[xyz_lbx_default_code]

Archiv para diciembre, 2009

Incapacidad, cinismo, postración… no caben en la democracia

.

Uno, por alcanzar 4.1 de calificación; otro por declararse inquisidor de medios críticos y el tercero, por pensar que humillándose podría ganar; hoy los tres son un rotundo fracaso.

A Tlaxcala le salió barata la remoción de Cesáreo Santamaría Madrid, Enrique Zempoalteca y Maximino Hernández Pulido, pues era tal el nivel de rechazo que despertaban entre partidos y ciudadanos que, la misma elección, de julio de 2010 estaba en riesgo.

Un consejero presidente con 4.1 de calificación, otro consejero encargado del monitoreo de medios anunciando castigos a comunicadores  críticos y el restante, aceptando humillaciones públicas de sus patrocinadores dibujaban a un consejo general parcial, débil, ilegítimo y en consecuencia, espurio.

Ya vendrá la caída de señor Quechol, secretario técnico de la cínica diputada verde, cuyo silencio es prueba de su falta de compromiso con la democracia y el Estado de Derecho.

Así como el estrella de los asesores del gobierno consigue reiterados timos (contratación imaginaria de Plácido Domingo, hotel Fiesta Inn en el estacionamiento del Centro de Convenciones, puerto seco, central de abasto y la interminable carretera a Calpulalpan), en las misas circunstancias uno de los abogados más ineficientes pero con mayor grado de autopromoción, asume la responsabilidad de este fracaso en la conformación del consejo general del IET, aunque para ello disponga de los cheques en blanco que se digne pedir.

Su pésima operación, su deficiente asesoría legal, sus sueños de convertirse en gobernador de Tlaxcala, son a estas fechas, de los auto agravios que la clase política empoderada tiene que ver como su adversario más poderoso.

El enemigo en casa. El factor de derrota que trabaja con el sello del orticismo. El mega abogado que llevó al terreno de la costumbre su humillación. El individuo indispuesto a evaluar su cadena de errores con los costos políticos y económicos más graves a los que se haya enfrentado el orticismo.

¿Qué ocurre con este profesional del Derecho?

Acusa los síntomas del envejecimiento vertiginoso a causa de las obsesiones mal dirigidas que ven justificación en lo abyecto de raíz. En política es pecado mortal tratar de que pase por alto la incompetencia cuando se tiene el medio para vociferar lo contrario.

Hoy, vemos a Cesáreo Santamaría Madrid (el hombre del 4.1) como la estrepitosa caída de una parte importante del orticismo. ¿Acaso el maga abogado con sueños grandes da la cara para asumirse como el directamente responsable de semejante bodrio para la causa a la que sirve?

No.

Lo peor es que no lo acepta. Y al contrario, parece que seguirá la letanía interna relacionada con el culto a la persona de la que hoy pienso que no saldrá, pues el auto elogio para él es como el azúcar para los diabéticos, como la mariguana para los ñeros alivianados que pintan paredes y escuchan rock pesado.

Hace dos días propusimos a Enrique Zempoalteca legitimarse como miembro de un consejo espurio, luego que aquél alardeó con maltratar a los medios y sus reporteros sobre quienes subyaciera la sospecha de parcialidad mediante descalificaciones a los personajes involucrados en el proceso electoral.

Hoy lo vemos como una parte más del rotundo fracaso en que se convirtieron los excesos del orticismo.

El miedo con sobresaliente abundancia. El adelantarse a fraguar estrategias fraudulentas en un escenario extremo.

Y de Maximino Hernández Pulido, la prueba de que no es a través de la postración como puede el hombre conseguir su avance por este pedregoso camino.

Alberto quiere inmunidad sin haber rendido cuentas a los panistas

.

Dirigente asido al partido ganador afirma, como la hormiga… estamos arando, levanta la mano de los ganadores y hoy, se forma en la fila de los aspirantes.

Entre los nombres de panistas que por lo menos causan sobresalto, en el listado de aspirantes a diputados locales se encuentra el de Alberto Jiménez Tecpa, el líder albiazul de la administración al estilo La Ley de Herodes.

Como premio por una lealtad de último momento, que no solo raya en rastrerismo, sino exhibe hasta donde pueden el silencio y el bajo perfil, ser factores de ganancia exponencial en la incomprensible práctica de utilizar la ineficacia, ha de dirigir el veterinario de oficio los pasos hacia Allende 31 en el Centro Histórico.

A cada quien le toca un papel en esta obra teatral, mas a los extras con semejante falta de oficio habría que meterlos en una dinámica excluyente por necesidad, porque al aguantar vara y avanzar en la impunidad, demuestran que la ley pasaría de noche con un alguien cuya circunstancia ha sido harto suertuda, pero la eficiencia, sencillamente no existió.

Y conste que en el tapete nacional se le ve como el gran dirigente estatal gracias a cuyos buenos oficios su partido ha sido capaz de arrasar en procesos como el vivido el pasado mes de julio, cuando el verdadero estorbo del activismo se permitió levantar la mano de los ganadores emulando al vivaz insecto aquél sobre el hombro del campesino, al cual con bastante garbo admiraba su labor conjunta en el arado de la tierra.

No quisiera ver en la Legislatura por venir más casos de diputados inerciales que, como el ex alcalde de Tetla sirven para estorbar y como el sedicente priísta Aristeo Calva, para exhibir la grotesca abyección de llamarse políticos a sí, con la ligereza de aquél que busca en el servicio público el escritorio con los cajones amplios para atiborrarlos de dinero mal habido.

Debiera la democracia ser a estas alturas verdadero concepto esperanzador y no la arcilla para hacer con ella las figuras menos agraciadas.

Por eso insisto en que las cuentas en el PAN son condición infranqueable con la que debe cumplir ese que, ahora ya forma en la fila de quienes se creen merecedores de premios por los servicios prestados a la causa.

Hoy, que voluntades frescas como la de Mariana Gómez del Campo, han llegado a Tlaxcala para sancionar la simulación de quienes en el nombre del PAN ganan, pero no elecciones sino indulgencias en metálico y hasta se avientan la puntada de decirse amigas personales del Presidente con la creencia de que la mentira es perenne, esa sanción evocada no debería aguardar para mejores momentos.

Veo en individuos como Damián Mendoza Ordoñez, la posibilidad de meterle sangre nueva a este asunto de un partido urgido de activistas y no de vivales, pues la tienen difícil si en la pasividad de Jiménez Tecpa, ven un sino de triunfo real y no solo de préstamo incondicional de la sigla como un acto que a don Manuel Gómez Morín le habría causado el quebranto espiritual que nadie desea a los verdaderos contrapesos del poder.

El amoral consejo general del IET quiere castigar a los medios de comunicación

.

Salió bravo el nuevo consejo general del IET, como sabe de su ilegitimidad opta por agredir a los medios críticos… y se dice demócrata.

Según Enrique Zempoalteca Mejía, parte del consejo general más cuestionado en la historia del Instituto Electoral de Tlaxcala, los medios críticos en el proceso electoral, podrán ser castigados, tras una “cuidadosa evaluación”, cuando sus contenidos sean tendenciosos.

Preguntamos al señor consejero, ¿Quiénes integrarán al equipo de expertos en medios para determinar si un periodista se asume tendencioso?

Y más claro: ¿Se siente el consejero Zempoalteca con la suficiente calidad moral como para sancionar a un medio, tendencioso, si sabe perfectamente que la elección del actual consejo general puede venirse abajo debido a las inconformidades denunciadas ante instancias superiores?

En otras palabras, hemos sido testigos de la conformación de un consejo general ilegítimo, descalificado, débil, amoral, pero eso sí castigador de medios de comunicación cuando en alguno de ellos encuentre elementos que lo lleven a suponer contenido tendencioso.

Esto es pitorreo.

La misma existencia del Instituto Electoral de Tlaxcala (IET) en estas condiciones, es vergonzante para el pueblo de Tlaxcala. Tanto más que un consejero, elevado a calidad de mesías, se aviente la puntada de anunciar castigos.

Señor consejero Zempoalteca, díganos cómo va a castigar a los medios, porque hay varias opciones:

1.- A latigazos, para sepultar el aire democrático del que tanto se ufana el instituto del que usted forma parte, dentro de un proceso espurio.

2.- Retirando los apoyos económicos, que por cierto el instituto del cual forma usted parte no ha tenido a bien distribuir democráticamente.

3.- Cancelando la señal de internet, o comprando todo el tiraje de algún periódico o revista, o cercenando la garganta de algún crítico en radio para impedir que salga por su boca alguna expresión merecedora de castigo, porque criticó a algún candidato o candidata y por lo tanto desafió la prohibición establecida en los nuevos lineamientos.

4.- Contratando a los guaruras de Rubén Flores Leal o a alguno de los muchachos postgraduados de la Procuraduría para que al reportero que se pase de la raya le propinen una madriza de antología.

5.- Amenazando con dictar conferencias magistrales en las redacciones de los medios para enseñarles el oficio de escribir la historia diaria en sus páginas y demás espacios.

Primero legitímese señor consejero.

Recomiende al consejero presidente, Cesáreo Santamaría Madrid, que asista a las sesiones y dé la cara a los medios, pues con su 4.1 de calificación jamás va a encontrar alivio a sus noches de insomnio y a sus sudores fríos porque constantemente teme el encuentro con alguno de los preguntones reporteros, incómodos, pecadores, malhablados y hasta ateos, capaces de reprobar  su mediocridad ante cientos de lectores, radioescuchas o cibernautas que a diario siguen sus alzaditos textos, dignos de que las buenas conciencias, de la vela perpetua y la adoración nocturna con sede en San Manuel, los sometan a las llamas de la inquisición electoral, cuyo organismo árbitro, en mala hora cayó en las peores manos.

Minerva Hernández y la agenda de la sucesión en Tlaxcala

.

Antes de que finalice este año se podría conocer los nombres de los funcionarios estatales que renunciarán a sus cargos para buscar un cargo de elección popular para los comicios de 2010.

Sin lugar a dudas la aún senadora del PRD Minerva Hernández Ramos ya juega la sucesión y por lo visto tratará de imponer la agenda mediática sobre ese tema.

Al anunciar su próxima licencia como legisladora federal para buscar el gobierno de Tlaxcala obligará a los actuales funcionarios estatales a definir si participarán en los procesos internos de sus partidos para buscar un cargo de elección popular en los comicios del próximo año.

Por ejemplo, el panista Alejandro Aguilar, actual secretario de Desarrollo Económico tendrá los tamaños de renunciar a su cargo para buscar la gubernatura sin recibir la señal del gobernador, o lo mismo hará Rolando Romero, delegado de la Sagarpa y aspirante del PAN a la presidencia municipal de Tlaxcala.

Si la intención del gobernador Héctor Ortiz Ortiz era que los posibles destapes se dieran hasta enero de 2010, lo cierto es que la senadora Minerva Hernández puede alterar sus planes, pues si los funcionarios estatales salen de vacaciones en esta semana y regresan a laborar en los primeros días de enero,  lo normal sería que en estos días  se conociera la renuncia de algunos servidores públicos que aspiran a un cargo de elección popular.

Desde ahora ya existe una lista de posibles funcionarios del gobierno de Héctor Ortiz que podrían dejar su cargo para hacer campaña, sin embargo las apuestas sobre los que realmente tienen posibilidades  están a la orden del día y sólo falta ver que se separen de su puesto para confirmar que en el 2010 se les verá como flamantes candidatos.

**

En otro tema, una lucha legítima que debiera trasladarse a cada parcela del país, es la que lidian los campesinos de Tlaxcala en contra de la siembra de granos transgénicos.

La fortaleza de quienes por generaciones han transformado la tierra expuesta a climas extremos, han cuidado de ella y en efecto, han subsistido gracias a ella. Y en estas condiciones son capaces de obtener cosechas record (diez toneladas o más por hectárea) utilizando semillas criollas.

En otras palabras, es en nuestras parcelas donde se conserva la autenticidad que hoy se ve amenazada por los grandes consorcios, capaces de impulsar las más descabelladas campañas mediáticas para justificar el uso de semillas, a las cuales se ha castrado a cambio de darles cierta invulnerabilidad a plagas y otros males.

Suena a ciencia ficción pero es cierto. El campo de Tlaxcala y de toda la geografía nacional se ve amenazado por firmas como Monsanto, entre otras, muy interesadas en ejercer el monopolio en la venta de semillas que, a través de esas campañas mediáticas, dicen ser mejores incluso, que los portentosos trabajos obtenidos en el Inifap, o gracias a las investigaciones realizadas por gente comprometida de Chapingo.

¿Acaso necesitamos en Tlaxcala que una trasnacional nos enseñe a trabajar nuestros surcos?

No.

Y entre más alejada esté tal posibilidad será mejor. Hay que ver los resultados obtenidos en la Primera Asamblea del Maíz, donde representantes ejidales, productores y autoridades, llegaron a conclusiones muy importantes, tanto, como emprender una abierta defensa de la tierra, para mantenerla libre de la mínima contaminación de semillas genéticamente modificadas, bajo premisas inaceptables.

No necesitamos de una producción brutal para alimentar a la humanidad a cambio de dañar la esencia de la tierra. Nuestras técnicas tradicionales son infalibles y al contrario de lo que esgrime Monsanto, aquí  tenemos la capacidad para demostrarles nuestra enorme valía en tanto productores honestos con la tierra y con nuestras semillas y todavía más con aquellos que se alimentan con estos productos a salvo de laboratorios furtivos deseosos de hacernos dependientes de su tecnología.

Esta ha de ser una de las causas para que nuestra tierra evoque al pan de maíz en su mismo nombre. Somos la médula de una alimentación sana a la que no hacen falta grasas para enfermar nuestro corazón ni azúcares para adquirir padecimientos pancreáticos.

Las peores plagas a las que se enfrenta el campo no se hallan en la tierra sino en las oficinas burocráticas de delegados federales que quieren ser alcaldes o de senadoras panistas a las que el campo las catapultó políticamente, las mantuvo durante lustros pero hoy ven las espaldas de aquellas como respuesta a sus más legítimas demandas.

Y esta Primera Asamblea del Maíz ya permeó a estados con amplia vocación por este grano, como Chiapas, donde ha sido el tema de los maíces procesados por manos malintencionadas razón para hacer pronunciamientos que seguramente pondrán quietos a Monsanto y colegas.

Enhorabuena por el activismo de Ana Lilia Rivera, ejidatarios, productores y autoridades que han podido levantar la voz en el concierto nacional y apelar a la conciencia de quienes en sus manos tienen la decisión para levantar un muro infranqueable a las firmas mundiales interesadas en contaminar nuestros surcos.

Detrás de las demoliciones se encuentra ¿el año de Hidalgo?

.

Rentar edificios de amigos para acomodar a la burocracia del gobierno es una acción que debe investigar el Congreso, si es que los diputados aún no salen a gastar sus ofensivos aguinaldos.

La construcción de la Mega Plaza Cultural, obra faraónica con la cual el gobernador de Tlaxcala, Héctor Ortiz, da por concluidos los esfuerzos de su gobierno, debe ser sobre todo ejemplo de transparencia, pues transcurrida la mayor parte del trecho sexenal muchos son los ojos que ven cada acción del mandatario, para impedir cualquier intento de convertir esta obra en el inicio del año de Hidalgo.

Conste que el derribo de los edificios comenzó sin licitación previa y con una prisa tal que corre el riesgo de convertirse en una cadena de atropellos, donde lo único que interesa es ganar terreno, a costa de dolor e indignación de quienes por décadas habitaron estos terrenos.

En la zona no existen construcciones con vestigios ni coloniales, ni anteriores. Se trata de un conjunto de edificios, de cincuenta años de edad en promedio localizados en la vialidad más transitada de la capital tlaxcalteca, y por lo tanto, con ubicación inmejorable para que aquí contemos con una plaza que nos enorgullezca.

Mucho se ha especulado respecto al destino del amplio predio y más los errores de personal del propio gobierno para convencer, por ejemplo a los padres de familia de la primaria Lardizábal.

Hoy, el reto para seguir con la demolición es bien sencillo: convencer a trabajadores de la Secretaría de Salud, de dejar la vieja sede, cuyo destino es el hierro de las motoconformadoras y los buldóceres enviados por el secretario Adalberto Campuzano a no dejar piedra sobre piedra.

Digo que bien sencillo porque habrá que ofrecer una alternativa viable para el traslado y no el incómodo edificio el litigio entre miembros de la familia Temoltzin, tristemente célebres por sus desencuentros, incluso con violencia de por medio.

He aquí que el gobierno de Héctor Ortiz debe estar consciente de que ni los burócratas de Sesa, ni los ciudadanos comunes y corrientes, ignoramos que en el arrendamiento de este tipo de bienes, se da uno de los más escandalosos negocios que, como decíamos al inicio puede tratarse del año de Hidalgo.

Los señores diputados, listos para iniciar su puente Guadalupe-Reyes, tienen el gran reto de poner nombre a cada oficina rentada por el gobierno, hacer sumas y caer en la cuenta de que con ese recurso mal gastado es posible construir instalaciones nuevas, que significa creación de empleos e incremento del patrimonio del Ejecutivo.

Pero sacar del gasto corriente carretillas de dinero para darlo a casatenientes con gran influencia en el gobierno es tan chueco que duele describirlo en estas líneas.

Reconocimiento al diputado Julián Velázquez Llorente

La Ley de Salud, con sus novedades en el Seguro Popular y otras políticas que marcan el lado positivo de la administración Calderón, fue el único documento aprobado por unanimidad en la Cámara de Diputados, con un cabildeo efectivo en la persona del diputado Julián Velázquez Llorente, según lo reconocen los grupos parlamentarios y lo respalda la felicitación personal recibida de parte del mismo Presidente.

Rosalía Peredo ¿gobernadora? A caray….!

.

Según la UNAM tiene 18 puntos, arriba de Julián Velázquez y Minerva Hernández; lo cierto es que Rosalía es ejemplo de persistencia para conseguir lo que busca.

Parece que la senadora Rosalía Peredo Aguilar, comenzó con una campaña de autopromoción para reafirmarse como cabeza de un grupo que florece desde 1998, sumándose a alguno de los candidatos más fuertes que se disputan el poder en Tlaxcala.

Entonces, inclina la balanza a favor del que más simpatías le representa. Es el maravilloso triunfo de una minoría adiestrada en el arte del voto diferenciado, al que Andrés Elizalde, de la UNAM, coloca en los parámetros del voto volátil.

El que a Peredo se le vea como posible sucesora de Ortiz en el gobierno de Tlaxcala, es algo lejano que ve su primera desventaja en la oriundez jarocha de la legisladora, enfrentada en tal escenario a la exigencia localista del gran elector.

Sin embargo, el nombre de la consistente legisladora no deja de sonar. En doce años cuenta con un interesante patrimonio que lo mismo ha logrado un partido político local que diputados locales, alcaldes y decenas de regidores.

La virtud de Peredo es entregar la estafeta a nuevos personajes que significan liderazgos frescos, cuyo avance no ha podido progresar debido a la firme oposición del gobernador Héctor Ortiz, quien a través de Antonio Velázquez Nava, ganó para su causa a miles de campesinos que hoy, reaccionan a la convocatoria del orticismo.

Mermada su principal fuente de votos y de recursos, Rosalía, no ha dejado de tener una participación constante como legisladora del PAN, pero en sus acciones deja correr la creencia de que sería el PRI el partido que la apoyase ante una eventual candidatura.

Y es en ese camaleonismo que la nativa de Veracruz ha podido explotar el legado agrarista que le heredó Natalia Teniza, un personaje realmente querido por su definición ideológica durante su gran obra: el reparto agrario, previa invasión de cuantiosas propiedades de hacendados que grotescamente eran dueños del estado.

Primero amiga y luego abierta adversaria de Alfonso Sánchez Anaya, la hoy senadora panista atraviesa por una situación semejante en contra de Héctor Ortiz, quien la hizo legisladora, le respeta sus espacios en el gobierno, pero no dudó en quitarle a la base campesina que, para la Peredo significaba fertilizante y poder.

Escuchar el nombre de este personaje a estas alturas suena extraño en consecuencia.

Es, no dudamos, ejemplo de la persistencia para los intereses de su grupo, mas pensar en un proyecto de alta envergadura, sencillamente le está vetado por su incontrolable y cíclica necesidad de poder.

Llega a Tlaxcala la chica fresa, a cuidar las manos a Ortiz

.

Nada ha ganado en su incipiente carrera, pero la cosa es meter ruido a la elección y ya lo logró; bienvenida Marianita Gómez del Campo Gurtz.

Ya me imagino cuántos panistas van a alegar más que amistad con Mariana Gómez del Campo Gurtz, la niña fresa del PAN, prima de Margarita Zavala (otros dicen que sobrina del Presidente) cuyo extemporáneo arribo a nuestras tierras ha dejado con la boca abierta a los de este y los del otro lado.

Supongo que Adriana se va a adelantar, asegurando más que camaradería con la del rostro fresco y cartera abultada en su incipiente carrera, en la que por cierto nada ha ganado que le otorgue virtudes en estos momentos.

Por el lado del orticismo, Marianita ya metió ruido. Primero, porque César Nava había ofrecido sana distancia del CEN para que el gurú del PAN, Héctor Ortiz Ortiz, pudiese operar sin inhibiciones, más al parecer esto no será así.

Lo que son las cosas verdad, en este momento, a quien le cae de perlas la llegada de la ex asambleísta del DF es a la delegada de Sedesol, Leonor Romero Sevilla, cuya cercanía con la esposa del Presidente es real.

Ahora, veamos las intenciones de la señora Zavala en el mediano plazo. Nadie más que ella como factor de poder en Los Pinos para impulsar la lucha frontal contra los sindicatos de los que tanto se ha dicho que sangran al país.

No dude ni tantito que en el asunto Luz y Fuerza del Centro, sea la ex diputada federal quien mucho haya tenido que ver para que el Presidente tomase tan grave decisión. Y falta combatir al SNTE, según sabemos.

Así que para la señora Zavala, el mantener un una comunicación más allá del panismo a toda prueba que le caracteriza regirá en la relación con personajes tan importantes como los gobernadores.

Y el caso de Héctor Ortiz es realmente especial. Se trata del panista más priísta (en cuanto a mañas y logros) capaz de dar al blanquiazul la calidad de invulnerable en la plaza más pequeña del país, mas no por eso la menos interesante.

Aquí no se gana, se aplasta.

Así que en la filosofía de los panistas, esto es harto importante para analizarlo detenidamente y enviar a la cachorra del calderonismo, quien se encontrará con cosas fuera de serie en este pequeño estado que de todo tiene, desde la mítica amiga personal del Presidente, reconvenida a no usar más la figura de Calderón en su promoción personal, hasta el cachorro del orticismo, capaz de reunir a 30 mil en el acto multitudinario más importante del sexenio.

Pero también se topará con el experimentado diputado Julián Velázquez Llorente, que lidiando una lucha contra los envenenadores de la juventud y tranzas como ellos solos que son los dueños de los laboratorios no deja de tener su corazoncito orientado a su tierra, Tlaxcala.

Y qué me dice usted de Perla López Loyo, la dinámica diputada federal mejor posicionada de todos los panistas y orticistas como para que la niña linda, consumidora de malteadas de fresa y banana Split, se vaya formando una idea del complejo lugar al que vino a dar.

Se gastaron en el viaje, lo del contrato con Plácido y Carreras

.

En una comitiva que resultó balín para contratar a Plácido Domingo y a José Carreras iban, un rector, un líder del magisterio y el inigualable Víctor Cánovas.

Una raya más al tigre que resultó Víctor Cánovas (pero no para los negocios a favor del gobierno) en la contratación (que nunca hizo) de los tenores,  Plácido Domingo y José Carreras, para que ofreciesen un histórico concierto en el Centro Arqueológico de Cacaxtla.

El anuncio lo hizo en su momento el propio mandatario estatal. Informaciones de revistas especializadas en el ámbito turístico dieron cuenta de lo siguiente la segunda semana de febrero de 2009:

“El gobernador Héctor Ortiz Ortiz adelantó que cuenta con un proyecto para atraer turismo a la entidad, el cual consiste en realizar un concierto con los tenores Plácido Domingo y José Carreras, justo en la zona arqueológica de Cacaxtla para noviembre próximo”.

Esta información también consigna que el gobernador de tlaxcala prefirió no dar más detalles y omitir la cifra que su administración erogará, aunque estimó que habrá unos 15 mil turistas nacionales y extranjeros.

Claro, esta fue una sugerencia del asesor número uno del gobierno, Víctor Cánovas que, según fuentes enteradas llevaría  en la cartera alrededor de 13 millones de pesos (mdp), los cuales se diluirían en lo que se convirtió en un viaje fuera de serie para el autor intelectual del portentoso concierto y una comitiva tan importante como voluminosa que acabó esfumándose.

Los amantes de la ópera y la estética se maravillaron cuando el gobernador Ortiz reveló, respecto al concierto en Cacaxtla: “hemos pensado reproducir de manera gigantesca, en sus colores originales, el mural en la parte posterior al foro, en donde se presenten los artistas, la inversión será importante, no tengo la cifra sino hasta que se firmen los contratos, ya mandamos la carta propuesta y nos contestaron favorablemente”.

Es decir, los maravillosos tenores estaban enterados del interés de Tlaxcala por atraerlos para delicia de los de aquí y regocijo de cientos de visitantes que aprovecharían la ocasión como oportunidad sin igual para generar una importante derrama en hoteles, restaurantes y tiendas locales.

El proyecto quedó trunco, los tenores con la creencia que actuarían en las impresionantes ruinas y los seres de carne, hueso y emociones, frustrados porque el proyecto de miras tan elevadas se vio reducido al viaje de un asesor con todo y su familia, de un rector y de un líder, entre los principales convocados a realizar tal jornada por la Madre Patria.

Ni modo, entre febrero y diciembre mediaron diez meses de gastar cínicamente el presupuesto con el que habríamos recibido a tan distinguidas visitas. Pues tendremos que conformarnos a espectáculos mediocres, que son a los que nos permiten tener acceso las acciones de un señor que parece tener una creatividad fuera de serie, que a su vez convierte en emocionadas propuestas. Y lo peor de todo es que lo escuchan y lo respaldan.

Nada más falta que con dinero del gobierno se adquiera (por invitación emocionada de Cánovas) el acta de defunción del mar muerto o la escritura notarial de la torre Eiffel, claro, sin dejar de aportar inmensas cantidades en la compra de boletos para viajar en el Concord.

Por cierto, me llamaron del Tec de Monterrey.

Una jovencita de apellido Cánovas ocupa, por insistente exigencia de su señor papá, el apartamento número uno en el internado, donde habrá de tomar la carrera de moda.

Al mismo tiempo, a esa jovencita y a su familia, se les ve –como que muy a la fuerza- conviviendo con la crema y nata de dicha capital norteña.

Parece que el singular individuo le dejaron de gustar los gusanos de maguey y ahora come cabrito. Nada más falta que la flotilla de ATAH cambie los colores de sus autobuses por los que suelen portar los de la línea más popular del norte del país.

Salud.

Cena de financiamiento en el Arlequín, ¿y la autoridad electoral?

.

Suena más a un negocio cortoplacista que al verdadero deseo de figurar entre aquellos y aquellas con años acumulados de experiencia.

Si a los empleados de la Semarnat, de la Conagua y del INAH les hubiesen dado a escoger, seguro habrían preferido emplear su dinero en cosas menos improductivas que comprar boletos para la cena de recaudación de fondos de una campaña política.

Fueron mil boletos con un costo de mil pesos cada uno que irán a dar a la cuenta de una ex diputada federal quien por cierto, omitió enterar de esta hábil acción de financiamiento a las autoridades electorales.

A lo anterior hay que sumar la promoción de su imagen y la permanencia de fotografías espectaculares a lo largo y ancho de la entidad.

Según se aprecia, estas acciones se están dando con plena conciencia y siempre ubicadas en el filo de la navaja, pues para muchos esos actos son claras violaciones a la ley y para otros se encuentran dentro del estado de derecho.

Quienes suponen que en la política se avanza mediante el descontón impune y que las campañas pueden iniciarse anticipadamente, pueden llevarse una sorpresa si prosperan las quejas o denuncias que se presenten por esos hechos.

Por lo tanto, la cena de financiamiento con mil boletos de mil pesos, enjaretados a empleados federales, contiene tantas faltas jurídico-electorales que resulta ocioso abordar  cada una de ellas.

Pero no es el único caso, pues nadie podrá negar que la alcaldesa de la ciudad capital, Lorena Cuéllar Cisneros, utilizó su informe para promover su candidatura al gobierno del Tlaxcala.

En fin, las acciones de los que aspiran a gobernar este estado ahí están y ahora corresponderá a los actores políticos decidir si presentan las denuncias correspondientes para ver si los nuevos consejeros electorales tienen los tamaños para garantizar unos comicios apegados a la legalidad.

La elección tiene aroma de mujer

.

Los viejos amargados nada tienen que hacer en la elección de julio.

Hay evidencias que nos llevan a sostener que será Lorena Cuéllar Cisneros, la candidata del PRI al gobierno de Tlaxcala. Y esas evidencias  van desde el silencio de Beatriz Paredes, cargado de la peor vibra a la persona de Mariano González Zarur –antes de que hábilmente afirmara que nadie está descartado-, hasta la reconstruida relación a través de Lorena, con el grupo Cisneros, que la culpó de la derrota en 1998, cuando José Antonio Álvarez Lima, generó las condiciones para hundir a un Joaquín que, a partir de entonces sólo tuvo rencor para él.

Entonces, nadie habría apostado a que con el tiempo la singular Beatriz borraría la afrenta de su memoria y sumase a Lorena Cuéllar, la sobrina del líder del grupo Cisneros a su causa.

Aderezada con el sabor  y la complicidad de género, la alianza Paredes-Cisneros apuntala la propuesta para sentarse a la mesa con su contraparte perredista, seguramente encabezada por Minerva Hernández Ramos y, pugnar entonces, por el póker definitorio, en el cual una u otra mujer deberá mostrar tamaños para dejar subir a su contraparte, para conseguir una verdadera alianza con posibilidades de competir al orticismo y su recién apuntalada imagen con tractores y maquinaria en concentraciones a las que ya no se veía.

Se antoja que de los tres (un panista y dos priístas-perredistas) se perfile una elección  entre dos, de pronóstico reservado. He ahí la verdadera posibilidad de una votación histórica porque los adversarios resultarán con un excelente nivel.

Viene aquí la sugerencia a Mariano, su rencor y a pesar de ello, los cientos que lo siguen para que entre en una etapa de reflexión que lo sume, con su bola de años y evidente deterioro, a una alianza ganadora. Dado su desfazamiento, eso es lo que le convendría. Mas viendo el escenario al cual Mariano es capaz de diseñar, ya lo veo pugnando por una limitada coalición con más formas mesiánicas que efectivas, encapsuladas en el desplante y la agresión, pero justificadas como método para restar a quien llegase a despuntar en la alianza PR-PRD.

Nada más destructivo que ver a un hombre ahogado en el odio haciendo política.

Ya me imagino la reacción al mutismo beatricista cuando fue él el tema de un cuestionamiento. Desprecio absoluto; descalificación y claro, frustración.

Y las circunstancias son en este momento inmejorables para las mujeres.

Supongamos que la diputada Perla López Loyo, sea la ungida en el PAN. Pues va a contar con la capacidad de movilización como la que recién vimos y la posibilidad de movilización, por lo menos igual a la de la elección del pasado julio, cuando el albiazul avasalló.

O sea, esto va tomando forma, forma de mujer.

Y los viejos amargados nada tienen que hacer en las boletas.

Vaya si Lorena ha tenido talento para resarcir la amistad con Beatriz. Descalificarla en el 98 fue deporte para su grupo. Y Beatriz aguantó y aguantó.

Y para 2004, tuvo que aguantar más. Otra pedrada a manos de su ex secretario particular Héctor Ortiz Ortiz.

Hoy, Ortiz condena la reelección de gobernadores, aun por interpósita persona. Yo creo que lo hace cruzando los dedos. Veo a Perla jugando un papel preponderante. Igual a Julián Velázquez, pero, él tiene otros encargos del nivel más alto.

Insisto. La elección tiene aroma de mujer.