[xyz_lbx_default_code]

Archiv para mayo, 2009

Se extingue fuego amigo y cambia la denominación del proyecto

.

Engranes como el llamado kike padilla y otros se activaron a la inversa y… van a tronar


Que el consejo local del IFE en Tlaxcala haya eliminado la posibilidad de debate entre candidatos nos explica en forma adelantada que el abstencionismo hará su víctima a esta elección, en porcentajes que podrían superar las sesenta unidades.

Hay temas a los que no debe darse la espalda. El ex alcalde de Zacatelco, Felipe Sánchez Lima, puso el dedo en la llaga al hablar de la maltrecha economía en el poniente del estado y la necesidad de confrontar ideas como estímulo a un electorado que cada día se siente más lejano de su propio estado.

Y esgrimir que la ley no los obliga a organizar debates es un argumento tan mediocre que, ya se explica uno cómo un evento tan importante como el del cinco de julio es para la autoridad electoral un mero trámite.

Creo que para la confrontación de ideas no hacen falta grandes despliegues de recursos, como sí en cambio se requiere de una autoridad interesada en no colocar a Tlaxcala en el último lugar nacional de participación en los comicios que definen la mitad del proceso de 2010.

Los contrastes

Cuando uno ve en el aparato de difusión de los candidatos contrastes tan marcados como ocurre en el segundo distrito con Pedro Arturo (PRD) y Julián (PAN), se abonan hipótesis muy de fondo que relacionan a esta elección con la ya vecina para votar por gobernador, alcaldes y diputados locales.

Digamos que quien gane el cinco de julio habrá conseguido algo así como la mitad de la candidatura al gobierno de Tlaxcala.

Que la presencia del tabasqueño en estas tierras tiene mucho que ver con un espíritu aventurero, a diferencia de lo que significa el resultado que obtenga el ex secretario de Salud, Julián Velásquez y su equipo.

Mientras el primero se debate entre la esperanza de reavivar el voto duro logrado por AMLO en 2006, el otro habría entrado en desafíos de no menos trascendencia como lo puede ser el cambio de algunas letras en la corriente empoderada llamada orticismo.

Esta, no ha de ser perenne como marca y sí en cambio, el origen de lo que ya se perfila como el julianismo, capaz según lo ha permitido el paso de los meses, de concitar a dos de los más importantes aliados del orticismo.

El uno, digamos que aglutina al sector del conocimiento bajo un liderazgo tan férreo que, fue capaz el pasado 15 de mayo de cimbrar a la mismísima estructura cuasi invulnerable en un célebre acto realizado en La Finca.

Fue ahí donde los distintos liderazgos que confluyen en la máxima casa de estudios del estado –con injerencia en todos los ámbitos del quehacer político – cerraron filas con el académico que va en pos de la presidencia de la comisión de Salud de San Lázaro.

Otro ente de poder, tan alejado del reflector como capaz de mantener sus 26 mil votos colocó su concavidad en el convexo de un proyecto que aguantando al fuego amigo ha sido capaz de dejar en descubierto a quienes, como Enrique Padilla, se empeñaban en activar a la inversa los engranes que en este grupo empoderado suelen funcionar con niveles relevantes de perfección.

Ni qué decir de la contracampaña de personajes como Miguel González, del Coceet, cuya contracorriente lo toma de la mano y lo coloca en el follaje de la ilógica, al menos para los intereses suyos, de no errar su carrera alejándose de la nómina.

Aceptar una nueva denominación para llamar al proyecto original es la tarea que se hace vigente, pero el fuego amigo se ha extinguido como una señal inequívoca de que la transición está pactada.


Los dardos envenenados de Rojas Bretón

.

La pasional resistencia a comprender el mensaje de su exilio.

En el Vaticano, el padre Ranulfo Rojas Bretón, con los ya fallecidos,

el Papa Juan Pablo II y el Obispo Jacinto Guerrero Torres.

Foto: El Sol de Tlaxcala

Cada vez que Ranulfo Rojas Bretón emite juicios de valor en contra del gobierno, no puede ocultar que de fondo hay intereses paralelos a la discreción en tanto actitud primordial de su apostolado.

El vocero de la Diócesis de Tlaxcala fue exiliado de la capital del estado para que su protagonismo causara el menor daño posible.

Sin embargo, la parroquia de San Luis Obispo, su actual sede, parece ser la más dañada, primero por los efectos del reciente sismo, pero sobre todo, por lo parlanchín de su titular.

Ya en alguna ocasión abordé, condena de por medio, la perversa relación entre sujetos de la Iglesia y funcionarios del gobierno. Y a mi vez condené los dobleces con que actúa este tipo de personajes.

Unos, sin respeto por la investidura del religioso, lo consideran como el eslabón que decidió encarnar. Y en ese trato, donde se ensancha la relación entre lo trascendente y lo terreno, lejos de advertir prudencia y resguardo en alguien de quien así se esperaba, puede verse el trato de iguales, como si a todos les hubiesen sido repartidas cartas de la misma baraja.

Por eso, cuando el señor Rojas Bretón considera una confesión de culpa a las acciones que el Gobierno de la República, decidió llama Vive México, puede percibirse el veneno de alguien que lanza dardos a lo que se mueva y, después, seguramente pasa largas jornadas en la capilla de expiación.

Debiera este prelado, y es una respetuosa sugerencia, encauzar sus ímpetus a las inquietudes que con el tiempo hicieron tremendo hueco en el asunto de las vocaciones.

Debiera llevar la paz espiritual a los funcionarios de su ministerio que nos ven como viles indios cuando algún servicio les vamos a pedir.

Debiera ser más sensible a la recomendación de quien ocupa el lugar que él quería –como quien aspira a una diputación federal- y entender que la distancia en kilómetros de la mesa de las discusiones capitalina es un claro mensaje para despresurizar, vía una intensa labor pastoral, los desequilibrios hasta hormonales, me atrevo a pensar, como causa de la cruenta ráfaga en el nombre de la Santa Madre Iglesia.

Si Vivir Mejor es uno de los tantos fracasos del gobierno de Calderón, no es un cura exiliado el personaje idóneo para atizar fuego a nombre de la institución que en un plan menos tolerante no lo habría enviado a Huamantla, sino a Alaska.


Arévalo, tras la violencia en San José Teacalco

.

Si las autoridades siguen fomentando la violencia como único lenguaje, un día va a desbordar la ira.

Dip. Arnulfo Arévalo Lara (Foto: www.congresotlaxcala.gob.mx)

Hay varias clases de vividores. Los que explotan a las mujeres y cuyo único destino debe ser la cárcel; los que hacen lo mismo con los niños; los que a falta de un verdadero liderazgo estimulan el crecimiento de conflictos como el de San José Teacalco, donde nuevamente hay barruntos de violencia.

El nuevo PRI es un partido de razones, no de la infame manipulación, no de estimular la violencia en los habitantes de una comunidad ávida de descubrir las verdaderas causas del desencanto y frustración sociales que llevan a hombres y mujeres a hacerse energúmenos, a ser potenciales asesinos ocultos en el tumulto.

Por eso no entiendo el deleznable papel del diputado Arnulfo Arévalo Lara, de dejar crecer un movimiento al que nunca, nadie le va a encontrar justificación: la disputa por la disputa, la agresión por gusto, el ingobernable temperamento colectivo, capaz de matar para defender una afición al enojo.

Es ahí donde se advierte el papel perverso del señor Arévalo.

Los agresores sin rostro manejados por él, lanzaron dos amenazas:

1.- Impedir la instalación de casillas para la elección del próximo cinco de julio, como una medida desquiciada que acoja la ira, vista ya como una actitud que puede ser productiva.

2.- Condenar el papel de funcionaria que desempeñó la hoy candidata panista a diputada federal, Oralia López Hernández, como cierre anticipado de su territorio a la propuesta de una mujer que cometió el error de no pertenecer al PRI, y no porque les interese defender los documentos básicos de su partido, sino por lanzar un mensaje al panismo: “puedo ser tan agresivo como me lo proponga”.

La pachanga de alcalde que tienen

Con el tiempo se fue curtiendo en las artes de presentar oficios. Hoy, José Carcaño Sanluis, es el formidable alcalde capaz de despedir policías, liquidarlos y, luego volver a contratarlos exigiéndoles le devuelvan el finiquito laboral.

O sea, es un imbécil.

Pero ese defecto es oro molido para el señor Arévalo, porque confirma que es capaz –vaya mérito- de desatar la ira colectiva en un pueblo que corre el riesgo de emular a San Miguel Canoa en aquel negro episodio, cuyo argumento, la sinrazón, devino en el linchamiento de cinco jóvenes empleados de la Universidad Autónoma de Puebla.

Quién será más imbécil.

Me lo pregunto porque Arévalo Lara, supone que nadie se da cuenta de su perversa intención de sacar jugo electoral a la brillante acción administrativa de José Carcaño.

Crezco el problema en Teacalco y dirijo la ira a una candidata panista. Así aseguro que ese partido truena en este bastión tricolor. Este debe ser el plan urdido por míster Arévalo , quien así hace en especie su contribución al partido tricolor y, demuestra a la militancia cómo no se deben hacer las cosas para ganar una elección.

Debatan candidatos… no le saquen a exhibir su ignorancia

.

Que los medios mercenarios abran su micro a la confrontación de ideas para espantar al bicho del abstencionismo.

Hace poco, no me sorprendió, el dramático cambio encarnado por la luchadora social Rosalía Peredo Aguilar, sentada a la mesa de aquellos a los que en su momento tuvo en la mira. O sea, disfrutando de las mismas viandas que Luis H. Álvarez (que la malquiere) y Santiago Creel, con quien la hizo de una rota para un descosido.

Ya se veía venir la moda de los partidos en tanto franquicias. Usados como mero trámite, sin más cimiento ideológico que el servir de bastón a los personajes de siempre para asirse del presupuesto, hoy panistas, ayer opositores y seguramente mañana tricolores.

Por eso la propuesta perredista planteada este lunes: debatir ideas, me parece extra urgente para que los medios con apariencia de izquierdones dejen de ser unos mercenarios y aquellos de origen muy conservador, dejen de confundirnos con un manejo enteramente maquiavélico de la información política.

¿Qué pasa con la esencia de los partidos?

Pues, este avance en la democracia nos hizo unos primeros actores en cuestiones políticas. Y los priístas encarnan de maravilla el papel de panistas. Y los panistas la hacen de panistas disfrazados, o sea, qué complejo, ¿no? (como la seño que acude al café disfrazada de alcohólica camuflada porque busca otra cosa y no solo la cafeína del express cortado).

Es sano recuperar los principios. Más hablar con la verdad. El permanente estado de engaño en el que vivimos luego nos hace reconocer logros inverosímiles: “que los candidatos del PAN perdieron credibilidad”, ¡no me digas!, ¿de veras?, ¿se puede perder algo que nunca se tuvo?

Que los micrófonos mercenarios y maquiavelos… ahí perdón, los micrófonos privados y públicos se activen para que a muchos llegue la verdadera confrontación de ideas, así sea como dice el abanderado albiazul del segundo distrito, para expresar, “bendita ignorancia”.

Que con muchos watts se escuche el suplicio de tabasqueños a la voz de “Jilojtla” en lugar de Xiloxoxtla y los clascalas en lugar de Tlaxcalas. Pues si para eso es el micrófono, como decía Salvador Novo, “frío e impasible”, capaz de encuerar las más ocultas pasiones en tu interior.

Pero al defender ideas, entonces afloran los demonios menos imaginados. Y al panista le sale lo comunista y al priísta lo honesto y al perredista lo ordenado.

De eso se trata.

Quién quita y así espantamos al bicho ese del abstencionismo, decidido a subir hasta sesenta por ciento en una elección dominada por la apatía.

Pero que no se culpe de ella a los ciudadanos.

Mejor que se reconozca que es en el engaño como sistema y el dinero como medio que las elecciones como quien dice actualizadas, consiguen los votos del electorado.

Adelante con el debate… que la autoridad electoral deje su mecedora de las pasividades y los partidos el trabajo físico como único mecanismo de activar la energía en sus militantes.


Alcohol y drogas en los adolescentes, qué hay detrás

.

Urge terapia pero a los padres pues, al saber que un hijo es adicto, se desmayan de la impresión.

Hay quienes no se explican el temprano gusto que sienten los jóvenes  de Tlaxcala hacia las bebidas y las drogas, y hasta abundan los papás que piden a sus hijos una explicación porque, los chavos les fallaron cometiendo el pecado de ponerse chachalacos con los cuates o, de plano, drogarse en la escuela.

1.- Jaime tiene quince años. Tras sus inseparables anteojos y su débil complexión, nadie daría crédito a que este muchacho se desvaneció durante una ceremonia de honores a la bandera, porque según los médicos que lo atendieron, acusaba los efectos del síndrome de abstinencia de la cocaína.

Con mucho tiento los maestros informaron a la mamá de Jaimito sobre lo acontecido. Pero la señora se indignó tanto que a todos los tildó de locos, estúpidos y mentirosos porque su hijito, al menos para ella, era incapaz de consumir, ni siquiera una cerveza. Para comenzar, lo cambió de escuela y cada que puede habla pestes de la secundaria esa a la que asistía el jovencito, el mismo que hace poco intentó suicidarse.

La mamá de Jaimito omitió hablar de los cuarenta a cien pesos diarios que su hijo gastaba en la escuela. Tampoco habló de su interminable afición a ir a ciertos cafés internet, donde permanecía horas. Ah, y también se olvidó de hablar de la escandalosa separación del papá del muchacho.

2.- Itsel Samanta cubre con generoso maquillaje la palidez de su piel y, ha hecho una ciencia el combinar los tonos de su uniforme, las calcetas que a cada rato sube y la blusa, delgadita y luida de tantas lavadas. Eso sí, no hay día en que con sus inseparables tres amigos, todos hombres, deje de disfrutar la quietud del apacible paraje, cerca de la escuela, donde los cuatro curan la cruda del día anterior con medios litros de tequila, del más económico, mezclado con Squirt.

Otras jovencitas de su edad tendrían mayor cuidado al sentarse frente a sus compañeros de parranda, pero como el consumo de los tequilas es sólo preámbulo del sexo que habrán de tener los cuatro a la sombra del árbol que los acompaña en sus excesos, entonces ni la falda de colegiala ni las calcetas con el resorte flojo son impedimento para remediar de esa manera su tremenda afición a las relaciones. Nadie se lo ha dicho, pero Itsel Samanta tiene todas las características de la ninfomanía y, el grupo que formó con sus cuatro compañeros habrá de acabar en un embarazo, ni en condiciones de deseado o no deseado, simplemente producto de un grave alcoholismo que, a las Matemáticas y a la Educación Física, jamás las verán como prioridad en su agenda diaria.

3.- Al maestro Tomás se le conoce en la prepa por ser a todas m… le encanta tomar trago con los alumnos porque así tiene una mayor comunicación con ellos. Y cualquiera diría que el profe Tomi es un pierde almas, pero hay que ver cómo le hace para enterarse de las locuras que cometen los muchachos. Y si para conseguirla hay que estimularlos con un traguito pues, lo hace.

Es así como Tomás se enteró de la afición al sexo que a Itsel Samanta debería tenerla en terapia diaria. Pero cuando se lo dice a la trabajadora social, esta se espanta y le recomienda que mejor ya no se meta con esos bárbaros chamacos que les están fallando a sus papás.

Yo creo que sin bebida de por medio es necesaria una comunicación como la lograda por el maestro Tomás. Que los papás empeñados en suponer que hoy los hijos adolescentes son invulnerables a su entorno, son los primeros que necesitan a un maestro Tomás para arrancarles sus respectivas verdades y tratar de explicar el rompecabezas que hicieron con la vida de sus hijos.

Una jovencita adicta al sexo tiene, con toda seguridad, una herencia genética con una patología no tratada, pero hoy, a ella la juzgan con severidad sin mirar hacia atrás y tratando de hallar una real explicación de lo que ocurre.

Un muchacho al que le gusta aspirar cocaína es de lo más común que hay en las secundarias y los bachilleratos; es un cliente potencial de los narcos, pero su afición no es de generación espontánea, es el resultado de una vida llena de sobresaltos en la que los responsables son quienes menos lo aceptan. Y ahí tiene usted al joven Jaime, desmayado y hasta convulsionado porque su sangre dejó de tener el habitual torrente tóxico y, entonces reaccionó perdiendo el sentido.

La nerviosa risita del secretario de salud, evidencia de improvisación

.

De cómo se ocultó el brote de influenza en Tlaxcala durante tres semanas.

Quien quisiera aplicar una visión prejuiciosa al silencio guardado por las autoridades del sector salud desde principios de marzo, respecto al brote de influenza surgido en Ixtacuixtla, podría hasta acusarnos de ser los iniciadores de la epidemia.

Los funcionarios al frente de salud, prefieren en la gran generalidad echar la culpa a otros que reconocer su falta de previsión. Pero es muy delicado que mientras el secretario de salud de Veracruz, Manuel Lila de Arce, negaba por ahí del primero de abril que hubiese un brote en Perote, nosotros aquí, en Ixtacuixtla ya lo teníamos desde el cuatro de marzo.

No se vale que hayamos guardado silencio. Esa es una actitud que responde a la ausencia de una política pública de salud dominada por la prevención y exhibe al secretario Constantino Quiroz Pérez, como un funcionario incapaz de sobrepasar los niveles de la improvisación.

Y de seguro me van a decir, es que no se trataba del mismo virus, pues el que causó tantas muertes en el país es de tipo porcino y el de ixtacuixtla no. Y quien lo garantiza, quién es capaz de meter las manos al fuego para afirmar una creencia semejante.

Yo creo que al surgir la emergencia sanitaria que tanto costó a la economía, que trastocó la vida de las familias y que nos colocó en esquemas de paranoia, al grado que no queríamos salir de la casa o de condenar a cualquiera que sufriese un estornudo, lo menos que se esperaba de la autoridad, es un poco de honestidad.

¿De qué manera va a explicar el doctor Quiroz Pérez al país el silencio chicho que guardó por más de tres semanas?

No hay forma de negar que se trataba de influenza, tal como lo asienta la nota de Guadalupe Pérez Lima en El Sol de Tlaxcala, fechada el pasado siete de marzo.

¿Qué nos van a decir?… Mire usted, es que no queríamos alarmar a la población, por eso no enviamos las muestras de los veinticinco muchachos a los laboratorios de la SSA y, como tampoco queríamos espantar al secretario de Salud, José Ángel Córdoba Villalobos, pues, decidimos hacer mutis y hacer como dice la canción de Rafael… “Cierro mis ojos”….

Le puedo asegurar que un funcionario serio y formal del sector salud quedaría desempleado por un ocultamiento menos aparatoso que este.

Entonces, creo que el médico Quiroz Pérez, tiene que enmendar su papel de secretario de Salud, primero ofreciendo una disculpa por tan escandalosa omisión y segundo, actualizándose en el tema de la prevención, porque en sus manos está la salud de un estado, no es ni el director de una clínica particular y tanto menos el titular de un consultorio de acupuntura.

¡Es el secretario de Salud!

Esa es la responsabilidad que debe asumir, no puede seguir dentro de la mediocridad mostrada desde que le fue dada la oportunidad. No puede seguir regalando sonrisas cautivadoras de un cuentachistes malito a los representantes de los medios y, sobre todo a la gente que confía en las autoridades porque no tiene alternativa.


Si en 2009 las voces se hacen escuchar, qué nos depara 2010

.

Y por qué andamos tan alebrestados… ah! Pues es el poder lo que está en juego

Que Tlaxcala sea incluido en el sistema de abasto de PEMEX debe acompañarse por una eficiente política de información, pues las verdades a medias son a estas alturas causa de rebeldía y manifestaciones, aprovechando que en los dos años próximos hay elecciones.


Si en 2009 vemos que la mezcla desorden-abstencionismo será lo que domine el resultado de la elección de diputados federales, para el próximo año nos espera un complejo esquema en el cual, penderá de un hilo la estabilidad del estado.


Y no es para menos. Ahora mismo, varios personajes que contienden, lo hacen de largo plazo:

1.- En el primer distrito electoral gana terreno la ex senadora perredista Maricarmen Ramírez García, cuya actuación en perspectiva se ensancha a 2010, cuando lleve al terreno de la competencia el proyecto de país Andrés Manuel López Obrador, que para entonces habrá madurado casi dos años más-

Ramírez García ha tenido que sobreponerse a dos factores: la misoginia de grupos en el poder y, la permanente cercanía del ex gobernador, lo que a analistas de la prehistoria los lleva al rechazo rotundo, bajo el argumento de que eso solo se puede ver en países como Argentina.

2.- En el segundo distrito, es difícil negar que el candidato del PAN, Julián Velásquez Llorente, sea sinónimo de continuidad en uno de los más cuidados procesos sucesorios a cargo de alguien que, con esmero, ha invertido sus activos en los bosques del PAN, mas ha alentado una línea paralela de actuar y pensar que al día de hoy me parece con más simpatía por la gente que por las empresas.

Y mire usted si la medicina como vehículo de vender un sentimiento de seguridad, y la actitud parsimoniosa que asume el abanderado de los ocho kilómetros diarios, no son recursos por lo menos novedosos para la cuadratura albiazul, más dada a la adopción de programaciones neurolingüísticas y colectivos de fe, pese a que el poder siempre será frío y cruel, por más cantos místicos que lo rodeen. Y es esa mezcla lo que hace distinto y da trascendencia al activismo del ex secretario de salud.

3.- Quien no vea en el cuarto distrito una dualidad de género, entre Perla López Loyo y, Blanca Aguilar Lima, pretende restar impacto al conocimiento de programas sociales y ostentación de una vasta agenda precedida por dos procesos electorales, en manos de la señora López, y un incansable ejercicio, de tocar puertas, que acompañada por un espléndido ejército de promotores abre brecha a la lideresa de la sección XXVII del Sindicato de Trabajadores de SESA.

Y pese a la diferencia de edades, se trata de una nueva generación en pos de gobernar Tlaxcala, con estrategias semejantes en el fondo, aunque con formas y colores tan distintos como, lo son sus discursos.

4.- En un sitio poco más abajo pueden observarse las propuestas incompletas de personajes como Pedro Arturo López Obrador, un encanto de personaje, dueño de una conversación inacabable, pero parco a la hora de hacer política; confiado en la sombra que puedan cobijarle los 62 mil sufragios obtenidos por su hermano el Peje en la elección de 2006 en el mismo distrito por el cual se dejó seducir para renunciar a la encomienda de respaldar el proyecto de país de AMLO.

Otros personajes como Xavier Santacruz, ex alcalde de Panotla ejercen un siniestro activismo en el tercer distrito, lo mismo irrumpiendo en actos religiosos para repartir volantes (y salir por piernas por no ser apetecido).

5.- Con base en la elevada referencia que de la senadora Minerva Hernández Ramos se tiene en los tres distritos, esta se ha dedicado a un intenso y perenne recorrido por comunidades, rancherías y centros urbanos.

Creo que su intención, ahora, es que ninguna décima de punto afecte ese referente que hace poco aportó Consulta Mitofsky, pero, en dirección al proyecto 2010, ni baja la guardia, ni irrumpe en fiestas que no le convienen.


La crueldad del general

.

…sacar frustraciones y recuerdos del baúl para pasarlos a la humanidad de mujeres y hombres con vocación.


De veras que la indignación de los normalistas de la Escuela Leonarda Gómez Blanco, era evidente. Pocas veces se ve semejante organización en demanda de peticiones justas, en contra de funcionarios que dan un destino arbitrario a los fondos que deberían llegar a instituciones como esta, ricas en sangre nueva y con un compromiso social a flor de piel.

Lo que preocupa es que el bello centro histórico de Tlaxcala comience a ser escenario de movimientos de este tipo que se multiplican por la proximidad de las elecciones, pero también por delicadísimas demandas, como la expuesta por comerciantes y artesanos en contra de policías estatales.

He visto la sinrazón como único lenguaje utilizado por policías que emulan al general secretario Leopoldo Martínez García, en eso de la prepotencia y el terror como mecanismo intimidatorio, incluso a la gente buena.

No hay postura más abyecta que la de un militar en retiro abriendo su baúl de frustraciones y sufrimientos para pasarlos por la humanidad de hombres y mujeres con vocación de servicio. Mire que eso de explotar a los becarios enviándolos a maniobras peligrosas es una forma de pasarse de listo y de ganar el mote de El jefe de la mafia, como algunos ya comienzan a llamarlo.

Así que la prudencia debe caber en todos porque unos nos pasamos de rebeldes y los otros de intolerantes, actitudes ambas que a nadie conviene en momentos tan intensos como los que estamos viviendo.

Ni modo de erigirle un monumento a la intolerancia y al terror al general que fue capaz de ir a saquear la bodega del ejido de Altzayanca bajo el pretexto de que había armas. No, lo que debemos hacer es decirle a los militares que son tan humanos como cualquiera y que cada quincena les pagan con el dinero que usted y yo aportamos en calidad tributaria.

Claro, estamos frente a las vacas sagradas retiradas del Ejército. Ya ve, al general Gastón Menchaca Arias –recién nombrado secretario de seguridad en Morelos- le quitamos lo huraño cuando le preguntamos sobre sus correrías para atrapar a Alcides Magaña y, cuando no le quedó más que explicarnos lo de la balacera en tierras michoacanas.

Pues intuyo que el general Leopoldo García también es humano. Y también tiene su corazón. Por eso pretendió liberar a bola de presos, bien peligrosos por cierto, pero aprovechando el momento del rezo y el tesito y la galletita de una fundación bien católica y piadosa de la que forma parte.

Hasta me hace recordar al portentoso Mario Benedetti que, hace unos días decidió dejarnos en este valle de lágrimas: Digamos que te alejas definitivamente/hacia el pozo de olvido que prefieres,/pero la mejor parte de tu espacio,/en realidad la única constante de tu espacio,/quedará para siempre en mí, doliente,/persuadida, frustrada, silenciosa,/quedará en mí tu corazón inerte y sustancial,/tu corazón de una promesa únicaen mí que estoy /enteramente solo/sobreviviéndote.

Urge política clara y honesta para invertir la gran deuda con Banobras

.

Del estado menos endeudado vamos derechito a ser uno de los más endeudados.

En Tlaxcala decidimos dejar nuestra calidad de no deudores. Demoramos diez años para seguir ese camino. Durante ese tiempo fue discreto nuestro crecimiento en obras de infraestructura, pero no nos agobiaron los compromisos.

Parte de la reforma constitucional más importante que se efectuó en este régimen es la entrada en vigencia de la Ley de Deuda Pública, el pasado 24 de febrero. Tres meses después estamos solicitando ante Banobras el primer crédito, por un monto de mil 300 millones de pesos.

No debemos descartar que los créditos manejados con inteligencia y responsabilidad garantizan el financiamiento de las grandes obras que, marcan un antes y un después en la historia de los estados.

Mas no deben ser las grandes obras causa de encono por haberlas decidido de manera arbitraria, a contrapelo de lo que la razón exige y en desafío de la lógica a la que todos debemos obedecer.

Dos obras en los últimos años, nos señalan el rumbo equivocado en decisiones como la expuesta: el puente hospitales, que nos llevó a comprobar la ineficacia de sujetos de muy bajo rendimiento, como en su momento lo fue Wilfrido Domínguez, titular entonces de la Secretaría de Obras, a quien dieron un trato despectivo y humillante pero no lo quitaron de en medio de la obra más tardada y con menos justificación.

Habría sido un rotundo éxito invertir la fortuna que costó el puente Hospitales en la terrible zona conocida como El Molinito, lugar de incontables muertes e incalculables pérdidas económicas a causa del pésimo trazo de una serie de curvas en una pendiente pronunciada.

Y la otra obra equivocada es el paso a desnivel en el crucero de Santa Ana. Cuando el carril elevado debió beneficiar el flujo de la vía Apizaco-Puebla, se hizo lo contrario, provocando la fluidez efímera a la prolongación de la calle Antonio Díaz Varela, de Santa Ana. Y decimos que efímera porque dicha circulación se hace caótica a penas concluye la pendiente del paso a desnivel construido por cierto por extraño ingeniero Jesús Luévano Escalona.

Si Banobras nos autoriza el crédito de 1.3 mil millones de pesos, no será justo que se repitan obras como las descritas.

Tampoco que se insista en dar vigencia a personajes descontinuados de la talla de Wilfrido Domínguez, actual director del Instituto de Vivienda del Estado.

Nuestra dependencia casi absoluta de la federación y, el uso en la misma proporción para cubrir el gasto corriente debe obligarnos a impulsar una política de responsabilidad con una verdadera mira de largo plazo para que las grandes inversiones por venir no vuelvan a tener el sello de la ineficacia y mucho menos de la arbitrariedad.

PD

Les recuerdo a los señores diputados de la LIX Legislatura, así como a las autoridades a las que corresponda que este medio sufrió un día más la exclusión de los cubículos del Palacio Legislativo, gracias a la infame orden que una élite de diputados dio a un delincuente que labora en el Congreso como director de Informática, en un cínico acto de intolerancia del que la Comisión Estatal de Derechos Humanos todavía no fija una postura.


Bloquea LIX Legislatura acceso a e-consulta a los 32 cubículos

.

Esta es la legislatura de los diputados-aveztruz, de los que hacen lo que los gatos con sus heces.

Me llama la atención la eficaz simpleza con que funciona el blog del candidato panista a diputado federal, Julián Velásquez Llorente, y el mensaje más reciente en ese espacio, condenando la intención de diputados federales por regular los contenidos de la web.

Bueno, para comenzar, esos legisladores andan mal informados sobre los alcances que pueden tener respecto al funcionamiento del internet. Es más fácil que ellos se diluyan en la obsolescencia de sus supuestos a que le toquen un pelo a este medio revolucionario en todos los ámbitos.

Sí preocupan las acciones de corto plazo de y miras idem de quienes hacen las leyes. Si esa es su postura, maldita la hora en que la gente votó por su causa.

A propósito de las visiones retardatarias de ciertos legisladores federales, no vayamos muy lejos. Fijemos nuestros ojos aquí en Tlaxcala, donde un grupito de diputados enfundados en las naguas de la intolerancia, ordenó bloquear la señal de e-consulta al ingeniero encargado de operar el servidor que dota de internet a los 32 legisladores y las correspondientes áreas de este poder.

Es vergonzoso.

Con todo y el emotivo discurso de José Juan Temoltzin Durante, al concluir su presidencia de la mesa directiva durante este período, con todo y las poses de super abogado que suele asumir Orlando Santacruz, con todo y el perfil de avanzada que dice tener Alejandro Carvajal, con todo y eso, la LIX Legislatura de Tlaxcala bloqueó a este periódico digital.

En ninguno de los 32 cubículos hay acceso a e-consulta.

Qué vergüenza por Tlaxcala.

Qué pena que ningún legislador, del partido que se trate, ha llevado este tema a tribuna. Ha de ser porque así sean opositores o comparsas, evidencian que su paso por Allende 31 busca primordialmente el beneficio económico y deja para otros momentos el que su nombre se inscriba en la historia de Tlaxcala en el contexto de la tolerancia como una actitud democrática.

Y el menos conmovido por este atentado es el grandilocuente ex líder estudiantil y actual presidente de la Junta de Coordinación y Concertación Política, Víctor Briones Loranca.

Conste que no es reciente. Tiene meses que a una élite de seudo representantes populares le dio por hacerse los listos y ordenar al ingeniero Alejandro –por cierto ya muy focalizado en el proceso legal a que ha lugar como responsable de este bloqueo – meter la mano en el servidor y proceder como si esta señal fuese un sitio con contenidos porno, lo cual hay que decirlo con todas sus letras, tiene de todas formas un amplio consumo entre los integrantes del Poder Legislativo.

Sirva esta entrega para hacer del conocimiento de la Comisión de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Caiptlax), a la Comisión Estatal de Derechos Humanos, a diputados federales, senadores, candidatos, gobernador y a todas las autoridades de Tlaxcala, a la Unión de Periodistas de Tlaxcala, que en la Legislatura local se da en flagrancia descarado delito urdido por representantes populares, efectuado por el responsable de informática del Congreso.

Estos son los diputados que aseguran haber trabajado como ninguna otra legislatura. Estos son los que hablan de apertura y de equidad.

Estos diputados son una vergüenza.