Las fibras dietéticas evitan las enfermedades respiratorias

Francisco Guerra

@kaifrank

Fibras dietéticas: cereales, frutas, verduras y legumbres

Al comer fibras dietéticas, los microbios que se encuentran naturalmente en el intestino metabolizan dichas fibras y provocan un aumento en la concentración de ácidos grasos circulantes de cadena corta (AGCC), estos ácidos permiten la protección contra la inflamación alérgica en el pulmón y, por consiguiente, protege de enfermedades de las vías respiratorias. Por el contrario, una dieta baja en fibra provoca una disminución de los niveles de AGCC y un aumento en la incidencia de enfermedades de las vías respiratorias.

Un reciente estudio publicado en la revista Natura Medicine y elaborado por investigadores de la Universidad de Lausanne, el Centro de Investigación Nestlé y Novartis Pharma, los tres ubicados en Suiza, ha reportado que las fibras dietéticas inciden, positiva y negativamente, en las enfermedades de las vías respiratorias y en la hematopoyesis (proceso de formación de sangre).

Los investigadores emplearon ratones como modelo experimental. Algunos ratones fueron alimentados con dietas altas en fibra, mientras que otro grupo de ratones fue alimentado con dietas bajas en fibras. Los ratones alimentados con altas cantidades de fibra incrementaron su concentración de ácidos grasos circulantes de cadena corta (AGCC), lo cual promovió una protección ante las enfermedades respiratorias. Por su parte, los ratones con dietas bajas en fibra fueron más propensos a presentar inflamaciones alérgicas en el pulmón.

Al ser procesada la fibra por la microbiota intestinal se forma una fibra dietética fermentable que modifica la composición de microorganismos (modificación que va de dominancia de Firmicutes a dominancia de Bacteroidetes) en el intestino y en los pulmones; esta modificación en la composición de microbiota es la responsable de otorgar una protección ante las enfermedades respiratorias.

Finalmente, recordemos que la fibra dietética se encuentra en alimentos de origen vegetal como cereales, frutas, verduras y legumbres; importante señalar que estos alimentos no deben tener algún tipo de procesamiento, es decir, no deben estar enlatados.

Contenido de fibra en alimentos

Fuente(s):

Trompette, A. et al., 2014. Gut microbiota metabolism of dietary fiber influences allergic airway disease and hematopoiesis. Nature medicine, 20(2), pp.159–66.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *