[xyz_lbx_default_code]

Archiv para 14 noviembre, 2011

La última llamada de Francisco Blake Mora a Tlaxcala

.

Y la respuesta fue… ejem… mmm… este… pero nada que sustentara los ataques a las delegaciones federales; lógico a la semana, el de la voz hablaba de la excelente coordinación entre los gobiernos estatal y federal.

A penas unos minutos después de aquella declaración denostativa a los delegados federales en Tlaxcala, sonó el teléfono de quien las profirió. Era José Francisco Blake Mora, preguntando al gobernador tlaxcalteca por  las razones que lo llevaban a desgastar su relación con el gobierno de la República.

La respuesta estaría llena de titubeos. Eh… ah… mmm… y nada en concreto.

A los pocos días, el gobernador hacendado exaltaba la excelente coordinación entre los gobiernos de Tlaxcala y Federal.

Quién iba a pensar en el trágico destino del titular de la SEGOB.

Es de reconocer su oportuno interés por restañar cada herida en la multiplicidad y complejidad de relaciones del gobierno federal, por insignificantes que fueran.

Gobernadores, legisladores, líderes, recuerdan conversaciones de altura con el hoy desaparecido funcionario del calderonismo. Aunque los hay también, como el nuestro, con el recuerdo de haberse trabado al momento de recibir aquella llamada que le platico.

El silvestre Silvestre

Espléndida la parsimonia de Silvestre Velázquez Guevara, el legislador-aspirante a candidato a diputado federal, ante la petición de sus compañeros opositores para hacerlo a un lado de la Comisión de Puntos Constitucionales, porque privilegia las iniciativas recién desempacadas del ejecutivo y hace lo que los gatos con sus despojos, con el voluminoso expediente rezagado.

Esa petición no está fundamentada, respondió en una entrevista.

Tal vez una respuesta menos cínica habría sido reconocer sus distracciones al tiempo de garantizar la dedicación de sus horas a sacar los pendientes. (digo, aunque ello fuera de dientes para afuera)

Digamos que una respuesta en semejante dirección exhibe tremendas limitaciones de alguien confiado en pertenecer a la aplanadora. Los contenidos lodosos de quien basa su actuación  en una ideal mayoría son lesivos para la economía del estado, porque sólo cuajan al activar cochupos… ¿liderazgo?… no, mejor dicho una sangría al presupuesto. El principio de prostitución de valores partidistas y desempeños individuales.

Actuar así, sólo tiene una explicación: la seguridad de dejar inconcluso el encargo, para poder dedicarse a la campaña. ¿Y qué dirá en sus probables discursos?… algo así como, tras el mejor de mis esfuerzos como presidente de una de las comisiones más importantes del Congreso, hoy vengo aquí, a pedir su voto de confianza…

Chale.

Situación futurista

Hay visiones futuristas y hay situaciones futuristas. Las primeras tienen que ver con la amplia perspectiva adelantada a su tiempo de los grandes personajes a quienes se deben los cambios en la historia.

Las otras corresponden a la manera como ciertos personajes justifican desandar el camino de la democracia y la libertad de expresión.

Cuando el presidente de la Caiptlax, Miguel Ángel Carro Aguirre, autor intelectual de la iniciativa para normar la conducta de los periodistas, presentada en el Pleno del Congreso por el diputado tricolor Francisco Javier Romero Ahuactzi, plantea que la sanción a periodistas en cualquier código es una situación futurista, en ese momento nos obliga a encender veladoras a Cantinflas.

¿Nota usted diferencia en el sentido de las frases: “para eso les paga el gobierno, para que nos nútrian…” y las situaciones futuristas de Carro Aguirre?

Pues lo único distinto es la autoría. La primera –de Cantinflas- se da en la formidable cinta “A volar joven” y la segunda –de Carro Aguirre- en, “El vuelo un joven (¿?) académico”.

En cualquier situación, la iniciativa enviada por la Caiptlax al Congreso, nos llena de dudas respecto a la transparencia. Atrás del documento no hay sino intereses retrógrados e intolerantes con objetivos de impunidad.

La, “situación futurista” de Carro, debería cambiar por una visión seria de las barbaridades planteadas, regresar el documento a la mesa de redacción –si es que cuentan con una- y ofrecer una disculpa a la sociedad tlaxcalteca y al gremio periodístico.

Lo peor que podría pasar en Tlaxcala es abrir las puertas a la persecución del periodismo. Pero no habría, “cosa más peor” (de la bellísima zarzuela Un Gitano sin su honor, éxito de Plácido Domingo) que dicha iniciativa haya sido levantada por unos albañiles, y menos que estos sean integrantes de un organismo que se supone, el de las miras más altas.

Por qué a los periodistas y no a los políticos ocasionales

Si el organismo autónomo del que hablamos no hubiese despertado las sospechas de actuar con consigna, habría de elaborar otra iniciativa que plantee meter a la cárcel a políticos empecinados en vivir del presupuesto sin mover un dedo.

Mire lo que ocurre en municipios como Zacatelco.

Un camionero que fracasó como candidato se empeña en anotar a su vástago como aviador en la nómina de Zacatelco. Ese camionero en su tiempo fue orticista a más no poder. Hoy es tan marianista que le andan dando hueso en la CNOP.

Hay que echar una mirada al desempeño de Rubén Darío Domínguez, para asomarse a la parte obscura de la, ¿política?, auspiciada por la línea de autobuses ATAH y su liderazgo en atropellos.

New York, New York…

No se les ocurra a los chavos que estudian en la Columbia University y en Yale, hacer enojar al gobernador ganadero de Tlaxcala, porque los agarra a zapes y bueno, con lo delicadas que están las relaciones binacionales, nos pueden acusar de venganza, enviándoles a un rápido y furioso (pa la cuestión de la ofensa)

Ojalá algún día las informaciones difundidas respecto a giras internacionales dejen de plantearnos escenarios probables y de hablarnos en tiempo futuro, pero condicional.

Ojalá algún día tras una de estas giras se nos den resultados concretos de inversiones tangibles y no nomás de anuncios.

Deberíamos ser más cuidadosos con los centavos porque ahorita hay que acabar de juntar los dos millones de dólares para pagar a Plácido, que se presenta el 25 de este mes. No que el secretario de turismo, Marco Mena (así lo llama prensa de gobierno) ahí va de pata de perro con el gobernador (y la funcionaria con más millas acumuladas, Adri Moreno Durán) pos no podía faltar.

Aquí los esperamos, pero con resultados, no nada más se vayan a tirar rostro a la “suidá de los rascacielos”.