Publicaciones etiquetadas ‘Presupuesto de Egresos de la Federación’

No hay plazo que no se cumpla…

.

Padrón Magisterial

Información de 198 millones de registros de maestros de educación básica, fue entregada por la Secretaría de Educación Pública (SEP) a la Cámara de Diputados.

Según la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados la SEP, a las 21:20 horas de la noche del día 30 de junio (fecha en que se venció el plazo que tenía la dependencia para presentar el Padrón de Maestros), entregó una caja de documentos que incluyen la información que solicitó de forma obligada la ley general del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para este año. Los datos son de los primeros 3 meses del presente año.

De acuerdo con lo previsto por la Secretaría y con base en la demanda del Congreso -Artículo 9 fracción IV del PEF para este año- la dependencia hará público a partir del 1 de julio, en una página de internet, información que incluye matrícula escolar, el número de profesores, tipo de plaza (docente, administrativa o directiva), nombre, clave única de registro poblacional (CURP), ingreso y nivel educativo; de docentes afiliados a las 57 secciones del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) en el país.

Es de destacar que en la información presentada hasta el momento, los maestros comisionados que pertenecen a los sindicatos estatales no se encuentran incluidos, debido a que el Congreso sólo demandó hacer público el padrón de profesores que se financian con el FAEB.

El titular de la Unidad de Planeación y Evaluación de Políticas Educativas, Francisco Ciscomani, explicó que la SEP retomó el registro de nómina para habilitar la página web (que se actualizará trimestralmente). Además de señalar que para incluir a los maestros de los sistemas estatales la SEP requiere tener atribuciones para solicitarla los estados.

El funcionario reconoció que no se trata de un padrón nacional de maestros, sino un primer ejercicio cuya información será enriquecida con datos sobre formación y desempeño de los docentes.

Numeralia

El total del pago de salarial fue de 407 millones de pesos a 10 mil 279 profesores comisionados en 31 entidades del país. De ellos, 5 mil 145 realizan funciones sindicales y 2 mil 442 actividades administrativas.

Se tienen registrados 25 millones 206 mil 162 alumnos en 217 mil 541 escuelas.

Un millón 106 mil 921 trabajadores -docentes, administrativos y directivos- cobran con cargo al FAEB, es decir con recursos de la federación, lo que representa 76 por ciento del personal destinado a tareas educativas en el país, mientras que otro 24 por ciento depende de erogaciones estatales. (La Jornada, 2 de julio de 2010)

Irregularidades:

Pagos a profesores con el mismo RFC aunque con diferentes nombres,

176 mil trabajadores de la enseñanza cobraron su ingreso mensual, pese a contar con un Registro Federal de Causantes (RFC) erróneo,

8 mil tienen el mismo RFC, pero con diferente nombre.

En 17 entidades, aproximadamente, se paga la nómina aún cuando se detecta un RFC incompleto,

En 18 estados se tienen registros duplicados.

30 entidades no presentaron las CURP de los trabajadores en el pago de nómina como establece el Presupuesto de Egresos de la Federación 2010

En 232 casos de personal con doble plaza que cobran en entidades no colindantes, con un monto trimestral de 4.5 millones de pesos con cargo a la federación.

3 mil 397 trabajadores tienen ingresos son superiores a 60 mil pesos mensuales. De los cuales, al menos 31 recibieron más de 200 mil pesos en enero y 91 en marzo de este año; como el caso de Guillermina Baños Islas, quien en el estado de Tlaxcala recibe un sueldo de 68 mil 463 pesos y en Michoacán cobra 12 mil pesos.

De los 10 mil 279 trabajadores detectados como comisionados, corresponden un total de 18 mil 582 plazas. De éstas 13 están asignadas a siete comisionados en labores partidistas, que cobraron con cargo al FAEB, 488 mil 328 pesos (en el primer trimestre del año). Resalta el caso de Durango que notificó que no tiene profesores comisionados.

Tres trabajadores que solicitaron una comisión para asumir cargos de diputados y cuatro como alcaldes, sin goce de sueldo.

En 17 entidades hay 117 mil 514 maestros en 19 mil 44 centros de trabajo ficticios, dicen. (Milenio, 2 de julio de 2010).

Aparecen registros en escuelas que no existen o están clausuradas (El Universal, 2 de julio de 2010)

En la escuela donde tiene sus plazas la presidenta del SNTE, Elba Esther Gordillo Morales, están registrados 538 maestros en la nómina y 284 obtuvieron una comisión sindical vigente entre el 1 de enero y el 31 de marzo de 2010. (Idem, 2 de julio de 2010).

El nombre de la profesora Elba Esther Gordillo, quien tiene una plaza en el Estado de México, no se encuentra. Tampoco está el profesor Rafael Ochoa, secretario general del sindicato magisterial. (Reforma, 2 de julio de 2010)

La información disponible es un avance, pero aún insuficiente, como lo señaló Ciscomani, esta información está lejos de ser Padrón Nacional de Maestros.

La SEP debe incluir todos los datos de todos los maestros de todo el país, lo que incluye a docentes de los sistemas estatales.

Lenta conformación del padrón de maestros*

.

La conformación del padrón de maestros va muy lenta: sólo 11 estados de la República han entregado la información necesaria, faltan 5 de entregarla y la de otros 16 se está cotejando, según lo ha declarado el secretario de Educación, Alonso Lujambio.

Cabe recordar que este padrón debe ser dado a conocer, a más tardar, el próximo 30 de junio.

Las razones del retraso son múltiples pero algo tendrá que ver que hasta el momento no se contemplan sanciones para los estados que incumplan con la entrega de datos; pues Lujambio confía en que los secretarios estatales cumplan con lo estipulado en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

El padrón es una herramienta fundamental pero es la primera fase de una serie de ajustes necesarios, como lo señaló David Calderón, director general de la asociación civil «Mexicanos Primero».

Calderón señaló que el padrón deberá ser perfeccionado con los años, el interés de la sociedad es que no deje de cumplirse su primera entrega por la negligencia de las autoridades estatales y que el hecho de que aun falten 21 entidades por completar la información debe alertar a los secretarios de educación para que cumplan su compromiso.

La siguiente etapa es la verificación de los datos que contenga ese padrón: “El segundo paso una vez que se tenga el padrón será proponer a la sociedad y autoridades la verificación de la información presentada, integrando a todas las partes, porque es inimaginable que un solo organismo realice la certificación”.

* Con información de La razón, 27 de mayo de 2010.

 

Presupuesto para la educación

.

La educación en el presupuesto de egresos 2010, aprobado por la Cámara de Diputados a la 1:54 a.m. del martes 17 de noviembre, presenta un incremento del 2.5% con respecto al año anterior.

Felipe Enríquez Hernández (del PRI) afirmó que «… se aumentan los recursos para educación, infraestructura carretera, recurso hidráulicos, salud, seguridad pública, además de que garantiza el seguro popular».

Aunque se reconoce que el presupuesto autorizado a la educación es prioritario, también hay que señalar que en la distribución no todos los sectores salieron beneficiados: Para las escuelas normales la asignación no llega a 500 millones de pesos, en tanto que las universidades interculturales sólo recibirán 50 millones y para infraestructura educativa se destinó 2 mil 845 millones de pesos.

El problema no sólo está en la baja asignación de recursos para algunas instancias educativas, también se refleja en el destino que tienen estos recursos, por ejemplo una cantidad considerable de la reasignación de educación básica, 3 mil 954 millones de pesos, estará dirigido a becas del programa Oportunidades, que hasta el momento no ha demostrado su eficacia.

Otro de los organismos más afectados es la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), según expresó Romualdo López Zárate (La Jornada, 19 de noviembre) la reducción de recursos extraordinarios otorgados a esa institución afectará los diversos proyectos, se pasó de 600 millones a 67 millones de pesos.

Por su parte la Secretaría de Hacienda aseguró que en el Presupuesto de Egresos de la Federación para el próximo año tiene diversos mecanismos que transparentará la rendición de cuentas del ejercicio del gasto público.

Cabe destacar que el presupuesto había sido afectado desde que la comisión encargada de distribuir gastos no aprobó las asignaciones adicionales, por 21 mil 441 millones de pesos, solicitada por la Comisión de Educación y Servicios Educativos de la Cámara de Diputados.

En esta petición se contemplaba que para el nivel básico se destinaría una ampliación de 3 mil 662 millones de pesos. La instancia más afectada es la Comisión Nacional de Libros de Textos Gratuitos (CONALITEG), así como algunos programas como Fortalecimiento a la Educación Temprana y el Desarrollo Infantil, entre otros (información de La Jornada, 15 de noviembre).

De esta manera, una de las áreas más descuidadas en la asignación de recursos es la educación básica, que sin duda tendrá consecuencias en todos los niveles educativos.

Maestros de México: ganan más, pero enseñan peor, por culpa del SNTE

.

A pesar de que México ya destina al sector educativo el 7.07 % del Producto Interno Bruto (PIB), la educación en nuestro país sigue siendo inequitativa y de baja calidad. 

El promedio de 7.0 del PIB rebasa el 6 % recomendado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y, a pesar de ello, persisten problemas graves de deserción, bajo nivel de aprovechamiento, entre otros.

En educación primaria la cobertura es de casi 100% y en preescolar de 70% aproximadamente. Pero no ocurre lo mismo con los demás niveles.

Además, pese a tales niveles de cobertura, la deserción es severa. En primaria, abandonan 22 de cada 100 alumnos. En el paso de la primaria a la secundaria, el número aumenta a 32; pero, además, de los 68 que siguen estudiando sólo egresa la mitad. Al ingresar a bachillerato desertan otros 10 y, si lo hacen a la preparatoria, el promedio de abandono es de 16; de tal forma que de los 100 iniciales sólo 24 completan el nivel medio superior. De éstos, 21 alumnos llegan a la universidad, pero sólo 14 la terminan.

Por otra parte, existen grandes rezagos en el aprendizaje de español y matemáticas, ya documentados ampliamente tanto la Secretaría de Educación Pública (SEP) como por el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), a partir de los resultados de la Evaluación Nacional del Logro Académico en Centros Escolares (Enlace) y de los Exámenes para la Calidad y el Logro Educativos (Excale) y los resultados de PISA (analizados por Consultoría Contracorriente en trabajos anteriores).

Los recursos destinados a la educación en México son incluso mayores que en España y Canadá (según los Indicadores del Sistema Educativo Nacional 2006). Sin embargo, el problema principal radica en que casi la totalidad se destina al gasto corriente. 

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), mientras otros países destinan 8.2% de su presupuesto educativo a infraestructura (salones, baños, bancas, laboratorios, y otros apoyos), México sólo canaliza 2.8% (denominado gasto de inversión). Del total de gasto corriente, 90.8% se va a compensaciones del personal (que incluye tanto salarios base como compensaciones adicionales que se dan a los profesores), dejando para otros gastos, como materiales educativos, el 6.4 sólo en el caso de primaria.

Según la directora adjunta de la secretaría general de la OCDE, Gabriela Ramos, todo esto genera una debilidad estructural porque no hay un equilibrio en los gastos educativos; además, se carece de un sistema para detectar a los mejores maestros y premiarlos; finalmente, el incremento presupuestal no se refleja en mejores resultados.

De acuerdo con el anuario 2005 de la OCDE, los salarios de los profesores mexicanos, en términos nominales, son los más altos de los países registrados en la organización. Pero en relación con el poder adquisitivo de nuestro país, están entre los más bajos.

Por otra parte, no existen evaluaciones sobre el desempeño del profesorado en México, porque sólo se mide a los alumnos y los programas. Pero la evaluación del programa Enciclomedia —a la cual tuvo acceso Consultoría Contracorriente— reveló que 6 de cada 100 profesores de primaria no tuvo noción de lo que es una escala, sólo 16 de cada 100 pudo interpretar información contenida en una tabla y 29 de cada 100 supo el significado de una fracción.

Con motivo de la presentación de los resultados de la evaluación de Enciclomedia a 131 mil docentes, Gilberto Guevara Niebla, director del Centro de Investigación Educativa y Actualización de Profesores señaló que nuestro país tiene maestros de “mediana calidad”. 

El profesor se encuentra en el centro del aprendizaje, pero en el caso de México no tiene los incentivos para apoyar a que los alumnos tengan mejores logros. Si bien se reconoce que los docentes han elevado, de manera importante su escolaridad, sólo 60% cuenta con licenciatura, cuando en casi todos los países pertenecientes a la OCDE la totalidad tiene este grado.

Los maestros no son los únicos responsables del consumo del presupuesto en educación y de su mala calidad, tenemos también al sindicato. El SNTE privilegia los criterios políticos por encima de los educativos.

Prueba de la gran fuerza política del SNTE es que de los 152 mil millones que se canalizan a la Secretaría de Educación Pública (SEP), 61 mil millones (40.13%) se utilizan para “servicios personales”, según el Presupuesto de Egresos de la Federación 2007.

El SNTE es la organización sindical más grande de Latinoamérica con un millón 200 mil agremiados, comandados por la maestra Elba Esther Gordillo. Su importancia política ha quedado de manifiesto en diversos comicios como los de Baja California, así como en las últimas elecciones federales. De hecho han creado su propio partido político: Nueva Alianza.

Su influencia, incluso, llega a esferas de gobierno, influyó en la designación de José Fernando González Sánchez, yerno de la maestra Gordillo, como subsecretario de educación básica, así como de otros tres directores generales de la subsecretaría en mención, los cuales mantienen una relación directa con el sindicato.

El gremio es uno de los que manejan la mayor cantidad de cuotas sindicales, mismas que son descontadas por la SEP del sueldo de los trabajadores sindicalizados, sin que ellos puedan oponerse.

Si se toma en consideración que cada trabajador aporta 1% de su salario mensual (se calcula una aportación de al menos 40 pesos al mes), podemos estimar que las cuotas sindicales (si sólo se tomara al nivel de primaria en el estado de Puebla, cuyo registro es de 23 mil 986 docentes, pertenecientes a escuelas públicas), asciende a casi un millón de pesos mensuales y 11 millones 513 mil 280 pesos anuales. A nivel nacional los cálculos son, por lo menos, de 40 millones de pesos al mes, es decir, 480 millones anuales.
En 2005, la SEP destinó a este gremio, por el concepto de “acuerdos”, 900 millones de pesos correspondientes a compensaciones y estímulos a la labor.

Este sindicato, tiene como privilegio la “repartición” (que en realidad son “ventas”) de más del 50% de las plazas de nueva creación en escuelas de educación básica. Además controla la gestión de créditos financieros o de vivienda ante las autoridades del Instituto del Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) o la SEP, cuyos montos no son cuantificables.

En suma, los profesores mexicanos de “mediana calidad” son responsables del consumo de la mayor parte de los recursos destinados a la educación, pero no son los únicos que consumen estos recursos económicos, pues una buena parte va al SNTE.