La industria editorial mexicana en crisis

.

Entre 2008 y 2009 el decremento en la producción de libros en este país fue de un 9.5% en relación con el año 2008, según datos de la «Encuesta de percepción y expectativas del sector editorial» publicada por la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana, realizada en enero de 2010.

La calidad de la educación en México se apuntalará si todos los mexicanos nos volvemos verdaderos lectores, señaló Alonso Lujambio, secretario de Educación Pública, al presentar este 8 de julio, la Colección Editorial 18 para los 18.

El funcionario añadió que en los próximos días se anunciará un programa de fomento a la lectura que pretende una amplia participación de los padres de familia para fomentar la lectura en sus hijos.

En el mismo discurso Lujambio reconoció que estamos ante un problema sistemático de cultura, ya que de acuerdo con una última encuesta nacional de lectura, en México se lee en promedio 2.9 libros al año, en comparación con Brasil, con 2.3 libros; Portugal, 8.5 libros; España, 7.7 libros y con Alemania, con 12 libros al año.

El grupo de la población que más lee son los jóvenes de entre 18 y 22 años, con un promedio de 4.2 libros anuales, mientras que el 47 % de la población en general nunca ha tenido un acercamiento a la literatura, ya sea porque no les gusta o porque, aseguran, no saben qué leer o lo que tienen disponible no les interesa.

La Secretaría de Educación Pública (SEP), ha tratado de fomentar la lectura a través de varios programas y colecciones, como las misiones culturales (en la que cada maestro llevaba consigo 50 libros), SepSetentas, Lecturas mexicanas y Fin de siglo; sin embargo sin mucho éxito.

La poca lectura ha provocado que la industria editorial esté en crisis, según la encuesta realizada por la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana, se muestra una reducción en la producción de libros que se ha venido agravando en los últimos años.

En esta encuesta participaron 62 editoriales, de las que 34 se encuentran en los rangos de tamaño mediana, grande y macro. La línea editorial de las empresas participantes se distribuyó de la siguiente manera: 18 editoriales de texto, 24 de interés general, 14 de ciencia y técnica y 8 de religiosos.

Según los datos obtenidos, entre 2007 y 2008 la producción de libros para dotación a bibliotecas, cayó en 11.6%; y en lo que respecta a la producción de libros para la atención a la educación en secundaria, la reducción fue de 3.2%.

En la comercialización, la variación total de 2009 muestra 14.4% menos ejemplares vendidos, mientras que la facturación se redujo en 2%. Con esto, se estima un incremento en el precio promedio de las ediciones de 5.7% en 2009.

También se percibe incremento en la devolución del 4.7%, con respecto a 2008.

 

El 72% de los editores consideran que el número de ejemplares vendidos se redujo, así como 47% experimentó incremento en el valor de facturación.

Aproximadamente 60% de los editores tuvieron la necesidad de elevar el precio promedio de sus ediciones de 2008 a 2009.

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Comentarios (11)

Deja un comentario