[xyz_lbx_default_code]

La revolcada que Dávila le dio a su ex lacayo Carreón

.

Al interior del Partido Acción Nacional parece que las aguas regresaron a su cauce natural y la senadora Adriana Dávila Fernández demostró que sigue siendo el factor de poder que premia o castiga, de ahí que los chichos rebeldes que aparecieron en los últimos meses comprobaron que están lejos de poder mandar a la banca al adrianismo.

dávila 16

El poder no se presume ni se hace alarde de él, porque si se tiene hay que demostrarlo y ejercerlo, tal y como lo hizo la ex candidata del PAN a la gubernatura, Adriana Dávila, quien en la pasada sesión de la Comisión Permanente Estatal puso orden y aplastó las ínfulas del aún líder estatal del blanquiazul, Carlos Carreón Mejía.

Todas las candidaturas que había prometido y hasta palomeado el altanero Carreón Mejía fueron ignoradas y marginadas por los integrantes de la mencionada comisión, quienes al final avalaron las nominaciones a diputados locales de panistas ligados a los intereses de Adriana Dávila y el ex alcalde capitalino Adolfo Escobar Jardínez.

De entrada, el líder del PAN no pudo ubicar a su querida amiga Eleticia Barragán Cardoso en el primer lugar de la lista de candidatos a diputados plurinominales que registrará ese partido, pues los adrianistas se movieron y apuntalaron a Leticia Pérez para esa posición que la tienen más que amarrada.

Otros movimientos que fue interpretado como una señal de fuerza del adrianismo, fueron las candidaturas a diputados locales que logró por los distritos nueve y cinco con cabecera en Chiautempan y Yauhquemehcan que obtuvieron para el legislador federal Juan Corral Mier y el ex alcalde de Españita Miguel García Juárez, respectivamente.

Carlos Carreón pretendía entregar esas posiciones a otros militantes del PAN que eran identificados como contrarios a los intereses del adrianismo y así generar un nuevo grupo que pudiera empezar a marginar la influencia y liderazgo que Dávila Fernández ha tenido en el partido durante más de 10 años.

Otra decisión de poder que se vio fue la inminente designación del abanderado panista a la diputación local por el distrito cuatro con cabecera en Apizaco, pues la alianza entre Adriana Dávila y Adolfo Escobar les permitió quedarse con esa posición a través del regidor Pablo Badillo Sánchez, dejando al alcalde panista Julio Cesar Hernández Mejía con las ganas de imponer, con ayuda de Carlos Carreón, a un incondicional.

El líder estatal del PAN que presume ser amigo y casi hermano de Ricardo Anaya Cortés, candidato presidencial de la coalición conformada por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano si tiene asegurado un lugar en la lista de aspirantes a diputados federales plurinominales por la cuarta circunscripción, pero no en las primeras cinco posiciones como se ha encargado de difundir y cacarear.

La fuerza y aliados que tiene Adriana Dávila han sido claves para que ella ocupe uno de los cinco primeros lugares de esa lista, lo que afectará las aspiraciones de Carlos Carreón que podría ser ubicado a partir del octavo o noveno lugar, situación que le reducirá las posibilidades de llegar a la Cámara de Diputados.

Otro que también se sentía un moustro en el PAN y que fue ignorado porque no representa nada, fue el experto en pegar azulejos que unos años fue empresario y que hoy cobra puntalmente su quincena como diputado local, Carlos Sánchez García.

El segunda cuchara que presume tener la popularidad de Pedro Infante y el carisma de Cantinflas ni siquiera tuvo la capacidad de lograr que su caso fuera analizado, por lo que su intención de lograr la reelección como diputado local fue enviada al cagadero.

El Saga que en sus ratos libres anda tratando de negociar en el PRD la secretaría general para su frustrada esposa Aurora Villeda, quien tras dejar su militancia priista hoy quiere mostrar su encantos en el sol azteca, ahora también podrá dedicar tiempo a juntar a los resentidos de los demás partidos políticos que no fueron premiados con una candidatura para armar su proyecto político que consiste, según él, en ganar la gubernatura de Tlaxcala en el 2021.

Ni hablar, hay quienes piensan que preparar mezcla es lo mismo que construir un proyecto.

Las transas de manchis que todos ven pero que nadie dice nada

.

A casi 14 meses de haber dejado el poder, las obras realizadas por la administración de Mariano González Zarur empiezan a mostrar graves inconsistencias que lejos de ser investigadas están siendo tapadas para evitar que el hacendado sea molestado en su retiro político y se conozca que representaron un gran negocio.

manchis

El gobierno de González Zarur nunca ocultó su preferencia por Apizaco, municipio al que le invirtió importantes sumas de dinero público para mejorar su imagen urbana, sin embargo algunas obras que se llevaron a cabo nunca cumplieron con los estándares de calidad.

La mejor prueba de ello son las luminarias solares que se colocaron durante el proceso de remodelación de algunas avenidas de Apizaco, las cuales dejaron de funcionar hace algunas semanas cuando éstas no tienen ni dos años de haber sido instaladas.

Al revisar esos equipos los técnicos comprobaron que las “modernas luminarias” fueron armadas con pilas chinas de baja calidad, mismas que ahora es necesario reemplazarlas si es que se quiere mantener esas lámparas.

Lo malo es que el gobierno de Mariano González pagó esos equipos como si se tratara de alumbrado de primer mundo, cuando en realidad se trató de equipo que sirvió para montar un gran teatro de modernidad que dejó ganancias millonarias a la empresa y a los funcionarios públicos involucrados en la compra.

En su momento la administración del hacendado gobernador presumió la transformación de Apizaco y hoy que sus obras resultaron más que chafas, el ayuntamiento panista que encabeza Julio Cesar Hernández Mejía deberá desembolsar recursos para subsanar esas inconsistencias que al final perjudican a los ciudadanos.

El ayuntamiento reemplazará 500 luminarias, es decir, éstas volverán a encender pero con energía eléctrica, lo que implicará un aumento en el gasto de consumo de luz, así como los costos que tendrá el cableado y los focos que se instalarán para iluminar nuevamente las calles que las lámparas solares dejaron a oscuras por ser megachafas.

Pero no crea que sólo en Apizaco el gobierno de Mariano González instaló esas pésimas luminarias, pues también lo hizo en otros municipios donde la Secoduvi realizó obras de mejoramiento de imagen urbana como en San Pablo del Monte, donde esos equipos ya presentan los mismos problemas.

Se habla que la vida útil de las pilas se cumplió, pero si se revisan las fechas de instalación y el tiempo que tienen funcionando esas lámparas solares, se podrá comprobar que algunas no tuvieron ni dos años de utilidad, lo cual no puede ser porque quien en su sano juicio compraría ese tipo de luminarias si le dicen que en 18 meses van a dejar de operar.

Otra obra que también refleja la mala calidad con que fue llevada a cabo, es la pavimentación con cemento hidráulico que se colocó en vialidades de Apizaco. El material colocado cada vez registra más grietas y fisuras que pronto deberán ser reparadas, incluso se sabe que algunos tramos carecen del armado de varillas, lo que demuestra que en esos trabajo también se optó por lograr “ahorros” en los materiales para aumentar el volumen de la bolsa que guardaba las ganancias.

Pero no crea que las inconsistencias o la mala calidad de las obras realizadas por la pasada administración serán investigadas o castigadas, pues es un hecho que nadie tiene la intención o la iniciativa de pedir que esos casos sean indagados por alguna autoridad.

Total, hoy se pueden invertir recursos públicos para tapar las transas del hacendando gobernador y al mismo tiempo obtener una ganancia.

Encuesta demoledora

Los focos de alarma deben estar encendidos en el PRI y más cuando los resultados de las encuestas sobre preferencias electorales arrojan que el ciudadano candidato del partidazo, José Antonio Meade Kuribreña lejos de crecer en la intención del voto registró una caída de tres puntos porcentuales.

El periódico Reforma reveló que de la primera quincena de noviembre del 2017 a la primera quincena de enero del 2018 la intención del voto para Meade Kuribreña se encuentra estancada entre los 17 y 14 puntos porcentuales, ubicándolo en el tercer lugar en la carrera por la presidencia de México.

Ricardo Anaya Cortés, candidato del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano es el aspirante que ha logrado un mayor crecimiento con 6 puntos y cerrar con una preferencia del 25 por ciento, mientras que el aspirante de Morena, PT y PES, Andrés Manuel López Obrador, se mantiene a la cabeza con el 33 por ciento de las intenciones del voto.

En Tlaxcala los datos son diferentes pero las posiciones no cambian. El PRI la tiene muy complicada y aunque usted no lo crea el riesgo de que el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez pierda el control del Congreso local crece cada día.

Los desatinos del PRI, de los diputados y funcionarios estatales

.

Desde el miércoles de la semana pasada se sabía que el proceso para elegir al futuro controlar del Instituto Tlaxcalteca de Elecciones se caería para dar paso a una nueva convocatoria, sólo porque las propuestas oficialistas no dieron el ancho y ninguna estaba en condiciones de ser avalada por los diputados locales.

pri 14 febrero
La imposición de candidatos comunes entre el PRI, el Panal, el PVEM y el PS para las diputaciones locales dejó un mal sabor de boca entre la militancia del partidazo y la clase política del estado, porque el jefe político mostró debilidad y cedió posiciones a longevas matriarcas que no tuvieron empacho en exigir candidaturas.

Las plumas oficiales y lambisconas del sistema no se cansan de encontrar las virtudes de la mayoría de los candidatos a diputados locales como si eso fuera suficiente para borrar el estigma de corruptos que cargan algunos de ellos, como es el caso de los ex alcaldes de Zacatelco y Panotla, Francisco Román Sánchez y Saúl Cano Hernández, respectivamente.

Flaco favor se hizo el partidazo al recoger el desecho panista representado por el pachuco Francisco Román, quien se ajusta muy bien a las características que tiene el nuevo PRI, no sólo porque enfrenta graves acusaciones de corrupción, sino porque también cuenta con algunas denuncias penales por presuntamente malversar recursos públicos en el ayuntamiento de Zacatelco.

Tan desesperado está el PRI y el jefe político por ganar una diputación local que decidieron tirar a la basura los procesos penales contra 30 ex alcaldes acusados de corrupción, porque si ya perdonaron los pecados que cometió Román Sánchez no dudo que también hagan lo mismo con el resto de los ex presidentes municipales.

Dudo que los priistas del XIII distrito local respalden la candidatura del chaquetero y traidor Francisco Román. Usted cree que Blanca Águila Lima, ex alcaldesa de Zacatelco y hoy abanderada del PRI a diputada federal por el II distrito apoyará a su eterno rival.

Una equivocación más del PRI es la de Saúl Cano, quien logró su nominación gracias al chantaje de Rosalía Peredo Aguilar, quien no tuvo empacho en exigir al líder del tricolor Roberto Lima Morales y al gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez el distrito local VI con cabecera en Ixtacuixtla, porque según ella el mandatario le debe la gubernatura al Partido Socialista y a su aguerrida estructura electoral.

No hubo ninguna objeción ni un intento de contradecir a la matriarca del PS, por lo que se le concedió su capricho y el cuestionado ex alcalde de Panotla podrá participar en los comicios a diputado local.

Esos dos desatinos le pegarán al PRI, sobre todo cuando en las campañas se refieran al combate a la corrupción y a la impunidad.

Y siguiendo con los desatinos, los actuales legisladores deben ponerse las pilas y tratar de hacer bien su chamba porque hasta ahora se han visto muy mal.

No pueden concluir el conflicto legal que enfrentan por el caso del ex magistrado Fernando Bernal Salazar, quien busca ser ratificado en el pleno del Tribunal Superior de Justicia en el Estado, cuando tampoco pueden sacar adelante el simple nombramiento del controlar del Instituto Tlaxcalteca de Elecciones.

Alguien falló en la operación de ese proceso y no pudo cumplir con la instrucción que se tomó en Palacio de Gobierno, de ahí que se optó por reventar ese procedimiento y empezar de nuevo.

Si le dicen que hubo desacuerdos entre los diputados sobre ese tema o que ninguno de los aspirantes al cargo cumplía con los requisitos le están mintiendo. Lo que sucede es que en Tlaxcala hay debilidad y falta de experiencia para lograr que se ejecuten las órdenes que se dan.

Un desatino más es tener a un funcionario como Juan Antonio González Necoechea, quien nunca pudo mostrar nivel durante la Reunión Nacional de Cultural 2018.

El representante del Instituto Tlaxcalteca de la Cultura lejos de ser visto como un funcionario de alcurnia por tener algún dote relacionado con la cultura o las bellas artes, en realidad fue tratado como un mayordomo.

No pudo impresionar a nadie y su limitada o casi nula trayectoria en el campo de la cultura fue más que notoria.

Vaya, no pudo ni presumir sus dotes de don Juan como lo hizo a finales del año pasado cuando viajó muy bien acompañado a Colombia, donde demostró que lo suyo es tirar rostro, pero esa es otra historia que pronto le contaremos.

Un PAN desbalagado y débil deja Carlos Carreón

.

En los próximos días la dirigencia nacional del PAN hará pública la convocatoria para elegir a sus candidatos a legisladores federales plurinominales, lo cual dará la pauta para que Carlos Carreón Mejía se separe de su cargo como líder estatal, dejando como herencia un partido dividido y sin ningún trabajo articulado rumbo a los comicios de este año.

PAN 13
Tras dos derrotas seguidas, en las elecciones del 2015 para elegir diputados federales y en los comicios del 2016 que se ubicó en el tercer lugar en la lucha por la gubernatura de Tlaxcala, el Partido Acción Nacional llega sin gas a la actual jornada electoral para elegir presidente de México, senadores y diputados federales y locales.

Carlos Carreón Mejía, líder de PAN en Tlaxcala, resultó un pésimo dirigente que decidió seguir la actitud traicionera de su hoy candidato presidencial Ricardo Anaya Cortés, pues rompió con el grupo de la senadora Adriana Dávila Fernández que lo llevó al poder y lo protegió de los embates de panistas inconformes.

El aún dirigente panista buscará disputarle a Dávila Fernández la diputación federal plurinominal, ya que su intención es aparecer dentro de los seis primeros lugares de la lista de la cuarta circunscripción que el PAN registrará ante el INE para garantizar su llegada a la Cámara Baja del Congreso de la Unión.

La ambición de Carlos Carreón es del todo conocida por Adriana Dávila, quien no ha dejado de tejer fino y buscar los apoyos necesarios en la dirigencia nacional de su partido para ocupar una posición privilegiada en la mencionada lista, pues su objetivo es ubicarse en tercer o cuarto lugar y así empujar a su hoy adversario a una séptima u octava posición, situación que podría complicar su llegada a la Cámara de Diputados.

Un elemento que podría jugar en contra de las aspiraciones de Carlos Carreón, fue la votación del pasado domingo para elegir candidato presidencial, pues trascendió que los números oficiales fueron inflados en Tlaxcala para disimular el bajo respaldo que logró Ricardo Anaya.

Oficialmente se habla que participó el 67 por ciento de los militantes panistas tlaxcaltecas, es decir, 2 mil 161 miembros de ese partido acudieron a depositar su sufragio en las urnas instaladas en los 21 centros de votación.

Sin embargo, dirigentes regionales del PAN y con acceso a la información de la votación interna, sostienen que en realidad la participación apenas si fue de 800 personas, lo cual refleja la crisis y desorganización que prevalece al interior del partido.

Para la mayoría de los panistas no existe ningún representante oficial de Ricardo Anaya en Tlaxcala y tampoco hay algún militante que esté trabajando para promover al virtual candidato presidencial.

Además, hay decisiones que hacen pensar que Carlos Carreón está apoyando al PRI para las elecciones federales, pues él decidió sacrificar a Juan Carlos Sánchez García en el distrito electoral federal tres (Calpulalpan) para entregar a esa posición a Guadalupe Sánchez Santiago, cuando la aun diputada local tiene fuerza, arraigo y presencia en el distrito electoral federal uno (Apizaco), donde curiosamente el PRI registró como su abanderado a Mariano González Aguirre, hijo del ex gobernador Mariano González Zarur.

Dicen que el líder del PAN en Tlaxcala debió bajar a Humberto Macías Romero en el distrito federal electoral uno al ser un candidato débil y con pocas posibilidades de ganarle a Mariano González, quien está más que feliz con el aspirante del PAN, PRD y MC a la diputación federal por esa demarcación.

Pero las divisiones al interior del PAN no tardarán en hacerse presente una vez que se confirmen los candidatos a diputados locales, toda vez que en varios distritos hay diferencias entre grupos panistas que se agudizarán en los próximos días.

El PAN, aunque no la parezca, vive una crisis que se reflejará en las votaciones del 1 de julio.

Candidaturas con aroma de sucesión gubernamental

.

Al no existir después de las elecciones federales y locales del 1 de julio de este año otro proceso electoral, las candidaturas de algunos políticos tlaxcaltecas tienen un marcado aroma de sucesión con miras al 2021, año en que el actual gobernador priísta Marco Antonio Mena Rodríguez dejará el cargo.

palacio de gob tlax

Más de cinco políticos y políticas tlaxcaltecas que participarán en los próximos comicios tienen programado buscar la gubernatura del estado, de ahí que antes de pensar en ese objetivo primero deberán ganar los cargos que buscan para poder seguir con sus sueños.

La aún senadora Lorena Cuéllar Cisneros sabe que para buscar una vez más la gubernatura de Tlaxcala debe ganar de forma contundente los comicios del 1 de julio, pues es un hecho que su nominación ya no genera el mismo temor de antes y su fortaleza electoral que tanto presume podría ponerse en duda si obtiene un triunfo con una mínima diferencia.

En el 2016 perdió la gubernatura ante Marco Mena y el marianismo, por lo que la senadora no debe confiarse ni minimizar a sus rivales como Guadalupe Sánchez Santiago, la ex priista de alcurnia que hoy pertenece a la casta bonita del PAN.

La hija del ex gobernador Emilio Sánchez Piedras intentará ganar la diputación del tercer distrito apoyada por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, ya que si lo hace podrá disputar al interior de su nuevo partido la candidatura para suceder al actual mandatario, aunque eso implique romper con Adriana Dávila Fernández, la panista que le abrió las puertas en el blanquiazul.

Otra panista con aires de grandeza y que sueña con llegar al Senado y desde ahí construir su candidatura para la gubernatura es la codiciosa Minerva Hernández Ramos, la ex perredista que sin ningún recato presume su sangre azul.

En el PRI Anabel Alvarado Varela y Mariano González Aguirre aspiran a ocupar la silla que hoy ocupa Marco Mena. La primera quiere codearse con lo mejor de la clase política del país en el Senado y seguir reforzando su amistad con el gobernador, mientras que el segundo pretende llegar a la Cámara de Diputados y desde ahí tejer los respaldos que requiere para seguir con su carrera.

Alberto Amaro Corona intentará el próximo fin de semana amarrar su candidatura al Senado y ocupar la primera posición de esa fórmula de la coalición electoral integrada por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano.

El perredista hará hasta lo imposible por llegar a la Cámara Alta y en su momento convertirse en aspirante a la gubernatura de Tlaxcala.

Todos tiene puestos los ojos en el 2021, pero antes tendrán que demostrar su fuerza en las elecciones del primer domingo de julio de este año.

Ajustes en las candidaturas

No lo cuente en voz alta pero Rubén Terán Águila está teniendo problemas para ser ratificado como candidato a la diputación federal por el segundo distrito de la alianza conformada por Morena, el PES y el PT, pues resulta que el último partido quieren registrar a un militante suyo en esa posición y se opone a que ese lugar sea para un ex perredista.

El costo para Morena de llevar como aliados al PES y al PT está saliendo muy caro. Resulta que el Partido Encuentro Social logró quedarse con la candidatura a diputado local por el distrito VII de Tlaxcala con José Luis Garrido, dejando en el camino al lorenista Ricardo Amaro que será suplente.

La coalición electoral entre el PAN, PRD y PAC para los comicios locales también vive momentos de crisis, debido a que el partido de la familia Ortiz está inconforme con la distribución de las candidaturas a diputados que le fueron asignadas.

El PAC designaría a tres candidatos a diputados locales, sin embargo esas posiciones serían para mujeres, lo cual no le gustó a ese partido porque las cartas fuertes que tiene para contender son varones.

El viernes hubo un amago de ruptura y será en estos días cuando se superen las diferencias o se confirme la disolución de esa coalición electoral.

Mínimo el crecimiento electoral del PRI en Tlaxcala

.

Faltan dos días para que las precampañas presidenciales entren en una veda electoral que se prolongará hasta finales de marzo. Hay candidatos y proyectos que ven con optimismo el avance logrado hasta enero, pero también hay otros aspirantes y partidos que muestran preocupación al observar su estancamiento electoral.

meade tlax 09

La gran coincidencia en los diferentes estudios de opinión realizados para medir las tendencias electorales es que Andrés Manuel López Obrador encabeza las preferencias y que el abanderado del PRI, el PVEM y el Panal, José Antonio Meade Kuribreña, permanece estancado en la tercera posición.

A diferencia de otros candidatos presidenciales del PRI que jalaron a los demás candidatos de su partido a los diferentes cargos de elección popular una vez que fueron designados, en esta ocasión Meade Kuribreña no ha tenido ese efecto al grado que el tricolor podría perder posiciones importantes en el Senado y en la Cámara de Diputados.

Con fecha 1 de febrero, analistas ligados al partido político de Andrés Manuel López Obrador, elaboraron un estudio de las elecciones para senador en las cinco entidades que forman parte de la cuarta circunscripción del país, compuesta por la Ciudad de México y los estados de Guerrero, Morelos, Puebla y Tlaxcala.

En su prospectiva la coalición integrada por Morena, el PT y el PES ganaría las senadurías de las cinco entidades mencionadas. El segundo lugar sería para la coalición Por México al Frente compuesta por el PAN, el PRD y MC, con la salvedad que la segunda posición en Tlaxcala la tendría la coalición Todos por México conformada por el PRI, el PVEM y el Panal.

Lo bueno para el PRI es que al menos podría lograr una senaduría para Anabel Alvarado Varela al ubicarse en la segunda posición. Lo malo para la coalición Por México al Frente es que el perredista Alberto Amaro Corona –en caso de ser confirmado como candidato al Senado- y la panista Minerva Hernández Ramos se quedarían con las ganas de entrar al Olimpo de la política mexicana.

Lo interesante de la proyección de Morena es que da porcentajes de votación estimada por cada coalición.

Me queda claro que en Tlaxcala la alianza del PAN con el PRD la construyeron los dirigentes nacionales y estatales de esos partidos sin tener el respaldo de la mayoría de los militantes de ambas fuerzas políticas, a quienes se les pretende imponer candidatos como el caso de la camaleónica Minerva Hernández que genera rechazo y desagrado, de ahí que esa coalición electoral no terminará cuajando en el estado.

Por lo menos ya se dice que el PRI en Tlaxcala dejó la tercera posición en las tendencias electorales y ya avanzó a la segunda posición. Lo anterior ya es ganancia, o no.

análisis 09

Una millonaria inversión para nada

La enorme inversión de más de 180 millones de pesos para construir el nuevo estadio Tlahuicole podría no servir para nada si los poderosos dueños de los equipos de la primera división del futbol mexicano deciden cancelar por cuatro años la liga de ascenso del balompié.

Sin dimensionar correctamente el triunfo que tuvo el equipo Coyotes de Tlaxcala que logró su pase a la liga de ascenso, el gobierno del estado se apresuró a respaldar la remodelación del mencionado estadio a fin de cumplir con los requisitos que exigía la Federación Mexicana de Futbol para permitir que se llevarán a cabo partidos oficiales, sin embargo ahora ese inmueble podría quedarse sin juegos porque ese torneo se pretende cancelar por cuatro años.

La intención de los dueños del futbol mexicano es cancelar a partir de mayo del 2019 la liga de ascenso y reabrirla en el 2023, situación que afectaría al equipo de Coyotes porque tendría que esperar casi cinco años para participar en un torneo que le permitiera llegar a la primera división.

Si se cancela la liga de ascenso la inversión millonaria que se realiza para ampliar y remodelar el estadio Tlahuicole no servirá de nada, porque de que servirá tener un inmueble con un aforo de más de 15 mil personas si se usará para ver equipitos.

Esa obra podría convertirse en el elefante blanco de esta administración, tal y como lo es la Plaza Bicentenario del gobierno orticista.

Se busca procurador de Justicia para Tlaxcala

.

Desde que el 28 de enero en que se quedó acéfala la Procuraduría General de Justicia en el Estado se han empezado a mencionar nombres de probables sucesores de Tito Cervantes Zepeda, quien dejó esa posición para asumir las riendas de la política interna de la entidad, por lo que en breve se espera conocer la terna de donde saldrá el futuro procurador.

procu 8

Una lucha soterrada es la que sostienen diferentes grupos de abogados por la titularidad de la Procuraduría General de Justicia en el Estado, posición que no sólo representan poder e influencia, sino beneficios económicos que se logran con la operación de esa dependencia que desde hace años está abandonada y marginada.

Y pese a las condiciones en que se encuentra, hay varios aspirantes que sueñan con ocupar la oficina principal que por casi un año estuvo bajo la responsabilidad de Tito Cervantes, quien nunca pudo conformar un equipo propio que le garantizara el control absoluto de la procuraduría, pues gran parte de la estructura operativa sigue mostrando su lealtad al ex gobernador Mariano González Zarur y a la ex procuradora Alicia Fragoso Sánchez.

El gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez ya confirmó que en breve enviará al Congreso del estado la terna para que los diputados locales designen al abogado que asumirá el control de la PGJE, sin embargo hasta el momento no existe un favorito y las especulaciones se han dejado sentir con el manejo de diferentes nombres.

Uno de los nombres que se menciona es el de José Juan Temoltzin Durante, ex magistrado y ex subprocurador de Justicia. También se habla del juez de control Rodolfo Montealegre Luna, quien a diferencia del pirruris presidente del TSJE, Héctor Maldonado Bonilla, goza de prestigio, trayectoria y conocimientos.

Dicen que el actual encargado del despacho de la PGJE, José Antonio Aquiahuatl Sánchez, tiene pocas posibilidades de convertirse en el sucesor de Cervantes Zepeda, de ahí que si bien le va lo podrían confirmar como subprocurador, aunque hay quienes aseguran que regresará a su puesto original que tenía en la dependencia como titular del departamento de investigación del delito.

Aquiahuatl Sánchez sin dudas es un experto en el nuevo sistema de justicia penal, pero su protagonismo, declaraciones y su endeble lealtad le estarían complicando su ratificación como procurador.

El grupo de abogados que hasta ahora ha demostrado tener mayor cercanía con el gobernador Marco Antonio Mena es el del sur, al cual pertenece Tito Cervantes, notarios de la vieja guardia y otros ex colaboradores y amigos del Profe Mena, padre del actual mandatario.

Los abogados del sur quieren la procuraduría y créame que hacen todo lo que está en sus manos para quedarse con esa posición, por lo que pronto veremos si fueron capaces de convencer al mandatario.

El Saga quiere ser reelecto

Juan Carlos Sánchez García que de pegar pisos y azulejos pasó a ser el constructor favorito del sexenio de Héctor Ortiz Ortiz quiere buscar la reelección como diputado local.

Panista de memoria corta, el Saga pretende faltar a su palabra y disputarle al ex alcalde de Españita Miguel García Juárez la candidatura para diputado local por el distrito V con cabecera en Yauhquemehcan.

Frustrado porque fue sacrificado por el PAN para ajustar la cuota de género en las candidaturas a las diputaciones federales, Juan Carlos Sánchez quiere faltar a su palabra y ahora pretende buscar la reelección, pero se le olvida que él se comprometió a no repetir en el cargo porque esa posición sería para Miguel García que desde hace varios meses trabaja en ese distrito.

La obsesión del Saga por seguir viviendo del Congreso del estado es tan grande que puede provocar una fractura al interior del PAN, situación que afectará las posibilidades de triunfo del partido en ese distrito donde goza de un buen respaldo ciudadano.

Para terminar le cuento que el proceso de elección del titular del Órgano Interno de Control del Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE) podría caerse y declararse nulo, porque al parecer ninguno de los cuatro aspirantes para ese cargo reúne el consenso de las bancadas.

La decisión se podría tomar este día.

El banal nuevo presidente de los magistrados del TSJE

.

Cuando las neuronas escasean y la trayectoria laboral está basada en buenas recomendaciones, lo más seguro es que surja un magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado sin liderazgo y proyecto para cambiar o transformar un poder que se encuentra carcomido por la corrupción y la ineficiencia.

hector maldonado b 7

Sin tener una carrera judicial reconocida o una trayectoria académica que lo distinguiera, el marianista Héctor Maldonado Bonilla asumió hace unos días la presidencia del Poder Judicial en Tlaxcala, responsabilidad que hoy en día se encuentra muy devaluada luego del paso que tuvo por esa responsabilidad la nefasta magistrada Elsa Cordero Martínez.

La falta de preparación de Maldonado Bonilla es imposible de ocultar, así como su banalidad de ver la impartición de justicia en la entidad, pues el avecindado en Puebla que viene a cobrar su jugoso salario en Tlaxcala no ha mostrado ningún elemento que justifique su llegada al cargo más importante del Tribunal Superior de Justicia del Estado.

Sus prioridades serán modernizar, consolidar y dar credibilidad al Poder Judicial, así como combatir la corrupción en los juzgados y esforzarse para que Tlaxcala sea sede de eventos nacionales e internacionales de Derecho, que según él, permitan a los funcionarios del TSJE capacitarse y actualizarse.

La torpeza y limitaciones de Héctor Maldonado son notorias y más cuando en su afán de ser protagónico balbucea que llevará a cabo un diagnóstico general de las áreas Tribunal, perfeccionará la calidad de los servicios y mejorará la capacitación del personal para, ahora sí, hacer efectiva la carrera judicial.

De entrada sus limitados planteamientos no sólo contradicen los niveles de eficiencia y profesionalismo que presumió la ex presidenta del TSJE Elsa Cordero en su último informe, sino que es obvio que difícilmente podrá emprender la transformación del Poder Judicial cuando su prioridad son las celebraciones de algún amigo magistrado.

Ayer, a Héctor Maldonado se le vio llegar cerca de las 10 de la mañana a bordo de su lujosa camioneta BMW al restaurante Mesón Taurino para encabezar un festejo. Lo espera su chofer y un séquito de lambiscones que lo escoltaron desde la puerta hasta su asiento principal en la mesa que lo esperaba.

El festejo inició y la impartición de justicia y la transformación del Poder Judicial de Tlaxcala se pospuso para otra mejor ocasión, pues hoy la prioridad es quedar bien con el nuevo presidente del TSJE.

Imagínese en manos de quien quedó el Tribunal que lejos de poner el ejemplo de trabajo y eficiencia, solapa y tolera la pachanga y el desmadre.

Y quizás el manchimagistrado se puso más feliz cuando vio que en una de las mesas del restaurante se encontraba la ex secretaria de Gobierno y hoy candidata del PRI al Senado, Anabel Alvarado Varela, quien dicen fue la encargada de notificar a Maldonado Bonilla el veto que tenía del gobernador para ocupar la presidencia del TSJE y que al final se vio que no tuvo ningún efecto.

En fin, los magistrados tlaxcaltecas ya podrán presumir que tienen a un pipope como su representante, con lo cual ya se han de sentir muy nice.

Al PRI puro soldado raso

La llegada de Roberto Lima Morales a la dirigencia estatal del partidazo en sustitución de Florentino Domínguez Ordoñez estableció muy bien el nivel que tendrá el PRI en Tlaxcala, de ahí que era imposible pensar que en la renovación del Comité Directivo Estatal de ese partido fueran invitados personajes de peso o trayectoria.

Para evitar una sublevación contra el nuevo mando, se optó por llevar a puro soldado raso a la estructura partidista que tiene la difícil tarea de remontar en las preferencias electorales para hacer que sus candidatos a los diferentes cargos de elección popular estén en posibilidades de obtener triunfos en los comicios de este año.

A la dirigencia del PRI se sumaron desde anoche Elida Garrido Maldonado como nueva Secretaria General, mujer que resulta una total desconocida. También tomaron protesta Oscar Amador Xochiteotzi como Secretario de Organización y Silvestre Velázquez Guevara como nuevo Secretario de Vinculación Empresarial y Emprendimientos.

Silvestre Velázquez dejó su zona de confort como responsable del Fondo Macro para el Desarrollo Integral de Tlaxcala (Fomtlax) y a partir de ahora deberá trabajar para sumar los votos que más pueda a los candidatos priistas que simplemente no prenden ni emocionan a nadie, como si estuvieran contagiados por el mal que persigue a José Antonio Meade Kuribreña, abanderado del PRI a la presidencia de México.

El exceso de confianza del PRI en Tlaxcala asusta.

Los excesos y errores de los funcionarios estatales

.

Muy pronto se acostumbraron los funcionarios estatales a la buena vida, porque son contados los que se esfuerzan por llevar a cabo un trabajo digno que contribuya al desarrollo de Tlaxcala. Están alejados de la grilla política y al parecer ninguno tiene el interés de involucrarse en las actividades proselitistas para apoyar al PRI.

funcionarios menistas

Con 13 meses en el gobierno, la gran mayoría de los funcionarios estatales entró a su zona de confort y ha empezado a recurrir a excesos que al final terminarán afectado la imagen de la actual administración.

Si bien el pago de bonos y la contratación de familiares fueron dos medidas que se cancelaron al inició del gobierno menista, la realidad es que los meses pasaron y hubo funcionarios con dotes de poeta que aprovechando la cercanía con el mandatario revivieron la entrega de “estímulos”, pero con la salvedad de que éstos sólo fueron para una docena de directivos que no tuvieron empacho en dejar evidencias de los mismos, situación que tiene muy molesta a la estructura administrativa de esa dependencia por el favoritismo existente.

Manuel Camacho Higareda, titular de la Secretaría de Educación Pública enfrenta un desorden administrativo del cual poco se sabe y se habla, porque por varios meses fue cubierto por la ex secretaria de Gobierno, Anabel Alvarado Varela, sin embargo hoy su circunstancia es diferente y no dude que pronto salgan a la luz algunas inconsistencias operativas en esa dependencia.

Hace casi un año se conoció que Mauricio Rugarcía fue despedido de la dirección Administrativa del Despacho del Gobernador, posición que llegó a ocupar Erika María Nande Islas, hermana de la actual titular de la Secretaría de Planeación y Finanzas, Alejandra Nande Islas. Su llegada al primer círculo de confianza y poder le habría facilitado las cosas para contratar a su esposo, quien cada quincena acude puntualmente a firmar la nómina.

Mauricio Rugarcía fue cesado porque no sólo tenía una larga lista de aviadores en la nómina del Despacho del Gobernador que autorizó el hacendado Mariano González Zarur, sino porque llevaba un manejo poco claro de los recursos públicos que disponía.

Los excesos que existían en esa área de la administración estatal al parecer se mantienen y hoy se estarían cometiendo algunos “errores” que implican gastos no justificables, como la contratación de equipos de sonido a particulares para la sonorización de varios eventos del gobierno cuando el área de logística y giras tiene la capacidad técnica y equipo para evitar dicho desembolso.

Son muy pocos los funcionarios estatales que están comprometidos con su jefe y con el nuevo coordinador del gabinete Tito Cervantes Zepeda, secretario de Gobierno, pues cuando se enteraron que el mandatario Marco Antonio Mena Rodríguez no estaría en el evento de la celebración de un aniversario más de la promulgación de la Constitución, muchos se ausentaron y no giraron las instrucciones para que directivos y otros empleados acudieron al acto oficial, razón por la cual se tuvieron que quitar la mitad de las sillas instaladas.

Tito Cervantes debe mostrar mayor liderazgo y control del gabinete, porque no es posible que sus compañeros empiecen a extrañar a la ex titular de esa dependencia, Anabel Alvarado Varela, quien dejó el cargo para convertirse en candidata del PRI al Senado.

Otra muestra de la falta de interés por parte de los funcionarios menistas, es que a la fecha ninguno se ha involucrado directamente en labores políticas para apuntalar las campañas de los candidatos priistas rumbo a los comicios del 1 de julio.

A cinco meses de las elecciones la actitud de los colaboradores del gobernador es de valemadrismo como si el partidazo encabezara en Tlaxcala las preferencias y tuviera una cómoda ventaja sobre sus rivales, lo cual no es así porque en la competencia por la presidencia de México, por el Senado y por las diputaciones federales el tricolor se ubica en la tercera posición.

Hoy es más que evidente que el PRI va por un lado y el gobierno por otro, situación que tiene muy contentos y felices a la oposición.

El PRI y su arriesgada apuesta por la reelección

.

Los diputados locales priistas que hoy van tras la reelección enfrentarán condiciones totalmente diferentes a las que encontraron la primera vez en que resultaron electos, porque irán de nuevo a las urnas sin el mismo apoyo económico, sin la estructura marianistas y sin el arrastre de los candidatos al gobierno del estado y a las presidencias municipales.

PRI 05
Sin tener nuevas opciones confiables o leales, el grupo menista en el poder apostó por la reelección de cinco de sus seis diputados locales del PRI en un juego que luce muy arriesgado, sobre todo porque los tlaxcaltecas usarán las elecciones federales y locales para realizar un referendo sobre el desempeño del gobierno de Enrique Peña Nieto y la gestión del mandatario Marco Antonio Mena Rodríguez, así como la labor que han llevado a cabo los legisladores del Congreso del estado.

Parece que las invitaciones para sumarse o integrarse al actual grupo que gobierna la entidad se cancelaron o se restringieron al máximo, pues por lo que se observa ningún otro priista ajeno a ese círculo podrá ocupar una posición relevante.

El PRI se cerró y no exploró otras alternativas. Simplemente permitió que los diputados Enrique Padilla Sánchez, Eréndira Cova Brindis, Martín Rivera Barrios, Ignacio Ramírez Sánchez y Arnulfo Arévalo Lara hagan su intento y busquen su permanencia en el Poder Legislativo, cuando su trabajo realizado hasta ahora deja mucho que desear, toda vez que ellos han respondido más a los intereses del gobernador y a los de su partido que a los de los electores que en el 2016 les dieron su voto y confianza.

Los datos no mienten y la realidad es que siete de cada diez ciudadanos en el estado se opone a la reelección, rechazo que sin duda complicará los sueños reeleccionistas de los legisladores locales que irán solos por esa proeza, porque el PRI en Tlaxcala vive una división interna que cada día se acentúa más.

Los diputados reeleccionistas harán solos sus campañas en este proceso. Ya no tendrán a los actuales alcaldes para ayudarlos en sus labores proselitistas como sucedió en el 2016 cuando los entonces aspirantes a las presidencias municipales de Tlaxcala, y Huamantla, Anabell Ávalos Zempoalteca y Jorge Sánchez Jasso, respectivamente, fueron determinantes para ganar los distritos de sus respectivas demarcaciones.

Tampoco veremos en las campañas a la estructura marianista que se desbordó para apuntalar las aspiraciones de Marco Mena y de los diputados locales. También se espera que hagan vació los actuales legisladores federales Ricardo García Portilla, Fabiola Rosas Cuautle y Rosalinda Muñoz Sánchez, quienes se encuentra marginados y relegados, por lo que sus equipos que han sido despreciados no se moverán para llevar ningún voto a los diputados menistas.

Los priistas ajenos al grupo en el poder saben que si algún legislador local logra la reelección difícilmente dejará el cargo y lo más seguro es que en el 2021 intente nuevamente repetir, situación que obviamente reduce los pocos espacios que hay y que exigen otros militantes para seguir sus carreras políticas.

La pretensión de algunos políticos tlaxcaltecas de acaparar las posiciones puede tener un costo negativo para el PRI, sobre todo si personajes que por suerte y sin tener una militancia probada en el partidazo como el orticista Martín Rivera Barrios logra la reelección por el distrito 3, ya que su única fortaleza es ser chalán y lacayo de Mariano González Aguirre.

Aunque no lo reconozca, el PRI puso en riesgo el control del Congreso del estado para la próxima legislatura y seguramente sufrirá para lograr la reelección de los diputados locales y para ganar otros distritos con personajes de quinta categoría como Emilio Sánchez Rivera y Matilde Sánchez Gracia que competirán por los distritos de Apizaco y Chiautempan, respectivamente.

De los aliados del PRI (Panal, PVEM y el PS) luego hablamos, porque si bien irán juntos eso no quiere decir que se ayudarán en las elecciones locales, porque al final cada uno buscará su beneficio. Al tiempo.