¿Papa Francisco versus familias numerosas?

.

Recuerdo una anécdota. Bueno, más de una. Pero una viene al caso con respecto a un debate de estas últimas horas. ¿El protagonista? Benedicto XVI. ¿El momento? Su viaje papal a Brasil, en mayo de 2007. ¿Las circunstancias? Debate intenso en México por la aprobación de la primera ley del aborto en la capital del país y una advertencia en la revista de la arquidiócesis de ese lugar con “graves sanciones canónicas” a los políticos que votaron esa normativa. ¿El caso? Una pregunta con doble intención realizada por un periodista y el pontífice que cayó en la trampa. ¿El resultado? La prensa tuvo su titular: “El Papa excomulgó a los políticos que aprobaron el aborto”. Una noticia que en realidad nunca existió, porque Ratzinger nunca declaró la excomunión de nadie. Aunque la polémica posterior, esa sí fue muy verdadera.

papa-francisco-avion-de-corea¿Por qué sacar a colación ahora aquel episodio? Por dos razones. Una: Para recordar que la prensa tiene mecanismos propios, falibles y fácilmente sujetos a la distorsión. Dos: Para no olvidar la importancia de comprender, en su totalidad y sin retaceos, el sentido último de ciertas afirmaciones. Máxime si estas son pronunciadas por el vicario de Cristo.

Ya lo escribí en otras ocasiones: El Papa es uno de los personajes sobre la tierra cuyas palabras están más sujetas a la instrumentalización. Sin importar quien ocupe el puesto. Ocurrió con Benedicto XVI, en el ejemplo citado y muchos otros. Pasó con Juan Pablo II en diversas ocasiones. También antes. No debería ser una sorpresa, entonces, que suceda con Francisco. Ahora bien, con este último ocurre un fenómeno sugestivo e inquietante a la vez. Él habla con libertad personal y franqueza, sin filtros ni censuras mentales. Lo hace muy a menudo. La medida de sus intervenciones es directamente proporcional a la cantidad de sus reuniones, públicas y privadas. Como es un pontífice activo y dinámico, sus encuentros cotidianos son francamente numerosos.

A final de cuentas, y él mismo lo ha dicho, conduce su vida como una persona normal, dentro de la normalidad que un pontificado puede permitir. Si advierte una necesidad, habla. Si le piden su opinión, responde. Si lo van a visitar, dedica unas palabras. Esa vocación de normalidad me parece estimulante, pero comporta un hecho objetivo: Ninguna de sus declaraciones y ninguno de sus gestos puede ser sometido a un control previo. Como ocurre en cualquier persona normal. Nadie espera que todas y cada una de las cosas que surjan de la boca de un Papa sean magisterio de la Iglesia. Ni que a cada momento, en cada instante, el pontífice vaya confirmando en la fe con sus frases y sus silencio.

“¡Quiero lío!” declarado de interés cultural en Argentina

.

declara2

“¡Quiero lío!” más que un libro, ha sido una aventura. La aventura de contar en pocas páginas una historia emocionante como la de Francisco en los primeros pasos de su pontificado. Fue una obra escrita para ustedes, para quienes siguen este blog y todos aquellos curiosos empeñados en saber un poco más sobre el Papa argentino. Por eso intenté redactar todo de corrido y sin enredarme. Es estimulante cuando un lector te escribe por mail o, al saludarte, exclama de repente: “¡Me encantó tu libro!”. Entonces uno siente que cumplió su misión.

Ahora este pequeño vástago editorial me ofrece una nueva satisfacción, que comparto con todos. El Senado de Argentina deliberó y votó positivamente otorgarle la declaratoria de “obra de interés cultural”. Un nombramiento simbólico, que no incluye prevendas de ningún tipo. No obstante, se trata de un honor, producto en realidad de un sueño cumplido. Hecho realidad gracias, sobre todo, a cada uno de ustedes. A los que leen apasionados, a los que visitan este blog de pasada o quienes lo hacen porque no tienen más remedio. A todo, de corazón, gracias. Y aunque suene a lugar común: ¡Vamos por más!

Para todos aquellos que quieren saber más del libro o adquirirlo, pueden entrar a este link. Por ahora los ejemplares se encuentran disponibles en Argentina, aunque en Europa pueden ser adquiridos por internet con envío postal entrando al sitio web de la Libreria Coletti o físicamente en la Libreria Spagnola de la Piazza Navona en Roma. Sabemos que en Argentina está agotado en algunas librerías, aunque lo tienen en el catálogo. Por eso recomendamos vivamente comunicarse con la oficina de Hyspamérica a los teléfonos: 00 54 11 4371 7592 / 7633 o por correo electrónico a rpcendecu@yahoo.com.ar pidiendo en todos los casos por el señor Raúl Paggi.

Fray Junípero Serra al honor de los altares

.

Del Vatican Insider

Evangelizó a los indígenas en México. Fundó las misiones que dieron vida a las más importantes ciudades de la costa oeste de los Estados Unidos. Y el Papa lo elevará al honor de los altares como santo de la Iglesia. Se trata del beato de origen español fray Junípero Serra Ferrer. Francisco mismo anunció su canonización y alimentó la expectativa ante una eventual visita suya a California, donde se encuentran los restos mortales del fraile.

9545536772_1567c6be68De manera sorpresiva y durante una conversación con periodistas a bordo del avión papal que lo condujo de Sri Lanka a Filipinas este jueves, el líder católico anticipó que la ceremonia de canonización la presidirá él mismo en septiembre próximo en su viaje apostólico a la Unión Americana.

El caso de Serra salió a relucir cuando habló de las llamadas “canonizaciones equipolentes”, esos reconocimientos como santos que ha autorizado para beatos saltándose la normativa eclesiástica que exige la comprobación de un “milagro” para hacerlo.

“Cuando desde hace mucho tiempo un hombre o una mujer son beatos y se cuenta con la veneración del pueblo de Dios, y de hecho son venerados como santos; no se hace el proceso sobre el milagro”, explicó.

El Papa no es Charlie Hebdo, polémica servida

.

Está montando en estas horas. La polémica está garantizada y será motivo de debate en los próximos días. Todo a causa de unas declaraciones realizadas por el Papa a bordo del avión papal la mañana (asiática) de este jueves 15, mientras viajaba de Sri Lanka a Filipinas. Francisco decidió responder a las preguntas de los periodistas que viajan con él. Es la primera vez que lo hace a mitad de una gira apostólica, en las otras ocasiones lo hizo -siempre- de regreso a Roma. Un colega francés le cuestionó sobre el derecho a la libertad de expresión y la libertad religiosa, en clara referencia al atentado contra la revista satírica Charlie Hebdo. El pontífice no esquivó el tema y dio su opinión, sensata y equilibrada. No obstante, algunsas de sus frases ya abrieron una controversia.

papa-avion-Brasil-2-GAbajo, en este post, transcribimos exactamente sus palabras. Es necesario leer todos los párrafos, para evitar equívocos. El núcleo de su pensamiento se divide en dos ideas sencillas: Es una aberración injutificable matar en nombre de Dios pero, al mismo tiempo, no se puede tomar para risa a las religiones y esperar que los fieles de ese credo no se ofendan.

Hasta ahí todo normal. ¿De dónde surge la polémica, entonces? Surge de un antiguo -y siempre peligroso- truco periodístico: la parcialización. Mientras en primera instancia la prensa europea, en general, reportó integralmente las palabras de Bergoglio y respetó el sentido de las mismas, ya por la tarde del jueves varios medios anglosajones fueron destacando cada vez más la segunda parte. Comenzaron entonces a transmitir la idea de que, en cierto sentido, el Papa justificaba los ataques terroristas como una “reacción natural” ante las ofensas.

El perno de esta interpretación se centró en un ejemplo que puso Francisco. Explicando lo que significa para un creyente la burla a su religión, él dijo que si Alberto Gasbarri, organizador de los viajes papales y “gran amigo”, le insultaba a su mamá, entonces “le toca un puñetazo”. En el contexto era bastante claro que el Papa estaba explicando que los seres humanos no son de madera y se ofenden si le tocan lo más sagrado que tienen. Pero, al mismo tiempo, no sólo condenó inequívocamente cualquier violencia en nombre de Dios, también defendió la libertad de expresión como un derecho fundamental. Eso sí, con un límite: el respeto.

La “enorme serenidad” del Papa Francisco

.

Del Vatican Insider

Para Francisco el 2015 será un año ajetreado. En marzo comenzará su tercer año de pontificado y una etapa de consolidación del aire renovador que ha producido en la Iglesia católica su elección como vicario de Cristo. En entrevista con el Vatican Insider el director de la sala de prensa de la Santa Sede, Federico Lombardi, habló sobre este momento histórico.

Federico+Lombardi+Vatican+Prepares+Departure+f1hzwifd2z1lHan pasado casi 22 meses de pontificado pero parecen 10 años. ¿Es difícil seguir el ritmo del Papa?

Ciertamente se trata de un pontificado extremamente dinámico y diversificado. Si bien para él no estaba mínimamente prevista la elección, ha tomado muy en serio las indicaciones de los cardenales en el pre-cónclave y se ha empeñado en ponerlas en práctica. Vive su ministerio con una gran conciencia de su gracia de estado y que el señor le da fuerzas inesperadas desde el punto de vista espiritual y humano para cumplir su misión. A veces uno piensa que tendrá grandes preocupaciones a causa de los problemas, pero afronta todo con una enorme serenidad espiritual, con conciencia sobre la gravedad de las dificultades pero no con una actitud angustiada o agobiada.

Después la mediación papal en el acercamiento entre Cuba y Estados Unidos algunos hablan de los “milagros de Francisco”. ¿No resulta exagerado?

Advierto dos elementos clave en esta presencia internacional de la Santa Sede. Por un lado existe una gran autoridad moral del Papa por el amplio seguimiento y atención popular que tiene. Esto no es fruto de poderes o propaganda, es fruto de su carisma. Los líderes mundiales no pueden ser indiferentes al hecho que el Papa se manifiesta como un personaje al cual los pueblos miran objetivamente con esperanza, con confianza, como una persona creíble.

Violencia abominable. El Papa y #CharlieHebdo

.

No estoy de acuerdo con la línea editorial de la revista Charlie Hebdo. Algunas de sus portadas me parecen una porquería, por no utilizar otras palabras. La mayoría de sus caricaturas no me producen risa. Estoy convencido que muchas de sus viñetas, sino la totalidad, son ofensivas por igual con los sentimientos religiosos, las afinidades políticas, las opciones ideológicas y el sentido de civilidad de muchísimos ciudadanos, no sólo franceses. Pero el atentado de hoy no sólo resulta abominable y horripilante, sino que es del todo injustificable.

Sinceramente creo que la humanidad tiene una frontera infranqueable, un límite más allá del cual el hombre se despoja veil-charlie-hebdo1-217x300voluntariamente de su condición humana y se entrega a las fuerzas más oscuras del mal. Ese límite es el respeto al derecho a la vida. No por nada diversos Papas han declarado al derecho a la vida como la base de todos los demás derechos. Es aún más vil cuando la violación de ese derecho se perpetra por motivaciones supuestamente religiosas y con el objetivo de cercenar otro derecho básico del mundo contemporáneo, la libertad de expresión.

Así como el derecho a la vida es sagrado, estoy personalmente convencido que la violencia no tenga justificación alguna. En ningún caso. Nadie puede pretender esconderse en frases como “pero se lo buscaron…”, “ellos sabían…” o “bueno, mira lo que dicen, cómo piensan…”. Esas ideas, además de ser cobardes y engañosas, constituyen el primer paso para la sinrazón. Y ese es un “lujo” que, como mortales, no podemos permitirnos.

A coninuación transcribo la nota con la reacción oficial del Vaticano sobre el atentado a #CharlieHebdo.