[xyz_lbx_default_code]

Archiv para agosto, 2009

No más diputadas de votox, ya pónganse a trabajar

.

La Legislatura inicia y, ya nos dimos cuenta que Perla y Oralia, como que están en la modorra; Julián aumenta su presión para regresar en 2010 y Sergio anda en la pachanga total.


Creo que el elevadísimo costo de la elección que favoreció a las panistas Perla López Loyo y  Oralia López Hernández, debiera comprometerlas a hacer un papel destacado en la LXI. Incluso, son tantos los afectos del recién desempacado líder nacional de este partido, Cesar Nava, que a los cuatro diputados panistas se les incluyó en la reducida élite en torno de Josefina Vázquez Mota.

Las dos tienen que trascender el lamentabilísimo papel de sus antecesoras, una, pendenciera y la otra, sencillamente nula.

La primera, inmersa en visiones oníricas del poder como un premio y, la segunda, sin una sola actuación en los terrenos de la dignidad. Viendo el monitor legislativo me expreso avergonzado porque en mi país el dinero se tira a pozos sin fondo, a proyectos fatuos.

Si Perla y Oralia piensan que una vez instaladas en la comodidad de sus nuevas oficinas han trascendido el mundo de los mortales y ahora, nos ven como los diminutos tlaxcaltecas pobres que somos, qué lamentable el momento en que miles aceptaron darles su voto, sin saber que la modorra les esperaba como frase de combate y el cinismo como justificación.

Encuentro una rareza que lastima en “actos de agradecimiento por medio de los cuales, estos personajes de reciente empoderamiento, llegan al extremo dela burla. En otra palabras, para aminorar el sentimiento de culpa por la fortuna que costó su principado, aquellas nos permiten el lujo de tenerlas cerca algún día y, luego, verlas en la tele o enterarnos por la prensa que en realidad no hacen lo que nos dijeron que podían hacer, vamos, que no hacen nada pero se dan vida de reinas.

Del diputado Sergio González no puedo decir lo mismo. Creo que él se encuentra en peores terrenos. Aquéllas nada más son inactivas. Este, es pachanguero. Jala con la mamá, los cuñados y hasta el compadre. Y los mete a la fuerza a San Lázaro… ¡claro, chingá, para es diputado el señor ingeniero!

Entre esta variedad tan escasa, con Julián Velázquez, por lo menos se le ven intenciones de disputar la Comisión de Salud. Está difícil porque la brutal mayoría priísta va a hacerse con las más importantes, pero por lo menos hace la lucha. Chance y sea integrante aunque no presidente.

La presión a la que está sometido es aún más pues, se sabe potencial candidato panista a la gubernatura.

Así que nuestros diputados federales, los que nos apantallaron con campañas de primera en un entorno de quinta, tienen la obligación de rendirnos cuentas, no con pachangas y con sus miserables cartas de agradecimiento, sino aplicándose a fondo para que el país no se siga hundiendo gracias a otra suerte de pasividad, la del Presidente, en cuya gestión el PIB superó los diez puntos en rojo, lo que no se veía desde la década de los diez.

Si Perla al rato nos sale, como su antecesora, con que usa el tiempo de legisladora para visitar las clínicas donde se aplica el votox, qué decepción. Si Oralia ya se olvidó que en campaña la videofilmaron entregando lana en efectivo –acusación que se pasó por el arco del triunfo – y ahora no trasciende la mediocridad expuesta en un principio, qué desesperación.


Dos historias de grandulones (Alex Ortiz y el delegado de la PGR)

.

El primero… un enamorado incorregible, panista, promotor de su candidatura a gobernador, ah, y también de doble moral… el otro, desafió a Lorena Cuellar con que no cerraba un bar, y que lo clausuran.


Los actos de nuestra vida al margen del orden jurídico, dependientes del fuero interno, del respeto humano, labran en piedra maciza la calidad moral con la cual recorra uno los azarosos caminos.

Y sobre todo en las provincias es bien socorrido el saludo de acera a acera, o la copa de Cinzano tras una jornada más en el negocio o, la advocación a la Virgen de la Misericordia. Bueno, aquí se trata de Apizaco, ¿verdad?

Ya ubicados, sigue reconocer la figura de los triunfadores. O de los que sienten como que son triunfadores y, satisfechos con su fueron interno se dedican a cosechar conquistas.

La alcaldía de Apizaco, por ejemplo, es una de tantas conquistas de Alex Ortiz. Otras, como ser gobernador de Tlaxcala, están en su agenda. Y a aunque a algunos les provoque hilaridad, a otros los lleva al sobresalto.

Total, en un régimen democrático cualquiera puede expresar sus pretensiones, a riesgo de caer en el ridículo.

Alex no es un cualquiera. Es un político extremo. A quien hay que reconocer que por ganas no paramos, aunque sus cuentas públicas sean reprobadas, aunque financie viajes personales a España y luego nos cuente que acudió a la Unión Europea (dónde se ubica esa cantina) a acusar a Femsa por contaminar al río.

Claro, pudo haber ocurrido que una misión diplomática lo aguardase para tomar nota de trascendentes mensajes (como los que lleva Adri a la oficina de la Presidencia), pero a la fecha, nada más no vemos claro.

La doble moral

Y como es un cuate extremo, dicen sus críticos que el amor sería su perdición. Sobre todo cuando es correspondido por alguien considerablemente menor.

¿Cómo?, ¿Y qué dirán en su casa?, ¿Es capaz de hacer algo semejante un probado devoto de la Virgen de la Misericordia? ¿Con todo y eso, sigue yendo a misa los domingos como todo un padre ejemplar y un esposo fuera de serie?

Apizaco, que a la llegada de Ortiz Zamora devino en frivolidad y corrupción, en desorden y cinismo, tiene hoy un motivo más para preocuparse.

La integridad del alcalde estaría en riesgo porque aquél amor fue despechado. Y por eso, los apizaquenses tienen que aportar el dinero suficiente para pagar los honorarios de tres guaruras vestidos de civil y uno uniformado. Por eso a cualquiera que ingrese al palacio del ayuntamiento es revisado como si se tratase de enfrentar una eventualidad terrorista.

Por el momento nos reservamos el nombre de la despechada, el de su molesto padre y demás familiares. Mas de ser necesario por la presión que ejerza la parte afectada, hemos de proporcionar el detalle del que nadie tiene por qué sentir orgullo, sobre todo cuando el causante del desaguisado se ostenta como autoridad municipal, yo diría como alcalde de doble moral.

Ay de nosotros con este trío

Desde que Maximino Acoltzi Nava desapareció de las andadas, retornó el Estado de Derecho a Tlaxcala. Hoy se le ve nostálgico, rumiando el rencor que le dejó haber sido incapaz de contener los operativos que, lo mismo le daban el placer de la abundancia que, el gusto del sometimiento, a fuerza de amenazas y violencia.

En Tlaxcala ya respiramos tranquilos. Al menos podemos dormir sin sustos.

Bueno no tanto.

Porque hay un trío de cuidado.

Delegado, subdelegado y un ministerio público, de la Procuraduría General de la República. Haga usted de cuenta los tres García, nada más que sin abuela (la abuelita era Sara García).

Hace poco, acompañados por unas bellísimas féminas (qué envidia eh, quien las pudiera lucir con semejante porte) libaron en La Mentirosa (bulevar Revolución 100) hasta que les dijeron que ya no los podían atender, porque había llegado la hora de cerrar según lo mandató el Ayuntamiento, cuya titular es Lorena Cuellar Cisneros.

Craso error. Nada peor hay para indignar al señor delegado de la PGR. Grandote como lo es, gritón, supongo que armado y acompañado por esos dos, el sub y el MP (par de gandallas), lo primero que puso en claro es que, “a él, Lorena Cuellar Cisneros le hacía lo que el viento a Juárez”.

Oye, qué miedo. Así como era de huraño, quién diría que alcoholizado fuese capaz de desafiar a la autoridad municipal para que le siguieran sirviendo.

A mí se me hace que, o le estaban sirviendo bebida adulterada, o había tomado demasiado, o el señor delegado de la PGR es un transformer de la especie Dóberman (después de 3 copas te desconoce).

Con todo y su pelo relamido y, lo modosito que se comporta a la hora de probar los güisquis, resulta bien molesto ver que un servidor público se cambie de nombre (se pone pedro) y no recuerde el hermetismo (quién sabe por qué) con el que todos se conducen en la delegación a su muy (in) digno cargo.

A final de cuentas clausuraron a La Mentirosa, delegado, sub y MP, tuvieron que irse a dormir (bueno al menos eso dijeron) y se demostró que nada está por encima del imperio de la Ley (en serio).

De todo esto, la moraleja es: Cuando te saquen del servicio, como le pasó a Maximino, no te queda de otra más que volverte dueño de edificios en litigio, como el edificio empresarial, de la prolongación Porfirio Díaz.

Chale.


La escandalosa ausencia de residentes de obra: corrupción, encarecimiento, robo…

.

Así, abiertamente se incumple con la ley de obra pública y su reglamento. Por eso las calles se llenan de baches antes de que las acaben, por eso usan materiales pésimos a costos de oro.


Las irregularidades en las estructuras encargadas de la obra pública en Tlaxcala son un tema que preocupa, sobre todo en épocas como esta que vivimos, en que hay poco dinero y a de este se espera el mayor rendimiento.

Ocurre que en obras como el Hospital General de Calpulalpan, como la ampliación Calpulalpan-Ocotoxco, como la ampliación Tlaxcala- Papalotla (en sus distintos segmentos) se incumple con el reglamento de la Ley General de Obra Pública, con base en el cual debe existir un responsable.

A este, el artículo 84 de dicho reglamento lo considera Residente de Obra y lo dota de amplias facultades basadas en el perfil académico con el que debe cumplir, nivel por cierto, supervisado por la Secretaría de la Función Pública.

El residente de obra se vale de supervisores de obra, menores en jerarquía y en consecuencia no responsables.

Así que los constructores pueden ser sancionados por funcionarios medios, considerados como supervisores y, no cuentan con el respaldo de residentes.

Esto es gravísimo.

Y da pie al incumplimiento presupuestal, al uso de materiales deficientes, a la desesperada acción de financiar con recursos propios o mediante créditos con terceros, obras cuyo presupuesto ya fue liberado.

Todas esas facultades, bueno, la solución a problemas de esa envergadura está en manos de los residentes.

Y en Tlaxcala no hay residentes.

No hay responsables de una bitácora donde se detalle el avance de acuerdo con los proyectos, la entrega de los recursos según lo calculado, la calidad de los materiales y de los trabajos realizados.

Es un caos.

Por eso a estas fechas el hospital de Calpulalpan no entra en funciones.

Por eso los costos del asfalto en obras de pavimentación sale del control de los contratistas.

¿Y quiénes son los afectados?

Pues nosotros, los que nos encontramos con baches en calles de reciente pavimentación, o que nos tenemos que aguantar heridos o graves, porque el hospital tal o cual, ahí está, todo un guacal grande y aparatoso, pero le faltan detalles, esos detalles que en manos de un residente de obra se habrían concluido desde hace mucho.

Cómo no va a ser necesaria la intervención de la Función Pública si de una u otra manera se incumple con:

Supervisión, vigilancia, control y revisión de los trabajos; II. Toma de las decisiones técnicas correspondientes y necesarias para la correcta ejecución de los trabajos, debiendo resolver oportunamente las consultas, aclaraciones, dudas o autorizaciones que presente el supervisor o el contratista, con relación al cumplimiento de los derechos y obligaciones derivadas del contrato;

IV. Vigilar que se cuente con los recursos presupuestales necesarios para realizar los trabajos ininterrumpidamente; V. Dar apertura a la bitácora, la cual quedará bajo su resguardo, y por medio de ella dar las instrucciones pertinentes, y recibir las solicitudes que le formule el contratista;

VI. Vigilar y controlar el desarrollo de los trabajos, en sus aspectos de calidad, costo, tiempo y apego a los programas de ejecución de los trabajos de acuerdo con los avances, recursos asignados, y rendimientos pactados en el contrato.

Cuando el proyecto requiera de cambios estructurales, arquitectónicos, funcionales, de proceso, entre otros, deberá recabar por escrito las instrucciones o autorizaciones de los responsables de las áreas correspondientes;

VII. Vigilar que, previamente al inicio de la obra, se cuente con los proyectos arquitectónicos y de ingeniería, especificaciones de calidad de los materiales y especificaciones generales y particulares de construcción, catálogo de conceptos con sus análisis de precios unitarios o alcance de las actividades de obra, programas de ejecución y suministros o utilización, términos de referencia y alcance de servicios;

VIII. Revisar, controlar y comprobar que los materiales, la mano de obra, la maquinaria y equipos sean de la calidad y características pactadas en el contrato; IX. Autorizar las estimaciones, verificando que cuenten con los números generadores que las respalden;

X. Coordinar con los servidores públicos responsables, las terminaciones anticipadas o rescisiones de contratos y, cuando se justifique, las suspensiones de los trabajos; debiéndose auxiliar de la dependencia o entidad para su formalización;

En fin, faltan otras atribuciones que, como podrá usted ver, plantean un desarrollo perfecto de las obras y consideran improbable la devolución de recursos, como tuvo que hacerse durante la administración del anterior secretario de Obras, cuando vimos partir algo así como cuarenta millones de pesos, sencillamente porque no contamos con el personal capacitado para realizar trámites, comenzando por los residentes/responsables de las obras.

Creo que estas irregularidades dan pie a la creación de comités ciudadanos para supervisar, primero que exista responsable y luego para exigir a este el cumplimiento de sus obligaciones. Nada de extraordinario. La obra pública debe ser tan transparente y cumplida que en verdad refleje el progreso de las comunidades.

Desgraciadamente nos enfrentamos a burócratas de quinta, sin el perfil académico, doctorados en improvisación y con reconocimientos especiales en corrupción, capaces de hacer que una obra, una sencilla obra, se convierta en un sinuoso proyecto, sin pies ni cabeza, al que ningún constructor en sus cinco sentidos tiene ganas de realizar.


El votox y la nueva imagen de la aspirante…

.

Al creciente número de grillos orticistas les molestó que les advirtieran lo peligroso que es moverse a estas alturas si no quieren perder su chamba. *Anteojos donados por los Leones para la campaña de Mariano.


Los regaños no van a parar

En general a los funcionarios del gabinete actual no les gustó ser reprendidos por su jefe el gobernador, quien los llamó a que se dejen de especulaciones de carácter electoral y, a ponerse a trabajar.

Les preocupa no estar en la lista de palomeados para la elección del cuatro de julio. Porque con todo respeto –se dicen una y otra vez entre ellos – usted, señor gobernador, pues ya se va… y pues nosotros… verá… somos gente de carrera y, pues aunque usted ya se vaya a quedar sin, pues… ese es asunto suyo…

Lo que no saben es que Ortiz, según pudimos enterarnos, habrá de llevar la misma advertencia a cada acto público al cual esté convocado. Menos grilla y más chamba es lo que se busca entre los miles de servidores públicos, a los cuales, que no se trate de pachangas y chupe, porque acaban con el cuadro.

Muchos de ellos son herencia del bien recordado (por ellos) Vicente Fox, en cuya administración y con 200 mil millones de pesos de más por los elevados precios del barril de petróleo, se crearon 72 subsecretarías y 1,096 direcciones… ya sabe usted, encabezadas por el lic. equis, que es secretario del secretario del subsecretario y todavía tiene fresca la última navidad, cuando tuvo que contratar dos taxis para llevar los regalos y los arcones a su casa.

Agencia de viajes

Mejor hay que hacer como ciertas diputadas, que maldijeron al legislador panista ese que devolvió más de 800 mil en bonos de viaje. Huy qué tonto. En Apizaco, por ejemplo tu puedes comprar boletos de avión más baras que en las agencias de viaje. Bueno, es cosa de acercarte allá donde la diputada Lupita, que de guaje devuelve esos centavos.

A gente como ella, la estancia en la Cámara de Diputados les sirvió como no tienes idea… conoció ¡unos salones de belleza… unas clínicas donde te dan tratamientos de primer mundo… vaya hasta a los diestros y milagrosos aplicadores de votox para darle forma a ese pómulo sin chiste, para hacerte tus labios como si estuvieras lanzando un beso permanente.

Me cae que eso es cultura. Y esa cultura se comparte. Nada más ve la nueva imagen de Adri, a poco no se ve la mano de Lupita. Pues claro, es otra cosa… como más llenita… como más sensual… ora, que les guste a todos no es obligación, porque nadie es monedita de oro…

Atenta disculpa

En la entrega de ayer omitimos incluir al actual Coordinador de Planeación, Héctor Vázquez Galicia, como uno de los bien evaluados que hacen gordo al vaquerío apuntado para gobernar Tlaxcala de 2010 a 2015.

Con una presencia indiscutible en la clase política y el porte de quien ya fue rector de la UAT, Vázquez Galicia tiene tras de sí una parte importantísima del engranaje vinculado con el orticismo, ese que les permite advertir con poco más de un año de distancia que, les falta exhibir tres veces más de poderío para arrasar en la elección de gobernador, alcaldes y diputados.

No veo claro

Me pregunto que dirá la comunidad leonística internacional cuando se entere que miles de anteojos donados para la gente pobre se han estado regalando a nombre del diputado federal Mariano González Zarur.

Yo pensaba que esos anteojos habían sido comprados con parte de los casi dos millones de pesos con los que Mariano y los demás diputados va entregar la oficina el próximo 31 de agosto. No se vale hacer caravana con sombrero ajeno, porque tanto derecho tiene a unos lentes que mejoren su visión, aquella persona que idolatre al amo Mariano, como la otra a la que no le cae en lo mínimo.


La decena trágica (o sea los mejor ranqueados del orticismo)

.

Como Gisela Rubach ya descalificó a Mariano, Adriana y Minerva, veamos ahora quiénes serían los mejor posicionados, según la gurú de los priístas, pagada por el gobierno panista de tlaxcala.


La constante evaluación de personajes mediante la precisa lente de Gisela Rubach, (Consultores y Marketing Político), es parte del Gran Hermano que al gobernador Héctor Ortiz, le da elementos para emitir juicios de valor en contra de quienes levantaron la mano porque quieren gobernar Tlaxcala.

Con más tiempo en este proyecto, la senadora perredista Minerva Hernández Ramos, tiene amarrada la candidatura de su partido, el cual considerará al método de las encuestas, la manera efectiva de medir a candidatos de otros partidos, con miras a conformar una alianza.

Según Ortiz, la perredista no alcanzaría ni los tres puntos. El equipo de Minerva, claro, tiene una apreciación diametralmente opuesta. Y creo que es el único caso que se presta al debate.

Primero porque hay una propuesta de gobierno, acompañada de un papel consistente en el quehacer parlamentario, lo que no puedo decir del papel demostrado por Adriana Dávila y Mariano González, ambos, demandantes de la candidatura aunque sin propuesta y sin respaldo parlamentario.

De los diez que según Ortiz hacen la caballada gorda en su gabinete, bueno, el número se me hace muy elevado y creo que la cifra va de la mano con el factor misterio, latente hasta el último día de su gobierno, pues no quiere generar expectativas que le resten poder.

A reserva de que enfrentamos una cantidad sacada de la manga, tratemos de hacer una lista de la decena gordita.

1.- Julián Velázquez Llorente. Diputado federal electo que aspira a la presidencia de la Comisión de Salud de la LVI Legislatura. La versión de que su suplente fue cambiada en el último minuto, de Prudencia Juárez Capilla a Guadalupe Lozano Tovar, me hace pensar en una carambola de tres bandas.

2.- Perla López Loyo. Diputada federal con el mayor grado de confianza de parte del gobernador Ortiz. Tanto es el apoyo que se olvidó su ruta perdedora de dos procesos hasta que, a un elevado costo se le hizo ganar una elección. Algunos la consideran el plan B del orticismo.

3.- Sergio González Hernández. Digamos que es el panista auténtico que combinó el tono azulísimo del traje con el que suele hasta dormir, con el orticismo que le ayudó a consolidar su sueño de ser legislador. Su agradecimiento es perenne y las ganas de ocupar el sillón de terciopelo rojo no deja de retumbarle en la cabeza.

4.- Alejandro Aguilar Durán. Ex diputado federal, gestor de lujo (así lo ve el orticismo) discreto, disciplinado y con la virtud de abrir la boca solo cuando es necesario. Actualmente se desempeña como secretario de Desarrollo Económico.

5.- Antonio Velázquez Nava. Es el cachorro del orticismo. Ahorita anda por las Europas pero no tarda en regresar a seguirle a su chamba de secretario de Fomento Agropecuario.

6.- Enrique Padilla Sánchez. Le acaba de caer la maldición tricolor, o sea, corre la versión de que puede ser el candidato de Beatriz para impulsarlo (a perder) como abanderado del PRI al gobierno. A veces es cínico, como cuando le renta a Lemus su edificio para mudar la subsecretaría que preside, pero otras, más, sobre todo si se trata de medir alardes y cercanías con la autora de sus días (en la política) la ex gobernadora doña Bety.

7.- Adolfo Escobar Jardínez. Es el último en darse cuenta que ya lo alcanzó la moda de los tics (esta moda la trajo ASA cuando cerraba el ojo, después Ortiz, apretando los labios y ahora Adolfo, haciéndole igualito) tal vez, porque últimamente ha pegado unos corajes a causa de los reparos de su creación, Alberto Jiménez Tecpa, el muchacho desobediente que lidera al PAN.

8.- Serafín Ortiz Ortiz. Rector de la UAT, hermano del gober y por lo tanto con la desventaja del apellido (al menos en el corto plazo) Habrá de ser mandamás en dicha institución hasta 2011, cuando le será posible tomar alguna decisión, digamos para buscar una senaduría en la elección de 2012.

9.- Guadalupe Lozano Tovar. Quien pretenda ignorar que la esposa del gobernador brilla con luz propia anda equivocado. Si es cierto que es la suplente de Julián Velásquez, resulta que en menos de seis meses podría convertirse en presidenta de la Comisión de Salud de la LVI, y de ahí, que dios nos agarre confesados….

10.- Orlando Santacruz Carreño. Si no lo incluimos hace berrinche.


Mariano improvisa con Mariano… juega a perder

.

Debería el diputado federal recordar la dolorosa derrota de 2004 y alejarse de la improvisación, pero lo está haciendo; confió su imagen a su vástago y a un joven de apellido Culebro.


Platicaba hace unos días con el ex presidente del PRI, Víctor Estrada Guevara. Muy seguro me dijo que el fuerte en su partido es Mariano González Zarur, el político que en 2004 se quedó a unos pasos de la gubernatura.

Pero Mariano, le expuse, llamó traicionera a Beatriz Paredes. Y para esta mujer, las afrentas son tema demasiado serio. Hasta ahora no he sabido que el todavía diputado federal haya limado asperezas con la ex gobernadora.

A Víctor, como a un porcentaje cada vez más elevado de priístas lo invade el entusiasmo al referirse a las intenciones políticas de Mariano, pero no se explica cómo podrá superar el obstáculo que él mismo labró.

Aquí, debemos ser muy claros respecto a la decisión del tricolor. Según se ve, Beatriz seguirá al frente del partido y, es tal su decisión por dar la batalla al PAN en los diez estados que elegirán gobernador que, seguramente será ella la primera en olvidar los desplantes del divo, el añoso divo obsesionado con ser gobernador, siempre y cuando resulte un candidato competitivo.

Ya veremos el método de elección y la competencia que le signifique Lorena Cuellar Cisneros, la alcaldesa de la capital con presencia en los sesenta municipios bajo la premisa de impulsarse en lo personal y no como necesariamente como priísta. Es decir, le interesa posicionarse en el ánimo de la gente mas no depender de una designación en el tricolor.

Así que, cuando los promotores de González Zarur, utilizan el, “ya todo está arreglado… es Mariano”, cometen una grave falta en tiempos que miden las virtudes de los aspirantes, de la dirigencia hacia el actuar de aquellos y, de los potenciales votantes al comportamiento de sus líderes.

Resulta que una fuga de información del cuartel general marianista apunta a un grupo de egresados del ITAM como los encargados de diseñar la imagen del prospecto de candidato a gobernador. Estos fueron contactados por Mariano González Aguirre, su compañero de generación en la prepa, quien, dueño de las confianzas de su señor padre no ha dudado en apostar por acciones bien vistas por las nuevas generaciones.

Con ello, acertó a modificar la táctica excluyente original del activismo por Mariano, apoyado por la vieja guardia de ex colaboradores de Emilio Sánchez Piedras, puro elemento de sesenta o más, sabedores que Mariano es su último tren.

Los jóvenes itamitas encontraron que sembrar la creencia de que es un hecho la candidatura de Mariano, en primer lugar les daría ventaja sobre su contraparte tricolor y, al mismo tiempo sentaría las bases para el compromiso constitucional del cuatro de julio, si su jefe resulta ungido candidato.

Además, detectaron que estrechos colaboradores del gobernador Héctor Ortiz, buscan un cambio y estarían dispuestos a desconocer su orticismo, incluso a cambiarlo por el marianismo necesario para seguir en puestos clave, aunque tengan que cambiar de chaqueta.

Y esto no le va a gustar a Ortiz, abierto hasta ahora a los planteamientos de su otrora crítico Mariano, a quien a través de los contactos indicados lo mismo le prestaron espacios para colocar sus anuncios espectaculares que, palomearon intervenciones suyas en programas radiofónicos, obligadamente amigos.

Es claro que al confiar a su hijo el aspecto ideológico y táctico de su precampaña, el diputado federal González Zarur, deposita en manos inexpertas las acciones que le habrán de representar éxito o fracaso en sus intenciones de convertirse en gobernador.

¿Por qué no paga a un despacho reconocido, con genios capaces de labrarle la mejor imagen posible?

Nadie duda de la capacidad de Mariano junior, pero la competencia electoral no entiende de afectos familiares, cuando lo que se necesita son conocimientos y experiencia.

El legislador debería tomar en cuenta la dolorosa derrota de 2004. Lo que hace es improvisar, los itamitas (el principal de los cuales se apellida Culebro) lo toman como una interesante práctica con miras a robustecer su currículum pero, al día de hoy carecen de rotundos triunfos.

Nadie podrá negar que en tanto aprendices, estos profesionistas forman parte de una suerte de jugar a perder, incluso con la mira de aliarse a determinada aspirante a candidata panista para conformar algo así como el equipo de los derrotados, a los cuales les asiste el derecho de direccionar su capital político hacia causas distintas a las inscritas en la agenda del orticismo.


Cese de Acoltzi… ¿muerto el perro se acabó la rabia?

.

De ninguna manera, que investiguen sus bienes y a sus cómplices de Protección Civil, de SESA y de la Secretaría de Seguridad Pública. * Aguas, te desvalijan en el Moon’s-


El cese de Maximio Acoltzi Nava, director de ingresos de la Secretaría de Finanzas, ordenado por el gobernador Ortiz, luego que este fuese detenido en la Feria de Huamantla, debe acompañarse de una profunda investigación, porque este personaje no actuaba en forma aislada.

Sus incursiones se daban en un marco de terror, con agentes armados. Así que sin duda hay involucrados de la Secretaría de Seguridad Pública; con personal del Instituto Estatal de Protección Civil (IEPCT) y, por si fuera poco, con funcionarios de la Secretaría de Salud.

El grave daño ocasionado al patrimonio de varios tlaxcaltecas, yo diría que de muchos, no se originó con acciones simples. Fue armado todo un grupo “multidisciplinario” que garantizaba formidables ingresos, pero según se aprecia, estos no se registraban en la Secretaría de Finanzas, sino en los bolsillos de una verdadera pandilla, revestida de servidores públicos.

Me extraña que el pasivo y aficionado a la bebida secretario de la Función Pública, Benjamín Ávila Márquez, no haya dicho esta boca es mía en este vergonzoso escándalo.

Mas no opera el dicho de, “muerto el perro se acabó la rabia”.

Debe iniciarse un proceso de investigación a Acoltzi y secuaces, comparando en primera instancia, su declaración de bienes antes y después. No crea usted que se trataba de cantidades despreciables, estos hicieron de la extorsión un negociazo.

Sugerimos a las autoridades hacer público el proceso de despido del señor Maximino Acoltzi, porque el terror con el que actuaba inhibió a cada empresario –generalmente timoratos – de interponer denuncias ante el Ministerio Público.

Pero, encadenada la bestia y, del otro lado de ventanas con una sola vista, los afectados, le aseguro, se presentarán para identificar al responsable de incontables daños patrimoniales y sus cómplices, que utiizaban credenciales reales del gobierno para cometer sus fechorías.

No quiero pensar que este es uno entre muchos casos de probable corrupción.

Que se vive con intensidad el año de Hidalgo. Que se saca a trabajadores de edificios pertenecientes al gobierno para pagar millonarias rentas a dueños de edificios, por cierto en litigio, en malas condiciones y con ubicaciones muy distintas.

Es tiempo de que nuestras autoridades realmente sean solidarios con el pueblo. No tenemos para comer y vemos los abusos de Acoltzi y secuaces… eso es una abyección.

Unos a perjudicar y otros a no dejarse

Según reportes serios, hay dos meseros-garroteros-delincuentes en un teibol dans (creo que en inglés se escribe table dance) llamado Moons, localizado frente a la estación de Bomberos en San Pablo Apetatitlán.

A uno lo conocen como “Farías” y al otro, simplemente le dicen “el pelón”.

Cubiertos de tatuajes, con antecedentes en cárceles de los Estados Unidos y con una conducta que deberían supervisar los señores a quienes se les engarrotan las patas, ahí sentadotes en su escritorio de procurador o de delegado de la PGR, estos, tendrían una conducta saqueadora incluyente.

Sí, jalan parejo. A todos los pasan por las armas, llaménse clientes, teiboleras y hasta a la dueña del singular negocio de prostitución disfrazado de agradable centro de espectáculos soportado por exóticos bailes alrededor de un tubo.


Alcalde de Contla desvía recursos y los paga descontando salarios

.

Híjole, de dos programas federales un alcalde desvió casi tres millones de pesos, pero ya mero los paga, descontando la mitad de su salario a los 400 empleados de la comuna.


Ignoro qué pasará por la mente de determinados alcaldes al tomar ciertas decisiones que, sencillamente golpean a sus administraciones.

Ahí tiene usted el caso del presidente municipal de Contla de Juan Cuamatzi, Moisés Roldán Rodríguez, que de manera inexplicable dispuso de casi tres millones de pesos de dos programas federales para financiar una serie de gastos, improvisados, chuecos y con graves consecuencias.

Ello significó una serie de observaciones del Órgano de Fiscalización Superior (OFS) cuyos auditores nos filtraron que de plano la cuenta pública de 2008 no va a pasar.

Ahora bien, lo escandaloso de este asunto particular de Contla no solo es la disposición de dinero para programas dentro del Fondo para la Infraestructura Social Municipal (FISM) y otro programa de fomento a la economía municipal (FMM); el primero por 1.825 millones de pesos y el otro por 840 mil pesos, sino el espeluznante anuncio hecho hace unas semanas.

Va a descontar la mitad de su salario a los alrededor de cuatrocientos empleados de la comuna contlense, haciéndolos solidarios de una falta que ellos no cometieron. Es más, don Moisés Roldán Rodríguez, llegó al cinismo de declarar a un propio que con tres descuentos más a la planta trabajadora tenía suficiente para cubrir el grave déficit causado, ni más ni menos que en un ejercicio de desvío de recursos, a los programas federales, intocables según la legislación vigente.

Pero si la acción detectada en el municipio de Contla de Juan Cuamatzi no le parece suficiente, ahí tiene usted lo que hizo nuestro amigo el presidente municipal de Apizaco, Alex Ortiz Ortiz.

Regaló al sindicato siete de mayo un automóvil. Así, los burócratas adheridos a este gremio devolverán la atención de tan singular caballero, cuando este “inicie su campaña a gobernador de Tlaxcala”, porque dicho sea con respeto, el señor alcalde de Apizaco quiere ser gobernador de Tlaxcala…

Ajá y qué, cualquier chango puede declarar que quiere ser gobernador de Tlaxcala.

Bueno, lo acepto, pero no todos anuncian que la comuna está obligada a disponer de sus bienes inmuebles para poder afrontar la gravísima crisis económica que, quincena tras quincena obliga al mágico contador Gregorio Cervantes a sacar dinero, de las piedras si es preciso.

En estos momentos apremiantes, al médico político cirujano partero y próximo candidato a gobernador le da por regalar un coche al gremio de los burócratas.

Mire usted, eso es proyección, eso es ver en perspectiva (ajá). Quién quita y lo logra… y todo gracias a un coche que regaló en los tiempos en que no alcanza para nada y los proveedores pernoctan frente a la tesorería con la esperanza de que algún día les pagarán por productos entregados y servicios prestados.

La Ley de Herodes, en Huamantla y en todo el estado

.

Temo que esta crisis regresemos a tiempos idos de violencia y depredación, cuando se imponía la fuerza de los poderosos sobre el pueblo.


Es necesario que las autoridades realicen una investigación respecto al comportamiento de ciertos funcionarios, de la Secretaría de Finanzas en colusión con otras dependencias que desde hace años, siembran el terror entre comerciantes.

Operativos violentos, intimidación, venta de protección, son acciones detectadas en varios municipios, en los que injustamente se utiliza el monopolio de la violencia que, en tanto facultad del Estado, no debe utilizarse para los miserables fines de robustecer el bolsillo de unos cuantos servidores deshonestos.

La operación detectada en Huamantla, que acabó con la detención de Maximino Acoltzi, subdirector de ingresos de la Secretaría de Finanzas, me hace recordar el calvario que hace tiempo pasó un grupo de cubanos, dueños de un antro llamado El Mojito.

Luego de un largo camino para cubrir sus derechos ante el municipio de Chiautempan, estos desventurados tuvieron que enfrentar un operativo en el que hubo desde armas largas hasta demostraciones de un salvajismo que denotaba sed de dinero. Y cuantas veces reabrieron, porque así lo habían gestionado ante autoridades municipales y estatales, el operativo volvió a darse.

Unas veces disfrazado de búsqueda de drogas, otras, detectando fallas en las puertas de emergencia y, claro, nunca faltó la oportunidad para esgrimir cuestiones sanitarias.

Lo cierto es que esa es venta de protección.

Suelen hacerlo los zetas, por ejemplo en plazas como Veracruz –tras su persecución en el norte del país – pero, ¿en Tlaxcala?

Y el señor Acoltzi, embriagado de poder, se apersonó en la emblemática feria de Huamantla midió sus fuerzas con los verdaderos dueños de la feria, las distribuidoras de cerveza que operan a través de su pistolero de cabecera, ni más ni menos que el mismísimo presidente municipal, Raúl Cervantes.

Con este no pudieron Acoltzi y sus cómplices. Si de violencia y de cobros se trata, los municipales ya se les habían adelantado.

¿Se da cuenta que estamos regresando a un pasado que nadie quisiera volver a presenciar?

La venta de protección como resultado de una asquerosa crisis económica, de la que resurgieron los depredadores. Así como antes se mataban cetemistas y croquistas, o cetemistas y cromistas, disputando los contratos laborales en las fábricas.

Esta, señores, es una muestra de la descomposición que vivimos. Dos autoridades devenidas en viles delincuentes peleando por territorios dominados.

¿Y qué sige?

La lógica violenta me lleva a suponer que el pueblo, víctima de este par de rateros, podría hasta desear una tercera alternativa de protección, tal vez menos onerosa. ¿Quién?... ¡el crimen organizado!

Se da usted cuenta de que las ejecuciones en entidades violentas tienen un origen idéntico a la disputa de territorios en las que se metieron estatales y municipales.

Se da usted cuenta que la cervecería Modelo es el verdadero motor que genera millones en ganancias y daños incalculables en la alcoholizada fiesta denominada Huamantlada.

Ojalá no sea este el principio de enemistades que acaben en ejecuciones.

No nos hagamos tontos, el alcalde Cervantes tiene un origen gangsteril que lo remonta a su progenitor, supuesto responsable – según el clamor popular – de escandalosos y violentos desenlaces que en su momento llegaron a enlutar a las familias más prominentes de Tlaxcala.

Hago votos porque no se desate la violencia y no renazcan esos tiempos que deben estar bien sepultados.


La tragedia del vagón suelto pudo ser un acto de terrorismo

.

Y las autoridades tienen que investigar todas las posibilidades, pero, al día de hoy se muestran pasivas, vulnerables, impotentes a un eventual atentado.


Con la desesperación propia de quien perdió a un ser querido debido a una espantosa tragedia, como lo es el rodamiento sin control de un pesado artefacto cargado con decenas de toneladas de cemento, familiares de dos víctimas fatales y otras personas afectadas se acercaron al gobernador Héctor Ortiz para pedirle su intervención ante la empresa dueña del vagón, Ferrosur, cuyos directivos no han dado la cara después de lo acontecido aquél fatídico ocho de agosto.

Por supuesto que tienen todo el derecho a exigir la intervención de la autoridad.

Sin embargo, la indiferencia asumida por los dueños del artefacto causante de la fatalidad, no reaccionan, seguramente porque su equipo carece de un seguro que garantice la reparación de daños a terceros, sencillamente porque nunca previeron que una situación como esta se presentaría, causando semejante daño.

Entonces, qué sucedería si por desgracia se suscita un descarrilamiento, con las consecuencias que esto traería. Yo creo que nada. Yo creo que estamos expuestos a graves daños en medio de la más terrible improvisación en que las propias autoridades han caído.

Supongo que la autoridad más indicada para intervenir en este asunto es la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. Sus responsables, sin embargo se mantienen en silencio.

Digamos que el Instituto Estatal de Protección Civil (IEPC) hace lo que puede como autoridad encargada de resguardar la integridad de las personas, pero más allá de acciones preventivas, carece de capacidad y recursos para involucrarse en una situación tan delicada.

Creo que las autoridades tienen que designar a los responsables de la inteligencia en el estado para ensanchar su capacidad de investigación al delicado terreno del terrorismo.

Y nadie en su sano juicio desearía que actos de este tipo en nuestra tierra, pero, dígame está usted seguro de que no se trató de un imponderable en este contexto.

Robar una góndola de decenas de toneladas suena desquiciante.

En cambio, liberarla del tren a la que se encontraba asegurada pudo ser producto del perverso pensamiento de seres infames, que con toda frialdad calcularon en el desnivel que sobrevendría la tragedia.

Y ahí, la Secretaría de Gobierno debe pedir la asesoría de instancias superiores en materia de investigación. Otra desgracia con características parecidas sólo nos retrataría como un pueblo incapaz de cuidar a los nuestros y vulnerable a ataques que parecieran tan básicos pero, con resultados funestos.

La cruz roja de Tlaxcala da pena

Ignoro si los representantes de la Benemérita Institución deliberadamente dejaron varias ambulancias frente a la delegación Tlaxcala, en la calle Allende, para que todos observemos las pésimas condiciones en que se encuentran o, sencillamente se trata de unos olvidadizo e irresponsables sujetos, de esos que abundan en las instituciones.

Lo cierto es que deprime ver una unidad de rescate urbano con las llantas ponchadas y las señales de que los meses transcurrieron sin que una piadosa alma tuviera un poco de confianza y retirase esa chatarra a lugares donde haga menos daño.

¿Qué ocurre en la Cruz Roja?, ¿Es esta la nueva forma de realizar una protesta porque las colectas no han sido lo suficientemente generosas como para reparar las ambulancias que un día pueden ser muy importantes para atender una emergencia de grandes dimensiones?