[xyz_lbx_default_code]

Archiv para 20 enero, 2011

Las hostilidades en la entrega-recepción y la ausencia de un contralor, qué incongruencia…

.

Usted cree que en el DIF se pelea por ver quién tiene más vocación de servicio, nel, se trata de disputar el cuartel general de donde salen los grandes apoyos federales o estatales, pero con carácter clientelar.

Quién lo diría verdad, teniendo todo el poder los panistas ahora se tienen que conformar con un puesto… un mísero puesto en el nuevo gobierno. Y nada sencilla la actuación de quien resulte llamado, pues tendrá que sancionar las buenas o malas acciones de sus compañeros de partido en el anterior gobierno.

Eso es lo que hace poco comprensible la hostilidad de los marianistas en el proceso de entrega-recepción. Nos ha llegado la queja en varias dependencias de la actitud cerrada de los nuevos, pero si ni siquiera existe una Secretaría de la Función Pública, para dar el trámite correspondiente.

Ciertos actos marianistas se adelantan, como aquél de acordar con el líder nacional panista la contratación de un miembro de su partido para la chamba arriba mencionada, pero otros entran en una pesada espera, tanto para los priístas formados y con esperanzas de ser tocados por la mano de su dios, como de los propios ciudadanos, afectados en alguno de los servicios.

Concluyo, con la pena, que en este ejercicio se privilegia el renglón mediático con el propósito de aparentar fortaleza en un contexto centralista, donde es tal la codicia de uno solo, el mero mero, que el tiempo y las necesidades lo están rebasando.

Resulta que hoy no hay sitio web oficial porque el existente lo derribaron. Así que nadie puede obtener información oficial o realizar algún trámite, porque el ciclón marianista seguro traerá consigo nuevas formas, pero ya son muchos días con el negocio tirado, pese a contar con largos seis meses para realizarlo.

Personajes desconocidos tras un obsceno tapadismo al  frente de áreas estratégicas para hacer realidad la oferta de atraer a todos los inversionistas, se sembrar en cada surco, de instalar cada empresa, tienen cerrados los ojos por la amplísima hibernación, primero porque su partido fue desplazado por otros proyectos y luego, porque a su partido no le dio la gana aplicarse a fondo con toda oportunidad.

Mire el lío en el DIF. La entrega es lenta. Mas no crea usted que esté en disputa la vocación de servicio en beneficio de las familias tlaxcaltecas… no, se trata de uno de los centros de inteligencia electoral para distribuir según convenga, los beneficios de programas federales y estatales, pero con una apariencia de regar miel y pétalos de flores… sí cómo no…

En el ámbito agropecuario, hoy precisamente se desataría la furia de Rosalía Peredo, quien concluido el orticismo que la trajo a raya, está dispuesta a recuperar el terreno perdido y que antes se manisfestaba, con el manejo clientelar del fertilizante y con la extorsión sobre las autoridades.

Por lo menos son dos las líneas delicadas de las cuales podrían detonar los primeros tragos amargos del marianismo.

Sin duda, el sector agrario, en manos de Marianito y con la figura decorativa de Jonathan Bretón Galeazi, un simpático charrito de lo más nice en el ruedo, pero sin la más remota idea del infierno entre milpas malogradas y cebadas robadas por acaparadores y cerveceros.

Ni qué decir del magisterio y la olla de presión en que se convirtió gracias a la llegada de Tomasito Munive y sus guajiras, a los feudos elbistas por antonomasia, pero en manos erráticas por el descontón de hace poquito.

Todo esto acontece sin un contralor.

Qué incongruencia. Pero es el nuevo estilo.

Autoritario, narcisita, yo digo que predecible.

Mientras esto acontece, hay iniciativas, como el no a la tenencia vehicular, que de haberse consensuado con oportunidad hoy serían el primer gran logro de los priístas de regreso al poder.

Pero lo primero es enseñar la dentadura.