Gorilas en Trova

Reality show de una parisina rompe-paradigmas

Reality show de una parisina rompe-paradigmas

Enero 22, 2021 / Por: Maritza Flores Hernández

Portada: Pénélope Bagieu, Culottées (Tome 2) : Des femmes qui ne font que ce qu'elles veulent, tomada de https://www.madmoizelle.com/les-culottees-therese-clerc-559391

Hablar de los demás, invariablemente huele a chisme. Sobre todo si nos referimos a sus vidas privadas: que si se casó, con quién, por qué, y se divorció. ¡Cómo! ¡¿Se divorció?! Momento, aclaremos, esto no se trata de un reality show. Es la extraordinaria vida de una mujer singular.
Thérèse Clerc, quien según la dibujante y guionista de historietas, Pénélope Bagieu, nació en 1927, en una familia más bien rica, católica y muy conservadora. Y seguramente por todos estos motivos, durante la guerra civil española negaron todo tipo de ayuda a los perseguidos por Franco y a los judíos.
Sin embargo, nuestra heroína tuvo una infancia feliz. Y siguió los consejos de sus progenitores.
Desde muy pequeña, su padre le decía:
—Debes ser bonita y amable.
La madre agregaba:
—Y virgen.
Tal vez, a estas alturas, esas tres virtudes esenciales en una joven modelo, a Usted le produzcan sorna.
No obstante, Thérèse, las cultivó a través de su infancia, adolescencia y juventud.
Al llegar a la edad casadera, contrae nupcias con Claude. Tiene cuatro hijos y se dedica en cuerpo y alma a criar a su familia.
Por casualidad, se entera de las teorías marxistas y algunas corrientes católicas que propugnan porque el hombre se libere.
Mas no incorporan a la mujer.
Sobreviene el famoso mayo francés de 1968: manifestaciones, marchas, luchas campales entre la gente, los estudiantes y los policías. (Sí, querido lector, tiene razón, en México ocurriría algo semejante en octubre del mismo año; no obstante, ese no es nuestro tema).
Esta dama, que recuerda la falta de solidaridad con los fugitivos, se entera del enorme número de jóvenes francesas fallecidas en los abortos clandestinos y, además, de que las mujeres no tienen ningún derecho.
A los 40 años de edad, también, se sorprende de la existencia del placer sexual y del patriarcado.
La protagonista hace lo indecible: saca la licencia para manejar, consigue trabajo. Recuerde: una chica como ella no debería trabajar ni estudiar —bueno, tampoco pensar ni opinar.
A estos primeros pasos le siguió la independencia absoluta, gracias al apoyo de sus hijos: logra el divorcio.
Puedo garantizarles que, en aquella época, se trató de todo un escándalo. Fue el motivo de la comidilla del barrio, en los taxis, en el súper y en la tiendita de la esquina. Cuando ella, muy digna, camina hacia su casa o trabajo, sabe que es señalada. Ella es el centro del reality show.
La gente quiere saber sobre su vida.
Y aunque no lo crea, ya recorrimos un poco más de 40 años de vida de esta amable parisina, en 12 viñetas.
Porque la biografía Thèrése Clerc, Utopías realistas es un comic incluído en el volumen 2, de Valerosas, (Culottées), bajo la cuidadosa traducción al español de Fernando Ballesteros. Y no por tratarse de una historieta, tenga menos valor o fundamento. Por el contrario, la autora hizo una buena investigación y una excelente síntesis mediante la imagen visual y las palabras.
Qué bonita combinación, ¿no le parece?
Bueno, la valerosa Thérèse se convierte en una activista sin intenciones electorales ni políticas, pues si bien creó su propio grupo feminista e inventó un “auténtico” programa social en apoyo de las mujeres ancianas y de escasos recursos (algo así debería replicarse en todo el mundo), cuyo nombre recuerda al de una bruja del folkore ruso, no quiso ocupar un lugar en la alcaldía de París ni ser diputada ni nada de eso.
Para ella, su tiempo y su mundo estaba ocupado con muchas cosas, al punto de que llegó a acuñar la famosa frase:

… Llegar a viejo está bien,
Pero envejecer bien es mejor…

No le cuento más de este programa ni cómo se desarrolló, ni sobre su éxito, porque hay que disfrutar el comic.
Fallece a los 88 años de edad, habiendo cumplido con un sueño que parecía imposible, usando las palabras de la narradora:

…La joven indiferente e individualista se convirtió en una infatigable porteadora de esperanzas colectivas…

Creo que en la vida diaria, hay muchas personas (que no son famosas ni figuras públicas), dispuestas a ayudar a los demás.
Los realities shows, de alguna manera, nos acercan a la vida privada de personalidades glamorosas, populares y, a veces, interesantes.
Empero, con frecuencia nos alejan de todos aquellos a quienes calificamos por su apariencia o por los chismes, como si la sociedad tuviera alguna clase de prerrogativa para determinar quienes pasan y quiénes no.
Thérèse Clerc rompió con varios paradigmas: el más trascendente, por ser mujer carecía del derecho de pensar y opinar sobre su vida, matrimonio, el número de hijos, sus bienes y sus ideales (malos o buenos) políticos y religiosos.
Aún ahora, hay muchos temas de Thérèse que levantan mucha controversia, debates duros y acres. Lo importante es que se diserta sobre de ellos sin que nadie resulte arrestado. Es un gran avance, ¿no lo cree?
La belleza de esta historia se acentúa con los dibujos a colores y las expresiones de los personajes.
¿Cuántos paradigmas, está usted dispuesto a romper? Por ejemplo, aceptar que cada quien se vista como quiera (sin criticarlo), o que diga lo que piense (aunque uno no esté de acuerdo), o que haga sus bromas a pesar de que a uno le parezca un pesado.
Como siempre, Usted tiene la última palabra.

Maritza Flores Hernández

Cuentista, ensayista y también abogada. Egresada de Casa Lamm, donde hizo la Maestría en Literatura y Creación Literaria. Considera el arte, la ciencia y la cultura como un todo. Publica dos columnas literarias cada semana, en distintos diarios. Su obra ha formado parte de la antología de cuentos “Cuarentena 2020”.

Maritza Flores Hernández
Dos sepulcros para Baudelaire

Marzo 05, 2021 / Por: Jesús Bonilla Fernández

Leones y corderos

Marzo 05, 2021 / Por: Fabiola Morales Gasca

Edmond Béraneck: fotografía de un maestro olvidado de Jean Piaget

Marzo 05, 2021 / Por: Alejandro Hernández Daniel

En Pocas Palabras

Marzo 05, 2021 / Por: Márcia Batista Ramos

El efecto de San Mateo y el SNI

Marzo 05, 2021 / Por: Ismael Ledesma Mateos

El cuerpo: canto, grito y susurro

Marzo 02, 2021 / Por: Antonio Bello Quiroz

El grimorio familiar

Marzo 02, 2021 / Por: Márcia Batista Ramos

Pocahontas, diplomática y princesa, desvela sus secretos

Febrero 26, 2021 / Por: Maritza Flores Hernández