[xyz_lbx_default_code]

¿Y la legalidad doctor Camacho dónde quedó?

.

De nada sirve que los funcionarios se comprometan a cumplir y hacer valer la ley cuando lo primero que hacen es pisotearla, como sucede con el titular de la Secretaría de Educación Pública, Manuel Camacho Higareda, quien resultó ser un tipo que su único interés es su promoción personal.

gober

El doctor en en Sociolingüística por la Universidad de Essex del Reino Unido, Manuel Camacho Higareda, en sesis meses se ha convertido en todo experto priísta que entendió perfectamente el lenguaje y comportamiento de los funcionarios que pertenecen al partidazo, porque lejos de velar por la legalidad que debe imperar en el sistema educativo tlaxcalteca, es el primero en avalar la simulación y el desorden financiero.

Adicto al reflector y al buen trato mediático por medios sumisos al poder, el aspirante a poeta que se encarga de la Secretaría de Educación Pública permite que tres universidades, tres organismos como el Itife, ITC y el Icatlax, así como una institución de educación media superior (Cecyte) operen al margen de la ley, lo cual resulta grave porque el gasto que realizan lejos de someterse a sus respectivos consejos se ejerce de manera discrecional.

El comportamiento patológico de Manuel Camacho de verse todos los días en las páginas de medios impresos o en portales de noticias de internet lo ha llevado a descuidar su verdadero trabajo, porque no creo que desconozca que esas universidades y organismos tienen un consejo que preside y que por ley debe sesionar cuatro veces al año.

Esos consejos son los responsables de autorizar el gasto que realizan esas universidades y organismos, pero si en seis meses no se ha llevado a cabo ninguna sesión de esos órganos de gobierno quiere decir que los responsables de esas instituciones efectúan una manejo discrecional de los recursos que reciben y administran, irregularidad que es solapada por el titular de la SEP tlaxcalteca.

Lo grave es que Narciso Xicohténcatl Rojas, rector de la Universidad  Politécnica de Tlaxcala, Leoncio González Fernández, rector de la Universidad Politécnica Región Poniente y Humberto Becerril Acoltzi, rector de la Universidad Tencológica de Tlaxcala saben de las sesiones que deben celebrar sus consejos, porque para mala suerte de los tlaxcaltecas son funcionarios que forman parte de la herencia de la pasada administración que encabezó Mariano González Zarur.

Lo mismo sucede en el Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado (Cecyte) que encabeza José Luis González Cuéllar, así como en el Instituto Tlaxcalteca de la Infraestuctura Educativa (Itife) donde despacha Anahí Gutiérrez Hernández, el Instituto Tlaxcalteca de la Cultura (ITC) que preside el frustrado Jua Antonio González Necoechea -su sueño es convertirse en secretario de Gobernación- y el Instituto de Capacitación para el Trabajo en el Estado de Tlaxcala (Icatlax) bajo la responsabilidad de Luis Vargas González.

El desorden administrativo y la ilegalidad con que dirige Camacho Higareda el sector educativo en Tlaxcala demuestra su novatez y su falta de experiencia, sin embargo él percibe otra realidad y se asume como el ejemplo del relevo generacional de la clase política del estado, lo cual resulta patético y poco profesional porque es notorio que anda tras un cargo de elección popular.

No se lo cuente a nadie, pero resulta que en el escritorio de ese intelectual funcionario se acumulan ya varios convenios que por una u otra razón se niega a firmar, actitud que ha frenado la ejecución de diferentes programas y acciones del sector educativo donde se alienta una parálisis selectiva.

El diputado federal del PAN, Juan Corral Mier, ayer puso el dedo en la llaga y acusó a Manuel Camacho de obstaculizar la aplicación de 300 millones de pesos que se destinaron al programa “Escuelas al Cien” y que por una extraña razón no se han empezado a aplicar en las instituciones educativas de los 60 municipios de la entidad.

Hay escuelas que se encuentran en lamentables condiciones y resulta increíble que el titular de la SEP se muestre indiferente para aprovechar esos recursos que buscan mejorar las condiciones de los planteles de la entidad.

Manuel Camacho se convierte en otra lamentable decepción, pero ni hablar lo tendremos que seguir aguantando hasta ver si se le hace un cargo de elección popular en el 2018.

Mal por la educación.

Nombres de los que podrían ser candidatos en el 2018

.

Aunque el PRI en Tlaxcala tratará de entregar buenas cuentas en el 2018, es un hecho que para lograrlo deberá proponer a candidatos que cuenten con resplado social y aceptación al interior del partido. Un error en la designación de los abanderados puede poner en riesgo el control que hoy se tiene del Congreso del estado.

los priistas

A 45 días de que inicie el proceso electoral federal y a 120 días que suceda lo mismo con los comicios locales, el PRI inició el análisis de los aspirantes a fin de determinar quiénes podrían ser los mejores candidatos que garanticen el triunfo en una jornada que se espera muy competida y que concluirá con las votaciones del primer domingo de junio del 2018.

Los electores tlaxcaltecas elegirán al próximo presidente de México, a dos senadores, tres diputados federales y 15 legisladores locales.

Al interior del PRI hay dos grupos con fuerza y con posibilidades de disputar las nominaciones, el primero lo encabeza el actual gobernador de Tlaxcala, Marco Antonio Mena Rodríguez, que buscará impulsar a sus más cercanos colaboradores y a una nueva generación de políticos, mientras que el segundo lo comanda Mariano González Zarur, quien como ex gobenador tratará de obtener posiciones que le permitan la sobrevivencia del marianismo hasta el 2021.

Un primer grupo que está siendo evaluado como aspirantes priístas es el conformado por los miembros del gabinete donde aparece Anabel Alvarado Varela, titular de la Secretaría de Gobierno, Manuel Camacho Higareda, responsable de la Secretaría de Educación Pública, José Luis Ramírez Conde, jefe de la Secretaría de Fomento Agropecuario y Noé Rodríguez Roldán que despacha en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Anote también a Lenin Calva Pérez, secretario de Políticas Públicas y Participación Ciudadana, Roberto Núñez Baleón, titular de Turismo y a Eladia Torres Muñoz, secretaria particular del Despacho del Gobernador, pero con la salvedad que serían candidatos de otros partidos que terminarán sumándose al PRI rumbo a los comicios del 2018.

Entre los alcaldes tricolores que están siendo considerados está Anabell Ávalos Zempoalteca, presidenta municipal de Tlaxcala, Gardenia Hernández Rodríguez, edil de Tlaxco y Noé Parada Matamoros alcalde de Altzayanca.

El único diputado federal con posibilidades reales de buscar otro cargo es Ricardo García Portilla, pues sus otras dos compañeras Rosalinda Muñoz y Fabiola Rosas son dos bultos que sólo tendrán algún reflector mientras sigan cobrando como legisladoras, porque es evidente que su carrera política está basada en la suerte.

De las estructuras priístas se siguen los pasos del ex alcalde de Chiautempan Ángel Meneses Barbosa y del actual líder del partidazo Florentino Domínguez Ordoñez.

Por lo que se refiere a los diputados locales del tricolor, en los hechos todos quieren mantener el cargo a través de la reelección o brincar a otra posición, sin embargo los que están siendo considerados realmente por el PRI son Erendira Cova Brindis, Mariano González Aguirre y Enrique Padilla Sánchez.

Es obvio que faltan nombres y en especial de algunos marianistas que han optado por trabajar sin hacer públicas sus intenciones, pues saben que si sacan la cabeza se las pueden cortar antes de que inicie el proceso electoral.

En unos meses veremos el alcance del relevo generacional que el gobernador Marco Mena se comprometió a impulsar. Desde ahora el mandatario buscará impulsar y preparar a su delfín para el 2021, por lo que sólo falta ver sus movimientos para saber cómo jugará.

Hervé Hurtado, la decepción del gabinete

.

Casi se cumplen seis meses de este nuevo gobierno y habrá elementos para llevar a cabo un análisis del desempeño de los funcionarios que integran el gabinete. Hay quienes sí trabajan, otros que simulan y unos más que se la pasan entregando distintivos como si esa fuera la estrategia a seguir en los próximos años para atraer turistas a Tlaxcala.

sed

Aunque desde el último semestre del gobierno de Mariano González Zarur se percibía un aumento en los actos delictivos en el estado, es un hecho concreto que en los casi seis meses de la actual administración la tendencia empeoró y hoy Tlaxcala se muestra como una entidad insegura y presa de los criminales.

Los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) confirman que ninguna de las estrategias implementadas por el responsable de la seguridad pública en el estado Hervé Hurtado Ruiz ha funcionado, por lo que sin duda se ha convertido en la gran decepción del gabinete al llegar con un amplio currículum que sólo sirve para apantallar porque su amplia experiencia no sirve de nada.

En los primeros cinco meses de este año, la entidad acumuló 804 robos de automóviles, lo que quiere decir que cada día los hampones se llevan sin ningún problema seis unidades, pues está comprobado que los ladrones operan a cualquier hora del día con total impunidad.

Antes nos quejabamos del trabajo del anterior comisionado estatal de seguridad Oreste de Jesús Estrada Miranda, quien aprovechaba cualquier ocasión para echarse un palamozo en su karaoke portatil y poner una pausa sus labores de vigilancia, pero aún así tenía mejores resultados que Hurtado Ruiz.

En los meses de enero a mayo del 2016, el robo de unidades que registró Tlaxcala fue de 501, es decir, 303 robos menos a los que hoy se tienen enlistados en el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

El crecimiento de un periodo a otro fue del 60 por ciento y quizá demuestra que Tlaxcala requiere a un policía tradicional y no un ciberpolicía que lo suyo es pratullar las redes sociales, espiar a pesonas de su interés y vigilar al estado a través de su big brother para simular que trabaja.

Nadie puede confiar en un jefe de la policía que declaró no tener propiedades y que el valor de los muebles que tiene en su hogar es menor a 30 mil pesos. Ojalá al rato no nos enteremos que Hervé Hurtado es un hombre adinerado que antes de venir a Tlaxcala vivía en un exclusivo club residencial con campo de golf donde se jactaba ser el presidente de los exquisitos propietarios.

No dudo que alguien salga a la defensa de Hurtado Ruiz con el argumento de que el problema de la inseguridad no es privativo de Tlaxcala sino del país y que el mes de mayo pasado fue el de mayor violencia y actos delictivos de los últimos años, sin embargo las cifras no mienten ni los ciudadanos que están cansados de ser víctimas del crimen.

El problema de la inseguridad es un asunto que se requiere atacar con inteligencia y conocimiento, porque si se piensa que con aumentar el número de policías y patrullas los delincuentes van a salir huyendo del estado se equivocan.

Si el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez decide mantener a Hervé Hurtado en la Comisión Estatal de Seguridad pronto empezará a cargar los nulos resultados que ese funcionario ha entregado y que sin duda serán utilizados por la oposición para cuestionar su administración.

El balance en materia de seguridad de los casi seis primeros meses de este gobierno es negativo, por lo que nunca es tarde para corregir el rumbo donde está comprobado que lo que se tiene no funciona.

En fin, el gobenador tiene la última palabra.

Lo que viene, después de la presentación del PED 2017-20121

.

Cuántos funcionarios de la administración estatal tendrán la capacidad de asumir el compromiso y ejecutar las acciones del Plan Estatal de Desarrollo, porque si hicieramos un balance de los primeros seis meses muchos saldrían reprobados ante los pésimos resultados que han entregado hasta el momento.

MM PED 2

Casi seis meses tuvieron que pasar para que los tlaxcaltecas pudieramos confirmar que la realidad del estado no es tan alentadora como se pensaba, pues el diagnóstico del Plan Estatal de Desarrollo 2017-2021 refleja que las condiciones de vida de los habitantes no son las mejores.

Las cifras en diferentes rubros no son tan positivas, pues en términos reales demuestran que Tlaxcala enfrenta grandes retos y oportunidades. Por el tamaño de su economía y su contribución al Producto Interno Bruto del país, nuestro estado se ubica en el último lugar a nivel nacional.

En la actualidad, 74 por ciento de la población económicamente activa del estado vive con 5 mil 607 pesos mensuales o menos, cantidad que difícilmente alcanza para cubrir las necesidades básicas de una familia.

Es evidente que el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez evitó entrar al detalle de las cifras y optó por enviar una serie de mensajes durante la presentación del mencionado plan, pero también aprovechó ese foro para detallar algunas acciones concretas que se pondrán en marcha y que sin duda terminarán con la parálisis que se percibía en su administración.

Anunció la remodelación de la Central Camionera y la ampliación del estadio Tlahuicole, así como también confirmó la puesta en marcha el Instituto de Profesionalización del Magisterio, del Consejo de Desarrollo de Capital Humano de Tlaxcala y del Consorcio de Investigación Científica del Conacyt.

En materia de seguridad reveló que el número de policías aumentará en 50 por ciento, así como también el número de patrullas y tecnología para enfrentar la ola delictiva que se registra en Tlaxcala.

Aunque Mena Rodríguez anunció una reestructuración en la Secretaría de Salud y en la Procuraduría General de Justicia en el Estado, lo cierto es que el reajuste de personal abarcará otras áreas del gobierno del estado.

El Plan Estatal de Desarrollo sin duda es un buen documento que de aplicarse puede contribuir al desarrollo de la entidad, por lo que ahora sólo falta ver que los recursos económicos fluyan y aterricen y que los funcionarios responsables de las acciones se pongan a trabajar, porque algunos han demostrado en estos meses que lo suyo es la simulación.

Las prioridadesdel gobierno del estado no cambiaron y será la salud, el empleo y la educación los ejes principales que soportarán el desempeño de esta administración.

El mensaje más claro que quizá envió Marco Mena es que en su gobierno el único protagonista será él y que sus colaboradores y aliados deberán dejar las grillas y los reflectores para tratar de asumir roles que no les correponden.

Los primeros lugares del evento fueron ocupados por ciudadanos y los funcionarios tanto estatales como federales, así como diputados locales y alcaldes fueron ubicados en la segunda y hasta la sexta fila, lo que demuestra que hoy el poder se ejerce de una forma diferente en Tlaxcala. O no Mariana.

El cochinero panista para frenar la renovación de su dirigencia

.

Es innegable que el PAN aprendió y superó rápidamente las mañas del PRI, pues hoy ese partido fundado por Manuel Gómez Morin se maneja por intereses personales y caprichos de sus dirigentes que sólo se preocupan por satisfacer sus egos. La democracia interna no existe y los principios humanistas que tanto presumen fueron arrumbados en un rincón.

ricardo-anaya

La decisión del CEN del PAN de prolongar el periodo como líder estatal de Carlos Carreón Mejía y evitar con chicanadas y actos ilegales la publicación de la convocatoria para elegir a una nueva dirigencia en Tlaxcala pronto será anulada, una vez que la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial compruebe que ese partido se burló de su fallo y que no acató la sentencia que emitió sobre ese caso.

Antes de que Carlos Carreón filtrara la decisión que el viernes pasado tomaron los miembros de la Comisión de Justicia del Comité Ejecutivo Nacional del PAN sobre un recurso que presentó un militante tlaxcalteca que solicitaba la emisión de la convocatoria para llevar a cabo el cambio de la dirigencia estatal, el conflicto ya había sido analizado por los magistrados de la Sala Regional del TEPJF que a través de una sentencia fijaron los lineamientos que debería cumplir el partido para resolver esa controversia.

Las chicanadas y omisiones del CEN del PAN sobre este asunto legal le han implicado, hasta el momento, dos multas que suman más de mil días de salarios mínimos.

Además, el proceder del CEN es de bajísimo nivel y demuestra que ese partido dejó de ser una opción seria para los ciudadanos. La resolución de la Comisión de Justicia la notificó a través de estrados bajo el argumento que la parte inconforme nunca proporcionó un correo electrónico y una dirección en la Ciudad de México para recibir los comunicados, lo cual resulta falso porque existen los escritos donde se dan a conocer que esa información si fue entegada en tiempo y forma.

Es un hecho que la dirigencia nacional del blanquizaul que encabeza Ricardo Anaya se pasó por el arco del triunfo los lineamientos de la Sala Regional del TEPJF y resolvió ilegalmente esa controversia para beneficiar al grupo de Adriana Dávila que actualmente controla al partido en Tlaxcala, lo que demuestra que esos panistas temen enfrentar un proceso de renovación porque saben que podrían perder ante los militantes agrupados en torno a la figura del ex gobernador poblano Rafael Moreno Valle.

Para justificar la permanencia del torpe y gris Carlos Carreón, el CEN argumentó que al existir un proceso electoral extraordinario en Tlaxcala, la proximidad de los comicios federales que inician en septiembre de este año y otros pretextos ilegales tan estúpidos como sus líderes, optaba por prolongar el periodo de la actual dirigencia estatal y cancelar la renovación de la misma.

Sin embargo, lo anterior resulta a todas luces ilegal, porque la Sala Regional del TEPJF le había aclarado al CEN del PAN que sus documentos internos impedían el cambio de sus líderes cuando el partido participaba en un proceso electoral ordinario y no extraodinario.

Además, los magistrados del TEPJF precisaron que el próximo proceso electoral ordinario en Tlaxcala inicia en diciembre de este año y no en septiembre cuando arranca formalmente los comicios federales, por lo que desde su perspectiva existía el tiempo suficiente para organizar y realizar el proceso para elegir a nuevos dirigentes locales.

Por esa razón, ayer la Sala Regional del TEPJF recibió el nuevo recurso de inconformidad contra la resolución que aprobó la Comisión de Justicia del CEN del PAN, la cual será anulada por ser ilegal y violentar los derechos partidistas.

El CEN del PAN controlado por Ricardo Anaya y el grupo de Adriana Dávila tarde o temprano tendrán que enfrentar el proceso de renovación en Tlaxcala, pues dudo que sigan teniendo más trucos o chicanadas para seguirse burlando de los magistrados de la Sala Regional del TEPJF.

Si presumen que son los buenos en el PAN y que la militancia esta con ellos, entonces porque negarse a publicar la convocatoria para elegir dirigentes estatales. Yo no lo entiendo.

Los mensajes del gobernador y el Plan Estatal de Desarrollo

.

Mañana se conocerá el rumbo que Marco Mena quiere para Tlaxcala. En unas horas se tendrán detalles del Plan Estatal de Desarrollo, documento que marcará las metas y objetivos que se pretenden alcanzar, de ahí que los funcionarios ya no podrán argumentar pretextos para no ponerse a trabajar.

mena gobernador

Sin recurir a una violencia verbal, el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez ha establecido una distancia con el ex mandatario Mariano González Zarur, con el propósito de dejar claro que en su administración el único que manda es él.

En su discurso cuando asumió el cargo de gobernador de Tlaxcala, Mena Rodríguez se mostró incluyente, pero sobre todo estableció que su administración dejaría atrás los pleitos entre los grupos políticos y que pasaría de la gobernabilidad típica a la gobernanza moderna.

En los primeros nombramientos de funcionarios, Marco Mena no incluyó a ningún marianista de peso en el gabinete, situación que generó la molestia del hacendado y de su clan político, que al final se tuvo que conformar con espacion sin relevancia como es el Instituto Tlaxcalteca de la Cultura que cayó el las manos del insaciable Juan Antonio González, sobrino del ex mandatario.

Sólo Mena Rodríguez y su más cercano grupo de colaboradores sabe cómo recibió el gobierno del estado, de ahí que si hubo o no inconsistencias financieras es muy probable que nunca se sepan a detalle, aunque tarde o temprano se hablará de presuntas anomalías en dependencias como la Secretaría de Salud, en la Secoduvi, en la SEP y en el área responsable de llevar a cabo las licitaciones y compras que se realizaron en la pasada administración.

La lista de empresas constructoras ligadas a ex funcionarios ya se tiene, así como la lista conformada por comercializadoras pertenecientes a hijos de influyentes políticos que también hicieron negocio y que aún siguen surtiendo ciertos materiales a la Secretaría de Salud.

Marco Mena se ha mostrado como un gobernador prudente que prefiere envíar mensajes entrelíneas antes que recurrir a regaños en público o al golpeteo mediático.

Los días previos a que Florentino Domínguez Ordoñez asumiera -13 de mayo- oficialmente la dirigencia del PRI en Tlaxcala, diputados federales, locales y líderes de organizaciones del partidazo y uno que otro priísta andaban desbocados en una abierta promoción con miras a participar en las elecciones del 2018, ánimos que se enfriaron cuando el mandatario pidió a los militantes del tricolor no comer ansias, trabajar de cerca con los ciudadanos, fomentar la unidad y esperar el tiempo de las decisiones.

Un mes después, el gobernador aprovechó el aniversario luctuoso de Emilio Sánchez Piedras para asegurar que alentará una nueva clase política que deberá estar preparada para los nuevos desafios que imponen la realidad de estado, del país y del mundo.

Aunque tenemos una clara idea de quiénes confoman la nueva clases política, en unas semanas más veremos si esos elementos son incrustados como candidatos del PRI rumbo a los comicios del próximo año. Si aparecen en las boletas y si ganan, no dude que Marco Mena los tendrá presentes para su sucesión en el 2021.

El discurso que mañana pronunciará Mena Rodríguez con motivo de la presentación oficial de su Plan Estatal de Desarrollo de seguro incluirá mensajes para su equipo de trabajo, es probable que ratifique su distanciamiento con el ex gobernador Mariano González y se conozca el sello que tendrá su administración en los próximos cuatro años y dos meses que le quedan en el poder.

El mensaje del gobernador es esperado porque podría dar algunas lecturas sobre las decisiones que están por venir y por los ajustes que se podrían registrar en la estructura administrativa.

En una horas veremos y conoceremos el rumbo que tendrá Tlaxcala en los próximos años.

La rebelión en la PGJE alentada por la ex procuradora

.

Lentos pero los cambios en las dependencias ya iniciaron tal y como se lo comente la semana pasada. En la PGJE ya se tomó la correcta decisión de cortar las manos a los marianistas que tenían secuestrada esa depedencia, proceso que molestó a la ex procuradora Alicia Fragoso Sánchez.

alicia fragoso

Los marianistas incrustados en la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) y que operaban a través de “La Hermandad” recibieron un golpe letal porque dejarán de tener el control de la Policia de Investigación y de la información privilegiada que hacian llegar al ex gobernador Mariano González Zarur y a la ex titular de la dependencia Alicia Fragoso Sánchez.

Entre el viernes y el sábado, el procurador de Justicia, Tito Cervantes Zepeda y el encargado de la Subprocuraduría de Operaciones, José Antonio Aquiahuatl Sánchez, dieron a conocer los nuevos nombramientos de comandantes de los diferentes grupos de la Policía de Investigación, decisión que implicó cortar de tajo el control que ejercía “La Hermandad”.

Ese grupo en complicidad con el ex subprocurador Víctor Pérez Dorantes tenían secuestrada a la PGJE, pues impedían que Tito Cervantes asumiera el control de la dependencia que por unas semanas más operó con los mismos vicios y deficiencias que caracterizaron a la procuraduría en la pasada administración.

Aunque el líder de “La Hermandad”, el ex militar César Maza Rodríguez, continuará al frente de los oficiales hasta que en próximas fechas se designe al nuevo titular de la Policía de Investigación, en los hechos sólo hará el trabajo administrativo porque operativamente los agentes de esa corporación estarán bajo las órdenes de los comandantes de apellidos Mejía y Paredes.

Se dice que los días de César Maza están contados en la Policía de investigación porque él y su grupo de comandantes estarían siendo investigados por abusos de autoridad y su probable relación con grupos criminales que operan en Tlaxcala, sin embargo otra versión refiere que dejará de tener un cargo directivo para ser un agente más que pueda ser controlado.

La primera en enterarse de los cambios de comandantes fue la ex procuradora Alicia Fragoso, quien dejó por un momento su ostracismo para encabezar junto con Maza Rodríguez una reunión con los agentes de Policía de Investigación que se sintieron afectados por la decisión de Tito Cervantes y José Antonio Aquiahuatl.

Las quejas y lamentaciones de los agentes contra Cervantes y Aquiahuatl no se hicieron esperar, de ahí que habrían pedido la intervención de su ex jefa para que hablara con el ex gobernador Mariano González y el actual mandatario Marco Antonio Mena Rodríguez para que de marcha atrás a la reestructuración una vez que ellos operaron a favor del PRI en los pasados comicios locales.

Hasta donde se tiene conocimiento, Alicia Fragoso se comprometió a informar de esos cambios a Mariano González y buscar una cita con el gobernador Mena Rodríguez a fin de abogar por ellos.

La primera señal que recibió “La Hermandad” de que sus excesos ya no serían tolerados fue semana pasada cuando el hoy ex comandante encargado de los delitos de desaparición de personas y de trata, Víctor Alberto Caña, fue suspendido por las múltiples quejas que acumuló.

Estoy seguro que los cambios eran necesarios y urgentes, porque esos funcionarios de la PGJE sólo obstaculizaban el trabajo para que en Tlaxcala se pudiera ejercer justicia.

 

 

Nace cuestionado el Sistema Estatal Anticorrupción

.

Los diputados locales optaron por aprobar sin ningún cambio la reforma constitucional que el gobernador Marco Mena envió para crear el Sistema Estatal Anticorrupción, situación que confirma que ese nuevo esquema quedará bajo el control absoluto del Poder Ejecutivo.

2

Muy caro pagará el PAN el tener diputados locales sin fuerza, sin oficio y sin presencia mediática, porque su oposición al Sistema Estatal de Anticorrupción resulta hipócrita y carente de un argumento que les permitiera desacreditar las reformas que ayer fueron aprobadas.

La presencia de los diputados panistas en los foros convocados por el Congreso local para analizar los alcances del mencionado sistema fue casi nula, pues si acaso sólo se vió a Juan Carlos Sánchez “El Saga”, porque los demás brillaron por su ausencia.

Además, los legisladores del PAN tuvieron por lo menos 15 días para inconformarse mediáticamente contra la iniaciativa de reforma constitucional que envió el gobernador Marco Mena para integrar el Sistema Estatal de Anticorrupción, de ahí que resulta extraño su actitud de oponerse a los cambios porque según ellos no se otorga autonomía al Tribunal de Justicia Administrativa y porque los contralores internos de los organismos autónomos serán designados por el Congreso del estado.

El PAN bajo el mando del gris Carlos Morales Badillo dejó de tener fuerza en el Congreso y el PRI junto a sus aliados, donde también ya se incrustó el PRD con Alberto Amaro Corona a la cabeza, ha aprovechado esa circunstancia para sacar adelante nombramientos y reformas legales sin que le implique un mayor costo económico y político.

Ejemplos de lo anterior fue la designación del presidente de la Comisón Estatal de Derechos Humanos y el Sistema Estatal Anticorrupción, pues aunque el PAN pretendía quedarse con la primera posición simplemente no pudo ni dio ninguna pelea para lograrla, mientras que en el segundo tema la postura de los legisladores es hipócrita.

Los panistas están acostumbrados a mostrar un falso interés por combatir la corrupción, toda vez que en esta legislatura hay evidencias de que la diputada Guadalupe Sánchez Santiago ha tratado de intervenir para que varios ex alcaldes del PAN acusados de malversar recursos públicos obtengan facilidades para justificar las observaciones y pudieran entregar de forma extemporánea sus cuentas públicas.

A diferencia de las dos últimas legislaturas donde el PAN tenía fuerza y presencia que obligaba al PRI a negociar, en la actual los diputados de esa expresión política no sólo se ven inexpertos, sino timoratos, características que el PRI ha aprovecho al máximo.

Por lo que respecta al Sistema Estatal Aticorrupción, me parece que nace cuestionado y sin el respaldo social que se requiere para que los ciudadanos crean en el.

Incrustar el Tribunal de Justicia Administrativa al Poder Judicial me parece un grave error, porque si hay un lugar donde pulula la corrupción es en esa instancia que hoy está bajo el control de la magistrada Elsa Cordero Martínez.

Otro error es que a ese tribunal llegará el actual magistrado presidente de la Sala Administrativa del Tribunal Superior de Justicia en el Estado, Elías Cortés Roa, quien tampoco goza de un pasado ejemplar.

Tendrán que pasar unos días para saber quiénes serán las otras dos propuestas para integrarse a ese tribunal como magistrados, así como para saber el nombre de la persona que se convertirá en fiscal anticorupción y los miembros del Consejo Ciudadano que vigilará la aplicación de la norma y los integrantes del Consejo Coordinador que pondrán en marcha el sistema.

Veremos si los nombramientos son los correctos y los idóneos, porque sino el sistema no sirvirá de nada.

Inminentes los ajustes al interior de la Procuraduría

.

Los cambios de mandos medios en las dependencias estatales estarían por darse una vez que ya se comprobó que algunos servidores públicos no supieron aprovechar la oportunidad para sumarse al nuevo equipo de trabajo. Después de la presentación del Plan Estatal de Desarrollo se podrían conocer algunos movimientos.

columna

Una de las áreas del gobierno donde existía un marcado control del ex gobernador Mariano González Zarur era la Procuraduría General de Justicia en el Estado, dependencia que en breve podría ser sometida a una reestructuración que sin duda implicará el cambio del personal.

El actual procurador, Tito Cervantes Zepeda, no se desesperó y empezó a trabajar con un personal que no respondía a los intereses de la dependencia, sino a los de la ex titular de la PGJE, Alicia Fagroso Sánchez, quien era informada puntualmente de los casos de alto impacto y de cada una de las averiguaciones que se abrían.

Por lo anterior y otras razones de peso el ex subprocurador Víctor Pérez Dorantes fue despedido, camino que en breve estarían por seguir algunos comandantes miembros de “La Hermandad” que comanda el tenebroso César Maza, con obscuros antecedentes cuando trabajó para el general del Ejécito Mexicano Jesús Héctor Gutiérrez Rebollo.

Hace unos días, Tito Cervantes no soportó más la arrogancia y prepotencia del comandante encargado de los delitos de desaparición de personas y de trata, Víctor Alberto Caña, por lo que fue suspendido junto con una agente del Ministerio Público.

Se comprobó que ambos funcionarios les daba por gritar a las víctimas o familiares que acudían a verlos a sus oficinas para para preguntar sobre el estado que guardaban sus casos en la dependencia.

Tito Cervantes y el encargado de la subprocuraduría Antonio Aquiahuatl Sánchez están interesados en mostrar un rostro diferente en la PGJE, por lo que hoy atienden presonalmente a víctimas que exigen justicia y les informan del avance de las investigaciones.

El diagnóstico del personal de la Procuraduría General de Justicia en el Estado está muy claro y el cambio de funcionarios llegará muy pronto. Podría ser la primera dependencia del gobierno estatal que sufra un reajuste importante en la plantilla laboral.

En el nuevo esquema y forma de trabajo de la PGJE, es probable que no tengan espacio Nohemi Nophal, subjefa del departamento de Investigación Región Sur con sede en Tlaxcala, ya que a parte de seguir siendo los ojos y oídos de la ex procuradora Alicia Fragoso, es una funcionaria que rara vez está en su oficina. Al personal que se muestra servil lo protege y a los que se dedican a trabajar lo molesta y lo maltrata.

Ella y el ex subprocurador Víctor Perez fueron los que coordinaron la detención de los policías estatales acusados de secuestro expres, mismos que fueron torturados y que al final salieron libres porque nunca pudieron acreditarles el delito por el que fueron detenidos.

Me queda claro que ese tipo de funcionarios son los responsables de la mala imagen que carga hoy en día la PGJE.

Ahora todos quieren combatir la corrupción

.

Se equivocan quienes piensan que con nuevas leyes y cambios constitucionales se erradicará la corrupción en el estado, porque siempre han existido normas y lo que siempre ha faltado es voluntad de aplicarlas a aquellos funcionarios que abusan de su cargo para desviar recursos públicos.

amaro

El exagerado interés que muestran algunos actores políticos para combatir la corrupción que se registra en Tlaxcala aunque podría ser genuino, en los hechos pareciera un pretexto para lograr presencia mediática porque al final el Sistema Estatal Anticorrupción que se pretende aprobar en los próximo días no aportará nada nuevo.

El gobernador Marco Mena y los diputados locales no aprovecharon el primer periodo ordinario de sesiones del Congreso del estado para impulsar reformas para prevenir y castigar probables actos de corrupción.

El primero envió al concluir el quinto mes de su gobierno su iniciativa que reforma, adiciona y deroga diversos artículos de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Tlaxcala en materia de anticorrupción.

Aunque los diputados ya tenían avanzado su trabajo legislativo sobre el mencionado sistema, optaron por cerrar el periodo ordinario de sesiones y acordaron aprobar esos cambios en una sesión extraordinaria que está por celebrarse, pues el plazo para que ese nuevo andamiaje legal este avalado es el 18 de julio.

El diputado perredista Alberto Amaro Corona envuelto en su bandera de honestidad le ha dado por hablar de lo que debería ser el Sistema Estatal Anticorrupción al grado que hasta ya propuso una ley para proteger a testigos de esos actos, quienes según él podrán denunciar y la autoridad tendrá que proteger su identidad, propuesta muy romántica y que quizá está motivada por el exceso de ver series de televisón realizadas en el extranjero.

Si su interés por combatir la corrupción es real entonces para que esperar al nuevo sistema, ya que bien podría acudir al Órgano de Fiscalización Superior, a la Auditoría Superior de la Federación, a la Procuraduría General de la República y a la Procuraduría General de Justicia en el Estado para solicitar infomación sobre las anomalías millonarias de ex alcaldes, de los presuntos desvíos detectados en la administración de Mariano González Zarur y preguntar porque las denuncias no avanzan para castigar a los responsables de esas irregularidades financieras.

Como presidente de la Comisión de Finanzas y Fiscalización del Congreso del estado no ha entregado ningún resultado. Amaro Corona sabe de los excesos que cometieron varios ex alcaldes y hasta el momento no ha emitido un señalamiento serio para exigir al OFS y a la Procuraduría General de Justicia en el Estado que cumplan con su trabajo.

Su obsesión por convertirse en candidato a senador en los comicios del 2018 es tan grande como su ego, de ahí que no tiene empacho en presumir a sus compañeros legisladores que el paga mensualmente 20 mil pesos a la prensa para que hable bien de él y sus apariciones en los medios de comunicación sean permanentes.

El diputado perredista en verdad piensa que los tlaxcaltecas somos ilusos o tontos. Decir que urge aprobar el Sistema Estatal Anticorrupción para que Tlaxcala deje de ocupar el octavo lugar de la lista de los estado más corruptos del país suena a demagogia pura, porque lo que no existe es voluntad para castigar esa práctica arraigada en todas las estructuras del gobierno.

En unos días más cuando se apruebe el nuevo Sistema Estatal Anticorrupción los halagos a esos cambios legales serán la constante, así como los buenos propósitos para terminar con ese terrible mal, sin embargo en unos meses nadie percibirá un cambio y las cosas seguirán igual como hasta ahora, es decir, pura simulación.