Publicaciones etiquetadas ‘violencia’

Riesgos del uso indiscriminado de las tecnologías de la información

.

Segunda parte

El fenómeno del uso indiscriminado de las tecnologías de la información es complejo en sí mismo y se agudiza debido a la brecha generacional entre padres e hijos, maestros y alumnos, y la falta de información de padres, tutores y docentes.

Por esta razón, se propuso (durante la reunión que organizó el Instituto Federal de Acceso a la Información PúblicaIFAI– organizaron en diciembre pasado para dar a conocer el Memorándum de Montevideo) que se capacite a profesores, padres y jóvenes sobre el tema, además de que el Estado asuma la responsabilidad de vigilar a las empresas que manejan estas redes.

En México, según dio a conocer el secretario de Educación, Alonso Lujambio, la Secretaría de Educación Pública (SEP) reconoce la vulnerabilidad de los niños y en la necesidad de enseñarles sobre los riesgos. El secretario señaló que más allá de normar internet, acción compleja, se requiere un proceso de educación.

Resulta imperativo informar a los niños sobre los riesgos del uso del internet. Advertirles sobre pornografía infantil, acoso sexual, discriminación, promoción del odio racial, difamación, violencia, entre otros.

Actualmente la SEP se encuentra produciendo material didáctico para dar a conocer estos temas a los niños; además de capacitar a los docentes en el tema, promover la información a padres de familia y tutores sobre los eventuales riesgos a que se enfrentan niños y adolescentes.

Lujambio aseguró que, ha aprovechando el resurgimiento de los libros de texto y de asignatura de información cívica y ética, se ha introducido materiales sobre el tema:

Educación básica
Primaria

Primer grado, contiene un apartado relativo a la prevención de riesgos, entre cuyas recomendaciones se encuentra no otorgar datos personales a desconocidos ya sea por teléfono, internet o a la puerta de sus casas. Contiene un apartado que explica qué son los datos personales: “tu nombre, tu domicilio, el nombre de tus padres o tutores, el nombre de la escuela a la que asistes”.

Segundo y tercer grados definen el término “justicia” aplicándolo a la escuela, en la convivencia, en el respeto y que todos tengan la seguridad de que nada debe afectar sus metas, logros, pertenencias, familia, cuerpo, dignidad. Son conceptos generales que se vinculan a la protección de datos personales.

Se menciona:

Hablar con mis padres para conocer las reglas del uso de internet que incluyan los sitios a los que puedo ir, lo que puedo hacer, cuándo me puedo conectar y cuánto tiempo puedo estar en línea.

Nunca dar información personal, como mi dirección particular, número de teléfono, dirección o número de teléfono del trabajo de mis padres, número de tarjeta de crédito o el nombre y la ubicación de mi escuela sin el permiso de mis padres”. Que aquí está especialmente relevante.

Nunca acordar citas en persona con nadie que haya conocido en línea sin el permiso de mis padres. Nunca enviar fotografías mías ni de otros familiares a otras personas a través de internet o el correo ordinario sin el permiso de mis padres. Nunca dar mis contraseñas de internet salvo a mis padres, ni siquiera a mis mejores amigos.

Tener buen comportamiento en línea y no hacer nada que pueda molestar o hacer enfadar a otras personas o que sea ilegal.

Quinto y sexto, contienen un apartado relativo a la importancia de cuidar la integridad física y emocional de los menores. Hacen referencia al maltrato físico y psicológico, así como al abuso sexual, para identificar y denunciar cualquiera de estos actos.

Contienen un apartado que hace referencia a los peligros que conlleva el uso de internet, puntualmente; por lo que se instruye a mantenerse alerta respecto de los cyber-acosadores o depredadores o predadores en línea. Además se les recomienda no enviar fotografías ni aceptar encuentros con personas que han conocido mediante internet.

También se integra un apartado relacionado con la explotación sexual comercial infantil. Por ejemplo, de explotación sexual comercial infantil pregunta el texto: ¿Navegas por la internet? Hazlo protegido, además de enumerar las nociones básicas de seguridad.

Secundaria

En segundo grado de secundaria se plantea la formulación de estrategias viables de autoprotección, así como el cuestionamiento y rechazo de comportamientos basados en la exclusión o degradación de la dignidad de los demás.

Educación Media superior

La iniciativa “Navega Protegido en Internet”, y el Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica, el CONALEP, firmaron un convenio de colaboración para fomentar el uso responsable de la tecnología en la comunidad estudiantil en el bachillerato.

Microsoft está dando consultoría al área académica para el fortalecimiento de diversos programas de estudio de CONALEP, con el propósito de que los alumnos obtengan información sobre la seguridad informática.

La mayoría de las acciones llevadas a cabo por la SEP se concentran en la educación básica, especialmente en primaria (cuarto, quinto y sexto), por tratarse de la edad en que los alumnos son más vulnerables.

Riesgos del uso indiscriminado de las tecnologías de la información

.

Los riesgos en el uso de las redes sociales y la vulnerabilidad de los niños con relación al uso indebido de sus datos personales, fueron algunos de los temas que se analizaron durante la presentación del Memorándum de Montevideo, que el Instituto Federal de Acceso a la Información Pública (IFAI) y agrupaciones de la sociedad civil de México y otros países de América Latina organizaron en diciembre pasado.

Según datos proporcionados por el secretario de Educación Pública, Alonso Lujambio, hay 1,700 millones de usuarios de internet en el mundo, de los cuales 27 millones se encuentran en México y el grupo de 12 a 17 años concentra el 28.6 % de los usuarios de tecnologías de la información en los hogares.

Estos datos reflejan que niños y jóvenes se encuentran ante una gran cantidad de información provenientes del uso de tecnologías; sin embargo no todo es bueno de tener acceso a estos medios; estos niños y jóvenes también se enfrentan a riesgos en el uso de internet.

Algunos de estos riesgos van desde la extorsión, el chantaje, la violencia (en sus diferentes tipos), el robo de identidad (montajes con fines sexuales), cyberbullying (intimidación por medio de la computadora), la prostitución, hasta el secuestro. Todo esto, entre otras causas, por el uso no regulado de sus datos personales e imágenes en las redes sociales que se difunden en internet.

Google, Hi5, Facebook y otras redes sociales ofrecen medios de interacción basados en perfiles personales que generan sus propios usuarios, pidiendo datos personales. Con esta información se propicia la divulgación de información personal: fotografías, números telefónicos, domicilios particulares, datos patrimoniales, entre otros.

Según un estudio realizado en Argentina “Chicos.net” se observan algunos datos interesantes:

Los jóvenes de entre 13 y 18 años llegan a tener más de 800 amigos virtuales en su país y en otros.

Las mujeres tienen más amigos que los hombres y difunden más fotografías personales.

En casi todos los casos, difunden fotos de sus casas, lo cual no sería un factor de riesgo por sí mismo sino en relación potencial con el resto de los datos publicados.

El celular resulta ser un distractor académico y otro medio de exposición de datos e imágenes personales.

En el estudio sobre los significados e implicaciones del protagonismo sexual en internet, realizado en varias provincias de Colombia, se encontró que en la circulación de datos, el protagonismo sexual está presente en los jóvenes, como medida para mantener el estatus entre los amigos; por ello resulta común presenciar escenas de peticiones de quitarse la blusa y dejar ver. De esta manera algunas personas son víctimas de la circulación de materiales íntimos en las redes, aunque también hay quienes están conscientes de que usan internet para la promoción sexual.
.
Memorándum de Montevideo

Durante la presentación del “Memorándum sobre la Protección de Datos Personales y la Vida Privada en las Redes Sociales de Internet, en particular de Niños, Niñas y Adolescentes”, mejor conocido como el Memorándum de Montevideo, documento dirigido a todos los países, se hicieron recomendaciones genéricas ante los riesgos del uso indiscriminado de la tecnología.

Para dimensionar la problemática en México se ofrecieron algunos datos: la explotación sexual ocupa el tercer lugar en la lista de delitos cibernéticos. La pornografía infantil tenía en 2004 72 mil sitios en tanto que para 2006 existían ya 100 mil. Señaló Lujambio que estas cifras nos colocan entre los países que está enfrentando de manera más grave este problema.

El Memorándum hace algunas recomendaciones en materia de educación, entre los cuales se encuentran: educar sobre el uso responsable y seguro de internet y las redes sociales digitales a través de la promoción de aspectos positivos, el uso responsable de seudónimos como medio de protección, para resguardar su identidad, y el énfasis del respeto a la vida privada, la intimidad y el buen nombre de terceras personas.

En el mundo aumenta la violencia en las escuelas

.

Entre enero de 2007 y julio de 2009, se registró un aumento de la violencia política o religiosa en contra estudiantes, maestros y funcionarios escolares, según lo reportó este día la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) en su publicación “Educación bajo ataque 2010” (Notimex, publicado: 12/02/2010 13:30).

El autor del estudio, Brendan O’Malley, subrayó que entre los países en los que se produjeron ataques de gran intensidad incluyen Afganistán, Colombia, la República Democrática del Congo, Haití, India, Irán, Iraq, Nepal, Pakistán, Tailandia, Somalia, Sudán y Zimbabwe, entre un total de 32 naciones.

En lo que se refiere a México, los ataques están perpetrados por grupos ligados al narcotráfico, al igual que en otros países de América Latina como son Argentina, Brasil, Colombia, Guatemala, Honduras y Venezuela

En aquellos lugares en los que se libran guerras contra los traficantes de drogas, con frecuencia las fuerzas de seguridad invaden las escuelas controladas por pandillas de narcotraficantes y se desarrollan allí su batalla. Ese es el caso particularmente de México y Brasil.

El caso es alarmante, tanto que en algunos países ir a la escuela es una actividad en la que la vida corre peligro.

El autor del informe también señaló que las actividades sindicalistas son peligrosas en algunos países como Colombia y Honduras, en donde ocurren asesinatos de profesores y alumnos debidos a sus actividades sindicalistas.

El autor del estudio señaló que una de las causas por las que se registran ataques es el reclutamiento de niños para usarlos como soldados y niñas para explotarlas sexualmente. Para señalar algunos datos, la cifra de niños soldados, se estiman en 250.000 en todo el mundo. El intento de reclutamiento de menores cuando iban a la escuela ocurrió en 18 países.

El organismo aceptó que hay pocos estudios respecto a temas como la forma en que la violencia afecta la educación, en qué medida los niños son disuadidos de asistir a la escuela o cuánto se dificulta reclutar nuevos maestros.

El reporte señala que durante la última década en Colombia han muerto 360 maestros, 342 han sido amenazados, 50 viven en el exilio y 25 han sido «desaparecidos».

La violencia y la educación

.

Según los datos dados a conocer por la prensa en los últimos días, enero es el mes en que más asesinatos ha habido en México. Desde que empezó la llamada lucha contra el narcotráfico, se reportan 15 mil asesinatos en los últimos tres años, todos ellos relacionados con el crimen organizado.

En este ambiente de violencia, llama la atención un caso extremo: el de los asesinatos ocurridos en Ciudad Juárez (ciudad más peligrosa del mundo). Como es sabido, en una fiesta de cumpleaños en donde estaba un grupo de adolecentes celebrando, llegó un comando y simplemente abre fuego contra los presentes, matando a 16 adolescentes y 2 adultos.

En los periódicos hay relatos de lo sucedido, sin embargo no hay una explicación clara del por qué ocurrió. ¿Por qué los sicarios fueron a esa colonia? ¿Por qué se metieron a una fiesta de adolecentes?, sobre todo porque aparentemente los muchachos no tenían problema alguno con el narcotráfico, incluso se ha hablado de que eran estudiantes de excelencia.

Felipe Calderón, el 2 de febrero, señaló: “Probablemente fueron asesinados por otro grupo con el que tenían cierta rivalidad”. Y Fernando Gómez Mont, secretario de Gobernación, cuando se le preguntó “¿Qué mensaje les daría a los familiares de 16 jóvenes masacrados en Ciudad Juárez?”, respondió: “Lo he dicho y lo reitero, sólo sometiéndose a la ley encontrarán respeto a sus vidas y a sus familias. La lógica de matar para no morir es una lógica que está trayendo destrucción y dolor a la gente” (El Universal, 7 de febrero, 2010).

Por su parte, la madre de una víctima declaró durante el entierro: “A mi hijo lo mataron dos veces. La primera, los asesinos. La segunda, el gobierno de Calderón al declararlo culpable nomás porque se le antojó”.

En fin, se desconoce si el responsable de la masacre es el narcotráfico o hubo alguna otra cosa de por medio en los asesinatos en Juárez, hay múltiples interrogantes pero también una certeza, están habiendo fallas muy grandes del gobierno en múltiples sentidos.

En lo que se refiere a la educación, Miguel Ángel Martínez, subsecretario de Educación Media Superior, comentó que en el caso de Juárez “hay una identificación común de problemas en todo el gobierno federal. Hay un diagnóstico que tiene que ver con el conocimiento de los sistemas de reclutamiento y de los climas que favorecen el reclutamiento por parte del crimen organizado; hay una identificación del entorno, hay áreas prioritarias de atención, pero no me toca a mí anticiparme a la expresión de lo que se va a hacer”. (El Universal, 5 de febrero, 2010).

En este clima de violencia e indignación de la sociedad, Martínez dio a conocer el programa Construye T –creado durante la administración de Székely– como parte de la nueva estrategia contra la violencia, de la prevención de adicciones y de las oportunidades de empleo.

Durante la presentación de este programa, el subsecretario reconoció que en el gobierno federal existe una “desarticulación” de esfuerzos para atender las necesidades de educación, empleo y capacitación de los jóvenes, que evite que estén a disposición del narcotráfico y señaló que se requiere articularlos en una “línea política, darles importancia, peso y nivel” (El Universal, 5 de febrero, 2010)

Respecto a estos aspectos de violencia, narcotráfico y jóvenes, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) anunció que iniciará un estudio en México (y otros países) sobre los efectos de los conflictos violentos en la calidad de la educación.

La premisa de la que parte esa organización es que “los conflictos violentos constituyen uno de los mayores problemas planteados al desarrollo que debe afrontar la comunidad internacional”. Además de que ellos generan empobrecimiento, desigualdades y estancamiento económico.

Docentes, fundamentales en la resolución de conflictos

.

Siete de cada 10 alumnos han sufrido algún tipo de violencia, conocida como bullying. Han sido agresores, víctimas o testigos, según los resultados de la Encuesta sobre violencia en las escuelas del Distrito Federal (La Jornada, 4 de diciembre de 2008).

El estudio fue realizado por la Secretaría de Educación del D. F. y la Universidad Intercontinental en 29 planteles, donde se trabajó con 3 mil 480 alumnos, personal de las instituciones educativas y padres de familia.

Áxel Didriksson, secretario de Educación en el Distrito Federal, señaló que en los últimos 15 años, la violencia –en sus diferentes versiones: verbal, física, sicológica y sexual–se ha agravado entre estudiantes de primaria y secundaria públicas. Una de las principales razones del incremento, según el funcionario, es la legitimación que la violencia tiene en el hogar y en los medios de comunicación, donde se “glorifica y se valora de forma muy positiva la agresión, ubicándose como un acto heroico, convirtiéndose así en un modelo natural de relación interpersonal” (Idem).

Según el reporte, el avance de la tecnología ha derivado también en la creación de un ciberbullying, en el que a través de internet, programas de chat, videos y blogs se intimida y amenaza a los estudiantes.

Se destaca que la violencia verbal –mediante insultos, descalificaciones y apodos –no sólo es la más común, sino que además es aceptada en tanto se considera broma y/o parte del juego. A este tipo de violencia le sigue la física: las patadas y los golpes.

Los espacios privilegiados para ejercer o ser objeto de agresión son el salón de clases y el recreo. Según Didriksson, a diferencia del pasado, cuando era “a la salida” de clases.

El próximo mes se dará a conocer una propuesta para evitar que la problemática continúe avanzando, principalmente en la secundaria, donde se ha agravado.

En esa propuesta habrá que tomar en consideración la participación de los docentes en la solución de los conflictos. En Argentina, se ha observado que los conflictos en la escuela se reducen a la mitad cuando los maestros se involucran (los datos fueron obtenidos de La voz del Interior, Córdoba, Argentina, miércoles 9 de abril de 2008).

Una encuesta a 60 mil alumnos de todo el país, realizada por el Ministerio de Educación de Argentina, el Observatorio de la Violencia en las escuelas y la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM), reveló como uno de los principales hallazgos que la intervención de los adultos en la solución de conflictos de convivencia en las escuelas es muy elevada.

Según el estudio realizado a jóvenes de entre14 y 18 años –donde el 55 % fueron mujeres y 75 % estudiantes de escuelas públicas–, cuando el docente está al pendiente de los alumnos, los casos de agresión sin lesiones, se reducen a la mitad. Este indicador incluye la reducción de la violencia verbal entre compañeros: insultos, ignorarlo, ridiculizarlo, rechazarlo, robarle o romperle pertenencias, entre otras cosas.

Por otra parte, situaciones que se registran con poca frecuencia, como amenazas o lesiones entre compañeros o robo con violencia física o con amenazas, se reducen a una tercera parte cuando hay intervención de un adulto.

Los resultados muestran, también, que las situaciones en que se producen golpes y amenazas verbales se reducen a la mitad.

Las peleas a golpes entre compañeros, aquellas en las que es difícil identificar a la víctima y al victimario, también bajan significativamente cuando los adultos que laboran en la escuela intervienen.

El 35 % de los alumnos que participaron en alguna pelea con violencia física con compañeros lo hicieron bajo la ausencia de la mirada adulta. Mientras que el índice cae al 18.2 % cuando un docente interviene.

Incluso el llevar armas a la escuela es mínimo cuando existe la intervención de los adultos en la escuela. Se reducen a una cuarta parte cuando hay control de los docentes respecto a cuando no lo hay.

Según la opinión de los alumnos encuestados, el buen trato entre los compañeros también ayuda a solucionar los conflictos, aun en los casos en que los adultos no intervengan. Sin embargo, la encuesta muestra que cuando el docente interviene, mayor es el porcentaje de estudiantes que percibe buen trato de sus compañeros.

Formas de violencia

La forma de violencia más habitual es el rompimiento de útiles u otros elementos que se llevan a la escuela. Más de una tercera parte de los alumnos dice haber sido víctima de ella.

Siguen en importancia los gritos, las burlas y los insultos (entre 12 y 15 % de los alumnos dicen haber pasado por esas situaciones). En última instancia, se ubica el haber sido hecho a un lado por parte de los compañeros, aspecto que sólo se señala en un 7 % de los casos.

En México se cuenta con el estudio “Disciplina, Violencia y Consumo de Sustancias Nocivas a la Salud en Escuelas Primarias y Secundarias de México”, del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) que no se refiere directamente a si la participación de los docentes disminuye o no la violencia en los alumnos, sin embargo en él se puede constatar que la percepción que los alumnos tienen de la disciplina en la escuela disminuye la violencia, cuando los jóvenes notan que sus escuelas son estrictas.

Aunque la violencia disminuye conforme se incrementa la disciplina, cuando ésta es muy estricta, la violencia es mayor. Es decir, las escuelas no deben estar en ninguno de los dos extremos: indisciplinada o autoritaria.

Este fenómeno posiblemente se explica porque cuando los estudiantes perciben que las normas disciplinarias son claras y se aplican –lo que se entendería por una disciplina estricta– tienen mayor conciencia de lo que está permitido y lo que no está permitido hacer; en cambio, cuando la disciplina es muy estricta, puede ser que los alumnos perciban que las normas son exageradas e irracionales.

Dado que el espacio privilegiado para ejercer o ser objeto de agresión, entre los jóvenes mexicanos, es el salón de clases y como hasta este momento no existe información oficial disponible que explique el comportamiento de los alumnos con la participación de los docentes, el tema queda pendiente y es importante investigar.

La escuela: medio para prevenir el suicidio infantil Parte II

.

¿Qué impulsa a una persona al suicidio?

Más de 4 de cada 10 de hombres y mujeres que intentaron quitarse la vida, lo hicieron por problemas familiares, siendo ésta la primera causa de suicidio, según investigadores de la UNAM. En segundo lugar están los problemas amorosos y los conflictos entre amigos.

Los medios más utilizados fueron: en primer lugar la estrangulación, reportada en 7 de cada 10 actos; el uso de arma de fuego en vivienda, se reporta como segunda causa en 28 de las entidades federativas para llevar a cabo la acción auto destructiva; la excepción se dio en Chiapas, Tabasco, Veracruz y Yucatán, donde el ingerir veneno ocupó el segundo lugar en importancia.

Un suicidio cada 40 segundos

Dado los altos índices de suicidios y escasa información sobre las causas, en varias partes del mundo se han creado redes de suicidólogos, son psicólogos, psiquiatras o terapeutas. Algunos miembros de estas redes aseguran que cada segundo en algún país del mundo un ser humano trata de suicidarse, y cada 40 segundos alguien cumple su propósito.

Según las experiencias compartidas, en la mayoría de los países europeos el número de suicidios es mayor que el número de muertes por accidentes de tránsito. Las tasas más altas de suicidios se registran en el Báltico, Rusia y Finlandia.

Con la evolución de la tecnología, los expertos aseguran que ésta puede ser utilizada en actos suicidas. Por ejemplo, Internet podría contribuir a prevenir esta causa de muerte; sin embargo, se comprobado que es empleada hasta para realizar pactos suicidas.

¿Enfermedad curable?

El suicidio es un problema de salud que no se cura, sólo se controla; aunque 60% de los pacientes que se someten a tratamiento no lo terminan.

En los hospitales del IMSS quienes más recurren a tratamiento son los adultos; sin embargo, cuando los especialistas hacen las valoraciones correspondientes detectan que los primeros intentos de suicidio se registraron en la niñez o adolescencia.

Alejandro Córdova, presidente de la Asociación en Salud Mental del IMSS, señala que durante la infancia, la violencia en el entorno del menor (calle o escuela) es un factor importante para crear individuos con tendencias suicidas, más si se repite en el hogar.

El otro extremo es el de niños dependientes, los cuales reaccionan con excesos por frustraciones relacionadas conflictos interpersonales o amorosos; esto se debe prever cuando un niño es explosivo o intolerante.

Córdova, especialista en psiquiatría, indica que el televisor y los videojuegos tienen un papel importante en la formación del trastorno, pues las series, caricaturas y telenovelas establecen como valor la violencia y ésta será empleada no sólo contra segundas personas, sino contra sí mismo.

Los cambios en los niños

El proceso suicida sigue cuatro etapas: ideación suicida, amenazas, intentos y suicidio consumado.

Algunas características en los menores con riesgo a desarrollar trastornos que han sido detectadas por psiquiatras son: cambio en la apariencia, por ejemplo utilización de colores oscuros; descuidan el aseo personal.

El académico de la Facultad de Psicología de la UNAM, Andrés Alcántara Camacho, dio a conocer un estudio en donde muestra que 4 de cada 10 de los jóvenes pertenecientes a la tribu emos son suicidas en potencia, pues presentan un perfil psicológico depresivo.

Hay señales tempranas que no debieran ignorarse. Pueden regalar sus posesiones más preciadas, decir adiós a los amigos, desinteresarse de su seguridad, ausentarse de la escuela durante periodos largos.

Los maestros pueden ser las primeras personas en la vida de los niños que reconozcan su petición de ayuda.

Si sospecha que un alumno tiene ideas suicidas, tómelos en serio. Haga preguntas directas como ¿planeas lastimarte? ¿estás muy triste? , hágalo con tranquilidad. Contacte a personal profesional de la salud en su escuela (enfermera, trabajador social, consejero, etc.) o en otras instituciones. Brinde asistencia competa.