LA SEGURIDAD EN OAXACA

.

Cuando hablamos de la inseguridad en general se ven los asuntos diferentes, porque cuando le cala a uno en carne propia y sufrimos la agresión por mandato de los pillos y saqueadores a los que denunciamos, tenemos que tomar providencias diferentes, y sobre tod,o ampliar la red de protección en la casa y en los seres queridos.

No se pretende entrar al martirologio o al escándalo para que se nos atienda, al contrario, cuando cumplimos con nuestro trabajo y damos a conocer las corruptelas, los saqueos y desviación de recursos de una banda de hampones como la que se encabezó en el gobierno de Gabino Cué con Jorge, “el coco,” Castillo, y cuando sabemos que han sido capaces de planear y realizar un asesinato a un cómplice que estaba dispuesto a denunciarles (Gavilán) en los desvíos del Seguro Popular y en la compra de medicamentos, sabemos pues de que están dispuestos a todo para mantenerse en la impunidad, y si para ello tienen que recurrir a su red de hampones y rateros de pacotilla para agredir las casas de los comunicadores, robarse las computadoras para ver la información que tenemos y enviar el mansaje de que estamos expuestos a cualquier agresión y que deberíamos callar, sin duda, es un motivo de preocupación, cuando vemos que cientos de periodistas han sido violentamente atacados o asesinados y que las mismas autoridades de donde salen las agresiones o la protección a los hampones son las que deben continuar con esas “investigaciones” que solamente estarán destinadas a ampliar la impunidad de los saqueadores y hampones en esa cueva de Ali Babágabino y su pandilla de rateros…

Entendemos el mensaje y nos preocupamos por la agresión que se provocó en mi casa estando en ella y a plena luz del día, haciendo malabarismos para entrar directamente a robase una computadora vieja y usada que es en la que escribía mis colaboraciones o hacen la tarea mis hijos, un ratero normal no entra a la luz del día y roba la computadora por la cual no le darán en el mercado negro más de dos mil pesos, habiendo otras cosas de mucho mayor valor para llevarse. Así se entiende el mensaje: que estamos expuestos a todo y que ellos están dispuestos a las agresiones necesarias en nuestra contra si continuamos con las denuncias. Así se han cometido muchas agresiones en contra de distinguidos periodistas que hemos denunciado sus complicidades, corruptelas y saqueos por más de 18 mil millones de pesos con lo que han dejado a Oaxaca en condiciones devastadas y una crisis brutal para encaminar las acciones del gobierno de Alejandro Murat, buscando desestabilizar o distraer las acciones del buen gobierno para hacernos creer que no valen nada los nuevos gobernantes y sus equipos…

Si observamos lo que viene aconteciendo en muchos estados donde la corrupción y las complicidades han saqueado las finanzas y los bienes de la entidad cuando los periodistas denuncian esas prácticas y demandan el castigo a los responsables, vemos que los pillos, utilizando sus ligas de complicidades con los hampones y sicarios, agreden a los periodistas de tal suerte que quedan en la impunidad el 99.7% de los delitos contra periodistas, con ello, una marcada impunidad de los pillos que atentan contra la libertad de expresión.

Por supuesto que las instancias de denuncia y de justicia contra éstos crímenes y violencia en contra de los periodistas es suficientemente lenta o está íntimamente ligada a la red de complicidades que garantizan la impunidad de los políticos y sus socios que han saqueado, como en el caso de Oaxaca, más en 18 mil millones de pesos colapsando la economía de la entidad.

Dentro de este contexto agradecemos y apreciamos la solidaridad de muchos compañeros periodistas y políticos para con mi familia, demandando las investigaciones y la consignación de los responsables. Claro que también nos hemos encontrado con algunos “periodistas” que siguen en el FIFOCHA, es decir, en el fideicomiso para el fomento del chayote, cuyo lema de acción es: de acuerdo a tu chayote hablará o callará mi espíritu, y es así que muestran si no una crítica en contra, un enorme silencio, que muestra sus negociaciones para conseguir las dádivas de los pillos, porque parece ser que la indiferencia o la complicidad y el hambre influyen para que se conformen con migajas para vender su conciencia y dejar la solidaridad para con los suyos a cambio de unas monedas… y, en el concepto del hambre y las migajas, sabemos que muchos, empeñan su alma al diablo…

Entendemos que si existen 300 investigaciones sobre la corrupción generada y ampliada en el gobierno de Gabino Cué y su grupo de hampones que suman más de 18 mil millones de pesos, muchos hamponcetes están muy alterados y buscan desviar la atención y provocar conflictos y escándalos para que las autoridades tengan la obligación de ver hacia otros temas y no concentrarse en la lucha contra la impunidad y la corrupción y es así que esos mismo pillos, como Jorge, “El Coco”, Castillo, siguen haciendo de las suyas y llegando incluso a esos excesos, pretendiendo intimidarnos o provocando tragedias que muevan y distraigan la atención de Alejandro Murat, y no vean hacia los defraudadores, saqueadores y corruptos que han dejado a Oaxaca en una situación de colapso y de tragedia. Mientras, los pillos están en la impunidad y protegidos por autoridades políticas de Puebla y estarán haciendo de las suyas, y ahora, urge que se realicen las investigaciones y consignaciones, de otra forma, parecerá que cambiamos para que todo siga igual. La impunidad no se puede mantener cuando se pone en peligro la vida de cientos de oaxaqueños que demandan justicia y castigo a los corruptos de la Cueva de Aligabino y sus cuarenta o más ladrones…Si ya cayó el ratero de Tomás Yarrington, ahora, esperamos la consignación de otros muchos políticos ligados a Gabino Cué y sus hampones…Y que conste: “los acusamos de rateros, no de pendejos”…