[xyz_lbx_default_code]

Archiv para 6 mayo, 2010

Arrancan las campañas ¿equitativas?… no es cierto

.

En el IET se hacen esfuerzos por aparentar que los cuatro candidatos tienen la misma oportunidad de triunfo, pero a unas se les cargan las arcas y a otros se les tasa de menesterosos.

Las matemáticas no mienten. Adriana Dávila, con 1.8 millones de pesos (mdp) dispondrá de ochenta por ciento más de financiamiento público que su más cercano competidor, el priísta Mariano González Zarur (1.02 mdp). Si consideramos el extremo, la panista tendrá para gastar casi cinco veces más que Rosalía Peredo Aguilar, a quien el Instituto Electoral de Tlaxcala autorizó 380 mil pesos para su campaña de proselitismo.

Me esfuerzo por ver equidad, pero los números son fríos. El respaldo económico de la candidata de Calderón a la gubernatura se divide en: 1.228 mdp PAN; 349,396 PANAL y 260,735 al PAC.

A Mariano le tocan 740,938 (PRI) y 279,204 del Verde.

Claro, se nos puede argumentar que un monto idéntico de dinero público se puede obtener de patrocinadores particulares. Entonces las cifras se duplican. Insisto, eso no es equidad en la competencia.

Tomemos como referencia a los tinacos Rotoplas de 600 litros. La lista más actualizada de precios los pone en 999 pesos (¿le parece que lo cerremos en mil?). Así que siguiendo la lógica aplicada por el IET, la candidata de la Alianza Progreso para Tlaxcala será capaz de regalar mil 800 unidades de las que estamos hablando, mientras que Mariano sólo podrá disponer de mil de esos depósitos, tan apreciados por los potenciales votantes.

Ochocientos Rotoplas hacen la diferencia. Lo cual significa casi el doble de agua almacenada en hogares cuyos habitantes así habrán comprometido su voto para la contienda en la que, además pondrán pasión, para derrotar al de enfrente.

Pero esos mil 800 depósitos de agua pueden convertirse en 3 mil 600 con la ayuda de amigos dispuestos a invertir sus centavitos en la campaña. A lo mejor después se la cobran, ya sabe, exigiendo obra pública u otro tipo de favores.

Estamos hablando de sesenta tinacos repartidos en cada uno de los municipios (60) tlaxcaltecas, nada más de la Alianza por el Progreso.

¡Caray!

Y eso que no estamos tomando en cuenta las manotas de los 50 mapaches que según el gobernador Héctor Ortiz existen, con base en el febril y arbitrario censo calculado por él mismo. Ya sabe usted, para eso se dispondrá de un fondo de 500 mil pesos para dar 10 mil a cada denunciante de este tipo de roedores.

Yo creo que esta es la parte menos seria del proceso.

¿Usted cree que 50 mapaches van a ser suficientes para distribuir los 3 mil 600 Rotoplas de Adriana y los dos mil y tantos de Mariano y los que decidan los demás candidatos.

Tendrían que ser unos super mapaches, ¿no cree usted?

De acuerdo con encuestas serias a las que hemos tenido acceso, el empate técnico entre Mariano y Adriana se cierra cada día. Los casi cuatro puntos detectados el mes anterior señalan a un crecimiento sostenido de quien a final de cuentas contará con un presupuesto ochenta por ciento mayor que su más cercano contendiente.

Tendría que ocurrir algo muy grave para que la constante de una, respaldada por grupos profesionales de mapaches sea derrotada por otro, apoyado por grupos de mapaches viejos y rateros. Y en menos proporción por las otras dos candidatas, una, encarando una terrible división entre los suyos y la otra, con una incipiente presencia que sabe más a aventura que a intenciones serias de lograr algo.

Hoy, el calendario marca el inicio formal de las campañas. Los números formales ya los conocimos. Es aventurado afirmar que habrá dineros clandestinos, pero ¿usted mete las manos al fuego por alguno de los cuatro?

Y lo que nos interesa, las propuestas, es lo que menos abunda. Salvo un decálogo presentado por la abanderada de la izquierda, Minerva Hernández Ramos, lo que el resto se ha dedicado a hacer es, a propinar zancadillas al contrario y, si es posible, a alardear del resultado de alguna encuesta que les favorezca.

En estas condiciones arrancan las campañas. Y considero que no habrá de ganar el o la mejor, sino aquél que disponga de más recursos y cuenta con los operadores-mapaches más capaces, se lo aseguro.