Publicaciones etiquetadas ‘Puebla’

Problemas de lectura

.

En México la lectura sigue siendo una actividad de poco dominio entre los estudiantes de secundaria y bachillerato, según el estudio México en PISA 2009. ¿Qué le dice PISA a la educación? del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), al obtener una media de 425 puntos, aunque este puntaje les dé para superar el promedio de América Latina que consiguió 408 puntos.

Los resultados se ordenan por niveles: bajos (1a, 1b y debajo del 1b), medios (2 y 3) y altos (4, 5 y 6). Los niveles bajos se refieren a la insuficiencia en las competencias, mientras que el nivel 2 es la competencia mínima para desempeñarse en la sociedad contemporánea.

Bajo este esquema, el principal problema que enfrentan los alumnos es la interpretación de las lecturas: 72% de ellos presenta habilidades insuficientes o mínimas, en tanto que el sólo el 6% se encuentra en un alto nivel de competencia.

En los datos desagregados por entidades federativas, a pesar de que Puebla se coloca por encima del promedio nacional al contabilizar una media de 433 puntos, 72% de sus estudiantes evaluados cuentan con apenas las habilidades mínimas y sólo el 5% están en los niveles altos de competencias.

La problemática inicia con la búsqueda, selección y recuperación de información, pasando por la capacidad de integrar e interpretar. Reflexionar y evaluar es el nivel más alto de competencia.

A pesar de que los resultados no son los óptimos, Puebla se encuentra por encima de los estados vecinos: Veracruz con una media de 421, Tlaxcala 414 puntos, Oaxaca 395. Sólo superada por el estado de México con 440 puntos y el Distrito Federal que ocupa la posición más alta con 469 puntos.

Las entidades que se encuentran en las posiciones más bajas son Oaxaca 395 puntos, San Luis Potosí tiene 399, Tabasco 391, Guerrero 374 y Chiapas con 364.

Alta concentración de población infantil entre 3 y 14 años en Puebla

.

En 2008 siete entidades federativas concentraban casi la mitad de la población en edad escolar normativa básica, es decir para cursar preescolar, primaria y secundaria, del país (48.7%): estado de México, Distrito Federal, Veracruz, Jalisco, Puebla, Guanajuato y Chiapas -entidades que también tienen la mayor población del país-; según datos incluidos en el Panorama Educativo de México, Indicadores del Sistema Educativo Nacional 2009 elaborado por el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE).

Aunque este dato indicaría que en estas entidades es en donde se debe destinar mayores recursos para atender a la educación básica nacional, este estudio también muestra que las entidades federativas que atienden al mayor número de alumnos en condiciones de vulnerabilidad, 24.4% lo que equivale en números absolutos a 6 240 173 niños, se concentran principalmente en el sur de México: Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Veracruz, Puebla, Tabasco y Yucatán; que viven en condiciones de pobreza y desigualdad. Con esto se demuestra que no se han destinado los recursos suficientes para atender a esta población.

Estas entidades registran, desde hace tiempo, las mayores tasas de rezago educativo a nivel nacional. En 2008 el estado de México concentraba la mayor población en edad escolar básica (3.4 millones), lo que equivale a 13.3% de esta población a nivel nacional. Mientras que los estados de Veracruz, Jalisco y Distrito Federal contaban con menos de 2 millones de niños cada uno (1.7, 1.7 y 1.6 millones, respectivamente).

Puebla, Guanajuato, Chiapas y Michoacán con población escolar básica entre 1 y 1.5 millones.

Esta situación no parece tener una tendencia diferente, pues según las proyecciones, para el 2020, hechas por el Consejo Nacional de Población (CONAPO). Puebla se seguirá manteniendo como una de las entidades con mayor concentración de población infantil, como se aprecia en la gráfica:

 

En el extremo opuesto se encuentran los estados de Baja California Sur, Colima y Campeche con menos de 200 mil niños entre los 3 y 14 años.

De 2007 a 2008 ocho entidades presentaron tasas de crecimiento negativas con valores inferiores a -2% de la población en edad de 3 a 14 años: Michoacán, Oaxaca, Guerrero, Zacatecas, Distrito Federal, Sinaloa, Veracruz y Nayarit.

Según las estimaciones hechas para el periodo 2008-2020 Guerrero, Michoacán, Zacatecas y Oaxaca presentarán las tasas de crecimiento más negativas cercanas, para acercarse al -3%, es decir que estas entidades tenderán a reducir su población en edad de cursar el preescolar, la primaria y la secundaria.

Una de las principales causas a la que obedece este fenómeno, a excepción del Distrito Federal es la emigración internacional, señala el INEE retomando información de CONAPO, 2006.

Perfil del SNI en Puebla

.

Segunda parte: Distribución de investigadores por área de conocimiento

En Puebla, 30 de cada 100 investigadores trabajan en el área de las ciencias exactas, en tanto que sólo 4 de cada 100 lo hacen en ciencias de la salud, según los datos del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) vigente para el 2009.

El SNI agrupa a los investigadores en siete áreas de conocimiento: 1) ciencias exactas; 2) ciencias de la vida; 3) ciencias de la salud; 4) humanidades y ciencias de la conducta; 5) ciencias sociales y económicas; 6) ciencias agronómicas y biotecnología; 7) ingeniería y ciencias de la tecnología.

Cuando se analiza el desarrollo del SNI por área de conocimiento se observa que el campo privilegiado es el de las ciencias exactas, al representar el 30% de los investigadores de la entidad dedicados a alguna disciplina relacionada a él. Seguida por el área que agrupa a las ingenierías y las ciencias de la tecnología, con el 22 %.

Escasos son los investigadores que se dedican al estudio de las áreas de ciencias de la salud y ciencias agronómicas y biotecnologías, al representar apenas a 4 de cada 100 investigadores.

De los 475 investigadores que laboran en alguna institución pública, la mayoría están vinculados con el área de las ciencias exactas y de las ingenierías y las ciencias de la tecnología.

En tanto que de los 93 investigadores vinculados a instituciones privadas, casi 3 de cada 100 se encuentran trabajando en proyectos relacionados con las ingenierías y las ciencias de la tecnología, cantidad semejante se desarrolla en el área de las humanidades y ciencias de la conducta, como se observa en la gráfica.

La semejanza que se encuentra entre instituciones públicas y privadas, es que existe escasa incidencia en estudios relacionados con ciencias de la salud. En el caso de las instituciones públicas sólo 4 de cada 100 se dedican a esta disciplina, en tanto que en las privadas lo hacen 6 de cada 100.

Perfil del SNI en Puebla

.

El Sistema Nacional de Investigadores (SNI) se inició en 1984 con mil 396 miembros y para el 2009, 25 años después, suman ya 15 mil investigadores, de los cuales 568, es decir casi 4 de cada 100 (3.79%), laboran en Puebla.

El SNI es un sistema perteneciente al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT) que evalúa la calidad y productividad de los investigadores del país, con el fin de tener una regulación en la producción científica y dar estímulos económicos a los estudiosos más destacados del país.

El sistema distingue entre: a) Candidato a Investigador Nacional, y b) Investigador Nacional, los que a su vez se dividen en niveles I, II y III. En donde el nivel III es el máximo reconocimiento obtenido por investigadores.

En el caso de Puebla, como en el resto del país, la mayor cantidad de investigadores se concentran en el nivel I con 307 registrados, seguidos por el nivel 2 (con 120), los candidatos suman 105 y al final se encuentran los investigadores del nivel III, con 36 investigadores.

Estos investigadores se encuentran laborando sobre todo en instituciones públicas, así como en las principales escuelas particulares:

La tabla muestra la distribución de investigadores por institución. La BUAP, con 343 miembros, tiene el sistema de investigación más importante en la entidad. La segunda fuerza científica en el estado es el INAOE con 108 miembros en el SNI. El resto de las instituciones públicas del estado suman 22 investigadores inscritos en el sistema. Las instituciones privadas tienen registrados a 83 investigadores, es decir que aunque su incidencia es baja, va en aumento.

Adicionalmente se encuentran investigadores que se desarrollan en organismos que no se dedican a la docencia, hay 2 investigadores en Laboratorios Clínicos de Puebla S. A. de C. V., 1 más en el INAH y otro en el gobierno de Puebla.

Como se observa, es escaso el personal de alto nivel que labora en instituciones poblanas, sobre todo cuando se considera que según datos de la Secretaría de Educación Pública (SEP, Principales cifras 2007-2008) se tiene a 229 instituciones de educación superior en el estado con 14 mil 506 docentes, es decir que apenas 4 de cada 100 (3.92%) docentes de educación superior están inscritos en el SNI.

La información del SNI es confiable, particularmente porque no existe otra fuente de información sobre el número de investigadores activos y reconocidos que no pertenezcan al SNI. Sin embargo no hay que perder de vista que habrá algunos investigadores que dedican su tiempo a otras actividades como consultoría y por tanto no cumplen con los requisitos para formar parte de este sistema.

Mejores los alumnos de primaria que los de secundaria

.

Los estudiantes poblanos presentan retrocesos en sus habilidades en español y matemáticas conforme avanzan dentro del sistema educativo, como se observa en los resultados de la Evaluación Nacional de Logro Académico en Centros Escolares (ENLACE). Si bien este fenómeno no es exclusivo de Puebla, se puede observar en el sistema nacional, aquí se toman los datos de la entidad como representativos del fenómeno.

Mientras que 29 de cada 100 alumnos de primaria alcanzan el nivel bueno en español, en secundaria lo logran solamente 14 de cada 100, prácticamente la mitad, según los datos de la edición 2009 (aunque este fenómeno se puede constatar desde el inicio de esta prueba, en 2006) de esta evaluación.

En matemáticas, el fenómeno se repite aunque de manera más dramática: 27 de cada 100 alumnos de primaria alcanzan un nivel bueno, mientras que en secundaria lo logran 9 de cada 100.

Aunque los alumnos de primaria tienen mejores resultados que los de secundaria, en ese nivel ya se observan grandes brechas que caracterizan al Sistema Educativo Nacional, y son las que existen entre las escuelas privadas y las públicas; y dentro de esta segunda categoría, entre quienes estudian en escuelas urbanas y los que lo hacen en rurales e indígenas.

Como se observa en estos resultados, las brechas entre los estudiantes empiezan desde la primaria. Las escuelas privadas obtuvieron resultados muy por encima de las públicas. En cambio los pobres empiezan rezagados, como se observa al comparar la educación privada con la de las escuelas rurales, cursos comunitarios o educación indígena.

Mientras en primaria privada (promediando solamente español y matemáticas), el 15.25% de los alumnos obtuvieron el nivel de excelencia, la educación general (escuelas públicas rurales y urbanas) colocaron a 5.1% de alumnos en ese nivel; mientras que en educación indígena apenas el 2.1% obtuvo resultados excelentes y cursos comunitarios apenas alcanzó a colocar a un 0.6% de sus estudiantes en ese nivel.

Los mejores resultados de aprendizaje se concentran en los grupos cuyas condiciones sociales y escolares son las mejores: en orden decreciente, las escuelas privadas, urbano-públicas, rural-públicas, indígenas y cursos comunitarios.

Estos resultados confirman lo ya sabido: las condiciones socioculturales en que se desarrollaron los estudiantes y en las que operan los centros educativos, inciden de manera directa en el rendimiento académico.

Sólo 3 de cada 100 primarias logran un buen desempeño en Enlace

.

En Puebla 746 escuelas primarias tienen a 0% de alumnos en niveles altos de aprovechamiento (bueno y excelente) y sólo 100 (de 3 mil 760) tuvieron más 60% de sus estudiantes en niveles altos, es decir que sólo casi 3 de cada 100 escuelas (2.66%) logran un buen desempeño, según los resultados de la Evaluación Nacional de Logro Académico en Centros Escolares (ENLACE) de la aplicación 2009.

En tanto que los resultados de las secundarias en la entidad son más alarmantes, pues 479 instituciones presentan el mismo fenómeno de 0% de sus alumnos en los más altos niveles de aprovechamiento y ninguna alcanza a colocar ni siquiera al 50% de sus alumnos en estos niveles.

ENLACE es una prueba estandarizada que se aplica anualmente a todas las escuelas, públicas y privadas, a estudiantes de 3º a 6º de primaria y este año a los 3 grados de secundaria. Esta evaluación fue realizada por primera vez en 2006 (en las áreas de español, matemáticas, en 2008 se agregó ciencias naturales y este año educación cívica y ética). Los resultados se clasifican en niveles de competencia alcanzados por los alumnos: «insuficiente», «elemental», «bueno» y «excelente».

La prueba fue aplicada a 5 mil 587 instituciones de educación básica en el estado. De este total, 3 mil 760 fueron primarias y mil 827 secundarias (que en esta ocasión incluyeron también a primero y segundo grados).

En educación primaria, las escuelas que tuvieron al 100% de sus alumnos en los niveles de bueno y excelente, en la evaluación en su conjunto, fueron:

Como se aprecia, la mayoría de estas instituciones están ubicadas en el municipio de Puebla, 5 son particulares y 2 públicas (una perteneciente al sistema general y una a CONAFE). Estos resultados fueron de la evaluación al turno matutino, excepto en la escuela general que fue el nocturno.

Del total de las 3 mil 760 primarias evaluadas, la gran mayoría (85.38%) cumplió con los requisitos establecidos por la Secretaría de Educación Pública (SEP) de representatividad, es decir aquellas escuelas con más de 30 estudiantes y que presentaron más de un 80% de asistencia en la prueba. Los datos aquí referidos fueron obtenidos después de considerar estos criterios.

En educación secundaria, no se registró alguna escuela que tuvieron al 100% de sus alumnos en los más altos niveles. La institución que registró al mayor porcentaje de alumnos en nivel de excelencia apenas alcanzó 47.42% de sus alumnos.

En este caso, 2 de las 5 escuelas con arriba del 40% de alumnos de alto nivel se ubican en el municipio de Puebla. Las particulares siguen teniendo más instituciones en este nivel, aunque la que obtuvo mejor promedio es una telesecundaria. A excepción de la escuela particular “Guadalupe”, todas fueron evaluadas en el turno matutino.

Asignación de plazas para docentes en Puebla

.

La revista Cero en Conducta envió dos notas para dar a conocer algunas opiniones con respecto a eventos recientes, a continuación se transcriben. La primera que publicamos es de Contracorriente, A.C. (Puebla) en donde reportan los sucesos en la aplicación del examen de ingreso al servicio docente en la entidad.

Nota sobre el examen para nuevas plazas (caso Puebla)

Transparencia Mexicana abortada en Concurso Docente de Puebla 2009
Contracorriente, A. C.

Ayer domingo 16 de agosto del 2009, a las once horas, se realizó en Puebla, en medio de un fuerte dispositivo de seguridad policíaco y sindical el Concurso Nacional para la Asignación de Plazas Docentes 2009 en 11 sedes del estado. El proceso fue controlado de principio a fin por funcionarios de la SEP estatal y por la burocracia sindical del SNTE -con la participación de algunos funcionarios de la SEP federal. De esta manera, en Puebla la observación del proceso por parte de la sociedad civil fue prácticamente inexistente.

Los pocos observadores acreditados por Transparencia Mexicana para realizar tales actividades fueron sistemáticamente acosados y obstaculizados para la realización de sus encomiendas por parte de la representación sindical y/o de los funcionarios de la SEP. No se les permitió, por ejemplo, estar presentes a la hora de la apertura de la paquetería para vigilar que no estuvieran abiertos o saqueados los exámenes con antelación. El ingreso de los observadores de Transparencia Mexicana al Centro Escolar Niños Héroes de Chapultepec ocurrió hasta las nueve y media, cuando ya había sido abierta toda la paquetería por parte del sindicato oficial y la SEP de Puebla. La argumentación de parte del responsable de la sede, el profesor Enrique Ponce de la O –vitalicio funcionario de la SEP– fue que él no estaba enterado que habría observadores del proceso.

Los observadores fueron testigos de que a la sede entraron, de la mano de funcionarios de la SEP y/o el sindicato, sustentantes privilegiados que, a diferencia de la larga fila que esperaba ahí desde temprano, eran mimados con sonrisas cómplices. Las viejas trampas en favor de los sustentantes con influencias o poder económico y político funcionaron puntualmente de nuevo. Cuando por fin los representantes de Transparencia Mexicana pudieron entrar al famoso CENHCH, los paquetes ya habían sido distribuidos entre los aplicadores –personal de confianza de la SEP en su mayoría.

Por otra parte, la observación del proceso debía transcurrir en el aula, en la cual sólo debían estar los sustentantes, los aplicadores y los observadores del concurso. No había pasado media hora desde el inicio del examen, es decir, a las 11:30 horas de la mañana, cuando Enrique Ponce de la O y el representante del SNTE, ordenaron la expulsión de las aulas de los representantes de Transparencia Mexicana. Es decir, prohibieron la observación ciudadana en los términos acordados nacionalmente con el SNTE y la SEP federal. Tampoco se les permitió presenciar el proceso de entrega de exámenes realizados, sobrantes y demás trámites documentales que implica un proceso de esta naturaleza. Y, por si fuera poco, el examen que terminó a las dos de la tarde en el CENHCH, y cuya paquetería debía ser concentradas en las oficinas de la SEP federal, llegó a ese lugar hasta las seis de la tarde –y a esas horas aún faltaban por llegar los documentos de otras dos sedes con los exámenes de los profesores de Puebla capital: ¿qué ocurrió durante esas cuatro horas en las sedes del examen? Sólo los funcionarios de la SEP del estado y el SNTE manejaron los tiempos de esa delicada paquetería. Los representantes de Transparencia Mexicana en Puebla fueron absolutamente marginados del proceso del concurso docente 2009.

Resultado: en ninguna de la sedes de la capital, por lo menos, las actas de cierre del Concurso para la Asignación de Plazas Docentes 2009 llevan estampadas las firmas; es decir, el aval, de los representantes de Transparencia Mexicana como se tenía originalmente previsto. Un triunfo más del cretinismo estentóreo de la SEP y el SNTE de Puebla y contra la calidad de la educación de las niñas y niños poblanos. ¡Oscurantismo habemus!

CONTRACORRIENTE, A.C.
Vea encuesta sobre el proceso: www.educacioncontracorriente.org

Alumnos reprobados en primaria le cuestan a Puebla 306 millones 724 mil 190 pesos

.

La Secretaría de Educación Pública (SEP) invirtió 8 mil 806 pesos por alumno en primaria durante el 2007, mientras que para 2008 el gasto fue de 8 mil 889 pesos por cada alumno de primaria, según datos presentados en el Panorama Educativo de México, Indicadores del Sistema Educativo Nacional 2008, del Instituto Nacional para la Educación (INEE).

Según los datos estadísticos de la SEP en Puebla, para el ciclo escolar 2007-2008 se tuvo una matrícula total en primaria de 802 mil 466 alumnos y el porcentaje de reprobación fue de 4.30, lo que equivale a 34 mil 506 estudiantes poblanos de primaria reprobaron. Lo anterior significa que estos alumnos le costaron al presupuesto de la SEP estatal un total de 306 millones 724 mil 190 pesos.

Fuente: Secretaría de Educación Pública del Estado de Puebla

El costo por alumno es obtenido de dividir el presupuesto total (que incluye pago de maestros, mantenimiento de escuelas, materiales, equipos escolares, etc.) entre la matrícula total de alumnos.

En el país el gasto en educación por alumnos reprobados y desertores de educación básica representa poco más de la mitad del presupuesto que este año se dará a 5 millones de familias a través del programa Oportunidades.

En Puebla, como en el resto del país, la reprobación mantiene una tendencia a la baja, aunque al incorporar una mayor cantidad de niños al sistema educativo también aumentan las cifras absolutas de repetidores.

Según lo reportado por el INEE la inversión que México, que año con año aumenta, hace que el costo de reprobación y abandono también sea mayor.

Bachillerato, nivel con mayor abandono escolar en Puebla

.

La deserción en el bachillerato es un problema en Puebla, 10 de cada 100 alumnos que se inscriben en este nivel abandonan la escuela.

El abandono escolar es uno de los problemas más graves que enfrenta la educación media superior en el país, no sólo en Puebla, llega a alcanzar hasta 40 % de los estudiantes.

Las causas de deserción son diversas: entre las principales destaca que más de una tercera parte de alumnos reprueba en el en el bachillerato, lo que motiva el abandono de las clases.

Otra causa de deserción que ha sido identificada en diversos estudios es la necesidad de dejar los estudios por tener que cuidar a algún familiar, así como la falta de ingresos de la familia y en consecuencia la incorporación al mercado laboral.

Asimismo, la Secretaría de Educación Pública (SEP) ha aceptado que el abandono de los estudios, por parte de los alumnos del bachillerato, se debe a que no se sienten satisfechos con lo que están aprendiendo en las aulas.

El subsecretario de Educación Media Superior de la SEP, Miguel Székely Pardo, señaló que 40 % de los jóvenes que cursan bachillerato desertan en el primer y segundo año no por causas económicas sino porque los programas de estudio no responden a sus intereses y necesidades. Además agregó que el bachillerato es el nivel de estudios de mayor deserción entre los estudiantes en el país (El Financiero, 9 de junio de 2009).

En Puebla, a semejanza de lo que ocurre en el país, el problema del abandono de estudios en el bachillerato es mayor que el registrado en primaria y secundaria:

En primaria sólo 1 de cada 100 alumnos abandonan los estudios, en secundaria 5 de cada 100 y en bachillerato lo hacen 10 de cada 100 alumnos, es decir que el promedio de alumnos que abandonan la escuela se duplica de secundaria a bachillerato.

Al problema anterior hay que agregar que acceden a este nivel solamente 64 de cada 100 muchachos que están en edad de cursar el bachillerato. De esta manera se puede decir que se está dejando sin educación de este tipo a 46 de cada 100 (sumando falta de cobertura y deserción).

Como se observa, la situación de la cobertura se agrava cuando se avanza en los grados de estudio.

Juan Ramón de la Fuente, ex- rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), hace algún tiempo señaló que para resolver el problema de la deserción (en nivel medio superior y superior) hay que explorar y fortalecer los sistemas de educación a distancia, como un camino para lograr la cobertura y deserción.

Fuga de cerebros, en busca de la calidad

.

Segunda Parte

Más de 2 mil 100 becarios no regresaron a México desde que inició el programa de becas al extranjero, en 1971, del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

La falta de oferta de estudios especializados y de calidad en México obliga a los jóvenes a salir del país mediante una beca; sin embargo, muchos de ellos no regresan.

En los últimos cinco años la llamada “fuga de cerebros”, de estudiantes becados al extranjero que no regresan al terminar sus estudios, mantuvo su tasa del 6%, aunque durante este periodo se incrementó el número de becarios por lo que también aumentó el número de estudiantes que se quedaron en otros países.

Según el Programa Nacional de Posgrado de Calidad (PNPC) del Conacyt, de mil 62 programas de especialización, maestría y doctorado que son acreditados de calidad, sólo 73 son de competencia internacional, lo que equivale a decir que únicamente 7 de cada 100 programas tienen calidad internacional.

El panorama de las instituciones en este país que tienen programas de competencia internacional es el siguiente:

Como se observa, las entidades federativas en donde se concentran las instituciones que tienen programas de calidad internacional son el D. F y el Estado de México. En el resto del país, como en Nuevo León, San Luis Potosí y Zacatecas, sólo se cuenta con un programa de este tipo.

Existen estados en los que ninguna institución imparte estudios con calidad internacional, según el padrón del Conacyt, como es el caso de la región Puebla-Tlaxcala-Oaxaca-Veracruz:

La falta de programas de calidad de competencia internacional es una de las razones que obliga a muchos estudiantes a buscar un programa de estudios de calidad en el extranjero.

Entre las razones por las que los jóvenes se quedan en países con mayor desarrollo que México, están los mejores salarios que les ofrecen, la posibilidad de trabajar en laboratorios equipados con tecnología de punta y en proyectos de investigación de vanguardia mundial.

Agregado a lo anterior hay que mencionar que aunque el Conacyt incluye una carta compromiso de regreso al país, no existe algún mecanismo legal que obligue a los estudiantes a retornar a México después de obtener un título de posgrado.

Las condiciones que se les exigen a los becarios es dedicar tiempo completo a los programas de estudios, mantener calificaciones con un promedio mínimo de ocho y no reprobar materia alguna.

Una vez concluidos los estudios, entra en vigor el Programa de Repatriación, del mismo organismo, el cual establece mecanismos para el regreso de los científicos al país, el problema es que sólo está dirigido a científicos consolidados. El programa ha tenido recortes presupuestales durante algunos años.

En los últimos cuatro años, la fuga de talentos se dio hacia países como Estados Unidos, España, Francia, Canadá, Alemania y Gran Bretaña.

En el año 2000 el Conacyt, con motivo de los 30 años del programa de becas, realizó un estudio que arrojó los siguientes datos: las dos terceras partes de la “fuga de cerebros” mexicanos residía en Estados Unidos; 26% en Europa y el resto en Canadá y otros países.