Vicente Suárez Ortega. Niño Héroe Poblano

Sergio Moisés Andrade Covarrubias

Uno de los mayores traumas históricos de la nación mexicana corresponde a la invasión norteamericana de 1847. Muchos actos heroicos y múltiples héroes se multiplicaron a lo largo y ancho de nuestro país para mantener su independencia. La defensa de las ciudades de Saltillo y Monterrey, las batallas del a Angostura, Padierna y Churubusco, el sitio de Puebla y sobre todo el asalto al cerro y castillo de Chapultepec están indeleblemente escritos en nuestra historia, sin que aún cierren del todo las heridas infringidas por la prepotencia de nuestros  imperialistas vecinos.

La defensa de Chapultepec es significativa porque a más del heroico esfuerzo de las tropas mexicanas sacrificadas en aras de los ideales patrios, la juventud representada por los cadetes que ahí estudiaban en el Colegio Militar no se arredró ante los embates de las superiores tropas norteamericanas.  La historia oficial ha dejado constancia del sacrificio de seis cadetes muertos por sostener la defensa de la patria. Sus nombres son muy conocidos: Juan de la Barrera, Juan Escutia, Agustín Melgar, Fernando Montes de Oca, Francisco Márquez y el poblano Vicente Suárez.  Sin embargo, otros más deben ser recordados aunque en su vida posterior se significaran por apoyar causas distintas a las del liberalismo triunfantes, por ejemplo Miguel Miramón o Manuel Ramírez de Arellano, además de los liberales Ramón Rodríguez de Arangoiti (en su momento creador del monumento conmemorativo a los “Niños Héroes” y uno de los principales arquitectos del porfiriato), Sóstenes Rocha y Leandro Valle, apoyados por personajes tan disímbolos como los amigos poblanos Ignacio Comonfort y Antonio Haro y Tamariz.

En cuanto a Suárez hay que decir que nació el 3 de abril de 1833 en la población de Xochitlán, perteneciente a la sierra norte poblana, y que fue bautizado en la parroquia de san José de la ciudad de Puebla el siguiente día 5. Ingresó cuando todavía no cumplóa los trece años de edad, por lo que al momento del ataque yanqui era de los más jóvenes alumnos del colegio y según la crónica de José Tomás de Cuéllar (otro de los cadetes presentes) fue de los primeros en caer bajo las bayonetas enemigas.

Hoy, un jardín en la ciudad de Puebla rememora su hazaña bajo la denominación de “Jardín del Niño Héroe Desconocido Vicente Suárez”, el cual se halla ubicado a un costado de las instalaciones del “Centro Escolar Niños Héroes de Chapultepec” y está bajo el cuidado de ciudadanos preocupados tanto del bienestar urbano como de la remembranza histórica.

Jardin Vicente Suarez

El jardin Cadete Vicente Suárez ubicado frente al #CENCH, se encuentra en el olvido por parte del ayuntamiento de Puebla. Virginia y Eduardo se encargan de su cuidado y mantenimiento. Murmullo de los Portales con Sergio Andrade

Posted by Periódico Econsulta on Thursday, April 4, 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *