Publicaciones etiquetadas ‘Mexicanos Primero’

Brechas educativas

.

Bajo nivel de escolaridad, profundas desigualdades, dificultades adicionales por estudiar en una escuela pública indígenas y telesecundaria son algunos de los elementos que se analizan en Brechas publicación presentada en estos días por la asociación «Mexicanos Primero» sobre el estado de la educación en México en el 2010.

Este concepto de brecha es definido en el diccionario de la Real academia de la lengua española como «1. Rotura o abertura irregular, especialmente en una pared o muralla. 2. Rotura de un frente de combate. 3. Resquicio por donde algo empieza a perder su seguridad. Hacer brecha en algo. 4. Herida, especialmente en la cabeza», define muy bien la situación de la educación en este país.

Las brechas, según la organización, son las diferencias en el acceso, trayectoria, egreso y resultados educativos que separan a distintos grupos de población.

El tipo de desigualdades prevalecientes en el país son:

  • La que divide a minorías con trayectorias completas y exitosas, y mayorías sin ellas.

  • La que divide estratos educativos: por condición de salud, pertenencia étnica, densidad y aislamiento de la población, modalidad, sostenimiento… no hay resultados equivalentes.

  • La que divide las prácticas, por un lado, y el logro, por otro: entre estados, entre transferencias condicionadas y éxito educativo, entre condición vigente y tareas asignadas a los maestros.

  • La que divide a México del mundo.

Aquí revisaremos las diferencias que dividen a los estratos, particularmente la que se refiere a la pertenencia al sistema público e indígena.

Según los datos más relevantes encontrados: 

  • 55% de los adultos indígenas no asistieron a la escuela o no completaron la primaria (vs. 29%, nacional).
  • Sólo 3% de ellos completó al menos un año de universidad (vs. 15%, nacional).

 

  • 4 de cada 10 mujeres indígenas son analfabetas (vs. 1 de cada 10, nacional).
  • Su escolaridad promedio es de 4 años (vs. 8 años, nacional).
  • Una de cada dos jóvenes indígenas de 15 a 24 años se dedican de tiempo completo a labores domésticas; sólo una de cada cinco sigue estudiando.

 

Cabe señalar que los estados en los que se encuentran mayores proporciones de población indígena en el país son Oaxaca (16%), Chiapas (10.9%), Veracruz (0.3%), Yucatán (9.6%) y Puebla (9.3), en total suman 56.1 % de la población indígena.

Si se pretende mejorar la equidad educativa, sin duda hay que revisar la oferta que se está haciendo a los pueblos indígenas. El aprendizaje de esos niños es fundamental para lograr ese objetivo.

Padrón de maestros, un asunto ampliamente discutido

.

En estos últimos días el tema educativo se ha visto envuelto por la discusión en torno al padrón de maestros que la Secretaría de Educación Pública (SEP) entregó a la Cámara de Diputados el 30 de junio.

La discusión se ha polarizado entre las instituciones oficiales, quienes magnifican la importancia de la información entregada, y aquellos que hacen énfasis en la insuficiencia y la incongruencia de los datos entregados.

El padrón que la SEP integró con información de las entidades federativas apenas es un primer paso, que no es suficiente y sí que sienta las bases para llegar a conocer los datos de los maestros de educación básica, un aspecto tan elemental que ni siquiera tendría que estar a discusión. Ese documento es el resultado de la presión de organizaciones sociales, de académicos, de periodistas e incluso de algunos maestros; que tiene una clara intención de mermar la opacidad del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

En el artículo 9, fracción IV, del Decreto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2010, se estableció que la SEP y los estados dieran a conocer el número y el tipo de las plazas (docentes, administrativas y directivas), así como el número de trabajadores comisionados por centro de trabajo, señalando el objetivo de tal comisión, su duración y el pago que reciben por concepto de servicios personales; una auditoría al Fondo de Aportaciones a la Educación Básica (FAEB).

En este sentido, debe señalarse que la SEP cumplió con el encargo, aunque lo hizo como para entregar la tarea, que además efectivamente se pueden encontrar varias inconsistencias como las señaladas por la asociación Mexicanos Primero, que este 14 de julio dió a conocer en un documento llamado «Registro de maestros: hallazgos principales», los aspectos más relevantes que encontraron en el padrón de maestros:

Todas las entidades federativas sin excepción resultan con más plazas pagadas que las autorizadas, es decir, se gasta lo mismo pero se fragmentan las plazas.

En Coahuila hay más de 44 mil trabajadores con RFCs erróneos; es decir, es obligación de las autoridades no dar un pago si el RFC no es preciso; sin embargo, se dieron estos pagos.

En el Distrito Federal a más de 33 mil trabajadores se dieron estos pagos, a pesar de que su registro debiera mantenerse impecable, pues nunca salió de la esfera de la responsabilidad directa de la SEP.

Existe un gran desorden en Tamaulipas sobre centros de trabajo inexistentes y en Veracruz en cuanto a centros de trabajo clausurados. Existen plazas inexistentes en Coahuila y Tabasco.

Hay maestros teletransportados que están en dos entidades simultáneamente que son incompatibles geográficamente para ser atendidas, de los cuales una tercera parte tienen un pie en el Distrito Federal.

Hay 10 mil comisionados, unos con comisiones sindicales, otros con comisiones educativas, directivas, administrativas; el subregistro de comisionados es notable.

En Jalisco hay 487 comisionados en una única plaza.

Durango presentó información diciendo que no tiene un solo comisionado cuando hay forma de comprobar que sí los hay.

Son alrededor de 880 mil, entre el millón 100 maestros, pagados por el FAEB

Además, esa misma organización, señaló que le faltan los siguientes datos:

  • Sobre identidad

    • CURP (ya que sólo Guanajuato y Oaxaca lo incluyeron),
    • sexo,
    • fecha y lugar de nacimiento,
    • nacionalidad,
    • domicilio,
  • Sobre desempeño
    • desempeño en el concurso de oposición ENAMS,
    • asistencia,
    • resultados educativos de sus alumnos,
    • premios y estímulos recibidos,
    • infracciones registradas,
  • Sobre formación
    • grado académico alcanzado,
    • capacitaciones
    • cursos de actualización realizados
    • especialidades
    • idiomas que manejan
  • Sobre situación laboral
    • tipo de nombramiento
    • antigüedad
    • formas de ingreso

Pese a todo esto, no se debe perder de vista que es la primera aproximación que se tiene sobre cuántos maestros hay, donde están y cuánto ganan.

No se trata de conformarse con tal información, aunque hay que recordar que, debido a la «federalización» los estados no están obligados a entregar a la SEP las nóminas de sus sistemas educativos, particularmente de aquellos que dependen de fondos estatales. En esos casos, la presión que se ejerza debe venir del ámbito local.

Lenta conformación del padrón de maestros*

.

La conformación del padrón de maestros va muy lenta: sólo 11 estados de la República han entregado la información necesaria, faltan 5 de entregarla y la de otros 16 se está cotejando, según lo ha declarado el secretario de Educación, Alonso Lujambio.

Cabe recordar que este padrón debe ser dado a conocer, a más tardar, el próximo 30 de junio.

Las razones del retraso son múltiples pero algo tendrá que ver que hasta el momento no se contemplan sanciones para los estados que incumplan con la entrega de datos; pues Lujambio confía en que los secretarios estatales cumplan con lo estipulado en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

El padrón es una herramienta fundamental pero es la primera fase de una serie de ajustes necesarios, como lo señaló David Calderón, director general de la asociación civil «Mexicanos Primero».

Calderón señaló que el padrón deberá ser perfeccionado con los años, el interés de la sociedad es que no deje de cumplirse su primera entrega por la negligencia de las autoridades estatales y que el hecho de que aun falten 21 entidades por completar la información debe alertar a los secretarios de educación para que cumplan su compromiso.

La siguiente etapa es la verificación de los datos que contenga ese padrón: “El segundo paso una vez que se tenga el padrón será proponer a la sociedad y autoridades la verificación de la información presentada, integrando a todas las partes, porque es inimaginable que un solo organismo realice la certificación”.

* Con información de La razón, 27 de mayo de 2010.

 

Se ubica Puebla entre los 10 peores estados en educación básica

.

Ocho estados de la República figuran como los peores en educación básica, entre los que se encuentran Puebla, Tlaxcala y Oaxaca, según el estudio “Índice Compuesto de Eficacia de los Sistemas Escolares” elaborado por la Fundación Implementación, Diseño, Evaluación y Análisis de Políticas Públicas (IDEA) y Mexicanos Primero Visión 2030.

La muestra del estudio abarcó a estudiantes de 3º de secundaria a los que se aplicaron los Exámenes de Calidad y Logro Educativo (EXCALE) en matemáticas, realizados por el Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE).

El Índice Compuesto de Eficacia (ICE) se construyó a partir de tres factores: infraestructura, ausentismo de profesores y alumnos con profesores incorporados a Carrera Magisterial. La lista de posiciones del ICE es la siguiente:

¿Por qué Puebla ocupa el lugar 25 en el ICE?
La infraestructura de las escuelas es muy deficiente, lo que coloca a la entidad en la posición 31. Ocupa la posición 19 en alumnos cuyos profesores cuentan con carrera magisterial (36%) y el 50% de alumnos tienen profesores que no faltan o que casi no faltan. Si se promedia estos factores, la entidad ocupa esta posición:

 ¿Por qué Tlaxcala ocupa el lugar 26 en el ICE?
Su infraestructura es la más deficiente en el país, colocando a este estado en el lugar 32. Las variables de asistencia de profesores es también deficiente y aunque los profesores con carrera magisterial son el 38%, el puntaje promedio los ubica en este lugar:

 ¿Por qué Oaxaca ocupa el lugar 27 en el ICE?
Las tres variables tienen un promedio bajo, lo que hace que la entidad se coloque en el lugar 27:

 

El estudio, recientemente terminado y presentado por el presidente de la fundación Mexicanos Primero, David Calderón, durante el mes de junio, confirma que la educación básica en el país va en picada a ritmo acelerado, ello por la falta de infraestructura, el deterioro de las escuelas, el ausentismo de los profesores, entre otros.

Nivel de infraestructura de la escuela. Los alumnos de tercero de secundaria que asisten a escuelas con muy buena infraestructura aumentan 14.15 puntos su promedio, en la prueba de Excale, con respecto de aquellos que asisten a escuelas con infraestructura deficiente.

Haga clic aquí para ver la gráfica 

Profesores incorporados a carrera magisterial. Según el estudio, los alumnos aumentan su promedio en 5.02 puntos cuando sus profesores están incorporados a este programa. En educación primaria no se encontraron efectos observables de este programa, por lo que los resultados deben tomarse con precaución.

Haga clic aquí para ver la gráfica 

El ausentismo de los profesores. Influye de manera negativa. Por cada aumento de categoría en el ausentismo (nunca o casi nunca, a veces, frecuentemente, casi siempre), los alumnos obtienen en promedio 6.52 puntos menos. Un alumno con un profesor que falta “siempre o casi siempre”, obtiene en promedio casi 20 puntos menos.

Haga clic aquí para ver la gráfica

Michoacán es uno de los estados en donde el ausentismo es alarmante. Las pruebas de PISA 2003 no fueron aplicadas porque los profesores estaban en paro. En la prueba ENLACE 2007 las escuelas estaban vacías y sólo fueron evaluadas algunas (aunque debido a ello fueron anuladas). En abril de 2008 sucedió lo mismo, ENLACE no se aplicó porque los profesores lo impidieron. Los problemas sindicales son constantes debido a que en ese estado está la presencia de la facción opositora al SNTE, la CNTE.

Según el ICE, Michoacán muestra algunos de los indicadores más desfavorables del país: tiene el último lugar en aprovechamiento de Excale, el lugar 20 en inasistencia de profesores, 18 en infraestructura y 16 en maestros incorporados a Carrera Magisterial. La reprobación es elevada en primaria (5.20%) y secundaria (21.80%). La deserción en primaria decreció en los últimos seis años (1%), pero en secundaria se elevó (12%), por lo cual es la más alta del país.

Oaxaca muestra una situación parecida. Los resultados de ENLACE 2007 son evidentes, la entidad se ubicó entre las que obtuvieron los peores resultados. La ausencia de los profesores en Oaxaca es muy grave. La reprobación (14.20%) y la deserción (7.40%) en el ciclo escolar 2006-2007 son mayores a los observados en el promedio nacional. Pese a lo anterior Oaxaca recibe un presupuesto mayor al de la media nacional: 9 mil 600 pesos por alumno, cifra 21 % mayor al promedio transferido en toda la República.

Chiapas se consolida como el estado con mayor desigualdad educativa del país, aunque sus resultados promedio no sean los más bajos al ocupar el 3er lugar en profesores que no faltan nunca o casi nunca. El ausentismo escolar duplica al promedio nacional 111,136 personas de 5 a 14 años. Tiene la mayor cantidad de escuelas con muy bajo rendimiento. El 30% de los alumnos de educación básica son indígenas.

La situación es desfavorable en todo el país pues aun en los estados mejor posicionados en el ICE, como Colima y Nuevo León, los resultados de Excale están por debajo del promedio nacional.