Publicaciones etiquetadas ‘asistencia escolar’

En Puebla persiste la baja asistencia escolar femenina

.

Pese a que en los últimos años se ha incrementado el nivel de inserción de las mujeres en la educación superior, en Puebla siguen teniendo mayor presencia los hombres que las mujeres, según los datos del estudio «La situación actual de los jóvenes en México» publicado por el Consejo Nacional de Población (Conapo).

Un aspecto importante el análisis de la situación educativa de la población joven es conocer si los individuos que están en edad de estudiar efectivamente asisten a la escuela.

La asistencia escolar muestra un panorama desfavorable en México. En 2009, cuatro de cada diez jóvenes asistían a la escuela, en proporciones prácticamente idénticas para hombres y mujeres (43.5 y 43.7%, respectivamente). Un porcentaje significativamente bajo, a pesar de haberse incrementado hasta en un 40% durante las últimas dos décadas. De 1990 al año 2000 el nivel de asistencia escolar aumentó tan sólo 1.5 puntos porcentuales, al pasar de 30.2 a 31.7%; en cambio de 2000 a 2009 tuvo un incremento más alto, de 13.1 puntos.

Aunque el nivel de asistencia escolar ha aumentado durante las últimas décadas (especialmente del año 2000 en adelante), persiste la baja proporción de jóvenes con participación activa en el sistema educativo.

Lo más significativo del escaso avance que se ha tenido en la asistencia escolar es el aumento de la participación de las mujeres. Durante la última década del siglo pasado, las mujeres tenían un porcentaje de asistencia hasta cuatro puntos porcentuales debajo de los hombres. En la actualidad esta tendencia tiende a igualarse, con una ligera predominancia femenina. Es decir, las mujeres asisten con mayor intensidad que los hombres a la escuela.

El periodo crítico para la deserción escolar se encuentre entre los 12 y 13 años, aunque de manera menos rápida que en años anteriores. A la edad de 15 años, 8 de cada 10 jóvenes continúan en el sistema educativo y 4 de cada 10 de 20 años.

La disminución de la deserción escolar entre las mujeres y los adultos jóvenes ha sido la más significativa. Actualmente las mujeres tienen un mayor nivel de asistencia en prácticamente todas las edades.

Los datos por entidad federativa reflejan que en el año 2009, el Distrito Federal era la de mayor nivel de asistencia escolar en el país, tanto para hombres como mujeres (54.1% y 53.5%, respectivamente). Le siguen Colima, Sonora, Tamaulipas y Chihuahua, con porcentajes cercanos o por arriba de 50%.

En contraparte, las entidades federativas con menor nivel de asistencia escolar entre los jóvenes son: Guanajuato, Michoacán, Zacatecas, Querétaro, Durango y Jalisco, con porcentajes entre 35 y 40%.

En el resto de los estados, el porcentaje de asistencia se encuentra entre 40 y 50%.

En San Luis Potosí, Querétaro, Estado de México, Chihuahua, Morelos y Aguascalientes, las mujeres reportan un nivel de asistencia más alto que los hombres.

En Hidalgo, Chiapas, Oaxaca, Puebla, Colima, Quintana Roo, Tlaxcala, entre otros, los hombres siguen teniendo una mayor presencia. Es decir, en dónde existen precisamente mayores oportunidades educativas, las mujeres tienen un nivel de inserción escolar más alto que el de los hombres.

Programas educativos deficientes, advierte el INEE

.

Los programas Enciclomedia, Nacional de Lectura, Escuelas de Calidad, entre otros (de la Secretaría de Educación Pública- SEP), ponen en “evidencia deficiencias importantes” en su manejo, afirma el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) en su Informe 2008: ¿Avanza o retrocede la calidad educativa? Tendencias y Perspectivas de la Educación Básica.

Los programas que se analizan en el informe son:

  • a) Programas centrados en materiales o tecnología
    Red Escolar; Programa Nacional Lectura; Enciclomedia
  • b) Programas centrados en recursos humanos
    Programa Nacional para la Actualización Permanente de Maestros en Servicio (PRONAP); Programa Asesor Técnico Pedagógico (ATP) de Educación Indígena
  • c) Programas con recursos y atención a gestión e innovación
    Programa de Escuelas de Calidad (PEC); Fortalecimiento a la Educación Especial; Programa de Educación Multigrado
  • d) Programas que se proponen atender a grupos vulnerables
    Programa Educación Primaria para Niños Migrantes; Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe); Oportunidades
  • e) Programas de reciente creación
    Sobre gestión-organización-infraestructura; Para poblaciones vulnerables
  • f) Programas de instancias particulares

Los programas que se establecieron para mejorar la calidad de la educación presentan características que los hacen inapropiados, según este estudio:

  • Parecen desordenados y poco consistentes.
  • Persisten, en el sistema educativo, centralismo burocrático y corporativismo.
  • Son numerosos (resultan excesivos) y presionan tanto a las escuelas que ocupan su atención entre varios programas que no son necesariamente congruentes entre sí.
  • Los profesores son distraídos en tareas que no son las esenciales.

Las fallas fundamentales de los programas son debidas a la falta de planeación y evaluación; número excesivo y falta de continuidad. Las Políticas siguen sin focalizar ni dar prioridad efectiva a factores clave.

Esto es en lo que se refiere a los programas impulsados directamente por la SEP, pero a ellos hay que agregar los instrumentados por gobiernos estatales y municipales, que incrementan la carga excesiva que tienen los profesores y que los distraen de sus tareas fundamentales.

El reporte también analiza los programas educativos de atención a la población vulnerable, como Oportunidades (antes Progresa), coordinado por la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) que es el programa más importante del gobierno mexicano para combatir la pobreza, el cual incluye un componente educativo.

La vertiente educativa consiste en becas y apoyo para útiles escolares que se dan a las familias pobres con hijos en edad escolar, en forma condicionada a que los niños y jóvenes asistan a la escuela. Pretende asegurar la asistencia regular y la permanencia de los niños y jóvenes en la escuela hasta la educación media superior. Las becas tienen un monto máximo mensual, en educación básica, de 955 pesos por familia, y el de las becas de educación media superior es de mil 745 pesos. Actualmente se otorgan mensualmente 5.3 millones de becas escolares.

Este programa, frecuentemente evaluado, sólo ha mostrado su efectividad al mejorar la asistencia escolar, aunque de la calidad de la educación nada se sabe.

El estudio concluye señalando que los programas denotan gran esfuerzo del Estado y la sociedad, por lo que es necesaria una política parsimoniosa e integrada, para generar efectos sistémicos y propiciar uso más eficiente de recursos.

…alinear los  procesos que contribuyen a educación de calidad: el currículo, los materiales de instrucción, las formas de organización del sistema educativo, las formas de educar y apoyar el desarrollo profesional de los profesores, las formas de administrar las escuelas y el sistema educativo, las formas de evaluar y las formas en que los profesores facilitan el aprendizaje de los estudiantes, es decir la instrucción y la pedagogía. Será este buen alineamiento el que permite sostener esfuerzos educativos de alta efectividad…

Con estos análisis algo queda muy claro: cada programa debe evaluar el impacto (particularmente en la calidad educativa), antes de ampliar cobertura.