PARA QUE LO REFLEXIONEMOS Y NO SE NOS OLVIDE

.

“José M. Muria, es su comentario editorial del 1 de abril, en LA JORNADA: “La Profecía mexicana de Robert Lansing, explica”…(Hablando de Robert Lansing) Pues bien, ya como “funcionario petrolero” sucedió que la poderosa cadena de periódicos encabezada por Randolph Hearst emprendió una fuerte campaña para imponer en México la paz a como diera lugar: entre otras cosas planteaba que un connacional fuera impuesto a consta de lo que fuera en la silla presidencial de nuestro país. Su intención principal, claro, era proteger los intereses y las pingues utilidades de las corporaciones estadounidenses”

“Hacerlo así, suponía Lansing, en febrero de 1924, resultaría contraproducente, pues, según él, los mexicanos responderían con las armas… en cambio proponía un plan que, sin disparar un tiro ni invertir en un movimiento de tropas, con el tiempo conseguiría lo mismo”

“Partía el ex secretario de la base de que para dominar a México bastaba con controlar a su presidente. El camino más seguro, aunque un poco más lento, era abrir “A LOS JÓVENES MEXICANOS AMBICIOSOS LAS PUERTAS DE (SUS) UNIVERSIDADES Y EDUCARLOS EN EL MODO DE VIDA NORTEAMERICANO (SIC), EN (SUS) VALORES Y EN EL RESPETO DEL LIDERAZGO DE ESTADOS UNIDOS”

“Lansing Suponía, con razón, que México requeriría de “administradores competentes” que serían precisamente quienes ellos habían entrenado y “eventualmente se adueñarían de la Presidencia”

“De esta manera EU conseguiría sus fines sin gastar un centavo ni disparar un tiro y, lo que resulta más triste: Conseguiría someter a México “mejor y más radicalmente que nosotros mismos lo podríamos hacer”

Efectivamente un tema para la reflexión y ante ello se debe demandar a los centros de estudio de educación privada y oficial en el país que la formación tenga un sentido social, patriótico y nacionalista porque de esa forma lograremos reconquistar el poder y desarrollar las políticas sociales que necesitamos para nuestro desarrollo, no para el saqueo de recursos y riquezas del país.

Si tomamos en cuenta de que en “México la pobreza es de 48 de cada 100 personas que nacen pobres, así vivirán en toda su vida, lo que evidencia los altos índices de desigualdad y la persistencia, así como la composición inmóvil de la condición de pobreza”, como indica la investigación de Roberto Vélez Grajales del Centro de Estudios Espinoza Yglesias. Así, dentro del análisis, se estima que los pobres del Norte tienen más oportunidades de dejarla que los del Sur ya que éstos enfrentan mayores obstáculos y resisten una mayor explotación en su trabajo o en el precio de sus productos, o bien, son despojados de sus riquezas naturales por empresarios que abusan de su condición y logran establecer convenios solo favorables a sus intereses y que lesionan a los que son los dueños de esos recursos. Sin dejar de ver esa realidad donde los grupos sociales aislados, pobres, marginados en el Sur también son controlados por los caciques locales, el machismo y la discriminación contra las mujeres hacen que ellas sean mucho más afectadas por la pobreza de la que no logran salir.

Con ese análisis se puede llegar a la conclusión de que la pobreza, la marginación, aumentan el resentimiento social, y con ello se pueden manipular mucho los canales en la preferencia o intenciones de votos que pueden dar una salida en favor de los grupos más radicales de derecha, bajo la promesa de que ellos serán los que logren eliminar la pobreza culpando a los políticos en el poder que no han demostrado eficiencia ni honestidad, tal como sucedió en Estados Unidos con la elección de Donald Trump. Por supuesto que ante el fracaso y los escándalos de corrupción de los dirigentes de la izquierda en el país y de los grupos salidos del PRI, PAN, PRD se pueden abrir las puestas para el desarrollo de los grupos de derecha como en el caso del “Yunque” o bien, como explican otros se podría dar la plataforma de triunfo para el grupo de Andrés Manuel López Obrador, independientemente de los ataques pretendiendo presentarle como un dictador y loco que podría llevar al país a una tragedia, cuando la realidad es que, desde hace años, en ese intento de controlar por parte del PRI y del PAN, también, estamos sumidos en una tragedia y pobreza con enormes muestras de deshonestidad.

Si no se entiende de que la corrupción, el cinismo de los políticos en su voracidad y corruptelas facilitan las condiciones de mayor molestia de parte de los grupos sociales mayoritarios que son los que pueden cambiar la balanza del poder se pueden manifestar con un alto grado de resentimiento por caminos que no podrán controlar los actuales grupos de poder, seguramente estaremos en el inicio de los grandes conflictos provocados por los grupos de la política y no por la conciencia social, con ello se generaron las condiciones para alentar el movimiento de 1910, y hoy, en muchos lados se habla de cambios radicales ante la desesperación de la población y de la crisis que se vive que afecta a una gran mayoría y destruye ya a muchos grupos de clase media que no pueden mejorar sus condiciones de vida y de empleo… efectivamente, todo el país está tan seco que cualquier chispita puede desencadenar un enorme incendio…