Publicaciones etiquetadas ‘Secretaría de Educación Pública’

La teoría del error de traducción de pruebas internacionales

.

Los errores de traducción no justifican pero sí explican los resultados que los estudiantes mexicanos obtuvieron en pruebas internacionales como PISA (Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes, por sus siglas en inglés).

La Secretaría de Educación Pública (SEP) y el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), realizaron el “Taller Iberoamericano sobre la Teoría del Error de Traducción de Pruebas Internacionales”, el 18 y 19 de febrero; con la finalidad de dar a conocer factores relacionados con la traducción de las pruebas que ponen en desventaja a los alumnos mexicanos.

La teoría del error de traducción de PISA demuestra que las preguntas tienen fallas cuando son interpretadas en una lengua distinta a la de origen.

El taller se basó en un estudio realizado por el INEE sobre las pruebas de PISA, que derivó en una propuesta de los investigadores Guillermo Solano-Flores, de la Universidad de Colorado en Boulder, Eduardo Backhoff Escudero y Luis Ángel Contreras, de la Universidad Autónoma de Baja California.

Backhoff manifestó que “Hay preguntas que tienen errores muy graves, que pudieron haberlas hecho más difíciles. Hemos detectado que estos errores graves de traducción en los reactivos se relacionan estrechamente con la dificultad de la pregunta” y por tanto influyen en las respuestas (Excélsior, 25 de febrero 2010).

Según el análisis a la prueba PISA 2006, se detectó que en cada reactivo del examen había de uno a seis errores. Los errores van desde comas, preposiciones o fallas de estilo, gramática o semántica.

El tipo de errores, en la traducción, varía aunque en su conjunto (graves y la suma de pequeños fallos) hicieron que la prueba aumentara su grado de dificultad y por ello los alumnos fallaron con frecuencia.

En el 20 por ciento de la prueba de PISA 2006 hubo errores en las preguntas, de los cuales cinco por ciento fueron “graves”. (Idem)

Ejemplo de ellos, en matemáticas, fue traducir dos oraciones en una sola: En vez de poner “Daniel compra cuatro libretas que cuestan 23.50 pesos cada una ¿Cuánto dinero necesita?”, la prueba PISA enunció: “¿Cuánto dinero necesita Daniel si compra cuatro libretas que cuestan 23.50 pesos cada una?”. Esto complicó la lectura del problema.

Sin dejar de lado que PISA es sometida a múltiples revisiones y traducidas con mucho cuidado, se ha demostrado que las medidas no han sido suficientes para detectar errores; que pueden tener su origen en la prueba o errores de postraducción, edición, de ilustraciones o de imprenta.

Los errores encontrados en la prueba PISA no buscan justificar los malos resultados de los estudiantes mexicanos, sino corregir las deficiencias en los exámenes.

Lujambio vs. Relator especial de la ONU

.

El conflicto

Al parecer, se avecina un pleito diplomático entre el secretario de Educación Pública, Alonso Lujambio y el relator especial sobre el derecho a la educación de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Vernor Muñoz Villalobos. Lujambio se encuentra molesto con Muñoz, no por el contenido de su informe crítico sobre la situación educativa mexicana, sino por no haberle informado previamente de lo que iba a anunciar en su informe, según lo dado a conocer por la prensa en esta semana.

Lujambio, calificó como sesgado y desbalanceado el informe que el relator de la ONU, hizo público el jueves 18 de febrero, en el que criticó el sistema educativo mexicano. Señala claramente que la responsabilidad del fracaso de la educación en México es compartida entre la Secretaría de Educación Pública (SEP) y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Según el secretario de educación, el Gobierno federal evalúa enviar una nota diplomática al relator de la ONU, pues en sus conclusiones no incluyó la versión de las autoridades mexicanas en materia educativa.

«Eso está por ser ponderado (el envío de la nota diplomática), lo que él tiene muy claro es que a nuestro juicio el haber hecho públicas sus conclusiones sin haber previamente tenido una conversación con su servidor, pues sin duda vino a sesgar de algún modo sus puntos de vista porque no pudieron incorporarse finalmente las ponderaciones, los juicios de la propia Secretaría de Educación Pública a través de un servidor.
«Creo que no están suficientemente balanceadas, porque un Relator debe escuchar en todo momento todas las voces antes de llegar a cualquier conclusión» (Reforma, 23 de febrero, 2010).

.
Visiones de los personajes

Relator (según información incluida en su informe)

El relator estuvo 10 días en México para entrevistarse con diversos funcionarios, profesores y padres de familia. En su informe anunció algunas conclusiones:

El sistema educativo nacional es excluyente, particularmente para los indígenas, los jornaleros agrícolas y los discapacitados.

Pese a que Ley General de Educación señala que se invertirá el 8 % del Producto Interno Bruto (PIB), esto no se ha cumplido hasta el momento.

Se cobran de cuotas en las escuelas públicas.

La Alianza por la Calidad de la Educación (ACE), que contiene temas cruciales para la educación pública y que incluye obligaciones centrales del Estado, resulta ser un acuerdo político entre la SEP y el SNTE y carece de un consenso nacional y social.

Las pruebas como Enlace, Pisa y Excale han tenido un efecto problemático, ya que proyectan, injustamente, una mala imagen de los maestros, culpándolos únicamente a ellos del fracaso escolar y no al sistema educativo al que define como moroso en la ejecución de políticas.

Pese a que existen iniciativas importantes por parte de la SEP, para lograr una educación de calidad, como el Programa Comunidades de Aprendizaje, Programa Escuelas de Calidad, Escuelas de tiempo completo y Escuelas siempre abiertas; además de ofrecer bonos salariales al personal docente y premios a sus esfuerzos (de diversas maneras); éstas no han logrado ser efectivas.

Encuentra que el sistema educativo mexicano es muy complejo, caracterizado por la combinación de obligaciones y derechos federales y estatales, refiriéndose al proceso de federalización (que lo mismo es utilizado para señalar la descentralización y la concentración); además de la simbiosis atípica del SNTE con la SEP.

La relación entre la SEP y el SNTE, en donde ambas instancias mantienen una relación de subordinación, no es deseable ni recomendable.


Lujambio

Por su parte, en el comunicado 024 de la SEP, dado a conocer después de la reunión entre Lujambio y Muñoz (por ende también posterior a la presentación del informe de éste último), no se menciona sobre las diferencias que tiene Lujambio con el relator, ahí sólo se incluyen los puntos centrales del discurso que el secretario pronunció en la reunión entre ambos personajes:

Para la administración del Presidente Felipe Calderón la educación es una de las prioridades fundamentales de su gobierno.

Presentó un panorama sobre la evolución de la inversión en educación, así como el incremento notable en años recientes, y destacó que se prevé que el gasto nacional en educación represente, este año, el 6.5 % del PIB.

En Educación Superior, expuso que en este sexenio se han construido 75 nuevas instalaciones y 33 ampliaciones.

La ACE contiene aspectos novedosos para el sistema educativo nacional, como el Concurso Nacional de Plazas Docentes: en 2008 se concursaron 6 mil 275 plazas y 23 mil 712 horas-semana-mes, mientras que en 2009 fueron 16 mil 387 plazas y 105 mil horas-semana-mes.

En la Educación Básica el reto más importante no es el de la cobertura, sino la calidad, por lo que se han impulsado nuevos mecanismos para alcanzar este propósito: realización del Concurso Nacional de Plazas Docentes, la capacitación de los maestros en servicio, entre otros.

Resaltó la experiencia de la aplicación de la Prueba Enlace y su transparencia, para conocer el funcionamiento del sistema educativo.

Para abatir la deserción, se ha incrementado el número de becas en los distintos niveles educativos.


.
Para finalizar, según Lujambio, no es crítico de las opiniones del relator: «Me parece que en su crítica no están incorporados elementos que yo no pude ofrecerle a tiempo precisamente porque se le pidió que expresara sus puntos de vista una vez concluida nuestra conversación y, pues, no accedió a esta petición» (Reforma, 23 de febrero, 2010).

Si bien el relator no accedió a entrevistarse con Lujambio antes de la presentación de su informe, sí se reunió con el Subsecretario de Educación Básica, Fernando González; con el director del Instituto Nacional de Educación para los Adultos, Juan de Dios Castro; con la titular del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, Margarita Zorrilla y con el director del Consejo Nacional de Fomento Educativo, Arturo Sáenz. Con autoridades del SNTE fue con quien no se pudo reunir, particularmente a la maestra Gordillo le pidió que le atendiera, pero no fue posible entrevistarse.

Acuerdo Nacional para la Salud Alimentaria en las escuelas*

.

Este lunes 25 de enero se dio a conocer el “Acuerdo Nacional para la Salud Alimentaria. Estrategia Contra el Sobrepeso y la Obesidad”, el cual promete frenar la venta de comida chatarra en las escuelas pero no están claras las obligaciones del gobierno ni de las empresas involucradas.

A la ceremonia de presentación fueron invitadas instancias como “El Poder del Consumidor”; sin embargo el asunto no era muy claro desde el principio. El director de ese organismo respondió a la invitación diciendo:

Le agradezco la información, pero por la inconformidad que tenemos frente a las políticas públicas en la materia, que no son exclusivas de esta administración, sino que ya son tradición en el país y causa del deterioro alimentario de los mexicanos, prefiero conocer el documento y no participar en su presentación previendo la posibilidad de que no esté de acuerdo en su enfoque, aunque espero que no sea así. Le agradecería mucho nos pudiera hacer llegar el documento en cuanto éste se de a conocer, aunque sea en su versión electrónica (Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor).

La Dirección General de Vinculación de la Secretaría de Salud respondió que se trataba únicamente de la presentación del Acuerdo y que en consecuencia se conocería el mismo día de la presentación y el documento sería entregado después. Ante tal posición El Poder del Consumidor decidió no asistir.

Aunque no asistió, esa organización ha mantenido su política de dar seguimiento a los acuerdos e informar sobre su posición, a través de comunicados.

En la información enviada por la organización, se señala que el acuerdo para la salud alimentaria fue elaborado por el gobierno federal y las empresas procesadoras de alimentos y bebidas. Y según lo dado a conocer, ni las autoridades tendrán que vigilar o exigir cosa alguna a las empresas, ni éstas deberán acatar ninguna disposición forzosa.

En la presentación los discursos de los participantes giraron en torno a que México vive una epidemia de obesidad de proporciones alarmantes, sin embargo también pareció que con buenas intenciones todo se podrá solucionar.

Para conocer detalladamente lo sucedido puede visitar las siguientes direcciones:

La Jornada:http://www.jornada.unam.mx/2010/01/27/index.php?section=sociedad&article=037n3soc

Excélsior: http://www.exonline.com.mx/diario/noticia/primera/pulsonacional/leyes_desnutridas_contra_la_obesidad/844066

Entrevista con Carmen Aristegui en:http://www.elpoderdelconsumidor.org/por-qu-no-aceptamos-invitaci-n-a-los-pinos.html

Por si esto fuera poco, diputados del PAN han solicitado que no se prohíba la venta de comida chatarra en escuelas.

El comunicado que El Poder del Consumidor envió termina señalando, con justa razón, que por este tipo de acciones y simulaciones es que las escuelas se han convertido en fábricas de obesos e insiste en invitar a enviar una carta a la Secretaría de Educación Pública (SEP) y a la Presidencia de la República, demandando la expulsión de la comida y las bebidas chatarra de las escuelas.

* Con información de El Poder del Consumidor

México con más alumnos por profesor

.

En educación primaria, la relación alumnos – profesor, equivalente en tiempo completo, es de 28 alumnos por profesor, cifra que coloca a México como el país de La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) con mayor cantidad de alumnos.

Para que la educación sea efectiva deben establecerse las condiciones adecuadas para los procesos de enseñanza-aprendizaje. Aspectos que tienen que ver con el gasto promedio que se destina a los alumnos, el porcentaje del PIB en todos los niveles de educación, la infraestructura, el número de alumnos que un profesor debe atender por grupo, entre otros.

En educación primaria, esta relación alumnos – profesor varía entre los países de la organización. Los países con mayor cantidad de alumnos son México, Turquía Brasil (este último en su categoría de país asociado) y Corea; todos ellos con un promedio superior o igual a 25 alumnos por profesor; en tanto que en Hungría e Italia el promedio es inferior a 11 estudiantes. El promedio de la OCDE es de 16 alumnos por profesor.

Estos datos se pueden encontrar en el estudio de la OCDE, Panorama de la educación 2009, la relación alumno – profesor en la mayoría de los países de la OCDE, incluyendo México, disminuyen a medida que aumentan el nivel de educación.

Según la investigación, la tendencia general es muy parecida entre países, aunque no es posible establecer cuáles son las razones pedagógicas por las cuales sea preferible un promedio de alumnos – profesor más reducido mientras aumenta el nivel educativo.

La movilización, contra la comida chatarra en las escuelas, ha iniciado

.

“El secretario de Educación Pública, Alonso Lujambio, quiere ser Presidente. La aspiración abre una discreta posibilidad de que, para ampliar sus márgenes de acción y demostrar su compromiso con el interés general, encabece una ofensiva panista contra la comida chatarra.” Es la entrada de la nota de Sergio Aguayo, publicada este 20 de enero, en el periódico Reforma.

La nota es interesante y hace referencia a la comida chatarra en las escuelas, tema que también ha acaparado gran parte de las notas principales en la prensa.

En estos primeros días del año el periódico Reforma ha hecho una serie de señalamientos del incumplimiento de la Secretaría de Educación Pública (SEP) de su compromiso de erradicar la comida chatarra de las escuelas públicas de país.

Aguayo le recuerda a Lujambio que ignorar el problema también le generará costos. Completa la idea escribiendo que un asunto en el que convergen diversas corrientes ideológicas es, o debería ser, la salud de niños y jóvenes mexicanos, pero también anuncia “la movilización ha iniciado”.

Efectivamente organizaciones de la sociedad civil, con orígenes de lo más diverso: El Poder del Consumidor, Canal Once –Primer Plano– Barzón y Alconsumidor, entre otros; han iniciado una campaña para exigir a las autoridades de Educación Pública y de Salud la prohibición, en las escuelas, de la comida chatarra.

El Poder del Consumidor, el viernes 15 de enero, entregó en las oficinas de la SEP una carta al secretario Lujambio para demandar el establecimiento de criterios precisos que garanticen alimentos y bebidas saludables al interior de las escuelas.

Paralelamente cientos de cartas de ciudadanos que respaldan esta solicitud, han llegado a la SEP y a la Presidencia de la República. Esta organización hace una invitación extensiva que bien vale la pena considerar, de adherirse a esta solicitud, se pueden enviar las cartas y obtener mayor información en la dirección electrónica: http://www.elpoderdelconsumidor.org/pide-sacar-la-comida-chatarra-de-escuelas.html

Como parte de la estrategia de concientización a la población sobre este tema, han traducido un artículo que alerta por la invasión de anuncios de comida chatarra en los sitios web preferidos por los niños: Un equipo de investigadores estadounidenses revisó 28 de esos sitios web y encontraron lo siguiente:

Los sitios web para niños están saturados con cereales azucarados, caramelos, bebidas gaseosas o comida rápida, es decir productos no saludables. Lo más preocupante, señala la organización, es que en internet la publicidad se ha vuelto más envolvente que en la televisión y cuenta con mecanismos de enganche emocional más eficaces.

Aguayo termina su nota señalando claramente la situación en la que estamos: “Al gobierno de Vicente y Marta le siguió el de Felipe y Elba Esther. Si esa unión impide a Lujambio impulsar una educación de calidad, el combate a la comida chatarra le da una oportunidad para que reverdezca su imagen de figura pública comprometida con el interés general que se forjó cuando, como consejero del Instituto Federal Electoral, impulsó las investigaciones sobre el Pemexgate y los Amigos de Fox.
Si ya tenemos una educación «chafa», demos oportunidad a nuestros niños y adolescentes de que se liberen de la adicción a la comida chatarra. ¿Es mucho pedir?”(Reforma, 20 de enero de 2010).

¿Y dónde queda la educación?

.

El relevo que el secretario de Educación Pública, Alonso Lujambio, ha hecho en la Secretaría de Educación Pública (SEP) y los 700 mil niños que abandonaron la primaria y la secundaria durante el último año por la crisis económica, han sido de las notas principales en los diarios durante estos días.

En lo que se refieren a los cambios en la SEP, se decidió relevar a los titulares de la Subsecretaría de Educación Media Superior y de la Unidad de Planeación y Evaluación de Políticas Educativas, profesionistas con perfil académico y experiencia en políticas públicas, para poner a dos personajes cuya virtud es tener trayectorias ligadas al PAN.

La medida es claramente política. Los funcionarios salientes son doctores: Székely obtuvo su licenciatura en el ITAM y se doctoró en la Universidad de Oxford (Desarrollo Regional). Santibáñez se graduó en Matemáticas en la Universidad Nacional y se doctoró en Estrasburgo. En tanto que Martínez Espinosa (ahora subsecretario de Media Superior), es licenciado egresado del ITESO y Ciscomani (para Planeación) es también abogado, de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey. Se menciona esto del perfil porque según el Servicio Profesional de Carrera, los primeros calificarían sin problema para el puesto, en tanto los segundos tendrían que cumplir con mayores exigencias.

El panista Juan Alfonso Mejía López –ex coordinador de vinculación institucional del CEN del PAN–, será el responsable de operar las estrategias educativas en los estados, y entre sus primeras acciones ha solicitado la renovación de 8 de los 12 representantes de la SEP en los estados en donde este año habrá elecciones (Reforma, 18 de enero 2010).

En este momento Lujambio se encuentra sin un programa educativo que lo respalde y tratando de definir la estrategia político-electoral para sus pretensiones presidenciales, las cuales, según parece, se montará en la estructura de la SEP. En este marco, las nuevas autoridades parece que cumplirán con tareas políticas, más que educativas (La Jornada 18 de enero 2010).

Con estos cambios, el secretario de Educación ha logrado, por un lado quitarle los obstáculos al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), al mismo tiempo de conseguir que la estructura de la SEP le sirva como plataforma de su candidatura presidencial.

Estas decisiones de Lujambio han sido fuertemente criticadas por múltiples personalidades de la educación, entre ellas Etelvina Sandoval (profesora e investigadora de la Universidad Pedagógica Nacional) y Manuel Gil Antón (profesor e investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana); quienes coincidieron en señalar que la educación de este país no está para ser utilizada como un espacio para construir una candidatura presidencial (Idem).

Por su parte Pedro Flores, integrante del Consejo Consultivo para la Educación Básica de la SEP e investigador de la Universidad Iberoamericana señaló que Lujambio tiene derecho de jugar sus cartas políticas como quiera, pero se está olvidando de lo más importante que son los niños del país, ya que en ese escenario sólo importa su ascenso, promoción y consecución de un puesto político, al tiempo que advirtió lo que las medidas tomadas por el secretario de Educación conceden mayor espacio al SNTE para sus actividades clientelistas y acciones de corrupción. (El Universal, 19 de enero 2010).

Carlos Ornelas, investigador de la UAM-Xochimilco, advirtió que se vislumbra que el SNTE puede aprovechar estas intenciones presidenciales para sus propias aspiraciones (Idem).

Todo esto tiene si se liga con la noticia de que en México, debido a la crisis económica, 700 mil niños abandonaron la primaria y la secundaria durante el 2009, se tiene un panorama desastroso para la educación.

Las críticas son del todo fundamentadas: mientras que en un sistema en el que hay registrados 25 millones de estudiantes en educación básica, 700 mil quedaron fuera, sólo el año pasado, lo que equivale a que 1 de cada 35 niños salieron de la escuela; el dirigente de la instancias encargada de la educación está más preocupado por sus pretensiones políticas.

Por ello uno se pregunta ¿Dónde queda la educación de miles de niños mexicanos?

El problema de que las autoridades educativas se dediquen a cuestiones políticas es que descuidan sus funciones, trabajar en el diseño de estrategias que incluyan a los 700 mil niños que salieron durante el año pasado, así como considerar a los que ya se encontraban fuera desde antes.

Más cambios en la SEP

.

El 14 de enero el secretario de Educación Pública, Alonso Lujambio, formalmente hizo el cambio del subsecretario de Educación Media Superior, Miguel Székely Pardo y del titular de la Unidad de Planeación, Jorge Santibáñez.

En la ceremonia destacaron las palabras de Székely, quien no se fue sin antes mencionar la situación por la que atraviesa el país. El ahora ex-Subsecretario dejó muy claro que México no ha avanzado en la cobertura de educación media superior en las últimas dos décadas. Ello implica que para compensar este déficit será necesario generar, en este año, 110 mil lugares mediante la creación del bachillerato del Bicentenario en la capital del país.

Por otra parte, Santibáñez no estuvo presente para ser relevado del cargo por Francisco Ciscomani.

En el salón Simón Bolívar, de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Lujambio destacó la carrera del sucesor de Székely, Miguel Ángel Martínez Espinosa, a quien se le identifica como parte del grupo de Francisco Ramírez Acuña (actualmente presidente de la Cámara de Diputados).

En el comunicado de prensa emitido por la SEP se puede leer que el nuevo Subsecretario, Miguel Ángel Martínez, es un abogado jalisciense con experiencia profesional en el ámbito público y privado que se venía desempeñando como Secretario de Educación de Jalisco desde 2005 y antes fue Coordinador General de la Secretaría de Educación, Regidor del Ayuntamiento de Guadalajara, Diputado Local y Director de Investigaciones Jurídicas del Congreso de ese estado, además de catedrático en distintas universidades.

Por otra parte, ante la salida del doctor Jorge Santibáñez como titular de la Unidad de Planeación y Evaluación de Políticas Educativas (UPEPE) de la SEP, designó al licenciado Francisco Ciscomani, uno de los más allegados a Lujambio.

Ciscomani, fungía como Jefe de la Unidad de Coordinación Ejecutiva de la SEP, a cargo de las relaciones institucionales con el Congreso de la Unión y las organizaciones de la sociedad civil. A decir del propio Lujambio, posee un perfil profesional con sólidas bases legales y tiene una amplia experiencia en el diseño institucional y en la implementación de políticas públicas.

En su lugar fue nombrado el doctor Juan Alfonso Mejía López, quien trabajaba como Coordinador General de las Oficinas de Servicios Federales de Apoyo a la Educación (OSFAE).

Aunque nada se mencionó sobre la militancia de estos personajes dentro del Partido Acción Nacional (PAN), para nadie esto es un secreto.

De la misma manera, hay que señalar que un elemento que comparten Székely y Santibáñez es su rijosa relación con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

En el caso de Székely, las relaciones con el SNTE se vieron afectadas desde el establecimiento de exámenes para directores del bachillerato.

En tanto que Santibáñez manifestó sus diferencias en las negociaciones de la Alianza por la Calidad de la Educación y la definición de los exámenes de plazas para maestros e incluso se comenta que Elba Esther Gordillo Morales, cuando menos en tres ocasiones, pidió su destitución del cargo (El Universal, 15 de enero de 2010).

Cambios en la SEP: Martínez Espinosa por Székely

.

Alonso Lujambio, secretario de Educación Pública, anunció ayer (11 de enero de 2010) su primer movimiento en la dependencia, se trata de la destitución del Subsecretario de Educación Media Superior, Miguel Székely Pardo (quien dejará el cargo el próximo jueves), por Miguel Ángel Martínez Espinosa, hasta ayer Secretario de Educación de Jalisco, según información que apareció este 12 de enero en el periódico Reforma.

Antes de llegar a la Secretaría de Educación Pública (SEP) Székely se desempeñó (2006) como Asesor en Política Social para el Banco Inter Americano de Desarrollo, Banco Mundial, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD); además fue (2002-2006) Subsecretario de Planeación, Prospectiva y Evaluación en la Secretaría de Desarrollo Social y Jefe de la Unidad de Desarrollo Regional en la Presidencia de la República (2001-2002).

Székely sustituyó, a finales del 2005, en la Subsecretaría de Educación Media Superior (SEMS) a Yoloxóchitl Bustamante (ahora directora del IPN), durante la administración de Reyes Tamez Guerra.

Principales acciones de Székely en la SEMS:

  • Impulsó la Reforma Integral de la Educación Media Superior (RIEMS).
  • Estableció el perfil del docente, de los directores y de los egresados.
  • Impulsó los mecanismos para la certificación de los planteles de educación media superior.
  • Estableció los lineamientos para otorgar el Registro de Validez Oficial de Estudios (REVOE) de las modalidades en que se puede estudiar la educación media superior.
  • Impulsó la prueba Enlace en el nivel Medio Superior.

La RIEMS ha sido fuertemente criticada y tanto el Gobierno del Distrito Federal como la UNAM han rechazado formar parte de ella; sin embargo fue aceptada por los gobiernos de los estados y las Universidades estatales.

Székely está vinculado a los concursos de oposición para la selección de los directores de los planteles de bachillerato, a pesar de la oposición del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Por su parte Martínez Espinosa tenía poco más de cuatro años como titular de la Secretaría de Educación de Jalisco (SEJ). En el 2003 fungió como coordinador general de la misma SEJ que encabezaba Guillermo Martínez Mora.

La versión oficial dice que la invitación de Alonso Lujambio es un reconocimiento al desempeño de Martínez Espinosa en el conjunto de secretarios de educación de los estados; mientras que una interpretación política, destaca que Alonso Lujambio es una de las cartas del titular del Ejecutivo, Felipe Calderón Hinojosa, para la candidatura panista a la presidencia para 2012. En ese contexto, le conviene tener en su equipo de trabajo a militantes del partido blanquiazul como lo es Martínez Espinosa (Milenio online, 12 de enero 2010).

Perfil del SNI en Puebla

.

Segunda parte: Distribución de investigadores por área de conocimiento

En Puebla, 30 de cada 100 investigadores trabajan en el área de las ciencias exactas, en tanto que sólo 4 de cada 100 lo hacen en ciencias de la salud, según los datos del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) vigente para el 2009.

El SNI agrupa a los investigadores en siete áreas de conocimiento: 1) ciencias exactas; 2) ciencias de la vida; 3) ciencias de la salud; 4) humanidades y ciencias de la conducta; 5) ciencias sociales y económicas; 6) ciencias agronómicas y biotecnología; 7) ingeniería y ciencias de la tecnología.

Cuando se analiza el desarrollo del SNI por área de conocimiento se observa que el campo privilegiado es el de las ciencias exactas, al representar el 30% de los investigadores de la entidad dedicados a alguna disciplina relacionada a él. Seguida por el área que agrupa a las ingenierías y las ciencias de la tecnología, con el 22 %.

Escasos son los investigadores que se dedican al estudio de las áreas de ciencias de la salud y ciencias agronómicas y biotecnologías, al representar apenas a 4 de cada 100 investigadores.

De los 475 investigadores que laboran en alguna institución pública, la mayoría están vinculados con el área de las ciencias exactas y de las ingenierías y las ciencias de la tecnología.

En tanto que de los 93 investigadores vinculados a instituciones privadas, casi 3 de cada 100 se encuentran trabajando en proyectos relacionados con las ingenierías y las ciencias de la tecnología, cantidad semejante se desarrolla en el área de las humanidades y ciencias de la conducta, como se observa en la gráfica.

La semejanza que se encuentra entre instituciones públicas y privadas, es que existe escasa incidencia en estudios relacionados con ciencias de la salud. En el caso de las instituciones públicas sólo 4 de cada 100 se dedican a esta disciplina, en tanto que en las privadas lo hacen 6 de cada 100.

Perfil del SNI en Puebla

.

El Sistema Nacional de Investigadores (SNI) se inició en 1984 con mil 396 miembros y para el 2009, 25 años después, suman ya 15 mil investigadores, de los cuales 568, es decir casi 4 de cada 100 (3.79%), laboran en Puebla.

El SNI es un sistema perteneciente al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT) que evalúa la calidad y productividad de los investigadores del país, con el fin de tener una regulación en la producción científica y dar estímulos económicos a los estudiosos más destacados del país.

El sistema distingue entre: a) Candidato a Investigador Nacional, y b) Investigador Nacional, los que a su vez se dividen en niveles I, II y III. En donde el nivel III es el máximo reconocimiento obtenido por investigadores.

En el caso de Puebla, como en el resto del país, la mayor cantidad de investigadores se concentran en el nivel I con 307 registrados, seguidos por el nivel 2 (con 120), los candidatos suman 105 y al final se encuentran los investigadores del nivel III, con 36 investigadores.

Estos investigadores se encuentran laborando sobre todo en instituciones públicas, así como en las principales escuelas particulares:

La tabla muestra la distribución de investigadores por institución. La BUAP, con 343 miembros, tiene el sistema de investigación más importante en la entidad. La segunda fuerza científica en el estado es el INAOE con 108 miembros en el SNI. El resto de las instituciones públicas del estado suman 22 investigadores inscritos en el sistema. Las instituciones privadas tienen registrados a 83 investigadores, es decir que aunque su incidencia es baja, va en aumento.

Adicionalmente se encuentran investigadores que se desarrollan en organismos que no se dedican a la docencia, hay 2 investigadores en Laboratorios Clínicos de Puebla S. A. de C. V., 1 más en el INAH y otro en el gobierno de Puebla.

Como se observa, es escaso el personal de alto nivel que labora en instituciones poblanas, sobre todo cuando se considera que según datos de la Secretaría de Educación Pública (SEP, Principales cifras 2007-2008) se tiene a 229 instituciones de educación superior en el estado con 14 mil 506 docentes, es decir que apenas 4 de cada 100 (3.92%) docentes de educación superior están inscritos en el SNI.

La información del SNI es confiable, particularmente porque no existe otra fuente de información sobre el número de investigadores activos y reconocidos que no pertenezcan al SNI. Sin embargo no hay que perder de vista que habrá algunos investigadores que dedican su tiempo a otras actividades como consultoría y por tanto no cumplen con los requisitos para formar parte de este sistema.