Nobel, Evo Morales y Peña Nieto

Fis. Alfredo Osorio S.

Alfred Nobel, Evo Morales y Enrique Peña Nieto son conocidos en todo el mundo. Nobel, por  los premios que llevan su nombre, y que, líneas abajo hablaré de ellos; Evo, por ser un presidente boliviano que está obteniendo sorprendentes resultados sociales que se reflejan en la economía, la cultura y, … la ciencia y tecnología; y el presidente Peña Nieto –aparte de sus casas de 90 millones de pesos y el avión presidencial de 800 millones de dólares- que durante los primeros dos años  de su gobierno, quiso mostrar al mundo el desarrollo mexicano, en todas las áreas, pero de manera particular en lo que se refiere a las Reformas que han sido aprobadas (pero no probadas), y, desgraciadamente, a los ojos escrutadores de los países del planeta sólo han visto sangre, sangre, sangre, y más sangre. Por tanto, iniciemos esta entrega con los premios más relacionados con la ciencia y la tecnología, es decir con los premios de física, química, y medicina o fisiología, a saber:

n1

Amano, Akasaki, Nakamura, en Física

FÍSICA

Los premios Nobel se han otorgado a las siguientes personas con los logros que se relatan. El comité Nobel decidió premiar a los físicos Isamu Akasaki, Hiroshi Amano y Shuji Nakamura. El trabajo premiado se titula: <<Por la invención de diodos emisores de luz azul que han permitido hacer fuentes de luz blanca ahorradoras de energía>>.  Desde hace más de medio siglo se inventaron los diodos emisores de luz roja y diodos emisores de luz verde; faltaba la invención de los diodos emisores de luz azul, ¿para qué?, la razón es sencilla. Con la mezcla de estos tres colores es posible obtener luz blanca, además, es la única manera. He aquí la importancia del descubrimiento de los científicos japoneses. Con los diodos emisores de luz blanca se dejarán de producir lámparas que utilizan mercurio para su fabricación. En pocas palabras, estos nuevos diodos harán menos, pero mucho menos, afectaciones al medio ambiente, e igualmente importante, serán mucho más económicas, produciendo ahorros de hasta 60 % de energía. Ellos, los nipones galardonados, sí harán posible las promesas presidenciales de Peña Nieto de “bajar” los costos de pago mensual de la energía eléctrica, nada más que ellos lo harán para toda la humanidad.

nobel2

Betzig, Hell, Merner

QUÍMICA.

Los científicos Abbe (en 1873) y Rayleigh (en 1896) “demostraron” que la fórmula de resolución óptica imponía un límite de 0.2 micrómetros. Lo anterior significa que (en términos macroscópicos) sería imposible, por ejemplo, distinguir los dos faros de un  automóvil a distancias mayores de 300 kilómetros. Este resultado no fue ningún impedimento para los premiados con el Nobel de química superaran el límite de Abbe y Rayleigh en la versión microscópica (que no se podría tener una respuesta visual de un haz laser iluminando objetos que tuvieran una mitad de la longitud de onda –o menor- del haz laser en cuestión). La limitación fue superada iluminando los espacios intersticiales con moléculas fluorescentes, situación que ha permitido la visualización de objetos  del orden de nanómetros (mil millonésima de metro). A estos descubrimientos el argot científico le ha llamado pasar del microscopio al manoscopio). Las invenciones se deben a los investigadores Eric Betzig – quien cobrará una tercera parte del premio, así como Stefan W. Hell y William Merner, cada uno con una tercera parte de los 8 millones de coronas suecas –valor monetario del premio Nobel- es decir, una tercera parte de los 14 millones 744 mil 720 pesos mexicanos que es lo que equivalen los 8 millones de coronas suecas.

nobel3

O´Keefe, Edvar y Britt Moser

FISIOLOGÍA O MEDICINA

¿Cómo podemos regresar a casa día tras día, o ir al trabajo, o ir al zócalo de nuestra ciudad, o ir y regresar del cine, al centro deportivo, etc., etc.? Los trabajos iniciales para responder a las preguntas anteriores las comenzó, en 1971, el doctor John O Keefe (New York, 1939). Pero, antes. El filósofo Emanuel Kant respondió a la pregunta anterior postulando la afirmación que el cerebro poseía una “propiedad” inmanente que hacia factible el recordar orientaciones, direcciones, posiciones espacio temporales que hacían cotidiana las actividades humanas que estamos planteando como “problemas”. Desde luego, la versión kantiana no era ninguna respuesta al problema en comento. Regresando al siglo pasado. O Keefe, en año 1971, como dijimos, experimentó con ratas de la manera siguiente: encontró, en la región cerebral donde se ubica el hipocampo un grupo de células nerviosas que se activaban  simultáneamente al ir cambiándolas (a las ratas) de lugar, por ello, a dichas células se le denominaron “células de posición” o “células geográficas”, lo anterior es sin considerar que O Keefe atribuyó, aún más, la propiedad de creación de mapas del entorno así como la capacidad de almacenamiento de memoria. En suma, debido a lo anterior, a esta suma de capacidades se dio origen a ser conocidas como las responsables del GPS cerebral (recordemos que GPS significa “sistema de posicionamiento geográfico”, por sus siglas en inglés). En 2004, el matrimonio noruego formado por los investigadores May-Britt Moser (Fosnavag, Noruega, 1963) y Edvar Moser (Alesund, Noruega, 1962) descubrieron otro tipo de células nerviosas – que servían para funciones muy parecidas a las descubiertas por O Keefe, estas células fueron bautizadas como células de “red” –realmente forman redes hexagonales por una razón aún no conocida- en el cortex entorinal. Este tipo de células no son exclusivas de las ratas, están en prácticamente todos los mamíferos, incluyendo al hombre, desde luego. Los resultados de este premio tendrán consecuencias inimaginables: trastornos de la conducta, Alzheimer, locura, senilidad mental, etc., tendrán reales posibilidades de ser aliviadas.

Del resto de los premios Nobel hablaremos en otra oportunidad, resta felicitar a los bolivianos por el lanzamiento de su satélite Tûpac Katari 1. Este satélite permitirá a los bolivianos planear, controlar, realizar cuatro servicios que consideraron importantes: telesalud (tendrán, los bolivianos más aislados geográficamente, consultas y diagnósticos desde los centros de salud más avanzados), teleducación, ampliación de la cobertura de internet y telefonía rural (situación que permitirá tener dichos servicios a más de 1000 comunidades rurales), y, finalmente, amplitud de la señal para trasmisiones en vivo de medios de comunicación. Desde luego, la manera de gobernar para las mayorías se nota de manera impresionante, el contraste con respecto a México es asombroso. Ah, el costo. A los bolivianos el satélite les costó 150 millones de dólares (una quinta parte del costo del avión presidencial de Peña Nieto) y dos años de trabajo. Enhorabuena presidente Evo Morales, por los aymaras hablará usted.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *