El poder, marea a los inteligentes

.

750x380_126_20150821105025

COMENTABA EL GENERAL MARCELINO GARCÍA BARRAGÁN: “El poder, marea a los inteligentes, pero a los pendejos, los enloquece”

No son pocos los hombres que conocen los mecanismos del poder y de su ejercicio que recomiendan que, cuando se llega a tener un puesto importante en la administración pública, que no es lo mismo que tener el poder, porque el poder no se comparte, se ejerce, y el que lo ejerce es el presidente o el gobernador, no los achichincles o los compadres, por más compadres que puedan ser del poderoso, ellos lo deben ejercer con humildad, eficiencia, y en todo momento, sirviendo a la gente que es al final de cuentas los que pagan y deben mandar, para que en verdad le sirvan al gobernador.

Pero a los “compadres” del gobernador esto, no lo parecen entender, al contrario, piensan que por ser compadres de un joven con talento que tiene una vida política importante al futuro, ellos, deben ejercer con prepotencia, ineficiencia y corrupción el poder, contemplado que: “cuando hay, hay que tomar” y que, “gavilán que suelta, no es gavilán”, cuando en el poder, no solamente los marea, los hace prepotentes y piensan que por tener un compadrazgo con el que manda y gobierna, ellos, pueden tener un poder de tal naturaleza que les permite romper las normas de la decencia y del bueno manejo en la administración; el “cuatismo” no les debería permitir ejercer a esos “funcionarios” que creen que pueden tomar venganzas y ejercer violando la ley y los reglamentos, su “sagrada voluntad”, porque son los que en verdad hacen un enorme daño a Alejandro Murat Hinojosa, hombre que tiene las mejores intenciones para servir a sus ciudadanos y rendirles cuentas de eficiencia y honestidad, y otra, es hablar, por desgracia, como se tiene que hablar, de algunos “compadres” que, en el mejor de los casos, deberían estar en la cantina o en la banca, pero no en el ejercicio de la administración, porque hacen mucho más daño que acciones que puedan servir al buen gobierno.

En algunos casos se debería hacer exámenes de conocimientos y psicológicos a los responsables de los niveles importantes de un gobierno. Estamos ciertos que no se debe imponer un criterio de tecnócrata, pero se debería hacer cuando menos una evaluación para saber si un “juncionario” conoce cuando lo que debe hacer en un puesto de importancia, porque de otra manera, a pesar de que sea muy cuate del gobernador o compadre, solamente se ejercerá una acción ineficiente y complicará las cosas de tal suerte que, en vez de servir y honrar a la amistad y al compadrazgo que le ha brindado con confianza y afecto real, no interesado, se violentan las relaciones y se complican muchos procedimientos y dejan en el ambiente político y administrativo la sensación de ineficiencia, corrupción, brutalidad o prepotencia, en el ejercicio de la administración pública, y es, por esa razón, que los compadres y los cuates de un personaje de poder, no solamente deben ser buenos y confiables en sus funciones, sino, también, parecerlo…

Por ejemplo, las acciones de negocios que ahora maneja y distribuye el “secretario” de Semaedeso, José Luis Calvo Ziga, otorga contratos sin concursar, y de pilón, con empresas de nueva creación que no tienen experiencia, como es Alianza Empresarial Larbin, con domicilio en prolongación de Eucalipto 114 interior 2 en la Unidad Habitacional Infonavit, Ricardo Flores Magón y que está representada por Juan Manuel de la Cruz Chicatti, cuyo domicilio está en Andador de Santa Cruz 39 del Fraccionamiento San Agustín, Santa María Huatulco. Esta empresa, tiene apenas dos años de creación y es contratada para mantener el relleno sanitario con un contrato directo por seis millones de pesos, por un plazo de tres meses. Al anterior contratista, ahora, se le deben cinco meses de mantenimiento del relleno sanitario que ha sido dictaminado por expertos, que saben del tema, como “realizando un buen trabajo”. Pero en fin, los negocios parece que se perfilan ya, y por desgracia es esa ineficiencia y las desviaciones legales las que permitieron en el gobierno anterior, hacer, de parte de funcionarios, muchos negocios que hoy en día están siendo investigados, porque el saqueo ha sido tan brutal que, como dicen en el pueblo: “El que se quema con leche, hasta al jocoque le sopla” y no hay duda de que la Contraloría y el mismo gobernador, con el cual se ampara el funcionario-compadre, deberían tomar cartas en este asunto que pinta para un gran escándalo. Y bueno, sabemos que en la política nacional, a lo mejor, no se castigan los delitos pero si se castigan los escándalos, y en este tema, las primeras acciones de negocios pintan para un gran escándalo a nivel estatal.

Si la administración actual sufre por la falta de los recursos que saquearon los rateros de Gabino, no nos podemos explicar cómo, por arte de magia, se asignan contratos directos por seis millones de pesos sin tener licitaciones y la normatividad que se requiere y se debe exigir en la actualidad, sobre todo, cuando los escándalos del saqueo del gobierno gabinista están por estallar, y ahora resulta que, los “compadres”, hacen de las suyas, como lo hiciera el pillo de Jorge Castillo y otros hampones más que andan gozando de la impunidad y nadando en el cinismo…y, sin licitaciones, no hay claridad ni transparencia en las operaciones… a menos que se crea que es una forma de impunidad…Si se quiere servir al amigo gobernador, no se deben hacer esos tratos raros que dejan un mal precedente en la administración de un gobernador que ha mostrado querer cambiar a este estado y dejar un buen gobierno, transparente y claro, con resultados en favor de la población, no lesionando los recursos del pueblo oaxaqueño.