Caos, Matemáticas y Gobiernos (3 de 3): la entropía social

Fis. Alfredo Osorio S.

gob1

En las dos entregas anteriores he usado algunos de los conceptos de la física aplicados a las ciencias sociales. Sistemas dinámicos, espacio fase, ley de evolución, variable de estado, entropía, caos, etc. Empero, me quedé en la explicación de la constante de Bolzmann. Bien. Si revisamos en cualquier libro del tema, hallaremos que dicha constante tiene un valor de K=1.3806504 X 10-23 joules /0K. Esta constante relaciona la temperatura absoluta del sistema con su energía. Recordemos, de la entrega anterior, que la entropía S es, S = K ln Ω, donde Ω es el número de estados accesibles del sistema que se esté trabajando. Sin embargo, debemos darle claridad a dicha fórmula. ¿Qué significa?

La entropía es una magnitud física que mide la cantidad de energía que no se puede utilizar al realizar un trabajo; por ejemplo, cuando llenamos el tanque de gasolina de nuestro vehículo, es imposible transformar el cien por ciento de la energía química de la gasolina para mover dicho vehículo. La cantidad de energía que no pudo ser aprovechada por el mecanismo del vehículo nos da, de manera indirecta, la entropía del sistema (vehículo). La energía no aprovechada por el sistema no se pierde, simplemente se transforma en calor. El ejemplo anterior es una manera burda de entender el concepto de entropía, ya que para calcularla se necesita plantear con claridad la segunda ley de la termodinámica del sistema, imponer las condiciones que exige la misma (detalles importantes como asegurar el “cerramiento” del sistema, etc.) pero para propósitos de divulgación es satisfactoria la idea del ejemplo. Quizá, sin que sea una contradicción, debemos agregar la idea más importante que subyace en el concepto de entropía, y que tiene que ver con la “dirección de los fenómenos de la naturaleza”, por ejemplo, sabemos que cuando dejamos caer una gota de tinta en un vaso con agua, la tinta empezará a diluirse y al cabo de cierto tiempo se tendrá el mismo número de partículas de tinta por unidad de volumen del vaso. Al revés, nunca hemos visto el fenómeno de que la gota de tinta que está perfectamente diluida en el vaso de agua se concentre para volver a formar una gota de tinta concentrada, a pesar de que la probabilidad es casi cero de que éste fenómeno ocurra. La segunda ley de la termodinámica (la entropía, en sistemas cerrados, siempre aumenta, o en un caso especial, se mantiene constante).

gob2

Del concepto de entropía se han tratado de hallar aplicaciones en diversos ámbitos de la ciencia y el conocimiento. Por ejemplo, en la teoría de la información (Claude Shannon); en los trabajos de Mario Ludovico quien definió formalmente el concepto de sintropía en 1988, como una medida del grado de organización interna de cualquier sistema formado por componentes que interactúan entre sí. Por tanto, podemos pensar la sintropía como el “complemento” de la entropía si dicha manera de pensar la enfocamos hacia los sistemas abiertos. La invitación es tentadora ya que nos permite acometer el estudio de los sistemas vivientes. La suma de las dos cantidades (entropía y sintropía nos dará un valor constante, y “ajustando” sus medidas respectivas podrían darnos la descripción de la evolución –o colapso- de un sistema (hasta un ser vivo, por ejemplo). En un medio sintrópico debe existir, necesariamente, el concepto de organización como un sistema abierto; lo anterior obliga a establecer los elementos básicos de la misma: entradas, salidas, medio, y realimentación. Ni mandado a hacer para aplicar a un sistema gobierno-sociedad. La información queda como elemento regulador de la entropía, y por ende de la sintropía, para ejercer acciones (y control) sobre los elementos del sistema gobierno-sociedad.

gob3

Los investigadores sociales y los científicos de las ciencias exactas debemos conjuntar esfuerzos. Podemos combatir el aumento de entropía de la información social (la desinformación) con el concurso del avance tecnológico; la humanidad ve comúnmente como se pueden manejar sus estados de cuenta de cualquier persona desde cualquier parte del mundo. Es absolutamente necesario que, al menos en México, los gobiernos pongan a disposición de los ciudadanos toda la información posible. Las computadoras actuales lo permiten. Imaginemos que las cuentas (que se tendrían que poner “en la nube informática”) del municipio de Puebla –o de Morelia o de Tuxtla o de Jalapa o de Ciudad del Carmen o de Guamúchil o de… el lugar no importa, estuviesen en una “olla informática nacional”. Dicha información concentrada (aumento de la sintropía, o lo que es lo mismo, disminución de la entropía) nos abriría la posibilidad de vigilar cualquier movimiento sospechoso de presidentes municipales, tesoreros, funcionarios de tránsito y vialidad, recaudación de un municipio, erogaciones de los mismos, gastos en salud, en fin, los campos serían infinitos. Y… podría generalizarse hasta el gobierno federal, pasando por los gobiernos estatales. Nuestra condición de seres humanos nos permite la “violación” de la segunda ley de la termodinámica social.

gob4

La implementación de la sintropía en los gobiernos significa establecer los sistemas informáticos para poder “llevar las cuentas” de la extracción diaria de los pozos petroleros; de la cantidad de crudo refinado en la refinería de Minatitlán, por ejemplo, de la cantidad de gasolina que se está transportando en este momento por todas la pipas, los nombres de los choferes de las mismas, a quién y cuánto entregarán los productos transportados, a qué precio. La sociedad ansía tener su “olla informática nacional”, su aparato informático para disminuir la entropía social. Soñar, por el momento, no cuesta nada. Dicho sueño, profetizo, ayudará a eliminar las  izquierdas, centros y derechas, direcciones que únicamente han servido para matizar las tres maneras de defraudar, de robar, de desencantar a los mexicanos.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *