Publicaciones etiquetadas ‘campeonatos’

Año de renovación

.

A poco menos de una semana que de inicio el nuevo torneo de liga, la gente en Puebla se pregunta si después de tantos años sin títulos, y sin algo digno que presumir, por fin llegaran buenos momentos.
Sin duda que el futbol profesional no es nada fácil, es más, diría yo: es harto complicado;  sobre todo por la gran cantidad de intereses que se mueven al rededor de este bello deporte.

En este futbol para llegar a ser campeón se necesita más que un buen equipo, se requiere que los intereses del equipo y los de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), así como los de la Comisión de Arbitraje caminen por senderos parecidos.

Con esto, no quiero decir que los campeonatos son arreglados de antemano, ni nada que se le parezca, pero si que las relaciones al más alto nivel deben de ser excelentes, situación por las que la Franja no a atravesado desde hace muchísimos años. Aunque el hecho de contar con buenos jugadores y un buen entrenador te pueden y deben facilitar el camino.

Desde mi personal punto de vista,  el Puebla se encuentra ahora en un periodo de transición, que fue doloroso en un principio, y que ahora en su segunda etapa se intenta armar un cuadro competitivo que por lo menos tenga armas de donde echar mano en los momentos difíciles.

Me da la impresión que se cuenta con una buena base de mexicanos jóvenes que ya pasaron por el proceso de adaptación al jugar regularmente durante un año en el máximo circuito, ahora todo indica que los quienes llegaron vienen con ganas de aportar y ya se sacudieron ese temor que prevaleció durante varios años donde eran muy pocos los que querían venir a jugar con los camoteros por los problemas de pagos, demandas, etc, etc.

Poco a poco, esa mala imagen se ha olvidado, lo cual, al equipo le permite hoy tener una baraja mucho más amplia de posibilidades. Esto a pesar de que en especial en este receso fue bien complicado adquirir jugadores, no sólo para el Puebla si no para todos los equipos que están involucrados en temas de descenso, pues nadie quería darle armas al enemigo cuando todos se jugaban prácticamente lo mismo.
Con todo y eso, creo que la directiva, en la medida de sus posibilidades, trajó lo que consideró que podría ayudar a mejorar los 19 puntos que se han realizado en los últimos dos torneos cortos. Ahora, la situación será ver si los que llegaron son capaces de acoplarse rápidamente a sus nuevos compañeros y a un esquema táctico nuevo, pues sabemos bien que principalmente en el receso de Navidad y Año Nuevo es cuando más trabajo cuesta que los refuerzos se adapten. Esa será y es ya la responsabilidad del entrenador, Jose Luis Trejo, quien con basta experiencia en estos menesteres esperemos saque el barco adelante.

Por lo pronto, el tiempo inexorable ya alcanzó a los 18 participantes en Primera División, los mismos que a partir del próximo fin de semana tendrán que sacar sus mejores galas para empezar a sumar.
La Franja recibe a las Chivas el domingo en el Cuauhtémoc al medio día y ahí se vera en la realidad los avances que se espera pueda dar el equipo camotero. Nosotros veremos y diremos.
Feliz año a todos los lectores.
Hasta la próxima.

El camino espinoso

.

Sin duda no será fácil para el nuevo técnico del equipo de La Franja, José Luis Trejo, lograr que las cosas caminen bien en esta su nueva aventura como responsable de un conjunto de Primera División, y es que la pregunta es: ¿para quién sería fácil?, le aseguro a usted que esta será para él la prueba más difícil de su carrera, y es que la situación en el cuadro Camotero no pasa únicamente por el tema futbolístico, un tema que cualquier entrenador capacitado podría resolver con trabajo, entrega y conocimientos; aquí en la Angelópolis es diferente, aquí tendrá que lidiar con los demonios del pasado, un pasado no de ayer o de anteayer, un pasado de muchos, muchísimos años atrás, él tendrá que batallar para lograr deshacerse de muchos vicios ocultos que rodean al equipo, vicios de los que ni el mismo Francisco Bernat se pudo deshacer en su momento y ante los cuales terminó por sucumbir y volverse un esclavo de estos.

No en balde, en los últimos doce años, han pasado por la institución más de veinticinco técnicos, muchos de ellos capacitados y otros no tanto, aunque con el común denominador de que prácticamente todos fracasaron, aunque algunos después lograron incluso campeonatos en otros equipos, ahora la cosa no es muy diferente y muchos de los que hoy están también estuvieron en el pasado, con las mismas filias y las mismas fobias, con esas que no permiten que un equipo como el Puebla pueda despuntar en el futbol mexicano.

Ayer en el Cuauhtémoc, Trejo fue un fiel testigo de lo antes mencionado, a pesar de haber mantenido prácticamente al mismo cuadro que venía alineando cotidianamente, todos tuvieron su oportunidad de mostrarse, seguro que unos para bien y otros para mal, ahora no habrá justificaciones para que alguien diga que lo sacaron de la alineación por una mala fe o por encargo, ojala Trejo sea capaz de meter orden pronto y convencer a los que no lo estén de la importancia que tiene el ponerse las pilas y sacar el equipo adelante.

Vendrán momentos difíciles, duros y complicados, no será fácil sin duda alguna, aunque es y será desgraciadamente la única manera de limpiar e intentar que La Franja sea como un equipo normal, con sus problemas, por supuesto como en cualquier otro lado, pero que estos pasen única y exclusivamente por lo futbolístico, veremos el temple, de lo que está hecho el profesor Trejo en los próximos días, tiene una ventaja, el apoyo incondicional de los dueños, veremos y diremos.

Los chifladitos

«Oye Lucas, sabes que dicen por ahí que tu y yo estamos locos», fieles a los personajes de Chespirito, el antiguo dueño del Puebla y el ex técnico se han ahora dado a la tarea de buscar por todos los medios de volver a hacerse del control del equipo Puebla, y es que en su desesperación se encuentran tratando de ubicar a un «tercero» para que a través de él le hagan llegar a Ricardo Henaine y a Jesús López Chargoy una oferta para comprarle al Puebla, me pregunto ¿pues no que era tan mal negocio el Puebla?, según decía Bernat que había perdido 200 millones de pesos en su paso por el futbol profesional, por fin ¿quién lo entiende?, desgraciadamente para ellos «Puebla chica, infierno grande» y sus intenciones han llegado ya a los oídos de Henaine quien espera gustoso ya la oferta de este «tercero», de verdad me pregunto ¿no habrá alguien cercano a estos personajes que les diga en buena onda lo mal que se están viendo y el ridículo que están haciendo?, de pena ajena, en serio.

Nosotros como siempre seguiremos en línea. Hasta la próxima.