Publicaciones etiquetadas ‘estadísticas educativas’

Alumnos por docente

.

En comparación con los demás países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), México tiene la proporción más alta de alumnos por docente en todos los niveles de escolaridad obligatoria, según lo muestra el estudio Education at a Glance 2013: OECD Indicators,.

130828-aulav-00

La relación profesor-alumno es muy discutida de la educación pero es indudable que esta proporción se encuentra entre los factores determinantes del interés por la enseñanza en los distintos países. Junto con los salarios de los docentes y la distribución por edades de los docentes, el tamaño de los grupos y la proporción alumno-docente también tienen un impacto considerable en el nivel de gasto corriente en educación.

Se parte de la concepción de que los grupos más pequeños permiten a los profesores centrarse más en las necesidades de cada estudiante y reducir la cantidad de horas de clase necesarias para hacer frente a las perturbaciones. Sin embargo, la evidencia de los efectos de las diferencias en el tamaño de los grupos en el rendimiento estudiantil es débil. Hay más evidencia para apoyar una relación positiva entre el tamaño de los grupos más pequeños y los aspectos de las condiciones de trabajo de los docentes y los resultados, por ejemplo, permitiendo una mayor flexibilidad para la innovación en el aula y en general la satisfacción en el trabajo del profesor.

130828-aulav-02

La proporción de alumnos por profesor indica la cantidad de recursos asignados para la educación. Menor número de alumnos por profesor a menudo tienen que ser sopesados contra el aumento de los salarios de los maestros, el aumento de desarrollo profesional y la formación del profesorado.

130828-aulav-01

En promedio en los países de la OCDE, la disponibilidad de recursos para la enseñanza en relación con el número de los estudiantes en la educación secundaria es más favorable en privado que en las instituciones públicas. Esto es más notable en México, donde, en el nivel secundario, hay cerca de 17 estudiantes más por maestro en los centros públicos que en las instituciones privadas.

 

En la educación preescolar, la proporción es de más de 25 alumnos por maestro; muy superior a la media de la OCDE de 14.3 alumnos por maestro.

130828-aulav-03

 

1. Incluye algún gasto sobre el cuidado de los niños.

2. ISCED 0 programas están disponible en las 13 jurisdicciones, y obligatorio para estudiantes en dos jurisdicciones. La edad más temprana de partida, la edad típica de partida y la duración de ISCED 0 programas varían por la jurisdicción.

3. Los datos sobre el gasto se refieren sólo a instituciones públicas.

4. Según la ley recientemente promulgada, ISCED 0 programas han sido hechos obligatorio y gratuito a escala nacional. La puesta en práctica gradualmente comenzará a partir de 2013.

5. ISCED 0 programas son obligatorio durante dos años en algunas jurisdicciones y sólo un año en otros.

Fuente: OCDE. Argentina e Indonesia: UNESCO Institute for Statistics (World Education Indicators Programme)

 

La proporción es incluso mayor —28.1 alumnos por maestro— en primaria; y es la más alta —29.9 alumnos por maestro— en secundaria y educación media superior.

Puebla, entre las entidades con mayor sobrecarga de trabajo en zonas escolares

.

Puebla se encuentra entre las 9 entidades que tienen mayor número de escuelas por zona de supervisión escolar, al tener al 11.8% de las zonas de supervisión de la entidad con más de 20 escuelas generales, según datos del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE).

En el Panorama Educativo 2008 del INEE, se menciona que el referente elegido (más de 20 escuelas) se estableció como parámetro que ya había sido utilizado en el proceso de rezonificación de escuelas en algunos estados de la República, cuya base de distribución es de entre 15 y 17 escuelas por supervisión. El problema de que una supervisión atienda a tantas escuelas radica en la poca atención que reciben cada una de ellas, debido a que entre las múltiples funciones de un supervisor están las de: realizar visitas a cada una de sus escuelas; recopilar, revisar y organizar las estadísticas educativas; transmitir información; identificar las necesidades de actualización de los docentes y organizar cursos de capacitación; promover concursos, programas y campañas; trabajar con los directores sobre su proyecto escolar; conformar los consejos técnicos de zona; impulsar la participación de los padres de familia y solucionar conflictos; entre otras actividades. Al rebasar el número de 20 escuelas, es literalmente imposible que un supervisor visite a todas las escuelas cuando menos una vez al mes (si hay un promedio de 20 días hábiles por mes); además de que ve su tiempo limitado para realizar otras tareas. Según el parámetro elegido, nueve entidades tienen los mayores problemas, debido a que los porcentajes de zonas escolares con 21 o más escuelas rebasan el 10%: Veracruz (29.5%), Oaxaca (22.5%), estado de México (20%), Guanajuato (19.2%), Michoacán (17.3%), Jalisco (17.2%), Chiapas (14.2%), Puebla (11.8%) y Distrito Federal (10.5%).

Si bien la carga de trabajo del supervisor no depende únicamente del número de escuelas bajo su responsabilidad, también se tienen que considerar aspectos como: contar con equipo de apoyo (ATP), el nivel de marginación de la región, la organización de las escuelas (completa o multigrado), la calificación de los docentes, el rezago de los estudiantes; estos elementos pueden, en mucho casos, aumentar la complejidad de sus labores.

Los datos nacionales muestran que de las primarias generales, únicamente 9.5% de las zonas escolares atienden a más de 20 escuelas. Sin embargo, existen estados con problemas extremos: en Veracruz algunos supervisores tienen bajo su cargo hasta 77 escuelas y en Oaxaca alrededor de 54. Las entidades en donde se han completado los procesos de rezonificación y que no rebasan las 20 escuelas por supervisión están: Aguascalientes –máximo de 19 escuelas–;Yucatán –máximo de 17 escuelas–; Baja California Sur, Coahuila, Nayarit, Quintana Roo y Tlaxcala, en esta última el valor máximo de escuelas por zona es de 12, el más bajo en todo el país. Jalisco intentó dicho proceso (en 2003), aunque no ha terminado de organizar la distribución, aún 17.2% de sus zonas escolares rebasan el referente establecido. Existen varios estados en donde el porcentaje de zonas escolares con más de 20 escuelas es mínimo, como Durango, Guerrero, Sonora, Tabasco y Zacatecas. El número de escuelas es solamente un factor, entre muchos otros, que inciden en la carga de trabajo y en la eficiencia con la que los supervisores pueden realizar su trabajo; pero que sin duda se ve reflejado en la calidad de la educación.