Informe PNUD 2016: Una metáfora brillante… O de la distancia entre el México técnico y el burocrático

Hace unos días que el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo ha publicado el Informe sobre Desarrollo Humano “México 2016: Desigualdad y Movilidad”.

 

Este documento, cuyos autores principales son Rodolfo De la Torre y Roberto Vélez Grajales, parte de una metáfora brillante acerca de una carrera de obstáculos que permite identificar gráficamente el avance del desarrollo humano, así como algunos de sus retos principales, en el México de 2016. Ilustra también de manera precisa cuál constituye una de las principales barreras del desarrollo, la distancia entre el México técnico y el burocrático.

undp-mx-povred-IDHI-2016- fbk

Primero la metáfora. En la introducción, el Informe IDH 2016 invita a observar el desarrollo de México como una carrera de obstáculos.  Imaginemos tres opciones de una carrera de obstáculos.

 

La primera es la que hemos visto en las Olimpiadas. Dos personas se sitúan una junto a la otra, y una gana.

 

En la segunda opción, una persona parte detrás de otra. Puede ser que la persona que ha partido detrás gane, pero lo más lógico es que si corren a la misma velocidad, gane quien ha partido primero.

 

Una tercera opción es que dos personas parten una detrás de la otra, pero la de atrás inicia sumamente atrás. Por ejemplo, una parte del metro -10, y otra en el metro 90, compitiendo en una carrera de 100 metros.

 

La primera carrera es la más justa, hablando en términos estrictamente deportivos. Aquí simplemente mayor distancia implica mayor movilidad; si estamos hablando de la competencia laboral, es una movilidad laboral que llevaría a una socioeconómica. En cambio, en la segunda opción, el reto para la persona que ha partido detrás probablemente consiste en reducir esa distancia, con lo cual el reto lleva a una movilidad igualadora de oportunidades.

 

En la tercera opción, la posibilidad es que sea tanta la distancia que quienes van detrás simplemente se desanimen, con lo cual se perpetúa la distancia entre los que inician delante, y quienes inician detrás.

movilidaddf-960x500

Desde esta metáfora es que los autores invitan a leer el México de 2016. Se trata de un país con grandes retos, tan grandes como constituyó la promisoria agenda de cambios estructurales de Administración Peña Nieto, aunados a un compromiso con la comunidad internacional para ampliar de manera significativa los Objetivos del Desarrollo Sostenible.

 

El Informe plantea en concreto tres preguntas: “¿Qué condiciones existen en México para impulsar la igualdad de oportunidades?”, “¿Qué barreras se presentan para obtenerla?” y “¿Cómo se pueden superar?” (p. 22).

 

Para establecer el grado de movilidad absoluta e igualadora de oportunidades, se estima la esperanza de vida, el rezago educativo y el ingreso promedio del hogar a lo largo de las décadas, y de manera central, entre 2000 y 2012. Hay, explican los autores, un avanza absoluto, y sin embargo una modesta reducción de la desigualdad en el desarrollo humano de los mexicanos.

 

En materia laboral, se observa que sí hay una menor desigualdad, explicada sin embargo por una caída en los años recientes del ingreso laboral (cerca de 25%), y el aumento de la informalidad.

 

El Informe propone tres líneas de acción para fortalecer la movilidad igualadora de oportunidades, éstas son, integración de las entidades federativas con mayor rezago (Oaxaca, Chiapas y Guerrero), redistribuir el gasto público a lo largo del ciclo de vida, y fortalecer el mercado de trabaj formal.

 

El documento hace un esfuerzo y una apuesta por la claridad y simpleza. Dos conceptos, fundamentales y complejos, son explicados claramente para el lector que se acerque por primera vez a estos temas, desarrollo humano y movilidad.

 

El desarrollo humano contempla tres dimensiones: la capacidad de gozar de una vida larga y saludable; la de adquirir conocimientos, y la capacidad de contar con un ingreso que permita vivir dignamente. Este índice se acerca a 0 cuando las oportunidades de las personas se reducen, y a 1, cuando las oportunidades mejoran. Se define a la movilidad como cambio en la situación socioeconómica de los individuos.

 

En suma, de lo que se trata es que la política pública empareje la pista para que efectivamente las personas puedan tomar las decisiones con las cuales reducir la distancia y así, motivar mayor competitividad. Definitivamente, el Informe México 2016 es una pieza

 

Ilustrador como resulta leer a De la Torre y Vélez, el Informe también es una muestra de la distancia entre lo técnico y lo burocrático. Se trata del último Informe de la Oficina de Investigación en Desarrollo Humano (OIDH) de PNUD México, cerrada aparentemente en definitiva en diciembre de 2015.  El reconocimiento de la oficina es global. Se trata de la unidad más productiva de análisis, del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, en los países miembros.

 

La razón es conocida también. La Coordinadora Residente de Naciones Unidas en México, Marcia de Castro, consideró que había “demasiados diagnósticos” del desarrollo humano en México. Como el tiempo todo lo pone en su lugar, Marcia de Castro tiene esa posición actualmente en Mozambique, en tanto que el Informe IDH México es un punto de partida para entender la desigualdad y la movilidad, documento que será citado abundantemente en los años por venir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *