Don Goyo, la Montaña Pelada, 8 de mayo, la lección

Fis. Alfredo Osorio S.

popo22_p

El 8 de mayo de 1902 y el 8 de mayo de 2013 ocurrieron dos erupciones volcánicas que quedarán en la memoria de los habitantes de St Pierre, y Puebla (México), respectivamente. La Montaña  Pelada –Montagne Pelée- es un volcán activo bajo jurisdicción francesa ubicado en el extremo norte de la Isla Martinica, en las Antillas Menores. La altura de este volcán es de sólo 1397 metros sobre el nivel del mar. La razón de citar a este volcán es poner de manifiesto algunas similitudes en su actividad con la actividad del Popocatépetl (Don Goyo, El Chino, para los que vivimos cerca de él).

martinica

La montaña pelada tiene una historia inquietante. El poblado que se ve en las fotografías que acompañan esta entrega es St Pierre (capital de la isla Martinica) y fue completamente destruido el jueves 8 de mayo de 1902; la montaña que se ve al fondo es “La Montaña Pelada”.

Los registros: se tienen pruebas que la Montaña Pelada empezó a existir hace 30 millones de años; hace 100 mil años se formó el domo conocido como Morne Macouba; hace 3000 años se formo la caldera conocida como Étang Sec (estanque o laguna seca); el 15 de junio de 1502 el volcán –en general la isla Martinica donde se localiza- fue descubierta por Cristóbal Colón; en 1635 Francia coloniza esta isla; en 1792 se produce una erupción pequeña que mata algunos animales selváticos; en junio de 1851 se produce una gran explosión, se organiza una expedición científica que concluye, erróneamente, que el volcán no representaba ningún peligro; 1899, el volcán vuelve a despertar; en 1900, Étang Sec echa fumarolas y agua hirviendo. 1902, el año trágico:

erupción mp2

erupción mpLos días 23 y 24 de abril de 1902 hubo lluvia de cenizas; el 27 de ese mismo mes se llena de aguas sulfurosas, vapores y ruido de ebullición; el día 2 de mayo hay una intensa lluvia de cenizas, explosiones, terremotos, los animales de la selva huyen al centro de St Pierre, las víboras muerden y matan a cuatro personas; el paisaje se vuelve apocalíptico; entre el 5, 6 y 7 de mayo, el mar retrocede 100 metros y se convierte en un pequeño Tsunami, simultáneamente, se rompe el Étang Sec, sepultando a 150 personas; la ciudad queda a oscuras; el volcán ruge y emite destellos casi de manera permanente y…el día 8 el volcán estalla. El estallido va acompañado de flujos piroclásticos (como el que se ve en la fotografía de arriba de este párrafo); es el fin para más de 30 000 personas. Existe una versión de que únicamente lograron salvarse tres personas, entre ellas un preso que había sido acusado de lesionar a un compañero de parranda y lo habían recluido en una celda subterránea. He aquí el testimonio de uno de los tres sobrevivientes, un zapatero de nombre León Compére-Leandré:

“Sentí soplar un viento terrible, la tierra comenzó a sacudirse y el cielo se oscureció de repente. Traté de volverme y buscar refugio en mi casa. Con grandes dificultades trepé los tres o cuatro escalones que me separaban de mi habitación, y sentí que me quemaba los brazos, las piernas y el cuerpo. Me caí sobre la mesa. En ese momento, cuatro personas también buscaron resguardo en mi cuarto, gritando con desesperación y llorando de dolor, a pesar de que sus ropas no mostraban señales de haber estado en contacto con el fuego. Tras unos diez minutos, una de estas personas, la niña de los Delavaud, de diez años de edad, cayó muerta; los otros se fueron. Me levanté y fui a otra pieza, donde encontré a Delavaud, el padre de la niña, todavía vestido y acostado sobre la cama, muerto. Estaba violeta e hinchado, pero sus ropas estaban intactas. Enloquecido y desesperado, me tiré sobre una cama, inerte y a la espera de la muerte. Me recuperé tal vez en una hora, cuando me di cuenta de que el techo se incendiaba. Teniendo todavía algunas fuerzas, con las piernas sangrando y cubiertas de quemaduras, corrí a Fonds-Saint-Denis, a seis kilómetros de St. Pierre”.

Del relato anterior es importante señalar que los científicos de la época –quizá para tranquilizar a la población- emitieron sendos informes en donde afirmaban que “no existía” peligro de una erupción como la que ocurrió, y… la gente se lo creyó.

En nuestros días Don Goyo –aclaro nuevamente para los lectores de esta columna (la columna se lee en otros países) que se trata del volcán Popocatépetl- ha entrado en una fase eruptiva. Las investigadoras del Centro de Geociencias de la UNAM, las doctoras Rosanna Bonasia y Lucía Capra, quienes usando la supercomputadora Horus de dicho centro de investigaciones –apoyadas por los datos del Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED) y del Servicio Meteorológico Nacional, hicieron una modelación que reproduce adecuadamente lo que ocurrió en los días en comento.

http://www.geociencias.unam.mx/mexican_volcanoes/volcanoes/popocatepetl/fall_3D/fall_3D.php?req=show_movies_sp&&fall3d_simu=20130508&&month=5&&year=2013

 erupción mp3

Sin embargo, las simulaciones computacionales no son suficientes, falta el concurso de los gobiernos estatales y federales quienes, tibiamente, han respondido a las contingencias de El Chino. Hay, acciones elementales que los gobiernos ya debieron haber consumado: las rutas de “evacuación” siguen teniendo las deficiencias ancestrales: muy angostas para desalojar miles de lugareños, por si fuera poco, llenas de baches sin, aún, estar en temporada de lluvias; no existe infraestructura de transporte para transportar miles de personas en menos de cinco horas ni lugares de alojamiento; en caso de que una erupción obligara a los desalojados a permanecer más de un mes, por ejemplo, no tendríamos la infraestructura física y humana que conlleva dicho escenario –la “probadita” que nos dio Don Goyo, es una muestra insignificante si las consecuencias de un evento eruptivo llegase a Puebla o a la Ciudad de México-

erupción mp4 

Las lecciones de la Montaña Pelada no debemos de dejarla en la indiferencia colectiva. Estamos a tiempo de evitar un desastre mayúsculo.




You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *