardarse con celo, mientras aguarda (el que lo guarda) a que otros provoquen diversas cortinas de humo (je) y así puedan transcurrir los días necesarios para que el changarro se cierre  y todos nos volvamos a ver las caras una vez culminado el puente Guadalupe-Reyes.

2.- Gracias a esos distractores, quien quita y hasta nos cambian el paquete, por uno menos malito, al que por lo menos le hayan puesto diez hojitas más, no de retórica sino de obras… no le hace que sean las mismas de las cuales los alcaldes dan cuenta, de lo que se trata es de engordar al triste legajo ese.

Nada más faltaba que los huéspedes de Allende 31 se enterasen de esta movida para hacer mano de puerco al compañero suyo que de plano se sentó en esa cajita (el informe) y lo cubrió con sus naguas para que nadie lo vulnere.

Antes de la entrega de arcones, de los abrazos y los brindis, legisladoras y legisladores habrán de acabar con la curiosidad que no los deja dormir, o sea el contenido del llevado y traído primer informe. Pero deberán tener ojo avizor para que ningún enviado de allá enfrente –por chaparro que sea- les quiera hacer chanchuyo, entregándoles gato por liebre.

Los nuevos rumbos de la procu

En realidad la institución debe mucho a las trabajadoras sexuales, que copan a la Gran Vía.

De no haber sido por su insistencia en ejercer a orilla de carretera el oficio más antiguo del mundo, no sabríamos de las colosales maniobras de doña Licha Fragoso (quien insiste en la expresión trata de blancas), para el rescate de 22 mujeres (otros medios, un poco más amables, dicen que 68) quienes eran obligadas por sus captores a prostituirse.

Me pregunto por qué tiene que haber, “violencia informativa” (para no decir madrazos, verdad) de medios locales y nacionales para mover un poco esta anquilosada estructura (ese término fue acuñado por el gober) cuyos integrantes nada más actúan a base de periodicazos.

Ya van tres secuestros reconocidos por la titular. Datos que maneja el Sistema Nacional de Seguridad, hablan de nueve. Es cuestión de esperar para conocer la verdad.

Claro, cuando la procu quiere le salen bien las cosas… como la pepenada de Cesáreo Santamaría Madrid, quien muy de pecho sano iba en su trokita, sin imaginar que ya lo venían siguiendo por aquello de que ya hacía rete harto tiempo que no aflojaba el gasto a su seño.