iPod, ITunes, iPhone, iPad, ¿Para qué sirven esos aparatejos?

Luis Alberto Martínez Álvarez

En los últimos tiempos una serie de términos dominan el espectro tecnológico en todos los medios de comunicación, nos los encontramos en la calle, y oímos a todos los jovenzuelos de última generación hablar de ellos en todo momento y en todo lugar. Pero ¿Para qué sirven estos aparatejos?

En el año 2001 una de las mayores empresas de tecnología computacional Apple Inc. se aventuró por expandir su mercado ofreciendo su propia versión de un reproductor multimedia. Un aparato portátil capaz de almacenar archivos de música en una pequeña memoria interna, y reproducirla amplificada a una salida de audífonos, Simple ¿no?. A este sencillo aparato le llamaron iPod.

Conozcamos un poco más de su funcionamiento.

Todo reproductor multimedia sigue un patrón similar para funcionar. Lo primero que necesita son archivos de audio digitales, estos archivos pueden ser extraídos de cualquier CD de música por parte de nuestra computadora con la ayuda de un sencillo software. Los archivos resultantes pueden ser mp3, wma, wav, aiff, acc, dependiendo de la compresión es decir de la forma en la que la información de nuestra música es transformada en bytes (1´s y 0´s), comprimiéndola en el archivo. Por ejemplo en formato MP3 una canción de 3 minutos ocupa un espacio de alrededor de 3 Megabytes.

Una vez que se cuenta con estos archivos estos se almacenan en el reproductor multimedia por medio de un pequeño cable de transferencia de archivos. Estos archivos son almacenados en la memoria del reproductor la cual puede tener una capacidad desde 100mb hasta 80Gb o 100Gb. Un Procesador Digital de Señal (DSP) se encarga de tomar la canción de la memoria, la descomprime y ecualiza, convierte el sonido digital en analógico es decir traslada de bytes a ondas y lo envía al amplificador, este DSP es controlado por un miniprocesador, que como el de cualquier computadora, se encarga de ejecutar todas las operaciones matemáticas para transformar el audio.

Finalmente la información analógica es amplificada para aumentar la potencia del sonido y es liberada a través de la salida de audífonos.

A partir de este proceso básico Apple lanzó al mercado diferentes dispositivos y programas añadiendo diversas funcionalidades. Incluyó en su reproductor una pantalla a color que además de permitir al usuario controlar más fácilmente la reproducción le permite ver videos, Lanzo al mercado un software para el control y sincronización de archivos de audio llamado iTunes mediante el cual el usuario puede extraer , enviar y ordenar los archivos de su reproductor.

Con la consolidación de la tecnología táctil en el ámbito tecnológico, Apple incluyó una pantalla más grande y de mayor resolución a sus productos además de la membrana de control táctil, a este dispositivo le llamó IPod Touch.

El fuerte impacto que la telefonía celular tuvo en el mundo, impulsó a Apple a diseñar un producto que fuera capaz de ser competitivo dentro de un mercado muy saturado, por lo que en 2007 surgió el iPhone, un teléfono móvil inteligente que además de incluir las funciones básicas de un reproductor y la tecnología táctil incluye dispositivos para acceder a internet, y conectarse a la red de telefonía celular. Permite enviar y recibir mensajes de texto, realizar llamadas telefónicas e incluye una cámara fotográfica.

Por último y aumentando su línea de productos de consumo tecnológico la empresa multinacional de la manzanita, desarrolló un dispositivo tipo Tablet (tabla electrónica táctil, multimedia y multifuncional) que permite al usuario conectarse a internet, ejecutar procesadores de palabras, hojas de cálculo y clientes de correo electrónico, a este aparato lo bautizaron como iPad.

Es importante señalar que el éxito de toda esta familia de dispositivos radica principalmente en dos conceptos clave fundamentales: el diseño y la funcionalidad. Los productos de Apple se han destacado por presentar un diseño minimalista, ligero de operación y manejo simples. Por otro lado la funcionalidad y eficiencia de estos dispositivos con respecto a sus competidores es muy alta, cuentan con un equipo de desarrollo tecnológico muy rigorista y exigente en cuanto a calidad y materiales.

No es de sorprender el crecimiento exponencial de la tecnología actual, el mercado es muy exigente y las empresas tienen que mantenerse en constante innovación para competir en un sector de muy alto consumo, hay grandes éxitos y grandes derrotas, dispositivos que revolucionaron el estilo de vida de algunos sectores de la población mundial pero también dispositivos que aún con campañas publicitarias millonarias fracasan por su complejidad o inutilidad.

Ya sabemos que es el IPod y su familia…Eureka!