Publicaciones etiquetadas ‘SEP’

Alumnos reprobados en primaria le cuestan a Puebla 306 millones 724 mil 190 pesos

.

La Secretaría de Educación Pública (SEP) invirtió 8 mil 806 pesos por alumno en primaria durante el 2007, mientras que para 2008 el gasto fue de 8 mil 889 pesos por cada alumno de primaria, según datos presentados en el Panorama Educativo de México, Indicadores del Sistema Educativo Nacional 2008, del Instituto Nacional para la Educación (INEE).

Según los datos estadísticos de la SEP en Puebla, para el ciclo escolar 2007-2008 se tuvo una matrícula total en primaria de 802 mil 466 alumnos y el porcentaje de reprobación fue de 4.30, lo que equivale a 34 mil 506 estudiantes poblanos de primaria reprobaron. Lo anterior significa que estos alumnos le costaron al presupuesto de la SEP estatal un total de 306 millones 724 mil 190 pesos.

Fuente: Secretaría de Educación Pública del Estado de Puebla

El costo por alumno es obtenido de dividir el presupuesto total (que incluye pago de maestros, mantenimiento de escuelas, materiales, equipos escolares, etc.) entre la matrícula total de alumnos.

En el país el gasto en educación por alumnos reprobados y desertores de educación básica representa poco más de la mitad del presupuesto que este año se dará a 5 millones de familias a través del programa Oportunidades.

En Puebla, como en el resto del país, la reprobación mantiene una tendencia a la baja, aunque al incorporar una mayor cantidad de niños al sistema educativo también aumentan las cifras absolutas de repetidores.

Según lo reportado por el INEE la inversión que México, que año con año aumenta, hace que el costo de reprobación y abandono también sea mayor.

SEP niega convenios con empresas que venden comida chatarra en las escuelas

.

La Secretaría de Educación Pública (SEP) niega tener convenios con empresas que venden comida chatarra en las escuelas a cambio del financiamiento de programas como “Vive Saludable Escuela” y “Movimiento Bienestar”.

Según expertos (del área de la salud y campos afines) los alimentos que se venden en las escuelas son un factor de riesgo en la epidemia de obesidad que hoy viven los niños en México. Por esa razón El Poder del Consumidor, una asociación civil, ha insistido en su demanda de que la comida y las bebidas chatarra dejen de venderse en las instituciones.

La organización ha criticado sistemáticamente los convenios suscritos entre la SEP y las empresas que fabrican productos chatarra, bajo el argumento de que las compañías que “ayudan” a las escuelas, en realidad buscan controlar el mercado de alimentos en los planteles, lo que incide en la definición de hábitos alimentarios de los menores.

Por esta razón El Poder del Consumidor solicitó, a través del Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI), que la SEP diera a conocer los términos de los convenios suscritos con las empresas Coca-Cola, Pepsico y Bimbo entre los años 2000 y 2008.

A esta solicitud, la SEP respondió que no tiene nada relacionado con esos acuerdos. Por lo que la asociación solicitó la intervención del propio IFAI, quien demandó esa información a la secretaría. La respuesta fue la misma. Todo indica que la SEP ha decidido ocultar la información relacionada con esos acuerdos que pusieron a millones de niños de entre 6 y 13 años de edad a disposición de las empresas de comida y bebidas chatarra.

La asociación civil recuerda el comunicado de prensa del 19 de septiembre de 2007, en el que criticó que la propia SEP abanderara el programa “Vive Saludable Escuela”, de Pepsico, pues de esa manera la SEP ponía a las escuelas a disposición de esa productora de refrescos y botanas, y convertía los centros escolares en el campo de batalla entre esa empresa y Coca Cola (con su campaña “Movimiento Bienestar”), ya que ambas buscaban dominar los hábitos de consumo en el mayor número de escuelas.

La organización argumenta la existencia de imágenes y cobertura mediática de ese abanderamiento, pero hoy la SEP dice que no hay registros.

Además, El Poder del Consumidor obtuvo una presentación de Coca-Cola explicando su campaña “Movimiento bienestar”. En esa presentación, la empresa muestra claramente que su principal intención era impulsar una campaña de mercadotecnia entre niños menores de 12 años, a pesar de su compromiso internacional de no hacer semejante cosa.

La organización protestó en las oficinas de la SEP con una Sana Zanahoria y Sana Manzana, demandando la salida de la comida chatarra y cuestionando ¿cuánto vale la salud de los niños?, pero de todo eso la SEP no tiene memoria.

Por último, El Poder del Consumidor ha solicitado al IFAI que retome el caso, ante la posibilidad de que el equipo de la anterior titular de Educación, Josefina Vázquez Mota, ocultara los documentos con los compromisos contraídos entre esa dependencia y las empresas. Ahora resta esperar la respuesta de la SEP.

Bachillerato, nivel con mayor abandono escolar en Puebla

.

La deserción en el bachillerato es un problema en Puebla, 10 de cada 100 alumnos que se inscriben en este nivel abandonan la escuela.

El abandono escolar es uno de los problemas más graves que enfrenta la educación media superior en el país, no sólo en Puebla, llega a alcanzar hasta 40 % de los estudiantes.

Las causas de deserción son diversas: entre las principales destaca que más de una tercera parte de alumnos reprueba en el en el bachillerato, lo que motiva el abandono de las clases.

Otra causa de deserción que ha sido identificada en diversos estudios es la necesidad de dejar los estudios por tener que cuidar a algún familiar, así como la falta de ingresos de la familia y en consecuencia la incorporación al mercado laboral.

Asimismo, la Secretaría de Educación Pública (SEP) ha aceptado que el abandono de los estudios, por parte de los alumnos del bachillerato, se debe a que no se sienten satisfechos con lo que están aprendiendo en las aulas.

El subsecretario de Educación Media Superior de la SEP, Miguel Székely Pardo, señaló que 40 % de los jóvenes que cursan bachillerato desertan en el primer y segundo año no por causas económicas sino porque los programas de estudio no responden a sus intereses y necesidades. Además agregó que el bachillerato es el nivel de estudios de mayor deserción entre los estudiantes en el país (El Financiero, 9 de junio de 2009).

En Puebla, a semejanza de lo que ocurre en el país, el problema del abandono de estudios en el bachillerato es mayor que el registrado en primaria y secundaria:

En primaria sólo 1 de cada 100 alumnos abandonan los estudios, en secundaria 5 de cada 100 y en bachillerato lo hacen 10 de cada 100 alumnos, es decir que el promedio de alumnos que abandonan la escuela se duplica de secundaria a bachillerato.

Al problema anterior hay que agregar que acceden a este nivel solamente 64 de cada 100 muchachos que están en edad de cursar el bachillerato. De esta manera se puede decir que se está dejando sin educación de este tipo a 46 de cada 100 (sumando falta de cobertura y deserción).

Como se observa, la situación de la cobertura se agrava cuando se avanza en los grados de estudio.

Juan Ramón de la Fuente, ex- rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), hace algún tiempo señaló que para resolver el problema de la deserción (en nivel medio superior y superior) hay que explorar y fortalecer los sistemas de educación a distancia, como un camino para lograr la cobertura y deserción.

Insuficiente cobertura en educación superior

.

Odiosas comparaciones: al menos 20 años de rezago en cobertura

México tiene un rezago superior a 20 años en la cobertura de educación superior, comparada con países de la región que tienen un desarrollo similar, según lo señaló la Secretaría de Educación Pública (SEP), a través del subsecretario de ese nivel, Rodolfo Tuirán.

El funcionario resaltó que si en 2012 el país llega a la meta de 30 % de cobertura, en 2020 se alcanzará el nivel de Chile, que cubre al 45 % de su población en edad de estudiar la universidad y en 2030 el de Argentina que atiende al 60% de jóvenes. Lo anterior equivale a decir que hay un rezago de 22 a 23 años.

El total de la matrícula de educación superior, el 93% está en licenciatura, sin embargo los posgrados representan, cualitativamente, una parte muy significativa de ese nivel.

En Puebla, durante el ciclo escolar 2007-2008 en las 225 Instituciones de Educación Superior (IES) se atendieron a 159 mil 941 estudiantes, lo que equivale a tener una cobertura, en este nivel, del 30.10 %, cinco puntos porcentuales por arriba del promedio nacional.

Si bien la cobertura estal es mayor a la nacional, ésta sigue muy lejos de lo óptimo.

El rector de la UNAM, José Narro Robles, en un discurso pronunciado a principios de este mes de junio con motivo de la inauguración de las actividades del año 50 de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), subrayó que la pobreza, la injusticia y los enormes contrastes sociales entre la población mexicana sólo se resolverán mediante “una cirugía mayor”, la cual implica cambios profundos en los esquemas y más inversión en el sector educativo, en particular en el nivel superior y en la investigación.

Señaló enfáticamente que sin un buen desarrollo en educación superior, sin un sistema sólido, fuerte y estable en ciencia y desarrollo tecnológico, no puede haber un verdadero desarrollo (La Jornada, 3 de junio).

En el mismo evento, Tuirán no sólo ratificó lo señalado por el rector, sino que además agregó los siguientes datos: 60 % de los jóvenes con un nivel económico alto estudia una carrera universitaria, mientras que sólo 5 % de los jóvenes de entre 19 y 23 años en situación de pobreza acceden a estudios universitarios. Lo que ejemplifica claramente la desigualdad existente en este país.

La cobertura es sólo una parte de la problemática de educación superior, además hay que agregar la calidad de ésta. Según el reporte global de competitividad 2008-2009 México se ubica –respecto a 134 naciones– en las siguientes posiciones: lugar 127 en matemáticas y ciencias, 105 en disponibilidad de científicos e ingenieros y 79 en la calidad de las instituciones de investigación.

Lo que los padres de familia deben saber antes de inscribir a sus hijos a la preparatoria

.

Ante los próximos procesos de admisión para el nivel medio superior, de instituciones públicas  y privas en el estado, algunos padres se preocupan por inscribir a sus hijos en una escuela segura, es decir, que ofrezca la mejor oferta educativa y que tengan el reconocimiento, de los organismos competentes, para su funcionamiento.

Según las estadísticas de la Secretaría de Educación Pública (SEP) de inicio de curso 2007-2008, en Puebla se tienen registrados mil 102 bachilleratos generales, de los cuales 323 son privados y 58 bachilleratos tecnológicos, 21 de ellos privados.

Ante la presencia de tan grande cantidad de instituciones privadas de educación media superior ¿cómo estar seguros de que la preparatoria o bachillerato del interés de sus hijos cuente con Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios (RVOE)?

Los RVOE son registros para garantizar que la educación impartida por particulares sea de calidad. Ellos son expedidos por el Gobierno Federal, a través de la SEP –esta última, con la facultad también de revocarlos.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), en un artículo titulado Brújula de compra, recomienda observar los siguientes pasos:

  • 1.Solicitar al plantel la clave de incorporación a la SEP.
  • 2.Verificar que el RVOE corresponde al bachillerato o carrera en la que se inscribió. Esto porque una institución puede tener un bachillerato o varias carreras y, por tanto se necesitan este reconocimiento por cada uno.
  • 3.Se pueden comprobar dichos datos en el Sistema de Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios (http://www.rvoe.sems.gob.mx), el cual permite consultar todos los planteles privados, en el país, que ofrecen carreras con RVOE y el estatus con el que cuenta. Es decir, que si no se encuentra una institución en la lista es que no cuenta con dicho registro.

Además de este sistema, también se puede solicitar información en el teléfono número (01-55)-3601-1000 extensiones 18566 y 18526 y en rvoe@sems.gob.mx.

Los requisitos para que un particular obtenga un RVOE son:

1.-Cumplir con la normatividad nacional (artículo 3o. de la Constitución y la Ley General de Educación).

2.-Cumplir con los planes y programas de estudio que la SEP autorice.

3.-Proporcionar un mínimo de becas en los términos de los lineamientos generales.

4.-Contar con:

  • a.Personal que acredite la preparación adecuada para impartir educación y, en su caso, satisfagan los demás requisitos a que se refiere el artículo 21;
  • b.Instalaciones que satisfagan las condiciones higiénicas, de seguridad y pedagógicas que la autoridad otorgante determine. Para establecer un nuevo plantel se requerirá, según el caso, una nueva autorización o un nuevo reconocimiento, y
  • c.Planes y programas de estudio que la autoridad otorgante considere procedentes, en el caso de educación distinta de la preescolar, la primaria, la secundaria, la normal, y demás para la formación de maestros de educación básica.
  • d.Facilitar y colaborar en las actividades de evaluación, inspección y vigilancia que las autoridades realicen u ordenen.

Aunque la mayoría de instituciones educativas que se encuentran funcionando cumplen con los requerimientos, por tanto su situación es regular, existen otras que no cumplen con sus obligaciones y, por ello la SEP revocó 172 permisos a 93 escuelas de 11 estados de la República distribuidos de la siguiente manera:

Así que si se tiene el conocimiento de que el personal de la escuela de interés no cuenta con capacitación, las instalaciones no son las adecuadas, funcionan en casa-habitación; ya es motivo para dudar de su reconocimiento y es necesario consultar el catálogo.

Alumnos poblanos de primaria y secundaria presentarán la prueba Enlace

.

Cerca de un millón 200 mil alumnos poblanos de primaria y secundaria presentarán la prueba de Evaluación Nacional de Logro Académico (Enlace), del 23 al 29 de abril, según lo dio a conocer la Secretaría de Educación Pública (SEP) en Puebla en el boletín publicado este 19 de abril.

El documento señala “Cabe recordar que serán evaluados alumnos de todos los grados de nivel primaria y secundaria en 7 mil escuelas en el estado”, sin embargo a nivel nacional la SEP federal (en su portal de internet) anotó que como todos los años será aplicada de tercero a sexto de Primaria y Secundaria.

Enlace es una prueba censal, es decir que se aplica en todas las escuelas a nivel nacional (lo que la hace única en su tipo en México), y se aplica anualmente desde el 2006 a los alumnos de tercero a sexto de Primaria y tercero de Secundaria, en escuelas públicas y privadas. La novedad para este año es la ampliación de su cobertura a los tres grados de secundaria.

En su primera edición se evaluaron las asignaturas de Matemáticas y Español como básicas. En 2008, además de las básicas se incluyó Ciencias Naturales como adicional. En este año será Formación Cívica y Ética, en el 2010 Historia y en el 2011 Geografía. Se planea que para el 2012 se reinicie el ciclo con Ciencias Naturales.

La aplicación de Enlace del año pasado se extendió a la educación media superior, al evaluar a alumnos del tercer grado de Bachillerato (quienes en este año respondieron la prueba en los primeros días de abril).

La finalidad de esta prueba es valorar el resultado del trabajo escolar, es decir medir conocimientos y habilidades definidos en los planes y programas oficiales. Los resultados están clasificados en los niveles de «insuficiente», «elemental», «bueno» y «excelente».

Los maestros aplicarán la prueba Enlace a grupos de alumnos que no son los suyos, bajo la supervisión de los padres de familia, observadores ciudadanos y coordinadores de aplicación, quienes trasladan los materiales y levantar las actas del proceso.

Los resultados de la aplicación 2009 se darán a conocer en la última semana de agosto, en la página de internet de la SEP federal www.enlace.sep.gob.mx.

Para este año, la SEP tuvo que posponer la prueba en Aguascalientes (se aplicará en mayo) y Tabasco (se aplicará en junio). Para estas entidades se elaboró un examen diferente a los que se aplicarán esta semana, a fin de que no haya alguna filtración de datos.

En Michoacán, a pesar de tener los materiales listos para la realización de la evaluación, los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación señalaron que no dejarán aplicar la prueba. En esa entidad nunca se ha realizado esta evaluación.

En el estado de Puebla, el representante de los maestros disidentes de la sección 23, Gilberto Maldonado, señaló que pese a las sanciones previstas por la SEP estatal, cerca de 20 mil maestros dejarán de aplicar la prueba, debido a que consideran que forma parte de la Alianza por la Calidad de la Educación (ACE), a la que se oponen.

Desempeño de los alumnos poblanos:

Desde el inicio de la aplicación de esta prueba, Puebla avanzó cinco posiciones, al pasar del lugar 29 al 24. El gobierno del estado ha señalado que se pretende alcanzar el lugar 20 al 15 para el final del sexenio.

En cuanto a los niveles de aprovechamiento, en 2008, casi 50 de cada 100 de los 460 mil alumnos de primaria evaluados alcanzaron el nivel elemental en matemáticas; 23 de cada 100 estuvieron clasificados en el insuficiente, mientras que sólo 4 de cada 100 se consideró excelente.

En secundarias, en la misma evaluación, 53 de cada 100 de los 92 mil alumnos que presentaron el examen fueron clasificados en el nivel insuficiente en matemáticas; 37 de cada 100 en el elemental; mientras que casi uno (0.7) de cada 100 en el excelente.

Fuga de cerebros, fuga de capitales

.

Primera Parte

Anualmente abandonan el país más de 20 mil mexicanos calificados, lo que le cuesta arriba de 100 mil millones de pesos a México, según datos dados a conocer durante el seminario “Fuga de cerebros, movilidad académica y redes científicas”, realizado durante el mes de marzo de este año en la ciudad de México.

En promedio, la mitad de los estudiantes que salen al extranjero a estudiar algún posgrado se queda en esos países, en busca de mejores ofertas laborales, salarios más elevados y mejores oportunidades de desarrollo profesional. A lo anterior hay que agregar que en el país priva un ambiente de falta de oportunidades, desempleo, carencia de infraestructura que acoja a esos mexicanos, escasez de plazas en las universidades públicas.

Los principales destinos de los emigrantes al extranjero, lo constituyen los Estados Unidos y Europa:

Por cada cinco personas con maestría y tres con doctorado que están en México, hay un mexicano en Estados Unidos y las tendencias indican que las cifras irán en aumento.

Según el subsecretario de Educación Superior, Rodolfo Tuirán Gutiérrez, la fuga de profesionistas mexicanos -aproximadamente 575 mil- cuestan al país la cuarta parte del presupuesto que se destina a la Secretaría de Educación Pública (SEP – 438 millones de pesos) y es cuatro veces mayor al presupuesto asignado a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM- 24 mil 337 millones 73 mil 934 pesos).

Los costos se calculan bajo la premisa de que un estudiante en México cuesta anualmente 45 mil pesos en una institución pública de estudios superiores (y una carrera tiene una duración promedio de cuatro años), a esta cifra hay que agregar los gastos de la educación básica y media superior.

Eso significa que el costo, por más de medio millón de profesionistas en el extranjero, es de unos 103 mil millones de pesos.

Así que la “fuga de cerebros” representa la pérdida de la inversión (capital económico) hecha en la formación de esos estudiantes, pero además constituye una fuga de capital humano también importante para el desarrollo del país.

Recientemente, con el fin de conocer el tamaño de la fuerza científica del país, se han realizado algunos estudios que miden el número de científicos activos, de proyectos en marcha, de publicaciones, de estudiantes graduados, entre otros; los resultados sólo ratifican lo ya sabido: México no invierte lo suficiente en ciencia.

Mientras en México sólo hay una persona trabajando en ciencia y desarrollo por cada 10 mil habitantes, en Alemania hay 20, en Japón 36, en Israel 40 y en Estados Unidos 42. Lo anterior puede ser leído que un científico mexicano es 20 veces más importante que en Alemania ó 42 veces más importante que en Estados Unidos.

Por lo anterior, podría suponerse que los científicos deben ser una prioridad y por tanto el problema de la “fuga de cerebros” ser atendido por las instancias gubernamentales a las que les compete, además de esperarse que los académicos llamaran la atención de las autoridades de México a resolver este urgente problema; pero la realidad es que esto no es así.

La política de México ante el problema de la “fuga de cerebros” ha transitado de la falta total de reconocimiento de su existencia al desdén por él. Sin embargo, el problema no sólo existe desde hace muchos años, sino que amenaza con acrecentarse.

Magdalena Fresán, rectora de la UAM-Cuajimalpa, señaló en el seminario, que es necesaria una política de migración y de atracción, porque en una década habrá un relevo generacional en la planta académica en las instituciones educativas, debido a que en la actualidad el promedio de edad de sus investigadores es de 55 años.

¿Tolerancia y respeto?

.

Salgado Cuevas, Director General de Secundarias Técnicas, quien en el boletín de la Dirección de Comunicación Social de la SEP se identificó como representante de Vázquez Mota, en un acto público realizado el domingo 1 de marzo señaló:

Hoy es fácil que se desintegre el núcleo familiar por muchas razones y, al mismo tiempo, que se reconozcan y se toleren con gran facilidad y sin fundamento otras formas de unión, con las consecuencias graves en el plano educativo.

Ante tales palabras, la reacción de la prensa no se hizo esperar y Vázquez Mota tuvo que salir a desmentir a su emisario, expresando que a ningún niño se le debe preguntar en el aula su modo de vida familiar. Resaltó el valor de la tolerancia y manifestó su apego irrestricto al artículo tercero constitucional, que de manera muy clara establece la obligación del Estado de proporcionar educación laica, pública y gratuita.

En su discurso señaló categóricamente que la educación debe ser sin discriminación e incluyente. Cuando los niños ingresan al aula –hoy y siempre en México–, no se le debe preguntar su origen étnico, sus creencias religiosas o la forma de vida en sus familias.

Otro funcionario que se unió a Vázquez Mota fue Luis Ignacio Sánchez Gómez, administrador federal de Servicios Educativos en el Distrito Federal, señalando que la visión expresada por Salgado Cuevas fue desafortunada. Y agregó que en la actualidad es diferente la conformación de las familias, y que la educación debe ser un espacio para todos, no importando religión, color, tendencia sexual o color de piel.

¿Esto es realmente así? ¿Qué tan tolerantes y respetuosos son los estudiantes en México?

Según la 1a Encuesta Nacional de Exclusión, Intolerancia y Violencia en Escuelas Públicas de Educación Media Superior (publicada en 2008), aplicada a una muestra 13 mil 104 casos, representativa a nivel nacional, de estudiantes de Educación Media Superior

Y aunque un gran número de estudiantes encuestados dijo estar en contra de la violencia

Así están las cosas en tolerancia y respeto en este país.

Programas educativos deficientes, advierte el INEE

.

Los programas Enciclomedia, Nacional de Lectura, Escuelas de Calidad, entre otros (de la Secretaría de Educación Pública- SEP), ponen en “evidencia deficiencias importantes” en su manejo, afirma el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) en su Informe 2008: ¿Avanza o retrocede la calidad educativa? Tendencias y Perspectivas de la Educación Básica.

Los programas que se analizan en el informe son:

  • a) Programas centrados en materiales o tecnología
    Red Escolar; Programa Nacional Lectura; Enciclomedia
  • b) Programas centrados en recursos humanos
    Programa Nacional para la Actualización Permanente de Maestros en Servicio (PRONAP); Programa Asesor Técnico Pedagógico (ATP) de Educación Indígena
  • c) Programas con recursos y atención a gestión e innovación
    Programa de Escuelas de Calidad (PEC); Fortalecimiento a la Educación Especial; Programa de Educación Multigrado
  • d) Programas que se proponen atender a grupos vulnerables
    Programa Educación Primaria para Niños Migrantes; Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe); Oportunidades
  • e) Programas de reciente creación
    Sobre gestión-organización-infraestructura; Para poblaciones vulnerables
  • f) Programas de instancias particulares

Los programas que se establecieron para mejorar la calidad de la educación presentan características que los hacen inapropiados, según este estudio:

  • Parecen desordenados y poco consistentes.
  • Persisten, en el sistema educativo, centralismo burocrático y corporativismo.
  • Son numerosos (resultan excesivos) y presionan tanto a las escuelas que ocupan su atención entre varios programas que no son necesariamente congruentes entre sí.
  • Los profesores son distraídos en tareas que no son las esenciales.

Las fallas fundamentales de los programas son debidas a la falta de planeación y evaluación; número excesivo y falta de continuidad. Las Políticas siguen sin focalizar ni dar prioridad efectiva a factores clave.

Esto es en lo que se refiere a los programas impulsados directamente por la SEP, pero a ellos hay que agregar los instrumentados por gobiernos estatales y municipales, que incrementan la carga excesiva que tienen los profesores y que los distraen de sus tareas fundamentales.

El reporte también analiza los programas educativos de atención a la población vulnerable, como Oportunidades (antes Progresa), coordinado por la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) que es el programa más importante del gobierno mexicano para combatir la pobreza, el cual incluye un componente educativo.

La vertiente educativa consiste en becas y apoyo para útiles escolares que se dan a las familias pobres con hijos en edad escolar, en forma condicionada a que los niños y jóvenes asistan a la escuela. Pretende asegurar la asistencia regular y la permanencia de los niños y jóvenes en la escuela hasta la educación media superior. Las becas tienen un monto máximo mensual, en educación básica, de 955 pesos por familia, y el de las becas de educación media superior es de mil 745 pesos. Actualmente se otorgan mensualmente 5.3 millones de becas escolares.

Este programa, frecuentemente evaluado, sólo ha mostrado su efectividad al mejorar la asistencia escolar, aunque de la calidad de la educación nada se sabe.

El estudio concluye señalando que los programas denotan gran esfuerzo del Estado y la sociedad, por lo que es necesaria una política parsimoniosa e integrada, para generar efectos sistémicos y propiciar uso más eficiente de recursos.

…alinear los  procesos que contribuyen a educación de calidad: el currículo, los materiales de instrucción, las formas de organización del sistema educativo, las formas de educar y apoyar el desarrollo profesional de los profesores, las formas de administrar las escuelas y el sistema educativo, las formas de evaluar y las formas en que los profesores facilitan el aprendizaje de los estudiantes, es decir la instrucción y la pedagogía. Será este buen alineamiento el que permite sostener esfuerzos educativos de alta efectividad…

Con estos análisis algo queda muy claro: cada programa debe evaluar el impacto (particularmente en la calidad educativa), antes de ampliar cobertura.

Una mejor educación para los mexicanos, exigencia de la sociedad civil

.

Organizaciones empresariales y civiles demandaron, bajo la denominación de Consejo Ciudadano Autónomo por la Educación, en una carta pública, al Gobierno federal y a las autoridades estatales dar respuesta a siete puntos para que la educación en México sea de calidad para todos.

Organizaciones como el Consejo Coordinador Empresarial, la Fundación Empresarios por la Educación, Mexicanos Primero, la COPARMEX, la CONCAMIN, entre otras, así como investigadores, en su desplegado, publicado el pasado lunes 16 de febrero, exigen:

  • Constituir un padrón único y público que aclare cuántos maestros hay frente a grupo, cuántos de ellos no lo están, cuál es la responsabilidad que cada uno de ellos tiene en sus escuelas. Información necesaria para la toma de decisiones sobre salarios, prestaciones, asignaciones, capacitación y evaluación de maestros de una manera transparente y justa.
  • Garantizar la permanencia del Concurso de Oposición para la asignación de plazas.
  • Evidenciar que los maestros aprobados ya están dando clases y que no se asignarán las plazas ni habrá basificación para quienes no pasen por el concurso.
  • Crear un organismo independiente encargado de la evaluación y certificación de las competencias docentes.
  • Que la independencia y capacidad técnica sean elementos necesarios para asegurar que frente a cada grupo llegará un maestro con las habilidades y conocimientos necesarios para la instrucción a que tienen derecho nuestros hijos.
  • Crear un esquema completo de ingreso al servicio educativo, que incluya el concurso de oposición obligatorio para los directores, supervisores, jefes de sector y asesores técnicos.
  • Crear un sistema de estímulos orientado a la mejora continua y la modificación del Programa de Carrera Magisterial.
  • Establecer, de manera obligatoria, la formación continua de los docentes y su certificación universal y periódica que asegure la calidad de la enseñanza.

Estas exigencias son elementos necesarios para lograr la calidad de la educación a la que los mexicanos tienen derecho. Señalaron además que, “Para su cumplimiento cabal, se requiere que los sindicatos se sumen decididamente a estas prioridades, por lo que también exigimos que la Comisión Rectora se reúna a la brevedad y resuelva aquellas de nuestras demandas que están contempladas en la Alianza por la Calidad de la Educación y que siguen sin concretarse”.

Las exigencias se dan en el marco de las discusiones salariales que la Secretaría de Educación Pública (SEP) y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) sostienen actualmente.

En los comunicados de años anteriores, el Consejo Ciudadano propuso cambios estructurales y presentó sus exigencias como elementos necesarios para lograr la calidad educativa, auque muchas de estas peticiones no han sido atendidas por las autoridades.

En este año el acento se pone en el valor que tiene la docencia: los maestros son el factor crucial de la calidad educativa. La calidad de la educación, sostienen, no cambiará hasta que no cambie la formación y la selección de los docentes, la forma en que se les otorga plaza y se desarrollan como profesionales, se les capacita y evalúa constantemente, se les motiva y reconoce con incentivos ligados al aprendizaje de sus alumnos.

En el comunicado de este año se transita de demandas, como en años anteriores, a la exigencia de la calidad de la educación (el énfasis está en la básica). Además de que en esta carta, seguramente a propósito, ignoran al SNTE.

Un mensaje muy claro de sus exigencias está en su título: “La sociedad toma la palabra”.