Publicaciones etiquetadas ‘estudiantes’

Técnica de las tijeras y el engrudo

.

Los jóvenes en la actualidad han desarrollado grandes capacidades para buscar, acceder y recuperar información pertinente, pero tienen dificultad para integrarla e interpretarla. Resultado de la práctica de cortar y pegar, lo que antiguamente se conocía como la técnica de las tijeras y el engrudo, actualmente copy/paste.

Según el informe «¿Qué le dice PISA a la educación? Reflexiones sobre los resultados de Lectura, elaborado por el Instituto Nacional para la Evaluación Educativa (INEE), los estudiantes que participaron en la evaluación de PISA (Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes, por sus siglas en inglés) mejoraron su habilidad para buscar y seleccionar información en un texto, pero se mostraron incapaces para elaborar análisis, juicios o hipótesis para aplicar el adquirido.

Las nuevas tecnologías (particularmente el uso de internet) han generado una variante de antiguas prácticas del copiado y pegado.

La evaluación muestra que la capacidad de análisis de los estudiantes que usan con frecuencia el internet para realizar sus tareas se ve gravemente afectada.

Según el reporte, citado por el sitio PCWorld, esto se debe a que los estudiantes buscan información (habilidad que afirma el estudio ha mejorado en los jóvenes), pero sólo se limitan a copiar y pegar sin analizar o leer la información recolectada.

PISA revela que sólo tres de cada diez niños lee y entiende los datos adquiridos en internet y que sólo el 40% emiten algún juicio sobre la misma. El INEE informó que la capacidad para evaluar información y la comprensión de lectura descendió 14 puntos en comparación en el periodo comprendido entre 2000 y 2009.

Cabe destacar que datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) destacan que poco más de una cuarta parte de la población mexicana de 6 años o más usa internet. Esta población comprende a 27.2 millones de personas, de las cuales 77.3% son jóvenes menores de 35 años.

México sigue manteniendo un promedio bajo en hogares que tienen internet pues sólo poseen este servicio 18.4%, contra 62% que es el promedio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Sólo se encuentra arriba de Turquía a la de 7.7%

De los cibernautas mexicanos, el 27% accesa diariamente a la red, lo que en números absolutos suman 7.3 millones de personas en el país. La principal actividades son:

  • búsqueda de información, 36%

  • correo electrónico 34.7% y

  • chat 32.7%

Ciencias sociales, las favoritas de estudiantes mexicanos

.

En México los promedios de graduación es claramente dominado por las carreras pertenecientes al área de «Ciencias sociales, negocios, leyes y servicios» al registrar el 45.1%, mientras que tan sólo el 4.8% se graduaron en carreras relacionadas con la «Agricultura y ciencias físicas».

De acuerdo con las estadísticas 911, de la Secretaría de Educación Pública (SEP) para el periodo 2009-2010, México cuenta con 2813 instituciones de educación superior, 4906 escuelas, 323,110 docentes y 2’847,376 de alumnos en el sistema escolarizado, mientras que en el no escolarizado suman 3’107,713. De los cuales la mayoría se encuentran inscritos en las áreas de ciencias sociales.

En cuanto al estudio realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y en el que se calcula la tasa de graduación universitario por campo de estudio, se observó que la orientación vocacional en su mayoría, se dirigió al área de ciencias sociales, negocios, leyes y servicios que concentró en promedio 37.1% de los egresados, seguida de las áreas de humanidades, artes y educación con 24.9% y salud y bienestar con 13-3%. En dichas áreas se concentra el 75.3% de los graduados.

Por orden de preferencias, las áreas que registraron los mayores porcentajes por países son:

Salud y bienestar: Dinamarca con 27.7%

Agricultura y ciencias físicas: Irlanda con 14.8%

Matemáticas y ciencias de la computación: Austria con 9.1%

Humanidades, artes y educación: Islandia con 35.3%

Ciencias sociales, negocias, leyes y servicios: Hungría con 48.5%

Ingeniería, manufacturas y construcción: Corea con 26.0%

En el campo de estudio de matemáticas y ciencias de comunicación destacan México (8.2%), Australia (8.2%) y Austria (9.1); quienes se encuentran aún por arriba del promedio de todos los países de la OCDE (5.2%).

Situación escolar y laboral de los jóvenes en México

.

Según el estudio realizado por el Instituto Nacional de Evaluación para la Educación (INEE) en sus indicadores 2008, las trayectorias escolares y laborales entre los jóvenes son diferenciales de acuerdo con el grupo de edad al que pertenecen. La mayoría de los jóvenes de 15 a 17 años (grupo de edad que concentra al 24.1% de la población joven) se encontraba asistiendo a la escuela 65.8%, 18% únicamente laboraba y 16% no estudiaba ni trabajaba.

Estos datos se derivaron de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) 2006.

La situación es diferente entre los jóvenes de 18 a 29 años: sólo 19.3% se encontraba estudiando, la mayoría exclusivamente laboraba (55.8%) y el porcentaje de aquellos que no estudiaban ni trabajaban fue mayor que entre los más jóvenes (24.9%).

 

En cuanto al sexo, la distribución es muy semejante en ambos grupos de edad: (53% hombres y 47% mujeres entre los jóvenes de 15 a 17 años; y 47% y 53%, respectivamente, para el grupo de edad 18-29 anos).

Sólo 65.3% y 35.2% de los jóvenes entre 15 y 17 anos y entre 18 y 29, respectivamente, habían completado su educación básica; mientras que alrededor de 1 474 777 jóvenes de 15 a 17 años y 5 685 912 de jóvenes entre 18 y 29 años no contaban con dicha educación.

El porcentaje de jóvenes que sólo estudia es mayor entre las mujeres que en los hombres en el grupo de edad 15 a 17 años (60.4% respecto a 52.7%) y se vuelve muy semejante cuando se trata de los de 18 a 29 años.

En contraste, el porcentaje de hombres que sólo se desempeña laboralmente es casi del doble en comparación con las mujeres, independientemente del grupo de edad al que se haga mención: 24.4% hombres y 11.3% mujeres entre 15 y 17 años, y 70.7% y 42.7% del grupo 18-29.

De manera semejante, el porcentaje de jóvenes que estudian y trabajan simultáneamente se eleva al tratarse de los hombres en ambos grupos de edad. Es decir, la participación laboral es mayor entre los hombres que en las mujeres, lo que hace que éstos se alejen paulatinamente de la escuela; razón por la cual 12.7% de los hombres entre 15 y 17 años y 23.2% de los de 18 a 29 que sólo trabajaban no habían completado la educación básica.

El porcentaje de mujeres que no estudiaban ni trabajaban fue mucho mayor. 21.1% respecto a 11.3% en el grupo 15-17 años, y 40% y 7.7% en el grupo 18-29 años.

ENIGH confirman que casi 90% de ellas declaró que se dedicaba a quehaceres del hogar. Mientras que los hombres que no se encontraban estudiando ni laborando, más de 50% estaba buscando trabajo y un pequeño porcentaje realizaba trabajo doméstico (14% en el caso de los jóvenes entre 15 y 17 años).

El mayor porcentaje de los jóvenes que no estudiaban ni trabajaban en 2006, no había concluido su educación básica. Se observa que, conforme se incrementa la escolaridad, el porcentaje de jóvenes en esta situación disminuye, dando un indicio de que a mayor nivel educativo alcanzado menor probabilidad de que un joven se encuentre en inactividad tanto económica como escolar (patrón observado en ambos grupos de edad, así como entre hombres y mujeres).

 

A nivel internacional, en 2006 la mayoría de los más jóvenes (15 a 19 años) se encontraban únicamente estudiando (80%, OCDE), mientras que en México sólo 54.9% se encontraba en esta condición. Destacan dos fenómenos ya conocidos: la asistencia escolar de los jóvenes disminuye conforme se incrementa la edad y, paralelamente, se incrementa la participación laboral como única actividad (en la mayoría de los casos acompañada del abandono escolar).

Nuevo perfil de los mexicanos en EU

.

Profesionistas y pequeños empresarios son los nuevos migrantes mexicanos que se van para los Estados Unidos (EU) en busca de mejores salarios, según el Instituto de los Mexicanos en el Exterior (IME).

En entrevista con Excélsior, el Embajador Carlos García de Alba Zepeda, director ejecutivo del IME, explicó que las nuevas generaciones de migrantes han salido de las grandes ciudades en lugar de pueblos marginados del interior de la República: “Hoy emigran profesionistas, hoy emigran pequeños empresarios, hoy emigran mujeres, hoy emigran niños, es un perfil completamente distinto al que migraba solamente el varón y básicamente migraba solo y además iba y venía continuamente, cruzaba la frontera varias veces al año».

Rodolfo Tuirán, Subsecretario de Educación Superior de la Secretaría de Educación Pública (SEP), dio a conocer algunas cifras de profesionistas mexicanos en los EU: de los 865 mil profesionistas que están en ese país, 53 % cuentan con licenciatura, 14 % con maestría o doctorado y 31 % son técnicos superior universitario, según información publicada en Reforma (3 de mayo, 2010).

Tuirán señaló que la estadística no permite identificar si estos profesionistas estudiaron en México y después emigraron o si se prepararon en Estados Unidos y se quedaron a trabajar ahí. Lo que sí se puede desprender de esta información es que aproximadamente uno de cada tres profesionistas son hijos de estadounidenses o están naturalizados, por lo que se deduce que son producto de una migración de muchos años; mientras que 2 de cada 3 son todavía mexicanos residentes en EU.

En el periodo 2006-2008, ingresaron alrededor de 15 mil mexicanos profesionistas por año.

Parece existir la idea de que en EU, realizando una tarea semejante, pueda obtener 6 y hasta 8 veces el ingreso que se puede obtener en México. Sin embargo, estos profesionistas no siempre realizan trabajos para los que están capacitados, sino otras actividades que les pueden representar ingresos mayores o también es muy común que estén desempleados.

EU es un país que atrae a estudiantes, ya que en él se encuentran 13 de las 20 mejores universidades, lo que crea condiciones para la atracción e incluso para la permanencia de profesionistas.

Según datos de la SEP, hay 12 mil 500 estudiantes en Europa y 13 mil 500 en EU, cursando estudios de licenciatura, maestría o doctorado.

 

Mejores los alumnos de primaria que los de secundaria

.

Los estudiantes poblanos presentan retrocesos en sus habilidades en español y matemáticas conforme avanzan dentro del sistema educativo, como se observa en los resultados de la Evaluación Nacional de Logro Académico en Centros Escolares (ENLACE). Si bien este fenómeno no es exclusivo de Puebla, se puede observar en el sistema nacional, aquí se toman los datos de la entidad como representativos del fenómeno.

Mientras que 29 de cada 100 alumnos de primaria alcanzan el nivel bueno en español, en secundaria lo logran solamente 14 de cada 100, prácticamente la mitad, según los datos de la edición 2009 (aunque este fenómeno se puede constatar desde el inicio de esta prueba, en 2006) de esta evaluación.

En matemáticas, el fenómeno se repite aunque de manera más dramática: 27 de cada 100 alumnos de primaria alcanzan un nivel bueno, mientras que en secundaria lo logran 9 de cada 100.

Aunque los alumnos de primaria tienen mejores resultados que los de secundaria, en ese nivel ya se observan grandes brechas que caracterizan al Sistema Educativo Nacional, y son las que existen entre las escuelas privadas y las públicas; y dentro de esta segunda categoría, entre quienes estudian en escuelas urbanas y los que lo hacen en rurales e indígenas.

Como se observa en estos resultados, las brechas entre los estudiantes empiezan desde la primaria. Las escuelas privadas obtuvieron resultados muy por encima de las públicas. En cambio los pobres empiezan rezagados, como se observa al comparar la educación privada con la de las escuelas rurales, cursos comunitarios o educación indígena.

Mientras en primaria privada (promediando solamente español y matemáticas), el 15.25% de los alumnos obtuvieron el nivel de excelencia, la educación general (escuelas públicas rurales y urbanas) colocaron a 5.1% de alumnos en ese nivel; mientras que en educación indígena apenas el 2.1% obtuvo resultados excelentes y cursos comunitarios apenas alcanzó a colocar a un 0.6% de sus estudiantes en ese nivel.

Los mejores resultados de aprendizaje se concentran en los grupos cuyas condiciones sociales y escolares son las mejores: en orden decreciente, las escuelas privadas, urbano-públicas, rural-públicas, indígenas y cursos comunitarios.

Estos resultados confirman lo ya sabido: las condiciones socioculturales en que se desarrollaron los estudiantes y en las que operan los centros educativos, inciden de manera directa en el rendimiento académico.

La educación en números: Tercer Informe de Gobierno de Felipe Calderón

.

Segunda parte

La deserción escolar en el nivel básico ha pasado de 5.5% en 2005, a 7.4% en 2008 y a 12% en 2009. En tanto que en el bachillerato sólo seis de cada diez alumnos que ingresan terminan sus estudios, siento este nivel el que registra la mayor deserción.

5.5 millones de mexicanos, mayores de 15 años no saben leer ni escribir, es decir el 8.4% considerando que esta población casi llega a los 68.8 millones, según datos del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI).

De este grupo de edad, 9.8 millones (14.3%) no tienen educación primaria y 14.6 millones (21.2%) no tienen educación secundaria.

En 2005 el porcentaje de personas –de 15 años o más– que no habían concluido la educación básica fue del 44.7% (33 millones de la población). Este rezago es más intenso entre la población rural quienes están en esta situación tres cuartas partes, y un tercio de la población urbana, lo que se refleja en el promedio de escolaridad: 8.4 años en los hombres y 7.9 en las mujeres.

Después de revisar algunas de las principales cifras de la oferta educativa, es muy fácil reconocer que los principales problemas de la educación se vinculan con el financiamiento –específicamente su forma de distribución–, la cobertura y, aunque en estas líneas no se abordó de manera directa, de la calidad (relacionada con logros académicos).

Teniendo este panorama, resulta evidente la atención a problemas como: erradicar el analfabetismo, combatir la deserción escolar, alcanzar la cobertura universal, incrementar los niveles de escolaridad.

Como se observa claramente, no ha habido cambios profundos en la educación en México y no se ve cómo se logrará el punto 3 del decálogo del presidente: “alcanzar una educación de calidad y superar el marasmo de intereses a fin de que la educación sea la puerta grande para salir de la pobreza”.

SEP niega convenios con empresas que venden comida chatarra en las escuelas

.

La Secretaría de Educación Pública (SEP) niega tener convenios con empresas que venden comida chatarra en las escuelas a cambio del financiamiento de programas como “Vive Saludable Escuela” y “Movimiento Bienestar”.

Según expertos (del área de la salud y campos afines) los alimentos que se venden en las escuelas son un factor de riesgo en la epidemia de obesidad que hoy viven los niños en México. Por esa razón El Poder del Consumidor, una asociación civil, ha insistido en su demanda de que la comida y las bebidas chatarra dejen de venderse en las instituciones.

La organización ha criticado sistemáticamente los convenios suscritos entre la SEP y las empresas que fabrican productos chatarra, bajo el argumento de que las compañías que “ayudan” a las escuelas, en realidad buscan controlar el mercado de alimentos en los planteles, lo que incide en la definición de hábitos alimentarios de los menores.

Por esta razón El Poder del Consumidor solicitó, a través del Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI), que la SEP diera a conocer los términos de los convenios suscritos con las empresas Coca-Cola, Pepsico y Bimbo entre los años 2000 y 2008.

A esta solicitud, la SEP respondió que no tiene nada relacionado con esos acuerdos. Por lo que la asociación solicitó la intervención del propio IFAI, quien demandó esa información a la secretaría. La respuesta fue la misma. Todo indica que la SEP ha decidido ocultar la información relacionada con esos acuerdos que pusieron a millones de niños de entre 6 y 13 años de edad a disposición de las empresas de comida y bebidas chatarra.

La asociación civil recuerda el comunicado de prensa del 19 de septiembre de 2007, en el que criticó que la propia SEP abanderara el programa “Vive Saludable Escuela”, de Pepsico, pues de esa manera la SEP ponía a las escuelas a disposición de esa productora de refrescos y botanas, y convertía los centros escolares en el campo de batalla entre esa empresa y Coca Cola (con su campaña “Movimiento Bienestar”), ya que ambas buscaban dominar los hábitos de consumo en el mayor número de escuelas.

La organización argumenta la existencia de imágenes y cobertura mediática de ese abanderamiento, pero hoy la SEP dice que no hay registros.

Además, El Poder del Consumidor obtuvo una presentación de Coca-Cola explicando su campaña “Movimiento bienestar”. En esa presentación, la empresa muestra claramente que su principal intención era impulsar una campaña de mercadotecnia entre niños menores de 12 años, a pesar de su compromiso internacional de no hacer semejante cosa.

La organización protestó en las oficinas de la SEP con una Sana Zanahoria y Sana Manzana, demandando la salida de la comida chatarra y cuestionando ¿cuánto vale la salud de los niños?, pero de todo eso la SEP no tiene memoria.

Por último, El Poder del Consumidor ha solicitado al IFAI que retome el caso, ante la posibilidad de que el equipo de la anterior titular de Educación, Josefina Vázquez Mota, ocultara los documentos con los compromisos contraídos entre esa dependencia y las empresas. Ahora resta esperar la respuesta de la SEP.

Escuela, principal fuente de información sobre educación ambiental

.

Según el estudio Green at Fifteen? How 15-year-olds perform in environmental science and geoscience in PISA, de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), 64.8% de los estudiantes mexicanos reciben información sobre educación ambiental en el salón de clases, siendo éste el principal medio por el cual los jóvenes se enteran del tema.

El estudio está basado en la evaluación de PISA 2006 (por sus siglas en inglés, Programa Internacional para la Evaluación de los Estudiantes) realizada a estudiantes de 15 años y ofrece una base de datos rigurosa, que permite realizar comparaciones internacionales, del conocimiento de los estudiantes sobre el ambiente y cuestiones relacionadas.

Las otras fuentes de información que utilizan los jóvenes mexicanos provienen de los medios de comunicación tales como televisión, radio, periódicos o revistas, con un 39.86%. Otros estudiantes utilizan en menor medida otras fuentes informativas como los libros y el internet.

Los problemas ambientales que son más recurrente en la información proporcionada se encuentran: la escasez de agua, energía, desechos naturales, deforestación, extinción de la flora y fauna y contaminación ambiental.

Sin duda en esta época es muy importante el papel que la educación juega en la temática del medio ambiente. Destaca en este estudio, que las actividades humanas son las principales responsables de la producción de gases invernaderos, la acumulación de basura, la fragmentación o la destrucción de ecosistemas y que el agotamiento de recursos tiene un impacto sustancial sobre el ambiente.

Las amenazas al ambiente son abordadas, cada vez más, en los medios de comunicación y las personas en todo el mundo se enfrentan con la necesidad de entender estas cuestiones ambientales complejas.

La ciencia ambiental y la geociencia siguen generando conocimientos importantes y complejos. Por lo tanto, el desafío para la educación es producir más y mejor conocimiento sobre el medio ambiente, así como formar a jóvenes –y personas en general– informadas a este respecto.

México es el país que reporta más tiempo perdido en las aulas: OCDE

.

Los profesores mexicanos invierten el 30 % del tiempo que deberían ocupar en la enseñanza en poner orden en el aula y en realizar trámites burocráticos, de acuerdo con el Estudio Internacional sobre Enseñanza y Aprendizaje, TALIS (por sus siglas en inglés), de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El reporte está basado en la información proporcionada por más de 70 mil maestros y directores de educación secundaria en 23 países participantes.

El porcentaje de tiempo que los profesores reportan para la realización de otras actividades posicionó a México en el primer lugar en pérdida del tiempo para la enseñanza: 17% se pierde a causa de las tareas administrativas (por arriba del promedio nacional 9%), y el 13% lo ocupa poniendo orden en el salón debido a riñas, disputas o disturbios. En algunos casos este porcentaje se eleva hasta el 50 %.

Una vez que se inician las clases, el tiempo no es desperdiciado. Según los maestros en cuanto comienza la lección, los estudiantes se calman.

Estas cifras están relacionadas con otros datos proporcionados, en la misma encuesta, por los directores, quienes reportaron los disturbios en clase como un factor que dificulta la educación, con un 72%. Un porcentaje mayor –cerca del 80%– de maestros reportó llegadas tarde y absentismos de los estudiantes como un comportamiento importante que entorpece la calidad de su educación.

El mal comportamiento de los alumnos en clase, la falta de incentivos a los profesores y la poca formación, son las principales causas que limitan el desarrollo docente de los maestros.

A pesar de los problemas que enfrentan los profesores, por diversas circunstancias como la indisciplina, la falta de incentivos, poca formación profesional; una gran proporción de ellos está satisfecha con sus empleos y considera que su trabajo hace la diferencia para sus estudiantes. Los profesores que más valoran su desempeño son los de países como Noruega, Bélgica y Austria; mientras que en países en Hungría y la República de Corea los maestros cuestionan su propia eficacia.

TALIS muestra la estrecha relación que existe entre factores como ambiente positivo en el aula, las ideas de los profesores, la cooperación entre ellos, la satisfacción del profesor en su trabajo, el desarrollo profesional y la adopción de diferentes técnicas de enseñanza, y la mejora en la calidad de la enseñanza.

Resulta destacable que para estos factores, gran parte de las variaciones son diferencias entre los profesores individuales y no entre escuelas y países. Por lo que se concluye que cuando se interviene en las actitudes, ideas y prácticas de los profesores en su conjunto se mejora de la enseñanza y del aprendizaje, pero haciéndolo en cada maestro en particular seguramente esta mejora será mayor.

Bachillerato, nivel con mayor abandono escolar en Puebla

.

La deserción en el bachillerato es un problema en Puebla, 10 de cada 100 alumnos que se inscriben en este nivel abandonan la escuela.

El abandono escolar es uno de los problemas más graves que enfrenta la educación media superior en el país, no sólo en Puebla, llega a alcanzar hasta 40 % de los estudiantes.

Las causas de deserción son diversas: entre las principales destaca que más de una tercera parte de alumnos reprueba en el en el bachillerato, lo que motiva el abandono de las clases.

Otra causa de deserción que ha sido identificada en diversos estudios es la necesidad de dejar los estudios por tener que cuidar a algún familiar, así como la falta de ingresos de la familia y en consecuencia la incorporación al mercado laboral.

Asimismo, la Secretaría de Educación Pública (SEP) ha aceptado que el abandono de los estudios, por parte de los alumnos del bachillerato, se debe a que no se sienten satisfechos con lo que están aprendiendo en las aulas.

El subsecretario de Educación Media Superior de la SEP, Miguel Székely Pardo, señaló que 40 % de los jóvenes que cursan bachillerato desertan en el primer y segundo año no por causas económicas sino porque los programas de estudio no responden a sus intereses y necesidades. Además agregó que el bachillerato es el nivel de estudios de mayor deserción entre los estudiantes en el país (El Financiero, 9 de junio de 2009).

En Puebla, a semejanza de lo que ocurre en el país, el problema del abandono de estudios en el bachillerato es mayor que el registrado en primaria y secundaria:

En primaria sólo 1 de cada 100 alumnos abandonan los estudios, en secundaria 5 de cada 100 y en bachillerato lo hacen 10 de cada 100 alumnos, es decir que el promedio de alumnos que abandonan la escuela se duplica de secundaria a bachillerato.

Al problema anterior hay que agregar que acceden a este nivel solamente 64 de cada 100 muchachos que están en edad de cursar el bachillerato. De esta manera se puede decir que se está dejando sin educación de este tipo a 46 de cada 100 (sumando falta de cobertura y deserción).

Como se observa, la situación de la cobertura se agrava cuando se avanza en los grados de estudio.

Juan Ramón de la Fuente, ex- rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), hace algún tiempo señaló que para resolver el problema de la deserción (en nivel medio superior y superior) hay que explorar y fortalecer los sistemas de educación a distancia, como un camino para lograr la cobertura y deserción.