Internet y la educación primaria

Luis Alberto Martínez Álvarez

Escuela-con-internetA propósito del regreso a clases, valdría la pena revisar algunas estadísticas entorno al uso y aprovechamiento del Internet para la educación básica.

De acuerdo al Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, en su último Panorama Educativo de México 45 mil 674 primarias tienen por lo menos una computadora para uso de los alumnos, y de éstas sólo 26 mil 80 planteles cuentan con conexión a Internet. Si apuntamos que casi 99 mil 400 primarias del país cuenta con computadoras con conexión a Internet para fines educativos, entonces estamos hablando que alrededor del 45% de las primarias tienen computadoras y solo el 26% acceso a Internet.

Hay que tomar en cuenta que de aquellas que tienen Internet, 19 mil 488 son escuelas públicas y 6 mil 592 escuelas privadas. Los planteles educativos que tienen por lo menos una computadora conectada a internet concentran a 9.6 millones de estudiantes, es decir, el 64.5% de los 14.9 millones de niños matriculados en primaria.

Como es de esperarse en torno a la educación indígena el panorama es complicado ya que sólo 31% de los 850 mil alumnos de escuelas indígenas tienen acceso a Internet, y de los 114 mil que acuden a primarias comunitarias, sólo mil 802 tiene acceso a la red, es decir, 1.6%.

Entendemos entonces que aun cuando todos los días escuchamos las enormes ventajas de la integración de las llamadas tics en la educación básica, y leemos cientos de noticias optimistas entorno a su aprovechamiento, la brecha digital en nuestro país lleva un lento camino a su reducción.

Recordemos que uno de los grandes fracasos de sexenios anteriores fue el famoso Enciclomedia, aquel programa del gobierno federal que pretendió dotar con tecnología digital a todas las escuelas públicas del país sin embargo los equipos cayeron en desuso, fueron robados o se deterioraron, y los programas de cómputo que hacían funcionar Enciclomedia se volvieron obsoletos además de existir inconsistencias en los  datos precargados de la aplicación Encarta.

Después de tan tremendo fracaso la Secretaría de Educación Pública decidió entonces adquirir cientos de miles de notebooks de bajo costo,  que se tradujo en una inversión millonaria ya que además de pagar el precio de cada equipo, se tenían que pagar las licencias individuales de los paquetes operativos, los antivirus y los respectivos programas necesarios para su uso.

Sin embargo, un gran inconveniente fue que los modelos de computadoras utilizadas, siendo tan baratos, no son reparables la mayoría no se pueden abrir y las refacciones no existen sueltas en el mercado. Si una computadora se descompone, saldría más barato remplazarla que repararla. Sin entrar en detalles en los oscuros y jugosos contratos que se lograron con proveedores de cómputo que “mataron víbora en viernes”.

compusLa compra masiva de laptops, notebooks, y ahora hasta Tablets, ha sido una práctica que han retomado muchos gobiernos estatales, en algunos premiando a los mejores promedios, otros priorizando en el sector indígena, y en otros con programas emergentes. Sin embargo estas prácticas no terminan de lograr verdaderos resultados y mucho se debe a los políticos y burócratas que han transcurrido toda su vida laboral, procurando abstraerse del cambio y las nuevas competencias, estos, que son los primeros analfabetas funcionales digitales, en el discurso hablan de temas que realmente desconocen, o conocen muy superficialmente, hablan de penetración, de inversiones millonarias, de una computadora para cada niño, en fin, utilizan la ya clásica demagogia redundante para hacernos creer que la brecha se cierra. Todo mientras leen el discurso desde su ipad adquirido con el erario público.

Etiquetas:, , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario