El Papa con México, por los normalistas

.

El Papa Francisco expresó hoy su cercanía con el pueblo mexicano y pidió rezar por la desaparición de 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, en el estado de Guerrero. De manera sorpresiva y saliéndose del discurso preparado, visiblemente conmovido, el pontífice se refirió a los hechos sucedidos en Iguala durante la audiencia general que presidió ante más de 30 mil personas en la Plaza de San Pedro del Vaticano.

francis--644x362“Quisiera hoy, elevar una oración y traer cerca de nuestro corazón, al pueblo mexicano que sufre por la desaparición de sus estudiantes y por tantos problemas parecidos. Que nuestro corazón de hermanos esté cerca de ellos orando en este momento”, dijo en español. En un momento parecía que iba a decir algo más, pero finalmente su llamado quedó ahí.

En estos días el pontífice pudo tener noticias de la desaparición de los estudiantes, por la cual ya fueron detenidas unas 56 personas, gracias a la participación de varios mexicanos en el Encuentro Mundial de Movimientos Populares, convocado por el Vaticano. Entre otros, asistieron a la reunión Raúl Vera, obispo de Saltillo; Víctor Hugo López Rodríguez, director del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas y Martín Esparza Flores, secretario general del Sindicato Mexicano de Electricistas.

Francisco-Evo, encuentro “informal” y en medio de polémica

.

Del Vatican Insider

Un “encuentro privado e informal”, que “no fue organizado a través de los normales canales diplomáticos”. Con esas palabras el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, anunció a los periodistas la reunión que sostuvieron –la tarde de este martes- el Papa Francisco y el presidente de Bolivia, Evo Morales. Sus declaraciones no fueron casuales, salieron al paso de una intensa controversia protagonizada  en los últimos días por el presidente de la Cámara de Diputados y la Conferencia Episcopal de ese país.

fotonoticia_20141023204558_644La sala de prensa de la Santa Sede no ofreció detalles sobre la cita entre el pontífice y el mandatario. Su director, Lombardi, el mediodía de hoy precisó -en una nota- que “la visita al Vaticano del presidente Morales se debió a su participación en el Encuentro Internacional de Movimientos Populares, organizado por el Pontificio Consejo Justicia y Paz, cuyos participantes fueron recibidos por el Papa esta mañana”.

Y agregó: “Por lo tanto no fue organizada a través de los normales canales diplomáticos. El encuentro privado e informal entre el santo padre y el presidente, que tendrá lugar estar tarde, es una expresión de afecto y cercanía al pueblo y a la Iglesia boliviana y un sostén al mejoramiento de las relaciones entre las autoridades y la Iglesia en el país”.

Un “mejoramiento de relaciones” que parece urgente y necesario. En especial tras la polémica que desató –el 23 de octubre- el presidente de la Cámara de Diputados y parlamentario del Movimiento Al Socialismo (MAS), el partido político de Morales. Marcelo Elio acusó al cardenal Julio Terrazas, arzobispo emérito de Santa Cruz de la Sierra, de tomar una postura “derechista”, “pro oligárquica”, “pro imperialistas” y “alejada de la Biblia”. Además sugirió que el presidente tiene buena relación con la mayoría de los obispos menos con el purpurado y pidió una mayor colaboración.

Los excluidos del mundo en el Vaticano

.

Del Vatican Insider

Por primera vez en la historia las voces de los Sin Tierra de Brasil, los cartoneros de Argentina, los pueblos originarios de México o los desahuciados de España, resonarán en el Vaticano. Será este martes 28 de octubre cuando líderes de organizaciones sociales dialoguen por dos horas con el Papa. Lo harán durante el “Encuentro Mundial de Movimientos Populares” convocado por la Pontificia Academia para las Ciencias Sociales y el Pontificio Consejo Justicia y Paz.

2014_03_entrevista_grabois_papa_laalamedaPrevista del 27 al 29 de este mes, se trata de una reunión inédita si se considera que algunos de los movimientos participantes (sobre todo de América Latina) han sido hostilizados desde algunos sectores de la misma Iglesia católica. En entrevista con el Vatican Insider uno de los organizadores: Juan Grabois, de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular.

¿Qué busca este encuentro?

Es un espacio de intercambio, de debate, de discusión y fundamentalmente de propuestas concretas, protagonizado por quienes efectivamente sufren la cara más aguda de la injusticia social en el mundo, que es la exclusión. Participan varios sectores sociales: los trabajadores de la economía popular, los informales, precarizados, migrantes, los campesinos, los sin tierra, los pueblos originarios, las personas que habitan en las villas de emergencia, asentamientos informales o que están en riesgo de perder sus casas por la especulación inmobiliaria. Son personas que se han organizado para pelear por los derechos básicos como el acceso a la vivienda, a la tierra para cultivar y al trabajo con derechos.

“El amor y la caridad concreta, para superar los legalismos”

.

Del Vatican Insider

“No podemos separar la vida religiosa del servicio a los hermanos, a esos hermanos concretos que encontramos”. Son palabras del Papa el cual, antes de rezar el Angelus de este domingo ante miles de personas, reflexionó sobre cómo Jesús indicó el camino para los cristianos: fe y obras. Francisco instó entonces a superar “los legalismos de hoy” con la caridad, porque “el amor es la medida de la fe y la fe es el alma del amor”.

9bf39b10daAsomado a la ventana de su estudio personal, en el Palacio Apostólico del Vaticano y ante una Plaza de San Pedro repleta, Jorge Mario Bergoglio recordó el pasaje bíblico en el cual algunos fariseos se pusieron de acuerdo para poner a prueba a Cristo y uno de ellos le preguntó: “Maestro, en la ley, ¿cuál es el más grande de los mandamientos?”.

Advirtió que las respuestas de Jesús a aquella trampa “no se las inventó” porque las tomó de las escrituras judías, el libro del Deuteronomio y del Levítico. Primero contesto: “Amarás al señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente. Este es el gran y primer mandamiento”. El pontífice destacó que Jesucristo podría haberse quedado ahí, pero siguió diciendo que el segundo mandamiento es similar al primero: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”.

“Su novedad consiste justamente en poner juntos estos dos mandamientos –el amor por Dios y el amor por el prójimo- revelando que ellos son inseparables y complementarios, son las dos caras de la misma medalla. No se puede amar a Dios sin amar a los demás y no se puede amar a los demás, sin amar a Dios”, añadió.

La corrupción según Francisco

.

Del Vatican Insider

“La corrupción es un mal más grande que el pecado. Más que perdonado, este mal debe ser curado”. Palabras duras, netas, de una claridad meridiana. Las pronunció el Papa durante una audiencia con juristas de diversas partes del mundo. Pasaron casi desapercibidas, en un discurso donde la atención la captó su condena a la pena de muerte. El origen de la particular visión de Francisco sobre el hombre de poder y corrupto hunde sus raíces en su natal Argentina. Aquí algunas claves para entenderla, con un apartado dedicado a los Kirchner.

corrup“La corrupción se volvió natural, al punto de llegar a constituir un estado personal y social ligado a la costumbre, una práctica habitual en las transacciones comerciales y financieras, en las licitaciones públicas, en toda negociación que involucre agentes del Estado. Es la victoria de las apariencias sobre la realidad de la insolencia impúdica sobre la discreción honorable”, dijo Jorge Mario Bergoglio en su encuentro con representantes de la Asociación Internacional de Derecho Penal, la mañana de este jueves 23 de octubre.

En la Sala de los Papas del Palacio Apostólico Vaticano unas 30 personas de diversas nacionalidades siguieron el mensaje del pontífice, pronunciado en italiano. El tema de la corrupción pareció quizás secundario en un discurso que se concentró principalmente en las deficiencias comunes a los sistemas de justicia en la mayoría de los países del mundo.

Llamó la atención, sobre todo, el crudo retrato que Francisco trazó del corrupto. Según él, “existen pocas cosas más difíciles que abrir una brecha en el corazón de un corrupto”. Constató que, cuando la situación personal del corrupto se vuelve complicada, “él conoce todas las escapatorias para escapar como hizo el administrador deshonesto del evangelio”.

Del “Sínodo virtual” al “Sínodo real”

.

El término “Concilio virtual” lo acuñó Benedicto XVI. Un concepto que explicó detalladamente antes de la entrada en vigor de su histórica renuncia, el 28 de febrero de 2013. Unos 14 días antes, Ratzinger se reunió con los sacerdotes de la diócesis de Roma en el Aula Pablo VI del Vaticano. En esa oportunidad habló de una “versión deformada” del Concilio que llegó de manera eficiente al gran público a través de los medios de comunicación, los cuales describieron al Vaticano II “como una lucha política” y  “favorecieron las corrientes más complacientes con el mundo”. Esa msima frase se convirtió en la fijación de periodistas y eclesiásticos en estos tiempos. Ellos han intentado, por todos los medios, aplicarla al apenas concluido Sínodo de los Obispos sobre la familia. Y en su afán han tenido éxito, pero al revés. Han terminado creando una imagen distorsionada de la asamblea, un relato unilteral. Han logrado construir el tanto denostado “Sínodo virtual”.

ARCHI_235742¿El resultado? La confusión. Una realidad que produce miedo y paraliza, en una Iglesia que erróneamente se acostumbró a las posiciones unívocas y autorreferenciales. Una Iglesia que parecía haber renunciado por voluntad propia a las “disputatio” y no comprendía el aspecto poliédrico propio del “Dios de las sorpresas” y “del espíritu”, invocados hasta el cansancio por el Papa.

Los artífices de esta confusión ahora pretenden imputar la misma a Francisco. Para lograr su objetivo realizan lecturas rebuscadas de los hechos, interpretaciones funcionales a ese “Sínodo virtual”. Pero los acontecimientos son acontecimientos y no se pueden cambiar. Hay que saberlos analizar, con honestidad. Y después sacar las propias conclusiones, alejadas de las visiones (ideológicas) preconcebidas, que esconden otros intereses.

Se trata de un fenómeno peculiar, eminentemente mediático y que nada tiene que ver con las discusiones sobre la doctrina. Al menos no directamente. He aquí algunos ejemplos. El primero tuvo lugar el martes 7 de octubre durante la conferencia de prensa del segundo día del Sínodo de los Obispos. No habían pasado ni 30 horas del debate en el aula y la pregunta ya estaba lista. “¿No creen que estamos ante un Sínodo ‘pre-cocido’, en cierto sentido ya armado?”, disparó una periodista, exponente emblemático de los nostálgicos de Benedicto. La línea a seguir estaba marcada, y todos los hechos posteriores fueron considerados a través de esta óptica. Pero los prejuicios no son un lujo que los periodistas nos podamos permitir.