Por la ley a balazos

.

Por la ley a balazos

 

Por la ley a balazos

Mundo Nuestro

Relacionados

La historia es nuestra, 1 de Mayo de 1973 http://mundonuestro.e-consulta.com.mx/index.php/cronica/item/la-historia-es-nuestra-1-de-mayo-de-1973

 

soldados

Hay miedos que están en la médula del poder.

Y en la piel de su desatino que se enchina al pensar en la insurrección popular.

Pero para eso están sus legisladores. ¿O qué otro fin tiene esa ciencia política especializada en el control de los procesos electorales –por la vía de sus organismos controlados por partidos antidemocráticos como los que tenemos en México–, ciencia exquisita a la que hemos arribado luego del que ingenuamente calificamos de “desmantelamiento del aparato electoral priísta” en los años noventa?

Lo han hecho una vez más, sin aviso y con el tono de siempre: por aprobación abrumadora a la iniciativa del gobernador Moreno Valle. Y sin debate alguno.

No es cualquier tema. La nueva ley de larguísimo nombre (“LEY PARA PROTEGER LOS DERECHOS HUMANOS Y QUE REGULA EL USO LEGÍTIMO DE LA FUERZA POR PARTE DE LOS ELEMENTOS DE LAS INSTITUCIONES POLICIALES DEL ESTADO”), casi como una manifestación de burócratas en el antiguo régimen, autoriza en la practica el uso de armas de fuego contra quienes se manifiestan en la calle (por la razón que sea) en legítimo uso de sus derechos constitucionales.

 

+++++

 

Primero la memoria. Dé dónde viene México. En dónde permanece México.

 

Chi sin

 

 

1 de mayo de 1973. El hombre de la foto nos mira. Es un judicial famoso en Puebla, Chi Sin. Corre, y tal vez va o ya viene de la balacera contra los estudiantes resguardados en Carolino. El día anterior, el gobernador Gonzalo Bautista había dicho:

“Someteremos a quienes alteren el orden público.”

“Si nos reciben a tiros, contestaremos con tiros…”

 

judiales apostados

Sus compañeros atisban desde el portal del Ayuntamiento.

Y desde los visillos de los edificios.

El gobernador de entonces les ha dado la orden de matar. Y la muerte es la consecuencia.

 

muerte

 

Si, así deja de mirar un muerto.

 

+++++

 

No se puede dejar pasar un hecho así. Y ya pasó en el Distrito Federal y en otros estados de la república: la creciente penalización de las protestas sociales.

Y en Puebla con la autorización al uso de armas de fuego contra los manifestantes. Según criterio y sentir “de la autoridad”.

Son los legisladores poblanos quienes con 32 votos favor y cinco en contra para autorizaron el uso de armas letales y  de fuego por parte de las fuerzas policiales en manifestaciones públicas. Una ley que en su nombre lleva la penitencia:

“Ley para proteger los Derechos Humanos y que Regula el Uso legítimo de la Fuerza por parte de los elementos de las Instituciones Policiales del Estado.”

¿Queríamos Estado? Pues ahí están sus facultades otorgadas por los diputados:

La autoridad decide cuál es el interés público. Y expropia.

La autoridad decide qué manifestación es violenta. Y mata.

 

+++++

 

Lo vimos hace apenas unas semanas con las reformas a las reglas del juego de las expropiaciones por causa de utilidad pública. Los ciudadanos no tienen defensa, y la prueba es que prácticamente al día siguiente el gobierno expropió los terrenos de la ex hacienda de Tamariz, en las inmediaciones de San José Chiapa, un total de 700 hectáreas. Y no  hay amparo que valga.

Tampoco aquí. Extraigo de la nota de prensa perlas de la ley aprobada:

“… uso de la fuerza legítima como un mecanismo para la restauración de la estabilidad social y del orden colectivo.”

“Las armas o fuerza letal podrán usarse cuando exista una agresión real, actual o inminente que ponga en peligro la vida o a la integridad física; que implique lesión grave, además de racionalidad y proporcionalidad en los medios empleados, para la defensa de la vida y la integridad física.”

“La ley contempla cuatro niveles para hacer uso de la fuerza de manera gradual, comenzando por disuasión verbal, sometimiento físico y uso de armas no letales, culminando con utilización de armas letales o de fuego.”

“La ley considera armas no letales las macanas, agentes químicos irritantes como el gas pimienta, dispositivos electrónicos de control y armas o pistolas noqueadoras o incapacitantes.”

“En sus artículos 40 y 45 contemplan de manera general la categoría de “manifestaciones violentas.”

“El artículo 42 introduce el término de factores de riesgo, como un elemento que las autoridades deberán tomar en cuenta al momento de realizar sus operativos frente a las manifestaciones. Estos son, entre otros: ‘…III) El fin que persigue la manifestación, ya sea de confrontación o mera manifestación de ideas; IV) Los aspectos socioeconómicos o políticos imperantes en el momento de la manifestación…’.”

“Se dotarán a los elementos de los cuerpos policiales, de los distintos tipos de armas, municiones y equipo adecuado de modo que puedan hacer un uso diferenciado de la fuerza, así como de armas de fuego; éstas últimas atendiendo a lo dispuesto en el artículo 11 de esta Ley.”

Ni más ni menos. Los legisladores, para defender los derechos humanos de los ciudadanos, autorizan las armas de fuego para ser utilizadas en contra de quienes los ejercen.

 

+++++

 

Antes de cualquier razonamiento recuerdo un momento histórico en la ciudad de Puebla: cuando en una de tantas manifestaciones de la 28 de Octubre en los años noventa –con el Mayor Rodríguez Verdín al frente de la fuerza pública– los acontecimientos derivaron en una pedriza al Ayuntamiento y en una refriega entre veintichos y la policía. Recuerdo al jefe policiaco resguardarse tras una cortina en la zapatería frente a la Nueva España, ahí en la 5 de Mayo, y lo hizo con todo y la metralleta que portaba, y lo veo encabronadísimo con todo y su uniforme de Rambo.

Bien: ¿quién habría decidido el “factor de riesgo”?

¿Quién le hará saber al Rambo en turno –al que imagino con la ley en la mano, rascándose la cabeza y dilucidando “esto ya se pasa del grado 1, claro que el 2 ya le queda chiquito, y claramente tiene cara de 3, así que Cabo mejor pregúntale al comandante, no sea que ya estemos en el número 4 y por el nervio se me atasque el R15…”– en qué consiste eso del uso diferenciado de la fuerza?

¿En qué hubiera terminado esa manifestación de la 28 de Octubre? ¿Cuántos muertos hubiera habido con los términos de la ley aprobada el lunes pasado?

 

+++++

 

Y antes del razonamiento, todavía me digo, pienso en los legisladores. ¿Habrá alguno de ellos participado en alguna manifestación? ¿Por qué han protestado los panistas en la historia de Puebla? Cuando en 1983 el PRI les robó la elección municipal que su candidato había ganado claramente 3 a 1, y los ciudadanos descontentos salieron a las calles en un estado de ánimo que francamente rayaba en el encabronamiento por el fraude cometido por el gobierno priista, hubieran aceptado una ley como la que le aprobaron al gobernador Moreno Valle el lunes pasado?

¿Y el PRD? ¿Se acordaron sus diputados de la última vez que salieron a protestar a la calle?

 

+++++

 

Pienso en mí mismo: ¿cuándo fue la última vez que salí a protestar a la calle? Recuerdo la primavera del 2006, cuando una masa tomó la avenida Reforma –nuestra calle tomada, nuestra calle tomada– para derrocar al gobernador Marín. Esto escribí en el arranque de una crónica entonces:

El helicóptero de la policía rompe el encanto, se barre sobre la avenida en un despliegue de técnica y disposición para medir la calidad y la cantidad de la marcha. Arranca desde la antigua penitenciaría, de la que escapara en los años sesenta un ratero afamado, el Capitán Fantasma, y corre desde el Paseo Bravo por todo Reforma hacia el Zócalo, con el tiempo suficiente para entretener a la masa, que no halla la hora para iniciar la caminata, justo frente a la Villita, entre la 11 y la 13 Sur, desplegada en todos los colores ideológicos y de clase,  con la uniformidad de la convocatoria, la de tirar una vez más a un gobernador del régimen priista que ha controlado Puebla desde 1935, cuando el PNR de Lázaro Cárdenas impusiera como hombre fuerte al teziuteco Maximino Ávila Camacho. En 1964 cayó el General Nava Castillo; en 1971 el General Rafael Moreno Valle; en 1973, Gonzalo Bautista Ofarril. Eran tiempos de masas y tanquetas del ejército, de gases lacrimógenos y balaceras en las azoteas de las casonas. Ahora sólo hay masas, y me pregunto si la misma espontaneidad.

Esta semana, el lunes 19 de mayo de 2014, aprobaron una ley que regulará, por ejemplo, la acción de un helicóptero artillado –o por lo menos armado con la metralleta que carga el policía asomado a las calles de la ciudad en equilibrada búsqueda del “factor riesgo” al tiempo que acaricia el lustrado gatillo de la autorizada arma letal de fuego de los diputados levanta manos y bien ponderados protestantes de hacer cumplir lo que sus conciencias les reclaman– que sobrevuela una masa que si pregunta si la vida es espontánea.

 

+++++

 

No es cualquier tema, digo. Y sin duda, como el gobierno afirma en un comunicado el miércoles, la iniciativa “corresponde a la necesidad de ampliar el marco jurídico que protege los derechos humanos, conforme a los lineamientos internacionales, frente a la utilización de la fuerza pública.”

No es cualquier tema. Entonces, ¿por qué no discutirlo? ¿O por qué discutirlo ya que aprobaron una ley de la que ciudadanos comunes o ciudadanos involucrados en el tema no tuvieron conocimiento?

El gobierno discute dado el palo, y en su alma profunda hincada en catedral confirma que ni dios lo quita.

Y aquí la postura del gobierno –para que discutan, faltaba más–, planteada ante la avalancha inconforme que se le ha venido encima:

“La Ley jamás plantea “legitimar” el mal uso de la fuerza pública, ni establecer facultades adicionales a las ya existentes o añadir potestades indebidas a las fuerzas policiales de la entidad. Por el contrario, restringe y condiciona el uso de la fuerza, con instrumentos que la delimitan y que evitan situaciones de indefensión y de abuso para las y los ciudadanos. Las consecuencias de permanecer en incertidumbre jurídica pueden llegar a la violación de derechos humanos”.

O sea que ahorita los policías están por la libre, igual sus jefes y sus “efectivos”, a la hora de enfrentar a la masa encabronada.

De acuerdo, ¿quién no quiere regular a los policías?

¿Y quién va a regular a los policías?

Ah, para eso está la ley aprobada: Como los instrumentos delimitan, los policías restringidos y condicionados, armados con sus R15, se preguntarán por el humor con el que llegan a mentar madres los ciudadanos.

 

+++++

 

Entonces, una vez más, el interrogante a los diputados aprobadores: ¿por qué no discutirlo a fondo y mucho más allá del Congreso?

Y al gobernador Moreno Valle: ¿Por qué, si la considera una ley de avanzada, no la propone abiertamente a la ciudadanía poblana antes de presentarla para su segura aprobación sin debate alguno?

Violencia contra las mujeres: ¿Es posible otra historia para México?

.

 

Imposible 3 - copia baja resolución

De la Serie Imposible Reescribir la historia, de la fotógrafa Ángela Arciniaga.

 

 

 

Dos obras de la artista plástica Ángela Arciniaga, de la muestra Manchas de sangre, impresiones del corazón, ilustran esta entrada de Mundo Nuestro.

 

“Es imposible reescribir la historia” ha escrito Ángela Arciniaga en estas primeras dos muestras de su trabajo que me ha enviado para ayudarme a ilustrar las voces de las mujeres que presenta hoy Mundo Nuestro. El cuerpo de una mujer, fragmentado. En la fotografía desgarrada el lápiz zurce retazos que contienen la ilusión de que la realidad puede recomponerse, volver a ser lo que fue.

Nada se recompone cuando una mujer muere asesinada por un hombre.

Nada vuelve a ser igual frente al asesinato de Karla López Albert. Qué soledad ante el féretro. Cuánta desazón en el abismo insondable en el  que ha caído México.

 

funeral karla lopez albert

Funeral de Karla López Álbert. Foto Diario Cambio.

 

No hay sociedad que resista las cifras de violencia contra las mujeres en Mexico.

Leo en la revista Contralínea:

“En el marco de la supuesta “guerra” contra el narcotráfico, 5 mil 904 mujeres fueron asesinadas entre 2008 y 2010. Las cifras provienen del Estudio nacional sobre las fuentes, orígenes y factores que producen y reproducen la violencia contra las mujeres, elaborado por la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), dependiente de la Secretaría de Gobernación (Segob).”

Y afirma que en 25 estados de la república no está tipificado el feminicidio.

Y luego leo las cifras del INEGI para el año 2013 en nuestro país:

http://www.inegi.org.mx/inegi/contenidos/espanol/prensa/Contenidos/estadisticas/2013/violencia0.pdf

 

+ 63 de cada 100 mujeres de 15 años y más han padecido algún incidente de violencia, ya sea por parte de su pareja o de cualquier otra u otras personas.

+ 47 de cada 100 mujeres de 15 años y más que han tenido al menos una relación de pareja o matrimonio o noviazgo, han sido agredidas por su actual o última pareja lo largo de su relación.

+ Entre las mujeres unidas está más extendida la violencia de pareja de cualquier tipo (49.3%), que entre las casadas (43.2%).

+ La prevalencia de violencia de pareja más alta es entre las mujeres que trabajan, donde alcanza al 52.1% de todas las mujeres en esta condición.

+ Se estima que 1.2 millones de mujeres actual o anteriormente casadas o unidas enfrentaron violencia física muy grave o extrema y cuya vida estuvo en riesgo.

+ 85% de las mujeres que enfrentaron violencia física y/o sexual infligida por su pareja, fue violencia grave y muy grave, alcanzando a 5.1 millones de mujeres de 15 años y más, actual o anteriormente unidas.

+ 21% de las mujeres que sufrieron violencia física y/o sexual ha pensado en suicidarse (12%) o lo ha intentado (9%); mientras que 2.2% de entre quienes solo sufrieron violencia emocional, también tuvieron ideas o intento de suicidio.

+ Una cuarta parte del total de las mujeres asalariadas (26.3%), que trabajaron durante 2010, enfrentaron actos de discriminación laboral, por parte de sus empleadores.

+ Las tasas de homicidios de mujeres, que se encuentran por encima de la media nacional (4.6 por cada cien mil mujeres), se registran en Baja California (6.0), Chihuahua (22.7), Durango (6.9), Guerrero (10.4), Morelos (4.7), Nayarit (9.7), Nuevo eón (9.5), Sinaloa (7.9) y Tamaulipas (4.6). 

 

Imposible 7 - copia para baja resolución

 

A retazos, reconstruir el mundo. De la Serie Imposible Reescribir la Historia.

 

 

¿Es así? ¿O la mujer zurcida en el lienzo por Ángela Arciniaga es ese retrato profundo de una sociedad que no deja de recomponerse en la acción de sus mismas mujeres?

Escuchar sus voces, por lo pronto, las que hoy ofrece Mundo Nuestro. Encontrar ahí el rostro luminoso de México.

 

 

De Michoacán a Puebla: cuando el Estado pierde los territorios.

.

foto 1

 

 

“Mi dolor espiritual es insoportable. Tengo la misma pregunta sin resolver: Si mi rifle se llevó la vida de las personas, ¿entonces puede ser que soy culpable por las muertes de las personas, aunque fueran enemigos?” Mijaíl Kaláshnikov, inventor del rifle de asalto conocido como AK 47.

“La Iglesia tiene una posición muy definida: cuando las armas sirven para proteger a la patria, la Iglesia apoya tanto a sus creadores y los soldados que los utilizan”, Patriarca Cirilo, cabeza de la Iglesia ortodoxa de Rusia.

 

A últimas fechas los mexicanos se matan unos a otros  sin miramientos. Cada vez más fusiles en las manos. Criminales, soldados y civiles. Como negocio, al servicio de la patria, en defensa propia. Akas, R15, M1, granadas y bazucas, 22 y chinanpinas. Todo sirve.

En la orilla de los caminos queda tendido el dolor espiritual de las kalashnikovs.

 

foto 2

 Foto tomada de El País

 

Veo las imágenes de lo que acontece en la tierra caliente michoacana. Lo más reciente, el avance de las llamadas autodefensas sobre Apatzingán, la toma de Parácuaro, los incendios en la autopista Siglo XXI, los enfrentamientos en Nueva Italia y la movilización final del mastodóntico poder federal que toma Uruapan y Apatzingán. Y la voz del doctor Mireles en un video difundido el lunes 13 en Youtube:

“No vamos a dejar las armas hasta que el gobierno federal y el gobierno del estado detengan a las principales cabezas del crimen organizado que han destrozado nuestras vidas en los últimos doce años.”

(Video en El Universal: http://tinyurl.com/kx86bta)

Pienso en ello de regreso de un pueblo por el rumbo de San Martín Texmelucan en el que empiezan a ser corrientes los levantones que terminan con acuerdos para pagar derecho de piso a los comerciantes establecidos sobre el camino en el que abreva la comunidad. Puede ser cualquiera: El verde, Chiautzingo, Santa Rita Tlahuapan, San Lucas, San Matían Tlalancaleca. Ahí, a la vista de la volcana Iztaccíhuatl, a los pueblos se les vienen nuevas guerras floridas.

“Vienen en dos o tres camionetones –me cuentan–, a la luz del día. A la vista de sus familiares suben al extorsionado al que le leen la cartilla y luego avientan en el camino. Si no quieres que te encuentren muerto en cualquier orilla, ya sabes, pagas lo que se te pide cada quince días.”

Y rematan quienes me cuentan lo que ya es cotidiano en sus pueblos: “Nada más dese una vuelta por Santa Rita Tlahuapan, allá ya todos pagan…”

Sí, ya no es un secreto, y las voces lo repiten de familia en familia. Y nada de esto se encuentra en las noticias.

 

+++++

 

¿Cuándo se pierde por la violencia un barrio, un pueblo, una región, un país? Los acontecimientos michoacanos, ¿en qué momento de la pérdida nos ubican? Y San Martín Texmelucan, ya en la esquina de la ciudad de Puebla, ¿es un territorio ganado por las bandas criminales? ¿Ya sus policías trabajan para ellas? ¿Ya sus jueces los sacan de la cárcel cuando ocurre que por allá van a dar?

¿Y Huixcolotla?  ¿Y Ciudad Serdán? ¿Y Esperanza? ¿Y Tehuacán?

De nada de esto escucharemos en el informe del gobernador Moreno Valle el 15 de enero.

Pero afirmó esto: “Conforme  a datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Puebla es el estado con menos delitos del fuero federal a nivel nacional y se  redujo en once por ciento los delitos del fuero común.”

Supongo que sí tiene idea de los territorios perdidos. Pero no nos lo dijo.

 

+++++

 

¿Cuándo se perdió la tierra caliente michoacana?

Apenas el 1 de agosto del 2013 escribí en Mundo Nuestro un texto que recupera un reportaje sobre la tierra caliente michoacana, “Aguillilla, los antecedentes de una guerra que pudo evitarse” (http://tinyurl.com/mz4doo3 ).

“A los acontecimientos violentos de esta semana en Michoacán, que han incluido emboscadas a policías federales en varios puntos de la tierra caliente, enfrentamientos entre Caballeros Templarios y fuerza pública, con decenas de muertos, y el asesinato de un importante mando de la Armada mexicana, se suma el video realizado por el portal subversiones.org con la entrevista a un médico de Tepalcatepec que encabeza la policía comunitaria que, en sus palabras, “se ha levantado en armas” en contra del crimen organizado. Aguililla es hoy un ejemplo más de un pueblo en guerra, con bandas trepadas en los cerros y ciudadanos con pasamontañas y armas largas en las calles, siempre a la vista de los convoyes militares y los retenes en los caminos que bajan de la sierra. Conocer esta realidad histórica, comprender estos dos procesos de largo plazo, puede ayudar a valorar la complejidad del problema que enfrenta hoy la sociedad michoacana, y con ella, México.”

Foto 6 Soldado en el enfrentamiento en Antúnez

Fotograma de video en youtube: Soldado en el enfrentamiento en Antúnez

 

+++++

 

¿Con qué criterios medimos si un territorio está perdido? No nos apuremos, para eso están los gringos y su Departamento de Estado. En julio del 2013 así valoraban a los estados mexicanos:

“Los estados más inseguros: Tamaulipas, Nuevo León y Guerrero, seguidos de regiones de Michoacán, Zacatecas y Jalisco. Las entidades completamente seguras: Baja California Sur, Campeche, Distrito Federal, Guanajuato, Hidalgo, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, Tabasco, Tlaxcala y Yucatán.” (CNN,  13 de julio del 2013)

Pero ahora, en enero del 2014, así están las cosas:

“El Departamento de Estado recomienda evitar viajar a ciertas entidades y extremar la precaución cuando se viaje por las zonas fronterizas. Aconseja no viajar si no es esencial a determinadas áreas de los estados de Guerrero, Jalisco, Nayarit, Sinaloa, San Luis Potosí, Estado de México, Coahuila, Colima, Michoacán, Nuevo León, Zacatecas, Tamaulipas y Durango. Además, pide máxima cautela si se viaja a ciertas zonas de Baja California, Aguascalientes, Veracruz y Sonora.” (Revista Proceso, 11 de enero de 2014).

Y sobre Michoacán afirma el Departamento de Estado: “Lo que ahí ocurre es increíblemente preocupante.”

 

+++++

 

Así que Puebla es considerado un Estado seguro. No estaría mal que los funcionarios de la embajada americana escucharan lo que me dice un funcionario de la iglesia católica poblana:

“Nosotros estimamos que por lo menos en ochenta municipios la delincuencia ya está controlada por el crimen organizado. Le puedes dar la vuelta al estado: por el sur, en la región colindante con Morelos y Guerrero, el Cártel del Golfo, ahí los muchachos jóvenes ya no se están yendo al norte, ya mejor se quedan de halcones, por ejemplo en Ahuatempan; y para Tehuacán, Ajalpan, la Sierra Negra,  los zetas, y más en la zona del volcán, todos los pueblos desde Esperanza hasta Serdán, y luego hacia la sierra, por Teziutlán y Hueytamalco, ahí las extorsiones son de a diez mil, veinte mil pesos a la semana, los comerciantes, los transportistas. En San Martín, por el tianguis, ahí vienen los mafiosos desde Chalco. En las carreteras, en los anuncios, en las señales, ahí dejan su huella, rayas de colores de unos y otros, como la marca de los perros. Sólo en la región de Izúcar hemos visto el fenómeno de las autodefensas, como en Tlapanalá, que desde hace seis años tiene su policía comunitaria; en Ayutla, en Rijo, en los barrios de Matamoros, la gente ya maneja sus claves, se llaman por radios, por celulares, se avisan si hay un plagio, ahí ya no tan fácil penetran los delincuentes. Y si piensas en la ciudad de Puebla, mira nomás, al norte, las mafias controlan el robo de autopartes para la 46, el paso de los migrantes. La verdad es que todo está penetrado ya por los cárteles.”

Y me dice más el funcionario religioso: en los últimos dos años 42 curas han sido extorsionados y han tenido que pagar de a 50 mil, de a 80 mil pesos. Y lo confirmo con un suceso del viernes 10 de enero pasado, cuando el cura de Palmarito fue secuestrado por un comando; apareció el sábado 11, golpeado. Y los delincuentes seguramente pagados.

 

+++++

 

¿Por dónde toma el crimen organizado una ciudad y un territorio? Desde dentro, en la disputa por el control de las actividades económicas: el tianguis, las maquiladoras de ropa, los sindicatos industriales, la industria de la construcción. Por fuera, por la vía de escuadrones de sicarios que a balazos toman la plaza.  ¿Ha pasado ya esto en Texmelucan? ¿Y en la ciudad de Puebla?

Escribió el reportero de policía Alfonso Ponce de Léon a fines del mes de junio del 2013:

“El gobierno del estado de Puebla bloqueó por completo la información sobre la aparición de al menos 10 “narcomantas” colocadas en puentes peatonales, carreteras y avenidas del Estado de México, Veracruz y Puebla, donde anuncian “narcoviolencia” para el próximo domingo y que ésta tendría que ver con el cártel de “los Zetas” y el grupo “Los Rojos”, brazo armado de los Beltrán Leyva.

Y es que la principal amenaza que lanzan “los Zetas” es contra el gobernador de Puebla, porque alguien de su equipo de confianza pudo haber negociado la entrada a Puebla de “Los Rojos”, lo que incluso motivó que a las 3 horas del domingo 16 de junio, en una pelea de gallos clandestina celebrada en San Antonio Cacalotepec, junta auxiliar de San Andrés Cholula, fuera ejecutado el líder de esta organización, José Nava Romero.”

Y en e-consulta se informó en julio del 2013:

“Cinco líderes del grupo criminal Los Zetas, entre otros más de diferentes cárteles de narcotraficantes, han sido detenidos en el estado de Puebla desde la administración del ex gobernador Mario Marín Torres, aunque las autoridades estatales niegan la presencia del crimen organizado en la entidad. El primer integrante detenido de Los Zetas fue Sergio Enrique Ruiz Tlapanco, “El Z-44”, en el año de 2009, luego de una persecución y balacera en la colonia San Manuel, donde vivía desde varios meses atrás junto con otras personas. A raíz de este aseguramiento, continuaron los demás.” (http://tinyurl.com/mgfzuat)

Y mientras tanto, el río revuelto. Leo en el portal  Proyecto Cinco:

“Aumenta el número de llamadas de extorsión, señalando que son integrantes de los carteles de los Zetas, Templarios, Familia Michoacana, en el municipio de San Salvador El Verde, reconoció el delegado de la Secretaria General de Gobierno (SGG).

En este sentido, Roberto Solano Pineda, delegado de la SGG, destacó que en la comunidad de San Lucas El Grande, se ha desatado la extorsión telefónica en contra de sus pobladores; por lo cual, se han iniciado una serie de reuniones para prevenir éste delito por parte del Consejo Estatal de Seguridad Pública del Estado.

En este sentido el funcionario estatal refirió que en las llamadas se dicen ser integrantes de los diferentes carteles, como Los Zetas, La Familia Michoacana, Los Templarios, entre otros, quienes les solicitan cierta cantidad de dinero para no ser levantados.”

 

+++++

 

Quiero hacerme una idea de San Martín Texmelucan. Por ahora, y si se atiende a lo reportado en la prensa, la región con mayor riesgo de convertirse en territorio perdido por el Estado frente a los Zetas (por el corredor Veracruzano) y La Familia (desde la conurbación Chalco-Neza-Chimalhuacán en el oriente de la ciudad de México.

En el portal del gobierno del estado de Puebla el sistema tiene caído el acceso a la información municipal, algo para anotar a favor de la transparencia en el festejo de los tres años de gobierno que este día 15 tiene muy alegre a Moreno Valle. (http://tinyurl.com/lc7s592  Not Found The requested URL /phocadownload/dependencias/coteigep/fichas_municpales/san martin texmelucan.pdf was not found on this server)

Y me va peor con el portal municipal (http://www.sanmartintexmelucan.gob.mx/), que además de presentar cinco fotos del presidente municipal no informa absolutamente nada; ni siquiera el Plan Municipal de Desarrollo aparece (manda a error 404: http://sanmartintexmelucan.gob.mx/leyes/informesdisplegales/1%20PMD%20San%20Martin%20Texmelucan.pdf)

Recurro mejor  a Wikipedia: 141 mil habitantes para el 2010, la mitad de ellos en la cabecera. Con una importante concentración industrial (la petroquímica Independencia, de Pemex, la de autopartes Rossini Frenos, la planta de Dupont que abastece con productos de cianuro a la industria minera, y otras más, como Crisoba Industrial, Ajemex, Oxiquímica, Jansenn – Cilag, Igasamex Bajío, Skytex, Agua San Martín.

Algunas de esas fábricas están a la vista por la autopista al DF. La más importante, el complejo de Pemex. Por esa ruta trabaja la memoria: “La madrugada del 19 de diciembre del 2010 aproximadamente a las 5:30, un oleoducto de la petrolera Pemex se incendió y provocó una explosión de grandes proporciones en la ciudad de San Martín Texmelucan, en el estado de Puebla. La mayoría de decesos y daños tuvieron lugar en la calle 11 de noviembre. Según el reporte de las autoridades, la detonación se debió a una toma clandestina que salió de control.”

Pero es el tianguis el foco principal de movimiento de dinero y personas. El tianguis explica la existencia misma de Texmelucan. Desde los tiempos en que la corona española imponía las alcabalas. Pero no tan lejos: desde principios de los noventa en que se convirtió en el más importante centro de comercialización de ropa en México. Hoy día, cualquier martes, allá miran y cuentas por miles los puestos y sus marchantes y sus líderes y sus agiotistas y sus guardias blancas y sus pequeñas hampas y sus grandes mafias.

foto 4

 El tianguis de San Martín Texmelucan

 

 

+++++

 

¿Cuándo, entonces, se pierde un territorio frente al crimen organizado?

Doy un vistazo por la región y sus crímenes reportados en la prensa regional en los últimos años.

+ Sol de Puebla, 21 de diciembre del 2009

San Martín Texmelucan, Pue.- Durante noviembre y diciembre aumentaron el número de llamadas telefónicas que pretenden extorsionar, chantajear y amedrentar a los ciudadanos en sus domicilios. Al respecto, Diógenes Katt Morales, director de Seguridad Pública y Vialidad del Ayuntamiento, aseguró que esta situación se ha visto reflejada en los últimos dos meses del año, es decir, durante noviembre y lo que va del mes de diciembre. Señaló que en el mes de noviembre tuvieron un total de 16 reportes, lo cual anteriormente era muy raro tenerlos, y lo más alarmante, es que pese a que vamos a la mitad del mes en diciembre, ya se han registrado cerca de 20 llamadas.

+ Intolerancia, 14 de agosto de 2011

El diputado local por San Martín Texmelucan Edgar Salomón Escorza, advirtió que se ha desatado la violencia no sólo en la cabecera municipal sino sobre la autopista y es necesario que las autoridades hagan algo para que los ciudadanos estén tranquilos. Lo anterior lo expuso tras lamentar la tragedia registrada la noche del pasado viernes donde cuatro ladrones atropellaron a varias personas y mataron a dos en su huida tras haber asaltado una joyería de San Martín Texmelucan.

+ El Popular, 5 de abril de 2012

San Martín Texmelucan.- Minutos después de las 13:00 horas de ayer, tres sujetos con armas de fuego privaron de su libertad a una vecina de la colonia Ojo de Agua y ha trascendido que sus familiares han recibido llamadas telefónicas de los probables responsables, quienes exigen una fuerte cantidad de dinero a cambio de liberarla.

+ Sol de Puebla, 30 de junio de 2012

San Martín Texmelucan, Pue.- Policía Municipal de Texmelucan logró la captura de tres sujetos integrantes de una banda dedicada al robo con violencia, secuestro y extorsión, quienes intentaban amagar a una menor y a su abuela; las autoridades revelaron que estos sujetos tienen en su contra 12 averiguaciones previas.

Los hechos se registraron en la Casa de Huéspedes Paredes, ubicado sobre el boulevard Jalisco, cuando ocho sujetos ingresaron para amagar a una señora de la tercera edad y una menor para después raptarlas.

+ Global México, 26 de septiembre de 2012

Los tripulantes de la unidad P18-41 localizaron desmallado en la vía pública justo a la altura de las Avenidas Calzada de Guadalupe esquina Plomo, colonia Valle Gómez, delegación Cuauhtémoc, a quien dijo llamarse Ramiro Saavedra Asencio de 30 años de edad, originario de San Martin Texmelucan Puebla, quien comentó a los uniformados que el día 15 de Septiembre del presente año,  después de cerrar su negocio con razón social “Eléctrica Saavedra” ubicado en Texmelucan, y al dirigirse a su domicilio a bordo de su automóvil Ford Escort color plata sin recordar el número de las placas, varios sujetos que viajaban a bordo de una camioneta le cerraron el paso amagándolo con armas de fuego y obligándolo para que abordara la camioneta. Posteriormente y durante todos estos días lo cambiaron a diferentes domicilios si saber dónde se ubican, debido a que siempre lo tuvieron vendado de los ojos, esposado y sometido a torturas físicas y psicológicas.

+ Puntual, diciembre de 2012.

Texmelucan.- Teodoro Díaz Contreras, presidente de la Agrupación de Comerciantes y Fabricantes de ropa 16 de septiembre, señaló que sus agremiados este año han sido víctimas de la delincuencia organizada.

El líder señaló que durante el 2012 los agremiados a esta organización reportaron 14 casos, de los cuales 10 corresponden a robo y 4 secuestros sobre la autopista México-Puebla, aunado a ello dijo que además son presas de las extorsiones por parte de la policía federal.

+ Intolerancia, 11 de abril de 2013

San Gregorio Aztotoacan. Una mujer de entre 20 y 25 años de edad fue asesinada de un machetazo en la cabeza y su cuerpo fue abandonado en un canal de riego que se ubica a un costado de la carretera federal a San Salvador el Verde, a la altura de San Gregorio Aztotoacan, de acuerdo con informes de la Procuraduría General de Justicia (PGJ). A unos metros de donde fue hallado el cuerpo de la fémina estaba una camioneta abandonada y en el interior había manchas de sangre.

+ e-consulta, 20 de abril de 2013

San Salvador el Verde. Durante un asalto ejecutado la madrugada de este sábado, el presidente municipal de San Salvador El Verde, René Garrido Rocha, perdió la vida al interior de su domicilio ubicado en la calle Jaime Nunó, de la cabecera municipal.

Dos sujetos armados ingresaron a la vivienda del edil, quien se encontraba en compañía de su familia, a la que sometieron y amordazaron en una de las habitaciones.

Sin embargo el edil se opuso al atraco y provocó que los maleantes le dispararan a la altura de la cabeza, para posteriormente darse a la fuga.

+ e-consulta, 20 de mayo de 2013

San Martín Texmelucan, Pue.- Cuatro muertos por distintas causas fueron reportados este lunes en inmediaciones de la región de Texmelucan, ubicada al noroeste de la ciudad de Puebla, entre los que destacan dos ejecuciones con armas de fuego.

El primero se registró a las 7:30 de la mañana, cuando el chofer de un vehículo Volkswagen tipo Bora, color blanco, con placas de circulación TWE-1137 del estado de Puebla, fue interceptado y baleado cuando circulaba a la altura de la calles Lardizábal y 11 de noviembre.

De acuerdo con las versiones proporcionadas por testigos, al menos dos sujetos a bordo de una motocicleta abrieron fuego contra el vehículo en movimiento, conducido por Nicolás Fabricio Solano Coraza, quien tuvo su domicilio en la calle Prolongación Tecate, en la colonia Ojo de Agua y quien se desempeñaba como veterinario.

+ Oro Noticias, 11 de octubre de 2013

La Dirección General de Atención a Delitos de Ato Impacto, DGADAI, presento la mañana de este viernes a seis presuntos secuestradores de un estudiante de 21 años de edad, originario del municipio de Acatzingo quien fuera privado de su libertad el pasado cinco de Octubre, y por quien  pedían un millón de pesos de rescate, mismo que fue liberado ileso de sus plagiarios.

+ e-consulta, 3 de diciembre del 2013

San Martín Texmelucan, Pue.- Elementos de la Policía del Estado detuvieron este martes a farderas que atracaban a comerciantes y vendedores dentro del tianguis de Texmelucan, tras ser rapadas las mujeres fueron puestas a disposición del Ministerio Público.

Alrededor de la 10:30 horas un grupo de comerciantes de la organización Francisco Villa que preside Marcos Romero Rosete, logró la detención de las mujeres originarias de la comunidad de Santa María Moyotzingo, quienes fueron sorprendidas en el momento que intentaban robar varias maletas de ropa.

San Martín Texmelucan, Puebla. Asalto en la línea de Autotransportes Tlaxcala-Apizaco-Huamantla (ATAH) durante esta mañana, los ladrones se bajaron en el municipio de San Martín Texmelucan, a un costado del tianguis.

Alrededor de las siete de la mañana de este martes se registró un asalto en un autobús de la empresa ATAH, con el número económico 344, proveniente del municipio de Apizaco Tlaxcala, con dirección a la ciudad de México. Fue así como tres sujetos con armas de fuego quitaron de sus pertenencias a los pasajeros, y se bajaron a la altura de El Trebol, de la colonia San Damián, aun costado del Tianguis de San Lucas Atoyatenco.

+ Puntual, diciembre 2013

La Procuraduría General de Justicia (PGJ), informa que derivado de una denuncia ciudadana, la Fiscalía General Regional, a través del agente del Ministerio Público, con sede en el Centro de Operaciones Estratégicas (COE), aseguró en el municipio de San Martín Texmelucan un negocio donde se comercializaba droga, asimismo se logró la detención de 4 personas como probables responsables del ilícito.

El agente del Ministerio Público del Centro de Operaciones Estratégicas, recibió una llamada anónima a través de la cual se denunció que en un local comercial denominado “Super Ya de San Martín” ubicado en la calle 16 de Septiembre y calle Hidalgo Oriente, de la colonia Domingo Arenas, se comercializaban y distribuían estupefacientes.

+ Puntual, enero de 2014

Tras la explosión de un artefacto entregado a un domicilio de la ciudad que cobró la vida de un policía auxiliar de la comunidad de Santa Cataría Hueyatzacoalco, el ayuntamiento mantiene la investigación en total hermetismo, mediante un comunicado informan que hasta el momento se desconocen el tipo de explosivo provocó el estallido, aunque ha trascendido que se trata de C-4, un explosivo de uso militar.

+ Periódico Digital, 7 de enero 2014

Puebla, Puebla.- Juan Molina Arévalo, delegado en Puebla de la Secretaría de Gobernación federal, admitió su preocupación en torno al clima de inseguridad que se vive en el municipio de San Martín Texmelucan y consideró que es necesario reforzar esfuerzos y coordinar las acciones de los tres niveles de gobierno para evitar que en esta zona siga creciendo el clima de violencia e inseguridad.

Dijo que la dependencia a su cargo está en plena disposición de trabajar con las autoridades locales para resguardar el orden público en esta zona, en donde este lunes un policía perdió la vida a causa de un paquete explosivo hallado al interior de un domicilio particular.

+ Milenio, 24 de diciembre de 2013

 

+++++

 

 

foto 1

Tal vez la respuesta a la pregunta sobre cuándo se pierde un territorio contra el crimen organizado se responda por el final, cuando los pueblos responden a su manera.

Encuentro en la prensa dos acontecimientos ocurridos en la región de San Martín en los últimos dos años:

+ El Sol de Puebla, 23 de septiembre del 2011

San Matías Tlalancaleca, Pue.- Al cierre de edición cerca de 300 elementos de la Policía Estatal seguían intentando rescatar a dos sujetos de la presidencia de esta junta auxiliar de San Matías Tlalancaleca que estaba rodeada por 600 pobladores que quería hacer justicia por su propia mano, luego de que los presuntos delincuentes pretendían abandonar el cuerpo de una persona que estaba herida con ocho puñaladas.

La Policía Estala buscó la manera de salvaguardar a los detenidos, pero la población estaba enardecida insistiendo que los querían linchar y gritaban: “Entréguenlos, nosotros nos encargamos de ellos”.

 ?????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????

 

+ Puntual, abril del 2013

San Matías Tlalancaleca. Alrededor de las 11 de la noche dos presuntos asaltantes estuvieron a punto de ser linchados en la comunidad de San Antonio de Chautla de Arenas, al percatarse algunos vecinos del lugar que se encontraban en el techo de una casa repicaron las campanas, por lo que la comunidad se movilizó para perseguir a los delincuentes, logrando la detención de dos personas a la altura del paraje conocido como Las Minas, mientras otros dos lograron darse a la fuga tras ser perseguidos durante más de cinco kilómetros.

Los delincuentes detenidos fueron llevados hasta la plaza de la comunidad donde los vecinos arremetieron contra ellos.

La población mencionó que “esta es solamente una lección para quien atente contra nuestra seguridad, la cual se ha visto afectada por los robos que se presentan de manera frecuente”.

Se confirmó que desde hace 20 días los pobladores de San Antonio Chautla de Arenas, han organizado brigadas de seguridad y armados con palos y machetes realizan rondines como el que permitió la detención de estos presuntos ladrones.

http://www.diariopuntual.com/sitio/puntual/texmelucan-huejotzingo/polic-negocian-la-vida-de-dos-rateros-por-poco-los-matan

 

+++++

 

Crisis de Estado. Territorios perdidos. Encierro y pequeños infiernos en los pueblos. México en el abismo.

Veinte años después, un país alzado en armas

.

botero

 

 

De nada valió el levantamiento zapatista como dramático llamado de atención de lo que se le venía al país. Las élites en el poder se deslumbraron con sus propios anuncios de la modernidad hacia la que nos llevaban. Los ciudadanos nos vimos arrollados por la radical transformación de la estructura económica volcada hacia la exportación de todo lo que se pudiera hacia Estados Unidos. Maquiladoras y fuerza de trabajo ilegal. Y drogas.

Y un comercio que pasó de 70 mil a 400 mil millones de dólares en veinte años.

Y un éxodo que elevó hasta 11.7 millones el número de mexicanos en Estados Unidos en el 2010, y casi siete millones de ellos indocumentados.

Y de regreso drogas y armamentos.

Drogas cobradas en dólares al triple de lo que Bill Clinton le prestó al gobierno de Ernesto Zedillo  (veinte mil millones de dólares) para revivir del colapso total a la economía mexicana en 1995. FOBAPROA de por medio.

Drogas circuladas a través de la descomposición total del sistema de justicia mexicano, que elevó en una década hasta doce el número de los cárteles que se posesionaron de rutas y plazas y se armaron para la guerra.

El México en armas que ni por asomo vimos venir en aquel enero de 1994 con la rebelión de las cañadas.

 

+++++

 

Arranca 2014 con noticias que revelan la brutalidad del mayor pendiente de México: la violencia y la guerra civil sin freno que viven cada vez más pueblos y regiones en el país. Michoacán y Guerrero al frente, sin dejar de lado los territorios perdidos hace tiempo, Tamaulipas el primero de ellos.

Una imagen de temporada: sicarios de los Zetas y del Cartel del Golfo se dan una tregua y reparten risueños y bondadosos roscas de reyes en colonias de Ciudad Victoria y Tampico.

Es enero y se cumplen veinte años de la insurrección armada de miles de indígenas chiapanecos. A lo lejos, y frente a la violencia desplegada por las bandas criminales, aquellas escaramuzas entre militares y zapatistas llegan a parecer juego de niños. Hoy el templario “La Tuta” presume contar con diez mil “muchachitos” –sí, los define a la manera de Pancho Villa, y en sus modos no deja duda de que quiere parecerse al bandido transformado para la historia en el principal jefe militar que haya tenido México–, y su carismático rival, líder de las llamadas autodefensas, el doctor Mireles, afirma que tan solo en Tepalcatepec lograron levantar en armas a tres mil hombres hartos de la violencia impune que por más de doce años sufrieron del crimen organizado.

Sí, hace tiempo que México vive una insurrección armada, hace tiempo que miles de ciudadanos entendieron que su única salida está en la toma de las armas.

Corren los días y los vientos airados en México. Y a la vista están los nuevos alzados de México.

Hay muchos éxodos posibles. En México, por el hambre que aprieta, hace buen tiempo que por millones los mexicanos han buscado el futuro en Estados Unidos. Hay otras maneras de buscar una salida. El narcotráfico ha sido una de ellas, y ahí han encontrado refugio otros muchos miles y miles, en la siembra, en el trasiego, en la venta al menudeo, en el sicariato, en el lavado de dinero. Y en la muerte.

Pero hay otra salida, muy antigua, la del alzamiento armado. Y es un hecho que, contra todo lo que digan los gobernantes, en ella están pensando en muchos pueblos.

Y sigo estas señales por los rumbos de la cuenca del río Balsas, el territorio de la tierra caliente mexicana.

 

+++++

 

El 1 de agosto del año pasado escribí el texto: “Guerra en México, violencia sin salida”. Así empezaba:

Estamos en guerra en México. Por lo menos en la tierra caliente de Michoacán y Guerrero.

La frase que lo ilustra es del médico cirujano José Manuel Mireles Valverde, de Tepalcatepec, Michoacán: “Todo detonó cuando el narco abusó de nuestras esposas e hijas”. Antes lo habían soportado: los secuestros, las extorsiones, los asesinatos. Tuvieron que llegar las violaciones a una docena de estudiantes de la secundaria en la localidad para que se decidieran.

Entonces se levantaron en armas. Y narraron en un video lo que los llevó a tomar la decisión de enfrentar a los matones de los Caballeros Templarios. Y cómo siguieron los pasos de los pueblos de la meseta purépecha. “Por un Tepalcatepec Libre” escribieron en mantas y camisetas; “Autodefensa ciudadana” rotularon en sus camionetas. Y volvieron a recordar lo que todo mundo sabe hace mucho: que las policías municipales y estatales son parte del crimen organizado.

Y recuperaron sus pueblos.

Y para ilustrarlo la pintura del colombiano Botero, un hombre que con él ha reflejado la tragedia de la guerra civil en ese país.

 

http://mundonuestro.e-consulta.com/index.php/cronica/item/guerra-en-mexico-violencia-sin-salida?limitstart=0

 

+++++

 

Apenas el 6 de diciembre escribí en Mundo Nuestro:

 

A la vista, la más reciente, con nombre y apellido de guerrilla en el estado más reconocido en el siglo XX  por sus levantamientos campesinos: el grupo Fuerzas Armadas Revolucionarias -Liberación del Pueblo (FAR-LP), que en un comunicado dado a conocer el pasado 24 de octubre convocó a los guerrerenses a construir autodefensas en las poblaciones de la Montaña y la Costa Chica.             http://www.cedema.org/uploads/FARLP1.pdf

 

Lo firman Emilio, Camilo y Esperanza:

 

“La guerra contra el pueblo se ha intensificado –dicen—… El pueblo sin armas solo con su voz proclama el derecho a una vida digna. El pueblo debe ejercer su derecho a la justicia… El retorno a las armas es imprescindible, si hoy están calladas, que se oiga su voz… Por los caminos del sur, por los caminos del mundo.”

 

 

http://mundonuestro.e-consulta.com/index.php/cronica/item/los-nuevos-alzados

 

+++++

 

Se cumplen veinte años del levantamiento zapatista. Allá siguen los insurrectos, ahora claramente definidos por la búsqueda de una salida no violenta. La mirada larga lleva a pensar que el país no comprendió la profundidad de su llamado de atención. Han seguido veinte años de éxodo masivo a los Estados Unidos y de éxodo masivo a la solución armada.

¿Cuántos hombres y mujeres están en guerra hoy en México? El número en el que pensemos debe contener a los militares y policías del gobierno, a los sicarios de los cárteles, a los elementos organizados por las autodefensas a todo lo largo de la tierra caliente. Miles y miles.

¿De nada sirvió la asonada zapatista?

 

+++++

 

Mundo Nuestro publica esta semana dos crónicas de entonces: La rebelión de las Cañadas, del escritor Carlos Tello Días, publicada en enero de 1995 en la revista Nexos y que formaría parte del libro del mismo nombre publicado ese mismo año en junio; y Corresponsal de guerra número 354, del periodista Hermenegildo Castro, con un recuento de las crónicas publicadas por él en enero de 1994 en el diario El Nacional.

Los dos textos nos dan una idea precisa del alcance que puede tener el periodismo narrativo para ayudarnos a entender el complejo mundo en que vivimos.

Para mirar el 2014 florido y espinudo

.

maguey

 

 

México florido y espinudo. Así nos vio el poeta Neruda. Cómo no mirar así a un país de magueyes y balaceras. Cómo contar un país así.

Arranca este jueves 2 de enero un año más, apenas el segundo, para la revista digital Mundo Nuestro.

Para mirar el 2014 doy una vuelta por el sendero recorrido en el 2013 en esta revista  que se piensa como una búsqueda de una narración tan reflexiva y crítica como entretenida y propia.

Recorro las semanas y las tramas que ocuparon nuestras preocupaciones. Escojo algunas: los interrogantes históricos y sociales que brotan inexcusables en torno a lo que los grupos económicos y políticos en el poder consideran debemos entender por desarrollo nacional, con el tema de la reforma energética por delante –el asedio industrial minero e hidroeléctrico sobre las cañadas y los pueblos de la Sierra Norte de Puebla y el porvenir caótico que se le viene a la región agrícola de los llanos poblanos con la instalación de la planta de AUDI son también un buen ejemplo de ello–; o la violencia sin remedio que azota a regiones enteras del país que, con el levantamiento armado de los pueblos de la tierra caliente mexicana en la cuenca del río Balsas,  expresa el abismo en el que está perdido nuestro país sometido cada vez más a la lógica de las pequeñas guerras civiles que un día acaban por convertirse en guerras totales a la manera de nuestras gestas insurgentes y revolucionarias.

Y sigo con la mirada a la ciudad de Puebla, con el tema del teleférico y la rueda de la fortuna que expresan una manera de ejercer el poder en México. El poder que no se cuestiona y que no espera una mirada crítica. El poder de siempre que no se piensa determinado por los ciudadanos. El poder que nos piensa a todos como minorías.

En todo ello está este país espinudo que nos explica y al que para reconocerlo acudimos a la mirada crítica y reflexiva.

Pero quiero ahora mirar el año que arranca, el 2014 futbolero que traerá sus propias mudanzas y desatinos, con una primera entrega de Mundo Nuestro que intenta subrayar ese propósito reflexivo y crítico del periodismo narrativo que buscan esfuerzos editoriales como los de la revista Sin Permiso o propuestas estéticas comprometidas como las del realizador Rafael Bonilla, pero también la mirada serena que simplemente observa y admite sin más su pequeñez en el mundo, como cuando ve el ir y venir divertido de los miles de estorninos en la Laguna Roja retratados por Raúl Gil. O la mirada intuitiva y certera de los jóvenes científicos totalmente cercados por la maravilla de los caracoles caníbales camuflados en el liquen de la costa de Tenerife en las Historias desde el biogalón de la bióloga Alicia Mastretta. O la mirada nostálgica desde Jerusalén por Bilhá Calderón en sus Retratos de Tina. O el tiempo que sólo es presente en la mirada de Carlos Figueroa. O la mirada insondable de las mujeres recluidas en el Hospital de San Roque, en nuestra antigua Avenida Maximino, declaradas dementes y olvidadas para siempre pero recordadas por Ángeles Mastretta.

Es el mundo nuestro florido y espinudo al que nuevamente acudimos en este 2014.

No es un recuento completo de lo publicado en un año que termina ni de lo contenido en la primera semana del que inicia. Es el propósito simple de invitarlos a leer y encontrarse en Mundo Nuestro.

Mundo Nuestro, un año para mirar un siglo

.

Ferrocarril El Guadalupe, en la Hacienda Guadalupe, Puebla, en 1903. Foto de Francisco Bustamente.

 

La vida se puede contar en cualquier  descanso que se tome en el camino.

Igual la de un hombre que la de un pueblo o una nación. En un chispazo o con todos sus recovecos. Y así me pregunto yo qué tanto se puede contar en un proyecto periodístico como Mundo Nuestro. Qué tanto nos decimos de este México nuestro, inasible como la vida propia. Hoy es 12 de diciembre. Este portal cumple un año de vida. Y por un instante imagina que encuentra una sombra en un camino en el campo, y que le regalan la mirada de un siglo.

++++

Un hombre se puede bajar de su bicicleta en una carretera de tierra al lado de un campo en el que los chacales de maíz marcan con su silueta las próximas jornadas de pisca. Y puede contar en un pedalazo sus cincuenta años de historia. El sol pega recio y el hombre busca la sombra en la que me cobijo yo.  Su rostro campesino es mucho más que cobrizo, casi negro, y lo dominan las arrugas perfiladas bajo una buena mata de pelo cenizo. Él tiene su campo más arriba, lo trabaja a medias a un ejidatario vecino, y de él se ha llevado ya las calabazas que adornan el techo de su casa en el pueblo. Mira los chacales de mi campo y pregunta como primera cortesía si la cosecha viene buena. Le muestro una mazorca que acabo de sacar de uno de los chacales de la parcela que sembramos sin agregar un gramo de fertilizante industrial, sin ningún químico contra los insectos y la yerba. Negro, recio, largo, el fruto es hermoso y da para cualquier imaginería. Toda la historia de esta tierra está contenida en él. Y se convertirá en unas maravillosas tortillas.

Eduardo tiene 50 años, nueve menos que yo. Considera las cifras y me mira resuelto para explicar su rostro enjuto y la falta de tres de los incisivos superiores: “Usted no ha pasado hambre, luego se ve. Pero aquí en estos campos ha sufrido la gente, cuando cerró la fábrica aquí en la Hacienda de Guadalupe, la gente no supo qué hacer, era su costumbre la raya el sábado. Porque debe saber que mi papá vino de Puebla a los diecisiete años, desde la fábrica de Santiago lo mandó el patrón para que enseñara a enhebrar los nudos a los indios, para que la manta no saliera con mechones porque así le salía.”

Sección de telares en la fábrica San Juan, Hacienda de Guadalupe, 1903. Foto de Francisco Bustamente .

 

Efectivamente nunca he pasado hambre en la vida. Y observo claramente el abismo que la separa del hombre de la bicicleta. Yo soy de la ciudad, pero hace años ya que tengo este terreno. Y poco a poco he conocido a los vecinos como él. Su padre tuvo muchos hijos, y obrero como era de la fábrica San Félix aquí mismo en la hacienda, nunca tuvo un pedazo de tierra. Muchos hijos sin tierra. Él es el mayor, y también tuvo prole, nada más nueve crías, como dice. Iba a seguir el destino de aquel tejedor, pero todo el sistema de la vieja hacienda se vino abajo allá por 1970, muchos años después de la revolución: quebraron las fábricas de loza y textiles, levantaron la vía del ferrocarril por la que descargaban desde la montaña la madera y se azolvó la represa con su cortina de 120 metros de mampostería con la que encerraban el agua para la planta generadora de energía eléctrica. Era un niño, así que no pasó de ayudante en la fábrica. Y vio el rostro preocupado del obrero que quedó sin trabajo. Y la única salida: aprender a sembrar, convertirse en campesino,  como todos aquellos peones acasillados a los que la revolución les repartió las tierras de la Hacienda de Guadalupe, la del torreón de ladrillo que en la punta de sus 45 metros guardaba en la sombra por las mañanas al patrón Presno, muy serio y esquivo a todo asunto terreno, un ojo a la montaña nevada y el otro al periódico que le traían de la capital, por el que se enteraba de la correrías de los tiempos de don Porfirio.

Torreones a la entrada de la Hacienda de Guadalupe, 1903. Foto de Francisco Bustamante.

 

Algo de eso  sabe el hombre de la bicicleta. Qué había tres fábricas, y que a una de ellas llegó su padre desde el barrio de Santiago en Puebla en los años cincuenta,  mandado por el patrón textilero para hacerle un favor a los herederos de Marcelino García de Presno, el hombre que convirtiera la antigua hacienda de Colcingo en la Hacienda de Guadalupe. Aquí mismo, a un kilómetro de la sombra en la que miro esta historia, las ruinas del tiempo en el que los hacendados mandaban en México. Nada queda del complejo agroindustrial  con 13,853 hectáreas, con los ranchos San Luis y Colcingo, con tres fábricas textiles (San Félix, La Asturiana y San Juan), el molino de harina Guadalupe, la fábrica de loza La Asunción, los aserraderos Tenerife, la Planta Eléctrica de Ventanas, los talleres de muebles y cajas de empaque, las bodegas, el tinacal pulquero, la panadería, el casino, el caserío para la peonada, las casas para los empleados y obreros, los almacenes, los acueductos y la vía férrea para su trenecito “El Guadalupe”, con sus dos locomotoras, sus 27 plataformas y sus ocho coches tranvía. *

Y la represa que guardaba el agua, convertida por la nacionalización de la industria eléctrica en 1960 en un campo entero de maíz. En ella ahora sembramos de todo, desde maíz y frijol, calabazas y quelites, hasta brócoli, chicharos, rábanos, zanahorias y cebollines. Todos los campos de alrededor son parcelas ejidales. En ningún campo hay riego tecnificado, tampoco en el nuestro, y lo que se riega utiliza los mismos canales que conducen el agua rodada desde el rio Atoyac hasta la represa construida por Presno antes de que se levantaran en armas los campesinos.

Comedor de la casa en la Hacienda de Guadalupe, 1903. Foto de Franscisco Bustamente.

 

Acueducto desde la Sierra Nevada, en 1903. Foto de Francisco Bustamante.

Aserradero Tenerife, en la montaña de la Sierra Nevada, Hacienda de Guadalupe, Puebla, 1903. Fotografía de Francisco Bustamante.

 

Hace tanto que se fueron esos tiempos. Y tan presentes: en la destrucción de las haciendas por la revolución, con toda la economía capitalista y el trabajo feudal en que se sostenía; en la construcción de la economía de la pobreza campesina que dejó el reparto agrario por la revolución. Y más: en la destrucción de todo lo que la misma revolución creó: el Estado priista con su control absoluto de los ejidatarios minifundistas. El Estado que los expulsó a Estados Unidos. El Estado que los arrojó por miles y miles a la economía narco y al sicariato. El Estado que es incapaz de proteger la vida de sus ciudadanos.  El Estado que ahora mismo se deshace de su petróleo y vuelve a ofrecer el paraíso laboral de la privatización.

Tiempos veremos, don Porfirio.

Pienso en todo ello mientras observo la bicicleta del campesino hijo de obrero en un pueblo que nació tras la disolución de una de las haciendas más importantes en Puebla. Llantas gruesas, todavía con la rodada bien marcada; se ve que las cambió recientemente. Muy buenas para recorrer las terracerías entre Juárez Coronaco, el pueblo de los acasillados de Guadalupe, y San Antonio Chiautla de Arenas, el pueblo de los acasillados de la Hacienda de Chiautla, nacidos por el reparto agrario de 1917, cuando Venustiano Carranza entendió que para resolver el encono de los pueblos zapatistas tendría que repartirles la tierra. Que sólo así acabaría con aquel Atila del Sur, como llamaban los periódicos capitalinos al jefe de los alzados de Puebla y Morelos. Sí, no bastaría con matarlo como lo hizo aquel 10 de abril de 1919.

Molino de Guadalupe, en la misma hacienda, 1903. Foto de Francisco Bustamante.

 

Al padre del hombre de la bicicleta no le tocó reparto agrario. Ni a sus hijos. Peones serían toda la vida. Aprenderían igual a sembrar el frijol, la calabaza y el maíz, y comerían quelites y chuparían los tubos como órganos de iglesia elaborados por las avispas, puro polen, como dice el hombre de la bicicleta, quien entre más platica más refiere todo al sentido primario de la comida. Y es filósofo: la gente se conoce por lo que come, me dice. Y sonríe con todo el temblor de su rostro molacho. Y yo recuerdo la foto del comedor de Marcelino G. Presno, con el ferrocarril de madera en el que acercaban los platones a la mesa.

Ahí estamos, a la sombra del camino de tierra. Él sopesa la fuerza de la rodada de su burro metálico. Cuánto ha rodado él en la vida. Cuántos surcos ha marcado.

“La traje de Canadá hace veinte años, don, es de las buenas, marca Raleigh, nomás que ya no se le ve el escudo. Pero siéntala, mire su cuadro, resiste todo. Le cambias los rines, el volante, el asiento, pero todo lo demás es original. Ahora vengo desde San Martín Texmelucan, me hago una hora, pero pasé a San Antonio a ver un trabajo, porque yo a todo le hago, soy albañil, pero si quiere tapamos ese terreno con avena y vamos a medias. En todo he andado, igual del otro lado. Si apenas me echaron hace dos años, cuando a los gabachos se les vino la quiebra. Estaba en una lavandería en Oklan, don, muy duro pero no se raja el macho, treinta y cinco máquinas a mi cargo, y le metíamos 250 colchas de avión a cada una, y sábanas y manteles de hotel. No problema que no tengas papeles, me decía el patrón. Igual en el aeropuerto, no problema cuando llegaba Migración, no problema y a los cinco días de nuevo trabajando en limpiar motores, ¿usté cree?, los meros motores de los aviones limpiaba yo…”

Luego llegó el 2010. No lo echaron, se vino porque estaba enferma su mujer. Ahora va con ella, ya tiene listo el carrito con los elotes y los esquites. Es sábado en la tarde, algo sale de la venta. No, mejor quedarse en el pueblo, ya no tiene la edad para arriesgar la vida en la frontera. Para eso están sus hijos. Sí, ellos ya no esperan reparto agrario alguno. Ni promesas de políticos. Los más grandes ya se le fueron al gabacho.

El sol de las 3 está a todo tren. Cuentan que aventaban desde la montaña las plataformas del ferrocarrilito El Guadalupe de Presno cargadas con los largos troncos de los pinos moctezumae,  ahí venían chirriando los frenos que aplicaban los garroteros. El hombre de la bicicleta dice que le tocó verlo de niño. A saber si lo vio o se lo contaron sus abuelos.

Allá va con su bicicleta trepando la loma rumbo al pueblo. Aquí quedo yo con  su memoria arrebatada por el tiempo. Allá va con su bicicleta. Aquí quedo con el siglo entero que me ha traído en dos tres pedalazos narrativos.

Para recordar este primer año de Mundo Nuestro.

Portadilla del álbum de Marcelino G. Presno, con fotografías de Francisco Bustamante. 1903.

Campo en la antigua laguna de la Hacienda de Guadalupe, Puebla. 2013.

 

* Patricia Massé describe la magnitud de esta hacienda en su texo Fotografías de un México fuerte: Vistas de la hacienda, molino y fábricas de Guadalupe, Revista Alquimia, Sept-Dic 2007, Año 11, No. 31. INAH, México. Todas las fotografías, salvo la última, han sido tomadas de esa publicación.

Mandela en dos tiempos

.

Dos tiempos de Mandela, dos tiempos del mundo.

Por la lucha contra el horror absoluto, la cárcel.

Por la apertura de un mundo nuevo, el futuro siempre incierto.

Dos textos recojo aquí, en el marco de la muerte del viejo líder que batió al racismo más extremo.

 

foto mandela

 Invictus/William Ernest Henley

El poema de la cárcel.

En la noche que me envuelve,

negra, como un pozo insondable,

doy gracias al Dios que fuere

por mi alma inconquistable.

 

En las garras de las circunstancias

no he gemido, ni llorado.

 

Ante las puñaladas del azar,

si bien he sangrado, jamás me he postrado.

 

Más allá de este lugar de ira y llantos

acecha la oscuridad con su horror.

 

No obstante, la amenaza de los años me halla,

y me hallará, sin temor.

 

Ya no importa cuán recto haya sido el camino,

ni cuantos castigos lleve a la espalda:

 

Soy el amo de mi destino, soy el capitán de mi alma.

 

Discurso de Nelson Mandela como Presidente Electo de Sudáfrica (1994)

 

Nuestro miedo más profundo no es que seamos inadecuados.

Nuestro miedo más profundo es que somos poderosos sin límite.

Es nuestra luz, no la oscuridad lo que más nos asusta.

Nos preguntamos: ¿quién soy yo para ser brillante, precioso, talentoso y fabuloso?

En realidad, ¿quién eres tú para no serlo?

Eres hijo del universo.

El hecho de jugar a ser pequeño no sirve al mundo.

No hay nada iluminador en encogerte para que otras personas cerca de ti no se sientan inseguras.

Nacemos para hacer manifiesto la gloria del universo que está dentro de nosotros.

No solamente algunos de nosotros: Está dentro de todos y cada uno.

Y mientras dejamos lucir nuestra propia luz, inconscientemente damos permiso a otras personas para hacer lo mismo.

Y al liberarnos de nuestro miedo, nuestra presencia automáticamente libera a los demás.

¿Quién dice que en Ixtacamaxtitlán pasa algo?

.

¿Es que aquí no pasa nada?

¿Qué ocurre en Ixtacamaxtitlán? ¿Qué pasa con el proyecto minero de la empresa canadiense Almaden Minerals? ¿Por qué no ha podido vender el proyecto Ixtaca  a una compañía minera que lo convierta en explotación? ¿Y por qué no han dicho claramente los mineros a los pueblos lo que significa “explotación minera a cielo abierto? ¿Y qué pasa por la mente de los campesinos de la región de Tuligtic que desde hace cuatro años ven ir y venir barrenos, helicópteros, geólogos güeros y morenos encasquetados y encamionetados por su territorio? ¿Las laptops y sillas de rueda que han regalado los canadienses serán suficientes para que las comunidades acepten el tajo de dos kilómetros que se les vendría encima? ¿Crecerá el movimiento opositor al proyecto minero como ha ocurrido en la vecina Tetela?

“Escúchenos”, volvieron a decir en rueda de prensa en Profética la semana pasada representantes de las comunidades y asociaciones civiles del vecindario del proyecto Ixtaca en Ixtacamaxtitlán. “Sí hay descontento entre la gente. No queremos que se sigan dividiendo las familias. Pedimos respeto a la autodeterminación de los pueblos. ¿Qué es lo que pretenden los gobiernos?”

¿Por qué no hay una respuesta seria a estas preguntas? ¿Por qué no hay una discusión a fondo, rigurosa, informada, pero pública y transparente sobre las consecuencias sociales y ambientales de llevar adelante los proyectos industriales mineros e hidrológicos en la Sierra Norte?

¿No pasa nada?

+++++

 

El 2 de noviembre realizaron una “caravana por la vida” en Ixtacamaxtitlán. El 23 de noviembre, este sábado que viene, realizarán otra movilización en contra de la instalación de la explotación minera. Son muchos los pueblos que afirman que sí está pasando algo en Ixtacamaxtitlán. Y son muchos ya los que dicen no a la mina, como en Tetela.

 

+++++

 

Los barrenos no pasan, perforan. Y lo presumen los ejecutivos de la empresa canadiense Almaden Minerals a sus socios apenas el 19 de noviembre: le acaban de “pegar” en sus perforaciones a 30 metros de 3.38 G/T de oro y 239.8 G/T de plata en su “su cien por ciento propiedad Ixtaca Zone”.

Y para darnos una idea, ellos mismos han realizado esta animación en video que expone sin ningún empacho la extensión del programa de exploración que esta empresa canadiense ha llevado adelante en los últimos tres años en Ixtacamaxtitlán.

 

 

Y así llevan todo el año, con centenares de perforaciones a las que la SEMARNAT no ha puesto objeción alguna. Los estudios de impacto ambiental aprobados afirman que la exploración minera no produce afectaciones fuera de las normas previstas por la ley. Así que ha perforar, muchachos, al fin y al cabo, ¿a quién se le ocurre que a la exploración le sigue la explotación a cielo abierto?

 

+++++

 

Algo sí pasa en Almaden MInerals:

“Ernesto Echavarría Salazar es el número uno de los empresarios agrícolas sinaloenses, y es un hombre sencillo, práctico y austero, cualidades que ha tatuado en sus empresas.”

Así define el portal Noroeste.com al inversionista principal de Almaden Minerals desde el 17 de julio del 2013, cuando compro 2,800.000 acciones de la empresa a un costo de 1.25 dólares (3.5 millones de dólares) (Ver www.marketwatch.com http://tinyurl.com/ktowrjd)

Así describe una investigación reciente al agricultor reconvertido en minero: “Ernesto Echavarria, el accionista más grande de Almaden; es contador y tiene inversiones grandes en MegaCable Holding Sab y también en Franks Distributing que distribuye frutas y vegetales; es  director y inversionista en Copper Fox Metals Inc. Y varias otras empresas mineras actualmente.” Y para para prueba, hace apenas una semana, Echavarría compro acciones con valor de 2.96 millones de dólares en la empresa canadiense Prophecy Platinum que lo llevaron al control del 17 por ciento de esa minera (Marquetwired.com http://tinyurl.com/m2bnqwg).

Y la noticia la dieron muy exaltados los propios directivos de Almaden:

“Este grupo de personas tienen sus intereses en México y están entusiasmados con el potencial de nuestro proyecto de oro y plata en Ixtaca y el proceso de generación de prospectos que Almadén sigue. Estamos convencidos de que estos inversionistas proporcionarán un apoyo importante para la empresa en el desarrollo de este emocionante activo en México. Lo más importante es que este financiamiento nos permite continuar con confianza nuestra exploración en Ixtaca y su programa de desarrollo, mismo que la Compañía había considerado previamente modificar en el contexto de un mercado financiero muy complicado. Estamos muy contentos de poder continuar nuestros esfuerzos de exploración con un ritmo conservador y prudente.”

 

+++++

 

Pero no pasa nada dicen los canadienses de Almaden Minerals. O mejor, los geólogos mexicanos que trabajan con ellos.

Bueno, algo ha pasado: en los años que lleva de operación Almaden con sus filiales Gavilán y Gorrión –sí, les gustan los pajaritos–, han extraído para el análisis 110 kilómetros de piedra en cilindros que sacan las barrenadoras (Ver nota de Edgar Barrios en El Sol de Puebla del 17 de agosto del 2013: http://www.oem.com.mx/elsoldepuebla/notas/n3091326.htm).

Y es que invitaron a algunos reporteros a visitar el territorio “de su propiedad” –dos concesiones, Cerro Grande, Título 219469, hasta el año 2053, y Cerro Grande 2, Título 23343, hasta el año 2059–, para que vieran que ahí todo el mundo está muy contento, que no pasa nada:

“Las manifestaciones contra el proyecto minero Pro Ixtaca –escribió Miguel Lobato para Milenio (http://tinyurl.com/n5z24rl)–, fueron provocadas con fines electorales y como consecuencia de la ignorancia acerca de la minería, señaló Daniel Santamaría representante y geólogo de la minera El Gorrión filial de la empresa canadiense Almaden Minerals.

Entrevistado, Santamaría aseguró que las protestas se redujeron tras finalizar el proceso electoral del 7 de julio pasado en el municipio Ixtacamaxtitlán en donde se desarrolla el proyecto de exploración minera.

“En cierta medida se deben a la ignorancia con respecto al tema de la minería en general y también a que hace poco pasamos por las elecciones locales y se utilizó a la minería como una herramienta política, pero hoy en día ya disminuyó”.

Y para que pasara algo Almaden también organizó su manifestación de respaldo al proyecto minero el 19 de junio:

 

Y así lo explicaron en la nota que dieron a conocer en su sitio: http://www.almadenminerals.com/blog.html

“Residentes locales, los trabajadores y sus familias de las localidades en torno al Proyecto Ixtaca realizaron una manifestación en apoyo de la exploración en curso. La administración y los accionistas de Almaden están comprometidos a trabajar en armonía con el medio ambiente y con las comunidades. Agradecemos sinceramente las muestras de apoyo en estos tiempos económicos difíciles, Almaden continúa desarrollando este proyecto.”

 

+++++

 

Tres días antes, el 16 d junio, los candidatos a la alcaldía de Ixtacamaxtitlán firmaron una carta en la que se comprometieron a rechazar la instalación de la minera en caso de ganar las elecciones. Y en cualquier caso, se pronunciaron por la realización de “una consulta pública como condición para garantizar la paz, la convivencia y la salud comunitaria.”

Entre ella está la firma de Eleazar Hernández, el candidato del PRI que ganó la presidencia municipal en la elección del 2 de julio.

+++++

 

No les importa el dicho a los mineros. Esto declararon a la prensa unos días después. Dijo en agosto el geólogo Santamaría, por Almaden Minerals:

“Durante la campaña los candidatos a la alcaldía firmaron un pacto en el que se comprometían a no entregar permisos para la operación de la minera El Gorrión, pese a que los permisos son entregados por las autoridades federales y los ayuntamientos no tienen injerencia en la operación. En cierta medida se deben a la ignorancia con respecto al tema de la minería en general y también a que hace poco pasamos por las elecciones locales y se utilizó a la minería como una herramienta política, pero hoy en día ya disminuyó.”

 

+++++

 

“No pasará la mina”, dicen sin embargo las autoridades de los pueblos en Ixtacamaxtitlán. Y no son pocos:

El Comisario Ejidal de Tecoltemic. El Juez de Paz de Tecoltemic. El Inspector de Tenzoncuanigtic. El Juez de Paz de Tenzoncuanigtic. El Inspector de Tuligtic. El Juez de Paz de Tuligtic. El Juez de Paz de Ocotla. El Comisario Ejidal de Ocotla. El Inspector de Cuahuigtic. El Juez de Paz de Xopanac.

Firmaron un documento, que aquí reproduce Mundo Nuestro. Y lo trajeron a Puebla para presentarlo en una conferencia de prensa en Profética la semana pasada.

“Rechazamos rotundamente –escriben– la explotación minera en el municipio de Ixtacamaxtitlán y en la Sierra Norte de Puebla porque contamina el medio ambiente, daña a la salud, altera la dinámica social y pone en riesgo nuestra vida.”

Y anuncian una nueva manifestación para este sábado 23 de noviembre –la llaman “Caravana Informativa”–, que recorrerá las comunidades que no pudieron visitar en la movilización del día 2.

Mundo Nuestro presenta una galería fotográfica de lo ocurrido a principios de mes en Ixtacamaxtitlá. Y un video que reseña la movilización contra los trabajos de la empresa canadiense Almaden Minerals

 

 

 

+++++

 

Así que algo pasa en la Sierra Norte. Y lo que ocurre no siempre se quedará oculto en las cañadas serranas.

Por ejemplo el oro.

Los canadienses están a la espera de que suban los precios del oro que vuelva rentable el proyecto Ixtaca. La onza perdió 500 dólares en el último año, y hoy ronda los 1245 dólares. Con todo, si se les cree a los geólogos de Almaden que afirman tener “en su propiedad” una cifra cercana a los dos millones de onzas, puede estimarse la producción de una mina en esas montañas de Ixtacamaxtitlán en los 2,500 millones de dólares.

El oro, con su valor en dólares y su discurso de salvación de las comunidades sumidas en la pobreza.

Así lo dicen los mineros canadienses de Almaden:

Buscamos oro, cobre y plata. Estos son metales muy apreciados que son vitales para el bienestar humano y para los que hay cada vez más aplicaciones. Por ejemplo, el cableado de plata es parte integral de muchos proyectos de energía alternativa, incluyendo el de generación eléctrica por medio de energía solar. La minería es una industria altamente sostenible, ya que los metales pueden ser reciclados constantemente a diferencia de la madera, los productos orgánicos o el petróleo que se consume. Pero no hay suficiente metal en el mundo a ser reciclado a fin de sostener las necesidades de crecimiento de la población en zonas rurales y en desarrollo. La exploración moderna ayuda a llenar ese vacío. Las minas nuevas bajan el costo de bienes tales como computadoras, automóviles y el cableado para las personas más pobres del planeta. http://www.almadenminerals.com/Spanish/Bievenidos.html

 

+++++

 

Tal vez lo vean así los políticos como Rafael Moreno Valle. Porque él y sus funcionarios se comportan como si en Ixtacamaxtitlán no pasara nada. Para ellos no hubo una manifestación el 2 de noviembre por las carreteras de Ixtacamaxtitlán en contra de la instalación de una mina a cielo abierto en esas montañas. Y si se lleva a cabo una nueva movilización de los pueblos serranos el próximo sábado 23 –como la han convocado–, tampoco les merecerá comentario alguno.

Y si la empresa Almaden Minerals organizó su propia manifestación de respaldo en el mes de junio, también es asunto de ellos.

¿Para qué ocuparse de echar una mirada más allá del cerro en esa cañada en la que arranca su carrera el río Apulco? ¿No se puede detener el progreso que ofrecen los mineros? ¿Tampoco se detendrá en Tetela?

Porque para el gobierno estatal tampoco pasa nada en Tetela. Para los políticos en el gobierno del estado –desde el gobernador para abajo–, el hecho de que la movilización encabezada por Tetela hacia el Futuro haya derivado en la decisión del gobierno federal de exigir la realización de una consulta indígena –en los términos del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo– para todo lo que tenga que ver con el proceso de instalación de una mina a cielo abierto en La Cañada, no tiene nada que ver con lo que ocurra en Ixtacamaxtitlán. Tal vez porque queda al otro lado del cerro.

Que lo que ocurra, pase, dirán los funcionarios. Problema del gobierno federal si lo autoriza. Problema del gobierno federal si dio las concesiones. Problema de otros pensar una visión estratégica, social y ambiental, para la Sierra Norte.

Aquí no pasa nada.

 

 

El fracaso de la planeación urbana

.

Tercera Parte

Milagro en Puebla: Contra el Estado de despojos y crímenes la acción civil inteligente y organizada

Las fotografías sí pueden marcar el paso del tiempo, son espejos insobornables que revelan  cuánto puede cambiar un rostro, una ciudad. Y que no hay engaño posible.

+++++

A la vista esta vieja fotografía de la ciudad de Puebla, en 1937. La mandó tomar mi abuelo, el doctor Sergio Guzmán Esparza cuando era presidente municipal. No duró mucho en el cargo, pues el gobernador Maximino enfureció por el hecho de que en unos meses el doctor puso en números negros las finanzas de la Tesorería municipal, y  lo mandó matar. Así de fácil era. Mi abuelo renunció al cargo en 1938, sobrevivió a la ira del dictador teziuteco, quien se conformó con verlo salir de la alcaldía a su casa con una copia de esa fotografía, con su escudo poblano muy formal, su rosa de los vientos y su texto que da testimonio de la iniciativa de sobrevolar aquel caserío que guardaba todavía la compostura de su trazo colonial.

El abuelo la colgó en su salón de villar en la azotea de su casa en el barrio de Santiago, en la esquina de la 11 Poniente y la 15 Sur. Monumental, la veíamos de niños sus nietos en 1965, colgada en uno de los rincones de aquel salón de ensueño que tenía el abuelo. Con una lupa jugábamos a identificar a los liliputienses que caminaban por aquellas calles blancas o imaginábamos que salía de su casa en Xonaca aquel tipo que mandaba en la ciudad con tal descaro que mandaba arreglos florales a las viudas que velaban a sus maridos asesinados por él. O mejor volábamos con el avión por los rumbos insospechados de los volcanes a los que poco veían nuestros ojos de niños.

Era una ciudad pequeña y asoleada tomada al vuelo en una mañana de julio de 1937, todavía con los campos sembrados cercándola a la altura de la 23 poniente en El Carmen y la 25 Sur en la Avenida Juárez, aquel prócer mirando los maizales desde su cuerpo prestado de otra estatua de la que descabezaron a Benjamín Franklin, un don Benito que no veía la hora en que finalmente lo alcanzara la ciudad. No esperaría mucho tiempo.

Setenta y seis años después bajo de Google Earth estas dos fotos del satélite con la vista del valle de Puebla-Tlaxcala. A la izquierda, 1984, la mancha gris de la ciudad se pierde contra el verde del campo; la metrópoli ya es, pero todavía en una escala menor, que no se ha desbordado sobre Tlaxcala, le queda lejos Valsequillo y los pueblos cholultecas guardan su parsimonia rural. A la derecha, 2013, refleja el concreto delirante extendido como cáncer sobre los pueblos alcanzados por carretera: las Cholulas han caído, la orgullosa Tlaxcala se descuelga desde Zacatelco y Santa Ana Chiautempan, igual que la ruta Amozoc-Tepeaca, y Texmelucan, al tiempo; Valsequillo, arrugado en el lirio es la frontera que contiene a los caseríos proletarios en el suroriente, que no ve venir desde el poniente la voracidad espesa de los fraccionamientos residenciales de Lomas de Angelópolis.

+++++

 

También marcan el paso del tiempo las estadísticas:

En 1940 la ciudad de Puebla tenía según INEGI 148 mil habitantes.

En 1950 llegó a 234 mil.

En 1970 alcanzó los 546 mil.

En 1990 rebasó el millón siete mil.

Ahora tiene 1 millón 550 mil. Y se calcula que todos los días entran a la ciudad más de un millón de personas desde la zona metropolitana.

Y más números demoledores:

En 1970 vivían en el centro histórico de la ciudad 300 mil personas. Hoy no duermen ahí más de 120 mil.

Y en ese mismo 1970 había 230 personas por hectárea en el municipio de Puebla. Hoy no hay más de sesenta.

¿Cómo ha ocurrido esto?

¿Imaginamos que el campo era inagotable?

 

++++

 

A la vista un hecho histórico inconstetable, como las fotografías de nuestro crecimiento inalterado: el fracaso del ordenamiento territorial. Apunto algunos elementos que lo identifican:

  • Expansión a costa de la tierra campesina y los pueblos originarios. Quiebra sociedad rural.
  • Especulación inmobiliaria criminal impulsada desde los gobiernos.
  • Planes de desarrollo al margen de las instituciones generadoras de conocimiento.
  • Imposición de la lógica del capital contra el interés público.
  • Aplazamiento de problemas estratégicos: rehabilitación del bosque en la Malinche e Izta-Popo, agua potable sustentable, saneamiento Valsequillo, crecimiento armónico ciudad-campo.
  • Crecimiento desbordado, económica y ecológicamente insostenible, con consecuencias ambientales y sociales catastróficas.

 

 

El paso del tiempo en la ciudad de Puebla: 1803-2005

 

+++++

 

Resumo nuevamente lo que llamo “la derrota campesina”:

El área metropolitana de la ciudad de Puebla abarca ya 23 municipios, de los cuales 10 son poblanos y 13 tlaxcaltecas.

35 por ciento de ese territorio ha pertenecido a 87 ejidos fundados sobre poco más de 59 mil hectáreas y con alrededor de 19,450 ejidatarios; como no más del 7 por ciento de esa tierra es de riego, la agricultura que se genera es de subsistencia.

Son más de 32 mil productores y, contra lo que pudiera pensarse, seis mil de ellos pertenecen al municipio de Puebla, poco menos de la quinta parte.

De 1976 a 2005 la zona urbana pasó de 6 mil 550 a 18 mil 248 hectáreas, lo que equivale a 1.1 hectáreas de tierra urbanizadas diariamente durante esos 29 años. Y precisa: durante ese periodo se transformaron en zona urbana 7 mil 78 hectáreas de agricultura de temporal y 635 hectáreas de agricultura de riego y bosques cultivados.

De esta forma, las tierras agrícolas aportaron en su conjunto 66 por ciento de la superficie.

 

+++++

 

La otra cara de esta derrota: la pobreza urbana guardada en los asentamientos irregulares año 2000:

En regularización: 113. Irregulares: 132. Total: 70.4 Km cuadrados.

 

 

2010, el mapa de la irregularidad y el rezago:

Las cifras que le dan a Gali: 160 asentamientos irregulares. Apenas 17 regularizados en 13 años.

160 o 200, sean las que sean, son el retrato fiel del fracaso de la planeación del desarrollo urbano.

 

+++++

 

En el fracaso de la planeación apunto dos momentos históricos y un hecho fundamental:

Primero, la intervención desarrollista: 1960-80. Con el decreto de 1962 que corrió las fronteras de la ciudad a costa de los municipios cholultecas y los pueblos de Valsequillo. Con el eje industrial-carretero (VW-Autopista), que acabaría por emplazar el desarrollo fabril en el norte de la ciudad, con los corredores tlaxcaltecas hacia Zacatelco y Santa Ana Chiautempan. Y con la inversión en equipamiento e infraestructura urbana: el entubamiento criminal del río San Francisco; las Avenidas Hermanos Serdán y 5 de Mayo; los estadios con su monumento al Taco; la CAPU embutida contra el llamado Bloulevard Norte, la Central de Abastos en San Pablo Xochimehuacán, y por años sin acceso desde la autopista; los mercados periféricos tardíos y nunca terminados para enfrentar la movilización social de los comerciantes de la 28 de Octubre.

Consecuencia está a la vista: conurbación Puebla-Tlaxcala y el hacinamiento de las colonias populares en el corredor Xoxtla-Cuautlancingo-Papalotla-Caleras- Hueyotlipan-San Pablo del Monte-La Resurrección-Xonacatepec-Chachapa-Amozoc

 

Segundo, la intervención despótica 1991-1995. El llamado entonces Programa Regional Angelópolis, fundado en una primera expropiación federal de más de mil hectáreas en San Pedro y San Andrés Choula con el gobierno de Piña Olaya, recuperada y extendida después formalmente por Manuel Bartlett. El proyecto se presentó con un objeto principal de ordenamiento urbano, con la definición de un programa completo de vialidades que incluía el Periférico Ecológico y con la inversión estratégica en la modernización del sistema de agua potable y saneamiento.

Expropiación de tierra campesina con cambios de uso de suelo hacia los usos comercial y habitacional-residencial que contradicen la causa de utilidad pública y dejaron de lado los propósitos de reordenamiento urbano, que precisamente no lo fue, pues dejó las regiones norte y suroriente por completo fuera del proyecto.

Conflicto territorial por decreto 1962 no resuelto.

Crecimiento anárquico conurbación cholulteca.

Consecuencia: especulación inmobiliaria y crecimiento hacia zonas de urbanización inviable (Valsequillo)

Y por último, como hecho fundamental, la oportunidad perdida: la negación del conocimiento generado desde los centros de investigación de las universidades locales –al final, uno de los principales valores del Estado de Puebla– para la investigación y la planificación del desarrollo de la ciudad.

– La pérdida por ausencia: 1950-1990.

– La pérdida por política: Bartlett y  los 34 millones de dólares al consultor Mackensy en los años noventa. La burla con los COPLADES y las llamadas contralorías sociales, abandonadas por el gobierno estatal y municipal por lo menos en todo lo que va del nuevo milenio.

– La criminal ausencia: los años marinistas. Aquí apunto, además, y para subrayarlo, el involucramiento de los rectores de la Universidad Autónoma de Puebla Dóger y Agüera, quienes, reconvertidos en políticos, se han vinculado directamente en el proceso inmobiliario y han logrado exponer a la institución pública como un ente cada vez más alejado de la problemática social de la ciudad, a pesar de los esfuerzos probados de académicos como los descritos en esta ya larga reseña del Milagro catastrófico de Puebla.

Consecuencia: desvinculación de las instituciones del conocimiento especializado local del proceso de planeación del desarrollo urbano. A la precariedad social, la precariedad del conocimiento.

 

+++++

 

De esto he hablado en un foro organizado por el equipo de transición de Tony Gali. No creo en los foros. Diré mejor, no creo en los políticos que realizan foros. Bartlett hizo foros. Y Melquiades, ¡y Marín! Ni qué decir que Moreno Valle escuchó mil opiniones.  Alguna ventaja tenía Maximino: no hacía foros. No le preguntaba a nadie qué había que hacer.

+++++

 

¿Por qué participo en este Foro? Me pongo serio. He leído esto en el foro:

Quiero contribuir en la construcción de una alternativa al Estado patrimonialista y despótico que conocemos. Un gobierno que se piense Estado democrático. Una alianza Gobierno-Organizaciones de la sociedad civil-Universidades para la investigación y la planificación del desarrollo urbano.

Una fotografía que nos revele una sociedad distinta dentro de treinta años.

Difícilmente estaré aquí dentro de treinta años.

+++++

Leí un párrafo de la segunda parte de esta crónica iniciada hace dos semanas (http://mundonuestro.e-consulta.com.mx/index.php/cronica/item/milagro-en-puebla-la-derrota-campesina)

Mirar la ciudad desde sus extremos:

Dos fronteras campesinas sometidas por todas las pasiones que se contienen en el frío par de vocablos tan antiguo como la primera de las guerras: especulación inmobiliaria. Las dos mantienen sus maizales y quelites. Las dos prueban la derrota de los pueblos: la pérdida sistemática del uso campesino económico y cultural de la tierra por procesos estructurales catastróficos en sus consecuencias sociales y ambientales.”

Pero desde ahí intento una nueva manera de mirar la ciudad:

Una investigación social y urbana, sistemática, rigurosa, desde la universidad pública como centro de producción de conocimiento vinculado a la realidad mexicana.

Especialistas que construyen con las familias en los barrios pobres alternativas en vivienda, saneamiento y salud sustentables.

Activistas de organizaciones civiles que respaldan con su experiencia y capacidad la generación de movimientos sociales que construyen un mejor país.

En este mismo reportaje hemos documentado dos esfuerzos que permiten mirar así a la ciudad:

  • Proyecto San Juan Tulcingo (Saneamiento) BUAP

http://tinyurl.com/m8jfzku

http://tinyurl.com/mw9w85o

  • Proyecto San Andrés Azumiatla (Vivienda)  BUAP/UDLA

http://tinyurl.com/kqrkp95

  • CECACVI/ Escuela de Enfermería BUAP  (Salud)

 

+++++

 

En la coyuntura de otoño del 2013, ¿otra planeación posible? Tal vez la que está a la base del recientemente aprobado Plan de Gestión Ambiental desarrollado por el Instituto Municipal de Planeación (IMPLAN). O los estudios que sentaron las bases de la Declaratoria del Tentzo y del proyecto de Humedales de Valsequillo, dinámicas desarrolladas por Amy Camacho en su paso breve por el gobierno de Moreno Valle.

Pero ninguna ha estado asociada de manera institucional y regulada en ley a las instituciones de educación superior y sus institutos de investigación científica. Ni a la participación de las organizaciones de la sociedad civil. Ni mucho menos a los grupos organizados en las colonias de la metrópoli, con sus historias particulares y su conocimiento de la problemática concreta acumulado año tras año de vivir en la precariedad material y legal.

Por ello la propuesta de convertir al IMPLAN en un instituto de Estado con las características siguientes:

Organismo autónomo intermunicipal facultado en ley.

Independiente de los gobiernos.

Financiamiento público para la investigación regulado en ley.

Participación decisiva de institutos de investigación científica.

Participación decisiva de organizaciones de la sociedad civil.

Para construir el milagro de una ciudad de Puebla metropolitana democrática e inteligente, aliada de sus pueblos originarios y solidaria con sus ciudadanos pobres.

La inmensa mayoría de sus ciudadanos.

 

Milagro en Puebla: la derrota campesina

.

 

Segunda parte

Contra el Estado de despojos y crímenes la acción civil inteligente y organizada

La ciudad desde sus extremos

San Juan Tulcingo y San Andrés Azumiatla son los extremos norte y sur de la ciudad. Uno es un asentamiento irregular creado en 1976 por campesinos tlaxcaltecas en tierras de hacienda compradas en 1926, y que ve venir la expropiación por el paso del Arco Norte del Periférico; el otro es un pueblo originario trepado en una cañada de la serranía del Tentzo que ve cómo la ciudad cruza el río Atoyac  y desborda el lago de Valsequillo para tomar la tierra por la buena o por la mala. Y con la policía y el block para las bardas en la mano.

Como un líquido espeso vertido en la tierra, la ciudad se expande y no encuentra obstáculos ni en las leyes del desarrollo urbano ni en los marcos legales de la tenencia de la tierra. No valen esfuerzos como la Declaratoria del Área Natural Protegida “Humedal de Valsequillo”, que debe regular con criterios ambientales los usos de suelo en la región sur de la ciudad, y sí los mecanismos rapaces del capitalismo salvaje en el que vivimos.

Dos fronteras campesinas sometidas por todas las pasiones que se contienen en el frío par de vocablos tan antiguo como la primera de las guerras: especulación inmobiliaria. Las dos mantienen sus maizales y quelites. Las dos prueban la derrota de los pueblos: la pérdida sistemática del uso campesino económico y cultural de la tierra por procesos estructurales catastróficos en sus consecuencias sociales y ambientales.

Pero desde ahí intento una nueva manera de mirar la ciudad.

 

Dos miradas

Agustín, en el extremo norte

“Llevo treinta años en esta lucha –me dice Agustín, un hombre de sesenta años, obrero textil, despedido en 1996 de una fábrica de Manantiales en quiebra, y que ha hecho cabeza de la colonia San Juan Tulcingo en su demanda por la regularización municipal–, treinta años mirando el pleito entre Puebla y  Cuautlancingo por el reconocimiento territorial. Uno dicen: tú pagas el predial allá, ¿cómo nos pides el drenaje? Y el otro replica: tú votas en Puebla,  ¿por qué tengo que arreglarte la calle? ¿Entonces? No señor, ya no puedo, ya estoy cansado, ya no les creo nada…” 

 

En el recuadro amarillo, la colonia irregular San Juan Tulcingo

San Juan Tulcingo es una calle larga que serpentea con no más de cuarenta, cincuenta casas, y no más de 350 habitantes. Todavía se rodea de maizales que empiezan a secarse en octubre. Para llegar hay que tomar la carretera a Tlaxcala, pasar a un lado de Barranca Honda y dejar atrás San Cristóbal Tulcingo, cruzar la barranca, profunda en serio, y tomar a la derecha por una unidad habitacional de construcción reciente, con casas de un solo piso, para cruzar después la vía del tren por un paso inferior. En una loma rodeada de milpas con rumbo a san Miguel Tenancingo está la colonia.

 

Trepada en una loma. A lo lejos, Barranca Honda.

“No somos ni de aquí ni de allá –me dice Paula, esposa de Agustín–, rebotamos como pelota y ya no sabemos ni quiénes somos.”

Paula mide el tiempo de la colonia con la vida de sus nietas y con la propia. Ella nació en los años cuarenta, justo cuando su padre, Tiburcio González y un grupo de cuarenta campesinos nacidos en Tenancingo lograron escriturar los terrenos que compraron al hacendado de San Juan Tulcingo en 1926. Me muestran el testimonio notarial del 22 de agosto de 1945 firmada por el Juez de lo Civil y Notario de Cholula Armando Ceballos García. Pertenecen al municipio de Cuautlancingo.

“La luz la logramos meter en 1998, cuando nació Karinita…”, dice muy satisfecha Paula.

“Yo ya estoy desesperado –sigue Agustín–. ¿Por qué el gobierno no ve lo que pasa? El presidente de Cuautlancingo le dijo a ese señor Gali ‘no te metas con la tierra de mi municipio’, pero cuando lo vamos a ver para que nos apoye con los biodigestores y el drenaje que propone la doctora Lourdes Flores de la BUAP, no nos recibe. Y por aquí pasó Blanca Alcalá y prometió. Y ahora recién vinieron Paty Leal y la esposa de Gali, y prometieron. Pero ninguno dice cuándo…”

San Juan Tulcingo y toda esta franja movediza de la frontera entre Puebla y Tlaxcala ve venir ahora sí el Arco Norte del Periférico. Y a Paula y Agustín les expropiarán por lo menos 400 metros cuadrados, pues su terreno es largo y delgado (700 por 14), y va a dar por el sur hasta las líneas de alta tensión que corren junto a la vía férrea y cuyo derecho de vía se utilizará para la avenida. Al norte colindan con los tlaxcaltecas de Tenancingo.

El plano testimonio de la propiedad de San Juan Tulcingo.

“Esos dicen que esta tierra pertenece a Tlaxcala –termina Agustín–. Había un monumento con la fecha de creación de nuestra colonia, de 1974, pero ellos lo destruyeron, y luego tumbaron las moneras. ¿Y qué hace Cuautlancingo? Nada. Yo ya estoy cansado, señor.”

Un labriego, en el extremo sur

Encuentro su testimonio en la prensa del año 2009:

“Si quieren hacer casas, que las hagan. ¿Pero por qué tiene que ser a costa del campesino? Mientras ellos se hacen cada vez más ricos, nosotros seguimos siendo más pobres. Pedimos que intervenga el gobierno porque la gente ya se está cansanda de no poder transitar, de estar incomunicados, de los despojos. Los Flores Escalona no lo saben, pero el día que el pueblo se canse van a amanecer linchados.” (Testimonio tomado del reportaje de Javier Puga “Se comprueba que guardias blancas custodian 400 has. de tierra de Pacheco”, La Jornada de Oriente, 12 de enero de 2009.)

San Andrés Azumiatla y el territorio campesino del despojo

El labriego sabe de lo que habla.

Desde el año 2005 los campesinos de San Andrés Azumiatla sienten el acoso de la ciudad. A las cuatrocientas hectáreas que custodian algunos de ellos para los hijos del político (ex presidente municipal y ministro de justicia) Guillermo Pacheco Pulido, se suman las que ya ocupan los asentamientos irregulares apoyados por Antorcha Campesina conocidos como Tlacaelel y Cuitlahuac, en tierras cuyos colonos compraron al parecer a pequeños propietarios de Santa María Malacatepec, y pertenecientes al municipio de Santa Clara Ocoyucan, y que mantienen en disputa los dos pueblos. Ninguno de las dos existía en el año del 2006. Asentados junto a la carretera que lleva a San Andrés, a tres kilómetros del pueblo, y a pesar de que en esas colonias viven ya más de 500 familias, no cuentan con agua potable ni drenaje, ni mucho menos banquetas, guarniciones, pavimento, alumbrado público.

Los dos caseríos se asoman a un enorme descampado totalmente bardeado y cercano a las 150 hectáreas, y que desde la carretera va a dar hasta el río, justo donde inicia propiamente el lago de Valsequillo. El predio se conoce como “Ex Hacienda Chavarría”. Después de que la policía del gobierno de Mario Marín desalojara con violencia a un grupo de campesinos de San Andrés que todavía hoy lo reclaman como suyo, llegaron los albañiles. Y bardearon todo ese descampado, por los dos lados dese la carretera, hasta el lago.

Y sea quien sea el propietario, la gente en el pueblo afirma que es de Mario Marín.

Pero mientras averiguan, y sobre cualquier cosa, la tierra se vende. Los ofrecen para una colonia “Juquila”, a un par de kilómetros del puente de la 11 Sur en el río Atoyac, y más allá de San Andrés, rumbo de Los Ángeles Tetela, en lotes de 200 metros con un costo de 115 mil pesos (575 pesos el m2).

¿Título de propiedad? No se preocupen, ya firmaron las minutas los señores ejidatarios.

Los nuevos asentamientos en San Andrés Azumiatla.

En el año 2006 todavía no existen Tlacaelel y Cuitlahuac.

 

En el 2013, los dos asentamientos crecen al lado del terreno bardeado hasta el lago.

 

El descampado convertido en propiedad privada. La muralla. La colonia Cuitláhuac

 

La mirada larga

Vale continuar con la vista aérea. La mirada que compara 1984 con el 2013, treinta años de crecimiento desbocado en el área metropolitana de la ciudad de Puebla.

 

El valle de Puebla-Tlaxcala en 1984

La Zona Metropolitana de Puebla en 1984.

El Valle de Puebla-Tlaxcala en el 2013

 

La Zona Metropolitana de Puebla en el 2013

 

Las cifras de la extinción agraria

Uno de los extremos de la ciudad es su crecimiento irracional y caótico, casi siempre ilegal, económica y socialmente catastrófico, expresión del fracaso de los planes de ordenamiento del desarrollo urbano. Y es una ciudad que se abalanza sin freno sobre el territorio de la pobreza campesina.

El otro es el de la acción civil organizada que se funda en la investigación social especializada, como la que exponen los investigadores del Colegio de Posgraduados y de la BUAP de José Alvaro Hernández–Flores, Beatriz Martínez–Corona, José Arturo Méndez–Espinoza, Ricardo Pérez–Avilés, Javier Ramírez–Juárez y Hermilio Navarro–Garza, en su texto Rurales y periurbanos: una aproximación al proceso de conformación de la periferia poblana, que se puede leer en la liga http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1405-74252009000300011) y que ilustra la pobreza en la que sobreviven los campesinos de la región, ajenos a la explosión capitalista que generan sus tierras y expuestos al acoso de la especulación inmobiliaria que promueven de la mano de los políticos las empresas inmobiliarias.

Por principio, la magnitud del territorio campesino ejidal. El área metropolitana de la ciudad de Puebla abarca ya 23 municipios, de los cuales 10 son poblanos y 13 tlaxcaltecas, según se aprecia en esta gráfica del 2005, que también da idea de los desniveles económicos entre Puebla y sus vecinos:

gráfica municipios zona metropolitana puebla

35 por ciento de ese territorio ha pertenecido a 87 ejidos fundados sobre poco más de 59 mil hectáreas y con alrededor de 19,450 ejidatarios; como no más del 7 por ciento de esa tierra es de riego, la agricultura que se genera es de subsistencia.

Según INEGI, son más de 32 mil productores y, contra lo que pudiera pensarse, seis mil de ellos pertenecen al municipio de Puebla, poco menos de la quinta parte.

Según el investigador Roberto Cabrales, citado por estos autores, de 1976 a 2005 la zona urbana pasó de 6 mil 550 a 18 mil 248 hectáreas, lo que equivale a 1.1 hectáreas de tierra urbanizadas diariamente durante esos 29 años. Y precisa: durante ese periodo se transformaron en zona urbana 7 mil 78 hectáreas de agricultura de temporal y 635 hectáreas de agricultura de riego y bosques cultivados. De esta forma, las tierras agrícolas aportaron en su conjunto 66 por ciento de la superficie transformada en zona urbana. Otro 31 por ciento provino de pastizales y agostaderos.

“Según datos del Colegio de Arquitectos del Valle de Puebla (CAVAPAC) –dice el estudio–, al final del año 2000 se detectaron 245 asentamientos irregulares en la periferia poblana, de los cuales 224 eran asentamientos consolidados y 21 estaban en proceso de consolidación. Del total de asentamientos registrados en este estudio, 53 por ciento se asientan en terrenos de origen ejidal o comunal y 47 por ciento en terrenos privados, los cuales ocupan un área de 70.84 kilómetros cuadrados. Lo anterior sin contar los 152 asentamientos localizados en zonas de alto riesgo. De acuerdo con este estudio, de continuar esta tendencia de crecimiento irregular, la ciudad se extenderá en los próximos veinte años a un promedio de 3.3 kilómetros cuadrados, lo que significa que para el año 2020 la superficie irregular adicional será de 66 kilómetros cuadrados, que añadidos a los 28 kilómetros cuadrados susceptibles de ser incorporados al crecimiento urbano, sumarán 92 kilómetros cuadrados, superficie similar al área de Puebla en 1982

Luego, las cifras de la pobreza:

Cifras de Conapo  señalan que de 313 localidades pertenecientes a los municipios que conforman la zona conurbada de la ciudad de Puebla, 147 registra un grado de marginación catalogado como “alto” y 35 un grado “muy alto”; 75 acusan un grado de marginación “medio”; en tanto 43 registran un grado “bajo” y 13 un grado “muy bajo”. De los datos anteriores se desprende que 58 por ciento de las localidades no ha mejorado sus condiciones de vida no obstante el avance de la urbanización y de la presencia de la ciudad.

 

Casas campesina en San Andrés Azumiatla (Fotos de la investigación del equipo de trabajo UDLA-BUAP coordinado por la Dra. Julia Mundo Hernández)

 

Voracidad y caos

Y el avance sigue, y no tiene más ruta que la tierra campesina. Según cuentas del Colegio de Arquitectos del Valle de Puebla, el ritmo actual de crecimiento es de 3.3 kilómetros cuadrados al año, así que para el 2020 la llamada mancha urbana ocupará 98 kilómetros cuadrados sobre los existentes en el año 2000, una extensión similar a la que ocupaba hace treinta años, en 1984.

Y contra cualquier plan de ordenamiento urbano, el crecimiento va montado en la proliferación de los asentamientos irregulares. Aquí algunas cifras que se encuentran en el buscador de google:

El Ayuntamiento de Puebla registró en el 2008 más de dos mil colonias, contra 400 que existían en 1998, asentadas ya en el 70 por ciento del territorio municipal (Sol de Puebla, 7 de julio del 2008)

Según el Registro Agrario Nacional en los últimos diez años se han creado más de 200 asentamientos irregulares en el municipio de Puebla. (RAN 10 de junio de 2009.)

Arturo Barbosa Prieto, presidente del Consejo Ciudadano de Desarrollo Urbano, afirma que el 60 por ciento del crecimiento de la ciudad en la última década es irregular. (Sol de Puebla, agosto del 2013)

La Dirección de Bienes Patrimoniales del Ayuntamiento de Puebla en este 2013 le reporta a la Comisión de Transición del presidente electo José Antonio Gali Fayad los siguientes números:

16 asentamientos regularizados por la administración del Alcalde Rivera

160 colonias irregulares registradas.

27 colonias en proceso de regularización.

 

1 anexo

 

 Colonias regularizadas por la administración de Rivera

 

2 anexo

 

3 anexo

 

4 anexo

Colonias irregulares registradas por el Ayuntamiento

 

Colonias en proceso de regularización, 2013

 

(Continuará con Tercera parte)