¡Qué cesen las guerras! ¡Todas!

.

Con un especial saludo y los mejores deseos para todos los amigos-navegantes de este blog. ¡Felices Pascuas!

Del Vatican Insider

“¡Que cesen todas las guerras, toda hostilidad pequeña o grande, antigua o reciente!”. La preocupación del Papa resonó en Pascua. Un grito de dolor por los conflictos de la humanidad. Un imperioso llamado a la reconciliación, en aquellos lugares donde la violencia ha sofocado a la política. Como en Venezuela y Ucrania, en Siria y en Irak. Un clamor a Cristo para que su resurrección conceda la paz a todos los pueblos de la Tierra.

4659bc654cUna multitud escuchó la bendición “urbi et orbi” (a la ciudad y al mundo) de Francisco. Más de 150 mil personas que abarrotaron la Plaza de San Pedro y las cercanías del Vaticano, en una mañana soleada. Primero el pontífice celebró la misa y después subió hasta la Logia de las Bendiciones, para su mensaje pascual.

Su reflexión contra los flagelos de la humanidad partió de la resurrección de Jesús, a la cual calificó como el acontecimiento que está en la base de la fe de los cristianos y es también su esperanza.

Advirtió que si Cristo no hubiera resucitado, el cristianismo perdería su valor; toda la misión de la Iglesia se quedaría sin brío, pues de ahí comenzó y de ahí reinicia siempre de nuevo. Y agregó que, en Jesús, “el amor ha vencido al odio, la misericordia al pecado, el bien al mal, la verdad a la mentira, la vida a la muerte”.

Entonces lanzó llamados muy específicos. Entre otras cosas pidió que los ánimos se encaminen hacia la reconciliación y la concordia fraterna en Venezuela. Invocó a Dios para que “ilumine e inspire” las iniciativas de paz en Ucrania, de modo que todas las partes implicadas, apoyadas por la comunidad internacional, lleven a cabo todo esfuerzo para impedir la violencia y construir, con un espíritu de unidad y diálogo, el futuro del país.

Se refirió también a Siria, solicitando que cuantos sufren las consecuencias del conflicto puedan recibir la ayuda humanitaria necesaria; que las partes en causa dejen de usar la fuerza para sembrar muerte, sobre todo entre la población inerme y tengan la audacia de negociar la paz.

“En la cruz vemos la monstruosidad del mal”

.

Del Vatican Insider

“En la cruz vemos la monstruosidad del hombre, cuando se deja guiar por el mal, pero vemos también la inmensidad de la misericordia de Dios que no nos trata según nuestros pecados, sino según su misericordia”. Pocas palabras, profundas e incisivas, las del Papa Francisco al final del vía crucis que encabezó la noche de este Viernes Santo en el Coliseo Romano.

Francisco-oró-durante-el-Via-Crucis-330x350No estaba previsto que hablase, al final del rito que recordó las 14 estaciones del camino de Jesús hacia el Calvario. Así lo había anticipado el portavoz vaticano Federico Lombardi. Pero finalmente el pontífice decidió compartir una breve reflexión, durada menos de cinco minutos.

“En la cruz vemos la traición de Judas y de Pedro, toda la vanidad de los prepotentes, toda la arrogancia de los falsos amigos, era una cruz pesada, como la noche de las personas abandonadas. Pesada como la muerte de los seres queridos, pesada por toda la fealdad del mal. Es también una cruz gloriosa, como el alba de una noche larga, porque representa todo el amor de Dios que es más grande de nuestras iniquidades y de nuestras traiciones”, aseguró.

A las 21:10 horas Jorge Mario Bergoglio llegó hasta el Monte Palatino, una explanada justo frente al anfiteatro romano. Allí fue recibido por el alcalde de Roma, Ignazio Marino, y tras saludarlo se puso un sobretodo blanco. Luego se trasladó bajo un mirador adornado con telas de color rojo. No obstante los gritos de emoción y los aplausos de la gente, prefirió mantener la concentración en su rostro.

Todos los sufrimientos del mundo fueron incluidos en las meditaciones que se fueron leyendo en las estaciones. Las escribió el arzobispo italiano de Campobasso-Boiano, Giancarlo Bregantini, quien le puso un subtítulo a cada una.

“El Papa es uno de nosotros”

.

Del Vatican Insider

“Es uno de nosotros, un hermano, un amigo”. No logra contener la emoción Angelica Belli, desde su pequeña silla de ruedas. Tiene la sonrisa bordada en sus labios, no obstante apenas le queden un par de dientes. La anciana es uno de los 12 enfermos a los cuales Jorge Mario Bergoglio lavó los pies la tarde del Jueves Santo. Ella no tiene dudas: “Es el Papa del pueblo, exactamente  como San Francisco de Asís”.

Papa-Francisco-lava-doce-discapacitados_TINIMA20140417_0667_5Uno detrás de otro. El más joven Osvaldinho, de 16 años, la mayor ella, Angelica, de 86. Una fila entramada por historias de sufrimiento y abandono, rescatadas gracias a don Gnocchi, el sacerdote italiano iniciador de la fundación que hoy lleva su nombre y que gestiona el centro de acogida Santa María de la Providencia, ubicada en la periferia norte de Roma.

Hasta ese lugar, que acoge unos 250 discapacitados, llegó Francisco la tarde del jueves para presidir la misa “In coena domini”, que recuerda la última cena de Cristo, la instauración del sacramento de la eucaristía y el lavado de los pies a los 12 apóstoles.

En el corazón del lugar, justo en medio de los tres edificios donde residen los enfermos, se encuentra el templo. Un edificio moderno, con extraños vidrios multicolores donde se imponen el rojo, el amarillo y el verde. A un lado, en segundo término, se ubicaron los 12 discapacitados. Hombres y mujeres, uno de ellos de religión musulmana.

Después de una homilía durada menos de cinco minutos, el Papa se dirigió hacia ellos. No obstante sus 77 años y sus problemas de movilidad, se arrodilló ante cada uno, lavó con paciencia sus pies y los besó con amor.

Samuele Chiavari no pudo ni siquiera tomarle la mano. Pensaba hacerlo, pero la emoción lo bloqueó. Tiene 66 años, la mayor parte de los cuales los ha pasado en una silla de ruedas. A apenas tres lo afectó una poliomelitis. Don Gnocchi lo salvó del olvido, en su pueblo de montaña. Le mostró que podía ofrecer algo a los demás, no obstante su condición.

Francisco y sus amigos exiliados

.

Del Vatican Insider

Todo inició con la conmoción del Papa. Un par de hermanos exiliados de Argentina, Carlos y Rodolfo Luna, le escribieron un mensaje. Le contaron la historia de Daniel, compatriota exiliado cuyo cuerpo sin vida fue hallado dos años después de su muerte en una casa de Estocolmo. Tanta era su soledad que nadie se había preocupado por él. Francisco les respondió y, desde entonces, nació entre ellos una peculiar amistad.

0150914e87El primer contacto se dio gracias a Gustavo Vera, el activista argentino amigo de Bergoglio y referente de la organización La Alameda. Él le hizo llegar al pontífice el mensaje de los hermanos Luna en agosto de 2013. En cuestión de días recibieron una respuesta, a través de un mail enviado por el secretario papal Fabián Pedacchio.

“Qué tragedia más grande, morir solo, sin que nadie te extrañe durante dos años y nadie se de cuenta. Es una muerte tan cruel, tan inhumana. Parece de novela pero es la realidad de mucha gente. Duele tanta soledad”, escribió entonces el líder católico.

El intercambio epistolar continuó. “Otra carta nos la mandó en noviembre, después el 23 de diciembre. Así hemos llegado a la carta número seis”, contó al Vatican Insider Rodolfo, quien hace 10 años decidió volver a su tierra, mientras Carlos permaneció exiliado.

Ellos dos llegaron a Suecia en la década de los 70 del siglo pasado. Carlos se vio obligado a dejar su provincia natal, Córdoba, en 1971. Fue gracias a los jesuitas de aquella ciudad que pudo huir de la persecución militar durante la dictadura encabezada por Alejandro Agustín Lanusse. Su madre, profunda creyente, pidió ayuda a los religiosos. Ellos le protegieron y lo vistieron de sacerdote. Así pudo huir a Chile primero y a Suecia después.

Legionarios: sale de escena el ex vicario de Maciel

.

Del Vatican Insider

Llegó a convertirse en el hombre con más poder en los Legionarios de Cristo. Durante casi 20 años ocupó el puesto de vicario general junto al fundador Marcial Maciel Degollado y, después, se adjudicó hasta cuatro cargos simultáneamente. Apenas esta semana Luis Garza Medina fue removido del último cargo que mantenía, mientras la congregación intenta forjar un nuevo inicio.

Luis-Garza-web-242x300De manera sorpresiva Garza fue marginado de su puesto de superior del territorio de Norteamérica, que ocupaba desde el 1 de agosto de 2011. La noticia fue anunciada el 12 de abril con una carta a todos los legionarios de esa región. Un cambio anticipado, tomando en cuenta que permaneció en el cargo menos de tres años.

No hubo consulta a los miembros, como suele ocurrir con los nombramientos de superiores territoriales, ni se sustituyeron todos los superiores de la región. Sólo se informó de la designación de John Connor como nuevo director para Norteamérica, efectivo a partir del 1 de mayo de 2014.

La determinación fue tomada por el flamante director general Eduardo Robles Gil, quien –por lo pronto- no le asignó una nueva responsabilidad a Garza. “Un nuevo puesto será anunciado posteriormente”, se limitó a indicar un comunicado de prensa.

En agosto de 2011 Luis Garza Medina dejó su puesto de vicario general de los Legionarios y fue transferido como superior a Estados Unidos, no obstante en ese tiempo era uno de los personajes más cuestionados dentro de la congregación. Hasta entonces mantenía su puesto de vicario, al cual había accedido en 1992.

Desde esa posición privilegiada participó de la cúpula de la institución en tiempos del fundador Marcial Maciel Degollado, quien en vida cometió toda clase de actos inmorales, entre los cuales se cuentan abusos sexuales contra menores.