Madres de sacerdotes al Papa: “Proteja el celibato”

.

Del Vatican Insider

“Santo Padre, evite que nos roben el gran tesoro del celibato”. Es el clamor que un grupo de madres biológicas y madres espirituales de sacerdotes hizo llegar al Papa. En su carta, las mujeres pidieron a Francisco declarar que no existe “puerta abierta” a modificaciones en la norma de la soltería para quienes siguen la vocación al presbiterio y reaccionaron así a otra misiva enviada al pontífice por 26 novias o amantes de curas.

Papa Francesco durante la messa per l'ordinazione di dieci nuovi sacerdoti della diocesiEl documento, del cual Vatican Insider tiene copia, lleva la firma de 332 personas que forman parte de un colectivo denominado “Maternidad Espiritual de Sacerdotes”, con presencia en España y otros países del mundo. Uno de los firmantes es Raúl Berzosa, obispo de la diócesis española de Ciudad Rodrigo. Aunque salió a la luz ahora, el texto está fechado el 19 de junio.

“Santo Padre: si tuviéramos noticia de la aventura de un hijo o un hermano casado con una mujer distinta de su esposa nunca podríamos aceptar los argumentos de la nueva novia como una causa lícita para romper el matrimonio canónico. Igualmente, tampoco podemos admitir los argumentos –erróneos- de las 26 novias de sacerdotes que le han escrito solicitando el celibato opcional”, indicó.

La carta se refirió así al mensaje difundido en mayo y en el cual las amantes secretas de sacerdotes católicos solicitaron a Jorge Mario Bergoglio que ponga fin al celibato. “Nosotras tenemos, hemos tenido o quisiéramos tener una aventura amorosa con un sacerdote del que nos hemos enamorado”, señalaron entonces y agregaron: “algo podría cambiar, no sólo para nosotras, sino también por el bien de toda la Iglesia”.

Misa impedida en México, el Vaticano reacciona

.

Del Vatican Insider

Esa misa no se ha de hacer. Al menos en territorio de México. Ocurrió este miércoles 27 de agosto en la frontera sur del país. Era una celebración especial dedicada a los migrantes, pero fue impedida por las autoridades. Finalmente se realizó en Guatemala. Apenas 24 horas después el Vaticano reaccionó, con una carta de apoyo al autor de la iniciativa, el obispo de Tabasco Gerardo de Jesús Rojas López.

d2342894-fba8-4de9-8b16-f072d2d7d77b“Cercanía espiritual” y “total comunión de sentimientos e intenciones”. Con esas palabras el cardenal Antonio María Veglió, del Pontificio Consejo de la Pastoral para los Migrantes e Itinerantes, mostró el aval de la Santa Sede a la ceremonia impedida y al prelado mexicano que la organizó. Un gesto con pocos precedentes, porque no suele ocurrir que estas oficinas pontificias tomen postura sobre hechos concretos. Mucho menos a nombre de la sede apostólica.

Pero esta vez las cosas fueron distintas y el purpurado expresó su apoyo a “todas las personas que no están dispuestas a permanecer ciegas y mudas ante las tragedias que lamentablemente afectan a nuestro tiempo”.

En su misiva, redactada en español, confirmó que fue informado sobre el percance de este 27 de agosto en la frontera entre Tabasco y el Vicariato apostólico guatemalteco de El Petén, donde agentes del Servicio de Aduanas y del Instituto Nacional de Migración impidieron la celebración. También destacó que, gracias a “la providencia”, la misa -una iniciativa de carácter “profundamente pastoral”- se realizó finalmente en el territorio fronterizo de Guatemala.

El llanto del Papa y el prejuicio de los cómodos

.

Se llamaba Pedro. Un chico distinto, con su piel color azabache que desentonaba con su pelo rubio cobrizo. En los días de mucho llegaba a la escuela con unos zapatos deportivos sucios que le quedaban grandes. Eso en el mejor de los casos, porque la mayoría de las veces su calzado tenía agujeros enormes. Para él los cordones no existían. Pienso que pocas veces habrá sentido la verdadera comodidad. Recuerdo muy poco de él, éramos chicos. Pero dos cosas jamás voy a olvidar: su sonrisa y su olor; era nauseabundo.

lugano_desalojo.jpg_1328648940Cuando lo conocí tenía 9 años, quizás 8. Por eso mi memoria falla. Por más que lo intente, los detalles no vuelven. Igual lo cuento entre mis amigos, esos del pasado. Porque compartimos pupitre y un trecho de vida juntos. Al principio su olor me molestaba, después me acostumbré. Y no pasaba nada. Éramos chicos y vivíamos en un mundo donde esas cosas no tienen importancia. Para algunos de nuestros compañeros si, y cada tanto lo molestaban. Ninguna de las bromas le hacía perder la sonrisa.

Íbamos a la misma escuela pública, donde los guardapolvos blancos armonizan las clases sociales y esconden las carencias. De su familia no supe mucho, sólo que su mamá estaba enferma. Tal vez por eso dejó de estudiar de repente y no lo vi más. Nunca pude conocer su casa, ni sus hermanos y hermanas. No me hizo falta para comprender sus necesidades, para entender que en invierno le faltaba abrigo y el hielo en los huesos era su compañero inseparable, de día y de noche. Igual seguía sonriendo.

Años después tuve la oportunidad de conocer otros “pedros”, de esos que viven en casillas de cartón o en asentamientos irregulares. Nunca vi en sus ojos la impotencia ni el dolor. Mucho menos la maldad. Eran chicos, nada más. Ellos no eligieron nacer en interminables familias numerosas y pobres. Como Pedro, que si hubiese podido -estoy seguro-, hubiese cambiado inmediatamente su lugar con el mío. Eso que la mía jamás fue una posición acomodada. Cinco hermanos, vivienda pequeña con muchas restricciones (después ampliada con gran sacrificio), nada de auto ni vacaciones. Poquísimas veces un restaurante. Sólo nos bastaba la seguridad de tener un techo sobre la cabeza y el agradecimiento por una familia buena, no obstante las dificultades. 

El Papa, Zanetti y un partido por la paz

.

Del Vatican Insider

Todo empezó en la Casa Santa Marta el 25 de abril de 2013. En un salón de la residencia vaticana, aquel jueves, el Papa recibió en audiencia al futbolista argentino Javier Zanetti y a su familia. Un encuentro íntimo, durante el cual Francisco lanzó una provocación: “¿Por qué no organizan un partido entre jugadores de distintas religiones, razas y nacionalidades?”. Aquella idea tomó forma hasta convertirse en realidad. El cotejo se jugará el 1 de septiembre el Estadio Olímpico de Roma.

5749a677dbBudistas, judíos, hindúes, musulmanes, shintoistas y cristianos de diversos credos (católicos, protestantes y evangélicos). Además de creyentes, la mayoría de los futbolistas que disputarán el “Partido por la Paz” son campeones de fama planetaria. Los nombres pesan, comenzando por el jugador del Barcelona, Lionel Messi.

Los italianos Andrea Pirlo, Gianluigi Buffon y Roberto Baggio; los argentinos Javier Mascherano, Ricky Alvarez, Ezequiel Lavezzi, Juan Iturbe; los uruguayos Fernando Muslera y  Diego Lugano; Ronaldinho, Samuel Eto’o, Arturo Vidal y Lucas Podolski son algunos de los confirmados en una lista de más de 50 futbolistas.

En realidad la lista de los jugadores podrías ser mucho más larga. Los organizadores tuvieron que recortar el número de participantes por falta de cupo, como confesó Andrés de la Fuente, presidente de la Fundación Pupi, creada por Zanetti.

Sin inmunidad el nuncio acusado de abusos

.

Del Vatican Insider

Sin inmunidad ni protección. Por primera vez un diplomático de la Santa Sede podría afrontar un juicio civil por abusos sexuales contra menores fuera de los tribunales vaticanos. Se trata de Jozef Wesolowski, ex nuncio apostólico en República Dominicana. El portavoz papal Federico Lombardi emitió este lunes una nota para aclarar que el prelado ya no cuenta con la inmunidad propia de su anterior puesto y puede ser convocado por la justicia dominicana sin problemas.

Józef-WesołowskiEl caso no tiene precedentes. Explotó en agosto de 2013 cuando el entonces representante vaticano fue convocado de imprevisto a Roma. En julio anterior, el Papa Francisco había recibido un amplio informe que contenía acusaciones de abusos y otras cuestiones. Por eso decidió revocarle su encargo, que abandonó hace un año, el 21 de ese mes.

En esos días la televisión dominicana sacó a la luz el caso y el escándalo sacudió a la Iglesia entera. El septiembre, la justicia del país centroamericano abrió una investigación. Por esos días también el Vaticano anunció el inicio de un proceso en sus tribunales de la Doctrina de la Fe.

En junio de este año Wesolowski fue hallado culpable en los tribunales eclesiásticos y sentenciado a la dimisión del estado clerical, es decir a perder su condición de sacerdote. Al mismo tiempo dejó de ser empleado del Vaticano, aunque no estaba claro si había perdido su inmunidad diplomática.

Francisco y el “milagro” de San Lorenzo

.

Del Vatican Insider

San Lorenzo de Almagro alcanzó la cima de América. Logró coronarse campeón de la Copa Libertadores con una increíble escalada a la gloria. Hace dos años su realidad era totalmente distinta. Ocupaba los últimos puestos del torneo de primera división de la Argentina y estuvo a punto de perder la categoría. Sus aficionados sufrían, incluido el entonces arzobispo de Buenos Aires. Pero las cosas cambiaron radicalmente de un momento a otro, desde que Jorge Mario Bergoglio fue elegido Papa.

San-Lorenzo-Francisco-Pedro-EFE_CLAIMA20130319_0133_14La gran noche de San Lorenzo se consumó el martes, en su estadio de la capital argentina, el “Nuevo Gasómetro”. El gol de penal convertido por Néstor Ortigoza le alcanzó a su equipo para imponerse ante el Nacional de Paraguay por el mínimo resultado de 1 a 0. Y para desatar la emoción de todos sus seguidores, incluido el pontífice.

“Avisado de la victoria, desde Corea, como hincha y socio feliz, Francisco, el ‘Gran Cuervo blanco’, envía un ‘ciclón’ de saludos a ‘su familia azulgrana’, invitando a transformar la merecida Copa Libertadores en la copa de la solidaridad”, comentó el ceremoniero papal argentino, Guillermo Karcher.

Pero la Copa Libertadores no es un logro aislado, en realidad es el punto más alto de una historia sugestiva. En junio de 2012, cuando Bergoglio era todavía arzobispo en Argentina y ya pensaba en el retiro, San Lorenzo se vio obligado a pelear con Instituto de Córdoba la permanencia en la categoría. Por un pelo no descendió al Nacional B, producto de varias temporadas de malos resultados.