Hoy Huauchinango, ¿Popo después?

La historia es ya conocida. El viernes 5 de agosto llovió durante 8 horas en la Sierra Norte, días después de la entrada del Huracán Earl a costas mexicanas. Hay 40 personas fallecidas, daños millonarios y pérdidas en 29 municipios del estado. Lo que no se sabe, y nadie parece estarse preguntando ahora mismo, es cómo se le hace para que no vuelva a ocurrir. Para saber esto, hay que identificar primero que el desastre tuvo al Earl como una causa, pero sólo una, de varias.  

 afectaciones-por-earl-huauchinango-243176

Huauchinango y Tlaola son dos municipios difíciles de ubicar en términos socioeconómicos porque su vulnerabilidad es tan grande, que cualquier choque externo será causa de muerte. Lo que sabemos acerca de los desastres en México es que la combinación de pobreza y una deficiente aplicación de los protocolos de protección civil hacen sumamente vulnerable a una región ante la presencia de eventos naturales, como lluvias, o erupciones de volcanes, en el caso de Puebla.

 earl01

Nos fuimos a Huauchinango el jueves 11 de agosto, casi una semana después de la tormenta. La comunidad más afectada es Xaltepec, pero no se pudo acceder debido a que hay filtros de seguridad de corporaciones estatales y federales (ejército y marina). Aún hay afectaciones a los caminos y riesgo de deslaves, por lo cual se requiere un vehículo 4X4, permisos, y el acompañamiento de personal con capacitación en protección civil y riesgos.

huachis-earl

Se acudió entonces a la Colonia La Joya y a Cuacuila, comunidad en la cual se registraron 4 decesos. En ambos lugares hay daños a infraestructura pública y privada, y familias evacuadas viviendo en albergues.

Algunas otras comunidades afectadas son Papatlatla, Tlalcoyunga, Huilacapixtla, Cuauxinca, Papatlazolco.

Se tuvo conocimiento que aún hay comunidades incomunicadas, con las cuales Protección Civil municipal no había tenido ningún contacto hasta el jueves 11 de agosto, una semana después de la tormenta.

 

Antes de la tormenta

Hasta 2014 no se contaba con personal de Protección Civil. El antecedente de desastre ocurrió en 1999, pero es aparente que no hubo aprendizaje institucional desde entonces, en parte debido a que no se percibió la posibilidad de daños mayores a las comunidades. Fuentes de protección civil reportan que prácticamente la totalidad del municipio ( > 103 mil habitantes en cabecera municipal y sus 61 localidades) se encuentra en situación de riesgo, dado que se compone de barrancas, ductos de Pemex, y otros factores de riesgo.

 

Las lluvias iniciaron el jueves 4 de agosto, y es por eso que Protección Civil decide activar la alerta amarilla SIAT-CT (Sistema de Alerta Temprana – Ciclones Tropicales) el viernes; la cual dado el protocolo, se desactiva 24 horas después. Sin embargo, es aproximadamente a las 10 de la noche del sábado 6 cuando la tormenta Earl hace sus estragos en el municipio de Huauchinango.

 

Huauchinango y Tlaola, los municipios con mayor afectación, son lugares de alta concentración de pobreza extrema en el estado. De acuerdo con Coneval, Huauchinango es el municipio que mayor pobreza extrema concentra  (21%), sólo después de Ajalpan (36%). En Tlaola, la mayor parte de la población vive en condiciones de pobreza.

 

Abundante evidencia internacional indica que el desastre ocurre como consecuencia de un evento natural. Es decir, siguiendo protocolos nacionales e internacionales, las regiones pueden estar preparadas y ser resilientes ante eventos naturales, tales como ciclones y tormentas.  En México, los protocolos están descritos por la Ley Federal de Protección Civil. La vulnerabilidad radica en la combinación de falta de preparación en materia de protección civil y las condiciones de pobreza.

Hoy se habla de “actualización” de atlas de riesgos. Quien los tenga, que los muestre. Porque las personas que hemos estudiado el tema no sabemos que existan atlas de riesgos. No en Huauchinango. No en el estado de Puebla. En todo México.

 

Durante la Tormenta

  • La gente reporta que fueron aproximadamente 8 horas de lluvia, el viernes
  • Debido al personal (4 personas + el director de protección Civil) e  infraestructura limitados (sólo 2 camionetas pick-up) fue imposible para Protección Civil municipal reaccionar a tiempo, además de que no tuvieron conocimiento. El protocolo descrito por la Ley Federal de Protección Civil parece no haber operado.
  • El principal problema que se tuvo en las comunidades afectadas y en la cabecera municipal fue el desgajamiento de cerros y no el desborde de ríos.
  • Las comunidades quedaron incomunicadas por aproximadamente 24 horas
  • Además de las pérdidas humanas también se perdieron casas, vehículos y animales de corral.
  • Algunas de las colonias más afectadas en la cabecera municipal fueron La Palpa, La Joya, Sta. Catarina, Benito Juárez, Manantiales, La Herradura entre otras.

 

 

Después de la Tormenta

 

  • Protección Civil del municipio pidió apoyo a Rescate Aéreo de Aeronáutica Civil de la SCT, a los Bomberos de Amecameca, Edo. De Mex. y a la Brigada BREC (Búsqueda y Rescate en Estructuras Colapsadas) de Epazoyucan, Hgo. Reportan que en promedio el tiempo de respuesta de estas instituciones fue de 3 horas.
  • La gran mayoría de las personas trabajando para ayudar a Huauchinango son voluntarios de otros estados y los vecinos del mismo municipio.
  • Asociaciones civiles instalaron un albergue para animales donde se reciben las mascotas de los afectados.
  • Dos albergues fueron instalados el día domingo (localizados en el Tecnológico de Huauchinango y otro en el recinto ferial)
  • Se está llevando a cabo un censo de control y seguimiento entre el municipio y SEDATU
    • Inició el lunes
    • Horario de atención de 8 a 16 hrs
  • Existen albergues no protocolizados que tienen el potencial de ser focos de infección
  • El albergue más grande en Huauchinango, el recinto ferial, tiene una capacidad para 800 personas; hasta el viernes 12 contaba con 513 residentes. Aproximadamente 40% de los albergados son niños. Hasta el viernes 12, no se tenía noticia de miles de personas albergadas.
  • Para la comunidad más afectada, Xaltepec, se instaló un albergue en la primaria de Papatlazol, comunidad vecina.
  • Los presidentes de comunidades llegaron a la cabecera municipal para buscar ayuda de la autoridad el día lunes 8, pero a menos que su comunidad hubiera tenido pérdidas humanas, no recibieron ayuda prioritaria. En algunas comunidades en las que no hubo pérdidas humanas, se reportan casas que se cayeron con el cerro o quedaron inhabitables, terrenos de maíz perdidos, falta de servicios como luz y teléfono y carreteras intransitables por los escombros y el lodo.
  • Los habitantes de Huilacapixtla y Cuauxinca cooperaron para rentar una máquina retroexcavadora de para poder empezar a limpiar la carretera por su cuenta.
  • Hasta el viernes 12, Huauchinango no contaba con información de la totalidad de las 62 comunidades del municipio.

 

Oportunidades para intervención

¿Qué hacer? Algo de lo que ya se está haciendo, sí, pero falta una visión de largo plazo.

Periodo inmediato

                Ayuda psicológica, ayuda humana, recuperar bienestar con énfasis en los niños

 

Periodo de plazo medio

                Construcción y reconstrucción de viviendas y escuelas, desarrollo de infraestructura que permita ser resiliente ante la lluvia (plantas de tratamiento, sistemas de contención)

 

Largo plazo

                Huauchinango no cuenta con posibilidades de desarrollo económico y humano sostenible en el tiempo. La calidad educativa es deficiente, y por tanto no hay espacios para la innovación, incluyendo pero no limitándose a la innovación en el campo. Sin la transformación de las condiciones en que opera el sistema educativo y productivo, la pobreza se perpetuará y la región seguirá siendo vulnerable ante choques externos, incluyendo pero no limitándose a la tormenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *