Con la temporada navideña a la vuelta de la esquina comienzan a comercializarse diversos productos para la preparación de los platillos tradicionales, uno de ellos es el bacalao noruego, platillo que no debe faltar en las mesas navideñas ni fin de año.

El bacalao noruego se puede encontrar en salazón o congelado. En México se encuentra mayormente en salazón, estado que le permite ser comercializado con mayor facilidad.

Es un pescado rico en proteínas que en nuestro país se consume en dos temporadas: Semana Santa y Navidad y su versatilidad permite que pueda ser utilizado como ingrediente principal de gran variedad de preparaciones y recetas.

Pero ¿cómo elegimos un buen bacalao?

En lo primero en lo que debemos fijarnos es que, si lo compramos seco, es que no tenga zonas blandas, pero tampoco demasiado duras que lo hagan parecer viejo.

Enseguida debemos fijarnos en que no tenga moho.

Y por último, tener mucho cuidad con el Bacalao Campeche, que se comercializa como bacalao pero que en realidad se trata de cazón.

¿Quieres aprender más sobre bacalao? Puedes hacerlo a través de Mundo del Vino "De Pablo Garcia-Migoya"