¡QUE CONSTE,… SON REFLEXIONES!

.

(etlaxcala) discurso-politico

POR SÓCRATES A. CAMPOS LEMUS.

“EN ESTE PAÍS NO SE CASTIGA EL DELITO, SE CASTIGA EL ESCÁNDALO”

“DESDE QUE ENTRAMOS EN LA RUTA CRÍTICA PERDIMOS LA RUTA DE LA REVOLUCIÓN Y ENTRAMOS EN LA DE LA “ROBOLUCIÓN”

En tiempos pasados los políticos contaban con la discreción de sus riquezas, excesos y transas, las guardaban bien, hoy, desde que sus herederos están en las redes sociales éstos son los que muestran las canalladas y los excesos en su riqueza y en los escándalos brutales que nos dejan pasmados a todos. Vemos niños ricos que compran sin rubor como si fueran hijos de narcotraficantes, gastan en bacanales, se muestran los viajes a lugares donde van acompañados de mascotas y en aviones privados propiedad de sus padres, los vemos estar en las reuniones de los grupos importantes en el comercio, la industria y las finanzas y en muchas ocasiones, departiendo con los juniors del narco poder, compiten por ver cual trae más guaruras y mejor preparados, hablan de armas y de viajes y con total desprecio de los que nada tienen, alegan que la pobreza es originada porque los pobres son huevones… en fin, se muestran avergonzados del país, de sus costumbres, de sus tradiciones, de su cultura, hablan de que deberían estar en otros lados donde se pueda estar a gusto y nadie se espante del origen de sus riquezas y de la forma de gastarlas. Se conoce de sus excesos y de sus gustos, de la compra que hacen de niñas y de niños para tener sexo o bien, de sus raras costumbres donde ellos piensan que son únicos y que no deben ser evaluadas ni consideradas por los demás.

Ellos van a estudiar a las universidades más caras, no mejores, del extranjero, pasan años porque pueden pagar las altas colegiaturas, saben que, finalmente, no importa el nivel de conocimientos si sus padres llegaron a ser inmensamente ricos gracias a sus relaciones políticas, a sus sociedades y complicidades y es a lo que se dedican, a consolidar al futuro sus relaciones públicas con sus iguales, para continuar robando los fondos y recursos públicos para hacer sus negocios privados… todo es cuestión de tiempo, de que asienten cabeza, de que maduren y vean la importancia de trabajar en lo mismo que sus ricos padres. Así, ahora, se aburren en los negocios y saben que les deja mucho más riqueza el uso y el abuso del poder. Por ello vemos a muchos juniors de padres inmensamente ricos en la política, incursionar en el tema en los diferentes partidos, finalmente, ya no se reconocen los méritos y la experiencia, se reconocen las relaciones y las fortunas, si puedes pagar la política es que la puedes explotar como negocio y en esto hemos caído en el país, hacer de la política el negocio más rentable para que los juniors lleguen al poder y después, sigan haciendo la “dinastía”, finalmente, sus padres, no traían pedigrí y llegaron, ahora, ellos lo podrán lograr con mayor facilidad cuando los pobretones solamente se dedican a servirles y ser sus gatos de acompañamiento, esperando que caigan las migajas de sus mesas para relamerse el bigote.

Así, cuando comparamos sus historias, las historias del exceso y la riqueza con las historias de las niñas explotadas por los padrotes, empresarios, policías, políticos en el tráfico sexual, y cuando conocemos la brutal historia de Karla Jacinto, cuyo testimonio cuenta, no de viajes y de placeres, sino de la violación para explotación sexual de más de 43 mil veces, nos indignamos y estremecemos. Esta es la historia contada ante la televisión norteamericana y ante el Papa Francisco por ella que no se oculta porque es ahora una luchadora en contra de la trata de personas que son protegidas en Puebla y Tlaxcala por los políticos, empresarios, banqueros y policías que se benefician de su explotación y de su tragedia.

A los doce años fue seducida por un padrote y llevada de Zacatelco a Tenancigo cuando tenía doce años, ahora, a sus 23 y liberada de esa explotación es una luchadora con conocimiento de la tragedia y se expone ante las agresiones sociales y ante el peligro que representan los grupos de poder que de este negocio hacen sus fortunas, incluyendo a muchos “decentes políticos de Puebla y de Tlaxcala” ligados con los policías que son los que cobran las cuotas a los padrotes y madrotas que mantienen ese negocio de la explotación sexual de niños y niñas, donde se les obliga a tener relaciones treinta veces por día y toda la semana. La vez que llegó la policía, pensaron que las liberarían, y al contrario, abusaron de ellas sabiendo que eran explotadas y menores de edad, esa es la realidad, la real, la que no viven los juniors que gozan de los inmensos recursos robados y saqueados al pueblo mexicano… y,  hablamos de justicia y democracia…. Joder.