Publicaciones etiquetadas ‘SEP’

Un frío regreso a clases

.

La Secretaría de Educación Pública (SEP), con base en información del Servicio Meteorológico Nacional, y siguiendo las sugerencias de Protección Civil y del Sector Salud, ha informado que por lo pronto no habrá suspensión de clases en gran parte del país.

Por su parte, José Ángel Córdova Villalobos, titular de Salud federal, recomendó a la Secretaría de Educación Pública (SEP) retrasar el horario de entrada a las escuelas, principalmente en los niveles de preescolar y primaria, para evitar que los niños se enfermen. De acuerdo con la región geográfica, dijo, los alumnos podrían ingresar entre una a dos horas más tarde a sus salones de clase (El Universal, 8 de enero 2010).

El funcionario consideró que no hay que llegar al extremo de suspender el ciclo escolar a causa de los frentes fríos, porque estamos a la mitad de la temporada invernal. Sin embargo también reconoció que se corre el riesgo de tener un repunte del virus de influenza A H1N1 entre enero y febrero (cuyo último reporte del 5 de enero reportaba registrados 68 mil 600 casos confirmados y 880 defunciones), debido a las bajas temperaturas.

Pidió a los padres de familia no llevar a sus hijos a la escuela si éstos están enfermos y a la población en general seguir las recomendaciones de lavado de manos y cubrirse al estornudar para evitar transmitir el virus, así como abrigarse bien, tomar suficientes líquidos y no exponerse a la intemperie.

Hasta el momento suman 7 estados que decidieron la suspensión de clases, ellos son Durango, Hidalgo, Michoacán, San Luis Potosí, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas, lo que significa que alrededor de cinco millones de alumnos de educación básica deberán quedarse en casa. Además de que Tamaulipas determinó que si a la hora de entrada el termómetro marca tres grados o menos se regrese a los alumnos. (Excelsior, 8 de enero de 2010)

En Puebla, el titular de la SEP, Darío Carmona, confirmó que el día 7 de enero se reiniciarían las clases en educación básica y media superior, a pesar del pronóstico de bajas temperaturas (incluso bajo cero) en la entidad. Esto ha significado que alrededor de 76 mil docentes y 10 mil trabajadores administrativos, de 13 mil 800 escuelas de educación básica reiniciaron las clases.

La SEP federal ha insistido que en cada entidad se toman las medidas correspondientes, de acuerdo con las circunstancias particulares.

La constante del regreso a clases ha sido un marcado ausentismo. En Nuevo León se reiniciaron las clases con 40% de ausencias. En el Estado de México, particularmente en las regiones cercanas a los volcanes Nevado de Toluca e Ixtaccíhualt y Popocatépetl o en municipios serranos de la entidad, el ausentismo fue la constante. En Chihuahua se reactivaron los filtros escolares para prevenir contagio de enfermedades respiratorias. En Querétaro el horario de entrada se pospuso a las 8:30 horas, mientras que en Aguascalientes y Guanajuato los alumnos de primaria podrán ingresar a las 9:00 horas y en secundaria a las 8:00 horas (Idem).

Ante este panorama, tanto las autoridades federales como locales han hecho el llamado a los padres de familia de no llevar a sus hijos a la escuela si tendrán una sobrexposición a las bajas temperaturas debido a que, por ejemplo, deban caminar distancias largas; enviar debidamente abrigados a sus hijos a las escuelas; y no llevar a los niños a la escuela si presentan signos de alguna enfermedad respiratoria.

La SEP se comprometió a apoyar a los alumnos que no puedan asistir a clases para que su aprovechamiento escolar no se vea afectado, aunque no dejó en claro cómo será este apoyo. Además dejó abierta la posibilidad de reconsiderar su postura si la evolución de las condiciones meteorológicas que se presenten en los próximos días se agudiza, para instrumentar las medidas necesarias para salvaguardar la salud de los estudiantes del nivel básico.

¿En dónde están y qué hacen los comisionados?

.

El Senado de la República el año pasado solicitó a la Secretaría de Educación Pública (SEP) información respecto a los maestros comisionados, la cual no se le ha entregado. Por tal razón, ese organismo exhortó a la SEP a que elabore el Padrón Único de Maestros del Sistema Educativo Nacional, a fin de tener control en el manejo de las plazas de docentes. Esto sobre todo porque personas al servicio de la organización social magisterial se encuentran en una condición de comisiones, sin que rindan cuentas o se tenga noticia sobre el tipo de comisión que desempeñan, según marca el documento que expidió el organismo (Excelsior, 11 de diciembre 2009).

El Senado quiere conocer, a nivel nacional, la cantidad de profesores que se encontraban con alguna clase de permiso, con o sin goce de sueldo, y la actividad a la que estaban dedicados en el caso de atender alguna responsabilidad de orden sindical.

La respuesta de la SEP federal únicamente incluyó información de 14 entidades.

La respuesta de las autoridades educativas a esta exhortación se dio durante la 19 Reunión Nacional Plenaria Ordinaria del año 2009 de El Consejo Nacional de Autoridades Educativas (CONAEDU), realizada en la ciudad de México en diciembre. Los secretarios de Educación estatales demandaron al secretario de educación pública, Alonso Lujambio, aclarar ante la Auditoría Superior de la Federación y al Congreso de la Unión que los comisionados del SNTE no se dedican a actividades electorales, sino escolares (El Universal, 17 de diciembre 2009).

Según las autoridades educativas, los comisionados del sindicato no son ni aviadores ni encargados de realizar acciones electorales, como ha sido señalado por senadores.

Los secretarios más interesados en aclarar esta situación fueron los de Chihuahua, Puebla y Tabasco. Su malestar se debe a que según los senadores, es a través de los comisionados por la que las entidades hacen desviación de recursos.

Una demanda hecha por los representantes estatales de educación es aclarar que durante el gobierno de Vicente Fox, ante la escases de plazas de la Federación, se crearon comisiones, por lo cual en el país están como comisionados no sólo los profesores que están en el sindicato, sino también directores de escuelas o los encargados de programas especiales (Escuelas de Calidad, Programa Nacional de Lectura, entre otros).

Alonso Lujambio, junto con las autoridades estatales discutieron las bases para crear un Sistema Nacional de Información del Sector Educativo (SNIE), que implica tener un primer padrón de estudiantes, escuelas y maestros del país.

Según el secretario de educación, la Secretaría de Hacienda y la Oficialía Mayor de la SEP están construyendo un catálogo de funciones que definirá quiénes son los que cobran sin trabajar.

Es una exigencia social transparentar el número de plazas, de maestros y de escuelas; a éstas últimas se destina arriba del 20% de gasto programable.

El Senado ha establecido como plazo límite el último día hábil de julio, para que la SEP tenga un registro actualizado de la totalidad del personal federalizado, por centro de trabajo, con el nombre de cada uno de los trabajadores de la educación.

Considera el Senado que este ordenamiento es insuficiente, se hace necesario conocer detalladamente el número de docentes, clave, adscripción, escolaridad y funciones, entre otros datos.

El Senado reconoce la utilidad que tiene la creación del SNIE en relación con docentes, alumnos, centros escolares e instituciones educativas tanto de la Federación como de las entidades federativas, cuya concentración y adecuada sistematización permita hacer un uso más apropiado y racional de los recursos públicos que se destinan a la educación.

Polémica entre Narro y Lujambio

.

Segunda parte

En la polémica desatada entre el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro, y el Secretario de Educación Pública, Alonso Lujambio, los dos puntos centrales son: la Evaluación Nacional del Logro Académico en Centros Escolares (ENLACE) y la Reforma Integral de la Educación Media Superior (RIEMS).

El caso de la prueba ENLACE, ha sido abordado en la primera parte de estas notas. En tanto que lo que se refiere a la RIEMS, la decisión de la UNAM ha sido de no participar en ella.

El 8 de diciembre José Narro, afirmó que no aceptan la Reforma al Bachillerato promovida por la Secretaría de Educación Pública (SEP) porque no se puede seguir un solo camino en la educación pre universitaria y subrayó que la UNAM tiene una tradición en este nivel de estudios desde 1868 (Reforma, 15 de diciembre, 2009).

La RIEMS, como el resto de las reformas educativas impulsadas por la actual administración de la SEP, no toca los temas de fondo de la deficiente calidad educativa. La principal modificación es modificar algunos términos educativos, sobre todo lo que tiene que ver con las ya famosas competencias; pero hay que recordar que ellas son un enfoque y no una nueva pedagogía.

Son un enfoque que en educación media superior (EMS) puede ser muy reduccionista y esclavizante. Poco en realidad cambia con la RIEMS y el Sistema Nacional de Bachillerato que la acompaña. Ambos encapsulan en lugar de liberar a la EMS. La RIEMS perpetúa la segmentación de estudiantes al permitirles, como siempre, a los educandos de bachillerato general, la profundización de sus disciplinas para una formación liberal, mientras que a los estudiantes de los bachilleratos tecnológico y profesional los predetermina hacia una formación eficientista, como bien lo señala Eduardo Andere (Reforma, 13 de diciembre, 2009).

Los documentos de la RIEMS llevan a confusiones, pues mientras en matemáticas no existen las competencias disciplinares extendidas, en el resto de las disciplinas las competencias básicas y extendidas utilizan un lenguaje muy abstracto. Así, los maestros harán lo mismo que saben hacer, es decir, lo que hacían antes, pero ahora le llamarán «por competencias» (Idem).

En esta polémica también han intervenido algunos otros personajes que difieren con los planteamientos de Narro. La actual directora del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Yoloxóchitl Bustamante Díez (quien asumió el cargo el pasado 12 de diciembre), explicó: «No discrepamos de ese modelo porque de alguna manera podemos decir que cuando la subsecretaría (de Educación Media Superior) empezó a trabajar en este proyecto, el Politécnico fue una de las instituciones consultadas, la cual propuso la manera en que se hicieran las cosas para que ese proyecto se consolidara. Es algo que nosotros ya estamos aplicando desde 2004″ (La Jornada, 16 de diciembre, 2009).

Las posiciones están divididas, pero lo más destacado en esta polémica es que, a diferencia de lo que sucede con la reforma en Educación Básica, una institución tan importante como la UNAM está ejerciendo una fuerte presión sobre la SEP para revisar la reforma en el nivel medio superior.

Polémica entre Narro y Lujambio

.

Primera parte

En los últimos días se ha desatado una polémica interesante entre el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro, y el Secretario de Educación Pública, Alonso Lujambio. La polémica se centra en dos puntos: la Evaluación Nacional del Logro Académico en Centros Escolares (ENLACE) y la Reforma Integral de la Educación Media Superior (RIEMS).

En estas semanas el rector Narro ha reiterado su desacuerdo con la prueba ENLACE y ha descartado la posibilidad de que la UNAM participe en ella. Las cuestiones técnicas juegan un papel importante en el desacuerdo (comparaciones en donde no se pueden hacer) pero sobre todo el punto de diferencia es el uso que hace la Secretaría de Educación Pública (SEP) de los resultados.

Según Narro esta evaluación ha provocado que las escuelas se distraigan en preparar a los alumnos para responder a los exámenes que a su formación, además de que con la propaganda y su utilización en los medios hace creer a la sociedad que ENLACE determinan si una escuela es mejor o peor, sin tomar en consideración otros elementos que son de igual e incluso mayor importancia. Narro señaló: «¿Es comparable un estudiante de una escuela privada, que llega a su escuela en automóvil, que llega después de haber desayunado bien y que… tiene en su casa todos los implementos… con el caso de una preparatoria rural?» (Reforma, 15 de diciembre, 2009).

A juzgar por las declaraciones, parece que la premisa de la que parte la SEP es que los factores de éxito o fracaso están directamente relacionados con las características propias de las escuelas. Si esto no es así, cuando menos lo parece al publicar los resultados a manera de ordenamientos. Organismos como el Instituto Nacional para la Evaluación Educativa (INEE) ha publicado información que muestra que de los factores que menos impactan los aprendizajes son los propios de las escuelas. Esto explica por qué las escuelas privadas, cuyos alumnos provienen de familias con mejores condiciones socio-económicas, son las que obtienen mayor puntuación, es decir los factores de éxito se atribuyen más al contexto del que provienen los estudiantes que a la escuela en la que estudian.

Está claro que la intención del rector Narro es contrarrestar el carácter que la SEP está promocionando a ENLACE como instrumento de alto impacto y con ello se disminuya o elimine su verdadero valor como factor que ayude tanto a las autoridades educativas, profesores, padres de familia y sociedad en general, para conocer la situación de los alumnos y ayudarlos de esa manera en su formación.

Se puede leer en las declaraciones de Narro que ENLACE está causando más daño que beneficio.

Por su parte Lujambio en sus argumentaciones presume que México es el único país en el mundo que realiza una prueba estandarizada y entrega reportes individualizados del desempeño de cada alumno (SEP, diciembre 8, 2009).

Sin hacer mayores averiguaciones, resulta inquietante que ninguno de los países considerados los mejores en educación no hagan tal uso de pruebas y de resultados ¿será que han considerado sus alcances?

En Chile se hace exámenes estandarizados pero los resultados son resguardados por el ejército, seguramente estas medidas tienen que ver con el mal uso de la información.

Algunos otros personajes han participado en la polémica, por ejemplo el presidente ejecutivo del Instituto de Fomento e Investigación Educativa (IFIE), Francisco Mendoza, pidió al rector de la UNAM que no eludiera la realidad, ya que si no se evalúa, no se puede mejorar: «Yo invitaría al Rector a que re evalúe su posición y permita a la sociedad conocer cuál es la situación real de la educación preparatoria que están ofreciendo» (Reforma, 12 de diciembre, 2009).

El 14 de diciembre la SEP, a través del subsecretario de Educación Media Superior, Miguel Székely, respondió al rector de la UNAM que sin la prueba ENLACE seguiríamos actuando en la ignorancia, y consideró que el hecho de que no participe la principal institución educativa de ninguna manera le resta credibilidad a la evaluación, porque en realidad es reflejo de lo que sucede en un país democrático (La Jornada, 15 de diciembre, 2009).

La discusión se centra en cuestionar los problemas de las comparaciones de los alumnos en condiciones diferentes, pero sobre todo por las interpretaciones que la SEP ha hecho de esta evaluación.

Como dijo Heinrich Heine «Donde se queman libros se terminan quemando también personas»

.

Como en épocas del oscurantismo, un grupo de padres de familia ligados a Provida, panistas e integrantes de la asociación «Suma tu voz» quemaron, en la plaza principal de León en Guanajuato, libros de secundaria de la Secretaría de Educación Pública (SEP). Los argumentos que se esgrimen para realizar tal acción son: que tales libros invitan al disfrute sexual, no educan sobre los peligros que implica el uso de anticonceptivos y promueven el condón, entre muchas otras cosas. Califican al texto de perverso. Los manifestantes quemaron libros de Ciencias I, Formación Cívica y Ética II, así como el de Biología de Primer año de Secundaria de la SEP. Este hecho recuerda la historia del surgimiento del nazismo en Alemania, la quema de libros durante la República de Weimar. Suceso histórico que vivió uno de sus puntos culminantes el 10 de mayo de 1933, cuando los estudiantes universitarios quemaron más de 25 mil volúmenes de libros “no alemanes”, marcando así el inicio de un período de censura y control de la cultura.

Los estudiantes de derecha se manifestaron en “contra del espíritu no alemán”. Arrojaron al fuego los libros “no deseados”. En Berlín, aproximadamente 40 mil personas se reunieron para escuchar a Joseph Goebbels decir: “¡No a la decadencia y corrupción moral!, ¡Sí a la decencia y la moralidad en la familia y el estado!” En esa ocasión arrojaron al fuego las obras de Heinrich Mann, Ernst Gläser, Erich Kästner, Bertolt Brecht, August Bebel, Karl Marx, Arthur Schnitzler, Ernest Hemingway y Thomas Mann, entre otros. El movimiento de quema de libros en Guanajuato también se unió para “defender la moralidad de la familia”, exige que regrese el Libro de la Secretaria de Educación de Guanajuato (SEG). Hay que recordar que el gobierno de Guanajuato, en agosto pasado, editó un libro de Biología sin autorización de la SEP. La versión del libro de la SEG tiene modificaciones de los contenidos de sexualidad y salud: establece que la píldora del día siguiente causa cáncer, que la masturbación es un placer egoísta y que la virginidad es un tesoro. Tal libro eliminó, además, las imágenes de los órganos sexuales, basa la educación sexual en el matrimonio, el control natal en la abstinencia, desaprueba la homosexualidad, exalta la labor de las mujeres en el hogar y modifica los conceptos sobre las enfermedades venéreas y plantea los métodos naturales para evitar los embarazos (información de El Universal del 4 de octubre de 2009). Se repartieron cerca de 110 mil ejemplares de esa versión. Después se anunció que serían retirados –a decir del mismo gobierno, se distribuyeron por una falla administrativa– y que los alumnos recibirían el texto de la SEP federal. Sin duda los libros de la SEP tampoco son los mejores en tales temas, se puede estar en desacuerdo con muchos aspectos de lo que se enseña desde el Estado. Por ejemplo, se han hecho muchas críticas con respecto a la enseñanza de la historia a través de los libros de texto; sin embargo no por eso se van a quemar los libros. Lo que se puede hacer es decirles a los alumnos, a los hijos: hay que tomar con cuidado los libros, se trata de la historia oficial y por tanto, tiene sus limitaciones en varios sentidos. Es decir que se puede contrapesar la educación que proporciona el Estado, pero de ahí a quemar los libros públicamente hay una gran diferencia. ¿A dónde nos pueden llevar actos como estos? Esta quema de libros denota un alto grado de intolerancia, que después se puede traducir en otras tantas acciones iguales o más agresivas, porque hoy queman libros, mañana… Pero si es de alarmar este acto, algo semejante resulta del silencio de las autoridades federales sobre este hecho. Además de algunas notas periodísticas al respecto de esta quema, ni las autoridades de la SEP, ni el resto de la sociedad, han emitido reprobación alguna a este hecho.

Falló la prueba Enlace en seis de cada 10 escuelas del estado

.

Seis de cada diez escuelas en Puebla incumplieron con el requisito de aplicar la Evaluación Nacional del Logro Académico en Centros Escolares (Enlace) a más del 80% de sus alumnos y que éstos fueran en un número mayor a 30 alumnos, como lo establece la Secretaría de Educación Pública (SEP), lo que afecta la validez de los resultados de la misma al no ser representativa de la situación de los planteles educativos. Este lunes la SEP dio a conocer los resultados de la prueba Enlace que mide las capacidades de los jóvenes de aplicar conocimientos y habilidades—comprensión lectora y matemáticas— al mundo real. Los resultados de las pruebas son agrupados en 4 niveles de desempeño: insuficiente, elemental, bueno y excelente. En 2009 los planteles que presentaron la prueba en la entidad fueron mil 83, sin embargo las escuelas que cumplieron con las dos condiciones para la representatividad sólo fueron 415 (38.32%), es decir que 668 escuelas (61.66%) hicieron caso omiso a los lineamientos de la SEP y sólo la aplicaron a algunos de sus estudiantes. Los requisitos están especificados en los lineamientos establecidos por la SEP para la aplicación de Enlace, a nivel nacional. Incluso en ellos se recalca la importancia de atender a ellos con la finalidad de obtener un diagnóstico de la situación de cada plantel, lo que no se lograría si se aplicara a unos cuantos alumnos, pues en tal caso la prueba reflejaría la situación de esos estudiantes en particular y no de toda la escuela. A pesar de la obligatoriedad de este requisito, y de que la SEP envió recordatorios oficiales, a todos los planteles del país, 668 bachilleratos poblanos desacataron las disposiciones. De las instituciones que sí cumplieron con los requisitos y no hicieron trampa al sólo presentar el examen sus mejores alumnos, las que obtuvieron mejores resultados al colocar a un mayor porcentaje de sus alumnos en el nivel de excelencia fueron:

«No estamos bien ni en habilidad lectora ni en matemáticas…”

.

Rezago educativo en el bachillerato

De acuerdo con el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Alonso Lujambio, los resultados de la prueba ENLACE muestran un rezago acumulado en el sistema de educación media superior en México.

Al dar a conocer los resultados de la Evaluación Nacional de Logro Académico en Centros Escolares (ENLACE) para el nivel medio superior, Lujambio señaló: «No estamos bien ni en habilidad lectora ni en matemáticas. Es cierto que respecto al año pasado mejoramos ligeramente en matemáticas y que empeoramos ligeramente en habilidad lectora».

Prueba ENLACE mide las habilidades matemáticas y de capacidad lectora de los alumnos del último grado de bachillerato. En el presente año fueron evaluados un total de 814 mil 665 alumnos en habilidad lectora y 804 mil 355 en matemáticas.

A nivel nacional, 17 % de los estudiantes de tercer año registran niveles de insuficiencia en su habilidad lectora, mientras que el 33% muestran un grado elemental.

En matemáticas los resultados son todavía más alarmantes al registrar al 46% de los estudiantes en el nivel de insuficiencia y 35% muestran un grado elemental.

La Prueba ENLACE 2009 demostró que sólo 3.1% de los alumnos mejoraron en su habilidad matemáticas en comparación al años pasado, mientras que 2.4% de ellos redujeron su habilidad lectora al pasar del nivel elemental al insuficiente.

En Puebla la situación no es mejor. En habilidad lectora se observa un retroceso al pasar de 8.2% de alumnos registrados el año pasado en el nivel insuficiente a 14.5% es decir que aumentó 6.3% de alumnos con insuficientes habilidades lectoras en tan solo un año.

En tanto que en habilidades matemáticas no se tuvo mejoría. Se pasó de 44.5% de alumnos con habilidades deficientes a 46%. El aumento de alumnos deficientes fue menos pronunciado pero aún así es una diferencia de 1.5%.

Los resultados de la Prueba ENLACE 2009, correspondientes a la Educación Media Superior, pueden ser consultados en: www.enlacemedia.sep.gob.mx

¡Qué modernización de los materiales educativos!

.

La segunda nota proporcionada por la revista Cero en Conducta está anunciada con la frase ¡Qué modernización de los materiales educativos!, escrita por la profesora Patricia Reyes González que analiza, como ejemplo, el nuevo libro de texto de Español, primer grado.

Crítica a los nuevos libros de texto de educación primaria
Profesora Patricia Rocío Reyes González

Hasta ahora, los libros de texto habían sido uno de los pocos orgullos en nuestra educación básica y un recurso importante para el trabajo docente.
Los que veníamos usando superaron, en mucho a los que teníamos antes de 1993. Ahora los han modificado, pero los nuevos no son mejores en nada. Cambiar para retroceder me parece absurdo.

Para muestra, un botón: el de español para primer grado se limita a una serie de instrucciones ilustradas con caricaturas, aparentemente dirigidas a los alumnos, pero en realidad, ¡es para los maestros! No hay espacios para escribir o ejercicios para reflexionar sobre los temas. Carece de textos literarios o informativos interesantes que motiven a los niños a incursionar en el aprendizaje del lenguaje escrito. No tiene fotografías que reflejen la diversidad cultural y natural de nuestro país. Presenta proyectos de trabajo que implican hablar, escuchar, leer y escribir en el aula, y las actividades que sugiere podrían resultar atractivas, pero para desarrollarlas en el salón no se requiere que cada niño posea las instrucciones o la descripción del “proyecto”, pues con un ejemplar para el maestro habría sido suficiente.

No hay una obra de lecturas, básica para la recreación infantil y para desarrollar diversas actividades en grupo. Con este tipo de textos se garantizaba que los alumnos integraran su propia biblioteca. El nuevo libro pierde su sentido al terminar el ciclo escolar. Por supuesto que los maestros estamos capacitados para trabajar con lo que tengamos a mano para hacer uso de la biblioteca de aula, pero se requiere por lo menos un trabajo de lecturas en común. ¿Para qué gastar tanto en miles de libros de instrucciones?

No hay textos de lecturas, ¡pero sí uno para educación física! El tiempo en la escuela es muy limitado, ¿a qué lo vamos a dedicar?, ¿a leer los libros de instrucciones o a realizar las actividades? Las portadas no invitan a los niños a acercarse. Ojalá puedan verlos, compararlos y manifestar su opinión, y si tengo razón, que alguien evite este retroceso.

(Publicada en La Jornada, 20 de Agosto de 2009)

Asignación de plazas para docentes en Puebla

.

La revista Cero en Conducta envió dos notas para dar a conocer algunas opiniones con respecto a eventos recientes, a continuación se transcriben. La primera que publicamos es de Contracorriente, A.C. (Puebla) en donde reportan los sucesos en la aplicación del examen de ingreso al servicio docente en la entidad.

Nota sobre el examen para nuevas plazas (caso Puebla)

Transparencia Mexicana abortada en Concurso Docente de Puebla 2009
Contracorriente, A. C.

Ayer domingo 16 de agosto del 2009, a las once horas, se realizó en Puebla, en medio de un fuerte dispositivo de seguridad policíaco y sindical el Concurso Nacional para la Asignación de Plazas Docentes 2009 en 11 sedes del estado. El proceso fue controlado de principio a fin por funcionarios de la SEP estatal y por la burocracia sindical del SNTE -con la participación de algunos funcionarios de la SEP federal. De esta manera, en Puebla la observación del proceso por parte de la sociedad civil fue prácticamente inexistente.

Los pocos observadores acreditados por Transparencia Mexicana para realizar tales actividades fueron sistemáticamente acosados y obstaculizados para la realización de sus encomiendas por parte de la representación sindical y/o de los funcionarios de la SEP. No se les permitió, por ejemplo, estar presentes a la hora de la apertura de la paquetería para vigilar que no estuvieran abiertos o saqueados los exámenes con antelación. El ingreso de los observadores de Transparencia Mexicana al Centro Escolar Niños Héroes de Chapultepec ocurrió hasta las nueve y media, cuando ya había sido abierta toda la paquetería por parte del sindicato oficial y la SEP de Puebla. La argumentación de parte del responsable de la sede, el profesor Enrique Ponce de la O –vitalicio funcionario de la SEP– fue que él no estaba enterado que habría observadores del proceso.

Los observadores fueron testigos de que a la sede entraron, de la mano de funcionarios de la SEP y/o el sindicato, sustentantes privilegiados que, a diferencia de la larga fila que esperaba ahí desde temprano, eran mimados con sonrisas cómplices. Las viejas trampas en favor de los sustentantes con influencias o poder económico y político funcionaron puntualmente de nuevo. Cuando por fin los representantes de Transparencia Mexicana pudieron entrar al famoso CENHCH, los paquetes ya habían sido distribuidos entre los aplicadores –personal de confianza de la SEP en su mayoría.

Por otra parte, la observación del proceso debía transcurrir en el aula, en la cual sólo debían estar los sustentantes, los aplicadores y los observadores del concurso. No había pasado media hora desde el inicio del examen, es decir, a las 11:30 horas de la mañana, cuando Enrique Ponce de la O y el representante del SNTE, ordenaron la expulsión de las aulas de los representantes de Transparencia Mexicana. Es decir, prohibieron la observación ciudadana en los términos acordados nacionalmente con el SNTE y la SEP federal. Tampoco se les permitió presenciar el proceso de entrega de exámenes realizados, sobrantes y demás trámites documentales que implica un proceso de esta naturaleza. Y, por si fuera poco, el examen que terminó a las dos de la tarde en el CENHCH, y cuya paquetería debía ser concentradas en las oficinas de la SEP federal, llegó a ese lugar hasta las seis de la tarde –y a esas horas aún faltaban por llegar los documentos de otras dos sedes con los exámenes de los profesores de Puebla capital: ¿qué ocurrió durante esas cuatro horas en las sedes del examen? Sólo los funcionarios de la SEP del estado y el SNTE manejaron los tiempos de esa delicada paquetería. Los representantes de Transparencia Mexicana en Puebla fueron absolutamente marginados del proceso del concurso docente 2009.

Resultado: en ninguna de la sedes de la capital, por lo menos, las actas de cierre del Concurso para la Asignación de Plazas Docentes 2009 llevan estampadas las firmas; es decir, el aval, de los representantes de Transparencia Mexicana como se tenía originalmente previsto. Un triunfo más del cretinismo estentóreo de la SEP y el SNTE de Puebla y contra la calidad de la educación de las niñas y niños poblanos. ¡Oscurantismo habemus!

CONTRACORRIENTE, A.C.
Vea encuesta sobre el proceso: www.educacioncontracorriente.org

Crisis, educación y baja calidad educativa en bachilleratos

.

La crisis económica por la que México atraviesa sin duda tendrá repercusiones sobre la educación privada, de lo cual mucho se ha escrito en estos días

Sin embargo, la tendencia a largo plazo que se observa en los últimos 30 años de educación y crisis económicas en México no ha perjudicado el mercado de la educación particular.

Eduardo Andere, en un artículo sobre la relación de la educación particular y la crisis, publicado en El Economista en febrero de este año, señala que en el ciclo escolar 1980-1981, después de la crisis financiera de 1976 y antes de la crisis del 82, la matrícula de la educación particular en todos sus niveles representaba 10% del total nacional. Para el ciclo escolar 2008-2009 la matrícula estimada de la educación particular representa 14%, a pesar de las crisis de 1987 y de 1994-1995.

Aunque hay que precisar que esta tendencia no ha sido la misma para todos los niveles. En preescolar, primaria y superior se sigue la tendencia al aumento, mientras que en el nivel medio superior hay un descenso, particularmente en la modalidad profesional técnico.

Estos datos son consistentes con los presentados por la Asociación Nacional de Escuelas Particulares en la República Mexicana (ANEP), quienes señalan que la matrícula de la primaria privada representa entre 10 y 12 % del total nacional, mientras que la de la secundaria significa 7 % y la del preescolar llega a 12 %.

El comportamiento diferenciado en los niveles educativos sugiere, como lo señala Andere, que la baja o alta en las participaciones del mercado no se deben tanto a las crisis económicas sino a que las escuelas particulares no han sabido desarrollar un producto atractivo para los jóvenes entre los 15 y 19 años.

Esta hipótesis no desconoce la importancia de la crisis económica pero pone el acento en la calidad de la educación privada en el nivel medio superior. Los padres al no tener una oferta atractiva para la educación de sus hijos, prefieren no invertir, en ese nivel, en educación privada.

Sin embargo la crisis de la educación media superior no es exclusiva de la educación privada. Según datos de la Secretaría de Educación Pública (SEP), es grave el nivel de deserción que se registra en la educación media superior, que llega a alcanzar hasta 40 % de los estudiantes en todas las modalidades.

Además de que México es el segundo país, dentro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), con mayor inactividad juvenil. 16.8% de los jóvenes mexicanos no estudian ni trabajan.