¿Hábitos de lectura?

.

Los adultos mexicanos suelen leer menos de 3 libros al año, según la Encuesta Nacional de Lectura, mientras que en Canadá, en ese periodo, se leen 17 libros o en Argentina 7.

La mediana, es decir el punto intermedio entre el valor más elevado y el más bajo es de 1 libro por año y la moda (la cifra más repetida) es 0 libros al año.

Los jóvenes son quienes leen más y ¿qué leen? 32% textos escolares, 23% novelas, 22% libros de historia, 19 superación personal y 11 cuentos.

En los últimos 10 años (según datos de la CAMIN) se han cerrado 40% de las librerías en México.

Poca gente acude a las bibliotecas públicas.

Estos y otra serie de datos muestran lo que ya sabemos: México está lejos de ser un país de lectores.

¿Por qué los niños no leen?

En materia educativa, la gente habla de inculcar, promover o estimular el hábito de la lectura y ese es justamente el problema.

Los hábitos nos producen beneficios como por ejemplo, masticar la comida treinta veces para tener una correcta digestión, sentarse correctamente para no lastimarse la espalda o lavarse los dientes para que no se le piquen. Pocas veces asociamos un hábito a un placer.

La lectura es un placer, una diversión, una distracción ¡no un hábito!

Los padres se preguntan qué se puede hacer para que los niños lean. Observan que aunque lean cuando son chiquitos, al llegar a los once o doce años, dejan de interesarse en los libros.

A partir de esa edad, hay que dejar a los adolescentes leer lo que les interese, lo que les preocupe, lo que les agrade.

Los docentes dicen nuestro trabajo nos obliga a leer muchos textos de pedagogía ¿pero qué hacen en las horas de ocio, en las vacaciones? Ven televisión, alquilan videos…

Libros leídos en los últimos 6 meses:

Entonces surge el verdadero problema: esos padres, esos maestros, no asocian la lectura con la diversión, el placer y el entretenimiento. Para ellos, para los adultos, la lectura es una obligación moral, un trabajo más. Y eso es lo que le transmiten a los niños: hay que leer, como hay que masticar la comida treinta veces o lavarse los dientes. Porque es bueno para la salud, aunque sea aburrido. El resultado, a la vista.

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Comentarios (4)

Deja un comentario