¿Cuántos somos? Censos de población

Luis Alberto Martínez Álvarez

Todo país que se precie de ser organizado, debe conocer el número de habitantes en su territorio así como las condiciones de vida de cada uno de ellos; el manejo de la estadística es básico para la planeación de políticas públicas de cualquier orden. En los próximos meses, entre el 31 de mayo y el 25 de junio, un ejército de encuestadores, mochila al hombro, armados con papeles, plumas, gorras y botellas de agua, recorrerán estóicamente una a una las viviendas de nuestro país, distrayendo de sus quehaceres cotidianos a sus moradores con la misión de saber cuantos viven, como viven y si todavía viven. Una duda seguramente atormenta a mis, cada día más, inquietos lectores ¿Cómo se hace un censo de población en la actualidad?.

Existen dos tipos de censos, los de hecho o de facto y los de de derecho o de jure, el primero empadrona a toda la población presente en el territorio de estudio, es decir, por ejemplo, en una casa cuentan a todos los presentes, aún cuando estos estén “de paso”, el segundo registra a toda la población “residente” en el territorio de estudio –presente o ausente-, este es el tipo de censo utilizado en México y la mayoría de países.

Para llevar a cabo un censo se requieren una serie de elementos básicos:

Una entidad de gobierno nacional que auspicie este censo, encargada de establecer las estrategias, coordinar el trabajo y concentrar la información. En México el encargado de esto es el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e  Informática  (INEGI), que en coordinación con sus delegados regionales, y estatales conjuntan una estructura de personal organizado.

Un área territorial perfectamente definida, con una correcta división político-administrativa, un buen levantamiento cartográfico que asegure una completa captación de la información sin caer en duplicidad o ambigüedad. Para ello el INEGI se basa en el Marco Geoestadístico Nacional que es un sistema que relaciona la información estadística con un espacio geográfico delimitado, este sistema divide al territorio nacional en elementos denominados AGEB (Área Geo-Estadística Básica) de dos tipos: urbano y rural, un ageb urbano es una extensión de terreno en la que existe un promedio de 2,500 habitantes y cuyo uso de suelo es en su mayoría habitacional, industrial, comercial o de servicios, un ageb rural es la extensión de territorio de aproximadamente 11000 hectáreas con uso de suelo agropecuario o forestal.

Ser universal, es decir debe cubrir todo el territorio nacional sin excepción alguna par obtener información exacta.

Ser simultáneo. Ya que los datos demográficos son muy dinámicos y la sociedad se mantiene en constante movimiento, el levantamiento debe fijarse en un periodo de tiempo lo más breve posible de cuerdo a los medios e infraestructuras dispuestos.

Debe ser periódico. Para que los datos se puedan comparar y se puedan determinar las tendencias demográficas los censos deben realizarse en periodos de tiempo constantes. En México el censo de población y vivienda se hace cada 10 años, existiendo un conteo muestral a la mitad de dicho periodo.

Una vez que se tienen cubiertos estos elementos básicos la entidad encargada del censo diseña un formulario o cédula con preguntas entorno al número de personas que habitan la casa, las condiciones económicas y de servicios con las que cuentan y estadísticas como religión y costumbres. Estas cédulas se reproducen y distribuyen en todo el territorio nacional en las oficinas temporales que se establecen en un gran número de puntos estratégicos del país. Cada una de estas oficinas se suministra de equipo de cómputo interconectado, sistemas de captura y personal para su administración. Estas oficinas se encargan de reclutar y capacitar a las personas que fungirán como encuestadores, se les capacita sobre el llenado de las cédulas, la interpretación de la cartografía y su desenvolvimiento en campo.

Posteriormente a los encuestadores se les agrupa en brigadas y se les reparte una extensión de territorio y unos planos cartográficos divididos en manzanas y lotes que recorrerán uno a uno entrevistando a los habitantes de la vivienda. Una vez efectuada la entrevista, esta es regresada a la oficina donde es procesada, se captura en bases de datos y archiva. La información de las bases de datos se clasifica y liga de nuevo con la información geográfica hasta obtener un producto geo-estadístico actual.

Censo de Población y Vivienda 2010

Este censo utilizará una cédula de información básica que consta de 29 preguntas, la cual se utilizará en cada una de las viviendas del territorio nacional, además se utilizará una cédula de información complementaria con 75 reactivos que se aplicará en 2.7 millones de viviendas muestrales. Se equiparan 1900 oficinas en todo el país equipadas con computadoras y acceso a internet, se contratarán más de 95,000 entrevistadores y cerca de 20 personas de apoyo y logística.

Se encuentre o no se encuentre, lo cuentan…Eureka!

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario