Teatro campesino

.

Regresé de la Sierra de Puebla con las imágenes de ese gran montaje de teatro campesino en el que se ha convertido el viernes santo. Uno tras otro, pueblo tras pueblo, desde la mañana con el viacrucis y hasta el atardecer con la procesión del silencio, hombres, mujeres y niños escenifican la más conocida de todas las obras. Y no faltará el publico, no quedará espacio libre calle tras calle encementada como prueba de que algo de la modernidad ha llegado a la profundidad de esas montañas.

La fotografía que acompaña esta historia es la del Cristo de Tepetzintla, al que vimos azotado en serio por ese romano indígena que cumplió inclemente con su cometido.

Ahí, ante esa puesta en escena que convoca a todo el pueblo, me pegunto si tenemos idea de lo que verdaderamente le interesa a ese mundo campesino que no deja de imaginar su propio Gólgota.

.Y no tengo respuesta.

DSCN6740

 

Sea fue la semana santa, ese territorio imaginado para la contrición por una sociedad que ya no existe. Y sin embargo, no dejamos de pensar en todo momento en algo de lo que debemos arrepentirnos. Cada quien en su barrio, en su fuero interno. Pero difícilmente llevamos la pregunta más allá de uno, y tal vez por ello la desechamos tan a la ligera.

Sólo me queda el sonido del latigazo sobre esas espaldas campesinas.

 

 

 

.

Universidad pública, alianzas políticas y el regreso al aceite hirviendo

.

 

En búsqueda del fuego

 

Domingo 10 de marzo. Por la noche, en una calle oscura de San Cosme Tezintla, en los alrededores de San Pedro Cholula. Se miran plenas las estrellas.  Hace frío, pero están pegados al fuego, son sus alimentadores. Los dos jóvenes acarrean desde una galera repleta de aserrín el combustible para uno de los más de 100 hornos ladrilleros que hay en la comunidad. Un único foco amarillo mal ilumina la escena, abre sombras profundas contra la pirámide trunca que encierra y en la que se queman más de treinta mil ladrillos comunes, del rojo que todavía buscan los comerciantes con sus camiones rabones para llevarlo a Morelos, a Hidalgo, a donde lo compren. El humo negro, espeso, contrahecho, sale a tropezones, calado por el frío. Con un tambo de cartón van y vienen y no paran hasta llenar la tolva que descarga por gravedad la madera pulverizada hasta las tres bocas del horno al que abastecen desde las nueve de la mañana. Llevan doce horas en esta chamba y no descansarán hasta mañana a mediodía. El fuego a estas alturas recuerda esos infiernos que todos imaginamos: arden los pecados, los sueños, las angustias, las esperanzas, los pasados irremediablemente perdidos.

Los dos muchachos se toman descansos de diez minutos, quince, mientras la tolva se descarga ayudada por un mecanismo eléctrico que arroja un aire caliente por tres mangueras delgadas hacia las bocas. Arde el viento, se incendia la arcilla. Los ladrilleros se asoman de tanto en tanto por los visillos dispuestos arriba de cada boca, cuidan los tabiques, valoran el color intenso de la llama, escuchan, atisban el más mínimo crujido como seña de un posible colapso de la cimbra. Que no se pase de fuego, que no le falte. Es el sueño por el ladrillo rojo.

Dos jóvenes.  Uno estudia Derecho en una escuela particular en Puebla, de esas que no suenan, de las que la SEP de cuando en cuando califica de “universidad patito”, y por eso atiende al horno, para pagar la colegiatura. El otro terminó el año pasado la prepa, pero ahora su mirada está en Nueva York, en el recuerdo de su hermano, en las fotos enviadas por internet, en la azotea de algún rascacielos aislando el techo contra la lluvia de primavera.

Los dos hicieron el examen de ingreso a la universidad pública, y los dos fueron rechazados por los calificadores digitales de la BUAP. “No alcanzamos los puntos”, me dicen.

 

fuego - copia

 

+++++

Domingo 10 de marzo. Por la mañana. Antorcha Campesina ha hecho bien su trabajo logístico y ha llenado totalmente el estadio universitario. Sí, en el que juegan los Lobos de la BUAP. Apenas hace dos semanas el rector Agüera y Aquiles Córdava han firmado una alianza interinstitucional, la universidad y el partido. Por lo pronto el paso que han dado es político: el rector informa a quién tiene de su lado; la organización da un golpe en la mesa con la masa que ha llenado el estadio, para que no quede duda quién en el PRI tiene organizado a lo que los antiguos manuales denomibanan “el sector popular”. ¿Alguien recordará que alguna vez existió la CNOP? El viejo maestro está feliz, aunque no hay sonrisas en su discurso, y sus imágenes no dejan de ser sonoras, encendidas, como la figura de la tea en movimiento que identifica a este partido político que contra todos los augurios sigue cobijado en la piel del PRI. “La gente no es idiota –grita, y desata la idea que tiene de los ciudadanos mexicanos, los que votaron por el añejo partido del Estado–: la gente volvió a votar por el PRI porque la vida le demostró que se había equivocado.”

Así que Aquiles vio regresar al redil a las ovejas perdidas. Y el redil hoy es un escenario deportivo, el de la universidad pública, laica y gratuita, dispuesto sin el menor asomo de vergüenza para una actividad política partidaria. Veo en una foto publicada en e-consulta a los tres políticos que disputan la candidatura del rejuvenecido partidazo: Agüera, Chedraoui, Dójer. Ahí están los tres, supongo que necesitados del respaldo del dirigente de Tecomatlán y de su organización, la única que puede llamarse “estructura partidaria” en un partido que ha venido a la baja en la ciudad de Puebla, derrotado por el candidato de la izquierda en las elecciones federales y vapuleado por la derecha en las últimas municipales. El rector se puso la gorra antorchista; también lo hizo Chedraoui; el ex-rector no se quitó un sombrero de paja. Los dos últimos saben que el primero es el dueño de la cancha, pero están a la espera de su renuncia. Supongo que para sí se dicen “entonces nos veremos las caras.”

Y tuvo más figuras literarias Aquiles: “Con el voto a favor del PAN los mexicanos saltaron del aceite hirviendo para caer en el fuego.” Pero el pueblo no es idiota, sigo a Aquiles, al fin, doce años después, se decidió pescar del lazo que lo regresa a la sartén que sostienen en sus manos políticos como Agüera, Chedraoui y Dóger. ¿O son el aceite que no ha dejado de hervir, requemado y turbio?

 

aquiles

 

+++++

Poco importa ahora eso. Por la noche iré a buscar la historia de los ladrilleros, otros sobrevivientes de la tierra. Encontraré a dos jóvenes que no alcanzaron los estándares académicos que les exige la universidad pública. Ninguno de los dos tiene idea de que existe Antorcha Campesina desde hace 39 años. Ni de Aquiles, el ya viejo líder de la organización política que más se parece al libreto del partido leninista, feliz con el regreso del partido de Estado. Menos saben de los personajes que buscan una candidatura, dos de ellos rectores de la universidad que los ha rechazado y que sin asomo alguno de pena presta sus instalaciones para un evento partidario.

No saben del sartén ni del aceite. Sí del fuego.

Vulnerables

.

Vulnerables. Ese es el término utilizado para exponer un hecho simple: el periodismo en México se ejerce cada vez más bajo riesgo de muerte por ejecución a manos de bandas criminales.

 

El siglo de Torreón

 

Los ejemplos inmediatos: El Siglo Torreón, baleado en tres ocasiones la semana pasada; el periodista de Ojinaga, Chihuahua, Jaime Guadalupe González es asesinado  el sábado 3 de marzo  junto a un puesto de tacos en esa ciudad;  en la madrugada del miércoles 6 de marzo corren la misma suerte las oficinas del Canal 44 y El Diario de Juárez en esa sufrida ciudad fronteriza.

Pienso en algunos pormenores:

A Jaime Guadalupe González le dieron al menos diecisiete balazos de pistola. Sus ejecutores tuvieron la sangre fría de llevarse la cámara fotográfica del periodista.

En  el último ataque al El Siglo de Torreón el frente de sus oficinas recibió treinta impactos de cuerno de chivo. Un trabajador de una maquiladora murió en la balacera.

Y estoy atento a la ironía: Triunfo de la República… Así se llama la calle en la que se ubica el diario el periódico que cubre con valentía los amargos sucesos en la región de La Laguna.

Un grupo de medios en el país señala lo inocultable: la ineficacia gubernamental para impedir las agresiones a los periodistas. Dicen de lo sucedido en estos días: el hecho “exhibe la inacción de las autoridades federales y locales para dar seguimiento a las agresiones contra la prensa y castigar a los perpetradores, así como la falta de aplicación de protocolos adecuados para brindar protección a medios que son objeto de ataques en forma recurrente. Las medidas instrumentadas por el Estado han aumentado el nivel de vulnerabilidad del periódico El Siglo de Torreón.”

Es también un hecho que la ineficacia gubernamental va más allá de las agresiones a los periodistas. Hace tiempo que el agua llegó a los aparejos de la sociedad mexicana.

El buen periodismo quiere narrar las desgracias de todos. Y las alegrías.

Narrar la vida de los otros en un país en el que la vida no vale nada.

Peña y Elba: el Ogro se devora a sí mismo

.

 

peña y elba

Un verdadero espectáculo: el ogro devora sin piedad a uno de sus hijos.

Y ya estábamos desacostumbrados. Sus golpes de mano hacía tiempo que no se sentían sobre la precaria mesa de la vida nacional. Tiemblan las redacciones, por fin, el poder es noticia más allá de las declaraciones. Furor en las redes sociales. Devaneo de sesos: ¿cuál es el propósito de esta acción de Estado? Porque ahora mismo, como no ocurría desde Salinas, los comentaristas de toda índole miran al presidente como siempre lo han querido ver: la cabeza del estado.

Sí, una vez más, para sobrevivir, el ogro se devora a sí mismo.

 

++++

 

“Me voy a ir cuando los maestros quieran que me vaya”, había dicho el 6 de febrero pasado.

Pero el ogro que los ha cobijado y al que han servido no se los permitió.

Igual que todos, hoy los maestros la han visto tras la reja. Cayó en el pozo del juego de la oca, les explicarán a sus pupilos. Tiene puesta una especie de sudadera y el pelo recogido. Sí parece de 68 años. Tenía 45 cuando Salinas de Gortari se deshizo de Jonjitud y no tuvo que buscar muy lejos para encontrar al sustituto que le apagara el incendio magisterial en el centro sur de México.

Ahora el juez le habla como si se tratara de un paciente. Carga un expediente más grueso que un adobe y les expone los vericuetos de la demanda penal como si del libro farmacéutico se tratara. “¿Tiene algo que decir?”, le pregunta como si le dijera dónde le duele. “Nosotros no sabemos de eso”, responde. Pero sí sabe de sus penas, doctor, no, señor juez, fíjese que padece del riñón, y tuve hepatitis y ya su abogado le dirá que tiene una fila de diez padecimientos.

Primero el juez, dice el ogro, después vendrá el médico.

 

++++

 

Peña Nieto se da cinco minutos en su televisión nacional. Lo alcanzo un minuto tarde, pero escribo sus frases perfectamente estudiadas: “los maestros son los pilares del sistema educativo nacional”, y extiende el brazo derecho hacia los televidentes. Sí, no es un robot.  Y van más frases para los cabezales: “los recursos son de los trabajadores, no de sus líderes”, “la actuación de la procuraduría es en defensa del patrimonio de los profesores”, “los maestros son los grandes constructores del presente y el futuro de México”, “compartimos el objetivo de que las nuevas generaciones puedan construir con la educación sus propias historias de éxito.”

Cinco minutos después, en el mismo noticiero, me entero de la declaración del dinasourio priista Gamboa Patron: “No, hombre, Romero Dechamps –el líder petrolero  que le ha regalado un Ferrari a su hijo para que corra feliz por las calles de Miami– no tiene nada de qué preocuparse.”

 

++++

 

Historias de éxito ha dicho Peña Nieto.

Miro para atrás: si en algo se han especializado los gobiernos del Estado mexicano a lo largo del siglo XX –más allá de su exquisita gama de ineficiencia y corrupción–, ha sido en su capacidad de control de lo que los historiadores han llamado “el movimiento obrero”.

En eso ha sido exitosísimo.

Y sobre cualquier cosa, en el sometimiento de los sindicatos corporativos a través de las herramientas de la corrupción y la represión. Uno y otro, a lo largo de las décadas que corrieron desde los años cuarenta y hasta la fecha: ferrocarrileros, petroleros, mineros, electricistas, telefonistas, médicos, burócratas… y maestros. Nada más, entre Jonjitud y la maestra se cargaron más de cuarenta años de sujeción magisterial, con todo y que el movimiento de la llamada Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación tiene desde 1979 peleando por la democratización de la estructura sindical, conquistando aquí y allá bastiones como en Guerrero y Oaxaca.

El resultado está a la vista: si alguna vez existió el sindicalismo democrático, hoy está prácticamente muerto. Pienso en Siemens, proveedora de arneses para Volkswagen a principios de la década pasada. Una revuelta laboral por un motivo simple –ganaban 300 pesos a la semana y el sindicato croquista chiflaba en la loma–, es encabezada por una mayoría de obreras que tras una huelga que paraliza a la armadora alemana,  logra un sindicato independiente; al poco tiempo, la empresa cierra, para volver a abrir un días después con la razón social de otra trasnacional, Alcoa Fujokori y en la misma planta; una nueva movilización laboral lleva al cierre de la empresa unos años después y a la desaparición del sindicato independiente; en el 2013, la empresa alemana sigue disponiendo de arneses, ahora con una proveedora norteamericana instalada en Huejotzingo, a un lado del aeropuerto.

José Luis, un obrero de esa empresa de autopartes, sobrevivió los sucesivos conflictos, cierres y reaperturas. “Hace siete años –me cuenta una noche a la espera del camión que desde Xoxtla lo llevará a la planta–, cuando todavía estábamos en San Lorenzo Almecatla, atrás de la armadora, hacíamos 500 arneses por turno. Ganaba unos noventa pesos diarios. Ahora, y no puedo dejar de pensarlo, sacamos 750 arneses por turno y nos pagan 125 pesos diarios. Haga cuentas: 750 pesos a la semana. Un peón en el campo gana por lo menos 150 al día. Y qué hago, soy obrero, no sé hacer otra cosa.”

Esa es la historia del éxito del capitalismo salvaje mexicano: salarios obreros de 114 pesos la jornada en la industria de punta de la exportación automotriz.

 

++++

 

Los medios son un espejo en el que rebotan las preguntas, y las respuestas reflejan tonos e intereses. ¿Por qué el Estado gobernado nuevamente por el PRI devora a la más eficiente de sus hijas?

El Universal se dirige veladamente al gremio para que calme sus malos ánimos: “No es una agresión al magisterio, es una acción penal y la fiscalía debe presentar pruebas contundentes… La reforma es una reorganización educativa de largo aliento. Todos los actores deben actuar con prudencia en este delicado proceso.”

La Jornada apunta al ajuste de cuentas y al mensaje de fondo: “Esta es una operación turbia y pragmática… Gatopardismo: se trata de perpetuar el control patrimonialista, corrupto y antidemocrático de los sindicatos”. Y a través de uno de sus articulistas (Luis Hernández Navarro): “Es un mensaje para todos en el sentido que las reformas neoliberales van o van.”

 

++++

 

¿Por qué el nuevo régimen priista se deshace de Elba Esther? ¿O por qué la sostuvieron Fox y Calderón?

Convengo en algo: el ogro se devora a sí mismo cuando la serpiente bajo su mando intenta matarlo. Calderón soltó al ejército contra las mafias criminales de las que ha perdido control; Peña hace a un lado a la cabeza de la mafia sindical porque considera suicida sostener la ineficiente estructura laboral en la educación pública.

Sí, hace buen tiempo que el control de las mafias por el Estado dejó de ser una historia de éxito.

 

++++

 

Historias de éxito, ha dicho Peña Nieto.

Le recuerdo una, la del kínder del pueblo totonaco de Ixtepec. La escena ocurre cualquier día de la última década.

El Jardín de Niños bilingüe Nicolás Bravo es un ejemplo fiel de los alcances y limitaciones del Estado mexicano en asuntos educativos. Está ahí, con sus dos salones amarillos pintarrajeados por los niños. Sus maestras, dos mujeres serranas, hacen milagros en el intento de que los pequeños encuentren el rumbo y el gusto del estudio. Sus rivales son terribles. La infraestructura: no hay luz, no hay agua, no hay baños, no hay cercado. La economía familiar: un día sí y otro también los padres retienen a sus hijos por el trabajo, porque a los cinco o seis años aquí ya se trabaja. Los programas de estudio: da la impresión de que la propia SEP no se cree el propósito de la enseñanza bilingüe y muchos de los profesores no dominan las lenguas; el español predomina por el simple motivo de que no hay textos ni materiales en totonaco.

Como sea, eso no les preocupa a dos madres de familia que esta mañana han ido a dejar a clase a sus pequeños. Insisten en permanecer en el salón, a pesar de la indicación de la maestra, y cuando no les queda más remedio se asoman por la ventana, muy atentas a los movimientos de sus pequeñines. Para ellas, como dirán en la entrevista, la posibilidad de que sus hijas encuentren un destino distinto al que ellas vivieron está en la escuela.

Observo la escena y valoro ese lindero absurdo que no alcanza a cruzar nuestro país: ahí está el kínder, pero son tales sus carencias que los resultados académicos siempre serán destrozos. Sin embargo, el hecho contundente es que ahí está el Jardín de Niños, y en él está la esperanza de estas mujeres totonacas.

++++

Nada saben de ogros, por desgracia, los niños mexicanos.

 

Viejos rencores para imponer el progreso

.

Dipuado Gordillo para HC 19 feb
Hay eventos que nos recuerdan que el pasado obtuso no se ha ido. Llegan con la voz solemne de los rencores viejos.
Hay signos ominosos en el horizonte que uno preferiría hacer de lado. Y si vienen de comentarios periodísticos la tentación es mayor: mañana nadie recordará lo que ese periodista ha  escrito, decimos, nadie recordará pasado lo dicho por tal político pues quedará sepultado bajo el aluvión de declaraciones que se atropellan en los noticiarios.
Sin embargo ahí están los dichos, y con ellos la recuperación de un lenguaje que uno creería desaparecido.
El periodista Pérez Stúart denuncia una “conspiración comunista en Puebla” (http://tinyurl.com/bb93ab4). Afirma:

1.- La generación de violencia en la primera semana de este mes de febrero, desatada por comunidades de base indígenas organizadas por teólogos de la liberación en la sierra norte del estado mexicano de Puebla, y

 2.- La reiterada información expuesta en este mismo espacio, tanto el  lunes 8 de enero como el lunes 28 de enero del presente año, en el sentido de que presuntamente se estaría preparando un nuevo estallido social en Puebla, para constituir “La Nueva Chiapas” y poner en práctica otro experimento revolucionario en nuestro Continente, teniendo como características, las siguientes: 

El pretexto: la “defensa” del medio ambiente y la cultura y derechos originarios de pueblos “originarios”.

 * La base doctrinal: la denominada “teología indígena“.

Y como buen inquisidor ha acusado a ciudadanos con nombre y apellido, y a instituciones de larga trayectoria en la sociedad mexicana (la Universidad Iberoamericana) y poblana (la asociación Tosepan Titataniski, en Cuetzalan). La experiencia lleva a pensar que no lo ha escrito simplemente porque se le ha ocurrido.

Sus lectores tendrá Pérez Stuart. Y doy por seguro que entre ellos están estos diputados panistas Rafael Micalco Méndez, presidente del PAN en Puebla (http://tinyurl.com/a7hq4bg) y  Néstor Octavio Gordillo (http://tinyurl.com/avpp2p5), quienes así defienden los proyectos industriales mineros e hidroeléctricos en la Sierra Norte de Puebla:

Ha dicho Micalco: “Vemos una insistencia de algunos grupos de izquierda que tratan de capitalizar este tema, ya se midió que el cauce del río no se afecte, en general los habitantes de la zona apoyan este proyecto, el ayuntamiento igual. Son 300 empleos los que se generarán con esta obra”

Y Gordillo: “Activistas que organizan la inconformidad en la Sierra Norte, desestabilizan y crean inconformidad.”

 

+++

Contra los rencores viejos, el ánimo nuevo.

Porque hay, al mismo tiempo, señales que nos revelan que el paso del tiempo sí ha marcado a las personas. Sí, la gente cambia, y se alumbra a sí misma en el reconocimiento de lo mejor del ser humano: su vinculación con los otros. Y la compasión por su entorno.
Pienso en ello al leer la respuesta del arquitecto Carlos Mastretta Cobel a las declaraciones de los diputados panistasCuando era joven, en medio de las trifulcas estudiantiles entre Carolinos y FUAS, Carlos difícilmente habría imaginado que en un futuro sería acusado de formar parte de una conspiración comunista.
Así ha defendido el movimiento social serrano, particularmente el ocurrido en Tetela de Ocampo, contra las declaraciones de Rafael Micalco:
Los ciudadanos de Tetela de Ocampo nos hemos constituido en una Asociación Civil “Tetela Hacia el Futuro” como una organización social apartidista que trata de defender los valores sociales, económicos y ecológicos que se ven amenazados  por la presencia de la mina y como consecuencia, las hidroeléctricas. (La experiencia de las Presas en China, analizado por científicos y ambientalistas,  ha demostrado que son errores con graves daños a la ecología y al tejido social, y no debeN repetirse).
En reiteradas ocasiones hemos solicitado el apoyo de los diputados y senadores del PAN pero nuestras voces no han sido escuchadas y los únicos que nos han atendido son los miembros de los partidos de izquierda, incluyendo al diputado Lauro Sánchez del PRI. Nosotros hemos sido apartidistas y no tenemos alianzas con ninguna ideología o partido.
La presencia de las mineras en la Sierra Norte va afectar profundamente los aspectos sociales económicos y ecológicos dejando a cambio gran destrucción ambiental  y alteración de los valores productivos.
Tetela de Ocampo, antes del Oro, es una zona rica en oro y plata, pero la explotación que se hacía antes a base de túneles, ahora se hace con la técnica llamada a tajo abierto, que consiste en hacer grandes cavidades en la tierra de 500 m o más de diámetro y 200 m o más de profundidad.
Elimina la capa vegetal, destruyendo todas las condiciones de vida, altera mantos freáticos, desapareciendo el bosque de Niebla en Tetela y después lavan el oro con cianuro contaminando el agua y el suelo y a la gente que depende de ellos. Los tóxicos viajaran por el Rio Papaloateno, Rio Zempoala y Rio Tecolutla llegando hasta el Golfo de México sobre los arrecifes de coral.
En Tetela recientemente se esta desarrollando con mucha fuerza la producción de jitomate y manzana, entre otros, y éstos se verían afectados por el cambio climático y los desechos tóxicos.
En el aspecto económico se argumenta la derrama económica y la inversión propia de una empresa minera, pero ésto es ficticio porque desplazará las fuentes de trabajo existentes que generan un equilibrio social, económico y ecológico.
Se habla de pago de derechos e impuestos, pero es más lo que se perderá en la industria agrícola que actualmente se está desarrollando. Las grandes utilidades de las empresas extractivas nacionales y extranjeras es dinero que no se verá en la zona de Tetela, ni tampoco entrará al patrimonio nacional.Dentro del TLC,  éste es uno las partes negativas que afectan profundamente a las economías locales productivas.
Ante esta situación de agresión económica, ecológica y social por parte de las mineras, y con el apoyo de las autoridades los habitantes y pequeños propietarios se han unido para defenderse y hasta hoy sólo los grupos de izquierda han mostrado interés en apoyarnos. Aspectos fundamentales que el PAN no ha hecho.
Con un grupo de académicos del  Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades de la UNAM se está elaborando una propuesta para promulgar una Nueva Ley Minera más justa y equitativa para los pueblos, y fuimos invitados  junto con Puebla Verde AC a participar en los foros realizados en la UNAM y en la BUAP en 2012.
Si el PAN desea volver obtener impacto y simpatía en el tejido social debe volver la cara a los problemas del México actual.
Mi padre fue fundador del PAN junto con otros valientes, porque en esa época era peligroso ser oposición, no como ahora que se disfrutan beneficios políticos y económicos.
Yo conocí personalmente al Lic. Manuel Gómez Morín por ser amigo de mi familia y tuve varias oportunidades de hablar con él respecto a los valeres del PAN, valores que coincidentemente ahora se están aplicando en la defensa de la Sierra Norte como lo hace Tetela Hacia el Futuro. Siendo el Lic. Gómez Morín conocedor profundo de los valores económicos nunca puso éstos por encima de los valores sociales y me imagino que usted conocerá  a detalle su pensamiento.
Desde mi época de universitario he defendido los valores del PAN como son honestidad, verdad, justicia y bien común y a pesar de los tropiezos temporales de sus dirigentes, creo que regresando a la ideología de sus fundadores,  sigo pensando que el PAN es la mejor opción política para México.
Le incluyo un video sobre los daños de la minería en Tetela de Ocampo: http://www.youtube.com/watch?v=EA_yt62VMXU
Le deseo suerte y sabiduría en su actual puesto con Presidente del CDE del PAN.
Así termina Carlos Mastretta Cobel su defensa del movimiento social que ha llevado desde hace un año la agrupación civil Tetela hacia el Futuro. Guardo el contraste de sus palabras contra el rencor viejo de Pérez Stuart y los argumentos que ha utilizado siempre el Estado mexicano contra los movimientos civiles: “curas promotores del socialismo”, “radicales de izquierda”, “activistas desestabilizadores”.
Rencor, viejo rencor, dice el tango con el que se impone el progreso.

Pulgarcitos

.

pulgar abajo

No sé quiénes son. Tres hombres y tres mujeres. Uno es pelón, como yo. Es mi único asidero con el mundo que representan. Y la foto de Eduardo Rivera. Pulgar abajo, señal de que lo reprueban.

 

Bien, contemplo que tienen idea de la ley de gravedad. Arriba, abajo. Ganamos, perdimos. ¿Y qué más? Busco otros asideros en el pie de foto. Son políticos del PRI, el partido histórico, cada vez más decidido a disputarle las clases medias a los panistas de la ciudad. Miro sus rostros nuevamente y me digo que no tengo una idea clara de lo que representan. Tienen toda la cara de clases medias de una ciudad mexicana. Pero no sé más. No sé si les conmociona, por ejemplo, la renuncia del Papa. ¿Irán a misa los domingos? ¿Estudiarán sus hijos en el Andes,  para ser legionarios modernos? ¿O en el Benavente para ser yunques ortodoxos? ¿Habrán comprado casa en Lomas de Angelópolis para no olvidar que están por el progreso inmobiliario?  ¿Quiénes son: melquiadistas,  marinistas, morenovallistas, bartlistas? ¿Por qué están ahí? ¿Quien los puso ahí? ¿Qué piensan? ¿Aprobarán el aumento al IVA? ¿privatizarán el petróleo? ¿Tendrán alguna idea de lo que su pulgar expresa? ¿Para quién piden la muerte?  ¿Qué armas imaginan para la ejecución del sentenciado?

 

Voy a la nota de e-consulta (http://tinyurl.com/bhu98rl). ¡Ah, son regidores! Reprueban al alcalde de la capital poblana, la ciudad que masivamente votó contra el PRI en el 2010, y que se expresó con la misma contundencia en la elección federal del 2012 en contra del viejo aparato estatal. Qué dicen: que hicieron una encuesta y los participantes reprobaron al alcalde panista con 5.6, particularmente por la inseguridad pública y los servicios administrativos.

 

Pulgar abajo. Tarea de los regidores de oposición: salir retratados al día siguiente del informe del presidente municipal. Cumplieron con la tarea asignada por sus agentes de publicidad. Los veo y confirmo que no tengo idea de lo que como regidores han hecho ellos en dos años de “representación popular”. ¿En qué comisiones estarán dados de alta? ¿Presidirán alguna? ¿Qué pensarán, por ejemplo, del gasto que hizo la anterior administración (la de Blanca Alcalá) en un sistema para modernizar el sistema electrónico en Catastro Municipal, con un costo de 40 millones de pesos, y que nunca funcionó? ¿Se les habrá ocurrido a estos regidores ir a pie de vecino a intentar resolver un trámite de propiedad en las oficinas de Prolongación Reforma? ¿Tienen idea de lo que significa en tiempo para un iluso vendedor o comprador de un predio conseguir la subdivisión de una propiedad? ¿Han oído hablar en su vida de los requisitos para un trámite de alineamiento?

 

Los veo muy magistrales a estos seis ilustres regidores desconocidos. Corrijo, en medio está, según la nota, la presidenta del PRI municipal.  Como sea. Sé que no puedo esperar nada de ellos.

 

 

 

Espectaculares escombros

.

A la vista la fábrica El Mayorazgo (Atoyac Textil) convertida en escombros.

 

IMG_0022 - copia

 

No puedo dejar de confrontarla con los espectaculares. Los nuevos espectaculares en mi barrio. Salgo a la 11 Sur y no puedo dejar de verlos. Al norte y al Sur. Inmensos. Esta vez del secretario de Salud. En los camiones y también en espectaculares, el secretario de Economía. Todos con el mismo patrón: esconden la publicidad política en entrevistas “otorgadas” a tres medios impresos: Líder para el gobernador y su apadrinado, 360 para el que ha “conquistado” a los alemanes de Audi, Mundo Ejecutivo para el otro secretario.

Escombros espectaculares. Una fábrica bombardeada. Unos ciudadanos bombardeados. Los políticos olvidan que las personas construyen ideas confrontados por las imágenes y acontecimientos de la vida real. La fábrica más importante de la historia de la industria textil en la ciudad de Puebla desbaratada a golpes del marro de la ambición inmobiliaria. Es imposible que no la vean trepados como están en sus espectaculares. ¡Dominan la ciudad entera!

¿Pero cómo se me ocurre que miren los escombros? Su modernidad no dejará piedra sobre piedra.

Pero ahí están trepados. Por toda la 11 me tienen atrapado. No me queda más que entender sus propósitos.

Dejemos de lado el tema del costo. Supongo que esa averiguación la estará haciendo con todo rigor el arremedo de institución electoral que tenemos en Puebla. Dejemos de lado el comportamiento de esas empresas editoras, sin duda espectacularmente beneficiadas por esta propaganda. No pensemos en ello ahora. Será también tarea de las fiscalías electorales. Seamos ingenuos.

Quiero entender el propósito. Gali, Aguilar Chedraui, Rodríguez Regordosa. Tres secretarios que intentan impactar en la opinión pública. Los tres se nos ofrecen como portadores de la modernización de Puebla. Los imagino en una mesa: órale, inténtenlo, salgan a buscar memoria para las encuestadoras, sale, a las derechas, sin mano negra. O no hubo tal mesa: primero salieron, avasalladores, los de Moreno Valle y Gali. Días después, más tímidos, en mucho menor número, los otros dos candorosos, digo, ingenuos, digo, incautos, digo, cándidos, digo, inocentes, digo, candidatos. ¿Cuál es el propósito?

¿Por qué esta pérdida tan absoluta de falta de respeto por los ciudadanos?

Políticos, espectaculares escombros.

De fotos y realidades espectaculares

.

De las fotos en los anuncios que los políticos cuelgan por todas partes a la realidad. Un salto al vacío.

Por la mañana de este martes fui a Huejotzingo a resolver un asunto en la oficina catastral ubicada en esa ciudad, y por aquí y por allá, tipos renombrados o ilustres desconocidos nos ofrecen un futuro de ensueño, y uno no deja de contrastar paso a paso, espectacular tras espectacular, manta amarrada a puente peatonal tras pegotinas tras pintas en bardas, con lo que ese camino llamado de antiguo “la Federal a México”, ya sin los gruesos troncos de los eucaliptos plantados en los años treinta del siglo pasado –la avenida luce descapotada y vacía de foresta–, nos ofrece: un franco e irremediable caos.

Doy algunas imágenes en los quince kilómetros entre Cholula y Huejotzingo.

Los OXXOS han ganado el espacio de las esquinas más espesas de tránsito y de topes, apéndices como son del capitalismo salvaje mexicano asomado desde todas las gasolineras. La construcción amarilla de la Iglesia de la Luz del Mundo, con su fogón de cemento azul al frente, al mismo tiempo vela y mascarón ilusionado por los asuntos celestiales de los campesinos fuera del control católico, casi ha tomado la avenida; está abierto a esta hora del día, pero no se mira iluminado alguno a la primera. No ha querido quedarse atrás “la verdadera religión”, dirían las persignadas señoras de la Acción Católica, y ha construído un baluarte tres cuadras adentro, ya en el corazón de San Diego Cuachayotla, montado sobre una loma en un arremedo profano de la Basílica de Guadalupe. A ella llegas si te metes por alguno de esos pasadizos al mundo rural que sobrevive alerta apenas dejas la avenida, pero si tomas el equivocado entrarás en un laberinto que bien puede llevarte en sus enredos hasta Xoxtla, o mandarte de regreso a Cholula.

Los pueblos ladrilleros han cedido gran parte de sus campos de labor. Los hornos, sin embargo, cuecen los tabiques a todo vapor de la madera, la basura, el combustible ordeñado a las pipas de PEMEX en la autopista México-Puebla. Entre San Matías Cocoyotla, San Cosme Tezintla, San Diego Cuachayotla, Santa Bárbara Almoloya, San Cristóbal Tepontla y San Sabestián Tepalcatepec tal vez haya más de mil familias con hornos de producción de los tradicionales ladrillos cholultecas. Y no hay un simple plan de gobierno que los contemple como elementos vitales para la industria de la construcción; no hay un plan racional para el abasto de combustible que vuelva sustentable su trabajo; no hay una mínima propuesta de integración eficiente a los procesos de construcción y desarrollo urbano. Simplemente, sobreviven como pueden. Y sus pueblos, poco a poco, dejan de serlo, amarrados como están a esta avenida que los chupa hacia la ciudad de Puebla. ¿A quién le importa cómo sobreviven los ladrilleros? ¿A quien le importa que cada vez más estén sometidos por los grupos mafiosos en el abasto de diesel o aserrín?

No veas nada. Tan sólo a los espectaculares de los políticos modernos.

Pero voy alerta a los anuncios de los políticos. Abiertamente contra la ley electoral se despliegan uno tras otro los espectaculares de la pareja Moreno Valle-Gali Fayad. ¿Habrán alguna vez el gobernador en turno y su discípulo escogido, sin guaruras ni importantes asuntos públicos –la inauguración de un drenaje que no llegará nunca a una planta de tratamiento, por ejemplo– transitado en su automóvil, agarrado a su volante,obligado a acudir a las oficinas del Catastro en Huejotzingo?

¿Desde que mundo nos ofrecen el futuro los políticos en México?

¿Y con el dinero de quién están pagando esta campaña?

¿Son recursos públicos, de la cuenta de Comunicación Social del gobierno del Estado?

 

Anuncios, fachadas y vacíos

.

 

 

anuncios, fachadas, vacíos 24 de enero

 

Hoy es jueves 24 de enero, un día cualquiera de un invierno más o menos frío, tal vez no tanto porque el sol anuncia que ganará la calle y azotará a los incautos con chamarra a las 12 del día.

Por la mañana se me vinieron encima. No fue uno, no fueron dos, ya ni los conté. Fui a dejar a mi hija a la secundaria. Y regresé con la vista fija en esos dos personajes que, nos dicen, traen la modernidad a Puebla, la próxima ciudad de las diversiones, el colonial parque de diversiones. Teleférico, Rueda de la Fortuna, Monorriel. No importan ahora sus nombres. Efectivamente, todos los conocemos, al menos por este retrato que han esparcido por todos los espectaculares que han encontrado libres –y son muchos, dado que todavía no arrancan las campañas políticas–, y en muchísimas paradas de autobús. Los conocemos y vemos en ellos el vacío.

Qué más da hacer las preguntas elementales (con qué dinero pagan eso, por qué ese alfil y no otro, por qué ahora y no mañana, por qué les importa tan poco lo que pensemos los ciudadanos a los políticos), al final, esos retratos dan una idea clara de lo que es la vida pública de la política: una fachada que guarda mil juegos e intereses que difícilmente veremos. Los imaginamos, eso sí. Ahora mismo, con inversión pública se han remozado decenas, tal vez centenares de fachadas en el centro histórico de la ciudad de Puebla, pero cada una guarda su historia propia, igual las vecindades que los comercios, las oficinas y las iglesias. Podemos entretenernos inventando historias.

Todos llenamos el vacío en los rostros de los políticos. También en la política podemos inventarnos historias.

Una simple, de cuento de hadas: que estos personajes, que muy bien representan a sus congéneres, rivales y compadres, no miran el país para sí mismos.

Mundo Nuestro, historias nuestras

.

Hace poco más de un mes escribí para la presentación de esta nueva experiencia periodística en la que estoy metido:

“Mundo Nuestro toma su nombre de la experiencia del periodista poblano-italiano Carlos Mastretta Arista

(1912-1971), quien en los años 50 y 60  del siglo pasado, con su personaje Temístocles, documentó con humor e

ironía la vida cotidiana de la ciudad de Puebla, y con su columna Mundo Nuestro expresó sus reflexiones

críticas sobre una sociedad provinciana que sufría entonces sus propias convulsiones y conflictos en

un mundo en crisis.”

Carlos Mastretta Arista, mi papá, tuvo la disciplina de escribir cada semana en El Sol de Puebla sus Temas

Automovilísticos y cada tercer día su Mundo Nuestro en La Voz de Puebla, y si sus textos dejaron de publicarse en algún momento no

fue porque él así lo quisiera, sino porque los directivos de esa casa editorial en aquellos años sesenta lo consideraron “subversivo” o

“aliado de los comunistas”. Disciplina y sentido de la vida quiero recuperar entonces del trabajo que le vi hacer todas las tardes en su

maquinita de escribir.

Y así resumí en diciembre algunos de los propósitos de este portal:

“Mundo Nuestro es un portal web especializado en el género periodístico de la crónica como narración literaria fundada en la

entrevista, el testimonio y la investigación documental y de campo. En él encontrará su lugar la crónica

histórica. Y será el espacio para los jóvenes cronistas. Mundo Nuestro quiere contar historias verdaderas, aunque no sean

perfectas. Es el esfuerzo por comprender el mundo con los ojos críticos de las ciencias sociales y la sensibilidad de la vocación

literaria.”

Memoria de mi viejo y propósitos periodísticos.

Y de mi experiencia personal también Historias de cruzados.

Hoy arranco formalmente este blog que carga su nombre de aquella experiencia radiofónica en la radio (Revista 105, en la

radiodifusora La Radiante 105) en los años noventa. Los dos textos precedentes (La justicia en la trinchera y El viene viene) quieren

dar una  idea de los textos que aquí presentaré, en toma y daca con el propio portal Mundo Nuestro. No dejará de ser una especie de

diario este blog, con la mirada en los acontecimientos que mer marcan en el día a día. No será una columna política, aunque algunos de

los personajes de la vida pública que vemos retratados en la prensa de cuando en cuando pasarán por aquí. Sí intentará retratar

instantes del entorno inmediato en el que vivo, mi ciudad, mis amigos, mis broncas, mi trabajo.

Tengo el ánimo también de que les provoque entablar una conversación igual serena que apasionada a través de las herramientas que

aquí están a la mano.

Agradezco mucho a Rodolfo Ruiz y a quienes hacen posible el funcionamiento de e-consulta el cobijo que han dado a este mundo

nuestro.

Un abrazo y bienvenidos.

Sergio Mastretta