[xyz_lbx_default_code]

Meter o no las manos al fuego… la corrupción en su apogeo

.

Muy delgado, pero repuesto del quebrantamiento en su estado de salud, ayer lunes, el ex titular de SESA, Jesús Fragoso Bernal, se aprestaba a ingresar al Palacio de Gobierno.

e2494

En el universo paralelo de la… coordinación de esfuerzos, falta un cabo por atar: el drástico cambio de actitud de un amo que, sin tener más frentes que abrir, ha decidido emprenderla contra los de su propio equipo.

El inicio de esta nueva política –digo, hay que estar preparados para todo- ya puso tras las rejas a dos ex funcionarios, uno que nada más andaba pidiendo 150 mil a una seño para dejarla abrir su negocio, con la garantía que los de la Coeprist no la molestarían, y el otro, el tristemente célebre Misael Palafox, un muchacho que, ha de ser un super mago porque cómo ven que desapareció más de once mil toneladas de fertilizante.

Nada más les digo una cosa, para llenar una bodega con mil toneladas de urea, se necesitan 33 tráileres, de esos de tres ejes en el remolque, cargados hasta el tope.

¿Cómo le haría el joven Misa para atiborrar el equivalente a once bodegas? No, pues ni Harry Poter lo hubiera podido lograr como en cambio sí lo hizo este… sacrificado del sistema a quien se le ocurrió pasar cerquita de ese universo paralelo del que les platicaba aquí arriba, pero lo hizo en el momento más inoportuno para sus intereses.

¿Creen ustedes que otros funcionarios de Sefoa participaron en el grandioso truco de ocultar 11 mil toneladas de fertilizante?, ¿que el chipileño secretario ha de saber la mera neta de este espinoso asunto?, ¿que su poderoso y gordito cuaderno de doble raya, hasta hoy lo ha mantenido a buen resguardo de las embestidas inmisericordes, insisto, en aquél universo paralelo?

Yo también.

Pero, ¿no creen que hay otras áreas, como Secoduvi y Sesa, donde la furia del Señor (manchis) habrá de descargarse sobre todo aquél o aquella que así como a Misa, se le ocurrió asomar las mejillas (y todo lo demás) en el momento menos agraciado?

¿Por qué en la Sierra Norte habrán detectado tantos sacos de fertilizante con una manchigreca que ustedes y yo tenemos tiempo de conocer?

¿Apoco lo anduvieron vendiendo, pese a tratarse de un recurso federal para apoyar a los campesinos tlaxcaltecas?, ¿Serían capaces?

¿Habrá alguien capaz de introducir sus manos en el fuego, como prueba de confianza a sus colaboradores?

Pues el gastroenterólogo apizaquense Jesús Fragoso Bernal, ex secretario de Salud, ya levantó la mano y, primero se dijo confiado en que su extremidad no se chamuscaría. Luego como que la pensó mejor y, acabó por reconocer que es mejor ser cauto cuando se trata de cuestiones tan delicadas.

La cosa es que tras una espera de varias semanas, unas en cama y otras reponiéndose de una salud quebrantada, ayer lunes se le vio entrando al Palacio de Gobierno.

¿La causa?

Nada más él la ha de saber.

¿A qué horas entraría el secretario chipileño, y el otro, sí el de los diezmos o dobles diezmos… el que tiene indignados a los constructores de Tlaxcala?

Helos ahí. Se trata de los sujetos con más méritos para estrenar la última manchiactitud. La de irse sobre los de casa.

¿Ese paquete también incluirá descendientes directos, novilleros y gustosos de gastar combustible de helicóptero?

Quién sabe, verdad… lo único cierto es, si antes la política laboral era insufrible, hoy con esta nueva variedad de odio, seguramente muchos van a reventar.

Nuevo escándalo en puerta

Al secretario de Seguridad Pública no le aguardan días de contento. Un juez federal ordenó a la Procuraduría su detención al encontrarlo responsable de una serie de cosas.

Aunque los detalles los reservamos para la próxima entrega, hemos de situarnos en el espantoso submundo de la trata de personas. Creo que fueron extranjeras y al descubrirse el móvil (creo que hasta una fuga fue ejecutada) tuvieron que desaparecer MP, borrar toda evidencia del bodrio este donde a lo mejor se vieron involucradas personas demasiado influyentes.

Viviendo sobre un charco de podredumbre

He visto desmanteladas, saqueadas, las plantas de tratamiento de aguas residuales operadas por Pensiones Civiles de Tlaxcala.

Padezco, como muchos de nosotros, de la indiferencia de esa autoridad cuando se le recuerda que hay un fallo que la obliga a pagar más de 60 millones de pesos por el daño causado a un particular en varias hectáreas de su propiedad porque, así de manera impune tienen años, años, dejando ir el agua negra a un lugar donde la contaminación es atroz.

Han comenzado las lluvias.

Y con ellas la crisis.

Pensiones Civiles insiste en mantener la cabeza oculta, como si fuese una avestruz.

Lo mismo pasa con la Secretaría de Salud, cuyo titular Alejandro Guarneros, sabe que a espaldas de las unidades habitacionales Las Ánimas, Cuarto Señorío, y otras tantas bordeando los límites con San Sebastián Atlahapa, hay un inminente riesgo de contagio de cólera e influenza pues el agua negra brota del subuselo… las heces nadan… y las bacterias y los virus celebran este guarro atrincheramiento de la autoridad.

Lo que no me explico es cómo la Profepa no ha metido las manos.

Si sus empleados fueron capaces de suspender la construcción de Ciudad Judicial, qué esperan para constituirse en este, un foco de infección que seguramente nos dará relevancia nacional e internacional… por sucios e irresponsables.

Les digo una cosa… Dios libre a persona alguna, de caer en este pantano nauseabundo porque, jamás lo volveríamos a ver.

Ni qué decir de la concentración urbana más impresionante de Tlaxcala, llamada Ocotlán, generadora de la contaminación más espantosa que curiosamente, descarga muy cerca de la Casa de Gobierno, como para recordar al huésped de ahí que, algo está ocurriendo, y no precisamente agradable.

Dejamos para una próxima entrega los detalles.

Sí deja una capacidad diferente o… la obsesión de emparentar

.

Antes fue admirada por su incansable defensa de sectores vulnerables, pero se hastió de esa misión, hizo fichas a sus familiares, y los movió a placer… ¡en mayo es la boda!

e2459

Cómo no van a doler los giros de ciento ochenta grados en el comportamiento de las personas, si nos habían acostumbrado, por ejemplo a la defensa de los derechos de mujeres y hombres con alguna discapacidad.

Nuestra más sincera solidaridad a este grupo vulnerable.

Por eso, cuando la ex directora de un diario, después activista y hoy, en una rara y obsesiva cumbre que la ha llevado a trastocar principios y, por ejemplo, a emplear en su formidable casa de Huamantla a no menos de cuatro burócratas del organismo a su cargo, uno no puede más que lamentar el mal uso de los recursos públicos, sobre todo al estar destinados estos, al financiamiento de una causa justa como es la atención a dicho sector de Tlaxcala.

Si en cualquier dependencia del gobierno los actos corruptos son castigados hasta con saña –Misael Palafox, de Sefoa por ejemplo- no veo de dónde personajes como la ex activista por los derechos de las personas con discapacidad, se anime a hacer de ello un negocio, yo diría un asqueroso negocio.

Será que cuenta con el concurso de aquellos dedicados a sancionar a los subordinados del ejecutivo. Que animada por esa impunidad hoy se dé el lujo de adquirir mobiliario –como una cocina integral- con un precio semejante al de una vivienda de interés social.

La ciegan los preparativos del matrimonio arreglado que ha dejado tras de sí una estela de atropellos.

Primero, un divorcio, una nueva separación fast-track que ha confirmado una velocidad vertiginosa en el ámbito judicial, cuando de por medio hay un interés extraordinario, mejor dicho perverso, porque nos han informado que tras este desplante habría la intención de reír por el desamparo en que quedará una familia, cuyos miembros… hoy muy vulnerables, han tenido que ceder la paternidad que algún día los guió, al casamiento ese por conveniencia, que revive escenas de una despreciable corte, barrigona de tanto medrar no nada más con los dineros públicos, sino con el dolor de quienes testigos mudos, ven el surgimiento de una familia… bien.

¿Una familia bien?, ¿una familia de bien?, ¿o una familia de bienes?

Lamento la pérdida de rumbo de quien en su momento fue una ejemplar tlaxcalteca. Que había conservado con dignidad el apellido de su familia, hasta ser deslumbrada por la posibilidad de dejar una vida sencilla, y dar la bienvenida a la opulencia… ¿por qué si alguna vez en su familia hubo dinero y poder, no han de retornar, si hoy cuenta con la ayuda de un consuegro dispuesto a cubrir sus iracundos ojos, para dejar a la comadrita, verdad, hacer y deshacer a su gusto?

Curiosa, verdad… y también dolorosa, esta opacidad en el comportamiento de la que fuera una inquieta y admirada periodista-activista, y hoy –creo que la boda es en mayo- a punto de hacerse la suegra del sexenio.

Qué vergonzoso.

La efímera felicidad de los nuevos funcionarios

Hay modo de descansar de la familia. De despreciar a la cónyuge como no se hizo antes, cuando no corría el dinero para viáticos como hoy en la Caiptlax.

¿De qué sirve ser un destacado comisionado si se ha de sacrificar lo más valioso que se había conseguido?

Así se las gastan los nuevos protagonistas de estas novelas baratas.

Como el amigo ese del más poderoso del ranchito, que se llama igual al futbolista este con apellido de cera apócrifa, capaz de mandar a la esposa a rehabilitarse físicamente, y no por el cansancio que les haya ocasionado una caminata familiar, sino por la golpiza, qué caray, ni modo que no pueda, teniendo el apoyo de misóginos de talla grande, por cierto, también emocionados porque la hijita anda arreglando eso de su bodorrio…

Pero algún día van a despertar de esta… ¿ilusión?

Romano, sin más alternativa que apechugar el caos en obra pública

.

Tiene que hacerlo, ni modo que fuera a la cárcel alguien de la familia si para eso lo contrataron con todo y el paquete orticista del que no se puede despojar.

e2422

Tal vez el funcionario marianista más cercano a pasar unas vacaciones a la sombra, sea el encargado de la obra pública. Aunque para ello sería necesaria una visión imparcial y decidida a despresurizar la indignación del gremio constructor, limitado a ver cómo les pasan enfrente las obras, pero en su totalidad van a dar a manos de nuevos y raros empresarios dicen… de una generación espontánea.

Aquí lo interesante es la carga de culpas del tristemente célebre constructor del sexenio, entre la administración anterior y la presente. Su miserable papel se limitará a sacar algo de provecho entre las responsabilidades, graves pero de segundón, en el gobierno anterior y… poner el pecho para parar los proyectiles de grupos que tienen ya en la mira al personaje más querido de la familia en el poder.

Es interesante ver el papel que le tocó al tal Romano, pero hay que hacerlo desde un ámbito antropológico, con el propósito de asomarse a lo que llamaremos el comportamiento instintivo de un tipo que actúa como pozo sin fondo. Le es imposible refrenar sus apetitos. Superar el nivel de vida propio de un millonario, pero en un contexto de altísimo riesgo.

Y se dará cuenta que haberse convertido en el mayordomo incondicional no lo libra de ser tomado como ejemplo por la perversidad superior, cuando se trate de defender la integridad de la familia.

Qué difícil. El tiempo lo colocó entre la espada de un sistema y la pared del otro, supuestos enemigos los dos, pero dispuestos a romper al hilo por lo más delgado. ¿Qué más daría para uno y otro grupos, el ver a un viejo aliado tras las rejas?, ¿se conmoverían al escuchar sus lamentos?… tal vez a uno lo alegraría esa situación… pero al otro, al otro le dará una satisfacción fuera de lo normal el tomarlo como ejemplo para que otros subordinados ni siquiera piensen en traicionar esta especie de causa sin principio ni fin.

Hay que destacar la diferencia entre este, que es un mayordomo viejo y desacreditado y el otro caso, correspondiente a un amigo de la familia –por cierto, dueño de grandes afectos.
Y debe serlo… ante la eventualidad de fuerzas legales superiores, contra las cuales no valgan esos nexos.

Entre caballos pura sangre y negocios que recogen el lado entre ingenuo y generoso, pero muy de alcurnia del capitán de este infame barco pirata, algún día el émulo de Sparrow tendrá que escoger entre la impunidad del amiguito y la libertad del descendiente. Y créame no le va a costar trabajo decidir.

De ahí provienen los pleitos de familia, célebres entre estos individuos del poder y la riqueza.

Mas queda clara la diferencia entre un tipo con pedigrí y otro, nada más con las feísimas arrugas de las cuales lo ha provisto un tiempo inmisericorde, y esa vida entre el engaño a los demás y el engaño a sí mismo. Es el precio que se paga por aceptar el papel de comodín, cuyo insignificante valor puede en un momento dado subir, tanto como lo requiera la parte que lo esté utilizando.

Mire si no va a duro aspirar a rico cuando lo que falta es la casta, la clase… en fin, se trata de elementos acaso prohibidos para este tipo de sirvientes de tan baja denominación.

La ciudad judicial, el negociazo

Lo que provocó el vigilante ojo de la Profepa ante el desmonte de varias decenas de hectáreas donde se levanta la famosa Ciudad Judicial, es revivir la curiosidad legal por conocer el nombre del propietario de esas hectáreas, el precio al que las vendió al gobierno estatal, y la muy probable maniobra para inflar el monto de la transacción esta.

La falta de más cajas para cobrar peaje en la carretera entre Teziutlán-Perote y Acatzingo, ocasionó que miles de automovilistas tomaran la sinuosa oferta tlaxcalteca para trasladarse de la ruta del Golfo, a la Ciudad de México.

En el estado más pequeño del país fue notoria la paz. Bueno no mucha porque al pasar por el Pueblo Mágico de Huamantla, el movimiento tendía a lo frenético… carreteras amplias, bien construidas, de cuatro carriles… todo de maravilla.

Ah, pero inexorablemente tuvo que atravesarse el trecho donde se erige la Ciudad Judicial. La fila medía kilómetros, porque al manchisistema le dio por romper los cuatro carriles del libramiento Huamantla, para construir un paso a desnivel que permita la entrada sin preocupación a los terrenos estos donde habrá montón de juzgados y hasta spas para los integrantes del poder judicial.

Eran demasiadas las maldiciones de los turistas. Tlaxcala, supuestamente ordenada y pequeña, era un caos en aquél libramiento.

¿Quién estará haciendo negocio?, ¿cómo es que un gobierno se animó a destruir semejante zona boscosa?, ¿quién hizo el enésimo negocio, vendiendo esa tierra al gobierno?, ¿por qué la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) no ha procedido como la Profepa, tras el grave daño al libramiento y el perjuicio a los miles de usuarios del mismo?

O hay complicidad del Centro SCT, o a quien lo preside esta situación le pasó de noche. A lo mejor andaba de vacaciones, pero no en el Golfo y menos usó estos caminos. Por menos de eso habría sanciones y graves. Pero estamos hablando de Tlaxcala. De la influencia que tienen las decisiones atropelladas de quien es el rey de la rabieta.

Pero, ¿dónde queda la famosa tolerancia cero del gobierno federal hacia su resentido amigo que gobierna el estado más pequeño de la República?

Ya ve, la tolerancia cero del Gobierno de la República hacia este sistema local y provinciano tiene sus límites… han de ser muy productivos, verdad…

¡Buu!, el lidercito tricolor que espanta a sus opositores

.

García Portilla no despunta… seguramente lo pusieron en el sitio equivocado… cuidando el menaje no era tan malo, pero ni su discurso ni sus dichos intimidatorios le responden.

e2386

Advierto desviado el análisis del impuesto dirigente priísta de Tlaxcala, Ricardo García Portilla, respecto a lo que graciosamente considera el temor que le tienen los panistas, tras el ventaneo que el legislador Julio Cesar Álvarez García –quien arrebató el triunfo a Noé Rodríguez Roldán, en aquél cochinero electoral- acusándolo de inaugurar obras en la comunidad de Calvario, enclavada en ese distrito, el 15o supongo.

Porque hay de panistas a panistas. Este que le ha reclamado andar caravaneando con el sombrero de la administración González, creo que ataca franco desde que ha salido por la puerta de toriles, lo que no pasa con su coordinador parlamentario, a quien García Portilla debió ubicar en el team de subordinados y mañosos, esos que bailan al son que les toquen pero, aseguran obedecer a una conciencia a prueba de cañonazos… no creo.

Ese podría ser el fondo. Con todo y liderazgos pagados por adelantado, es evidente el aislamiento de un novel dirigente tricolor, cuya menuda presencia en el entorno de su partido –moralmente quebrado- ni siquiera con esas ventajas puede asirse a un puerto de seguro liderazgo, porque para eso se nace, mi amigo.

Permítame citar sin salir de Calpulalpan, el filo de Tulio Hernández Gómez, un indiscutible baluarte tricolor, dueño de un estilo propio basado en la humildad, y colocada esta sobre el interés material que suele mover a la mayoría de quienes buscan dirigir a un partido para saciar sus ansias de poder.

Tulio, el alter ego de Mariano, tendría después los tropiezos con su lenguaje y con las respetables jarras de pulque o de wisky, mas su discurso priísta, con rumbo y seriedad procuró no ceder a tentaciones como las del joven este, debatiendo aquello de carga maletas, y aun peor, ironizando sin pizca de gracia, su existencia en el subconsciente de los panistas.

En todo caso, que lo digan ellos, pero el nieto de Genaro Portilla Garrido (¿?), se atribuye derechos un poquito deschavetados, haciéndose pasar por quien les quita el sueño, cuando a lo mejor verdad, es quien les quita el aburrimiento pues hasta hoy, con datos duros puede ver que el PRI, en las urnas, ha sido el principal aliado de la oposición.

No es que el propietario de su factura de origen lo desaproveche, pero hay de mayordomos a mayordomos. Unos sirven para cuidar el menaje, y son tan hábiles que hasta le meten mano sin que el amo siquiera lo advierta, pero oiga usted, lo ha mandado al kiosco de la hacienda, a persuadir a los acasillados sin esa pizca de gracia… digamos tuliesca.

Y mire que una persona, con esta oportunidad pero con tales carencias, ha de sufrir. Y bastante.

Guardando proporciones, porque José Antonio Álvarez Lima y su purpúrea ideología, tuvieron la gracia de ver democracia  cuando tenía que devolver los favores al autoritarismo que lo impuso, y hasta echó anticipadamente a Beatriz, algo de su impopularidad tiene este joven dirigente que se esfuerza por retumbar en la conciencia de los militantes… pero es que su cara se olvida con facilidad.

Evoquemos aquél discurso frío y fuera de sitio de Álvarez Lima ante una raza deseosa de convivir con su líder. Desesperado por su falta de salero, el pelón y barbón preguntaba desesperadamente al público: ¡¿o no es así compañeros?!

Y la respuesta era un prolongado y desgarbado “ajjjjjá”.

Ahora, estamos hablando de todo un personaje. Que fue gobernador. Que ha hecho los grandes negocios con Radio Pirata (es que la vendió y luego la volvió a comprar bien bara), ¿qué será entonces si nos referimos a Ricardo García Portilla?

Pero aquí entre nos, deseamos que le vaya bien, porque miren ustedes, al PRI, ¡ya basta de madrearlo!

Lo han saqueado, no nada más en el capítulo de las prerrogativas, sino moralmente. Lo han defraudado, lo han robado, le han enjaretado a ese par de… individuos (sí, Teodardo y Silvestre) y hasta a la señora esta ex de la Caiptlax, no hay que ser.

Con todo y esas… finezas, no le pongan a alguien que de veras lo conmueva (mire que ahí quedaba bien Marquito Mena), bueno, eso sí es para pensar que ya avanzaron en su aniquilamiento.

Crispín, como gato panza pa’rriba

Así es. El orticismo no va a dejar sus posiciones sin dar la lucha. Pero eso sí, Crispín tendrá que reconfigurar el disco duro de su desempeño, dejar para otro momento eso que algunos llaman extorsión de cuello blanco, y aplicarse a fondo mandando a volar a la bola de auditores esos cuya ansia de dinerito a nadie le hace bien.

Que las cuentas realmente sean honestas.

Ya veremos qué hacemos con el chaparrito este perredista que, oiga usted se adhirió como un hongo a la Comisión de Fiscalización, y hasta hoy no ha habido antimicótico legal capaz de devolverlo a su pachanguero origen.

Eso es lo que nos hace daño. Esos subordinados con piel de perredistas, o de panistas, como el locutor que les platicaba al inicio, son los responsables del estado amoral entre poderes.

Es una pachanga donde cada quien se sirve lo que quiere pues al interés superior le conviene tenerlos a todos atarantados de tanto trago y panzones de tanta torta, mientras él seguirá entregando informes en blanco y organizando festines como su alcurnia se lo dicta.

El partido del que sólo gobierna las mayorías

.

Porque si también gobernara a las minorías, entonces según él se llamaría de otro modo… no es para espantarse, pero a veces así acaban los políticos.

e2362

Si para diputados panistas, es un atrevimiento que el líder tricolor en el estado, Ricardo García Portilla, salga a escena aprovechando la obra pública entregada por el gobierno estatal, para el ex titular de Finanzas, esta es la oportunidad de obtener una poca de difusión, ante la impopularidad de la cual es víctima.

Parece que no es lo mismo apreciar el desempeño del estado desde los mullidos sillones del poder, a colocar los pies sobre el piso y probar la misma comida con la que sobreviven las bases del partido, testigo mudo de la periódica destrucción planeada con esmero por los altos mandos y su pernicioso retoño.

Así que el calpulalpense –y los números alegres de su carrera política- no pueden desaprovechar este debate, que incluye los carajos de la oposición y la pirotecnia en el viacrucis.

¿Por qué no plantear esta crítica, partiendo de la robustez de las obras cacareadas por el dirigente partidista?

Ya sabemos que este es el sexenio de las pequeñas manchiobras… y si estas logran meterse en el ánimo de la gente, aunque sea a través de las rabietas opositoras, ¡pues qué mejor! , hasta parece que de por medio hay cuestiones doctrinales… ¿cuáles?, ¡puro argüende barato!

Lo que sí debería inquietar al richipartido es la estrategia sanchezanayista para conservar el primer distrito electoral federal, dado en comodato estos tres años a la prima Lupita Sánchez Santiago, pero hoy en la mira del güero de rancho para regresar a la nómina de San Lázaro.

El ex gobernador perredista, hoy uno de los operadores de AMLO, ha movido a sus fichas, lo mismo para bajar senadoras del escenario que para calentar el ambiente entre los grupos del primer distrito, con los cuales sigue sosteniendo una estrecha relación.

Y estando esa porción del estado en la manchimira para la niña Mariana, no va a ser con la quema de pirotecnia chafa como cambiarán de parecer aquellos grupos cuyo voto suele dar la coloratura al Primer Distrito.

Este debate infame, hasta sirve al de Calpulalpan para demostrar que algo, aunque sea como lo vemos… está haciendo en el papel de líder del tricolor… sin previa elección ganada, sin contacto con la base, y más bien tirado a las teorías de la ciencia política para tratar de encontrar la cuadratura al círculo tlaxcalteca.

No me ayudes patrón

Y con el apoyo de su amo y también amo de las frases enmarcables para el museo de las barrabasadas, esto fue lo que ayer escuchó el gremio magisterial de parte de un gobernador, colocado por la clase política nacional en un pedestal único. Ahí le va la frase:

“Yo no gobierno para todos, gobierno para la mayoría de los tlaxcaltecas, porque si gobernara para todos… esto se podría convertir en otra cosa y más conviene que nada más gobierne a la mayoría”.

Imagino a Paco Malgesto describiendo los rostros de los maestros al escuchar semejante alocución… ¡oiga usted mmm, nos encontramos ante las miradas perdidas y los rostros desencajados de un grupo que… oiga usted, lo que tiene que aguantar mmm, pero viniendo de donde viene… pos ¡oiga usted!

En esa oportunidad ante el micrófono, don Mariano se ufanó de haber cortado la cabeza a tanto burócrata que no hacía nada… “eran de la real fuerza aérea”, dijo.

Y a mí se me hace que lo de la fuerza aérea nada más cambio de sentido, porque lo que antes se ganaban cien o quinientos aviadores, hoy se lo gasta el regordete retoño en una ida en helicóptero al Cañón del Sumidero, nomás para apantallar a algún prospecto en su cachetón corazoncito…

Han llegado los nuevos jefes al PRI

Si a todo lo anterior le suma usted la porra de inútiles que suele acompañar al par este gracioso de ex diputados, Silvestre y Teodardo, ya imaginará la de rencores en el tricolor, donde la gente con conocimiento y cancha en las distintas oficinas, ha sido cambiada por esos que le platico, con todo y las brujerías que también se daban en el órgano ese de acceso a la información.

Este es el nuevo PRI… con puro cartucho quemado repartiendo caballazos nos parezca o no… además, nosotros quiénes somos para creticar (je) las frases y acciones como sacadas de San Garabato, en torno… ¡al partido de las mayorías!… porque decir patria, es decir Revolución… y decir Revolución… ¡es decir patria!

Tirar árboles, en la impunidad… y hacerlo con tolerancia cero

.

Ha tocado al sistema marianista estar en el banquillo de los acusados por afectar dos zonas boscosas, y sin una cruel acusación, como lo ha hecho este sistema desde sus inicios.

HELLOMOTOIDEN

Algunos dirán: no es lo mismo ver a los toros desde la zona de barrera, a tirarse al ruedo. El asunto es que a inicios de sexenio, la administración de Mariano González Zarur, la emprendió contra Adalberto Campuzano Rivero, quien fue titular de obra pública en el gobierno orticista.

HELLOMOTOIDEN

Por derribar seis árboles frente a la Universidad Autónoma de Tlaxcala –donde se colocó el monumento conocido como El Faro de la Sabiduría- dicho funcionario estuvo a punto de ir a la cárcel. Fue intensa su defensa ante un gobierno con el sable desenvainado.

HELLOMOTOIDEN

Hoy, cuando la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) ha detenido la construcción de las Ciudades Judicial, y de la Salud –en Apizaco-Yauhquehmecan, y Antonio Carvajal, respectivamente- es distinta la percepción del sistema… es cierto, el jurídico reconoce la carencia de las autorizaciones para afectar sendas zonas boscosas, pero el daño detectado por la Profepa es considerablemente serio.

Ha sido parte de la colección de frentazos legales de la actual administración. Y no importa que periódicamente salgan cheques de este tamaño para satisfacer las necesidades de bola de asesores legales –al grado que ya no hay dinero para pagar laudos- el asunto aquí es la terrible falla de un equipo sobre estimado por él mismo y con la creencia que nunca se vería en esta situación tan incómoda.

Hoy dice el director jurídico, Héctor Maldonado Bonilla, han detenido precautoriamente dichas obras, mas existe la posibilidad de elaborar un convenio con la Profepa… y todos felices y contentos, aquí no pasó nada.

No es tan sencillo, aunque es un buen intento por minimizar la tolerancia cero del gobierno federal a las embestidas sin razón de un ejecutivo local cuya abundante adrenalina en estos casi cuatro años al frente le han provocado una mengua que lo lleva inexorablemente al aprendizaje de lo más sencillo mas no por eso menos importante: ofrecer disculpas.

¿Pedir perdón?, pero esa palabra no existe en el manchi diccionario. No, pero van a tener que incluirla pues a este grupo empoderado se le agota el tiempo, y muchos tienen razones de sobra  para buscar la humillación de quien se creyó invulnerable, aunque el tiempo le demostró: no hay mal de más de seis años… ni estado que lo soporte…

¿Y la catástrofe ecológica de Pensiones?

En las mismas. Ha comenzado la temporada de lluvias y la Unidad Cuarto Señorío, sigue arrojando el agua negra de cuatrocientas y tantas viviendas en una laguna a cielo abierto donde se comprueba la hipocresía de un gobierno con medidas extremas para atender ciertas enfermedades, pero desinteresado por frenar el foco de infección de, ¿cólera, influenza, paludismo?, a espaldas de uno de los desarrollos habitacionales más importantes de Tlaxcala.

Cuando en Pensiones Civiles de Tlaxcala (PCT) se enteraron que les aguarda una indemnización superior a sesenta millones de pesos al dueño de las hectáreas donde se formó su asequerosa laguna de aguas negras, quedaron petrificados.

¿Pagar sesenta millones?, ¿de dónde, por qué, si no somos un ente ecológico como en cambio sí la entidad encargada de administrar un patrimonio para pagar a quienes han dado la vida al estado, laboralmente hablando?

Por el comodato de la planta de tratamiento, dentro de su patrimonio denominado Cuarto Señorío, y la inoperancia del mismo, pues durante años los burócratas de PCT, ni encargaron por ejemplo a la Coordinación Estatal de Ecología la operación de esta planta, y mucho menos a la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Tlaxcala (Capam).

Y no es que quiera yo apuntar que en PCT sean unos buenos para nada, pero a ver, denme razones para dejar esa idea.

El trámite no era cosa de otro mundo, pero implicaba puntualidad y claridad legal. Dejaron correr el tiempo, colocaron a su director más movido en la Secretaría de Gobierno, y hoy tienen que ver de dónde sacan una fortuna para remediar su parálisis.

Como ya comenzó a llover, no tarda en hacer crisis este asunto. Pero como en PCT se toman su tiempo, habrá que aguardar pacientemente a que desborden las aguas, negras por cierto, llenas de bacterias y virus, como pasa con todas las descargas residuales.

No sé por qué pero le encuentro un cierto parecido con la torpeza legal de Secoduvi, gracias a la cual las dos obras cumbres del marianismo se encuentran paralizadas.

Xochitécatl, el desánimo

Miren que la Zona Arqueológica Cacaxtla-Xochitécatl, es sin duda uno de los atractivos más impresionantes no nada más nuestro, sino de todo el orbe.

La visitan cientos de personas, ávidas de nutrirse con los turquezas y dorados del legado maya que corona al Palacio. Y ni qué decir de la energía del Xochitécatl, donde pulula la fertilidad y se enraiza la grandeza.

Mas al ver el deterioro de la señalética, la falta de mantenimiento a los sanitarios, la hierba crecida y lo peor, el desánimo del personal bajo la batuta del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), uno se pregunta si pagar 57 pesos por visitar ambos portentos, tiene en realidad el cometido de mostrar este abandono.

He visto una familia guanajuatense pasar las de Caín, cuando pretendieron utilizar el sanitario de el Xochitécatl. He visto la ausencia total de vigilancia, al grado que si alguna fechoría se cometiese no habría ni siquiera testigos. Y también he visto los pequeños bosques en medio de edificios, de las piletas antiquísimas de expulsión, sobreviviendo hermosos aunque sucios.

Me ha apenado ver a ese personal del INAH, echado a la vera del andador al Palacio, como si se tratara de miembros del escuadrón de la muerte, decepcionados porque no ha llegado algún grupo con el dinero listo en la mano, para ofrecérselos por la explicación, seguramente inmejorable de su versión de Cacaxtla.

Me apena reconocer que en Cacaxtla-Xochitecatl dan muestras de una araganería que lastima, que no mueven un dedo si no hay dinero de por medio, y que todo esto ocurra con maldiciones del sindicato del INAH a lo que llaman y condenan, “privatización de las zonas arqueolígicas en el país”.

Ser del sindicato no quiere decir ser un holgazán. Y pertenecer a Cacaxtla-Xochitecatl como trabajador, no es para avergonzarse ni para echarse como mamarracho saturado de güin.

Arman un PRI con desechos no reciclables

.

Creo que la militancia merece más que un secretario de organización, pillado en pingües negocios con las giras y a ese par de ex diputados agachones… ¿arrastrados?

e2300

Entre el PRI con la ilusión de levantarse de sus cenizas y la fabulosa dirigencia, recién presentada por el ex tesorero del estado y hoy presidente del Comité Directivo Estatal (CDE), Ricardo García Portilla, media la obsesión por rescatar cartuchos quemados, unos con más fracasos que otros, pero al fin y al cabo, muy decididos a arriesgarse en esta nueva fase de sus… interesantes carreras políticas.

¿Quién, por ejemplo, podría reclamar los osos en el Congreso a Silvestre Velázquez y a Teodardo Muñoz, ejemplos ambos de la dolorosa sumisión a un ejecutivo que utilizó su ineficacia, pero aprovechó su complicidad, para aniquilar la dignidad de un poder?

¿Es justo para la militancia, fiel a su partido pese a las puñaladas recibidas, recibir a un ex coordinador de giras del ejecutivo presuntamente pillado en pingües negocios, al amparo de esta expresión incontenible de poder, pero con magros resultados?

Ver el lado legal del partido en las manos que ha quedado no ha de ser peor para las fuerzas vivas que insisten en no tirar la toalla pese a esta última burla de quien ha tomado al PRI como el tiradero a cielo abierto, con el más ruin yerro desde la misma esencia, colocada con calzador en Lira y Ortega 8, con el grave costo de la repulsión colectiva.

Dos de las apuestas marianas, con liderazgos insustanciales, castrados de origen, ciegos y con la cabeza llena de ambiciones, supeditadas siempre al oficio de lamebotas, han resultado ser los frágiles pilares tricolores que sostienen la pesada piedra, la que atropella, la que insiste en no separarse de sus añorados años setenta, cuando –según sus apreciaciones- el mejor gobernador de la historia tuvo a bien hacerlo tesorero… malito por cierto.

Esos dos pilares (uno en el PRI y el otro en el Congreso) cargan también con los impopulares despidos, las abusivas disposiciones de los dineros sagrados del partido, del monopolio de la obra pública, del terror como medio infalible que revive la época de la hacienda, cuando un puñado de ricos era dueño del estado entero, y necesitaba de mayordomos, como estos dos, para materializar sus atrocidades.

Por carecer de pedigrí, han de apostar la vida para proteger por ejemplo a la amita en su búsqueda del fuero, ante la falta de un reconocimiento otorgado por el tejido social, al que tanto se invoca, casi como una mofa de quien seguido suelta sentirse avergonzado, por ejemplo de las preguntas incómodas que llegan a formularle. Y ni siquiera se da cuenta que es él la razón de una vergüenza histórica.

Ha de ser por esta causa que al día de hoy, ¿nadie?, se ha dado cuenta de la promoción personal de Mariana González, vía una burda exposición fotográfica financiada con recursos públicos, donde intentan convertirla en la nueva Evita Perón, nada más que sin ápice de atributos, pero con toda una agenda para llevarla por cada municipio donde es patente la miopía de las autoridades electorales y demás actores políticos de reparto, cómplices todos ellos de esta descarada campaña que no ha merecido una mirada siquiera de los recién protestados miembros del fufurufo Instituto Nacional de Elecciones (INE).

Hasta en esa dinámica de atropellos, se han dado tiempo para revivir el nada nuevo arte de los divorcios exprés, con tal de emparentar en el marco simulatorio de los apellidos rancios, llevados incluso por ex mandatarios, pero hoy en plena bancarrota y con la necesidad imperante de regresar a la corte, para dejar ya de ser unos pobretones, no importa los sacrificios que deban hacer cuando de por medio está el contento de los amos.

Necesaria legislación

Agudizar las sanciones a la misoginia tanto a particulares como a servidores públicos ha llevado a algunas y algunos inquilinos de San Lázaro a proponer lo que cobra fuerza como la Ley antimachos.

Figúrese que a estas alturas, el maltrato a la mujer siga en las mismas. Las golpizas, más vigentes y hasta con nuevas variantes.

Pues tenemos que hacer algo en Tlaxcala. La infelicidad que ronda incontables hogares debiera avergonzarnos. Amargas lágrimas de conformidad causan vértigo en esos malditos pseudo machos, capaces de lastimar, en proporción semejante a su impotencia.

Lo digo por el dolor que nos ha causado ver en rehabilitación a mujeres, maltratadas hasta el cansancio. Una de ellas nos ha conmovido, y si no fuera por las grandes influencias del demonio ese que las circunstancias le asignaron, otro, menos desafortunado, habría de ser su destino.

El diablo ese se llama igualito que el delantero que no peló a la selección. Hace de administrativo en una dependencia estatal, y se regodea de la larga amistad que dice tener con, el misógino número uno.

Congreso, en sus manos la reforma para ordenar comparecencias

.

Hasta hoy, los Romanos, los Galeazzis, las Fragoso, se han burlado al ser llamados por la Asamblea pues, su jefe decide si los deja o no asistir.

e2243

Si alguien tiene que aclarar un mundo de dudas respecto a la raquítica obra pública de este gobierno es el titular del ramo, Roberto Romano Montealegre, orticista cuando le convino y después converso al marianismo en un marco pernicioso para el estado que se corona con la voluntad del ejecutivo para negar su comparecencia ante los diputados.

e2238

Lo han pedido en tribuna, y últimamente, el panista Ángelo Gutiérrez, exigió la presencia de Romano para hablar de las decenas de hectáreas boscosas afectadas, donde las ciudades Judicial y de la Salud.

Ahora, hay que esperar a que el gobernador dé permiso a su subordinado.

Pero si estamos en un estado donde el gobernador se da el lujo de no presentarse al Palacio Legislativo a rendir su informe, sino a hacerlo una pachanga con aplausómetro y toda la cosa. Es más, ha sido tristemente célebre aquello de entregar paquetes de hojas en blanco, simulando que estas contienen la información sobre las condiciones que guarda la entidad.

Según el diputado Ángelo Gutiérrez, la afectación de las zonas boscosas, descrita párrafos arriba, es la punta del iceberg, de otras irregularidades.

Y yo diría que entre estas, encabezan la lista aquellas constructoras de reciente creación, que dejaron fuera a un gremio convertido en testigo impotente de un latrocinio histórico.

Con una similitud asombrosa esas firmas donde se han colocado prestanombres, transcurren como el fertilizante, cuyo paradero nadie puede explicar, aunque sea una especie de secreto a voces el destino final de estas tranzas.

Dígame si no es indignante la entrega de veintitantas casitas en San Pablo del Monte, “a quienes habitan en los polígonos con mayor necesidad”, con una inversión de un poquito más de un millón de pesos. Esta es la política para dotar de casas dignas a los pobres entre los pobres.

Pero, tome nota. El equivalente a esas casitas sería el costo de un viaje en helicóptero para que cierta personita conociera el Cañón del Sumidero. Y algo así como quince veces ese mismo costo, le costó el puesto a un secretario de gobierno, muy molesto porque se enteró del gasto, también en viajes de helicóptero en unas cuantas semanas. Reprobar esta acción lo convirtió en traidor, y lo puso fuera del sistema.

Es tiempo, hacemos la respetuosa sugerencia, que los integrantes de esta Legislatura, se fajen los pantalones y las faldas, para arrogarse la facultad que hasta hoy ha estado en manos del ejecutivo: la de ordenar la comparecencia de funcionarios sin el visto bueno del gobernador.

Recuperarían la credibilidad perdida por causa de esta fiesta en que devino la relación entre poderes, donde Legislativo y Judicial, no ven mal colocar su mano para recibir algo a cambio que el Ejecutivo le meta mano a placer al presupuesto, y claro, deje o no a sus muchachos asistir a una convocatoria del Congreso.

¿Las cuentas públicas no pasan?

Bueno, hay que promover la remoción del titular del Órgano Superior de Fiscalización (OFS) y verán que dichas cuentas sí pasan. Bueno eso es lo que está ocurriendo con el orticista Crispín, a quien su permanencia en la nómina le costará hacerse marianista, de tal suerte que múltiples administraciones priístas o panistas, se vean favorecidas con la aprobación.

Somos campeones simulando. Generamos escenarios de presión para que al ejecutivo no le quede sino compartir el recurso manejado con un lamentable arbitrio.

Entonces no nos queda más que asumirnos en callados observadores del crecimiento y progreso de otras entidades federativas mientras nosotros, como cangrejos.

He ahí el caso de Jalisco, abriendo sus puertas a Nestlé, en una de sus plantas más modernas del mundo, mientras aquí parece que provocamos su partida, tras decenios formando parte del paisaje y la economía.

Roberto Romano también tiene que explicar de dónde van a sacar los trescientos y tantos millones de pesos para pagar los daños a Cemex y su inversión llamada Central de Abasto de Tlaxcala (CAT).

Bueno, aquí hemos hecho tal oso, que los millonarios asesores legales del gobierno tlaxcalteca, nada más no se presentaron ante el Tribunal de Justicia del DF –donde se ventila este caso- para llevar la argumentación de la clausura. Es decir, se les pasó la hora, como principiantes, verdad, y como si no tuvieran enfrente a los monstruosos despachos a la orden de una de las firmas más influyentes del país.

Romano Montealegre, primero se encargó de facilitar las cosas a Cemex. Hoy, ya no puede seguirles poniendo obstáculos. Y eso nos va a costar una fortuna.

¿Por qué no obligarlo a explicar detalladamente qué ocurrió?, ¿No le parece que hay motivos de sobra para fincarle responsabilidades?

El diputado Gutiérrez (PAN), ha puesto el dedo en la llaga. Solo falta que convoque a sus compañeros, plantee reformar la Constitución local, lo hagan, y quiten al ejecutivo la facultad de darle permiso o no a sus muchachos, a explicar sus porquerías.

Han comenzado con el tema de la destrucción de zonas boscosas, pero lo bueno está más abajo, abajito de la punta del iceberg, esa que Ángelo acaba de descubrir.

Florentino Dominguez, defender como un perro la integridad de Bretón Galeazzi

.

No había precedente de un legislador con semejentes niveles de rastrerismo, impidiendo la comparecencia del responsable de la desaparición de 11 mil toneladas de fertilizante

e2195

¿A quién no le gustaría tener un esclavo como el chipileño del gabinete posee al diputado Flor?

Es una vergüenza el argumento del priísta Florentino Domínguez, para defender a Jonatán Bretón Galeazzi: “me parece que es un exceso la petición. El secretario no tiene qué ver en este asunto, sobre todo porque no todo lo que se haga en esa dependencia estatal es responsabilidad de él”.

Existen crecientes sospechas de que el feminicidio de una agente de la policía se daría en el contexto de este bodrio. Al funcionario detenido y después liberado no le ha sido posible explicar el destino de casi 23 millones de pesos, y 11 mil y tantas toneladas de urea fueron a parar a las manos de… ¿quién?

Y pese a tratarse de recursos federales para apoyar al agro, Florentino Domínguez, tiene el valor de colocarse como tapete a los pies del güero, virtual candidato de su partido a diputado por el distrito de Huamantla, dice la muy molesta militancia priísta.

¿En qué país vivimos, si un ex líder magisterial –hoy legislador- se asume guarura de la corte y acepta labrar su nombre en la piedra que ha de inmortalizar su abyección?

Ni es asunto exclusivo del PAN, ni tenemos porqué preguntarnos por el silencio chicho del PRD. Es obligación del titular del ejecutivo ordenar a su mozo la aclaración puntual de los hechos constitutivos de cárcel, pero no para los funcionarios de quinta que así como entran… salen; ¡no!, sino para esos monstruosos fenómenos que se hacen llamar políticos en este que, ojalá sea la antesala de su descenso a donde deben estar.

Y por supuesto que urge la intervención de la PGR, en la dinámica de los delegados que según el mandamás, ¿para qué están en Tlaxcala, cobrando por una labor que ya otros realizan?
Somos testigos de cómo el grupo empoderado se auto mutiló, pensando que nadie lo vería.

Su talento único lo llevó a boletinar la detención de Misael, y a los pocos días, la conciencia y el pánico, lo obligaron a pagar la fianza de cuatro mil y tantos pesos para liberar al objeto ese, que no persona –al menos en su muy particular percepción.

Si han sido capaces de evidenciarse en la misma mesa donde comparten vinagre y hogaza, ¿qué ocurrirá en la intimidad de sus perversidades, donde se atribuyen el derecho a decidir por la vida de los demás?

La autonomía, en versión de Fernández

Respetada por una comunidad de profesionistas –a pesar de sus personalísimos arrebatos- una de las más añosas reporteras, de Notimex ella, se ha animado, erigida en toda una académica a debatir sobre la autonomía universitaria, sumándose al marianismo aquél de su semántica, que desprecia una vil palabra… como aquella de: concurrentemente.

Da su versión. Se hace escuchar, aunque sea con su florida expresión, pero esta académica algo tenía que hacer para llamar la atención y mejorar los bonos de lo que algunos llaman fábrica de desempleados.

Y creo que no ha sido un desacierto institucional responder a sus insistentes párrafos.

Enhorabuena a la señora Susana Fernández, apoyada en hombres y mujeres que han conseguido logros, pero por ellos mismos. Aunque para una persona dé lo mismo ir arriba que en el portaequipaje.

Descortesía institucional

Hace unos días, en un ambiente más que frío pese a las temperaturas de primavera, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) se entregó a sí misma el último puente de la carretera a Calpulalpan.

Nadie, ni los acostumbrados agentes de gobernación, acompañaron a los representantes del Gobierno de la República.

Como la línea hoy es, apoyar pura obra chiquita (guarniciones y manchigrecas) pues este tipo de construcciones salen de los parámetros que en cambio procuran los grandes titulares a importantes inversiones, ¡de seis millones de pesos! , en las remozadas y lindas escalinatas.

Es decir, labores propias de un presidente de comunidad y a veces de un alcalde, han sido elevadas a la ene potencia en esquemas que a lo mejor gastan lo mismo en viáticos, vuelos de helicóptero y comidas propias de una ceremonia de ese tamaño, que el valor real de lo inaugurado.

Acorta federación la rienda a un desbordado marianismo

.

Frenan obras cumbres del marianismo; el gobierno federal, intolerante con la administración de los atropellos, las obras pequeñas y las manchigrecas.

e2154

¿Qué significa parar en seco dos de las muy escasas obras de alto impacto del gobierno marianista?

Tal vez un mensaje muy claro del gobierno federal. Tienen detectados sus desplantes y lo que podríamos llamar, sus excesos, como si Tlaxcala no formase parte de un concierto llamado federalismo y aquí únicamente fuera vigente esa voluntad superior, rasposa, sedicente libanesa (¿y?), tozuda, lobo de estepas, ah pero eso sí, cruel como ella sola cuando alguien atenta contra su orgullo.

Hace poco, personal de la Comisión Nacional del Agua (CNA) se constituyó en Los Molinos, exhacienda perteneciente al delegado de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Joaquín Cisneros Fernández. Detuvieron la construcción de una barda a la vera del río, que por cierto atraviesa aquella imponente propiedad.

Hubo tolerancia cero contra el potentado dueño de Los Molinos, quien personalmente persuadiría a sus compañeros funcionarios federales que llevaban la consigna de poner un correctivo ejemplar. Incluso, boletinaron decenas de fotos. Insisto, había consigna.

Ayer martes 8 de abril, personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) frenó la construcción de las dos obras más importantes del marianismo: las ciudades judicial y de la salud.

Desde enero de este año les habían notificado la deficiente gestión para el cambio de uso de suelo, de forestal a urbano en ambos terrenos. Un vergonzante segundón de la Secretaría de Obras, Desarrollo Urbano y Vivienda, David Lima, (¿por qué no apareció el millonetas Romano Montealegre?) salió  a dar la cara, diciendo que en dichas superficies ya había muy pocos árboles, por eso Tlaxcala había tomado la decisión de dar un uso urbano a esos predios.

Más ridícula no podía ser su justificación. Y los sellos de clausura fueron colocados, no como desafío al gobierno local, de los atropellos y las detenciones en caliente, no, sino en calidad de mensaje, muy claro y contundente respecto al poco valor que estos desaires marianistas despiertan, por ejemplo en el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien alegremente consciente de los marianismos locales ha comentado a gentes de su confianza, sobre el respeto que infunden los malos modos del aldeano mandamás.

Veamos los reiterados fallos de la justicia federal en contra del gobierno de Tlaxcala, estos dos últimos golpes de Conagua y Profepa, y aguardemos a ver qué pasará por ejemplo con el escándalo del fertilizante desaparecido y el chivo expiatorio, ¡del propio sistema marianista!, a la sombra por significar un riesgo dada la información con que contaba, y que aparentemente hundiría a importantes personajes del grupo en el poder.

¿Qué pasaría si la PGR atrae este escándalo que por cierto involucra recursos de carácter federal, por tratarse de un programa de apoyo a los campesinos?

Como podemos ver, no es lo mismo destruir que ser destruido… no es igual clausurar al arbitrio propio, que ser el afectado en una clausura.

El gobierno de las pequeñas obras (las guarniciones y las manchigrecas) también resultó ser el gobierno de las grandes fallas en materia de gestión. El que deja ir presupuestos de 3 mil millones de pesos para sanear al Río Zahuapan, el que ahuyenta a Liverpool, el que ve con los brazos cruzados cómo Nestlé construye en Jalisco una imponente planta, mientras aquí dejó la plaza por falta de apoyo oficial, al que poco le interesó atender de manera seria a los ejecutivos de Audi, quienes realmente consideraban a Tlaxcala dentro de la zona de excelencia para asentarse.

Si para el gobierno de la República las fallas de Tlaxcala son claras como el agua, qué será para el partido del Presidente. Aquí todo lo pierde. Y hasta esquilma –dicen- a los priístas necios en colocarse la camiseta de candidatos cada que van a elecciones.

En verdad la tiene difícil.

El lobito ya sacó sus chivas

Aquí entre nos, el alegre coordinador de giras, mejor dicho ex coordinador, ya sacó sus tiliches de Palacio, y con ello vio cómo se vino abajo el negocio de su vida… la oportunidad para dejar de ser un pobretón fracasado, y tirarle a codearse con la gente chipocluda.

La opacidad en la nueva ley de Educación

Ante la inconformidad del magisterio y la ignorancia de casi todos los diputados respecto a lo que aprobaron, la nueva ley de Educación ha de ser conocida nada más por quien recibió línea para reunir los votos necesarios.

Vea usted lo que dicen analistas nacionales a ese respecto: “Y si bien todos saben que el gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, se mostró en abierta complicidad con la CNTE para impedir que el congreso de Oaxaca adecuada la ley local de educación a la reforma Constitucional, en los hechos la complicidad se amplió a los gobernadores de Aguascalientes, Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Durango, Guerrero, Quintana Roo, Sonora y Tlaxcala, ¿Y por qué complicidad? Por opacidad. Sí, por increíble que parezca, en esos estados no es pública la ley en donde los diputados locales adecuaron la letra de la reforma constitucional en materia educativa”. (Ricardo Alemán, Itinerario Político)